Archivo de la etiqueta: Home

Nuclenor quiere reabrir la central nuclear de Garoña

Vista aérea de la central nuclear de Garoña. 2009. Fuente: ondavasca.com.

Vista aérea de la central nuclear de Garoña. 2009. Fuente: ondavasca.com.

Dice el dicho popular que “tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe”. Es lo que pensé de manera irreflexiva cuando fue tiroteada el mes pasado Isabel Carrasco, la presidenta del Partido Popular de León, pero también de la Diputación y de una docena más de entes variopintos, en una evidente y desmedida afición por cargos y dietas que ha sido muy criticada.

Viene a cuento la cita porque yo ya he repetido demasiadas veces que con la energía nuclear pocas bromas. La historia de esta poderosa energía, pero al tiempo temible o incluso terrorífica, está marcada por un rosario de accidentes, a cual más grave. Precisamente hace muy pocos días he vuelto a ver imágenes aéreas de la abandonada ciudad de Chernóbil, en el documental ‘Home’, y no hay semana en que no me llegue alguna noticia nueva sobre la contaminación que está esparciendo por todo el planeta lo que queda de la central nuclear de Fukushima I.

Dramáticos efectos de la radiación sobre los seres humanos. Chernóbil, 1992. Taringa.net.

Dramáticos efectos de la radiación sobre los seres humanos. Chernóbil, 1992. Taringa.net.

No se tratan pues de cuentos chinos, ni de historias para asustar niños. Ya sabemos que el hambre es mala consejera (lo digo por quienes aspiran a volver a trabajar en la nuclear y por sus familias), y que la codicia también lo es (lo digo por los accionistas y directivos de Iberdrola y Endesa), pero estoy convencido de que no necesitamos para nada jugar con fuego. Seguro que hay soluciones al hambre, o a la necesidad de producir energía, que no pasan por una apuesta tan arriesgada. Una partida que, puede acarrear graves consecuencias, incluso mortales, a personas que son ajenas a ella.

Sin duda sólo por esta última consideración yo declararía a la energía nuclear anticonstitucional. O la prohibiría definitivamente dado que afecta a poblaciones que no han participado para nada en tal decisión, ni nada tienen que ver con ella. Son casos que ilustran con meridiana evidencian los desastres de Chernóbil (1986) o Fukushima I (2011). En este último lugar, ante la magnitud del desastre actual, el primer ministro japonés, favorable a la energía nuclear antes del siniestro, llegó a declarar luego que, después de lo sucedido, no la habría autorizado. Ya veremos en qué quedan estas declaraciones de arrepentimiento, y lo que duran, ante la presión del lobby nuclear internacional.

En España también tenemos nuestro propio lobby, y no pequeño precisamente. Y sus intereses, -ya va siendo hora de que los españoles abran los ojos-, están muy lejos de los de la mayoría de las personas. El becerro de oro lo domina todo, y así nos va a la mayoría. Pero cuando las desgracias ocurren, ellos pueden trasladarse a vivir a otro lugar, descontaminado, mientras que los demás nos morimos envenenados y nuestras mujeres engendran hijos enfermos o monstruosos.

El Gobierno favorece la reapertura de Garoña.

Convocatoria de una marcha contra Garoña. 5 agosto 2006. Celtiberia.net.

Convocatoria de una marcha contra Garoña. 5 agosto 2006. Celtiberia.net.

Garoña echó el candado el 6 de julio del pasado verano, un cierre que en teoría suponía el final de la central nuclear más antigua del país, inaugurada en el año 1971, y que en sus últimos días ya no producía electricidad. Sucedió tras cuarenta y dos años de vida útil, dos más de lo considerado prudente.

Mucho se había especulado en los últimos meses con una reapertura de la central nuclear de Garoña, la más veterana de todas las nucleares españolas que lleva cerrada desde el 6 de julio, aunque en sus últimos tiempos no producía electricidad. Nuclenor, la empresa participada a partes iguales por Iberdrola y Endesa, ha dado el paso definitivo y ha solicitado oficialmente la reapertura de Garoña hasta el 2 de marzo de 2031, cuando la nuclear cumpla 60 años, y no hasta 2024 como se había dicho en un primer momento.

Pero las presiones de las eléctricas sobre un gobierno que les resulta favorable están haciendo mella. El pasado mes de febrero el Gobierno (PP) aprobó un Real Decreto que permite a las instalaciones que cerraron por temas económicos y no de seguridad solicitar la reapertura menos de un año después de su cierre. En la práctica, la nueva norma ha servido para conceder a la central burgalesa un plazo que expira el próximo 6 de julio para decidir si solicitaba o no la ampliación de la explotación.

La reapertura se ve apoyada también por el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP), pero se ha visto deslegitimada por el Parlamento vasco (incluido el PP regional), que se opone a la misma, ya que aunque situada fuera de su competencia los posible efectos de una fuga radioactiva le alcanzarían de pleno. Ya en 2008 las Juntas Generales de Álava aprobaron una moción manifestando su “contundente y rotundo” rechazo a la posibilidad de prorrogar el funcionamiento de la central nuclear. Y el 12 de junio de 2009 el Parlamento vasco aprobó una iniciativa (a la que se sumo el Partido Socialista de Euskadi (PSE) y que contó con el voto contrario del PP) en la que se instaba al cierre de de la central.

Hace pocos días el Partido Popular en el País vasco se ha votado en su parlamente el cierre definitivo de la nuclear. Postura que el portavoz del mismo partido en Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha criticado alegando la necesidad de mantener los puestos de trabajo. Carriedo ha dicho que considera “incomprensible” la postura de su homólogo vasco y que no entiende que “dude” del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que sería el encargado de elaborar un informe técnico para determinar si la instalación está en condiciones de funcionar y que incluiría las mejoras a realizar por Nuclenor.

Pero el problema al que se enfrenta la protesta del político castellano-leonés es que somos muchos los que no confiamos en tal organismo, que hemos visto en el pasado engañado por los intereses empresariales en detrimento de la seguridad de las personas (consultar lo ocurrido con las fugas radioactivas ocurridas en las centrales nucleares de Vandellós I y II).

‘Puertas giratorias’.

Representantes de asociaciones, partidos políticos y sindicatos contrarios a la construcción del tendido eléctrico Sama-Velilla. León, 30 enero 2010. Foto: Peio García.

Grupo de opositores a la construcción del tendido eléctrico Sama-Velilla. León, 30 enero 2010. Foto: Peio García.

La situación de impotencia e indefensión que siento ante las decisiones del gobierno central me hacen pensar que resulta imperativo que la ciudadanía retome el poder y legisle en contra de las llamadas ‘puertas giratorias’, este paso por la política que acaban situando a los políticos en los consejos de las grandes empresas del Ibex 35 español. Resultado de esas combinaciones perversas son proyectos como la reapertura de Garoña, la construcción de la línea de alta tensión eléctrica Sama-Velilla o, también del AVE. Todos ellos innecesarios e injustificables desde el punto de vista económico, social o medioambiental.

Las eléctricas no se andan por las ramas, se sienten fuertes con este gobierno afín y exigen alargar la vida útil de las centrales nucleares hasta en un 50% más de lo considerado prudencial, es decir, hasta los sesenta años. Y así lo han propuesto a Industria, que busca la forma de complacerlas. En especial Iberdrola, dueña de seis de los siete reactores que hay en España.

Según el Foro de la Energía Nuclear, “en el caso español, si se aplicara la Joperación hasta 60 años, la energía eléctrica producida generada en 20 años por las actuales centrales nucleares en funcionamiento equivaldría al consumo en España durante casi 5 años”.

En su día el gobierno socialista, menos favorable a la industria nuclear (Zapatero prometió cerrar las centrales nucleares aunque luego incumplió su promesa), ya prologó en cinco años la existencia de Garoña. Y si Nuclenor decidió cerrar la planta de forma abrupta fue debido al elevado coste de las medidas de seguridad impuestas por el CSN tras el accidente de Fukushima. Y es que la central de Garoña cuenta con el mismo modelo de reactor y contención (aunque su diseño fue mejorado una vez la central fue puesta en servicio). Y también por el establecimiento de nuevos impuestos sobre la energía nuclear.

En España el periodo de funcionamiento de una nuclear no tiene plazo. El PSOE fijó un tope de vida útil de 40 años en el borrador de la Ley de Sostenibilidad Económica, pero pactó con CiU eliminarlo. Ahora, el Consejo de Seguridad Nuclear es el que evalúa las centrales y el que renueva periódicamente las autorizaciones.

Una opción barajada es que el Gobierno apruebe una legislación que permitiera alargar la vida útil de de las nucleares en diez o veinte años más. Ésta vendría acompañada, para aportar seguridad económica a las eléctricas, de cláusulas indemnizatorias, por lucro cesante, inasumibles para algún otro partido o coalición antinuclear que decidiera, a posteriori, cerrar las plantas.

Nuclenor basa su petición en el argumento que en Estados Unidos las plantas funcionan seis décadas. Y otra de las razones esgrimidas para pedir la licencia de actividad hasta 2031, y no hasta 2024, es que solo así serían rentables las importantes inversiones económicas que habría de acometer. Éstas se avalúan en unos 150 millones de euros.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Eldiario.es.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Eldiario.es.

Nuclenor asegura que en la solicitud de reapertura enviada al gobierno incluye toda la documentación necesaria sobre el complimiento de los requisitos impuestos a Garoña para el retorno de la actividad y su compromiso de realizar todas las reformas necesarias. Ahora, la pelota está en el tejado del ministerio de Industria. El ministro Soria ha confirmado que su departamento había recibido la solicitud, aunque calcula que deberá pasar un año hasta que el CSN dicte su veredicto final sobre la central.

Apostar por las renovables.

Ante un sector del mercado eléctrico sobredimensionado, lo que repercute en un recibo más caro, los ecologistas no vemos la necesidad de este alargamiento. De hecho, los expertos señalan que lo lógico sería tratar de reducir este sobredimensionamiento, ya que las nucleares impiden el desarrollo de las plantas de gas de ciclo combinado, de las que el 90% están paradas pese a que siguen cobrando la compensación del peaje de respaldo.

El pasado 27 de mayo Ecologistas en Acción publicó su postura oficial sobre la petición de Nuclenor declarándola “delirante”. Justifica que la central,”idéntica al reactor número 1 de Fukushima, está en pésimas condiciones y su hipotética puesta en marcha supone un riesgo inasumible”. Para el colectivo “la pretensión de Nuclenor de que Garoña funcione hasta 2031 no tiene precedentes en España ni en Europa”.

Más recientemente, el 4 de junio pasado, los ecologistas han denunciado que las centrales nucleares de Doel 3 y Tihange 2 en Bélgica, cuyas vasijas de los reactores fueron construidas por la misma empresa que la de Garoña, se han visto obligadas a cerrar por fallos en su construcción.

Por otro lado, Jaume Morrón, asesor energético, apuesta “por la tecnología eólica y fotovoltaica, que ofrecen costes inferiores a la nuclear”, y sostiene que “lo lógico sería sustituir estas centrales cuando lleguen al final de su vida, dadas las fuertes inversiones que precisan en seguridad y sus problemas no resueltos con los residuos”.

Una opinión que comparte el experto en regulación eléctrica, Jorge Morales de Labra, para quien ampliar la vida de la nucleares “no tiene sentido”. Morales afirma que “la energía nuclear es rentable para los promotores, que la cobran a precio del gas, la fuente más cara. Si las nucleares fueran obligadas a asumir los costes de los residuos, cerrarían”, agrega. Y critica que la negociación entre gobierno y eléctricas “se están haciendo sin contraprestaciones” para los consumidores.

Mientras tanto, en el ámbito mundial, las plantas viven un cierto estancamiento. En la actualidad producen el 11% de la energía que se consume, cuando llegó a alcanzar un 17%. Y de los 70 reactores que se están construyendo en el mundo, 53 están en China, Rusia, EE.UU. y la India.

Un ecologista en El Bierzo.

La central nuclear de Garoña. 5 jun. 2014. Infolibre.es.

La central nuclear de Garoña. 5 jun. 2014. infolibre.es.

Fernández Carriedo ve “incomprensible” que el PP vasco dude del Consejo de Seguridad Nuclear y apoye ahora el cierre de Garoña. 05/06/14. Icalnews.com.

El PP vasco rechaza por primera vez reabrir Garoña. 05/06/14. Infolibre.es.

Garoña podría tener los mismos problemas que nucleares belgas cerradas. 04/06/14. Ecologistasenaccion.org.

Las nucleares quieren prolongar su funcionamiento hasta 60 años y el Gobierno busca cómo complacerlas. 02/02/14. Lavanguardia.com.

Nuclenor delira al pedir autorización para Garoña hasta 2031. 27/05/14. Ecologistasenaccion.es.

Las Juntas de Álava rechazan prorrogar la vida de la central de Garoña más allá de 2009. 09/02/08. Celtiberia.net.

La fuga radiactiva en Ascó fue cien veces mayor de lo declarado. 15/04/08. Elpais.com.

El IPCC propone reforestar y más renovables contra el cambio climático

Políticos discutiendo sobre el cambio climático. 2014. Facebook.com.

Políticos discutiendo sobre el cambio climático. 2014. Facebook.com.

Últimamente tengo la sensación, no sé si fundada o no, de que se habla menos del temible calentamiento global. Sin embargo, la comunidad científica internacional advirtió taxativa, el domingo pasado día 12, de que la contención del cambio climático pasa por un giro copernicano de implicación planetaria inmediata y grandes inversiones económicas.

El nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés)  subraya que “sólo un gran cambio institucional y tecnológico proporcionará una buena oportunidad de que el calentamiento global no supere los dos grados centígrados”. Un límite sugerido por los expertos a partir del cual las consecuencias serían imprevisibles.

“El tren de alta velocidad de la mitigación debe salir de la estación pronto y toda la comunidad global debe estar en él. Este es el mensaje”, resumió en rueda de prensa el presidente del IPCC, Rajendra Pachauri.

Cuatro años después de Copenhague.

Klimaforum09. Fuente: Chientai of tau.

Klimaforum09. Fuente: Chientai of tau.

Han pasado más de cuatro años desde la celebración de la Cumbre del Clima de Copenhague, que despertó grandes esperanzas y protagonizó movimientos mundiales de una envergadura desconocida hasta entonces, centradas en pedir la intervención decidida de los políticos. Recordaré aquí ciberacciones como la de Avaaz, capaz de reunir catorce millones de firmas en pocos días, o el ‘Dia Global de Acción Climática’ organizado por 350.org.

En octubre de 2007 Al Gore recibió el Premio Nobel de la Paz por  el documental Una verdad Incómoda’, compartido con los expertos del IPCC. En aquel film, de gran trascendencia mundial, se afirmaba que el calentamiento global era real y producido por la actividad humana acumulada durante muchos años.

En el año 2009, Home’, otro documental de enorme valor, el primero en ser rodado íntegra y únicamente con imágenes aéreas, alertó también a nivel mundial sobre los riesgos del calentamiento global, poniendo fecha límite a la intervención humana para mitigarlo: una década.

Ya ha transcurrido la mitad de ese plazo y los políticos siguen sin meterle mano al asunto, o al menos como se debiera. Entre gritos de alerta seguimos avanzando, como zombis, hacia un abismo de profundidades desconocidas, sin que nadie parezca hacer caso. Que mal vamos lo sabemos todos, y sin embargo, como yo lo dije en su día, nadie es capaz de ponerle el cascabel al gato. O lo que es aún peor, de ponerse de acuerdo sobre tal necesidad.

Intervención de Noami Klein en el Klimaforum09. Copenhague, 7-18 dic. 2009.

Intervención de Noami Klein en el Klimaforum09. Copenhague, 7-18 dic. 2009.

Durante la celebración oficial de la Cumbre de Copenhague se produjo otra alternativa, el ‘Klimaforum09’, que el día 18 de diciembre de 2009 presentó un documento muy interesante, surgido de la ‘Asamblea de los Pueblos’, del que apenas si se habló en su momento. En él, entre otras cosas muy interesantes, se decía que la solución no era preocuparse tanto por inventar cómo capturar el CO2, sino en producir menos. Y también, de preocuparse más de plantar árboles y luchar contra la desforestación.

Viene al caso este comentario porque me ha llegado información acerca de la presentación, el domingo día 13, del nuevo informe, de treinta y tres páginas, del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, reunido la semana pasada en Berlín en su doceava sesión, entre los días 7 y 12 de abril.

Informe. 'Climate Change 2014'. Ipcc.ch.

Informe. ‘Climate Change 2014’. Ipcc.ch.

Un informe que no hace más que confirmar las sospechas de quienes pensamos que el tiempo para reaccionar se está agotando. En efecto, los expertos, que recuerdo aquí realizan para esa organización un trabajo voluntario y no retribuido, han concluido que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero han aumentado a niveles sin precedentes entre los años 2000 y 2010. Más que en cada uno de los tres decenios anteriores. Y esto, a pesar del número creciente de políticas para reducir el cambio climático.

El informe, titulado ‘Cambio climático 2014. Mitigación del cambio climático’, es el tercero de los tres de los Grupos de trabajo que, junto con un Informe de síntesis que se publicará en octubre de 2014, constituyen el Quinto Informe de Evaluación del IPCC sobre el cambio climático.

Para la elaboración del mencionado informe los expertos han analizado unos 1.200 escenarios de estudios científicos, generados por 31 equipos de modelización de todo el mundo, a fin de examinar los requisitos previos económicos, tecnológicos e institucionales y las consecuencias de las trayectorias de mitigación con distintos grados de ambición.

Los escenarios muestran que limitar a 2 grados Celsius el aumento de la temperatura media global implica rebajar las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero con respecto al año 2010 “entre un 40% y un 70% para mediados de siglo”, y hacerlas casi desaparecer para finales del mismo. Es más, una mitigación ambiciosa de los efectos de estos gases podría incluso exigir que la eliminación de dióxido de carbono de la atmósfera.

De hecho, todos los análisis conducen a una conclusión final. Que cualquiera que sea el camino que se elija para reducir el calentamiento global será necesario realizar grandes esfuerzos económicos. Es decir, inversiones importantes. “No podemos seguir con la situación actual”, comentó el alemán Ottmar Edenhofer, uno de los tres expertos encargados de la coordinación del informe, junto con Ramón Pichs-Madruga (Cuba) y Youba Sokona (Malí).

Sin embargo, el grupo de trabajo III del organismo de Naciones Unidas considera que la humanidad tiene en sus manos respuestas tecnológicas y comportamientos humanos capaces de enfrentarse al problema, o por lo menos de mitigarlo “utilizando energías renovables, eficiencia energética, incremento de los bosques, captura o secuestro de gases como el CO2, abandono de los combustibles fósiles, etc.” Pero son soluciones que requieren no sólo un esfuerzo común en inversión económica, sino también “decisión política”.

Coste económico de las medidas

Los miembros del Grupo de trabajo III, Youba Sokona, Ramon Pichs Madruga, Ottmar Edenhofer y Rajendra Pachauri. Berlin, 12 abril 2014. Ultimahora.com. Efe/Epa/Joerg Carstensen.

Los miembros del Grupo de trabajo III, Youba Sokona, Ramon Pichs Madruga, Ottmar Edenhofer y Rajendra Pachauri. Berlin, 12 abril 2014. Ultimahora.com. Efe/Epa/Joerg Carstensen.

En los últimos años han aumentado muchísimo los conocimientos sobre el cambio climático. De este modo, las estimaciones de los costos económicos de la mitigación, abordando la tarea desde la utilización de “una amplia variedad de tecnologías”, -según el IPCC-, varían mucho según los escenarios observados.

Todos parecen tener claro que la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera exigirá reducir las emisiones en la producción y utilización de la energía, el transporte, la edificación, la industria, el uso de la tierra y los asentamientos humanos.

En los escenarios de statu quo (evolución actual), en los que el consumo aumenta entre un 1,6% y un 3% anuales, una mitigación ambiciosa podría reducir ese crecimiento alrededor de 0,06 puntos porcentuales.

La reducción casi a cero de las emisiones en la producción de electricidad es una característica común de los escenarios de mitigación ambiciosos. Y utilizar la energía eficientemente es también otra de las consideraciones. “Reducir el uso de energía nos daría más flexibilidad para elegir tecnologías energéticas que emitan bajos niveles de carbono, en el presente y en el futuro”, ha subrayado el comité de sabios.

Pero no todas las propuestas del Grupo Intergubernamental tienen que ver con la utilización de tecnologías avanzadas para frenar el calentamiento global. Por ejemplo, algunas -como la captura de CO2- fueron rechazadas por la ‘Asamblea de los Pueblos’ en el Klimaforum09, en beneficio de otras más sencillas, tales como la plantación de árboles y la lucha contra la desforestación. Pues bien, éstas son algunas de las principales propuesta realizadas por el Grupo Intergubernamental: plantar bosques y frenar la desforestación.

Según el grupo de expertos la reforestación permitiría extraer dióxido de carbono de la atmósfera. Sin embargo, propone combinar “la producción de electricidad a partir de la biomasa con la captura y el secuestro del dióxido de carbono”, postura con la que discrepo, situándome en la misma línea que los participantes en el Klimaforum09 de rechazo a tal tecnología. Y no porque no pueda resultar efectiva, sino porque la solución pasa por reducir las emisiones, y no por transformarlas en un nuevo elemento que, según reconoce el mismo Grupo Intergubernamental “presenta problemas”.

Emisiones de gases de efecto invernadero.15 abril 2014. IPCC WGIII AR5. Summary for Policymakers.

Emisiones de gases de efecto invernadero.15 abril 2014. IPCC WGIII AR5. Summary for Policymakers.

El grupo de expertos también ha insistido en la necesidad de una cooperación de todos los países para afrontar el problema. “La cooperación internacional es decisiva para alcanzar los objetivos de mitigación. Establecer las instituciones internacionales que se necesitan para la cooperación es un reto en sí mismo”, ha comentado Edenhofer.

Un ecologista en El Bierzo.

Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change. 15/04/14. Mitigation2014.org (en inglés).

Climate Change 2014: Mitigation of Climate Change. 15/04/14. Ipcc.ch.

IPCC WGIII AR5 . Summary for Policymakers. 15/04/14. Report.mitigation2014.org. Pdf. (en inglés).

Más renovables y más bosques, propuesta del IPCC contra el cambio climático. 13/04/14. Lavanguardia.com.

La ciencia advierte de que «sólo un gran cambio» frenará el calentamiento global. 13/04/14. Ultimahora.es.

Una Verdad Incómoda – Al Gore. 2006. Vimeo. Ascención Nueva Tierra (versión completa en español).

HOME (ES). 19/05/09. HomeprojectES. (Versión completa en español). 10.294.212 visitas en fecha 15/05/2014.

Cartel del film ‘Home’, de Yahnn Arthus-Bertrand. 2009. Fuente: thetravelersway.com.

Cartel del film ‘Home’, de Yahnn Arthus-Bertrand. 2009. Fuente: thetravelersway.com.

HOME (FR). Youtube.com. 12/05/09. HomeprojectFR. (Versión completa en francés). 11.706.750 visitas en fecha 15/05/2014.

Home. 12/05/09. Youtube.com. Homeproject. (En inglés, con subtítulos en el mismo idioma).

Klimaforum09: la Declaración de los Pueblos propugna ‘cambiar el sistema, no el clima’. 22/12/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com

La cumbre del G8 finaliza con un resultado agridulce para los ecologistas

El G8 posa para los medios antes de empezar las reuniones. L'Aquila (Italia). 8 junio 2009. Wikipedia.org.

El G8 posa para los medios antes de empezar las reuniones. L’Aquila (Italia). 8 junio 2009. Wikipedia.org.

Cumbre del G8: L’Aquila, 8 – 10 julio 2009.

El día 8 de julio comenzó la cumbre del G8, que reunió durante tres días a los jefes de Estado y de gobierno de las mayores potencias industriales del mundo: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia.

Lo cierto es que la pertenencia a este elitista grupo de países ricos no sigue  criterios democráticos, ni tampoco se basa en una medida única, ya que ni agrupa a los ocho países más industrializados del mundo, ni tampoco los de mayor renta per cápita. Es más, ni siquiera son las naciones con un mayor Producto Interior Bruto (PIB) las que forman parte de lo que podríamos definir como “un club de amigos”.

Con todo, es de agradecer que los organizadores permitieran la participación de algunas potencias emergentes y también la asistencia de algunas de las principales organizaciones internacionales.

Silvio Berlusconi.

Silvio Berlusconi.

La cumbre pilló a su anfitrión, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, en un momento delicado tras el reciente escándalo en su país de las ‘velinas’, que probablemente le cueste el divorcio. No se sabe si será por este escándalo que Carla Bruni, la primera dama francesa, evitó por todos los medios coincidir con él. Uuna actitud que le valió las críticas de ‘Il Giornale’, el diario de Il Cavalieri.

El encuentro del G8 se desarrolló en L’Aquila, a unos 100 kilómetros de Roma, una ciudad que  devastada por un fuerte seísmo el pasado mes de abril, el cual provocó casi 300 muertes.

Greenpeace ocupa cuatro centrales termoeléctricas en Italia, coincidiendo con la celebración del G8.

Protesta de Greenpeace.

protesta de Greenpeace.

El mismo día de la inauguración, un centenar de militantes de Greenpeace ocuparon las instalaciones de cuatro centrales importantes termoeléctricas italianas, alimentadas con carbón y a las que los ecologistas reprochan su elevado coste medioambiental. Posteriormente, los activistas -de quince nacionalidades diferentes- ocuparon los hornos de las plantas de producción eléctrica para pedir a los líderes del G8 medidas formales contra el cambio climático.

En una operación perfectamente coordinada, los manifestantes escalaron las chimeneas de las centrales de Brindisi, de Marghera, de Vado Ligure y de Porto Tollen, repartidas por todo el territorio italiano.

Estas manifestaciones propagandísticas se desarrollaron sin incidentes. Greenpeace ha pedido a los gobernantes que “asuman el papel de líderes ante el cambio climático”, y ha reclamado un recorte de emisiones de CO2 del 40% para el 2020 y del 80% para el 2050.

Desde luego que urge adoptar medidas en esta dirección, pues el cambio climático avanza a tal velocidad que, cada año, es responsable de la muerte de unas 300.000 personas. En la actualidad un tercio de los habitantes de África viven en regiones susceptibles a la sequía y cada año 220 millones de personas más se exponen a padecer estiajes aún mayores. Todo indica que en un futuro muy próximo África se enfrentará a una gran escasez de agua, un fenómeno que encierra el germen de nuevos conflictos potenciales. Si la temperatura mundial sube entre 4° y 5°C, la vida humana en Europa del sur, norte de África, Oriente Medio y otras regiones subtropicales, podría resultar casi imposible debido al excesivo calor y de la sequía. 

Para frenar el cambio climático urge la adopción de un compromiso de los países desarrollados y de los que están ahora en vías de desarrollo. Pero para alcanzar este objetivo sería necesario que los países ricos ofrecieran apoyo financiero y lideraran las negociaciones para la reducción de los gases de efecto invernadero a lo más corto.

Los líderes del G8 aprueban un límite de 2º C como tope máximo de calentamiento.

Durante los tres días que duró la cumbre, los dirigentes de las principales economías mundiales conversaron sobre la crisis económica mundial, el cambio climático, la lucha contra la proliferación nuclear y la pobreza, entre otros muchos temas.

Dando crédito a los estudios cada vez más alarmantes de la comunidad científica aprobaron un límite de 2° C como tope máximo del calentamiento del planeta. Y para conseguirlo aceptaron reducir en un 50% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de aquí al año 2050, y de un 80% o más en los países industrializados.

Este acuerdo resulta altamente positivo para el clima y, sin poder decir que el resultado del encuentro haya sido plenamente exitoso, ya que persisten los desacuerdos medioambientales, tampoco lo podemos ver como un completo fracaso.

Muanmar al-Gadaffi y Barack Obama en L'Aquila. 9 jul. 2009.

Muanmar al-Gadaffi y Barack Obama en L’Aquila. 9 jul. 2009.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que asistía por vez su primera a una cumbre del G8, señaló triunfalmente que se trataba de “un consenso histórico”. Un entusiasmo que se comprende mejor si se tiene en consideración que el líder estadounidense consiguió atraer a su punto de vista a otros países como Japón, Canadá y Rusia, que nunca habían suscrito un acuerdo parecido.

Aún así, son numerosos los que hablan de una oportunidad perdida en L’Aquila, y de un cierto sabor agridulce en materia de cambio climático. Y esto pese a los acuerdos señalados. El problema es que faltan los compromisos a medio plazo, cuando ya sólo quedan cinco meses para la reunión de Copenhague.

Lucha contra el hambre.

Pero la presencia de los países emergentes, y de otros como España, han facilitado otros resultados positivos. Como por ejemplo, que los países ricos se comprometan a destinar a la lucha contra el hambre 20.000 millones de dólares en los próximos años. De esta globalidad, 1.000 millones los aportaría el gobierno español de aquí al año 2014, comprometiéndose el presidente José Luis Rodríguez Zapatero a que este año ya aportemos unos 300 de estos millones. El presidente insistió en que España aportará este año un 44 ó 45 % del PIB a la ayuda al desarrollo y que el compromiso de su gobierno es seguir avanzando hasta llegar al 0,7%. También declaró que destinaría 500 millones de euros a combatir la malnutrición infantil en España en los próximos cinco años.

Home’, un film ecologista de obligado visionado.

Yann Arthus-Bertrand, director de 'Home'.

Yann Arthus-Bertrand, director de ‘Home’.

En diciembre, los líderes del mundo retomarán en Copenhague la agenda de la lucha contra el cambio climático. Ahora bien, de no adoptar medidas inmediatas y drásticas, nuestro futuro se presenta muy mal. Una situación que el fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand ha conseguido retratar magistralmente en su película recién estrenada ‘Home’.

‘Home’ es un film que debemos colocar entre vuestros favoritos en Facebook, en MySpace, Twitter, ¡o dónde se os ocurra! Quizás resulte un poco largo, pero está cargado de bellísimas imágenes de la Tierra y de otras más que nos descubren, de manera conmovedora, hasta qué punto el flagelo de la explotación humana ha llegado hasta los más recónditos lugares del planeta.

La película se estrenó el 5 de julio de 2009, distribuyéndose gratis por Internet y en130 países gracias al mecenazgo del grupo PPR, integrado por numerosas empresas cuyo compromiso con el medio ambiente desconozco (Fnac, Boucheron, Balenciaga, Yves Saint-Laurent, Puma, etc.). El film incluye algunas frases tan impactantes que ellas solas merecerían que se les dedique un capítulo aparte.

Un ecologista en El Bierzo.

Parodia de la reunión del G8 en L'Aquila (Italia). 8-10 jul. 2009.

Parodia de la reunión del G8 en L’Aquila (Italia). 8-10 jul. 2009.

En la 35ª reunión del G8 participaron como líderes  de los países miembros permanentes: Stephen Harper (Canadá), Nicolas Sarkozy (Francia), Angela Merkel (Alemania), Silvio Berlusconi (Italia), Taro Aso (Japón),  Dmitri Medvédev (Rusia), Gordon Brown (Reino Unido), Barack Obama (Estados Unidos). Invitados: Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Dai Bingguo (China), Manmohan Singh (India), Felipe Calderón (México) y Jacob Zuma (Sudáfrica).

Además de los líderes del G8 también participaron en la cumbre numerosos jefes de Estado o ministros de otros países, como Abdelaziz Bouteflika (Argelia), José Eduardo dos Santos (Angola), Kevin Rudd (Australia), Lee Myung-bak (Corea del Sur), Lars Løkke Rasmussen (Dinamarca), Hosni Mubarak (Egipto), José Luis Rodríguez Zapatero (España), Susilo Bambang Yudhoyono (Indonesia), Muammar al-Gaddafi (Libia), Umaru Yar’Adua (Nigeria), Jan Peter Balkenende (Países Bajos), Abdoulaye Wade (Senegal) y Recep Tayyip Erdoğan (Turquía). Suecia participó como presidente del Consejo de Europa.

Así mismo asistieron al encuentro los líderes de las organizaciones internacionales Agencia Internacional de la Energía, Agencia Internacional de la Energía Atómica, Banco Mundial, Comunidad de Estados Independientes (CEI), Organización de las Naciones Unidas (ONU), Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Mundial del Comercio (OMC), UNESCO, Unión Africana y Unión Europea (José Manuel Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea).

El escándalo de las ‘misses’ acelera el fin del matrimonio Berlusconi. 04/05/09. Elpais.com.

El divorcio mediático de Berlusconi. 04/05/09. Elpais.com.

La Cumbre de l’Aquila moviliza 20.000 millones de dólares contra el hambre. 10/07/09. Rtve.es.

Greenpeace lamenta que el G8 opte por una débil y mediática declaración de intenciones. 10/07/09. Greenpeace.org.

Finaliza la cumbre G8 en Italia. 10/07/09. Camova.lacoctelera.net.

El film ‘Home’ completo con su presentación pública e informaciones añadidas sobre el rodaje.  05/05/09. Youtube.com.

El rompehielos de Greenpeace, el Artic Sunrise, llega al glaciar Petermann para documentar el cambio climático

Hace unos pocos días una compañera de Bierzo Aire Limpio me informaba sobre una extraordinaria película, con imágenes de una belleza encantadora y terrible a la vez, y que bajo ningún concepto no debéis dejar de ver. ‘Home’ (que significa hogar en inglés) fue presentado por sus autores el 5 de mayo pasado y merece un comentario exclusivo que intentaré escribir en otro momento. Dura una hora y media extraordinaria y por ahora os facilitaré el enlace dónde podéis verlo en Internet.

El film de Yahnn Arthus-Bertrand denuncia, entre otros temas, el deshielo de la banquisa ártica como resultado del incremento planetario de la temperatura. Una situación que está produciendo ya resultados catastróficos, cuyo alcance y consecuencias afectarán probablemente a toda la Humanidad si no conseguimos ponerle freno. Algunos efectos sobre la biodiversidad son ya, por desgracia, irreversibles.

Mi compañera estaba muy entusiasmada con la película. Así que, en pocos minutos, mediando la red de contactos de Bierzo Aire Limpio y Ecologistas en Acción Bierzo, muchos amigos tuvieron la oportunidad de verla tranquilamente en su casa.

Testimoniar sobre el derretimiento polar.

Casualmente esta mañana, el Artic Sunrise -el buque insignia de Greenpeace-, ha llegado al glaciar Petermann, en Groenlandia, que se encuentra gravemente amenazado por la aceleración del derretimiento del polo ártico. El rompehielos de la asociación conservacionista ha logrado llegar a la costa oeste de la gran isla, su primera etapa de un tour de cuatro paradas destinadas a medir los impactos del cambio climático.

El objetivo del viaje es ofrecer información sobre el proceso de aceleración del derretimiento polar y apoyar la labor de un equipo de científicos independientes que está investigando por qué el cambio climático hace desaparecer al hielo más rápidamente de lo previsto. Está calculado que este trabajo sirva para documentar el colapso de uno de los glaciares más grandes del mundo e investigar cómo las cambiantes corrientes oceánicas podrían estar acelerando el derretimiento de la placa de hielo en Groenlandia. Está previsto que el Artic Sunrise viaje  al lugar donde los osos polares, especie en peligro de extinción, tienen su última guarida.

Sin duda esta expedición llegará más al norte que ningún otro barco de Greenpeace. Imágenes por satélite muestran que una extensión más grande que la isla neoyorkina de Manhattan está a punto de romper el glaciar Petermann  y los científicos quieren estar ahí para documentar este importante evento.

El doctor Jason Box, un acreditado científico que colabora con Greenpeace afirma: ”Esta es una oportunidad para entender mejor cómo la placa de hielo de Groenlandia y los glaciares reaccionan ante el cambio climático, así como las implicancias mundiales por la elevación del nivel del mar”.

Los peligros del deshielo del Ártico.

En el film ‘Home’ se advierte que, de descongelarse Groenlandia por completo, el nivel del mar podría subir hasta siete metros. Esto provocaría prácticamente la desaparición de estados como Bangladesh, hambrunas, extinciones masivas y millones de desplazados. La desaparición del hielo marino comportaría así mismo la destrucción de todo el ecosistema del ártico dependiente de él. Para muchos, el deshielo del ártico es uno de los signos innegables de que nuestro clima está cambiando y que el cambio está empezando a estar fuera de control.

Greenpeace quiere asegurarse de que esta señal de advertencia no sea ignorada. Al final de este año los mandatarios del mundo habrán de negociar en la Cumbre de Copenhague un acuerdo para evitar un cambio climático catastrófico. Es esencial que el tratado proporcione grandes reducciones de las emisiones, la protección de los bosques y la financiación necesaria para ayudar al mundo en desarrollo a hacer frente al nuevo reto.

El equipo a bordo del Arctic Sunrise comentará su trabajo y hallazgos (en inglés) en el blog del clima de Greenpeace International’ y en Twitter. En cuanto al recorrido del rompehielos, éste puede verse a través de su cámara web (este enlace ya no funciona).

Las señales son inequívocas. E l tiempo se está agotando en todos los ámbitos del medio ambiente. Esperemos que en esta ocasión nuestros políticos estén a la altura de las circunstancias, y también de las esperanzas que hemos depositado en ellos.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: en el momento de la revisión de este artículo, el 16 de enero de 2014, el film ‘Home’ llevaba recibidas 10.262.493 visitas.

El Arctic Sunrise llega al Glaciar Petermann para documentar su derretimiento debido al cambio climático. 29/06/09. Greenpeace.org.

Comentario por Iván Alonso Rodríguez el 05/07/09.

Muchas gracias por la información, pero ya estaba al corriente de tu página. Toda aportación es importante y grano a grano se hace granero.