Archivo de la etiqueta: Inmigración

Hoy voy a pedir la luna

La luna. Actiweb.es.

La luna. Actiweb.es.

Me he levantado con conjuntivitis. ¿tal vez abusé ayer del ordenador? No sé si será esta la causa, pero me fastidia, sobre todo porque quiero seguir siendo el altavoz de ciertas noticias o pensamientos. Aunque no forzosamente de los míos, pues no soy tampoco tan torpe como para no darme cuenta de que no soy más que una gota de agua en el océano. O de que lo que yo tejo por un lado, otros se encargan de destejerlo por el otro.

La historia, como la vida, está hecha de una suma de avances y retrocesos, que ciertamente pueden juzgarse desde muy diferentes ópticas, sujeto este juicio a la nuestra naturaleza, educación y formación. Todo es, pues, extremadamente relativo. Sin embargo, y aún conscientes de que nuestras energías raramente culminarán en grandes cambios sociales, somos muchos/as los que nos animamos a insistir en esa generosa dirección, lo que es de agradecer. Porque esos esfuerzos, aunque sean nimios, contribuyen a contrarrestar los otros, en sentido contrario.

Firma del Acuerdo de Londres sobre la deuda alemana. 27 febr. 1953.  Wikipedia.org. Deutsche Bank AG, Kultur und Gesellschaft Historisches Institut, Frankfurt am Main.

Firma del Acuerdo de Londres sobre la deuda alemana. 27 febr. 1953. Wikipedia.org. Deutsche Bank AG, Kultur und Gesellschaft Historisches Institut, Frankfurt am Main.

Pienso, en concreto, en esos bárbaros asesinatos cuyas imágenes nos regalan ciertos personajes fanatizados hasta la médula, y que por suerte viven lejos, aunque eso no me impida sufrir por quienes, por desgracia, han de suportar sus denuestos. O en este océano, tan cercano a nosotros, manchado casi a diario de sangre joven e inocente. De hombres y mujeres cuyo único pecado fue nacer en esta época, y unos cuantos kilómetros más al sur que yo mismo.

No me gusta el machismo presente en  mi lenguaje e idioma. Ni me gusta esta globalización, la financiera sobretodo, destinada a explotar aún más y mejor a nuestros semejantes con jornadas de trabajo extenuantes y salarios de miseria.  Como tampoco me gusta el Club Bilderberg, con sus reuniones secretas y elitistas, orientadas a mantener los grandes privilegios sociales de sus participantes. Me congratula Warren Buffett cuando se enfrenta a Obama y le dice que los multimillonarios, y sus empresas, han de contribuir más al erario público. Porque paga él menos porcentaje en sus impuestos personales que sus trabajadores.

Stéphane Hessel y  José Luis Sampedro (de izq. a dcha) en la presentación de 'Indignaos'. Madrid, 28 marzo 2011. Fuente: elpais.com. Foto: Uly Martin.

Stéphane Hessel y José Luis Sampedro (de izq. a dcha) en la presentación de ‘Indignaos’. Madrid, 28 marzo 2011. Elpais.com. Foto: Uly Martin.

Me gustaba José Luis Sampedro, tanto como Hessel, y no me gusta esta Troika, dispuesta a arrastrar hasta el precipicio a un gobierno que no fue el que generó las deudas que ahora le reclaman. Me disgusta su arrogancia y su intransigencia. Alemania parece haber olvidado ya que, en 1953, le fue condonada una buena parte de una deuda odiosa que le impedía su resurgimiento como nación poderosa. Como no me gustan los bancos para el desarrollo, el FMI o el Banco Mundial, que sólo piensan en cómo ganra más dinero, y a los que habría que hacer desaparecer junto con sus responsables para dar paso a un relevo de personas que propiciaran un retorno a la esencia de los mismos.

Federico Mayor Zaragoza. Fuente: superandoelsida.ning.com.

Federico Mayor Zaragoza.

Me gusta Federico Mayor Zaragoza, cuando clama contra los grupos plutocráticos, que se han adueñado de la representación del mundo, haciendo ascos de unas Naciones Unidas a las que humillan con sus reuniones bilaterales. Y me gusta cuando dice que ha llegado la hora de los pueblos, pensando en Internet. Aunque, por desgracia, el control de la red todavía esté en manos de posibles déspotas.

Como él, yo también bramo cuando leo que cada día se gastan miles de millones de dólares, -o de euros, qué más da- en armamento. Cuando pienso en que cada día, cada pocos minutos, alguien sobre este planeta muere de miseria, hambre o desnutrición.

Viajamos al espacio, hasta los más recónditos lugares. Queremos colonizar los planetas y otros sistemas solares. Pero en el planeta Tierra, mientras tanto, cada día fallecen entre cinco y diez mil niños menores de cinco años, y dos o tres veces más de adultos, porque no tienen qué comer. Y los conflictos bélicos no disminuyen, más bien al contrario.

Martin Luther King. Comandofotográfico.com.

Martin Luther King. Comandofotográfico.com.

Pienso en ese necesario despertar de la conciencia ecologista. Estamos haciendo desparecer a cientos de especies que tardaron siglos en crearse. Y seguimos produciendo tan cantidad de residuos que pronto ya no sabremos dónde ocultarlos. Como seguimos destruyendo y contaminando ciegamente al planeta.

Ciertamente algo estamos haciendo bastante mal. Y, eso parece ocurrir a todos los niveles. En mi comarca algunos inútiles acaban de hacer desparecer los restos únicos de organismos que vivieron hace millones de años bajo una capa de cemento. Todo, para sujetar el talud de una carretera. Y aquí no pasa nada.

Teresa de Calcuta. Derrama.org.

Teresa de Calcuta. Derrama.org.

No funciona bien la organización establecida por unos pocos, muchas más veces atraídos por el dinero y el poder que por el servicio a la comunidad. Como tampoco lo hace aquella en la que todos quieren mandar. Necesitamos, ante todo, la presencia de personas dialogantes, tolerantes, bondadosas y bien preparadas, para dirigir los destinos de la humanidad. Personas, a ser posible, con una reconocida trayectoria y prestigio profesional y social.

No sé por qué, en un día tan soleado se me ocurrió pedir la luna.

Un ecologista en El Bierzo.

Acuerdo de Londres de 1953 sobre la deuda alemana. Wikipedia.org.

Desarme para el desarrollo humano y sostenible. 13/06/15. Federicomayor.blospot.com.

Presentación en Ponferrada de la Ley de Renta Garantizada de Ciudadanía

Un momento durante la presentación de la Renta Garantizada de Ciudadanía. Ponferrada, 29 marzo 2011. Foto: Enrique López Manzano.

Un momento durante la presentación de la Renta Garantizada de Ciudadanía. Ponferrada, 29 marzo 2011. Foto: Enrique López Manzano.

Ayer tarde tuvo la presentación en la Sala de la Casa de Cultura de Ponferrada del nuevo derecho social establecido por la Junta de Castilla y León denominado “Renta Garantizada de Ciudadanía” (RGC). Había sin duda una indudable expectación por el tema, como lo atestigua la presencia de un centenar y medio de personas, curiosamente en su mayoría extranjeras.

Personalmente confieso que me esperaba una mayor participación autóctona dadas las dramáticas cifras del paro que vive El Bierzo. En efecto, en estos momentos y como resultado la falta de colaboración entre los partidos políticos en la gestión social y también debido a la escasa calidad gestora de nuestros políticos (con sus loables excepciones), contamos con más de 13.000 personas empadronadas en la comarca apuntadas en el INEM. Es decir, que tendríamos buscando trabajo, -si consideramos que la mitad de la población pertenece a colectivos que están apartados de la vida laboral (infantes, estudiantes, jubilados, etc.)-, alrededor de un veinte y un veinticinco por ciento de las personas en edad de trabajar. Es decir, una de cada cuatro o cinco.

Presentó la sesión el responsable del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Reiner Cortés (PP), al que felicité por la parte que le toca al Consistorio por el apoyo prestado a esta iniciativa. También intervinieron una asistenta social y un representante de Comisiones Obreras de Castilla y León (CCOO), que es el sindicato responsable de la propuesta. Ésta fue aprobada por la Junta el pasado 30 de agosto y puedo decir que se encuentra todavía dando sus primeros pasos, sin que tenga noticia de que se haya concedido todavía ninguna ayuda.

El acto fue clausurado por el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco (PP). Precisamente ayer era el último día de precampaña electoral, entrando ya en la fase en la que según la ley está prohibido realizar inauguraciones oficiales (una situación a la que nos ha sometido el alcalde en los últimos días en los que no ha parado de inaugurar absolutamente de todo).

La presencia del edil puede interpretarse como un gesto de apoyo a una iniciativa socialmente importante como es la RGC, pero también como un acercamiento al colectivo inmigrante o como un intento de captación de los votos electorales de esta minoría social. En efecto, dada la entrada en la liza electoral del candidato Ismael Álvarez, también de derechas como López Riesco y su antiguo tutor, las elecciones se presentan muy reñidas, lo que significa que unos pocos votos pueden llegar a significar que el alcalde sea uno u otro. Teniendo en cuenta esta consideración, y ya que una parte de este colectivo tiene derecho a votar en las municipales- no es sorprendente el interés de nuestro alcalde por estar presente en este acto.

La Renta Garantizada de Ciudadanía.

Ángel Hernández (CCOO) y Juan Vicente Herrera (JUnta de CyL) después de la firma del acuerdo protocolario para la creación de la RGC. Valladolld, 28 dic. 2009. Cyl.ccoo.es.

Ángel Hernández (CCOO) y Juan Vicente Herrera (JUnta de CyL) después de la firma del acuerdo protocolario para la creación de la RGC. Valladolld, 28 dic. 2009. Cyl.ccoo.es.

Se ha hablado mucho y desde hace tiempo de la necesidad de instaurar esta ayuda económica a las personas en situación de riesgo de exclusión social. La paz social, que significa que todo continúe tal y como está (es decir, todo atado y bien atado), sin alborotos ni revolución social (como por ejemplo está sucediendo en los países árabes o ha sucedido en Islandia recientemente), requiere este esfuerzo, renuncia o ‘sacrificio’ de las clases más pudientes con el objetivo de asegurar su pervivencia y dominio. Pero, además, se evitan también situaciones de marginación que puedan arrastrar al asalto o al robo a personas desesperadas.

CCOO, dentro del marco del Diálogo Social Regional, ha llegado a este acuerdo con la Junta que supone el nacimiento de un nuevo derecho para los habitantes de Castilla y León. Ahora bien, y como resulta por otra parte bastante lógico, este derecho no comenzará hasta que el beneficiario acredite una residencia mínima de un año en la comunidad, con la excepción de víctimas de violencia de género, de personas emigrantes retornadas y de algunas situaciones más de emergencia.

532 euros al mes por unidad básica de convivencia.

La nueva ley nace con buena voluntad y representa un salto cualitativo en materia de atención social en la Comunidad. En realidad viene a sustituir el antiguo Ingreso Mínimo de Inserción (IMI), que era una disposición graciable y sujeta a disposición presupuestaria, mientras que la nueva ley garantiza un derecho sin límite en el presupuesto y está orientada a asegurar que las personas tengan cubiertas unas mínimas necesidades básicas.

La nueva ley representa pues un avance hacia la consecución de un Estado Social de Derecho, un eufemismo que viene a significar a grosso modo que todos tenemos derecho a que el Estado atienda la protección de nuestras necesidades básicas. Algo que, por otra parte, ya nos reconoce la Constitución Española aprobada hace treinta y tres años, aunque eso aún diste mucho de cumplirse.

Estaría bien que esta nueva ley se viera completada con otras disposiciones adicionales que gravasen los ingresos más elevados y prohibiesen el pago de los salarios desorbitados (banqueros con contratos blindados, altos cargos políticos, etc.), una situación que genera irritación, reprobación y hasta vergüenza ajena en quienes no han tenido, en ocasiones, demasiadas oportunidades para lograr una vida mejor.

La Renta Garantizada de Ciudadanía se aplica ya en algunas comunidades, como el País Vasco y Murcia, e ignoro si en Canarias también. Pero la tienen también en ciertos ayuntamientos, como el de Valencia y posiblemente en alguno más.
Quienes pueden beneficiarse de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

No voy a extenderme más en explicar lo que es la RGC, quiénes tienen derecho a ella y los requisitos necesarios para obtenerla. Sólo mencionaré que su importe es equivalente al 80 por ciento del IPREM, un indicador de referencia para prestaciones sociales que se actualiza cada año y que éste se sitúa en los 426 euros mensuales. La misma cantidad que cobra una persona que perciba un subsidio por hijos menores tras habérsele agotado el paro, o un mayor de 52 años en la misma situación y que haya cotizado cómo mínimo durante quince años al régimen general de la Seguridad Social.

Sin embargo, la diferencia es notable en ambas situaciones. Así, un subsidiado sólo tendrá que estar pendiente de sellar o atender posibles ofertas de cursos presentadas por el INEM, mientras que un perceptor de la RGC habrá de seguir forzosamente un itinerario de inserción social marcado por la Administración regional a través de sus centros de atención social.

La RGC es un logro del Pacto Social entre los sindicatos, la patronal y la Junta de CyL. Ccoo.es.

La RGC es un logro del Pacto Social entre los sindicatos, la patronal y la Junta de CyL. Ccoo.es.

La sensación que tuve durante la presentación es que las situaciones personales de los posibles solicitantes pueden llegar a resultar variadísimas y que el rol del asistente social será determinante en la fijación de los criterios para el otorgamiento y fijación de la cuantía a percibir. Además, en el caso de los extranjeros, el papeleo resultará más complicado al necesitar acreditar estos últimos que no poseen propiedades ni ingresos personales en sus países de origen.

Según CCOO la saturación en la que se encuentra actualmente la administración pública, como resultado de la aplicación de la Ley de la Dependencia, provocará que la tramitación de las solicitudes de RGC sea lenta. En ese sentido, y dado que todos los dossiers tendrán que pasar el trámite perceptivo en Madrid, se ha fijado un plazo máximo de hasta tres meses para la respuesta, considerándose desestimada la petición si no se produce en ese lapso de tiempo.

Un ecologista en El Bierzo.

Renta Garantizada de Ciudadanía. Jcyl.es (este enlace ya no funcionaba en el momento de la revisión de este artículo, en enero de 2016).

Folleto informativo descargable de la Junta de Castilla y León (éste tampoco funcionaba).

Ley 7/2010, de 30 de agosto, por la que se regula la renta garantizada de ciudadanía de Castilla y León. Boe.es. Pdf. (el enlace con la ley también desapareció de la página de la Junta aunque logré remplazarlo por este otro).

Decreto 61/2010, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo y aplicación de la Ley 7/2010, de 30 de agosto, por la que se regula la renta garantizada de ciudadanía de Castilla y León (idéntica situación con este otro enlace que figuraba en la página de la Junta, desaparecido o modificado, y finalmente localizado en la web de Comisiones Obreras). Castillayleon.ccoo.es. Pdf.

Sindicatos, patronal y Junta de Castilla y León sellan el acuerdo para que la Renta Garantizada de Ciudadanía sea una realidad antes de cinco meses. 28/12/09. Castillayleon.ccoo.es.

CCOO de Castilla y León señala que la aprobación de la Renta Garantizada de Ciudadanía supone un paso más para la consolidación del Estado Social. 25/08/10. Castillayleon.ccoo.es.

Los principios ideológicos de Ecologistas en Acción

Documento aprobado en el Congreso Constituyente de Ecologistas en Acción y modificado en las Asambleas Confederales de diciembre de 1999 y de 2005.

Ecologistas en Acción es una organización social plural donde caben diferentes formas de vivir el ecologismo, y donde entendemos que el destino de las sociedades humanas es inseparable de los ecosistemas naturales.

Este convencimiento parte de la concepción de nuestro planeta como una intrincada conjunción de sutiles equilibrios entre los diferentes ecosistemas y las diferentes especies, la humana incluida. Sus actos y sus estructuras están estrechamente relacionados, conformando una parte de lo que llamamos naturaleza.

Nuestra relación con la naturaleza no puede seguir basándose en la idea de explotación y dominación. Tenemos que enfrentar con urgencia la crisis ecológica global que afecta de forma desigual a las personas en el mundo. Queremos impedir que se violen sistemáticamente los derechos humanos y ambientales de la mayor parte de la humanidad a causa de mantener funcionando nuestro actual modelo de producción y consumo que impulsa la privatización y mercantilización de todos los bienes y recursos, generando así cada vez más pobreza y miseria. Queremos una humanidad justa en armonía con la naturaleza. Ecologistas en Acción trabajará en favor de una nueva ética en las relaciones de los seres humanos con los demás seres vivos y sus hábitats. Es preciso reconocer unos derechos elementales a los animales, que nunca más deben recibir sufrimientos gratuitos como objeto de diversión, de tradición o por ser usados como objetos ornamentales.

Las culturas derivadas del productivismo han tenido, a lo largo de la historia, unas relaciones insensibles e insensatas con la Tierra. La naturaleza se consideraba una fuente inagotable de recursos y un sumidero infinito donde depositar todo tipo de residuos. Ahora sabemos que las acciones humanas y las estructuras sociales están perturbando seriamente los equilibrios de la biosfera y que no es posible salvaguardar el medio ambiente común sin tener en cuenta las sociedades humanas, ni a la inversa, trabajar por una sociedad justa y armoniosa, que permita el desarrollo personal de sus individuos, sin la búsqueda de unas relaciones con la naturaleza que no perturben brutalmente sus ciclos y equilibrios.

Unas relaciones sostenibles de todos los seres humanos con el medio ambiente deben asegurar que los recursos de la tierra estén equitativamente repartidos entre todas las personas, las que existen y las que van a venir, entre el Sur y el Norte. Eso comporta un cambio radical de las actividades humanas hacia formas socialmente justas y respetuosas de la base natural común. Para que su uso sea sustentable y generalizable, los recursos deben ser renovables, la extracción no debe superar su renovación, las sustancias devueltas al medio deben ser asimilables, y las fuentes no renovables deben sustituirse por otras renovables que proporcionen el mismo servicio.

La ecología nos devuelve la conciencia del límite. Nuestra dinámica económica y social debe basarse en el conocimiento de la naturaleza. El camino hacia un mundo más justo y ecológico debe basarse en la incorporación de puntos de vista más amplios que incluyan a todos los protagonistas y no sólo en criterios técnicos o de expertos. La decisión última ha de recaer en las personas protagonistas del cambio. Los conocimientos científicos deberán aportar criterios para la decisión última, que ha de recaer en las personas, comunidades y pueblos que son, en definitiva, los protagonistas del proceso.

Todas estas intenciones y anhelos se concretan en los siguientes puntos:

1.- El disfrute de un medio ambiente en óptimas condiciones es un Derecho de todos los seres vivos. Ese derecho debe hacerse realmente efectivo al conjunto de la Humanidad para permitir su bienestar social y económico, satisfacer sus demandas lúdicas, culturales y psicológicas, y asegurar la misma calidad de vida a las generaciones venideras. Un medio ambiente sano y diverso es una necesidad social de primer orden, que debe modelar cualquier política de desarrollo. La Economía debe necesariamente sufrir cambios profundos para dejar de ser ciega, como lo es en la actualidad, a los impactos que se producen sobre las personas y el medio así como a la escasez o abundancia de los recursos. La formalización y construcción de una nueva Economía debe basarse más en otros parámetros como la energía, la entropía, el tiempo y la cantidad y calidad física de diversos recursos que en un valor de cambio que a menudo no está relacionado con el uso de los bienes. Asimismo debe contemplar el desarrollo humano y la satisfacción equitativa de necesidades y superar su obsesión por el crecimiento ilimitado.

2.- Denunciamos el desarrollismo económico imperante, basado en la explotación abusiva e ilimitada de los recursos naturales y de las personas. Defendemos un desarrollo humano respetuoso con la naturaleza en el que el aprovechamiento racional de tales recursos sea garantía para su conservación y bienestar. En consecuencia, rechazamos tanto el modo de producción capitalista como el ejercido por el socialismo burocrático, así como cualquier fórmula socioeconómica basada en el productivismo. Nos oponemos asimismo, al modelo de sociedad consumista porque, junto a su negativa incidencia ambiental en la explotación indiscriminada de recursos y la generación ilimitada de residuos, impone unas pautas sociales de conducta alienantes que socavan la libre elección de las personas. Apoyamos la autogestión económica y el autoabastecimiento local de recursos, ya que supone una mayor independencia y la creación de menores costes ambientales.

3.- Para poner fin a la degradación de los paisajes y los ecosistemas, tanto marinos como terrestres, necesitamos una nueva ordenación del territorio que garantice la conservación de los espacios naturales, racionalice el uso y disfrute de los mismos, evite el deterioro de los suelos y la desertificación, promueva un racional aprovechamiento de los recursos y optimice para todo el territorio las necesidades que la sociedad demanda, sin menoscabo de la calidad de vida de la población y sin pérdida de identidad de las personas con su entorno.

Rechazamos como eje fundamental de una política proteccionista, la creación de enclaves o “islas de naturaleza”, que hagan olvidar la ordenación de los recursos naturales en el resto del territorio.

Consideramos imprescindible la conservación de la diversidad biológica, sometida a una crisis aguda en todo el planeta, que se traduce en una progresiva extinción de especies de flora y fauna y en la desaparición de las más importantes masas forestales, lo cual supone una pérdida incalculable de patrimonio genético, de recursos aprovechables y de la soberanía alimentaria, al tiempo que somete a los diversos ecosistemas a un desequilibrio permanente.

4.- Para poner fin a la creciente contaminación de las aguas marinas y continentales, de la atmósfera, de los suelos y los alimentos, con el consiguiente peligro para la salud humana, abogamos por una tecnología industrial alternativa que ponga en marcha modelos de producción limpia, que no produzcan sustancias tóxicas, que eviten en origen la generación de residuos y vertidos contaminantes, y convierta los subproductos de unas industrias en recursos para otras. El nuevo modelo de ecología industrial debe cerrar los ciclos de los materiales, sustituyendo la actual cadena lineal que convierte recursos en residuos. La reducción de residuos en origen mediante el cambio de productos y procesos, y la reutilización de objetos, alargando su vida útil, deben preceder al reciclaje, cuya industria, no obstante, debe ser fomentada de forma indispensable. Consideramos insuficientes las medidas paliativas de “final de tubería”, como las depuradoras y rechazamos enérgicamente el desarrollo de tecnologías finalistas de tratamiento como la incineración, que sólo traslada el problema de lugar y medio, aumentando los riesgos para la salud de las personas y el medio ambiente, mientras permiten la política de generación continua de residuos.

5.- Nos declaramos en contra del uso de la energía nuclear, tanto para la generación de electricidad como para la construcción de armas nucleares, por el riesgo que supone para todo tipo de vida. También rechazamos la industria nuclear porque fomenta un modelo de sociedad militarizada y monopolista, incompatible con las metas de autogestión y desarme que defendemos.

Propugnamos un modelo energético alternativo más descentralizado, basado en el ahorro y el uso eficiente de las energías limpias renovables.

6.- Nos declaramos a favor de que a los animales se les reconozcan derechos. En un mundo controlado por la especie humana se han de establecer unas responsabilidades de ésta hacia los animales, domésticos y silvestres, y sus necesidades, resultando imprescindible promover una cultura y una legislación que regule los derechos de los animales. El progreso, la paz y la educación deben conjugarse en armonía con el respeto hacia el resto de las especies que también forman parte de la naturaleza, con las cuales directa o indirectamente nos relacionamos.

7.- Consideramos inaceptable el actual orden económico internacional, que condena a la miseria a los pueblos del Sur y los mantiene en la dependencia económica, tecnológica y política de los países del Norte. Alertamos sobre el gran peligro para la Humanidad que suponen las crecientes diferencias entre el Norte y el Sur, que se traducen en nefastos efectos para la civilización humana y su medio ambiente, como la pobreza, la desertificación, el desplazamiento y la emigración forzosa, así como las pandemias y las guerras. Denunciamos la operación de ocultar las contradicciones del capitalismo desplazando las industrias contaminantes y sus residuos a los países pobres y explotando, a la vez, sus recursos naturales y humanos e impidiendo la aplicación de formas de ecodesarrollo adecuadas a sus problemas y necesidades. Por estas razones reclamamos el reconocimiento de la deuda ecológica que tienen contraída los Países del Norte con los del Sur.

Nos solidarizamos con todos los pueblos del mundo, con su derecho a la autodeterminación y abogamos por el fin de cualquier colonialismo económico, cultural, y político, que tan graves consecuencias han tenido hasta el presente. Defendemos el derecho a la diversidad de las culturas autóctonas y de sus formas de vida. Propugnamos una actuación global de todos los pueblos en la defensa del medio ambiente.

Asimismo rechazamos cualquier impedimento a la libre circulación de personas por el planeta. Denunciamos que el gran flujo migratorio desde el Sur hacia el Norte se debe mayoritariamente empobrecimiento histórico que se ha realizado desde los países del Norte sobre los del Sur. Creemos que ningún ser humano puede ser ilegal. Abogamos por sociedades interculturales.

8.- En la era de la Información apoyamos la libre circulación de ésta y nos declaramos en contra de su apropiación y patentado. Queremos señalar especialmente nuestra oposición al patentado de la información genética y al uso de organismos genéticamente modificados en la cadena alimentaria. Consideramos que las patentes perjudican a la población más empobrecida del Planeta.

9.- Proponemos un modelo de democracia real, en el que la participación ciudadana se convierta en el eje vertebrador de las relaciones entre la administración y la ciudadanía con la máxima descentralización en todo tipo de foros, respetando las decisiones e intereses globales.

Rechazamos la acumulación de poder y los totalitarismos políticos. Abogamos por el fomento del asociacionismo libre e independiente, y consideramos la experimentación de las ideas alternativas como una garantía para la búsqueda de nuevas iniciativas de progreso.

Proclamamos el derecho de la ciudadanía al acceso a la más amplia y libre información, imprescindible para la toma democrática de decisiones. Denunciamos la tergiversación de la realidad en los medios de comunicación dominados por el Estado y los grandes grupos económicos. Nos oponemos a la existencia de información secreta o reservada a la administración y el capital privado. Apoyamos los medios alternativos de expresión.

10.- Abogamos por la solución no violenta de los conflictos y trabajamos por la supresión de ejércitos y bloques militares, cuya existencia consideramos irracional. Nos declaramos pacifistas y, en consecuencia nos oponemos a la militarización de la sociedad, a la aplicación de la ciencia y de la técnica a usos militares, que ponen en constante peligro la paz mundial. Denunciamos el impacto social y ambiental de la industria militar, del comercio de armas y, en particular, de las pruebas nucleares. Nos oponemos a todo acto violento contra la población civil y a la denominada “guerra contra el terrorismo” porque perpetúa la división y el odio entre culturas y porque la consideramos una excusa para el mantenimiento del orden internacional actual y del neo-imperialismo. Alentamos a no cooperar fiscalmente con los gastos militares y a la desobediencia civil ante cualquier imposición militarista.

Una sociedad justa y en paz con la Naturaleza debe estimular la cooperación en la diversidad, y la solución pacífica de los conflictos. La paz, la no violencia y la solidaridad son instrumentos indispensables para hacer frente a los graves problemas de nuestro tiempo, evitando cualquier forma de xenofobia, intolerancia y racismo.

11.- Reclamamos para las personas trabajos dignos y libres de explotación, que contribuyan a colmar las aspiraciones individuales y colectivas. El concepto de trabajo se debe entender no sólo como trabajo remunerado por un salario, sino que debe abarcar el trabajo doméstico, el cuidado y restauración de la salud, y las energías de las personas.

Reclamamos también una educación integral y multidisciplinar, que haga consciente y responsable al individuo de su posición en la Naturaleza y que no reproduzca los esquemas de la sociedad actual, discriminatoria y competitiva: una cultura libre y objetiva al alcance de todas las personas, y encaminada a valorar y proteger el patrimonio de la Humanidad; una justicia social efectiva y un desarrollo legislativo que garantice todos los derechos ciudadanos; y, en general, que sean cubiertas todas las necesidades básicas de los individuos.

En este sentido defendemos el acceso universal a los servicios públicos de interés general, tales como agua potable, educación, sanidad, etc., que en ningún caso pueden ser considerados como mercancía.

12.- Manifestamos nuestra solidaridad con todos los movimientos que luchan contra las discriminaciones racistas y sexistas, o por opción sexual, clase, edad, capacidad, religión, nación o cualquier otra diferencia.

Creemos que la opresión más extendida en todas las sociedades es la que sufren las mujeres, quienes, además, tiene a su cargo el sustento de la mayoría de la humanidad. Tanto en el Norte como en el Sur, queremos una sociedad emancipada donde mujeres y hombres tengan el pleno dominio de su cuerpo, de su tiempo y de sus personas. Donde la sexualidad sea una forma de comunicación libre y placentera. Donde la cultura se feminice y enriquezca, haciendo universales los valores del cuidado de las demás personas, de la emoción y la mesura, de la cooperación y el rechazo de las jerarquías.

Por ello, reclamamos la igualdad de derechos y apoyamos al movimiento feminista que lucha contra la discriminación de género. Así mismo, desde nuestra organización trabajamos para que exista el clima de confianza y apoyo necesario para conseguir una participación igualitaria.

Un ecologista en El Bierzo.