Archivo de la etiqueta: Guerra

Unicef conmemora los 20 años de la Declaración de los Derechos del Niño publicando un informe sobre el ‘Estado mundial de la infancia’

Día Mundial del Niño. 2009. Fuente: armenianow.com. Dibujo: Agnés Avagian.

Día Mundial del Niño. 2009. Fuente: armenianow.com. Dibujo: Agnés Avagian.

En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó a todos los países que instituyeran el ‘Día Universal del Niño’, una fecha dedicada a fomentar la fraternidad entre los niños del mundo entero, a organizar actividades propias de su edad y a promover su bienestar.

El día 20 de noviembre de 1959 la Asamblea aprobó la ‘Declaración de los Derechos del Niño’, y treinta años después, en 1989, la ‘Convención sobre los Derechos del Niño’. Esta última fecha es la que hoy se festeja en todo el mundo, salvo en Estados Unidos que no la ha aprobado todavía.

La Asamblea sugirió a los gobiernos que celebraran el ‘Día Universal del Niño’ en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente.

Durante la Cumbre del Milenio, celebrada en septiembre de 2000, los líderes mundiales establecieron los ocho ‘Objetivos de Desarrollo del Milenio’ (ODM). Hace algunos días ya tuve ocasión de hablar del relacionado con la reducción a la mitad de la pobreza extrema, pero hay otros más como frenar la propagación del VIH/SIDA y la consecución de la enseñanza primaria universal para el año 2015.

Los objetivos del Milenio apuntan hacia toda la humanidad, pero hacen especial hincapié en la protección de la infancia. Seis de los ocho objetivos la incumben directamente, y el cumplimiento de los dos últimos también comportaría mejoras fundamentales en esta etapa de la vida.

La función del Unicef.

Logo. Unicef. 2009.Unicef es una de las mayores organizaciones a nivel mundial que se preocupa de la protección de la infancia, esa especie de paraíso que abandonamos sin querer en torno a la edad de 16 años.

Unicef inició su misión en 1946, como una organización de socorro de niños y niñas que habían sufrido los efectos de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, este mandato inicial se amplió rápidamente hasta abarcar también a los infantes amenazados en los países en desarrollo. Casi sesenta años después, Unicef cuenta con más de 7.000 personas empleadas que cumplen funciones en 57 países y territorios del mundo. Nueve de cada 10 miembros del personal de la organización trabajan en estrecha colaboración con los gobiernos nacionales y locales y con otros aliados.

Durante toda su historia,  la labor prioritaria de Unicef se ha dirigido a garantizar la vigencia de los derechos intrínsecos de la infancia, aquellos mismos que se definieron en la ‘Convención sobre los Derechos del Niño’.

Unicef fundamenta su acción en su experiencia y en las investigaciones sobre los factores que contribuyen a que los infantes comiencen la vida de la mejor manera posible, a que sobrevivan y progresen –especialmente en situaciones de emergencia– y a que puedan ir a la escuela. Unicef es un agente principal en el logro de avances en trece de los cuarenta y ocho indicadores de progreso hacia la conquista de los objetivos del Milenio.

Las prioridades de Unicef son fundamentales para la infancia.

Cartel. Los derechos de la infancia. 2009.

Cartel. Los derechos de la infancia. 2009.

La labor de Unicef observa cinco apartados estratégicos, interrelacionados de manera que el progreso obtenido en cualquiera de ellos impulsa el avance en los demás. Juntos garantizan que Unicef contribuya de manera eficaz a la lucha contra la pobreza, a la supervivencia, el desarrollo y la protección de la infancia.

Unicef tiene como meta que los infantes de corta edad reciban una atención de salud integral, incluso antes de nacer, con el objetivo de conseguir una reducción importante en la mortalidad infantil. Entre las prioridades de Unicef se encuentra la prevención del paludismo y la lucha contra las enfermedades.

Idealmente, los programas sanitarios de Unicef también contemplan la atención obstétrica de las embarazadas y la atención neonatal durante las cuatro semanas inmediatamente posteriores al alumbramiento, así como la promoción de la lactancia materna.

Además, Unicef suministra vacunas a un 40% de la infancia en los países en desarrollo. Niños y niñas reciben de esa manera protección contra enfermedades como el sarampión, la poliomielitis, la difteria y la tuberculosis. En la medida de lo posible, los programas de vacunación también sirven para distribuir suplementos de vitamina A y otros micronutrientes para fortalecer la inmunidad y ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con la desnutrición.

Cuando se declaran situaciones de emergencia, la organización suele ser la primera en realizar labores que posibilitan salvar vidas infantiles, como el suministro de agua potable y de algunos elementos médicos básicos.

En conjunción con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Unicef respalda programas locales que aumentan el nivel de acceso a los servicios básicos de agua y saneamiento ambiental, aquellos que a su vez resultan de importancia fundamental para las iniciativas sanitarias, educacionales y de desarrollo.

Unicef en El Bierzo.

Existe una oficina de Unicef en El Bierzo. Tiene su sede en la calle General Gómez Núñez nº 26 y su teléfono es el 987 42 65 76.

Los niños soldados.

Niños soldado.

Niños soldado.

En el mundo todavía hay miles de niños que no estudian o no pueden jugar con otros amigos de su edad. Son los llamados niños soldados, aunque también hay niñas que lo son. Según datos de Amnistía Internacional habría alrededor de unos 300.000 en todo el mundo. Forman parte de grupos armados de todas las partes del globo, aunque donde más casos se conocen es en África. Allí se estima que unos cien mil menores son obligados a guerrear en países como Uganda, República del Congo, Sudán y Liberia, entre otros.

En la mayoría de las ocasiones se les obliga a luchar contra otros grupos armados, aunque también los hay que participan de forma voluntaria ante la falta de expectativas de trabajo, educación, etcétera. Se les suele utilizar para hacer recados y “trabajos” peligrosos, como poner bombas o realizar tareas de espionaje. A las niñas se las usa como objeto sexual y como cocineras. La “formación” militar de estos pequeños es, en ocasiones, una verdadera tortura mental, pues para convertirles en soldados “fuertes” se les puede obligar a matar – o mutilar – a familiares o amigos.

Resulta más fácil forzar la voluntad de un infante que la de un adulto, porque carecen de experiencia vital, conocen muchos temores y no suelen rebelarse ni son capaces de organizarse entre ellos. Asímismo, se considera que se les puede reemplazar con facilidad por otros infantes. Si no son lo suficientemente dóciles se les droga o emborracha, lo que los hace más manejables y menos miedosos en el combate.

El joven Ishmael Beah y la portada de su libro 'A long way gone'.

El joven Ishmael Beah y su libro ‘A long way gone’, en el que narra su vida como niño soldado.

El costo personal que pagan estos niños y niñas soldados suele ser muy elevado. Profundamente traumatizados por las experiencias vividas, a muchos les continúan asediando los recuerdos de los abusos o los crímenes presenciados o que les obligaron a cometer.

En el año 2000, la ONU aprobó un tratado por el que ningún país puede tener o mantener en sus fuerzas armadas a menores de dieciocho años. Pero hay países como Colombia, Ruanda y Uganda, entre otros, que aceptan adolescentes a partir de los 16 años. Incluso el Reino Unido mandó menores de 18 a combatir en Iraq.

Un ecologista en El Bierzo.

Convención sobre los Derechos del Niño. Unicef.org.

Niños africanos trabajando.

Niños africanos trabajando.

Unicef. ‘Estado Mundial de la Infancia’. Unicef.org. Pdf.

Unicef. Los derechos del niño. Unicef.org. Reportaje fotográfico.

Proteger y convertir en realidad los derechos de la infancia. Unicef.org.