Archivo de la etiqueta: Jean-Bédel Bokassa

Sudán del Sur: el genocidio que aún podemos frenar

Víctimas del genocidio de Ruanda. Nyamata, 2007. Fuente: Wikipedia.org. Foto: Fanny Schertzer

Víctimas del genocidio de Ruanda. Nyamata, 2007. Fuente: Wikipedia.org. Foto: Fanny Schertzer

Hace un par de días escuché en Radio Nacional una entrevista con Juan José Aguirre, misionero cordobés y obispo de Bangassou, quien vía telefónica informaba a la emisora radiofónica sobre graves enfrentamientos armados en la  República Centroáfrica. Lo cierto es que el continente negro es, actualmente y desde hace décadas, el mayor foco de conflictos armados en el mundo, y de una terrible brutalidad además.

Centro África. 2011. Wikipedia. CIA.

Centro África. 2011. Wikipedia. CIA.

Los diamantes, el petróleo, el coltán, el oro, el uranio o la madera, son algunas de de las materias primas o productos que se sitúan en el epicentro de muchas de estas guerras, que concitan el interés de las grandes superpotencias. De este modo, Centroáfrica, a pesar de sus abundantes recursos (minerales, madera, energía eléctrica, tierras de cultivo, etc.) se encuentra actualmente entre los diez países africanos más pobres. Y en otros del Continente negro, apoyados política y armamentísticamente por países occidentales, hemos visto erigirse en dictadores absolutos a personajes estrafalarios, pervertidos y crueles hasta lo inimaginable (Muamar el Gadafi, Jean-Bédel Bokassa, Teodoro Obiang, etc.).

En la actualidad algunos de estos conflictos tienden a ser presentados como guerras religiosas, principalmente entre islamistas y cristianos, pero con gran frecuencia ocultan luchas fratricidas por el poder en base a las riquezas de estos países. Algo que recordaba monseñor Aguirre a la hora de rechazar la identificación de su religión con las milicias ‘procristianas’ que en este momento están exterminando a los islamistas apartados del poder.

Hace dos décadas sucedió en Ruanda, ante nuestras propias narices y tan rápidamente que Occidente apenas tuvo tiempo de reaccionar, uno de los genocidios más rápidos y violentos de la historia humana. En menos de un año produjo aproximadamente un millón de víctimas inocentes.

Sudán del Sur. 2011. Wikipedia.org. Sudan-CIA.

Sudán del Sur. 2011. Wikipedia.org. Sudan-CIA.

La República de Sudán del Sur es el último país constituido en África. Nació como resultado de una resistencia de decenas de años frente a la brutalidad genocida del régimen de Sudán, país del que se independizó en julio de 2011 y se encuentra sumido en una horrible espiral de violencia, protagonizada por el enfrentamiento militar entre los seguidores del presidente Salva Kiir, y los de quien fue su vicepresidente, Riek Machar.

Ambos alimentan las tensiones entre grupos étnicos que han convivido en paz durante décadas. , lo que ha provocado que más de un millón de civiles, de un total de 11 millones, se hayan visto obligados a abandonar sus casas, decenas de miles de ellos hayan muerto, se esté violando a las mujeres y el país sufre una hambruna desoladora.

Mientras tanto, Avaaz denuncia que “las grandes delegaciones de ambos bandos han estado reunidas en lujosos hoteles de la vecina Etiopía, sin avanzar en las negociaciones de paz”.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir. Nueva York, 10 nov. 2009. Wikipedia.org. Foto: Jenny Rockett.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir. Nueva York, 10 nov. 2009. Wikipedia.org. Foto: Jenny Rockett.

Estados Unidos y Francia están instando al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a que imponga sanciones selectivas a los líderes y altos mandos responsables de la violencia. Congelando sus cuentas en el extranjero y prohibiendo la emisión de permisos de viaje, lo que les dificultaría el poder visitar a sus familiares y amigos en el extranjero. También piden que se envíe más efectivos en misión de paz protectora de los civiles. Algo que también debería hacerse en la República Centroafricana, como sugería el padre Aguirre.

En un acto sin precedentes, la ONU ha abierto sus propias bases para dar refugio a 85.000 civiles que han escapado de las masacres, pero hay menos de 9.000 cascos azules para cubrir un territorio del tamaño de nuestro país. Una de las bases ya ha sido atacada y el gobierno está amenazando con expulsar al organismo internacional fuera del país.

El 2º Vicepresidente de Sudán del Sur, Riek Machar. 30 jun. 2012. Wikipedia.org. Foto: Hannah McNeish.

El Vicepresidente Riek Machar. 30 jun. 2012. Wikipedia.org. Foto: Hannah McNeish.

Es posible –señala Avaaz- que Rusia trate de bloquear la iniciativa, “pero esta vez incluso China rechaza la idea de ver cómo este país rico en petróleo se sumerge en el caos”. Reforzar la misión de paz de Naciones Unidas también en Sudán del Sur es necesario y es el motivo principal por el que la organización humanitaria solicita ahora nuestra colaboración.

Todavía es posible detener esta locura sangrienta. Por favor, firma y comparte esta petición de  Avaaz  con todo el mundo.

El conflicto militar de Sudán del Sur comenzó el 14 de diciembre de 2013, cuando una facción del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán intentó efectuar un golpe de Estado en Juba, la capital del país. El presidente, Salva Kiir, afirmó que el intento fue sofocado el día siguiente, pero el día 16 se retomó la lucha y el conflicto prosigue en la actualidad.

Un ecologista en El Bierzo.

Campaña de apoyo a Sudán del Sur. Avaaz.org.

Campaña de apoyo a Sudán del Sur. Avaaz.org.

EE.UU. sanciona a líderes militares en Sudán del Sur por violar alto el fuego. 07/05/14. Eldiario.es.

La ONU pide ayuda para evitar en Sudán del Sur un genocidio como en Ruanda. 30/04/14. Rtve.es.

Sudán del Sur al borde de la calamidad. 30/04/14. Elespectador.com.

África teme por genocidio en Sudan del Sur. 27/04/14. El Colombiano.com.

El fantasma del genocidio que planea sobre Sudán del Sur. 24/04/14. Abc.es.

Bandera de Sudán del Sur. 9 jul.2005. Wikipedia.org.

Bandera de Sudán del Sur. 9 jul.2005. Wikipedia.org.

Los rebeldes incitaron por radio a la matanza de civiles en Sudán del Sur. 22/04/14. Elpais.com.

Médicos sin Fronteras revela detalles de masacre en Sudán del Sur. 14/04/14. Bbc.co.uk. 

Cuatro directivos de Río Tinto condenados en China por aceptar sobornos

Es sabido que los chinos no se andan con bromas, y también que por un mírame y no me toques te endosan enseguida una condena de muerte. O te pegan un tiro en la nuca si la cosa va a más.

En el caso que voy a comentar el asunto no llegó a estos extremos pero no anduvo lejos. Por fortuna para los implicados, la diplomacia australiana logró que se retirase de la acusación el cargo de revelación de secretos de Estado, presentado contra unos inculpados por un asunto que en China se castiga con la pena capital. Y es que, de no haber tenido Río Tinto tanta influencia y poderío económico es posible que a estas horas hubiese cuatro chinitos menos sobre el planeta.

Un tema de sobornos.

Hoy mi denuncia  no es sobre los abusos de algunas grandes empresas dispuestas a todo con tal de lograr alcanzar sus objetivos. Para los interesados en saber más sobre las tropelías de estas últimas les recomiendo la lectura de un informe en el que Greenpeace hace un repaso a algunos de estos atropellos en Latinoamérica.

No hace muchos días, yo mismo denuncié, en este blog, el infame asesinato de una pareja de campesinos por negarse a vender sus tierras a una empresa maderera ecuatoriana. Y así, a bote pronto, también me viene a la memoria el odioso crimen del ecologista brasileño Chico Mendes, por  oponerse a la extracción de la madera y la expansión de los pastizales en la selva amazónica. Sucedió un 22 de diciembre de 1988 frente a su casa.

Decía que hoy quiero hablar de un asunto distinto. Hace referencia a las prácticas de soborno, a veces sutiles, a veces menos, que utilizan algunas empresas para asegurar su primacía en el mercado internacional. Estos métodos son más antiguos que el hambre y es sabido que desde siempre se han llevado a la práctica.

Es posible que a más de uno le venga a la mente, rápidamente, el famoso jamón que solía entregarse, hasta no hace demasiados años, como presente para obtener un favor. De él algunas españoladas cinematográficas de los años 70 han dejado un típico retrato para la posteridad, aunque en nuestros días ya se haya perdido bastante esta costumbre. Es más, felizmente, el Estado está interviniendo para controlar la existencia de estos regalos viciados con leyes que limiten tal práctica.

Así, en Francia, los presentes ofrecidos a la presidencia del país, a partir de cierto importe, tengo entendido que pasan automáticamente a aumentar la propiedad estatal; y en Estados Unidos creo que pasa lo mismo.

En la memoria de muchos está todavía el escándalo protagonizado, hace algunos años, por el presidente francés Valéry Giscard d’Estaing, por haber aceptado los diamantes manchados de sangre que le ofreció el sanguinario gobernante de Centroáfrica Jean-Bédel Bokassa.

Cuatro empresarios chinos encarcelados por aceptar sobornos.

El caso es que en China, el pasado 29 de mayo, cuatro directivos de la poderosa empresa anglo-australiana Río Tinto fueron condenados a severas condenas de prisión. ¿El cargo? Aceptar sobornos de pequeñas empresas chinas y también el de espionaje. Y las condenas, como dije, no son peccata minuta, ya que oscilan entre 7 y 14 años de cárcel.

No siento una especial simpatía por los chinos, por más que haya sentido en mi juventud algún interés por la odisea de Mao Tse-Tung-, y menos aún después de la matanza perpetrada en Tiananmen. Pero, en su favor diría que si hubiésemos aplicado a nuestros políticos su expeditivo sistema judicial es probable que las cosas nos hubiesen ido mejor. O al menos para los ciudadanos de a pie, entre los que me sitúo. Aunque, claro está, no a algunos expertos defraudadores, como por ejemlo el expresidente balear  Jaume Matas, a quién el juez acaba de exigirle tres millones de euros de fianza.

Pero volvamos al asunto que nos convoca. Río Tinto es una de las mineras más importantes del mundo dedicada a la extracción y el comercio del metal a nivel internacional. Comercia con aluminio, cobre, diamantes, oro, hierro, minerales industriales y productos energéticos. Su objetivo fundamental, así declarado así en su ideario empresarial, y que cualquiera puede leer, es “maximizar los beneficios de los inversores”. En la actualidad, Río Tinto es una combinación de dos empresas: Rio Tinto Plc, con sede en el Reino Unido, y Rio Tinto Limited, que sitúa sus oficinas en Australia. En nuestro país esta empresa estuvo explotando las minas del mismo nombre en Huelva, durante un siglo, antes de que dejasen de ser rentables debido principalmente a la caída del precio del cobre. En el sur de España excavaron la mina a cielo abierto más grande de Europa y probablemente del mundo entero.

El año pasado Río Tinto obtuvo un beneficio de 6.300.000.000 dólares. Leyendo su propia información corporativa incluso podría parecer que tiene algún tipo de preocupación medioambiental, ya que informa en su página web, a bombo y platillo, que se preocupa de recauchutar los neumáticos de sus máquinas. Y también ha recibido algún premio en ese sentido el año pasado. En el momento actual, la empresa está intentando introducirse comercialmente En China, para lo cual ha abierto despacho en Shanghái.

El culebrón se inició en julio pasado, cuando cuatro empleados de la compañía fueron detenidos por aceptar sobornos. Al principio, Río Tinto salió en defensa de la honradez de estos trabajadores. El problema es que el enredo se complicó rápidamente, derivando hacia un asunto de Estado que llegó a torpedear las relaciones con el gobierno australiano, el cual llegó a criticar la “aspereza” del gobierno chino.

Hace pocos días se hicieron públicas las penas. A Stern Hu, un australiano de origen chino y máximo responsable de las operaciones de la minera en China, le condenaron a 10 años de cárcel. A otro directivo , Wang Yong, le penaron con 14. Y a Ge Minqiang y Liu Caikui, con 8 y 7 años de cárcel respectivamente. La mayoría interpretó, creo que acertadamente, la severa condena como un claro “aviso para navegantes” destinada a atajar otros posibles casos de corrupción. El caso es que la empresa Rio Tinto, que cuando se inició el caso salió en defensa a sus trabajadores, al final acabó optando por despedirlos a todos.

Stern Hu fue condenado por aceptar unos doce millones de dólares en sobornos. El resto de los condenados también reconocieron el cargo, aunque hubo discusión sobre la cifra. Sobre lo que no hubo dudas fue que los condenados recibieron maletas atiborradas de billetes provenientes de pequeñas empresas acereras chinas, las cuales estaban oficialmente excluidas de las ventas de la multinacional australiana, que según el Gobierno chino sólo podía atender a las grandes compañías del país.

China se encontraba en esa época negociando una rebaja del precio del mineral de hierro, del cual es el principal comprador. Las negociaciones se torcieron y muchos vieron en la detención de los cuatro trabajadores una venganza política. A los directivos se les acusó de inflar el precio del mineral de hierro durante seis años y de causar por este motivo pérdidas a China de 72.000 millones de euros.

El ministro de Exteriores australiano, Stephen Smith, que asistió al juicio, calificó de “muy dura” la sentencia. Su homólogo, el Primer ministro australiano, Kevin Rudd, expresó su desconfianza en la justicia china porque el juicio relacionado con los secretos comerciales se llevó a cabo a puerta cerrada. Rudd calificó este hecho como una oportunidad perdida para que la tercera potencia económica mundial mostrara al mundo su capacidad de transparencia.

En cuanto al portavoz de la cartera de Exteriores china, Qin Gang, señaló que las empresas extranjeras son bienvenidas a la República Popular siempre y cuando respeten la ley local. Sin embargo, los intereses económicos futuros acabarían marcando las declaraciones fin de ambos países, los cuales terminarían coincidiendo en subrayar la necesidad de no politizar el caso.

Para acabar sólo me cabe decir que los sobornos y prebendas son una moneda de cambio habitual en China.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: A punto de cerrar este artículo me llega la noticia de que China acaba de negar a Bob Dylan el permiso para realizar la gira musical prevista en Shanghái y Pekín. Por lo que parece, el cantautor se habría convertido en persona non grata para el régimen dictatorial de Hu Jintao debido a su defensa pública de los derechos humanos

Multinacionales. 01/10/09. Greenpeace.org.

The global leader in the aluminium industry. Riotintoalcan.com.

El fiscal pedirá una fianza para Jaume Matas para eludir la prisión. 26/03/10. Elpais.com.