Archivo de la etiqueta: Hugo Morán

Paco Ramos: “Sama-Velilla nunca fue necesaria, ahora menos que nunca”

Ignacio Martínez y Paco Ramos, durante su charla en Pola de Lena. 21 enero 2015. Lne.es. Foto: J. R. Silveira.

Ignacio Martínez y Paco Ramos durante su charla en Pola de Lena. 21 enero 2015. Lne.es. Foto: J. R. Silveira.

La línea de muy alta tensión Sama – Velilla ha vuelto a situarse en el candelero a raíz de la publicación por el Ministerio de Industria, el mes pasado, del borrador de la planificación energética nacional para 2015 – 2020, que felizmente no contempla su construcción prioritaria. De ahí las nuevos posicionamientos, en estos días, de unos y otros partidos políticos, tanto a favor como en contra.

Sobre la línea de muy alta tensión Sama –Velilla llevo publicados  una docena de artículos informativos y de opinión, y lo que me gustaría, creo que al igual que la mayoría de los otros 27.500 firmantes contrarios a este proyecto aberrante, sería es olvidarme definitivamente de él. No creo equivocarme al asegurar que, como también muchos de esos miles de opositores al tendido eléctrico,incluso pagaría incluso porque así fuera. Y también porque este proyecto, que afecta a una buena parte de los espacios más protegidos de la montaña asturiana, leonesa y palentina, y que llevaba hasta el 2007 más de un cuarto de siglo arrinconado en algún polvoriento cajón de Red Eléctrica de España (R.E.E.), retornase al mismo.

Mientras tanto en Asturias, la patronal y CCOO, en una extraña y sorprendente simbiosis, continúan defendiendo este aberrante tendido eléctrico, en sintonía con el gobierno socialista asturiano. Con el respaldo de UGT. Pero el Partido Popular no lo ve tan claro e Izquierda Unida más de lo mismo, aunque con la diferencia que, desde un principio, se manifestó claramente opuesta al mismo. Una opinión que comparten los ecologistas.

“Costes ambientales de la energía en Asturias”.

Propuesta del Principado para la red eléctrica de transporte. 2015. Elcomercio.es.

Propuesta del Principado para la red eléctrica de transporte 2015-20. Elcomercio.es.

“Llevan 25 años engañándonos con Sama-Velilla”, afirmó con rotundidad Ignacio Martínez, de la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza ANA), ayer en la Casa de Cultura de Pola de Lena (Asturias). En un coloquio organizado por el círculo de Podemos del concejo bajo el título “Costes ambientales de la energía en Asturias”, y en él que también participó el miembro de Ecoloxistes n’Aicción d’Asturies, Paco Ramos.

“Cuando se planificó esta línea estábamos en un momento social alcista, nos parecía que todo iba a ser poco”, introdujo Martínez. De hecho, -aseguró- se planificaron nueve centrales térmicas para Asturias, aunque finalmente sólo se construyeron dos, ambas en Soto de Ribera.

Martínez explicó que “actualmente estamos por los 120.000 megavatios (producción eléctrica) y sólo se utiliza una tercera parte”. Una afirmación que Ramos respaldó con un ejemplo muy gráfico: “Hace dos inviernos se cayó la línea (eléctrica) de Pajares durante veinte días. Nadie notó nada, la distribución de energía siguió con normalidad”, aseguró.

La innecesaridad de este línea ha sido señalada por algunos expertos, que avalan su posición con datos muy precisos, algunos provenientes de Red Eléctrica. Y así lo defendió la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies en una nota publicada en diciembre pasado.

Para los ecologistas de ANA el abandono del proyecto por parte del Gobierno central es una buena noticia, aunque “temporal”. De hecho, “Lena y Aller (otro concejo asturiano afectado por el trazado) tienen un problema, que es que forman parte de la franja no protegida para el paso de infraestructuras”, añadió Martínez. En este punto el representante de ANA explicó que la planificación de espacios protegidos de la región “dejó un pasillo abierto para el paso de infraestructuras, aunque no hay ninguna justificación para que ese pasillo sea en la Montaña Central”.

La “desprotección” de Lena y el posible paso de Sama-Velilla por el parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa es una preocupación recurrente de los ecologistas. Según Martínez, “las líneas de alta tensión pueden acarrear muchos problemas, tanto medio ambientales como para la salud de las especies que habitan en un espacio y para vecinos”.

Algunos de estos riesgos son el posible daño al patrimonio natural y al arqueológico, además del probable freno a la actividad económica. Un ejemplo de esta preocupación sería la línea Boimente-Pesoz y las alegaciones, hasta ahora aceptadas, presentadas en los Oscos. “Muchos vecinos, con el gobierno de Santa Eulalia (PSOE) a la cabeza, hicieron ver a la administración que la zona perdería en riqueza natural y esto afectaría muy negativamente al turismo rural”, destacó Martínez.

La postura ecologista la resumió Paco Ramos de una forma muy concreta al finalizar el encuentro: “Sama-Velilla nunca fue necesaria, ahora menos que nunca”.

Comunicado de la Coordinadora Ecoloxista sobre la Sama-Velilla.

La línea Sama-Velilla influiría negativamente en el programa europeo de conservación del oso pardo. Elrincondelascuatropatas.com.

La línea Sama-Velilla influiría negativamente en el programa europeo de conservación del oso pardo. Elrincondelascuatropatas.

El pasado mes de diciembre la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies hizo pública su postura sobre el aplazamiento de la línea por parte de Industria. Una buena noticia, a su entender después de los dos anteriores aplazamientos.

Señala la Coordinadora su inicial oposición al paso de la línea por Caso “cuando se hizo el primer trazado que era desde Lada”, luego a su paso por Aller “saliendo desde Sama”, y ahora con un enésimo trazado saliendo de Lena.

“Hay que recordar que desde hace décadas el Gobierno de Asturias es el único defensor de tan disparatada infraestructura”, subrayan los ecologistas. “De hecho todavía son visibles las torretas que se construyeron en 1999 en el actual Parque Natural de Redes, que no continuaba para León, donde los tribunales tumbaron el trazado que continuaba por la montaña de Riaño en 2003”.

Señala el comunicado los argumentos “ridículos” para justificar el tendido utilizados anteriormente por el actual Consejero de Industria, “que declaraba que si no se hacía volvíamos a las velas, o del responsable federal de medio ambiente del PSOE, Hugo Moran (exalcalde de Lena) que si no se hacía no podría funcionar el AVE”. Y recuerda que “en lo más de 25 años hablándose de su imperiosa necesidad, en este tiempo Asturias nunca ha dejado de exportar energía eléctrica”.

“Si no exporta más es porque no hay demanda, porque tenemos gran parte del parque termoeléctrico (de carbón de importación como el gas africano) parado por falta de demanda, no de líneas de evacuación”, apostilla.

“Hay que recordar que cuando producíamos el doble de la energía eléctrica que consumíamos nunca hubo problemas de exportación, ni de saturación de la red (no teníamos la línea Soto a Penagos), y a pesar que todos los años se les cae una torre en Pajares de la dos líneas de 400, por eso no pararon las térmicas de producir energía. La propia Red Eléctrica reconoce en sus memorias que presentemos unas líneas muy seguras y sin problemas de saturación”, continúa exponiendo.

“Por eso sorprende el intento de hablar de la necesidad de una mas con León, cuando ya tenemos 3 líneas de alta tensión que nos interconectan con esa región, dos líneas de 400 KV Soto- La Robla, Lada – La Robla, y una de 220 KV de Soto a Villablino”.

“Con la potencia instalada en Asturias de más de 4.276 MW (3.290 de régimen ordinario, 539 de régimen especial) de los que 2.700 son térmicos de carbón y 800 de gas, en función de la demanda, puede subir un año cualquiera a más de 24.000 Mw/hora o bajar a 11.478. El consumo, por otra parte, está situado, con ligeras oscilaciones, en los 8.500 GW/hora, con un pico de 9.619 (año 2006) anual. Esto significa que podemos producir y exportar mucha energía eléctrica. Tenemos el 2,4% de la población española y hemos representado el 6,5% de la energía que vierte a la red, nunca hemos necesitado más líneas de alta tensión”, subrayan.

Y termina su comunicado manteniendo que “no es necesaria esta línea para nada para el futuro energético de la región”.

Un ecologista en El Bierzo.

El director general de MInería y Energía, Isaac Pola, en Oviedo. 17 enero 2015. Elcomercio.es. Foto: Mario Rojas.

El director general de MInería y Energía, Isaac Pola, en Oviedo. 17 enero 2015. Elcomercio.es. Foto: Mario Rojas.

Ignacio Martínez: “Llevan 25 años tomándonos el pelo con la línea Sama-Velilla”. 21/01/15. Lne.es.

El Principado dará la batalla para que Sama-Velilla se ejecute antes de 2020.
18/01/15. Elcomercio.es.

Camino Alonso “El futuro de la Sama-Velilla sigue en el aire”. 29/12/14. Diariodigitaldeleon.com.

IU anuncia medidas si se retoma la línea Sama-Velilla. 19/01/15. Diariodeleon.es.

Anuncios

Más de 200 personalidades firman un manifiesto a favor del cierre de Garoña

Más de dos centenares de personalidades vinculadas al mundo de la cultura, la comunicación, el arte, la universidad, la política o el sindicalismo, han firmado un manifiesto presentado por Ecologistas en Acción y Greenpeace ayer en Madrid pidiendo el cierre de Garoña. El permiso de explotación de la central nuclear expira el próximo día 5 de julio.

El manifiesto afirma que la central nuclear está sobradamente amortizada y que no hay ningún obstáculo económico que impida cerrarla. La rueda de prensa estuvo presidida por Jorge Riechman, presidente de la Asociación Científicos por el Medio Ambiente, Joaquín Araújo, naturalista y escritor, y Fernando Colomo, director de cine.

En el documento se apuesta por las energías renovables señalando que es un sector que, además de sostenible, tiene una capacidad de creación de empleo muy superior a la nuclear. Entre los firmantes se encuentran numerosas personalidades: directores de cine como Víctor Erice; cantantes como Bebe, Amparanoia, Kiko Veneno o el grupo M-clan; actores como Jordi Rebellón y Marta Belenguer; escritores como Manuel Rivas, Bernardo Atxaga y Rosa Regás; el coordinador general de IU, Cayo Lara, Joan Herrera (ICV-Els Verds), Gaspar Llamazares (IU) y el portavoz de medio ambiente del PSOE, Hugo Morán.

A la reivindicación se han sumado se la práctica totalidad de las ONG’s medioambientales españolas, así como representantes de empresas de energías renovables, sindicatos (aunque no UGT, ni CCOO, salvo en el País Vasco) y profesionales independientes.

Los firmantes han solicitado al gobierno que cumpla su compromiso electoral de abandonar paulatinamente la energía nuclear. Los ecologistas defienden además que el cierre de Garoña no perjudicará al empleo porque considera que el desmantelamiento de una central es un proceso largo y generador de puestos de trabajo. “Cuando se cerró Vandellós I, más de 2.500 personas estuvieron implicadas en su desmantelamiento durante año”, dijo Juan López de Uralde, director de Greenpeace España. Por el momento, la campaña del grupo http://www.yosoyantinuclear.org lleva recogidas más de 70.000 firmas.

Hace días, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) emitió un informe no vinculante favorable a una prórroga del funcionamiento de la planta de diez años  más, al considerarla suficientemente segura. Ahora, el Gobierno deberá decidir – a más tardar el día 5 de julio – entre prorrogar o negar el permiso a Garoña, que es propiedad del consorcio formado por Iberdrola y Endesa y que fue diseñada para  una vida útil de 40 años. Recientemente el Ministerio de Industria solicitó al máximo organismo nuclear un informe de última hora para estudiar la posibilidad de ampliar la licencia de la planta atómica durante dos, cuatro o seis años más.

El Partido Popular (PP) se ha mostrado siempre partidario de prolongar la vida útil de la nuclear hasta el máximo de lo legalmente permitido, y también de abrir un debate sobre todas las energías, incluida la nuclear. Una postura que también ha defendido públicamente el ex presidente socialista Felipe González.

Actualmente, las ocho centrales nucleares españolas producen en torno al 20 por ciento de la electricidad que consume el país.

Ecologistas en Acción y Greenpeace presentan al ministerio de Industria la llave que cerrará Garoña.

La lucha por el cierre o no de la central nuclear se  trasladó ayer a Madrid. El día 24 empleados de la planta nuclear y ecologistas se manifestaron en la capital, aunque sin llegar a coincidir.

Los trabajadores trasladaron al Congreso de los Diputados su reivindicación de mantener la planta en funcionamiento todo el tiempo que el CSN admita. También hicieron llegar al ministro de Industria, Miguel Sebastián, 25.000 firmas a favor de su continuidad.

Por su parte, una treintena de activistas de Ecologistas en Acción y Greenpeace acudieron al Ministerio de Industria para entregar a su titular, aunque fuera de forma simbólica, la llave que le permita cerrar la planta de la discordia. Luis González Reyes, coordinador de Ecologistas en Acción, proclamó que era innecesario mantener abierta la central cuando “un tercio de la energía eléctrica que generan las centrales españolas es exportado a Francia”.

El documento entregado por los ecologistas expone además otra serie de motivos para cerrar Garoña, como son la necesidad de “evitar el riesgo de un accidente nuclear, que tendría consecuencias desastrosas” y de poner fin a la “radioactividad que Garoña emite regularmente contaminando la atmósfera y el río Ebro”.

Manifiesto ecologista por el cierre de la central nuclear de Garoña.

Rueda de prensa de Greenpeace y Ecologistas en Acción a favor del cierre de Garoña . Madrid, 23 jun. 2009. Fuente: greenpeace.org.“La central nuclear de Santa Mª de Garoña (Burgos) es una instalación insegura y totalmente prescindible gracias a la aportación de las energías renovables. El próximo día 5 de julio finaliza su permiso de explotación. Esta central está sobradamente amortizada desde hace años. No hay ningún obstáculo económico que impida cerrarla, salvo los intereses económicos de las compañías eléctricas propietarias, Iberdrola y Endesa, que quieren seguir lucrándose con esta vieja central aunque sea a costa de exponer a la población y al medio ambiente al riesgo de sufrir un accidente nuclear. Por último, consideramos que el cierre de la planta no perjudicará al empleo porque el desmantelamiento de una central es un proceso largo y generador de puestos de trabajo. Además, el sector de las energías renovables tiene una capacidad de creación de empleo muy superior al sector nuclear ya que, de todas las formas de producir energía, la nuclear es la que crea menos puestos de trabajo.

Razones para el cierre de la nuclear de Garoña:

• Evitar el riesgo de un accidente nuclear en esta central, que tendría consecuencias desastrosas. • Acabar con la radiactividad que Garoña emite regularmente al medio ambiente contaminando la atmósfera y el río Ebro, y que es nociva para la salud y el medio ambiente. • Dejar de producir residuos radiactivos de baja, media y alta actividad, con el objetivo de no agravar este problema sin solución que tienen todas las centrales nucleares. • Conseguir que la central nuclear de Garoña deje de ser un monocultivo industrial en el valle de Tobalina que impide un verdadero desarrollo económico sostenible en la zona. • Escuchar a la mayoría ciudadana que reclama su cierre, junto a numerosas organizaciones sociales, ecologistas, sindicales, vecinales, políticas e instituciones. • Eliminar el obstáculo que supone la energía nuclear para poder avanzar y alcanzar un modelo energético 100% renovable y eficiente.

Por ello, pido al gobierno que ordene el cierre inmediato y definitivo de la central nuclear de Garoña, en cumplimiento de su compromiso electoral y de investidura de abandonar la energía nuclear”.

Algunos de los más de 200 firmantes del manifiesto.

Ámbito cultural:

Amparanoia (cantante), Joaquín Araújo (naturalista), Rosa Regás, Manuel Rivas, Bernardo Atxaga, Joxe Iriarte Bikila, José Antonio Garriga Vela, Belén Gopegui, Pepa Mosquera, Antonio Soler, Iban Zaldúa (escritores), Bebe (cantante), Coti Sorokin (cantante y compositor), Ojos de brujo, M-clan, Kiko Veneno, Enrique Villarreal/ Barricada (músicos), Marta Belenguer, Daniel Guzmán, Silvia Marsó, Pep Planas, Jordi Rebellón, Txema Sandoval (actores), Rogelio López Cuenca (artista), Carmen Sarmiento Fernado Berlín, Jordi Bigues, Montse Cano González, Julio Flor, José Luis Gallego, Miguel Jara, Sofia Menéndez, Sergio de Otto, Matthew Tree, Ignacio Carrión (periodistas), Ferrán Montesa (Le Monde Diplomatique), Fernando Colomo, Víctor Érice, José Antonio Quirós (directores de cine), Pilar del Río (Fundación José Saramago), Carles Romeu (humorista gráfico), Jon Sobrino (teólogo y sacerdote jesuita).

Universidad y científicos:

Iñaki Bárcena (profesor UPV/EHU), Javier Benayas del Álamo (UAM), Roberto Bermejo (economía aplicada UPV/EHU), Ignasi Carreras (ingeniero industrial), Francisco Castejón (físico nuclear), Priscilla Cañizares (investigadora UAB), Miren Etxezarreta (catedrática UAB), Manuel Gómez (catedrático), Pablo de Olavide, Helen Groome (doctora en geografía), Jon Landeta (economía UPV/EHU), David Llistar (cátedra Unesco de ‘sostenibilitat’ UPB), Salvador López (UNED), Antoni Lloret (doctor ciencias físicas), Félix Moreno (investigador universidad de Córdoba), Mercedes Pardo (Comité Español de Investigación en el Cambio Global), Jaime Pastor (UNED), Miquel Porta (catedrático UAB), Jorge Riechmann (CIMA), Eduard Rodríguez (investigador CSIC), Antonio Serrano (catedrático UPV), Manuel Silva (ingeniero industrial universidad de Sevilla), Joan David Tàbara (Institute of Environmental Science and Technology), Carlos Taibo (profesor ciencia política UAM), Koldo Unceta (catedrático economía aplicada UPV/EHU) y Ramón Zallo (catedrático UPV/EHU).

Ámbito político:

Álvaro Abril (PSOE), David Hammerstein (ex-eurodiputado Los Verdes), Cayo Lara (coordinador general IU), Gaspar Llamazares (diputado IU), Joan Herrera (diputado ICV-Els Verds), Hugo Morán (diputado PSOE)y Raúl Romeva (diputado ICV-Els Verds).

Organizaciones ecologistas:

Juan López de Uralde (Greenpeace España), Carlos Bravo (Greenpeace), Luis González Reyes (Ecologistas en Acción), Marciá Blazques (gobierno/ Baleares), Chema Catarineu (Anse/ Murcia), José Ángel Herrera (Arca/ Cantabria), Juan Carlos del Olmo (WWF), Jordi Miralles (Fundación Terra), Liliane Spendeler (Amigos de la Tierra) y Alejando Sánchez (SEO/Birdlife).

Organización sociales y sindicales:

Jeromo Aguado (Plataforma Rural), Joaquín Alcalde (Cines Mundi), Alfons Banda (Fundació per la Pau), Pablo Cabrera (Comercio Justo), Francisco Casero Rodríguez (CAAE), Jacinto Cedacero (CGT), Ricardo García Zaldívar (ATTAC), Ainoa Iturbe (EHNE), Ana Etchenique, Conchy Martín Rey (CECU), Juana Labrador (SEAE), Miguel López Sierra (COAG), Iñaki Markiegi (Mundubat), Adolfo Muñoz (ELA/STV), Joaquín Nieto (Sustainlabour), Arcadi Oliveres (Justícia i Pau), Daniel Rubio (ASGECO), Olga Ruiz Legido (Facua), Augusto Serrano (STES) y Jesús Uzkundun (CCOO-Euskadi).

Profesionales y empresarios:

Daniel Beltrá (fotógrafo), Paula Farias (médico), Ramón Fernández (urbanista), Antonio Gastón (urbanista), Diego Gronda (arquitecto), José Manuel Naredo (economista), Antxon Olabe Egaña (economista), Laura Olaizola (directora de comunicación), Dolores Romano (ingeniera agrónoma) y María Luisa Toribio (bióloga).

Sector energético:

José Ignacio Ajón (Wagner solar, S. L.), Alberto Ceña (director Asociación Empresarial Eólica), Javier García Breva (Solynova energía), Juan de Dios Bornay (Bornay aerogeneradores), Xavier García Casals (ingeniero aeronáutico), Jaume Morrón (director de Dialec), Pep Puig (ingeniero industrial), Christoph Richter (Institute of Technical Thermodinamics), José Santamarta (director World Watch) y Manolo Vílchez (microempresario solar).

Un ecologista en El Bierzo.

Los ecologistas entregan a Industria la llave que “cierra” Garoña. 24/06/09. Elcorreodigital.com.