Archivo de la etiqueta: Justicia social

Donación al blog

Si te gusta el blog y valoras al trabajo realizado puedes apoyarlo económicamente. Muchas gracias si es así, porque estarás contribuyendo al esfuerzo de conseguir que la información siga apareciendo, que ésta sea de calidad y que te pueda ofrecer un mejor servicio. Por favor, haz clic en el botón DONAR para realizar una donación mediante PAYPAL o tarjeta de crédito:

Esta sección está en actualmente en proceso de construcción. En breve activaremos los enlaces para la donación al blog.

Presentación en Ponferrada de la Economía del Bien Común

Presentación de la EBC. Ponferrada, 18 jun. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Presentación de la EBC. Ponferrada, 18 jun. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ayer jueves 18 de junio tuvo lugar la presentación en Ponferrada del grupo de Economía del Bien Común (EBC). Al encuentro sistieron unas dieciséis personas más los dos ponentes venidos de León. Entre los presentes se hallaban diversas personas vinculadas a diversos colectivos sociales y ecologistas, pero también políticos de la ciudad.

Cartel. Reunión EBC. Ponferrada, 18 jun. 2015. Rcobierzo.org.

Cartel. Reunión EBC. Ponferrada, 18 jun. 2015. Rcobierzo.org.

La Economía del Bien Común, su ADN como se ha puesto de moda decir, hay que buscarlo en la solidaridad, la dignidad humana,  sostenibilidad ecológica, justicia social, participación ciudadana y transparencia. Busca favorecer a todas las personas, la participación activa de la ciudadanía y, en definitiva, su empoderamiento real. Es decir, que ésta se convierta en la protagonista de su propia existencia.

No se trata de un movimiento partidista, ya que todos los partidos, sin excepción, pueden favorecerla. Y tampoco ciñe sus actuaciones al plazo temporal de una legislatura política de cuatro años. Y tampoco es su finalidad convertirse en un sello de calidad.

En el momento actual todavía se están creando las herramientas para que pueda desarrollarse, aún incipientes, aunque ya existen algunas ligadas a la participación informática que están poniéndose a prueba y que en un plazo relativamente corto se verán mejoradas.

La Economía del Bien Común ya ha empezado a aplicarse en veinte países europeos y agrupa numerosos Campos de Energía, que es el nombre que se da a los grupos que se ocupan de su desarrollo local. Estos campos se estructuran, a su vez, en nodos o áreas de trabajo.

En León ya está constituido un Campo de Energía, al que por el momento se aprobó incorporar la gente que en El Bierzo quiera colaborar. Más delante, según se vea, podrá constituirse uno berciano.

Reunión informativa sobre  la Economía del Bien Común. León, 9 jun. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Reunión informativa sobre la Economía del Bien Común. León, 9 jun. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La organización precisa de gestores de debates, capaces de promover la idea y de introducir su espíritu en la comunidad educativa y de aplicarla a las empresas o municipios, pero también a cualquier tipo de organización política y social. En definitiva, se trata de cambiar un esquema establecido en el que no prime únicamente el beneficio particular o el de los accionistas.

Cualquier persona interesada puede ponerse en contacto con la organización a través del correo electrónico leon@economia-del-bien-comun.es. 

El pasado día 11 de junio la junta de Ecobierzo acudió a una presentación de la Economía del Bien Común organizada en la Biblioteca Santa Nonia de León. En ese encuentro José Luis Pinotti, vocal de municipios de la Asociación Española de la Economía del Bien Común expuso en detalle el funcionamiento del grupo a nivel nacional.

Aplicación de la EBC al municipio. Miranda de Azán, 26 febr. 2015. Ecobierzo.org.

Aplicación de la EBC al municipio. Miranda de Azán, 26 febr. 2015. Ecobierzo.org.

En ese mismo encuentro el coordinador del equipo de gobierno de Miranda de Azán, una pequeña población cercana a Salamanca, José Luis Sánchez Martín, expuso la situación por la cual su municipio ha sido declarado como el primero en España que responde a los criterios exigidos por la Economía del Bien Común.

Un ecologista en El Bierzo.

Ecobierzo: reunión en León sobre la Economía del Bien Común. 12/06/15. Ecobierzo.wordpress.com.

Asamblea general de la Economía del Bien Común en Málaga. 29/05/15. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Carta de la Tierra cumple quince años

La bandera de la Tierra. Wikimedia.org.

La bandera de la Tierra. 2000. Wikimedia.org.

La Carta de la Tierra es una declaración internacional de principios y propuestas de corte progresista, promovida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el propósito de alcanzar una sociedad mundial más sostenible, solidaria, justa y pacífica. La Carta defiende la protección medioambiental, los derechos humanos, el desarrollo igualitario y la paz, declarando que son interdependientes e inseparables.

La Comisión aprobó la versión final de la Carta de la Tierra en la reunión celebrada en la sede de la Unesco en París, en marzo de 2000. Sin embargo, su presentación oficial no tuvo lugar hasta el 29 de junio de 2000, en el Palacio de la Paz en La Haya, en un acto que presidió la reina Beatriz de Holanda. Desde entonces la Carta ha sido traducida a más de treinta idiomas distintos, ganando un paulatino y progresivo reconocimiento.

Este año la Carta de la Tierra cumple quince años desde su aprobación y me ha parecido un buen momento para hacer un balance de la misma, así como para recordar algunos de sus  notables y nobles principios.

Lo cierto es que, al leerla tengo la angustiosa sensación de que en estos quibce últimos años hemos avanzado muy poco en la dirección hacia la que apunta. Ha trascurrido el tiempo y, por desgracia, el texto hace referencia a una situación que ha evolucionado o cambiado muy poco. Así pues, las propuestas presentadas entonces conservan plenamente su validez.

He de decir que, personalmente, me identifico enormemente con sus principios, que son los que, en buena medida, guían mi vida desde hace muchos años y rigen la línea editorial de este blog.

LA CARTA DE LA TIERRA.

La Pachamama de los pueblos autóctonos andinos. Wikipedia.org.

La Pachamama de los pueblos autóctonos andinos. Wikipedia.org.

Preámbulo.

Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, en el cual la humanidad debe elegir su futuro. A medida que el mundo se vuelve cada vez más interdependiente y frágil, el futuro depara, a la vez, grandes riesgos y grandes promesas. Para seguir adelante, debemos reconocer que, en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad terrestre con un destino común. Debemos unirnos para crear una sociedad global sostenible fundada en el respeto hacia la naturaleza, los derechos humanos universales, la justicia económica y una cultura de paz. En torno a este fin, es imperativo que nosotros, los pueblos de la Tierra, declaremos nuestra responsabilidad unos hacia otros, hacia la gran comunidad de la vida y hacia las generaciones futuras.

La Tierra, nuestro hogar.

La humanidad es parte de un vasto universo evolutivo. La Tierra, nuestro hogar, está viva con una comunidad singular de vida. Las fuerzas de la naturaleza promueven a que la existencia sea una aventura exigente e incierta, pero la Tierra ha brindado las condiciones esenciales para la evolución de la vida. La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la humanidad dependen de la preservación de una biosfera saludable, con todos sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras fértiles, aguas puras y aire limpio. El medio ambiente global, con sus recursos finitos, es una preocupación común para todos los pueblos. La protección de la vitalidad, la diversidad y la belleza de la Tierra es un deber sagrado.

La situación global.

La Tierra vista desde el espacio. Revistarealidad.cl.

La Tierra y la Luna vistas desde una nave espacial. Revistarealidad.cl.

Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. Las comunidades están siendo destruidas. Los beneficios del desarrollo no se comparten equitativamente y la brecha entre ricos y pobres se está ensanchando. La injusticia, la pobreza, la ignorancia y los conflictos violentos se manifiestan por doquier y son la causa de grandes sufrimientos. Un aumento sin precedentes de la población humana ha sobrecargado los sistemas ecológicos y sociales. Los fundamentos de la seguridad global están siendo amenazados. Estas tendencias son peligrosas, pero no inevitables.

Los retos venideros.

La elección es nuestra: formar una sociedad global para cuidar la Tierra y cuidarnos unos a otros o arriesgarnos a la destrucción de nosotros mismos y de la diversidad de la vida. Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida. Debemos darnos cuenta de que, una vez satisfechas las necesidades básicas, el desarrollo humano se refiere primordialmente a ser más, no a tener más.

Poseemos el conocimiento y la tecnología necesarios para proveer a todos y para reducir nuestros impactos sobre el medio ambiente. El surgimiento de una sociedad civil global, está creando nuevas oportunidades para construir un mundo democrático y humanitario. Nuestros retos ambientales, económicos, políticos, sociales y espirituales, están interrelacionados y juntos podemos proponer y concretar soluciones comprensivas.

Responsabilidad Universal.

Para llevar a cabo estas aspiraciones, debemos tomar la decisión de vivir de acuerdo con un sentido de responsabilidad universal, identificándonos con toda la comunidad terrestre, al igual que con nuestras comunidades locales. Somos ciudadanos de diferentes naciones y de un solo mundo al mismo tiempo, en donde los ámbitos local y global, se encuentran estrechamente vinculados.

Todos compartimos una responsabilidad hacia el bienestar presente y futuro dela familia humana y del mundo viviente en su amplitud. El espíritu de solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza.

Necesitamos urgentemente una visión compartida sobre los valores básicos que brinden un fundamento ético para la comunidad mundial emergente. Por lo tanto, juntos y con una gran esperanza, afirmamos los siguientes principios interdependientes, para una forma de vida sostenible, como un fundamento común mediante el cual se deberá guiar y valorar la conducta de las personas, organizaciones, empresas, gobiernos e instituciones transnacionales.

PRINCIPIOS.

I. RESPETO Y CUIDADO DE LA COMUNIDAD DE LA VIDA.

Árbol-libro. Fuente: El Blog Verde.

Árbol-libro. Fuente: El Blog Verde.

1. Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad.

a. Reconocer que todos los seres son interdependientes y que toda forma de vida independientemente de su utilidad, tiene valor para los seres humanos.

b. Afirmar la fe en la dignidad inherente a todos los seres humanos y en el potencial intelectual, artístico, ético y espiritual de la humanidad.

2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.

a. Aceptar que el derecho a poseer, administrar y utilizar los recursos naturales conduce hacia el deber de prevenir daños ambientales y proteger los derechos de las personas.

b. Afirmar, que a mayor libertad, conocimiento y poder, se presenta una correspondiente responsabilidad por promover el bien común.

3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas, sostenibles y pacíficas.

a. Asegurar que las comunidades, a todo nivel, garanticen los derechos humanos y las libertades fundamentales y brinden a todos la oportunidad de desarrollar su pleno potencial.

b. Promover la justicia social y económica, posibilitando que todos alcancen un modo de vida seguro y digno, pero ecológicamente responsable.

4. Asegurar que los frutos y la belleza de la Tierra se preserven para las generaciones presentes y futuras.

a. Reconocer que la libertad de acción de cada generación se encuentra condicionada por las necesidades de las generaciones futuras.

b. Transmitir a las futuras generaciones valores, tradiciones e instituciones, que apoyen la prosperidad a largo plazo, de las comunidades humanas y ecológicas de la Tierra.

Para poder realizar estos cuatro compromisos generales, es necesario:

I I. INTEGRIDAD ECOLÓGICA.

Hermoso atardecer en algún remoto lugar del planeta Tierra. Fuente bosquihermanos.blogspot.co

Hermoso atardecer en algún remoto lugar del planeta Tierra. 2015. Bosquihermanos.com.

5. Proteger y restaurar la integridad de los sistemas ecológicos de la Tierra, con especial preocupación por la diversidad biológica y los procesos naturales que sustentan la vida.

a. Adoptar, a todo nivel, planes de desarrollo sostenible y regulaciones que permitan incluir la conservación y la rehabilitación ambientales, como parte integral de todas las iniciativas de desarrollo.

b. Establecer y salvaguardar reservas viables para la naturaleza y la biosfera, incluyendo tierras silvestres y áreas marinas, de modo que tiendan a proteger los sistemas de soporte a la vida de la Tierra, para mantener la biodiversidad y preservar nuestra herencia natural.

c. Promover la recuperación de especies y ecosistemas en peligro.

d. Controlar y erradicar los organismos exógenos o genéticamente modificados, que sean dañinos para las especies autóctonas y el medio ambiente; y además, prevenir la introducción de tales organismos dañinos.

e. Manejar el uso de recursos renovables como el agua, la tierra, los productos forestales y la vida marina, de manera que no se excedan las posibilidades de regeneración y se proteja la salud de los ecosistemas.

f. Manejar la extracción y el uso de los recursos no renovables, tales como minerales y combustibles fósiles, de forma que se minimice su agotamiento y no se causen serios daños ambientales.

6. Evitar dañar como el mejor método de protección ambiental y cuando el conocimiento sea limitado, proceder con precaución.

a. Tomar medidas para evitar la posibilidad de daños ambientales graves o irreversibles, aun cuando el conocimiento científico sea incompleto o inconcluso.

b. Imponer las pruebas respectivas y hacer que las partes responsables asuman las consecuencias de reparar el daño ambiental, principalmente para quienes argumenten que una actividad propuesta no causará ningún daño significativo.

c. Asegurar que la toma de decisiones contemple las consecuencias acumulativas, a largo término, indirectas, de larga distancia y globales de las actividades humanas.

d. Prevenir la contaminación de cualquier parte del medio ambiente y no permitir la acumulación de sustancias radioactivas, tóxicas u otras sustancias peligrosas.

e. Evitar actividades militares que dañen el medio ambiente.

7. Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar comunitario.

a. Reducir, reutilizar y reciclar los materiales usados en los sistemas de producción y consumo y asegurar que los desechos residuales puedan ser asimilados por los sistemas ecológicos.

b. Actuar con moderación y eficiencia al utilizar energía y tratar de depender cada vez más de los recursos de energía renovables, tales como la solar y eólica.

c. Promover el desarrollo, la adopción y la transferencia equitativa de tecnologías ambientalmente sanas.

d. Internalizar los costos ambientales y sociales totales de bienes y servicios en su precio de venta y posibilitar que los consumidores puedan identificar productos que cumplan con las más altas normas sociales y ambientales.

e. Asegurar el acceso universal al cuidado de la salud que fomente la salud reproductiva y la reproducción responsable.

f. Adoptar formas de vida que pongan énfasis en la calidad de vida y en la suficiencia material en un mundo finito.

8. Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido.

a. Apoyar la cooperación internacional científica y técnica sobre sostenibilidad, con especial atención a las necesidades de las naciones en desarrollo.

b. Reconocer y preservar el conocimiento tradicional y la sabiduría espiritual en todas las culturas que contribuyen a la protección ambiental y al bienestar humano.

c. Asegurar que la información de vital importancia para la salud humana y la protección ambiental, incluyendo la información genética, esté disponible en el dominio público.

I I I. JUSTICIA SOCIAL Y ECONÓMICA.

Personas haciendo cola para recibir alimentos en Nigeria. Fuente: homoysapiens.com.

Personas haciendo cola para recibir alimentos en Nigeria. Homoysapiens.com.

9. Erradicar la pobreza como un imperativo ético, social y ambiental.

a. Garantizar el derecho al agua potable, al aire limpio, a la seguridad alimenticia, a la tierra no contaminada, a una vivienda y a un saneamiento seguro, asignando los recursos nacionales e internacionales requeridos.

b. Habilitar a todos los seres humanos con la educación y con los recursos requeridos para que alcancen un modo de vida sostenible y proveer la seguridad social y las redes de apoyo requeridos para quienes no puedan mantenerse por sí mismos.

c. Reconocer a los ignorados, proteger a los vulnerables, servir a aquellos que sufren y posibilitar el desarrollo de sus capacidades y perseguir sus aspiraciones.

10. Asegurar que las actividades e instituciones económicas, a todo nivel, promuevan el desarrollo humano de forma equitativa y sostenible.

a. Promover la distribución equitativa de la riqueza dentro de las naciones y entre ellas.

b. Intensificar los recursos intelectuales, financieros, técnicos y sociales de las naciones en desarrollo y liberarlas de onerosas deudas internacionales.

c. Asegurar que todo comercio apoye el uso sostenible de los recursos, la protección ambiental y las normas laborales progresivas.

d. Involucrar e informar a las corporaciones multinacionales y a los organismos financieros internacionales para que actúen transparentemente por el bien público y exigirles responsabilidad por las consecuencias de sus actividades.

11. Afirmar la igualdad y equidad de género como prerrequisitos para el desarrollo sostenible y asegurar el acceso universal a la educación, el cuidado de la salud y la oportunidad económica.

a. Asegurar los derechos humanos de las mujeres y las niñas y terminar con toda la violencia contra ellas.

b. Promover la participación activa de las mujeres en todos los aspectos de la vida económica, política, cívica, social y cultural, como socias plenas e iguales en la toma de decisiones, como líderes y como beneficiarias.

c. Fortalecer las familias y garantizar la seguridad y la crianza amorosa de todos sus miembros.

12. Defender el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.

a. Eliminar la discriminación en todas sus formas, tales como aquellas basadas en la raza, el color, el género, la orientación sexual, la religión, el idioma y el origen nacional, étnico o social.

b. Afirmar el derecho de los pueblos indígenas a su espiritualidad, conocimientos, tierras y recursos y a sus prácticas vinculadas a un modo de vida sostenible.

c. Honrar y apoyar a los jóvenes de nuestras comunidades, habilitándolos para que ejerzan su papel esencial en la creación de sociedades sostenibles.

d. Proteger y restaurar lugares de importancia que tengan un significado cultural y espiritual.

IV. DEMOCRACIA, NO VIOLENCIA Y PAZ.

Igualdad de raza. Fuente: 2.bp.blogspot.com.

Igualdad de raza. 2.bp.blogspot.com.

13. Fortalecer las instituciones democráticas en todos los niveles y brindar transparencia y rendimiento de cuentas en la gobernabilidad, participación inclusiva en la toma de decisiones y acceso a la justicia.

a. Sostener el derecho de todos a recibir información clara y oportuna sobre asuntos ambientales, al igual que sobre todos los planes y actividades de desarrollo que los pueda afectar o en los que tengan interés.

b. Apoyar la sociedad civil local, regional y global y promover la participación significativa de todos los individuos y organizaciones interesados en la toma de decisiones.

c. Proteger los derechos a la libertad de opinión, expresión, reunión pacífica, asociación y disensión.

d. Instituir el acceso efectivo y eficiente de procedimientos administrativos y judiciales independientes, incluyendo las soluciones y compensaciones por daños ambientales y por la amenaza de tales daños.

e. Eliminar la corrupción en todas las instituciones públicas y privadas.

f. Fortalecer las comunidades locales, habilitándolas para que puedan cuidar sus propios ambientes y asignar la responsabilidad ambiental en aquellos niveles de gobierno en donde puedan llevarse a cabo de manera más efectiva.

14. Integrar en la educación formal y en el aprendizaje a lo largo de la vida, las habilidades, el conocimiento y los valores necesarios para un modo de vida sostenible.

a. Brindar a todos, especialmente a los niños y los jóvenes, oportunidades educativas que les capaciten para contribuir activamente al desarrollo sostenible.

b. Promover la contribución de las artes y de las humanidades, al igual que de las ciencias, para la educación sobre la sostenibilidad.

c. Intensificar el papel de los medios masivos de comunicación en la toma de conciencia sobre los retos ecológicos y sociales.

d. Reconocer la importancia de la educación moral y espiritual para una vida sostenible.

15. Tratar a todos los seres vivientes con respeto y consideración.

a. Prevenir la crueldad contra los animales que se mantengan en las sociedades humanas y protegerlos del sufrimiento.

b. Proteger a los animales salvajes de métodos de caza, trampa y pesca, que les causen un sufrimiento extremo, prolongado o evitable.

c. Evitar o eliminar, hasta donde sea posible, la toma o destrucción de especies por simple diversión, negligencia o desconocimiento.

16. Promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

a. Alentar y apoyar la comprensión mutua, la solidaridad y la cooperación entre todos los pueblos tanto dentro como entre las naciones.

b. Implementar estrategias amplias y comprensivas para prevenir los conflictos violentos y utilizar la colaboración en la resolución de problemas para gestionar y resolver conflictos ambientales y otras disputas.

c. Desmilitarizar los sistemas nacionales de seguridad al nivel de una postura de defensa no provocativa y emplear los recursos militares para fines pacíficos, incluyendo la restauración ecológica.

d. Eliminar las armas nucleares, biológicas y tóxicas y otras armas de destrucción masiva.

e. Asegurar que el uso del espacio orbital y exterior apoye y se comprometa con la protección ambiental y la paz.

f. Reconocer que la paz es la integridad creada por relaciones correctas con uno mismo, otras personas, otras culturas, otras formas de vida, la Tierra y con el todo más grande, del cual somos parte.

EL CAMINO HACIA ADELANTE.

Una familia de osos polares, en riesgo de extinción.

Una familia de osos polares, una especie considerada actualmente en riesgo de extinción.

Como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo. Tal renovación es la promesa de estos principios de la Carta de la Tierra. Para cumplir esta promesa, debemos comprometernos a adoptar y promover los valores y objetivos en ella expuestos.

El proceso requerirá un cambio de mentalidad y de corazón; requiere también de un nuevo sentido de interdependencia global y responsabilidad universal.

Debemos desarrollar y aplicar imaginativamente la visión de un modo de vida sostenible a nivel local, nacional, regional y global. Nuestra diversidad cultural es una herencia preciosa y las diferentes culturas encontrarán sus propias formas para concretar lo establecido. Debemos profundizar y ampliar el diálogo global que generó la Carta de la Tierra, puesto que tenemos mucho que aprender en la búsqueda colaboradora de la verdad y la sabiduría.

La vida a menudo conduce a tensiones entre valores importantes. Ello puede implicar decisiones difíciles; sin embargo, se debe buscar la manera de armonizar la diversidad con la unidad; el ejercicio de la libertad con el bien común; los objetivos de corto plazo con las metas a largo plazo. Todo individuo, familia, organización y comunidad, tiene un papel vital que cumplir. Las artes, las ciencias, las religiones, las instituciones educativas, los medios de comunicación, las empresas, las organizaciones no gubernamentales y los gobiernos, están llamados a ofrecer un liderazgo creativo. La alianza entre gobiernos, sociedad civil y empresas, es esencial para la gobernabilidad efectiva.

Con el objeto de construir una comunidad global sostenible, las naciones del mundo deben renovar su compromiso con las Naciones Unidas, cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales existentes y apoyar la implementación de los principios de la Carta de la Tierra, por medio de un instrumento internacional legalmente vinculante sobre medio ambiente y desarrollo.

Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida.

Un ecologista en El Bierzo.

La Carta de la Tierra. La Haya, 29 junio 2000. Earthcharterinaction.org.

Manifiesto ¡Alto a la guerra!

Suspendan la venta de armas a Israel hasta el fin de la guerra en Gaza. Jul. 2014. Change.org.

Gaza ¡Clamor mundial!

Israel no puede seguir actuando impunemente, con el silencio cómplice de Europa.

“Alto a los fanáticos yihadistas en Irak y otros países…”

“Alto a la guerra y a las condiciones inhumanas de vida”

“Alto al inmenso y sangriento negocio de los armamentos”

¡Es tiempo de “Nosotros, los pueblos…”!

Unamos nuestras voces y esfuerzos para detener, en todo el mundo, los terribles y moralmente intolerables enfrentamientos donde los niños y los civiles son víctimas de una violencia extrema y ciega; para enfrentar efectivamente el terror; para terminar de una vez con la amenaza nuclear; para poner fin a un sistema que amplía las desigualdades sociales, con injusta apropiación de los bienes comunes a la humanidad y a la Tierra y con tales condiciones de pobreza que miles de seres humanos mueren cada día de hambre y abandono; un mundo en el que el cuidado del medio ambiente está egoístamente olvidado y puede causar un deterioro irreversible en la calidad de vida en el planeta.

Unámonos en un clamor mundial para corregir con apremio la gobernanza presente a escala planetaria, refundando un Sistema de las Naciones Unidas con los objetivos tan bien establecidos en la Carta: “Nosotros, los pueblos… hemos resuelto evitar a las generaciones venideras el horror de la guerra”. Necesitamos construir e infundir una cultura de paz tanto individualmente como globalmente. Mientras tanto, como medida inmediata, un grupo relevante de mujeres y hombres podrían obtener el apoyo popular y el de algunos dirigentes para poner en práctica acciones de mediación para un “cese el fuego” respetado por todas las partes y la iniciación de procesos de paz bien dirigidos y concluyentes.

Este grupo pondría también en marcha iniciativas urgentes para compartir mejor y comenzar a reducir las disparidades sociales presentes; adoptar decisiones inminentes relativas a las condiciones ecológicas; asegurar la progresiva construcción de una nueva gobernanza guiada por los principios democráticos, con el fin de hacer posible la transición de una economía basadas en la especulación, la deslocalización productiva y la guerra a una política y economía basada en el conocimiento para un desarrollo humano que permita una vida digna para todos y preste atención a la conservación de la habitabilidad de la Tierra; de una cultura secular de imposición, dominación, racismo y violencia a una cultura de encuentro, diálogo, mediación, alianza, respeto mutuo y paz.

De la fuerza a la palabra: este es el verdadero desafío del siglo XXI.

“Nosotros, los pueblos…” han sido históricamente invisibles, temerosos, silenciosos, aislados, marginados. Ahora nosotros podemos expresarnos libremente. Podemos participar. Conocemos la Tierra como un todo. ¡Cada ser humano es capaz de pensar, imaginar, crear! Ha llegado el momento de inventar el futuro y poner en práctica un nuevo paradigma. Tenemos ante nosotros una nueva era, con conciencia y ciudadanía mundial, con igualdad de género y con visión de futuro. Y “Nosotros, los pueblos…” estamos decididos a tomar en nuestras manos las riendas del destino común.

“Nosotros, los pueblos….” Todos somos Gaza. Todos somos agredidos. Todos somos parte de estas poblaciones víctimas de Irak, Siria, África Central…

¡Unamos nuestras voces y nuestros esfuerzos… y el poder de los muy pocos pasará a ser, en una inflexión histórica, el poder de la gran mayoría!

Federico Mayor. Presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex Director General de la UNESCO.

Riboberta Menchú. Premio Nobel de la Paz.

Ambasador Anwarul Chowdhury. Former under Secretary General and High Representative of U.N.

Ivo Slaus. Presidente Honorifico de la Academia Mundial de las Artes y las Ciencias.

Heitor Gurgulino. Presidente de la Academia Mundial de las Artes y las Ciencias.

Gary Jacobs. Director Ejecutivo de la Academia Mundial de las Artes y las Ciencias.

Ernesto Samper. Ex presidente de Colombia.

Juan José Tamayo. Director de la Cátedra de la Teología y Ciencia de las Religiones. Universidad Carlos III de Madrid.

Ingeborg Breines. Copresidenta de la Oficina Internacional por la Paz.

Roberto Savio. Periodista. Fundador de IPS.

François de Bernard. Presidente del GERM.

Rustem Khairov.

Si deseas adherirte al Manifiesto envía un email a: manifiesto@fund-culturadepaz.org

Un ecologista en El Bierzo.

Suspendan la venta de armas a Israel hasta el fin de la guerra en Gaza. Julio 2014. Change.org.

El Día de la Madre Tierra centra su atención en las ’ciudades verdes’

La Tierra. 8planetas.com.

La Tierra. 8planetas.com.

Este año, el Día de la Madre Tierra se centra en las ciudades verdes, con el objetivo de movilizar a millones de personas para lograr un medio ambiente saludable y sostenible. En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades. A medida que la población urbana crece y los efectos del cambio climático empeoran, nuestras ciudades deben evolucionar.

El ‘Día de Tierra’ (Día de la Madre Tierra desde 2009) fue instituido en el año 1970. Recuerdo que hace un par de años el lema de la convocatoria fue ‘Por el medio ambiente, el clima y la justicia social’, y lo subrayo porque podría haber sido el de este año también, del pasado y del siguiente probablemente también. Quiero decir que no se han producido grandes cambios. O, incluso, podríamos decir que hemos ido a peor.

Personnas haciendo cola para recibir alimentos en Africa. Homoysapiens.com.

Personnas haciendo cola para recibir alimentos en Africa. Homoysapiens.com.

Es cierto que el medio ambiente está hoy en boca de todos, y que la palabra ‘sostenible’ se ha trasladado del lenguaje ecologista a todas las demás esferas de la actividad humana. Hoy todo aspira a ser ‘sostenible’, o ‘sustentable’ como dicen en Latinoamérica, y en cierto sentido es algo positivo, pues implica una preocupación subyacente por la ecología que hace pocas décadas no existía. Por otro lado, creo que cada día aumenta el número de las personas sensibles a la fragilidad del planeta, y sólo lamento que, en el tema tan vital del cambio climático, los políticos no estén actuando con mayor energía. Tal y como lo pidieron hace cinco años, en una memorable intervención, algunos medioambientalistas de Greenpeace en Copenhague.

Hace pocos días, desde Berlín, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) nos recordaba la urgencia de concretar medidas eficaces contra el calentamiento global, plasmadas en su informe anual. Y presentaba a las tecnologías limpias como una esperanza de futuro, incluida la captura de CO2. Pero, en esta ocasión, retornaba a postulados más clásicos, y ponía el acento en algo que siempre han defendido los ecologistas como capital para la lucha contra el cambio climático, y que es la reforestación.

Necesitamos reforestar más, cuando estamos haciendo lo contrario. Y no con ‘desiertos verdes’, incapaces de absorber el dióxido de carbono que le sobra al planeta, sino con auténticos bosques, ricos en diversidad vegetal.

Juan López de Uralde y Nora Cristiansen desplegan sus pancartas en la cena de gala real. Copenhague, 17 dic. 2009. Elmundo.es. AFP.

Juan López de Uralde y Nora Cristiansen desplegan sus pancartas en la cena de gala real. Copenhague, 17 dic. 2009. Elmundo.es. AFP.

El Día Internacional de la Madre Tierra es también un buen día para reflexionar sobre la necesidad de conservar la maravillosa biodiversidad que nos ofrece nuestro planeta, cada día puesta en entredicho. Pero también sobre la justicia social, que es garante de la paz y la estabilidad. Así como sobre el problema de la sobrepoblación planetaria, que alcanza cifras alarmantes, y que los expertos alertan que el planeta no podrá soportar si los países mayores consumidores de recursos no moderan su consumo y excesiva huella ecológica. Y, por qué no, también sobre esa eficiencia energética que precisan nuestras ciudades, ahora que más de la mitad de la población mundial reside en ellas.

Es importante que entendamos que nosotros, al tiempo que somos parte del problema, también lo somos de la solución. Los ciudadanos no podemos mantenernos pasivos cuando los políticos aparcan continuamente para el día después las advertencias y recomendaciones de los expertos y científicos. Porque más pronto que tarde habrá que actuar. Y las consecuencias serán peores cuanto más tardemos en hacerlo.

Un ecologista en El Bierzo.

Campaña ‘Ciudades Verdes’.

Logo. Campaña 'Ciudades verdes'. Earthday.org.

Logo. Campaña ‘Ciudades verdes’. Earthday.org.

‘Earth Day Network’ lanzó la campaña ‘Ciudades verdes’ en el otoño de 2013 para ayudarlas a ser más sostenibles reduciendo su huella ecológica. Centrado en tres elementos clave – edificios, energía y transporte – esta campaña tiene como objetivo convertir las ciudades en más limpias y saludables en base a las inversiones en energías renovables y la eficiencia energética.

Día Internacional de la Madre Tierra. 22/04/14. Un.org.

The Green Cities Campaign. 2013. Earthday.org. (en inglés).

La NASA invita a celebrar el Día de la Tierra con una ‘selfie’ mundial. 22/04/14. Lavanguardia.com.

Propuesta de la NASA para participar en una 'selfie' global para celebrar el Día de la Tierra.

Propuesta de la NASA para participar en una ‘selfie’ global para celebrar el Día de la Tierra.

El IPCC propone reforestar y más renovables contra el cambio climático. 15/04/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Celebración del Día Internacional de la Tierra. 20/04/2011. Ecobierzo.org.

Ecobierzo festeja el cuadragésimo aniversario del Día Internacional de la Madre Tierra. 22/04/10. Ecobierzo.org.

Anuncio a los internautas del próximo inicio de este blog

Mi renuncia a continuar publicando como ‘Un ecologista en El Bierzo’ en el blog de la Asociación Cultural Ecobierzo, publicada hace cuatro meses y medio por los motivos que expuse en su momento, fue coincidente con la apertura de una nueva bitácora gratuita por la asociación. Los elevados gastos de mantenimiento de una web, que acumula casi dos mil artículos y más de 3.000 fotografías, unido a los escasos ingresos por cuotas o donaciones, son los que llevaron a Ecobierzo a tomar esta decisión.

Durante varios años he venido publicando numerosos artículos en el blog de esta asociación, así como en anteriores bitácoras a las que también podía accederse cibernéticamente a través del primero. Espero que su lectura haya podido resultar útil a alguien y también, de alguna manera, haber contribuido con mi granito de arena a la provisión de un nuevo modelo de sociedad, ecológicamente más sostenible e igualitaria, que la que hoy todos y todas conocemos.

Con este artículo me despido de equellas webs a cuya elaboración he dedicado tantas horas. En un plazo de tiempo relativamente corto, quizá en un par de meses, desaparecerán definitivamente, por lo que recomiendo a los interesados en conservar alguna de sus informaciones que las descarguen antes de que esto suceda. Confieso mi agradable sorpresa al constatar que, pese a no haberse publicado apenas nuevos ‘posts’ en el blog de Ecobierzo desde mi despedida ‘por vacaciones’, la página ha continuado manteniendo en torno a las 30.000 visitas al mes, con descargas que por encima de los 15 Gb de media mensual.

Reconozco que durante este último periodo de abstinencia literaria que me he autoimpuesto, inhabitualmente largo, no ha cambiado demasiado mi visión personal de las cosas. Más bien al contrario, me parece que las cosas han ido a peor y mi sentido de la conservación me dice que no me compensa arriesgarse a conocer tantos conflictos personales por el mero hecho de opinar sobre lo que pasa. Es decir, sobre lo que sucede realmente y no sobre lo que algunos medios quieren hacernos creer que pasa. Por estos motivos, y aunque agradezco de todo corazón esas 2,5 millones de páginas visitadas por los internautas en cinco años, me he propuesto en lo sucesivo publicar entradas menos ‘comprometidas’ -lo que no quiere decir que no sigan siendo útiles- para que así se me permita respirar con algo más de tranquilidad y menos agobios. Procuraré, en lo posible, no comentar las noticias sobre mi  tierra, que es de donde procede tanta animadversión hacia mi trabajo, pues a mi edad me parece que ya no estoy  para tanto disgusto, ni tengo ganas tampoco de continuar arriesgándome a conocer algún otro disgusto judicial. Confío en que una savia nueva venga a remplazarme y continúe mi labor anterior.

Así las cosas, anuncio la continuación de ‘Un ecologista en El Bierzo’ más light, en la que puedo considerar como su tercera época, -si se atiende a que  ya conoció un periodo inicial que se inició en el año 2009, para después comenzar una segunda época junto a la Asociación Cultural Ecobierzo, que abarca desde el 2010 al 2013-, aunque con un enfoque claramente distinto. No obstante, y pese a los buenos propósitos aquí proclamados, intuyo que el nuevo blog que pronto iniciaré continuará manteniendo parte de esa rebeldía que, felizmente, nunca me ha abandonado.

Esta es la nueva dirección del blog: http://unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Confío en que no os defraudaré. En cuanto a la nueva dirección de Ecobierzo, podréis encontrarla en este otro enlace: http://ecobierzo.wordpress.com. Os recomiendo que os apuntéis ambas direcciones, aunque en caso de extravío, -una vez dado de baja el servidor-, creo que no os será muy complicado encontrarlas a través de los buscadores.

Un ecologista en El Bierzo.

‘Un ecologista en El Bierzo’ coge vacaciones. 01/07/13. Ecobierzo.org/unecologistaenelbierzo/.