Archivo de la etiqueta: La Luna

Hoy voy a pedir la luna

La luna. Actiweb.es.

La luna. Actiweb.es.

Me he levantado con conjuntivitis. ¿tal vez abusé ayer del ordenador? No sé si será esta la causa, pero me fastidia, sobre todo porque quiero seguir siendo el altavoz de ciertas noticias o pensamientos. Aunque no forzosamente de los míos, pues no soy tampoco tan torpe como para no darme cuenta de que no soy más que una gota de agua en el océano. O de que lo que yo tejo por un lado, otros se encargan de destejerlo por el otro.

La historia, como la vida, está hecha de una suma de avances y retrocesos, que ciertamente pueden juzgarse desde muy diferentes ópticas, sujeto este juicio a la nuestra naturaleza, educación y formación. Todo es, pues, extremadamente relativo. Sin embargo, y aún conscientes de que nuestras energías raramente culminarán en grandes cambios sociales, somos muchos/as los que nos animamos a insistir en esa generosa dirección, lo que es de agradecer. Porque esos esfuerzos, aunque sean nimios, contribuyen a contrarrestar los otros, en sentido contrario.

Firma del Acuerdo de Londres sobre la deuda alemana. 27 febr. 1953.  Wikipedia.org. Deutsche Bank AG, Kultur und Gesellschaft Historisches Institut, Frankfurt am Main.

Firma del Acuerdo de Londres sobre la deuda alemana. 27 febr. 1953. Wikipedia.org. Deutsche Bank AG, Kultur und Gesellschaft Historisches Institut, Frankfurt am Main.

Pienso, en concreto, en esos bárbaros asesinatos cuyas imágenes nos regalan ciertos personajes fanatizados hasta la médula, y que por suerte viven lejos, aunque eso no me impida sufrir por quienes, por desgracia, han de suportar sus denuestos. O en este océano, tan cercano a nosotros, manchado casi a diario de sangre joven e inocente. De hombres y mujeres cuyo único pecado fue nacer en esta época, y unos cuantos kilómetros más al sur que yo mismo.

No me gusta el machismo presente en  mi lenguaje e idioma. Ni me gusta esta globalización, la financiera sobretodo, destinada a explotar aún más y mejor a nuestros semejantes con jornadas de trabajo extenuantes y salarios de miseria.  Como tampoco me gusta el Club Bilderberg, con sus reuniones secretas y elitistas, orientadas a mantener los grandes privilegios sociales de sus participantes. Me congratula Warren Buffett cuando se enfrenta a Obama y le dice que los multimillonarios, y sus empresas, han de contribuir más al erario público. Porque paga él menos porcentaje en sus impuestos personales que sus trabajadores.

Stéphane Hessel y  José Luis Sampedro (de izq. a dcha) en la presentación de 'Indignaos'. Madrid, 28 marzo 2011. Fuente: elpais.com. Foto: Uly Martin.

Stéphane Hessel y José Luis Sampedro (de izq. a dcha) en la presentación de ‘Indignaos’. Madrid, 28 marzo 2011. Elpais.com. Foto: Uly Martin.

Me gustaba José Luis Sampedro, tanto como Hessel, y no me gusta esta Troika, dispuesta a arrastrar hasta el precipicio a un gobierno que no fue el que generó las deudas que ahora le reclaman. Me disgusta su arrogancia y su intransigencia. Alemania parece haber olvidado ya que, en 1953, le fue condonada una buena parte de una deuda odiosa que le impedía su resurgimiento como nación poderosa. Como no me gustan los bancos para el desarrollo, el FMI o el Banco Mundial, que sólo piensan en cómo ganra más dinero, y a los que habría que hacer desaparecer junto con sus responsables para dar paso a un relevo de personas que propiciaran un retorno a la esencia de los mismos.

Federico Mayor Zaragoza. Fuente: superandoelsida.ning.com.

Federico Mayor Zaragoza.

Me gusta Federico Mayor Zaragoza, cuando clama contra los grupos plutocráticos, que se han adueñado de la representación del mundo, haciendo ascos de unas Naciones Unidas a las que humillan con sus reuniones bilaterales. Y me gusta cuando dice que ha llegado la hora de los pueblos, pensando en Internet. Aunque, por desgracia, el control de la red todavía esté en manos de posibles déspotas.

Como él, yo también bramo cuando leo que cada día se gastan miles de millones de dólares, -o de euros, qué más da- en armamento. Cuando pienso en que cada día, cada pocos minutos, alguien sobre este planeta muere de miseria, hambre o desnutrición.

Viajamos al espacio, hasta los más recónditos lugares. Queremos colonizar los planetas y otros sistemas solares. Pero en el planeta Tierra, mientras tanto, cada día fallecen entre cinco y diez mil niños menores de cinco años, y dos o tres veces más de adultos, porque no tienen qué comer. Y los conflictos bélicos no disminuyen, más bien al contrario.

Martin Luther King. Comandofotográfico.com.

Martin Luther King. Comandofotográfico.com.

Pienso en ese necesario despertar de la conciencia ecologista. Estamos haciendo desparecer a cientos de especies que tardaron siglos en crearse. Y seguimos produciendo tan cantidad de residuos que pronto ya no sabremos dónde ocultarlos. Como seguimos destruyendo y contaminando ciegamente al planeta.

Ciertamente algo estamos haciendo bastante mal. Y, eso parece ocurrir a todos los niveles. En mi comarca algunos inútiles acaban de hacer desparecer los restos únicos de organismos que vivieron hace millones de años bajo una capa de cemento. Todo, para sujetar el talud de una carretera. Y aquí no pasa nada.

Teresa de Calcuta. Derrama.org.

Teresa de Calcuta. Derrama.org.

No funciona bien la organización establecida por unos pocos, muchas más veces atraídos por el dinero y el poder que por el servicio a la comunidad. Como tampoco lo hace aquella en la que todos quieren mandar. Necesitamos, ante todo, la presencia de personas dialogantes, tolerantes, bondadosas y bien preparadas, para dirigir los destinos de la humanidad. Personas, a ser posible, con una reconocida trayectoria y prestigio profesional y social.

No sé por qué, en un día tan soleado se me ocurrió pedir la luna.

Un ecologista en El Bierzo.

Acuerdo de Londres de 1953 sobre la deuda alemana. Wikipedia.org.

Desarme para el desarrollo humano y sostenible. 13/06/15. Federicomayor.blospot.com.

‘Ocupémonos de la Tierra, viajemos por la Tierra para apercibirnos, de una vez, que lo único que importa es cada vida humana’ (Federico Mayor Zaragoza)

Federico Mayor Zaragoza. Wikipedia.org.

Federico Mayor Zaragoza. Wikipedia.org.

Encuentro en Federico Mayor Zaragoza, a cuyo blog estoy abonado, un ungüento exquisito a mis propias cuitas y dolores. Algo que también me sucede cuando escucho al viejo maestro, que además lo fue realmente, Julio Anguita. Cavilaciones, inquietudes, dudas, rabia, impotencia y frustraciones compartidas parece que duelan menos.

Es cierto que mi menudencia me impide en ocasiones comprender todo el alcance de las palabras “mayorianas” (las de Anguita las entiendo mejor). Pero no es menos cierto que, algunas afirmaciones de Mayor Zaragoza a veces me conmueven, ya que siento como si fuera yo mismo quien las escribiera. Y de ese modo él logra además, como positivo resultado, que yo deje de percibirme como el bicho raro que a veces me siento. Vamos, el “loco” o inadaptado en esta ‘aldea global’ macluhaniana en la que sea ha convertido nuestro planeta.

“Aconsejo, sinceramente, no preocuparnos tanto por viajar a Marte y la Luna. Ocupémonos de la Tierra, viajemos por la Tierra para apercibirnos, de una vez, que lo único que importa es cada vida humana, este misterio, quizás milagro, capaz de crear, capaz de inventar un futuro distinto, un nuevo amanecer”, escribe el otrora director general de la Unesco en su último post virtual. Y me siento plenamente identificado con él.

Todo esto después de que Mayor Zaragoza haya escrito sobre el armamento, ese mercado armamentístico en el que se invierten millones, o billones (no sé ya), de dólares, euros y tantas y cuantas otras monedas nacionales. ¿Y –yo me pregunto- “si, por un momento destruyésemos todas las armas y centrásemos todos nuestros esfuerzos en desarrollar estrategias beneficiosas para la humanidad, que acaben con el hambre, que permitan ofrecer una educación y una vida digna a los millones de personas que no no pueden disfrutar de ellas?” “¿Qué ocurriría?”

Escribe Mayor Zaragoza que España, en plena crisis, sigue abonando casi 2.000 millones de euros por “deudas de armamento”. Corresponderían a material de guerra “adquirido hace años”. Y esto, cuando el Gobierno español reconoce públicamente que no hay dinero en las arcas gubernamentales para la salud, la educación, la investigación…

“Hemos comprado material que no necesitábamos con dinero que no teníamos”, declaró en una ocasión la ya ex ministra de Defensa, Carme Chacón, con extraordinario valor. Lo que da pie para que, seguidamente, Mayor Zaragoza introduzca en su texto alguna de esas preguntas que solemos hacernos todos: “¿Por qué no sabemos los ciudadanos cuánto, cuándo y quién ordenó estas compras desmesuradas?”

Pregustas sin respuesta que me empujan también a interrogarme: “¿Por qué no puedo obtener yo, en tanto que ciudadano y contribuyente, el acta de una actuación policial ocurrida en mi ciudad, a todas luces abusiva, después de haberlo solicitado ante mis representantes políticos? ¿Por qué tanta falta de transparencia, de opacidad, de desprecio al ciudadano, en nuestra sociedad?”

Los gastos mundiales en armamento superan ampliamente a aquell que permtirían erradicar el hambre sobre la faz de la Tierra. Madrescontralaguerra.org.

Los gastos mundiales en armamento superan ampliamente a aquell que permtirían erradicar el hambre sobre la faz de la Tierra. Madrescontralaguerra.org.

Mayor Zaragoza habla además sobre esos “4.000 millones de dólares en armas y gastos militares” que hoy dedican las naciones a comprar efectos destinados a matar. Observo que se olvida de precisar si es un gasto mundial o sólo norteamericano. “Ha llegado el momento de oponernos radicalmente”, subraya. Sí, tiene razón, es el momento de decir no a la muerte, cuando cada día mueren –según algunas opiniones- hasta 60.000 personas por falta de alimentos.

En el texto de Mayor Zaragoza hay asimismo informaciones interesantes sobre proyectos armamentísticos que se están desarrollando en Europa y Estados Unidos. Y sobre sus elevados costes. Cuando lo que este planeta necesita, y otra vez coincido en esto con el también bloguero, es “otra cosa”. Algo, como dice el también ex catedrático de Bioquímica de la Universidad Autónoma de Madrid , queda muy alejado de esa “inclemente preparación de la guerra”. Y, también, de falsos axiomas como aquel que dice: “Si quieres la paz, prepara la guerra”. Un sofisma con el que algunos frustrados militares y otros políticos afines, junto con tétricos personajes ligados al negocio de la guerra, pretenden condicionarnos.

Un ecologista en El Bierzo.

Armamento, ¡basta! 19/09/12. Federicomayor.blogspot.com.es.

¡Ahora rumbo al hombre! 23/06/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Cumbre de la Tierra ‘Río+20’ no aporta las soluciones esperadas a los graves problemas medioambientales y sociales actuales. 02/07/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

En el ‘Día Mundial de la Alimentación’ la FAO alerta sobre las resistencias que entorpecen la erradicación del hambre. 18/10/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.