Archivo de la etiqueta: Luisiana

Multa histórica para BP en el Golfo de México y los responsables del Prestige se van de rositas

Incendio de la plataforma petrolera de la BP en el golfo de México. Abril, 2010. The United States Coast Guard.

Incendio de la plataforma petrolera de la BP en el golfo de México. Abril, 2010. The United States Coast Guard.

Tras la publicación el pasado mes de abril de las indemnizaciones millonarias asumidas por la British Petroleum, en relación con el desastre que asoló la zona del Golfo de México aquel mismo mes de 2010, han vuelto a aparecer recientemente nuevas noticias relacionadas con esas compensaciones, las más altas apuntan esas fuentes requeridas jamás por ningún gobierno mundial a petrolera alguna.

El baile de cifras sobre esas compensaciones es bastante variado, según el medio de comunicación consultado, aunque todos coinciden en lo excepcional del importe que deberá pagar la petrolera inglesa durante los próximos cinco años (otras fuentes indican dieciocho) para mitigar los efectos del grave desastre medioambiental que provocó y que se situaría en el orden de los 20.000 millones de dólares americanos.

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. Elpais.com. Efe.

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. Elpais.com. Efe.

La noticia ha generado algunas reacciones airadas, como por ejemplo la de Greenpeace y de otras personas interesadas por estos temas (entre las que me incluyo), por la diferencia que establece el caso ocurrido frente a las costas norteamericanas con el protagonizado en 2002, por el petrolero liberiano Prestige frente a las gallegas. Y todo porque, en este último caso, todos los acusados ya han sido absueltos y la vía judicial se ha cerrado sin establecer responsabilidad alguna.

Se considera que el hundimiento del Prestige supuso el vertido de 77.000 toneladas de fuel en lo que significó la mayor catástrofe medioambiental en España, la cual motivó la colaboración desinteresada de miles de voluntarios venidos de todos los rincones del país. Trece años después, la única ayuda que han recibido los afectados fue la que proporcionó el propio Estado español.

La conclusión que algunos sacamos es que nuestra justicia es demasiado laxa cuando se trata de establecer responsabilidades en los delitos ambientales que nos afectan, algo que no es novedad alguna para los lectores de este blog, que suficientes casos ha publicado de lo mismo, pero que no deja todavía de sorprender a algunas almas cándidas.

Según ‘Publico.es’, la petrolera británica se comprometió, el pasado día 5, a pagar hasta 20.800 millones de dólares (18.571 millones de euros) para saldar las demandas civiles relacionadas con el desastre natural originado por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon. Para ese diario digital la cifra supone la mayor multa medioambiental de carácter civil en la historia y la mayor indemnización que ha tenido que afrontar una sola empresa en EE.UU.

El pacto acordado entre la petrolera y el Departamento de Justicia de EEUU, que cierra el caso, del pozo Macondo y ha supuesto -al contrario de lo que yo imaginaba que sucedería- una subida del valor bursátil de la empresa.

El acuerdo con la British Petroleum.

Desastre medioambiental en el golfo de México. Filealien-46.blogspot.com.

Desastre medioambiental en el golfo de México. Filealien-46.blogspot.com.

Atendiendo a las cifras publicadas por ‘Publico es’ el acuerdo alcanzado con el Gobierno estadounidense significa que la BP deberá pagar 5.500 millones de dólares (4.910 millones de euros) de multa, de los cuales un 80% se destinará a la restauración de la región afectada por el desastre medioambiental. Asimismo, la petrolera británica pagará 8.100 millones de dólares (7.232 millones de euros) en concepto de daños a los recursos naturales y hasta 700 millones de dólares adicionales (625 millones de euros) para afrontar cualquier otra afección a esos recursos desconocida en el momento de suscribir el acuerdo. Además, BP pagará 600 millones de dólares (536 millones de euros) para hacer frente a otras reclamaciones, mientras que destinará 4.900 millones de dólares (4.375 millones de euros) a los cinco estados del Golfo más afectados (Alabama, Florida, Luisiana, Mississippi y Texas) y hasta 1.000 millones de dólares (893 millones de euros) a saldar las reclamaciones de los gobiernos locales.

El acuerdo del Prestige.

Voluntarios proceden a la limpieza del fuel vertido por el Prestige. Galicia, 28 nov. 2002. Greenpeace.org. Foto: Pedro Armestre.

Voluntarios proceden a la limpieza del fuel vertido por el Prestige. Galicia, 28 nov. 2002. Greenpeace.org. Foto: Pedro Armestre.

Tras un proceso judicial de once años, con 270.000 folios de sumario y unas 400 horas de declaraciones, la Audiencia Provincial de Coruña absolvió a los acusados del caso, evitando que el Estado pudiera reclamar a alguien la responsabilidad civil por los 4.328 millones de euros en pérdidas –según la Fiscalía- que originó el vertido que contaminó unos 2.500 Km de costa. Unos daños, por otra parte, calificados como mucho más importantes por algunos informes presentados durante el proceso.

El Partido Popular (PP) culpó del desastre al capitán del navío, Apostolos Mangouras, que fue condenado a nueve meses de prisión por un delito de desobediencia grave aunque no fue a la cárcel, y al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos. Solo hubo un cargo público encausado, el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López-Sors, que resultó absuelto.

Para Antón Sánchez, diputado de Anova en el parlamento gallego, muy crítico con las decisiones adoptadas en aquel momento por el Gobierno, “el proceso judicial fue un auténtico despropósito”. Sanchez considera que “como siempre acaba pasando en estos casos, se termina arrojando sobre un chivo expiatorio toda la responsabilidad que en realidad es múltiple”.

Recordaré que durante la crisis previa al hundimiento del petrolero con bandera de Bahamas, el Gobierno, encabezado entonces por el presidente José María Aznar, y con Mariano Rajoy como portavoz del Gobierno. decidió alejar el buque de la costa, desoyendo los avisos de los expertos y del propio capitán, que aconsejaban resguardarlo en un puerto seguro. El buque terminó quebrándose a 250 km de la costa.

Juan Luis Pía, presidente del tribunal que ha juzgado la catástrofe del «Prestige». 2013. Abc.es. Efe.

Juan Luis Pía, presidente del tribunal que ha juzgado la catástrofe del «Prestige». 2013. Abc.es. Efe.

Para Francisco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción, “Tenemos un ordenamiento jurídico tremendamente garantista, pero en el momento en el que hay que imputar a alguien de la administración, es casi imposible”, explica. “Queda claro que nuestra justicia es ineficiente a la hora de asignar responsabilidades”, dice apuntando hacia al caso del hotel ‘El Algarrobico’. Por lo demás, Greenpeace asegura que todavía hay miles de plataformas petroleras en el Golfo de México y que “muy poco ha cambiado para hacerlas más seguras”.

Por otra parte observo que en el Ártico la carrera por el oro negro ciega a los gobiernos, poniendo en riesgo el medio ambiente, tal y como viene denunciando esa ONG. Y todo esto ocurre mientras el petróleo podría ya ser sustituido por otras alternativas energéticas que comportan riesgos menores. En este sentido, si estás en contra de estas prospecciones, puedes manifestarte firmando una petición de Greenpeace que ya cuenta con más de 200.000 firmas.

En relación con el caso Prestige me parece importante subrayar que en 2003 el Gobierno español interpuso una demanda contra empresa American Bureau of Shipping (ABS) reclamándole el pago de mil dólares por haber declarado el buque siniestrado apto para la navegación. Sin embargo, este proceso judicial fracasó tras recibir tres fuertes varapalos en su largo discurrir por los tribunales norteamericanos.

Un ecologista en El Bierzo.

José Luis López Sors, durante el macrojuicio por el desastre del Prestige. Lavozdegalicia.es. Paco Rodríguez.

José Luis López-Sors, durante el macrojuicio por el desastre del Prestige. Lavozdegalicia.es. Foto: Paco Rodríguez.

Indemnización sin precedentes por el vertido del golfo de México. 03/07/15. Elperiodico.ocm.

BP paga la mayor indemnización de la historia por el vertido del Golfo de México; el Prestige, sin responsable. 05/10/15. Publico.es.

BP se declara culpable del vertido en el golfo de México y pagará 3.500 millones. 30/04/15. Elpais.com.

Sentencia del “Prestige”: un proceso que no acaba con la lectura del veredicto. 13/11/13. Abc.es.

José Luis López Sors: «Soy más ecologista que Nunca Máis». 16/11/13. Lavozdegalicia.es.

BP y Prestige: o el ejemplo de que contaminar sale más barato según dónde se haga. 06/1/15. Greenpeace.org.

¡Prospecciones NO! 2015. Greenpeace.

El vertido de petróleo en el golfo de México y la minería a cielo abierto en León

La plataforma petrolera de BP arde en el golfo de México. 10 abril 2010. Foto: GN.

La plataforma petrolera de BP arde en el golfo de México. 10 abril 2010. Foto: GN.

El blog del ex eurodiputado del partido de los Verdes, David Hammerstein, es para mi una fuente de opinión e información privilegiada que, cuyos artículos con frecuencia y de una manera muy acertada suele poner los puntos sobre las íes en asuntos que a mí también me preocupan.

Desde ‘Un ecologista en El Bierzo’ he tenido la oportunidad de reproducir alguns o de losde ellos en un intercambio de información que cuenta con su amable autorización. Hace unos pocos días publiqué mi particular denuncia sobre el vertido en el golfo de México de millones de metros cúbicos de crudo por la British Petroleum. La cifra exacta se desconoce, ya que  la empresa no la ha facilitado, pero se barajan cantidades entre 70 y 150 millones de litros vertidos al mar, en el que se considera ya como el mayor desastre petrolero en los Estados Unidos.

Después de un intento fracasado de colocar una campana encima del vertido, la compañía británica pareció triunfar hace pocos días con una nueva técnica consistente en inyectar lodo pesado y cemento dentro de la tubería que llega hasta el yacimiento, a siete kilómetros de profundidad. Nunca se había probado antes un procedimiento similar y a tal profundidad. Pero el invento, que pareció inicialmente funcionar, también fracasó.

Preocupado por el vertido en el golfo, el viernes 28, el presidente Barack Obama lo visitó por segunda vez, más dispuesto que nunca a tomar cartas en el asunto, muy consciente de que su inhibición en el tema podría acarrearle resultados electorales negativos. Pero también porque  siente un auténtico interés por las energías alternativas limpias. Algo que se ha visto reflejado en las fuertes inversiones realizadas en este sector durante su mandato.

Obama amenaza con llevar a la BP ante los tribunales.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.wordpress.com.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.

En una reciente intervención pública el presidente Obama no se ha andado con delicadezas. “Si los responsables del mayor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos violaron la ley tendrán que responder con su capital ante los tribunales de justicia”, afirmó.

Mientras tanto, las acciones de la transnacional británica han perdido más de un tercio de su valor, o sea, cerca de 54.500 millones de euros desde que comenzó el derrame. La compañía aún ha sido incapaz de valorar el alcance del vertido, que continúa fluyendo, pero si ha podido indicar sin problemas que el coste total de sus labores de limpieza asciende ya a 990 millones de dólares.

Entre tanto, se acerca la temporada de huracanes en el océano Atlántico y la asesora en asuntos energéticos de la Casa Blanca, Carol Browner, ha manifestado su preocupación ante esta eventualidad, que haría que las previsibles operaciones para atajar la pérdida resultasen más complicadas.

David Hammerstein nos recuerda la responsabilidad de la empresa petrolera en el accidente y también los peligros que para nuestro planeta supone basar nuestra civilización energética en los combustibles fósiles. También hace referencia a los intereses que unen a los gobiernos con las transnacionales del petróleo, o con otras parecidas, algo que también vengo denunciando desde hace tiempo en estas páginas y muy en especial en el caso del empresario del carbón Victorino Alonso.

De izquierda a derecha, Rafael Álvarez de la Casa de León, el alcalde de Ponferrada Carlos López Riesco, el procurador en Cortes Miguel Ángel Martínez Fernández y Victorino Alonso. León, 20 febr. 2010. Fuente: D-B News.

De izquierda a derecha, Rafael Álvarez de la Casa de León, el alcalde de Ponferrada Carlos López Riesco, el procurador en Cortes Miguel Ángel Martínez Fernández y Victorino Alonso. León, 20 febr. 2010. D-B News.

Esas relaciones son hoy día ya prácticamente “vox populi” y a nadie parecen ya escandalizar. Incluso, sonrojo alguno, se hacen públicas sin en actos en los que se agasaja a esos magnates de la destrucción medioambiental. Prueba de ello es el premio otorgado hace pocos meses por la Casa de León en Madrid al mencionado Alonso. Por otra parte, la presencia de ciertos invitados, algún alcalde y varios senadores, parece dejar bien a las claras que existen estas relaciones sospechosas.

El ex eurodiputado hace referencia también al excesivo proteccionismo que suele rodear algunas actividades empresariales nocivas para el medio ambiente, que se ven extrañamente beneficiadas con masivas subvenciones estatales, mientras que otras actuaciones delictivas (como la rotura de precintos, el allanamiento de ámbitos arqueológicos protegidos y algunas más) se benefician de la vista gorda del poder y no se ven justamente perseguidas.

De estos atropellos ya hemos tenido muestra de alguno en nuestra zona ¡Y es que. incomprensible e inadecuadamente, hay empresarios que mandan más que ministros!

Un ecologista en El Bierzo.

Obama, el vertido en Luisiana y las minas de carbón en León, por David Hammerstein.

El eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein. 2009. Davidhamerstein.com.

El eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein. Davidhamerstein.com.

En una rueda de prensa celebrada el 28 mayo en Luisiana, Barack Obama dijo que el vertido de petróleo estaba relacionado con “el hecho de que las empresas petrolíferas tienen que bajar una milla debajo del nivel del mar y después perforar 3 millas (5km) más, demostrando la creciente escasez del petróleo lo que hace la extracción cada vez más peligrosa y cada vez más cara“. A continuación, el presidente Obama afirmaba que la búsqueda de más petróleo no era la solución y que urge buscar fuentes alternativas de energía. Sobre su impresión personal sobre el vertido dijo que era especialmente duro para él, y afirmó: “yo me criaba en Hawai donde el océano es considerado sagrado“.

Con estas palabras de sensibilidad sobre los límites y daños ambientales, el debate público se puede acercar un poco hacia la realidad. El problema del vertido del mortecino combustible fósil no responde principalmente a si ha habido incompetencia o no en el accidente, o si se ha dado una falta de responsabilidad por parte de la empresa petrolera (que por cierto, sí la ha habido, y ¡mucha!), sino que responde más bien a un problema más grave y mucho mayor, el de nuestra adictiva dependencia mortífera a un combustible fósil como es el petróleo, cuya extracción, transporte y quema son estructuralmente biocidas para el conjunto de la humanidad y el planeta viviente. Si además, el océano puede ser considerado como sagrado como dice Obama, los dioses hoy deben estar furiosos ante la manera que tratamos la cuna y equilibrador de toda vida en La Tierra.

Obama también hizo referencia a la múltiple irresponsabilidad institucionalizada que favorecía el accidente: las corruptelas y los conflictos de intereses sectoriales dentro de las mismas agencias gubernamentales encargadas de gestionar la extracción de petróleo y el carbón, con las infames “puertas giratorias” que habitualmente establecen estrechas relaciones de intereses entre los directivos de empresas y los funcionarios de las instituciones públicas, el enorme e invisible poder de los lobbies del combustible fósil, y una ciudadanía rehén cuyos intereses colectivos están amordazados.

Salvando las distancias y los diferentes tipos y escalas de destrucción ambiental, el vertido de Luisiana guarda unas similitudes con la situación en la que están las minas de carbón a cielo abierto en el norte de España, principalmente en León.

Ambos tipos de extracciones causan unos daños irreparables en las funcionesnaturales y la capacidad generativa de unos ecosistemas singulares, frágiles y muy valiosos, por un lado los estuarios y zonas húmedas y por otro lado, las montañas protegidas por leyes ambientales europeas y con reconocimientos internacionales por ser santuarios únicos de flora y fauna en extinción, unos paraísos ambientales donde aún resisten los últimos osos pardos y los urogallos, como los del valle de Laciana en León.

El presidente español José Luis Zapatero saluda al empresario minero Victorino Alonso. Fuente: tsobudelaciana.blogspot.com.

El presidente español José Luis Zapatero saluda al empresario minero Victorino Alonso: Tsobudelaciana.blogspot.

Tanto las plataformas petrolíferas como las minas a cielo abierto extraen un combustible fósil que contamina terriblemente a cada paso de su ciclo, desde la extracción hasta su quema. Las dos actividades mineras también gozan de un gran proteccionismo económico con íntimas redes de complicidades entre los intereses de las administraciones, los gobiernos políticos, y los empresarios mineros, y utilizan para ello numerosas coberturas oficiales que protegen y encubren las muchas ilegalidades y abusos cometidos en sus respectivos gobiernos y sus respectivas administraciones nacionales, regionales y locales.

La complicidad entre las empresas mineras y los gestores públicos de los gobiernos han llegado hasta los niveles más altos del poder. Tanto en EE.UU. como en España las actividades del carbón y del petróleo han disfrutado de masivas subvenciones estatales y de la vista gorda oficial ante unos notorios atropellos de las leyes.

En EE.UU como en España las tres ‘ces’ van juntas: contaminación, combustibles y corrupción.

¿Cómo piensa la BP que podrá pagar el desastre ecológico provocado en el golfo de México? 24/05/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Desastre ecológico en el golfo de México. Abril, 2010. Ecologismo.com.

Desastre ecológico en el golfo de México. Abril, 2010. Ecologismo.com.

BP anuncia el fracaso del sistema ‘top kill’ para frenar el vertido. 30/05/10. Elpais.com.

Obama denunciará ante los tribunales a los responsables del vertido si violaron las leyes. 01/06/10. 20minutos.es.

Antes de la explosión que causó el vertido hubo fallos esenciales en la plataforma. 26/05/10. 20minutos.es.

¿Cómo piensa la BP que podrá pagar el desastre ecológico provocado en el Golfo de México?

El pozo petrolero Deepwater-Horizon incendiado. Foto: jornada.unam.mx.

El pozo petrolero Deepwater-Horizon incendiado. Foto: jornada.unam.mx.

Hay límites que ninguna empresa debería ultrapasar cuando la salud de las personas está en juego.

Esto es una evidencia fácilmente constatable con la energía nuclear, cuyos peligros se escapan a cualquier control humano, como Chernóbil (1986) se encargó de recordárnoslo. La fusión del núcleo del reactor nuclear tuvo consecuencias trágicas para miles de personas situadas en el radio más inmediato a la explosión, pero alcanzó a muchas más que residían a cientos de kilómetros del lugar donde sucedió el dramático accidente.

Y, desde luego, algo tienen de “cherlobiana” la dimensión actual del vertido de petróleo en el Golfo de México provocado por la British Petroleum, que podría ir en camino de convertirse en la mayor catástrofe en la historia de la industria petrolera. Los hombres no debieran jugar a aprendices de brujos cuando la partida compromete la vida de tanta gente. Porque llega un momento en qué, como le sucediera a ‘El aprendiz de mago’ interpretado por Mickey Mouse en la célebre película de Walt Disney (“Fantasía”), se pierde el control y entonces tienen que acabar confesándose incapaces de controlar el desaguisado que han propiciado.

Ciertamente, este grave accidente nos debería llevar a la reflexión sobre el uso de los combustibles fósiles como el principal motor de las actividades humanas, tanto por los graves riesgos que representa como por su alto impacto medioambiental.

La marea negra se mezcla con el agua dulce en el delta del río Mississippi y los pantanos adyacentes. Mayo 2010 Foto: nola.com.

La marea negra se mezcla con el agua dulce en el delta del río Mississippi y los pantanos adyacentes. Mayo 2010 Foto: nola.com.

Y aunque suene utópico me atreveré a decirlo. Creo que lo que deberíamos haber hecho los humanos es situar los recursos energéticos bajo la única propiedad de aquellos que habitamos el planeta. Lo mismo que el aire, o que el agua, hay recursos que deberían ser comunes a la Humanidad. Y ésta debería haberse organizado años ha para que así fuera. No ahora, sino hace cientos de años. Porque la catástrofe ecológica, -telúrica-, que seguro que llegará (si continuamos vaciando nuestro planeta de millones de metros cúbicos de petróleo y gas natural), nos acabará afectando a todos, y no sólo a los accionistas de la BP. Quizás nos esté afectando ya (todos estos terremotos que padecemos desde hace décadas y que parecen haberse acentuado aún más últimamente), mientras nos ocultan los hechos científicos de esta realidad. Lo que sí es seguro, es que no habrá entonces diferencias entre culpables e inocentes, entre responsables y víctimas del desastre.

De hecho cada vez son más las voces que cuestionan este vaciado del planeta Tierra. La escuché de labios de una representante ecuatoriana en la Cumbre de los Pueblos. Y no es un pensamiento ajeno a otras gentes. Deberíamos plantearnos la realización de mayores esfuerzos en la investigación de energías menos contaminantes para el planeta y acabar con el sistema económico basado sobre las energías fósiles.

Ha transcurrido un mes largo desde que el día 20 de abril se produjese el hundimiento de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, un suceso que terminó con la vida de 11 trabajadores y que, según parece, hubiese podido ser evitado dado que se conocían defectos técnicos que aconsejaban posponer la extracción.

En un primer momento, la transnacional británica intentó parar el vertido colocando una gigantesca campana que limitara su expansión desde el fondo de las profundidades marinas de donde fluía, a más de kilómetro y medio de la superficie. Pero el experimento fracasó. Después consiguió hacer bajar una tubería por la cual ha logrado recuperar, según fuentes de la misma compañía, hasta una quinta parte de los 5.000 barriles de petróleo diarios que escapan por las fugas (pues parece ser que son dos). Aunque estas son sólo las cifras británicas. Otros cálculos de expertos, emitidos en el Capitolio norteamericano, apuntan a que el derrame podría situarse entre los 25.000 y los 95.000 barriles diarios. Aunque el baile de cifras es enorme, pues hablan de 2.800 y 14.000 toneladas diarias de crudo vertido al mar, mientras BP sólo reconoce 700.

La BP acepta pagar 75 millones de dólares por el vertido.

Situación del vertido petrolero de BP. 2010. Bbc.co.uk.

Situación del vertido petrolero de BP. 2010. Bbc.co.uk.

l propio director de gestión de la BP en Houston (EE.UU.), Robert Dudley, ha calificado ya como “una catástrofe” al vertido de petróleo. El sábado se conocía que la compañía acepta pagar la indemnización máxima de 75 millones de dólares que establece la ley norteamericana para estos casos. Una aceptación que al secretario de Interior norteamericano, Ken Salazar, parece satisfacer; aunque no del todo.

75 millones de dólares… Pero, ¿cuántos beneficios obtiene una empresa que puede realizar semejante dispendio y continuar su andadura empresarial como si nada? Es más, me apuesto a que vuelve a obtener beneficios al cabo de poco tiempo. Lo estamos viendo con nuestros bancos, que –pese a la crisis- declaran beneficios de millones de euros mientras nosotros nos vemos obligados a vivir con pocos cientos de euros al mes. Entre tanto, millones de niños mueren anualmente de hambre en el mundo y no hay dinero para medicinas que salvarían las vidas de otros cuantos millones más.

Algunos aducirán que nada podemos hacer y que todo está así montado. Vale, pero ¿pagará la BP la muerte de la diversidad que habrá generado su imprudencia? ¿Pagará los salarios de todos aquellos que dejarán sin recursos para vivir en los miles de kilómetros de costa cercanos al desastre?

Preocupación política del gobierno de Barack Obama.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.wordpress.com.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.

Para no verse afectado electoralmente por el desastre, el Gobierno demócrata ha dicho que apartará a la empresa inglesa de las operaciones que intentan frenar el derrame petrolero en el Golfo de México si determina que ésta no actúa como se requiere. Lo cierto es que el gobierno del presidente Barack Obama se está enfrentado cada día a más presión política y pública para que se haga cargo totalmente de la operación de contención del derrame, debido sobre todo a las crecientes críticas contra la petrolera inglesa causante del desastre.

Salazar se mostró frustrado porque la BP ha sido incapaz de frenar la fuga. Y así lo reflejó en sus declaraciones a la prensa tras visitar las oficinas centrales de la transnacional en Estados Unidos, en Houston. El derrame está amenazando con transformarse en un enorme desastre económico y ecológico a lo largo de la costa estadounidense del Golfo. Y sus flecos políticos podrían afectar al gobierno de Barak Obama, cuyo Gobierno podría pagar un alto precio si fracasa su gestión.

En el litoral estadunidense del Golfo de México operan actualmente 3. 858 plataformas de perforación submarina. Pero estos pozos petroleros apenas contribuyen con 1.6 millones de barriles diarios al consumo de EE.UU., que rebasa los 19.5 millones de barriles diarios. La autonomía energética de Estados Unidos no se ve pues amenazada por el desastre ambiental, ni le obliga tampoco a abrir nuevas prospecciones.

Daños ecológicos.

 Investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Gulfport están investigando la muerte de varias tortugas coincidiendo con el vertido de BP. Davemartinimage.

Investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Gulfport están investigando la muerte de varias tortugas coincidiendo con el vertido de BP. Davemartinimage.

El día 22 del corriente Bobby Jindal, gobernador de Luisiana, declaraba que la mancha de petróleo había alcanzado, finalmente, los frágiles pantanos de este estado sureño [2]. Ahora, la marea negra se mezcla con el agua del delta del rio Mississippi y la de los pantanos adyacentes. Según el departamento local de Vida Silvestre y Pesca, son ya cuarenta los kilómetros del área destruidos y más de 600 especies de animales se están viendo amenazadas: 445 peces, 134 aves, 45 mamíferos y 32 reptiles y anfibios. En Luisiana temen que el petróleo llegue a las marismas, los ecosistemas húmedos que funcionan como incubadoras de camarones, ostras, cangrejos y peces que hacen del estado el principal productor de mariscos de Estados Unidos. También, en otras zonas, tengo noticias de que ya han comenzado a aparecer grandes tortugas muertas.

De mantenerse el ritmo actual, la mancha podría llegar en una semana a las costas de Florida y Cuba, y eventualmente seguir hacia el Atlántico. El petróleo ya entró en contacto con la corriente marina de Lazo, una de las más fuertes del Golfo de México, por lo que se estima que en un periodo de entre tres a seis meses podría alcanzar las costas de de Texas, Tamaulipas y Veracruz.

Un ecologista en El Bierzo.

BP acepta pagar 75 millones de dólares por el vertido en el Golfo de México. 24/05/10. Abc.es.

Petróleo derramado llega a pantanos de Luisiana y corriente clave. 20/05/10. Eluniverso.com.

Vertido de petróleo en el Golfo de México. Incontrolado. 15/05/10. Madrimasd.org.

Crater Plume Gassing. Youtube.com. 12/05/10. Deepwater Horizon Oil Spill