Archivo de la etiqueta: Gustavo Duch Guillot

Agrotóxicos, minería y represión campesina

La familia Qom fue atropellada, falleciendo la anciana y su nieta. Sudaka.wordpress.com.

La familia Qom fue atropellada, falleciendo la anciana y su nieta. Sudaka.wordpress.com.

“Si supiera que el mundo se ha de acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol.” Martin Luther King, Jr.

Gustavo Duch publicó ayer un artículo en ‘La Jornada de México’ , al tiempo que en su blog ‘Palabre-ando’. Una palabra que me hace pensar de manera inconsciente en el gerundio ‘sembrando’.

Duch es coordinador de la ‘Revista soberanía alimentaria, biodiversidad y culturas’, además de conferenciante y autor de ‘Sin lavarse las manos’, entre otros escritos.

Su último artículo me empuja a la reflexión. Con su estilo especial, que orilla constantemente la poesía, cita a una Gaza palestina bajo las bombas, donde “mueren ancianos, niñas y niños, mujeres y hombres”. Pero también mueren judíos en Israel, en una conflagración que dura ya más de medio siglo.

Yo no voy a escribir sobre este asunto, o al menos no debería hacerlo desde este blog,  porque sólo trato en éste temas medioambientales y sociales, reehuyendo en lo posible los políticos. Aunque a veces no lo parezca.

Lo que más me ha impresionado del post de Duch, titulado ‘Sembrar maíz’, ha sido esa referencia a Miguel Galván, un campesino de la comunidad de Simbol, en Santiago del Estero, Argentina, asesinado por sicarios del agronegocio de la soja transgénica. Una plantación, precisa el bloguista catalán, que “avanza desvistiendo bosques y selvas, borrando pueblos como una plaga bíblica de langostas”. Miguel cuidaba la tierra, defendía la vida, y ahora está muerto. Sus familiares y amigos lloran su insustituible presencia, como el año anterior gimieron la de Cristian Ferreyra los suyos.

Protesta contra el asesinato del joven campesino Cristian Ferreyra. 25 nov. 2011. Llamaralascosasporsunombre.blogspot.com.es.

Protesta contra el asesinato del joven campesino Cristian Ferreyra. 25 nov. 2011. Llamaralascosasporsunombre.

Tanto Cristian, como Miguel, son unas víctimas a añadir a la larga lista de luchadores que han perdido la vida defendiendo su derecho a vivir de la tierra, humildemente, con la confianza puesta en el día que vendrá, sabiendo que puede contar con ella y que siempre está ahí, preparada para ofrecerles lo mejor de ella misma. Y a la memoria me vienen los nombres y rostros de otros campesinos y campesinas, con frecuencia parejas, también asesinados por oponerse a que instalen en sus haciendas cultivos industriales ajenos a sus intereses, extraños incluso a la misma tierra que conocieron desde su nacimiento. Han sido asesinados en Argentina, Colombia, Ecuador, Indonesia, Filipinas, México, Paraguay… la lista es extensa.

Ayer mismo fallecía en Formosa (Argentina) un bebé de ocho meses. Su abuelo resultó gravemente herido al ser atropellado por un ‘gendarme’ (así aparece en la noticia) cuando conducía su motocicleta. La abuela, que también iba con ellos, falleció a las pocas horas. Leo que el responsable del atropello pateó al accidentado, Ricardo Coyipé, cuando éste todavía estaba en el suelo. Coyipé había participado, el 23 de noviembre de 2010, en una protesta en la que resultó gravemente herido mientras reclamaba un territorio ancestral que, finalmente, le arrebataron.

Portada del libro 'Efecto Esmeralda', de Pedro Pozas. Bubuk.es.

Portada del libro ‘Efecto Esmeralda’, de Pedro Pozas. Bubok.es.

Son esos mismos mercenarios del agronegocio los que, en los próximos días, quieren aprobar la siembra masiva de maíz transgénico en México. Algo sobre lo que ya publiqué en su día. “Si les dejamos, escupirán a la tierra sus ansias de lucro, sembrando la muerte en las tierras que dieron origen a este grano hecho de barro y pasto, en reunión de dioses y humanos”, dice Duch.

“Se están cometiendo en la actualidad, el asesinato de miles de líderes indígenas que luchan por la conservación de las selvas tropicales, que de por sí deberían estar ya protegidas por beneficio a la biodiversidad de nuestro planeta. Miles de campesinos, periodistas, luchadores en la defensa de la tierra y la conservación de los pueblos del bosque, son igualmente asesinados, haciéndoles desaparecer para siempre mientras hipócritamente, las Naciones Unidas celebran los años internacionales del bosque o la biodiversidad”, escribe Pedro Pozas, el director ejecutivo del proyecto gran simio (GAP/PSG-España), en su libro ‘Efecto Esmeralda’.

Logo. Lucha de los campesinos mexicanos contra el maíz transgénico. httpgustavoduch.wordpress.com.

Logo. Lucha de los campesinos mexicanos contra el maíz transgénico. Gustavoduch.wordpress.com.

Como en Europa, donde imagino que disponemos de mayor información, alertados los pueblos indígenas, rurales, urbanos, de México, se unen y aprietan como esos granos claros, amarillos, utilizados por los dioses antiguos como material de la vida primigenia mexicana. Juntos forman una mazorca de maíz. Una mano bronceada la sujeta, la levanta combativa. Es un puño dispuesto a detener la barbaridad de la siembra de ese maíz “enfermizo, contaminador, estéril y criminal”.

Hace también escasos días que desde Argentina recibía la fotografía de un recién nacido, afectado por una extraña enfermedad de la piel. Sus progenitores residen en una zona que ha sido convertida en una inmensa plantación industrial, sobre la que se viertes toneladas de fitosanitarios. Son cientos los niños que han nacido, desde entonces, con malformaciones congénitas. Ayer mismo, me llegaba también la noticia de que decenas de personas había tenido que acudir a los hospitales de Buenos Aires, intoxicadas por un escape de un pesticida fabricado por la empresa Bayer.

Las bombas y cohetes que caen sobre Gaza e Israel tienen su réplica pequeña, a otro nivel, en estos otros ataques sobre una población indefensa que aún no sabe que también estamos en guerra. En movilización contra los mercaderes de vidas, aquellos a los que no les importa ese sacrificio ajeno si vale para engordar sus propias cuentas.

Un ecologista en El Bierzo.

Deformaciones genéticas provocadas por los agrotóxicos. 2011. Fuente ecosalta.blogspot.com.es.

Deformaciones genéticas provocadas por los agrotóxicos. 2011. Ecosalta.blogspot.com.es.

Misiones: Malformaciones por uso de Agrotóxicos. 12/10/11. Ecosalta.blogspot.com.

Miguel Galván, otro miembro de MoCaSE asesinado. 11/10/12. 8300.com.arg.

El modelo sumó otra víctima. 10/10/11. Llamaralascosasporsunombre.blogspot.com.es

Formosa. Gendarme atropelló a familia Qom. 10/12/12. Sudakatopo.wordpress.com.

Ecuador: aparece muerta una pareja de campesinos que se oponía a las ambiciones de una maderera. 22/03/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Filipinas-Palawan: defensor de la selva y periodista asesinado. 07/02/11. Salvalaselva.org.

Brasil: los esclavos del etanol. 23/08/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El regalo envenenado de Monsanto a Haití: Cólera de miles de campesinos haitianos contra Monsanto y el Gobierno. 31/10/10. Despertares.org.

Perú: otro campesino muerto en protesta contra minera mexicana. 07/04/11. Es.noticias.yahoo.com.

Piden investigar asesinato de líder campesino en Paraguay. 03/12/12. Noticiasterra.com.pe.

Día Internacional de lucha contra los plaguicidas: El holocausto está aquí, pero no lo ven. Diciembre 2007. Rapaluruguay.org/agrotoxicos.

Huertos, olivares y viñedos abandonados, resurgen de la mano de gente cargada de ilusión

La 'guerrilla' verde. Lahuertitadetetuan.blogspot.com.

La ‘guerrilla’ verde. Lahuertitadetetuan.blogspot.com.

Gustavo Duch retorna a este blog con un artículo que da paso a sueños convertidos en realidad, merced a la ilusión aderezada con la confianza, la disciplina y el trabajo.

Los huertos urbanos es una iniciativa, de la que ya he tratado en ocasiones, que tiende a extenderse entre los urbanitas hastiados del cemento que buscan un acercamiento a la Pachamama.

Un ecologista en El Bierzo.

Gustavo Duch Guillot. Loquehayquetragar.wordpress.com.

Gustavo Duch Guillot. Loquehayquetragar.wordpress.com.

Soñahacedoras, por Gustavo Duch Guillot.

“Para Eduardo, que planta membrillos.

En Nalda, La Rioja, una asociación de soñahacedoras estuvieron conversando con los más mayores de la población pues sus huertos desde hacía años permanecían abandonados al mermarse sus fuerzas para el trabajo. Años después, tres mujeres han recuperado algunas de esas huertas que ahora –agroecológicamente- abastecen de alimentos frescos y sanos a unas cien personas de la comarca.

En Rosario, Argentina, son muchas las personas campesinas que se han visto obligadas a malvivir en sus barrios más pobres y degradados, expulsadas por la agroindustria de los monocultivos de soja que, como si fueran una soga, estrangulan la ciudad. A iniciativa de la ciudadanía, la creación de huertos populares en zonas muertas de la ciudad dando vida a un nuevo y nutritivo paisaje, ya se ha convertido en el Programa municipal de Agricultura Urbana.

En Alicante, un colectivo de jóvenes hace ya ocho años compraron las ruinas del antiguo ‘Mas del Potro’. Se ríen cuando recuerdan como entre muchos colocaron las grandes vigas de madera que le han vuelto a dar sustento y verticalidad a la casa. El horno de leña –y la pericia aprendida de Jordi, el regente- cuece, sin duda, el mejor pan de la zona.

sentirás mejor... Gustavoduch.wordpress.com.

sentirás mejor… Gustavoduch.wordpress.com.

También en esas costas mediterráneas, en Muro, hay quienes a lo Sherlock Holmes se dedican a localizar viñas descuidadas, muchas veces casi enfermas terminales, síntoma propio de una civilización capitalista de sentidos atrofiados. Después de unas tandas de cariños intensivos ya tenemos uvas autóctonas regalando sabores olvidados. Igual que en Girona, donde hay quienes rescatan olivos milenarios que asoman extraviados entre lo que fueran campos de cultivo, y elaboran aceites para felicidad de los paladares de sus nuevos custodios.

Hay quien se desvela por preservar variedades en peligro de extinción, como las asociaciones del tomate de ‘ramillet’ en las Islas Baleares o los custodios de manzanos para la elaboración de sidra en Bizcaia. Chirri, como le llaman sus amigos, es más atrevido aún y está sembrando sus campos de Lebrija con semillas de un trigo que ni los más mayores recuerdan.

La Pachamama de los pueblos autóctonos andinos. Wikipedia.org.

La Pachamama de los pueblos autóctonos andinos. Wikipedia.org.

Y podríamos seguir contando de tantos proyectos que se soñaron y se hicieron.

Hay quienes dicen que todo esto sólo es mirar hacia atrás. Otros, que están en el camino, saben que es el futuro”.

Un artículo de Gustavo Duch Guillot. 16/03/11.

Palabre-ando. Por que contar es otra forma de caminar. Textos de Gustavo Duch. Gustavoduch.wordpress.com.

No vamos a tragar. Loquehayquetragar.wordpress.com.

La cumbre de la COP 16 debate sobre el ‘negocio’ del CO2 en Cancún

Exterior de la COP16. Cancún, 2010. Fuente: rpp.com.pe.

Exterior de la COP16. Cancún, 2010. Fuente: rpp.com.pe.

Ando en estos días dedicado a las Jornadas de Solidaridad y Cooperación Internacional en Ponferrada, hasta el punto que he descuidado informar sobre noticias importantes como la cumbre del clima de Cancún.

Lo cierto es que pienso que la cumbre de Cancún no parece que pueda aportar grandes cambios a la situación actual de lucha contra la subida global de las temperaturas. Y, ¿por qué pienso así? Pues, porque sólo veintidós presidentes de Estado están anunciados en esta cumbre, frente a los casi doscientos que se dieron cita en Copenhague en 2009. Incluso, el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, pese a su comprometida intervención en la reunión climática danesa, no parece que vaya a estar presente en una reunión a la que acaba de llegar la ministra española Rosa Aguilar en su representación. Y aunque saludé con cierta dosis de buena voluntad, y también una pizca de reticencia, la llegada de la nueva ministra, algunas declaraciones suyas realizadas a posteriori ya empiezan a señalarme por donde irán los tiros de su gestión. Y, como dicen, nada mejor para prueba que un botón. Así que al pie de este artículo os facilito la última entrevista que ha concedido, que no augura nada bueno.

Estaba en esto cuando un artículo escrito por Gustavo Guillot, ahondando en temas tan interesantes como el comercio de carbono y la cumbre del clima de Cancún, me ha llegado como anillo al dedo. Con este texto doy hoy inicio a su anunciada presencia en las páginas de “Un ecologista en El Bierzo”.

Un comercio caliente, por Gustavo Duch Guillot.

Gustavo Duch. Ara.cat.

Gustavo Duch. Ara.cat.

Ya estamos en Cancún. Después del fracaso de la Cumbre del Cambio Climático en Copenhague, las posibilidades de enfrentar debidamente esta situación pasan, en buena medida, por los resultados que se den en esta ciudad del sur de México. Hasta que finalice la cita estaremos bien informados de lo que allá suceda, aunque será común leer y escuchar términos que probablemente a muchos de nosotros y nosotras se nos escapan.

Entre ellos, y de capital importancia, se aludirá a los llamados mercados de carbono o comercio de emisiones, uno de los mecanismos para combatir el calentamiento global prioritario para muchos países y sus gobernantes, a la vez que está en el centro de las críticas para muchos movimientos sociales y campesinos presentes en la cumbre.

¿Cómo funciona este comercio? La idea, como explica Larry Lohmann en La Jornada, es simple: “Si según las leyes europeas o japonesas se tienen que reducir las emisiones de gases, y si los países industrializados no quieren pagar los costos que ello implica, ¿por qué no hacer reducciones donde es más barato, en países como China o México? Entonces las industrias de esos países pueden ganar dinero vendiendo las reducciones al norte”. Efectivamente, la idea es simple pero perversa, porque el resultado final de esta operación aritmética es, la mayoría de las veces, cero y no se deja de contaminar. Es decir, la contaminación que se ahorra en un país del sur se genera en un país industrializado. Y cuando no es cero, es peor, porque no resta emisiones sino que las suma. El hecho de poder tener acceso a cuotas de emisión (que se compran y venden baratas) hace posible que muchas industrias contaminantes amplíen sus negocios sin adoptar las transformaciones medioambientales adecuadas.

Desde que la ONU pusiera en marcha este mecanismo en 1997, muchos son los ejemplos para constatar esta realidad. Como explica Lohmann, y sin salirnos de México, entre las exportaciones más importantes de este país podemos hablar de camarones, petróleo y manufacturas textiles; o el comercio ilegal de droga que tanto daño está haciendo a las comunidades del norte de México; o los millones de migrantes que salen vendiéndose como mano de obra barata; o –y esta es la novedad– el más sutil mercado de derechos de contaminación. Empresas hidroeléctricas o cementeras de Suiza, España, Francia, Japón y Holanda han adquirido en México derechos de contaminación que las exime de la obligación legal de reducir sus emisiones de CO² que les imponen las leyes referentes al clima, pudiendo retrasar las medidas estructurales, y tan necesarias, contra el calentamiento global.

Logo de la COP16. Cancún 2010.

Logo de la COP16. Cancún 2010.

Como hemos visto, este mecanismo no parece ayudar a los objetivos para el que fue diseñado, pero como suele ser habitual, la utilización del mismo tiene unos beneficios insospechados para mentes teñidas de verde -–del tono verde billete–. Por un lado, los mercados financieros, a los que no se les escapa un solo negocio, han desembarcado vestidos con un parche en los ojos y pata de palo, especulando con la compra y venta de derechos de emisión. Como si fuera el tradicional juego del teléfono, por aquí los compro baratos, y por acá los vendo caros.

Por otro lado, y en países como México que pueden vender emisiones de carbono, aquellas empresas que de por sí son muy contaminantes han visto que vender parte de su contaminación es muy rentable. Casi más que su propia actividad. Por lo tanto –deducen–: “Si somos capaces de contaminar más o contaminar peor tendremos más mercancía para vender”. Parece muy miserable, pero –informa Lohmann– así lo están haciendo empresas del sector porcino, como la conocida multinacional Smithfield relacionada con el brote de gripe A del año pasado. O Quimobásicos de Nuevo León, el mayor exportador mexicano de derechos de contaminación, a base de ampliar su actividad. Cuanto más trabaja, más aumenta la generación de un gas contaminante y más le pagarán por destruirlo debidamente. El costo de esta destrucción se calcula en tres pesos por tonelada equivalentes de CO² (una forma de tasar), que se vende en el mercado de carbono por encima de los 200 pesos por tonelada equivalentes de CO².

Por último, aunque me temo que la imaginación mercantilista no se agota aquí, también se da el caso de empresas europeas que han comprado terrenos a precios muy bajos a comunidades indígenas para la instalación de parques eólicos. Lo que no sospechaban los pueblos indígenas desplazados es que estas empresas ganarán con sus tierras por partida doble: por la generación de electricidad y por la venta de derechos de contaminación.

Queda claro, desde mi opinión, que este no es el buen camino para una efectiva y real lucha contra el cambio climático. Entender la alimentación como mercancía ya hemos visto que genera hambre. Entender la descontaminación como mercancía puede ampliar la emisión de gases de efecto invernadero. Que la Cumbre de Cancún sea un paso a favor de la vida futura y sostenible no depende de mecanismos parciales como el analizado, sino de potenciar decididamente la regulación e intervencionismo político para reducir la contaminación en origen y en sus focos principales. Aunque algunos de estos focos no parecen muy presentes, como denuncian desde las caravanas de La Vía Campesina en su viaje a Cancún, señalando las responsabilidades de la agroindustria alimentaria como actividad que calienta el planeta.

Artículo de Gustavo Duch Guillot. 06/12/10.

Un ecologista en El Bierzo.

enuncia del C02. Imagelib.sussex.ac.uk.

Denuncia del C02. Imagelib.sussex.ac.uk.

Rosa Aguilar se suma a las conversaciones en Cancún para reducir CO2. 07/12/10. Lavozlibre.com.

La nueva ministra, Rosa Aguilar, se compromete a luchar contra el cambio climático. 04/11/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

“Yo como alimentos transgénicos sin problemas”. 05/12/10. Publico.es.