Archivo de la etiqueta: Internacional

La pobreza entendida como un problema de derechos humanos

Cartel. Muévete contra la desigualdad obscena.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, a nivel mundial, más de 800 millones de personas malviven con menos de 1,25 dólares al día y muchas carecen de acceso a alimentos, agua potable y saneamiento adecuados.

En un mundo caracterizado por un nivel sin precedentes de desarrollo económico, medios tecnológicos y elevados recursos financieros, la pobreza se presenta como un escándalo moral que afecta a millones de personas. Una situación inaceptable que denuncia en su prefacio la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Pero la pobreza no es solo una cuestión económica. Es por ese motivo que debemos dejar de observarla exclusivamente como una falta de ingresos. En efecto, se trata de un fenómeno multidimensional que comprende, además, la falta de las capacidades básicas para vivir con dignidad.

La pobreza es un problema de derechos humanos urgente y a la vez la causa y consecuencia de violaciones de los derechos humanos, pues suele verse acompañada por vulneraciones múltiples de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las personas. Reducir la pobreza y erradicarla es una obligación de todas las sociedades.

Hace ya 30 años, el 17 de octubre de 1987, el padre Joseph Wresinski hizo un llamamiento para luchar contra esta lacra, animando a conmemorar el Día Mundial para la Superación de la Pobreza Extrema. Cinco años después la Asamblea General, inspirada en ese llamamiento, declaró el 17 de octubre como el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza (resolución 47/196) . http://www.un.org/es/comun/docs/?symbol=A/RES/47/196

La pobreza y la desigualdad son cada vez situaciones más extremas, intensas y crónicas, y la situación de crisis de los últimos años ha generado un incremento de la desigualdad entre las personas.

La importancia de sensibilizar a las personas sobre la pobreza.

La mendicidad es una de las caras más visibles de la pobreza. 2015. Huffingtonpost.es.

La importancia de sensibilizar al público sobre las personas que viven en la pobreza se reconoce en ese mismo, así como que las necesidades de millones de personas pobres sean escuchadas y tomadas en cuenta. La ONU defiende que la participación activa de estos sujetos para superar la situación de pobreza que padecen es esencial para el éxito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La conmemoración de este año nos recuerda la importancia de la dignidad, de la solidaridad y de escuchar a las personas más desfavorecidas. El Compromiso de Acción pone de manifiesto estos valores para luchar y acabar con la pobreza.

Estos valores son también evidentes en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que fija la erradicación de la miseria como el objetivo fundamental y obliga a todos los países a eliminarla, mediante estrategias que garanticen el ejercicio de todos los derechos humanos y aseguren que no se deja a nadie atrás.

Un ecologista en El Bierzo.

Mensaje del secretario general de la ONU en el Día Internacional para Erradicación de la Pobreza. 17/10/17. Pnud Ecuador. Youtube.com. 

Anuncios

Cataluña al borde del abismo

Una convivencia social quebrada. Joanferran.blogspot.com.es.

Llevo meses que me despierto con pesadillas y duermo mal ante el anuncio de la independencia de Cataluña, proclamada de forma unilateral por aquellos que consideran que se sentirían más felices, o vivirían económicamente mejor, si dispusieran de un estado propio. He de decir que a mí personalmente la idea no me embala mucho, ya que soy uno de esos catalanes pertenecientes a la que se ha acordado en llamar la “mayoría silenciosa”, aquella que no comparte ninguna de las dos ideas antes expresadas.

Confieso que no me he sentido cómodo en el nuevo escenario catalán que viene desarrollándose en esa región española desde la aprobación de la Constitución del 78 y la proclamación de las autonomías. La presión nacionalista provocó  al principio de los ochenta una oleada de abandonos del país, que algunos sitúan por encima de los cien mil afectados. Entre ellos cuatro familiares míos. Una de estas personas trabajaba como maestra y optó por trasladarse a Madrid ante las nuevas exigencias de los nacionalistas y el creciente rechazo a todo lo que oliera a español.

Unos doscientos ciudadanos piden diálogo político en Ponferrada. 7 oct. 2017

Yo mismo me vi gravemente perjudicado en mi trabajo, en donde pese a mis buenos servicios se me negó la oportunidad de continuar trabajando en TV3 a pesar de haber aprobado, hasta en dos ocasiones, unas pruebas de capacitación.  Aunque sí continuaron trabajando en la televisión catalana otros compañeros que quedaron bastante por detrás de mí en esas pruebas, y que –por cierto- nada hicieron para que se corrigiera el abuso. También he sido testigo de cómo personas que me eran familiarmente cercanas, aunque catalanistas, ocupaban puestos laborales de relevancia incluso antes de finalizar su carrera.

En estas circunstancias, resulta fácil comprender que no me sintiera especialmente cercano a los políticos de la nueva tendencia. Y menos aún después de que me viera obligado a cerrar el Festival Internacional de Cine y Video Profesionales que venía organizando desde hacía una docena de años, con un éxito que nadie negará. Toso ello debido a las presiones económicas -y telefónicas-, a mi entender totalmente fuera de lugar, que tuve que sufrír por parte de los nacionalistas.

Fue así como en pocos años se paso desde el aborrecible “hábleme usted en cristiano” exigido de manera altanera por los anteriores dueños del país a quienes hablaban en catalán, a la obligación, bajo pena de multa, de rotular todos los negocios en catalán. Y que todos los avisos corrientes se remitieran únicamente en ese idioma. Además, en la escuela se arrinconó la enseñanza de la historia común de España, desapareciendo este término de los nuevos libros de texto.

Ese fuerte adoctrinamiento es el que ha llevado a las nuevas generaciones a aquel mantra tan archiconocido y mil veces pronunciado: “España nos roba”. Resultado del mismo hoy tengo dos hijos, concebidos con una catalana, que están más por el independentismo que por seguir con España. Son personas que estudiaron el castellano el mismo número de horas que el inglés, ya que el primero pasó a ser considerado como una lengua extranjera. Y esto pese a su gran interés en cuanto a las relaciones con el resto del país o con otros del resto del mundo.

Esta es mi realidad, y aunque me encuentro en estos momentos fuera de Cataluña allí siguen viviendo mis hijos, y yo tengo allí la única propiedad de que dispongo.

En los últimos días hemos vivido un acrecentamiento de la tensión social en Cataluña debido, sobre todo, a la convocatoria unilateral por parte de los políticos independentistas de un referéndum en el cual, pese a su carácter ilegal y el esfuerzo del Gobierno de España por impedirlo, unos dos millones de catalanes se pronunciaron a favor de la “desconexión” con el resto de los españoles. Una convocatoria a las urnas que ha quebró hasta un punto nunca antes visto la paz social en Cataluña.

Antes de continuar he de decir que no estoy en modo alguno de acuerdo en cómo se ha intentado impedir por la fuerza tal votación, pese a que no esté de acuerdo con ella. Estimo que el Gobierno tenía argumentos y medios suficientes para que fuera declarado nulo sin necesidad de agredir a nadie.

Parlem? (¿Hablamos?). Ponferrada, 7 oct. 2017.

Esta mañana me he sumado a los casi doscientos ciudadanos que en Ponferrada nos hemos reunido para reclamar un diálogo entre las partes confrontadas. Pero entiendo también que resulta bien difícil dialogar con quien ya ha tomado la decisión de proclamar, caiga quien caiga, la independencia de Cataluña en base a un referéndum cuya valides jurídica nadie, salvo los independistas, reconoce.

Cuando las posiciones políticas se enrocan de tal modo que el diálogo se vuelve imposible, convirtiéndose en un diálogo de sordos, es cuando se precisa de un mediador. O incluso que sean otros que no los directamente afectados quienes negocien.

Ojala el movimiento ciudadano “¿Parlem? ¿Hablamos?”, por el momento sin líderes evidentes, contribuya a llevar a nuestros políticos a una reflexión más sosegada. Es mi deseo, y creo que el de miles de españoles, pero reconozco que no albergo demasiadas esperanzas.

Un ecologista en El Bierzo.

Cuando vivir en Cataluña ya no valdría la pena. 11/09/2015. unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Así se adoctrina a los cachorros nacionalistas catalanes. 05/10/17. Abc.es. 

 

La ONU fija un plazo de tres meses para que el Gobierno español adopte medidas que garanticen la reparación a las víctimas de desaparición forzada

Una exhumación de víctimas de la Guerra Civil Española. Fuente: Memoria historica.org.es.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha dado a España un plazo concreto de 90 días para que presente un calendario de trabajo actualizado con las medidas concretas que propone para que se garanticen el derecho a la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas de desaparición forzada de la Guerra Civil y el franquismo.

La ONU exige también que el Gobierno español indique las fechas previstas para aplicar cada una de estas medidas. Son medidas exigidas por el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas, que en su último documento, presentado esta misma semana ante el Consejo de Derechos Humanos, lamenta que “hasta la fecha el Estado español no ha actuado con la debida urgencia y celeridad en materia de desapariciones forzadas ni ha asumido un rol de liderazgo para asegurar una política de Estado en este tema”,

Un ecologista en El Bierzo.

Ecomarcha 2017: por la protección del río Tajo y el cierre de las nucleares

Cartel. Ecomarcha 2017. 14-29 julio 2017. Ecologistasenaccion.org.

El sábado 29 de julio llegamos por fin a Lisboa, tras quince días de pedaleo desde Navalmoral de la Mata (Cáceres) hasta la capital lisboeta. Por en medio dos semanas que pasaron, como quien dice, casi volando. En lo que a mí respecta participé durante una decena de días, algunos más que lo hiciera el año pasado.

Lo bueno de la experiencia adquirida, es que en esta ocasión vine mejor preparado, pues traje conmigo una colchoneta más gruesa que amortiguó, bastante mejor que la esterilla del año pasado, el duro impacto del suelo de los polideportivos españoles y de los parques de bomberos voluntarios portugueses. También, me preocupé de conseguir un par de termos en los que almacenar agua fresca durante el caluroso itinerario, lo que a la postre resultó ser una acertada ocurrencia. Por otra parte, el hecho de que este año yo pudiera frecuentar con mayor asiduidad los restaurantes situados en la ruta me facilitó enormemente la vida. Una situación que no impidió que, en ocasiones, compartiera comidas con los compañeros/as. También, he de destacar que en esta Ecomarcha la organización acordó con algunos restaurantes diversos ágapes que tuvieron una buena acogida.

El clima social de la Ecomarcha resultó, una vez más, muy agradable. Es decir, si consideramos superados los habituales incidentes personales que a veces provoca algún listillo. También he de decir que no siempre me resultó fácil conseguir que se me respetara el espacio que había elegido para descansar, del mismo modo que en ocasiones no le gustó a alguien el mundo el lugar que yo había elegido para colocar alguna pegatina. Pero puede decirse que  estos fueron incidentes menores y que en general el compañerismo dominó el encuentro.

Desfile por la Plaza del Comercio. Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

Para mí el momento más emocionante de la marcha fue el de la Bicicrítica que celebramos en Lisboa, al estilo de la realizada el año pasado en Gijón. Durante el recorrido ciclista pensé que era una pena que no hubiésemos hecho más bicicríticas en las poblaciones por donde pasamos anteriormente, pero la bicicrítica de Lisboa me satisfizo enormemente y, ella sola, me recompensó de todos los esfuerzos realizados durante la Ecomarcha. La maravillosa imagen de más de un centenar de ciclistas girando en torno al monumento central de la Plaza del Comercio en Lisboa, la mayoría de ellos portando la camiseta azul de Ecologistas (en contra de las nucleares y defendiendo el Río Tajo), me perseguirá probablemente durante mucho tiempo.

Desde estas líneas quiero agradecer a la organización su renovado esfuerzo para que todo salga bien, esta vez mayor aún si cabe debido a la internacionalización del evento, y esto pese a las múltiples dificultades que tuvo que superar cada día. Y también a la organización portuguesa Quercus, que nos facilitó enormemente todo. Así mismo, a los  ciclistas locales que nos acompañaron en el último trayecto del recorrido, algunos miembros de la Federación Portuguesa de Ciclismo. 

Protesta frente al Consulado de España. Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017. Foto: Enrique López Manzano.

Espero que la concentración frente al Consulado de España, que contó con animados cánticos de los presentes y con la lectura de un manifiesto pidiendo el cierre de las centrales nucleares de Trillo y Almaraz, tenga algún efecto. Desde luego llegamos hasta allí con mucha ilusión y alegría, después de un largo recorrido de más de medio millar de kilómetros que, sorprendentemente, en vez de cansarnos lo que consiguió fue acrecentar nuestras ganas de continuar luchando por un mundo más justo y sostenible. Confío en que para el año que viene podamos contar con compañeros/as bercianos dispuestos a sumarse a esta iniciativa.

Un ecologista en El Bierzo.

Ecomarcha por un Tajo vivo.

En defensa del Río Tajo. Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

La actividad humana en torno al río Tajo ha sido y es sumamente agresiva a lo largo de toda su cuenca. Las presiones que sufre el río son varias: la captación de agua en su cabecera para el trasvase Tajo-Segura, con objeto de transformar agua en dinero de forma insostenible en un territorio ajeno a su cuenca, y que deja al río sin apenas caudales; los vertidos contaminados procedentes del área metropolitana de Madrid, la mayor concentración humana e industrial de la Península, que convierte al Tajo en su curso medio en una cloaca a cielo abierto; la actividad de dos centrales nucleares, Trillo y Almaraz, que contaminan y calientan sus aguas poniendo en riesgo permanente toda la vida del río y la de las personas…

Los problemas del Tajo prosiguen cuando fluye cautivo de numerosos embalses en Extremadura y Portugal, donde se represa para surtir de agua a centrales hidroeléctricas, centrales térmicas e industrias papeleras, que se adueñan del río y terminan de dañarlo. De esta forma, el Tajo llega exhausto y moribundo a Lisboa.

Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

No podemos permitir que el Tajo continúe en esta situación. No podemos dejar un legado tan funesto a las futuras generaciones ni permitir que nuestra sociedad sea recordada como aquella que destruyó la vida en el Tajo, a cambio de un beneficio económico pasajero que además cayó en pocas manos.

Pero aún estamos a tiempo de conseguir que los ríos de la cuenca del Tajo sean ríos vivos con agua para la vida, recuperando sus funciones ambientales, culturales y sociales. Por ello exigimos las siguientes medidas:

Los gobiernos portugués y español deben establecer las medidas de gestión adecuadas que obliguen a cumplir los estados de calidad establecidos en la Directiva Marco del Agua.

El cierre y desmantelamiento de la Central Nuclear de Almaraz en 2020 y de la Central Nuclear de Trillo en 2024 (junto con las centrales de Vandellós en 2020 y Cofrentes y Ascó en 2021). ¡Queremos todas las nucleares cerradas y desmanteladas!

El establecimiento en el Tajo, y en todos los ríos de la cuenca, de un régimen obligatorio de caudales ecológicos real que permita recuperarlos como Ríos Vivos

El autor de este blog posando durante la Ecomarcha 2017. Lisboa, 29 julio 2017.

La finalización del trasvase Tajo-Segura cuya permanencia y nuevo régimen de explotación no permite la recuperación del río Tajo.

La mejora de la depuración de las aguas residuales en toda la cuenca del Tajo, y muy especialmente las de la Comunidad de Madrid cuyas aguas insuficientemente depuradas llegan al eje central del Tajo a través de los ríos Jarama y Guadarrama.

Una explotación hidroeléctrica en Extremadura que permita la llegada a Portugal de un régimen adecuado de caudales ambientales en Cedillo.

Un control efectivo en ambos Estados sobre la contaminación y sobreexplotación agrícolas, poniendo control efectivo a sus vertidos y captaciones abusivas.

Pedaleamos por el curso del río Tajo porque reivindicamos un río con futuro, un río conservado y un río con vida. Todas las gentes de los territorios del Tajo podemos conseguir un río vivo.

¡Vive o Tejo!

Por un Tajo vivo.

Ecomarcha 2017. 29/07/17. Ecologistasenaccion.org.

Tríptico de la Ecomarcha 2017. Ecologistasenaccion.org. Pdf.

Pedaleando por un Tajo vivo.  07/08/17. Eldiario.es. Raúl Urquiaga.

La ruta del río Alva, con inicio en Arganil (Portugal)

Paisaje rural entre Vila Cova de Alva y Avô, con el río Alva como protagonista. 24 junio 2017. Foto: Enrique López Manzano.

La semana pasada, aprovechando mi viaje a Portugal, una vez apagado el incendio de Pedrógão Grande, decidí quedarme algunos días más para conocer la zona. Para ello establecí mi campamento general en el pueblecito de Sarzedo, una pedanía situada a un par de kilómetros de la población que da nombre al municipio en la que se asienta: Arganil.

Si preguntáis  a la gente del lugar cuáles son los elementos turísticos más destacables de este municipio es probable que os digan, como a mí, que Piódão y Fraga de Pena, inos lugares especialmente atractivos que, si se dispone de poco tiempo para visitar, os aconsejo que visitéis en primer lugar. Yo, como no tenía prisa, decidí recorrer uno de los circuitos recomendados por el consistorio de Arganil, con inicio y finalización en esta población: el “Circuito de Alva”. Se trata de un recorrido en el que juega un papel capital, como podéis imaginar, esta gran corriente fluvial, serpenteante y de caudal variable según la estación, que con sus aguas alegra y da vida a varias de las poblaciones del itunerario. Tal es el caso de Côja, Barril de Alva o Vila Cova de Alva.

El puente romano de Pomares. 24 junio 2017.

Poco, o mejor dicho nada, sabía yo antes de venir aquí de este extenso municipio, situado en la mitad norte del país luso y plagado de amplias sierras, -como la de Açor-,  y de pequeñitas aldeas. Y aunque no se prodiguen los monumentos en él, su pasado monumental se remonta, como he podido averiguar,  hasta la época romana. Así lo atestigua el puente situado en Pomares.

Antes que nada he de destacar la abundancia de campings municipales que hay en la zona, perteneciendo el de Côja a la Federación de Campismo y Montañismo de Portugal. Ofrecen buenos servicios por unos precios muy económicos. El municipio también cuenta con una oferta hotelera importante.

Playa fluvial en Avô. 24 junio 2017.

En la capital existe una Oficina de Turismo que, sin duda, satisfacerá nuestras necesidades de información, aunque también podemos encontrar otra en Côja, en la ruta que os propongo realizar hoy. Desde luego que no son éstas las únicas oficinas de información turística de la provincia, ya que también encontramos una en Piódão. Pero, además, si queremos profundizar en el conocimiento de esta zona, solo necesitaremos acudir a Internet.

La encantadora Capilla de Santa Quiteria en Avô. 24 junio 2017.

El circuito elegido presenta el interés de que permite visitar, en una jornada, a siete poblaciones, sin grandes prisas. Gracias al río Alva, y algún otro, todas ellas, -menos Anceriz-, cuentan con estupendas playas fluviales, bien cuidadas, que invitan a estirarse al sol o darse un fresco chapuzón. El orden de la visita que yo sugiero es el siguiente: Secarias, Côja, Barril de Alva, Vila Cova de Alba, Avô (fuera de la provincia), Pomares y Anceriz. Visitada esta  población emprenderíamos el retorno por Vila Cova de Alba, y de allí regresaríamos a Arganil, desandando los pueblos ya anteriormente visitados.

Bonita fuente, del año 1876, en Vila Cova de Alva. 24 junio 2017.

Estamos ante un paisaje básicamente rural, dominado por el verdor del bosque, en su mayoría pino y eucalipto (aunque en menor abundancia, sobre todo el último, que en la zona incendiada recientemente). Como en todo el territorio portugués (o al menos el que yo conozco) también abundan en este espacio las capillas e iglesias, algunas francamente bonitas, con un estilo renacentista presente en muchas de ellas. No obstante, no son menos abundantes las fuentes, muchas de ellas centenarias, agradablemente puestas en valor por los habitantes locales.   

Procesión con una imagen de San Pedro en Barril de Alva. 24 junio 2017.

Mi visita coincidió con la celebración de las fiestas de San Juan, motivo por el cual me fue posible asistir al concierto de una banda de música en Vila Cova de Alba, y a una procesión religiosa en Barril de Alba. Esta última tan auténtica que parecía como si el tiempo se hubiese estancado.

Concierto ofrecido por una banda de música en Vila Cova de Alva. 24 junio 2017.

Si os animáis a visitar estos pueblos descubriréis su peculiar encanto, que este río de 106 kilómetros de recorrido y nacido en la Sierra de la Estrella a 1425 metros de altitud, realza modelando con autoridad erosiva el paisaje en los lugares por donde pasa. Pero el panorama que la montaña ofrece, por ejemplo en Pomares, tanto como en los demás lugares, también os agradará. Llegados hasta esa última población os recomiendo que aparquéis vuestro vehículo y que realicéis a pie el paseo hasta su puente romano, contiguo a la playa fluvial y al camping.

Personalmente comí en el Camping de Côja, bueno y barato, que dirían algunos. Este camping es contiguo a la playa fluvial, situándose en un rincón tranquilo y algo apartado del pueblo. Pero también encontraréis camping  en Secarias, o en Pomares. En general, por lo que vi, el camping suele contar con un restaurante (con una gestión a veces independiente del camping), que suele ofrecer precios razonables. También, como en el caso del mío en Sarzedo, suelen contar con un servicio de Wi-fi gratuito.

Centro de BTT equipado con ducha y servicios en Côja. 24 junio 2017.

En Côja me sorprendió la existencia de un centro de promoción de la bicicleta de montaña (BTT) equipado con un par de lavabos y hasta con una ducha pública. Al lado había un panel informativo sobre diferentes circuitos para los ciclistas, marcados en colores diferentes. Esas señales pude observarlas en otros lugares de mi recorrido.

Árboles vestidos de ganchillo para celebrar San Juan. Secarias, 24 junio 2017.

En Secarias me llamó la atención que revistieran los troncos y ramas de los árboles del pueblo con ganchillo, coincidiendo con las fiestas de San Juan. Nunca antes, en ningún otro lugar, había visto algo así. También me gustó que contase con una estación depuradora de aguas.

Aparte de las iglesias, otro de los elementos históricos y monumentales más destacados de estos pueblos son las picotas (pelourinhos, en portugués). Éstas, por lo que comprendí, se levantaban únicamente en las poblaciones con cierta relevancia y, en nuestro circuito, podemos encontrar algunas de estas columnas medievales en Côja,  Vila Cova de Alva y Avô. Suelen situarse en los centros urbanos, y en Vila Cova de Alba hay además varias casas blasonadas. Buscadlas y las encontraréis en las callejuelas estrechas.

Mosaico, formado con azulejos, de las pedanías de Arganil. Anceriz.

En Anceriz, aparte de su bonita iglesia, encontraréis murales de azulejos azulados, los cuales aportan interesante información tanto sobre los monumentos destacables de esta población como de la organización territorial provincial. También podéis perderos durante unos minutos en el laberinto de pasajes que, situados entre los huertos, permitían la comunicación vecinal entre unas propiedades y otras.  

Plaza de Côja con una interesante picota. 24 junio 2017.

Otro aspecto que se agradece en la ruta es la presencia, prácticamente en todas las poblaciones, de algún bar. Es el caso de Secarias está el Café Bar O Batista y el Snack – Bar O Mendes); en Côja encontraréis el Restaurante Bar Prensa da Ribeira y otro más); en Barril de Alba el Café ‘Mira Milho’; y en Pomares el Café – Snack Bar Gloria.

Playa fluvial en Avô. 24 junio 2017.

En general, no tuve problemas en encontrar la ruta sugerida por la Oficina de Turismo, que aparece debidamente señalada. Desde luego vale la pena darse una vuelta a pie por todas las poblaciones, y más en concreto por sus zonas más céntricas, descubriendo al azar sus calles y construcciones. Un consejo: buscad la punta de las espadañas o de las torres de las iglesias. Tendréis así bastantes posibilidades de ir a parar a las zonas donde se originaron las poblaciones.

Un ecologista en El Bierzo.

CAMPINGS:

Côja. Parque de Campismo de Côja. Tlf: 235 729 666. Email: coja@fcmportugal.com

Pomares. Parque de Campismo de Bica. Tlf: 235 731 382 (abierto de junio a septiembre).

Sarzedo. Parque Municipal de Campismo de Arganil. Tlf: 235 205 706. Email: camping@cm-arganil.pt

¿En qué medida influyó en la rápida propagación del gran incendio de Portugal la omnipresencia del eucalipto y del pino americano?

Llevo tres días en Portugal, adonde vine pensando que quizá podría ser útil en la lucha contra el incendio que ha asolado dramáticamente el centro del país luso. No estaba demasiado convencido de mi posible utilidad, pero sí de mi disposición a colaborar, tal vez transportando algo o a alguien.

En el primer momento, cuando se inició el fuego a finales de la semana pasada, quizá sí se necesitaron apoyos puntuales. En cualquier caso mi intención era ponerme al servicio de la Cruz Roja o de Protección Civil. Con lo que me encontré es con un servicio ya, como mínimo en apariencia, bien organizado. Y en el caso de la Cruz Roja, con un personal bastante ocupado que se dedicaba a llevar a gente y cosas de aquí para allá. Su gran trasiego no daba pie a conversaciones sobre el terreno.

La lucha de los bomberos lusos contra contra el fuego. 22 junio 2017.

Pasé el día de ayer sobre el terreno, que pude recorrer a placer al no estar restringido el paso, y esto después de que el Gobierno portugués considerara el incendio oficialmente extinto a primera hora del día. Estuve conversando con algunos periodistas en Góis y comí en algún lugar cercano a Pampilhosa da Serra, en una aldea con una empresa dedicada al negocio maderero. En mi amplio desplazamiento por la zona afectada por las llamas pude apreciar las colosales dimensiones del incendio, que si bien no será ni el primero ni el último en un país acostumbrado a ellos, por desgracia será recordado como uno de los más mortíferos, al contabilizarse al menos 64 víctimas mortales. No sé si fue ayer que todavía enterraron a un bombero que se hallaba entre los siete heridos más graves, algunos de los cuales todavía siguen con un pronóstico incierto.

Paisaje tras el paso del fuego. 22 junio 2017.

Llegué hasta la N-236, la que posiblemente sera recordada como “Carretera de la muerte”, cerca de de Pedrógrao Grande, pero me vi obligado a desandar el camino porque un rebrote del fuego cerca de la estrecha carretera atrajo en un instante a un montón de camiones y equipos de extinción, de retén durante desde el día de ayer, y que así continúan a estas horas. Asistí a la llegada de algunos vehículos con aspecto militar, en mi ignorancia no sabría decir si de la española UME, que colabora en la extinción del incendio, o del ejército portugués, que también escuché que estaba movilizado, sin poder confirmarlo. En cualquier caso se dirigieron a mí en portugués, preguntando por el fuego cuyas columnas de fuego yo había visto momentos antes desde un altozano, lo que creo que despeja las dudas sobre lo anteriormente comentado.

El fuego se acercó peligrosamente a algunas aldeas. 22 junio 2017.

El nuevo conato de incendio fue rápidamente atajado y, lo que a mí más me sorprendió, fue ver la gran cantidad de humo que se levantaba, no sólo en el momento de coger fuerza las llamas, sino también en el de su extinción. Situado a una distancia prudente, y vigilando siempre no entorpecer en modo alguno las operaciones de los profesionales, a mí empezaban a lagrimearme los ojos, y no podía menos que admirar a aquellos hombres que circulaban con sus mangueras entre densas humaredas que a veces llegaban a ocultármelos.

Como ya dije antes, desistí entonces de continuar por esa ruta, ya que me obligaba a esperar a que se autorizara el paso hacia Pedrógrao Grande, y dirigí entonces nuevamente mis pasos hacia Castanheira de Péra, en esta ocasión atravesando de parte a parte la Sierra de Lousa. Allí el alma terminó por caérseme al suelo, pues algunos rincones esporádicos que habían escapado al fuego dejaban entrever la belleza anterior del lugar. Ahora todo era una especie de solar, inclinado y de color negruzco color, el que cubría sus laderas hasta las eólicas que la dominan. Tardará posiblemente una década antes de que recupere su aspecto anterior.

Víctimas del incendio en la ‘carretera de la muerte’. 2017.

Lo que lamentablemente ya no se podrá recuperar son las vidas definitivamente perdidas, entre ellas las de varios infantes, familias enteras que fueron informadas por la autoridad de que disponían de una vía segura de escape al fuego y que se metieron así en una ratonera infernal de la que ya no pudieron regresar.

Según mi informador, enviado por una potente cadena que agrupa a varios medios nacionales, el gobierno luso habría gastado hasta 358 millones de euros en establecer un sistema de comunicaciones eficaz para situaciones de incendio. Pues bien, este sistema por lo visto falló, y además los medios lusos comentan que se produjeron graves problemas de descoordinación. O al menos en los primeros momentos, y esto al margen del buen hacer de los equipos de extinción, venidos de todos los consejos vecinos y hasta de Galicia. Por lo que sé, también aportaron medios aéreos España, Francia e Italia.

Señal de carretera de Castanheira de Pêra afectada por el calor del incendio. 22 junio 2017.

Queda pues pendiente de aclaración ese asunto, el cual acabó en una enorme tragedia. Presiento que va a traer bastante cola durante un tiempo. Considero debería de ser investigado a fondo para establecer cómo pudo producirse y si se ha de exigir responsabilidades a alguien.

El otro asunto sobre el que espero que se debata es el que tiene que ver con la plantación del eucalipto, y también del pino americano, ambos dominantes en la zona junto con el roble, siendo este último menos inflamable, así como la mimosa, también especie alóctona (importada de fuera) como las dos inicialmente citadas, pero más resistente al fuego como pude apreciar. He de aclarar que existe en la zona lo que me pareció una importante industria maderera, imagino que enfocada hacia las producción de papel, y también algunas pequeñas empresas de fabricación de muebles. Pero, después del incendio, son muchos los madereros que se han quedado sin trabajo, como testimoniaban en la televisión. Y no solo ellos, porque esta zona depende en gran medida del turismo, al que se han dedicado grandes inversiones, pero que tiene su principal atracción en la magnificencia de la naturaleza del lugar. Por el momento, el camping en el que me alojé se había quedado de repente vacío. Y los turistas y excursionistas rehuirán, al menos en los primeros años tras la quema, una zona cuyos bosques han quedado muy tocados.

Aspecto del monte tras el paso del fuego. 22 junio 2017.

Son muchos los especialistas que relacionan la rápida propagación del incendio con la presencia desaforada de los árboles antes denunciados, lo que trae de nuevo al candelero la cuestión de la sostenibilidad. Una sostenibilidad ecológica que no esté reñida con lo económico y que, como en el caso de la minería, no implique pan para hoy y hambre para mañana.

Yo que resido en El Bierzo, y que llevo años anotando, y denunciando, la proliferación de las plantaciones de eucaliptos, que empobrecen los suelos y disminuyen la biodiversidad, quisiera que este artículo sirviera para sensibilizar a nuestros agricultores, y políticos, de que el aparente beneficio que su cultivo aporta a corto plazo, debido a su más rápido crecimiento, también implica una serie de riesgos que conviene tener en gran consideración.

Un ecologista en El Bierzo.