Archivo de la etiqueta: Luxemburgo

Campaña europea de Avaaz contra el cambio climático

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 50%, en los próximos dicesiésis años, es uno de los objetivos de la nueva campaña de recogida de firmas convocada por Avaaz.org.

La organización insta a la Unión Europea (UE) para que “protejan nuestro futuro” y les recuerda que “los científicos han advertido que cualquier límite por debajo de este umbral llevará el cambio climático a un punto de no retorno”.

Avaaz considera que un liderazgo europeo fuerte en la lucha contra el cambio climático puede ser determinante en las negociaciones de la cumbre de París del año que viene, e insta a la ciudadanía a que actúe con urgencia apoyando a los comisarios europeos.

La ciberacción de Avaaz ocurre antes de una importante reunión europea sobre el clima, prevista para los días 20 y 21 de marzo, y cuyo resultado se ve  amenazado por la oposición de algunos países del este a reducir sus cuotas de emisión de C02. Con su mensaje multitudinario, la organización quiere respaldar la postura de países como Alemania y Reino Unido, más comprometidos en la lucha contra la reducción europea de las emisiones contaminantes.

Podéis encontrar más información sobre esta ciberacción y firmarla aquí.

Esta recogida de firmas se ha visto precedida, en enero de este mismo año, por otra que permitió el envío de un cuarto de millón de mensajes a los comisarios europeos.

Cumbre europea los días 20 y 21 de marzo.

La Comisión Europea quiere  reducir las emisiones contaminantes en un 40% con respecto a los niveles conocidos en el año 1990, y ha considerado un objetivo de producción energética renovable del 27% para el conjunto de la Unión, aunque sin establecer cuotas obligatorias por países.

El Ejecutivo comunitario ha tenido que rebajar sus pretensiones de reducir hasta en un 50% las emisiones comunitarias para alcanzar el consenso de todos los Estados miembros, ya que hay países más dependientes de las energías fósiles, como es el caso de Polonia. España, Austria, Portugal, Alemania, Dinamarca, Francia, Bélgica, Países Bajos, Finlandia, Eslovenia, Estonia o Luxemburgo han apoyado expresamente el objetivo del 40%.

Bruselas ha renunciado a presentar una directiva que regule la extracción de gas mediante fracturación hidráulica (fracking) y se ha limitado a hacer algunas recomendaciones genéricas, como la de tener en cuenta el impacto medioambiental que pueda tener y la de hacer consultas públicas antes de iniciar un proyecto con esta tecnología, fuertemente rechazada por los grupos ecologistas.

La inversión necesaria para alcanzar los objetivos europeos en 2030 se estima en 38.000 millones de euros anuales para el conjunto de la UE, de los cuales más de la mitad se invertirán en el sector residencial y de oficinas para asegurar una mayor eficiencia en el consumo de la energía.

De acuerdo con un sondeo especial de Eurobarómetro sobre el cambio climático publicado el 3 de marzo de 2014, cuatro de cada cinco europeos consideran que la lucha contra el cambio climático y el uso más eficaz de la energía pueden impulsar la economía y el empleo. Este valor es ligeramente superior al del sondeo anterior, realizado en 2011, en el que el 78 % de los encuestados expresaron esa opinión.

Un ecologista en El Bierzo.

La UE se fija el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 40% para 2030. 22/01/14. Elmundo.es.

Polonia lidera la resistencia a que la UE fije un objetivo del 40% de recorte de emisiones para 2030. 03/03/14. Telecinco.es.

El riesgo de inundación en Europa podría duplicarse para el año 2050. 02/03/14. Europapress.es.

El 80% de los europeos cree en el potencial económico de la lucha contra cambio climático. 03/03/14. Lavanguardia.com.

Europa ya no piensa en verde. 03/02/14. Abc.es.

Los países del Este se resisten al objetivo de reducción de emisiones de la UE.  03/02/14. Elpais.com.

Los eurodiputados afean a Bruselas su tibieza en el recorte de emisiones. 05/02/14. Elpais.com.

La Comisaria de Cambio Climático dice que es imperativo que España reforme su sector energético. 20/02/14. Lainformacion.com.

Los europeos se muestran favorables a la acción climática como factor de recuperación económica generadora de empleo. 03/03/14. Europa.eu. 

Fracasa la Iniciativa Ciudadana Europea: ‘El agua es un derecho humano’

'Tomar agua nos dará vida, pero tomar conciencia nos dará gua'. Facebook.com. Revolució del agua.

‘Tomar agua nos dará vida, pero tomar conciencia nos dará gua’. Facebook.com. Revolució del agua.

El agua es más que un recurso aprovechable, es un bien público y el elemento fundamental para el soporte de la vida y los ecosistemas. El fracaso de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE): ‘El derecho al agua y el saneamiento como Derecho Humano’ debería hacernos reflexionar sobre la necesidad de una mayor colaboración y coordinación en cuestiones medioambientales entre los diferentes países europeos.

Después de nueve meses de una campaña de recogida de firmas en Europa, que se me pasó desapercibida hasta hace poco, la ciudadanía europea ha fracasado en el intento de declarar el agua y el saneamiento como un derecho humano. Y esto pese a que el agua y el saneamiento forman parte de nuestra cultura occidental y mediterránea desde lo más antiguo, como nos enseñan extraordinarias construcciones de los romanos como el acueducto de Segovia, o su equivalente en Tarragona. Obras extraordinarias de la ingeniería civil destinadas a llevar el preciado líquido a todos los hogares.

La iniciativa ciudadana europea pudo contar desde un principio con el apoyo de los alcaldes de diez grandes ciudades europeas, que representan a más de 10 millones de europeos: Ámsterdam, Bruselas, Copenhague, Génova, Gante, Leicester, Nantes, Nápoles, Viena y París.

Agua dulce. Facebook.com. Revolución del agua.

Agua dulce. Facebook.com. Revolución del agua.

La gestión privada del agua en España (a través de empresas mixtas o privadas) supone el control del 50% de ese recurso. Pero, lo que es en cierto modo más preocupante aún es que en un 90% pertenezca a tan sólo dos, que prácticamente monopolizan ese mercado: Aguas de Barcelona (AGBAR), perteneciente al Grupo Suez, y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Con lo que podemos decir que, en la práctica, estamos gestionando un derecho humano con un auténtico y preocupante régimen de oligopolio.

En España se necesitaba recoger 40.050 firmas y sólo se alcanzaron 30.844. En El Bierzo, como dije, no tuvimos noticias de la campaña hasta hace sólo un par de meses. Y sólo los que mostramos mayores preocupaciones en este terreno.

Ecologistas en Acción es uno de los colectivos que se ha implicado en la difusión de esta campaña por nuestras tierras. Pero la inquina particular de su secretaria en León, que me tiene excluido a mí y a la asociación que presido, de cualquier comunicación provincial, me dificultó, así como a la asociación, el tener conocimiento de ella. Lo que lógicamente redundó en una pérdida de firmas, dado el considerable número de seguidores que tiene la web de Ecobierzo.

En este sentido he de denunciar la manifiesta connivencia o pasividad del presidente del grupo ecologista provincial, que conoce la lamentable situación que dificulta una mejor defensa del medio ambiente. He de decir también que, ante este boicot, la única información que me llega de ese colectivo, del que fui portavoz para El Bierzo, es la que me envían los grupos de Valladolid, Palencia y Burgos.

Sólo ocho de veintisiete países superaron el mínimo que exige la UE para legislar.

Un bebé se refresca dentro de un lavabo. Facebook.com. Revolución del agua.

Un bebé se refresca dentro de un lavabo. Facebook.com. Revolución del agua.

Sólo ocho países de veintisiete superaron el reto, en el ámbito europeo, que debía permitir que la propuesta pudiese ser discutida el Parlamento Europeo. Estos fueron Alemania, Austria, Bélgica, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Lituania y Luxemburgo, los dos últimos por los pelos. Así pues, nada de lanzar las campanas al vuelo. Más bien lo contrario.

Fue la excepción Alemania, donde se requerían 74.250 firmas y se recogieron ¡1.215.359! Es decir… ¡El 80% de todas las recogidas en Europa! De ellas, 50.150 firmas lo fueron sobre el papel, -lo que informa sobre una buena campaña de recogida de firmas en la calle-, y el resto vía online.

Austria siguió a Alemania en el número de sufragios recogidos, pero a una distancia casi sideral con el país teutón, ya que se recogieron 59.700 firmas, casi todas ellas a través de una campaña online. En número de firmas recogidas le ha seguido Italia, con 43. 578 (que son insuficientes al no alcanzar el mínimo requerido en proporción a su población, establecido en 54.750 firmas por la UE). Viene después España, con 30.844 firmas, de las cuales 8.000 se obtuvieron en la calle y el resto vía Internet. Nuestra vecina Portugal suspende claramente, con 3.763 firmas recolectadas sobre las 16.500 necesarias.

Holanda se quedó a las puertas del aprobado, con 15.115 firmas de las 19.500 requeridas, mientras que Inglaterra suspende estrepitosamente, con sólo 7.508 firmas sobre las 54.750 que se le pedían. A Francia le fue aún peor, con sólo 11.923 firmas recogidas sobre las 55.500 necesarias. Sorprende Suecia, un país que tenemos por ecológicamente evolucionado, con sólo 4.713 firmas recolectadas cuando se le requerían al menos 15.000. Y también Dinamarca, con 2.890 firmas sobre 9.950 solicitadas.

En algunos países, como Bulgaria, en el que sólo se hizo recogida de firmas vía online, no se reunieron más que 948 firmas sobre las 13.500 exigidas. Rumanía ha aportado 1.782 firmas sobre 24.750 requeridas. Hungría, en donde hace un año y medio se produjo un gravísimo accidente de vertidos tóxicos que contaminó los ríos y provocó varios muertos, nada más que 1.935 firmas sobre 16.500. Y en Polonia fue peor, pues sólo se recogieron 1.494 firmas sobre las 38.250 que el país tenía que aportar. En total, se recogieron 1.507.878 firmas, en los veintisiete países miembros de la Unión Europea.

La sensación que tengo es que esta petición podía haber salido adelante con cierta facilidad de haber sido convenientemente publicitada. Y también que estamos muy lejos de la organización ecologista alcanzada e Alemania. Reconozco que me cuesta comprender las causas de los bajos resultados logrados en algunos países con pátina progresista. Quizás sean debidos a que consideren que tal petición es innecesaria, por estar ya superada. Pero más alarmantes aún me resultan los míseros resultados alcanzados en otros países, que nos hacen percibir una escasa preocupación u organización medioambiental.

Un ecologista en El Bierzo.

La ONU aprobó en 2010 el reconocimiento al agua y al saneamiento básico como derechos humano.

Un niño bebe agua en África, uno de los países más pobres en este importante recurso natural. Diariodeleon.es.

Un niño bebe agua en África, uno de los países más pobres en este importante recurso natural. Diariodeleon.es.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobó el 28 de julio de 2010, en su sexagésimo cuarto período de sesiones, una resolución que reconoce al agua potable y al saneamiento básico como derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos. La resolución fue adoptada a iniciativa de Bolivia, tras 15 años de debates, con el voto favorable de 122 países y 44 abstenciones.

La Asamblea de las Naciones Unidas se mostró “profundamente preocupada porque aproximadamente 884 millones de personas carecen de acceso al agua potable y más de 2.600 millones de personas no tienen acceso al saneamiento básico, y alarmada porque cada año fallecen aproximadamente 1,5 millones de niños menores de 5 años y se pierden 443 millones de días lectivos a consecuencia de enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento”.

Datos sobre las firmas de la ICE. El agua un derecho humano. 5 jun. 2013. Right2water.eu.

Datos sobre las firmas de la ICE. El agua un derecho humano. 5 jun. 2013. Right2water.eu.

Cuadro de firmas recogidas por países europeos. 06/05/13. Right2water.eu. Pdf.

¡El agua es nuestra! Manifestaciones contra la privatización del agua. 13/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Nota: en septiembre de 2013 Ecologistas en Acción publicó un artículo señalando que la recogida de 65.450 firmas en España. En el mismo texto se dice que “el pasado mes de agosto el comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, declaró que la gestión del agua no formará parte de la directiva europea sobre concesiones, una norma para regular la privatización a través de contratos de las Administraciones con empresas sobre servicios”

No he podido aclarar si se alargó el plazo previsto para la recogida de las firmas de la ICE, ni tampoco en qué quedó todo finalmente.

Por otra parte, la sicuación de boicot de la secretaria de Ecologistas en Acción de León a mi persona y Ecobierzo persistía todavía en el momento de la revisión de este artículo, en enero de 2016.

Más de un millón y medio de firmas por el derecho humano al agua. Septiembre 2013. Ecologistasenaccion.org.

Cada quince segundos muere un niño con diarrea por el agua contaminada. 21/03/10. Diariodeleon.es.

ONU declara al agua y al saneamiento derecho humano esencial. Es.wikipedia.org.

El Senado italiano acuerda prohibir el cultivo de transgénicos

Italia cultiva en vía experimental una única hectárea de cultivo transgénico, contra las más de 100.000 que hay en España. Sin embargo en Italia, al igual que otros países, se enfrentan a la dificultad de impedir la contaminación de sus cultivos por los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) que llegan a través de las importaciones. La vigilancia de este aspecto ha sido resaltada por el Senado italiano, que  este miércoles ha aprobado por unanimidad una orden del día que obliga a los ministerios de Agricultura, Ambiente y Sanidad, a adoptar la “cláusula de salvaguardia” respecto a los cultivos transgénicos. Esta norma, prevista en 2001 por la Unión Europea (UE), aunque discutida, permite que un país miembro pueda prohibir este tipo de labranzas, aún cuando la normativa comunitaria los haya autorizado.

Semillas y plantas transgénicas se empezaron a producir y comercializar en la segunda mitad del siglo XX. Hoy su uso y mercantilización está ya extendido a varios países y regiones, sobre todo por la mayor productividad y resistencia a plagas que presentan. Sin embargo, como es sabido, existe un amplio movimiento ciudadano contrario a su aceptación, el cual alega que éstas podrían ser inconvenientes para la alimentación de los seres vivos. La legislación sobre la producción y venta de alimentos derivados de OMG varía enormemente de un país a otro, desde la legalización de su producción (tras presentar estudios sobre su seguridad) a regiones o municipios que se declaran libres de transgénicos.

La discusión sobre los OGM continúa despertando encarnizados debates en Europa, que al contrario de los EEUU ha adoptado normas jurídicas mucho más rígidas. Aún así, las variedades transgénicas autorizadas en el ámbito europeo son pocas y, a excepción de España, algunos países, -como Alemania y Francia-, tienden a reducir o prohibir su cultivo. Es lo que ha sucedido con un tipo de maíz en Alemania, Francia, Hungría, Grecia, Luxemburgo, Austria y Bulgaria. La República Checa, segundo país europeo después de España en producción, cultiva menos de mil hectáreas. Y Francia recurrió a la misma cláusula de salvaguardia que ha utilizado ahora Italia, aunque para hacerlo tuvo que enfrentarse con recursos ante la corte de Estrasburgo.

En marzo de 2012  los ministros europeos consideraron que aprobar o vetar un alimento transgénico por la Unión Europea no sería una decisión que obligase a los países miembros a su cumplimiento. De este modo, cada país miembro de la comunidad quedó libre  para aprobar o vetar según sus principios y convicciones, lo que le parecía. Como está sucediendo. Así, a principios de año Polonia se apuntó a  la prohibición de cultivar maíz transgénico MON810, siendo el octavo país europeo que así lo hacía. Los italianos consideran que  la biodiversidad es económicamente importante para su país y que hay que preservarla a toda costa, por esto aplican el principio de precaución, lo que de rebote representa un nuevo varapalo para Monsanto.

Unión sin fisuras contra los transgénicos.

“No necesitamos productos transgénicos”, ha rebatido la Confederación Italiana de Agricultores (CIA), que considera que “la cláusula de salvaguardia contra los OGM es esencial para tutelar nuestra agricultura diversificada y de calidad”. La ministra de Agricultura, Nunzia De Girolamo, ha añadido que “la agricultura italiana necesita apoyarse sobre sus aspectos de mayor fuerza y por lo tanto el cultivo de OGM no puede ser de ayuda a nuestro sistema, que se basa en primer lugar sobre la calidad y no la cantidad”.

Como sabemos, OMG u OGM son la misma abreviatura que se utiliza para designar a un organismo genéticamente modificado (en inglés, GMO, este último de Genetically Modified Organism). Es decir, a un ser vivo cuyo material genético ha sido alterado usando técnicas de ingeniería genética.

Mario Capanna, presidente de la fundación Derechos Genéticos, responsable formal de la petición, ha comentado que “el voto favorable de todos los partidos, acoge la voluntad ya expresada por todas las regiones italianas, los productores y consumidores del país”.

El texto aprobado compromete al Gobierno “a potenciar la investigación científica pública y a reforzar la actividad de supervisión y control para evitar la contaminación entre cultivos genéticamente modificados y no, y para controlar la eventual presencia de simientes transgénicas no autorizadas”.

Italia aprueba excluir los transgénicos. 22/05/13. Elperiodico.com.

Semana Estatal de Lucha contra los Transgénicos y por la Soberanía Alimentaria

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Lucha Campesina se celebró en Madrid, esta mañana, una protesta enfocada a denunciar los efectos negativos -sociales, ambientales, económicos y para la salud- que pueden tener los cultivos transgénicos Éstos son prácticamente omnipresentes en España puesto que representan las dos terceras partes de las experimentaciones europeas. La reprobación estuvo protagonizada por diversas organizaciones de agricultores, ecologistas y consumidores, algunas de ellas con las que mantengo algún tipo de contacto o relación. Sin duda me hubiese gustado estar presente en Madrid, pero debido el coste del traslado y estancia no pude consumar mi deseo.

El PSOE dio facilidades, en sus últimas dos legislaturas de gobierno, a la instalación de los transgénicos en nuestros campos. Y esto sucedió mientras en el resto de Europa los demás estados se resistían. Así, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Grecia, Bulgaria, Luxemburgo, Suiza, Irlanda, Hungría o Austria han prohibido estos cultivos en sus territorios debido a las serias dudas sobre sus efectos en la salud y sus posibles impactos sobre el medio ambiente.

La actividad de esta mañana se centró en la petición de acabar con a la presencia en nuestros campos -y platos- de estos cultivos genéticamente modificados. En este sentido, recuerdo haber denunciado las presiones ejercidas por el gobierno norteamericano sobre el español, y también el europeo, para que faciliten su extensión en nuestro país. Algo a lo que se opone frontalmente el concepto de soberanía alimentaria de los pueblos que defiendo. También quiero recordar que estas presiones sólo pudieron conocerse gracias a su publicación por Wikileaks. Una difusión que, por cierto, significó el inicio de la persecución norteamericana contra Julian Assange.

La parte más mediática de la campaña nacional de este año se ha centrado en el lema “Por una alimentación y una agricultura libres de transgénicos”, y ha sido protagonizada por agricultores, consumidores y ecologistas. Éstos entregaron al ministro Miguel Arias Cañete cientos de fotos de personas que rechazan públicamente la presencia de los transgénicos en nuestra agricultura.

En el acto, realizado en las puertas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se leyó un manifiesto. Pero, además, en la calle se instaló un ‘Photo-call’ donde numerosos transeúntes pudieron fotografiarse con el conocido logo de ‘No quiero transgénicos’. También la coincidencia semántica en las intervenciones de los portavoces de las diferentes organizaciones participantes ha sido importante este año. Aquí os traslado un resumen de las más importantes:

“Los transgénicos son un instrumento de las empresas agroindustriales que destruyen el modelo de agricultura social y sostenible provocando la pérdida de la Soberanía Alimentaria y vulnerando el derecho a decidir qué comemos y qué cultivamos” (Eduardo López, de la Ejecutiva de COAG).

La participación en esta semana de movilizaciones ha demostrado una vez más que la sociedad no quiere transgénicos, ni en el campo ni en el plato. El Gobierno, por su parte, deja claro que está de parte de las multinacionales de semillas y no de la ciudadanía” (Blanca Ruibal, de Amigos de la Tierra).

Los transgénicos, asociados a grandes empresas transnacionales y al uso de insumos químicos para su cultivo, son una amenaza para nuestra salud, el medio ambiente y la agricultura”. (David Molina, de Ecologistas en Acción).

“Los consumidores exigen más información sobre la presencia de transgénicos en la alimentación, por eso la legislación actual es insuficiente” (Ana Etchenique, de CECU).

“Los transgénicos son una seria amenaza para sectores clave como la agricultura ecológica y la apicultura, en los que el Estado español es el exponente máximo en Europa. Permitir el cultivo de transgénicos es impedir el crecimiento económico de estos sectores y anular la posibilidad de un medio rural vivo”. (Luís Ferreirim, de Greenpeace).

Y si me permitís una pequeña inmodestia, recordaré lo que sobre este tema yo escribía el año pasado por estas mismas fechas: “La situación de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) en España es cada vez más insostenible y la sociedad civil en su conjunto reclama cambios urgentes que no son atendidos”.

Un ecologista en El Bierzo.

Logo. OGM. Fuente unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Agricultores, consumidores y ecologistas entregan a Arias Cañete cientos de fotos de personas contra los transgénicos. 17/04/13. Europapress.es.

III Semana Estatal de Lucha contra los Transgénicos y por la Soberanía Alimentaria. 12/04/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Un estudio francés realizado con ratas alimentadas con transgénicos señala que estas sufren tumores y mueren prematuramente. 25/09/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Miles de personas hacen oír su voz en Madrid contra los transgénicos. 19/04/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Guía roja y verde de alimentos transgénicos (actualizada el 3 agosto 2012). Greenpeace.org.

Informe de Ecologistas en Acción sobre transgénicos, 2005. Ecologistasenaccion.org. Pdf.

¡Un millón de voces para frenar los transgénicos! Campaña de Avaaz.org. 2010. Ciberacción todavía abierta.

Miles de personas hacen oír su voz en Madrid contra los transgénicos

España es el único país que cultiva transgénicos a gran escala en la Unión Europea. El año pasado se cultivaron 76.000 hectáreas con maíz modificado genéticamente (MON 810). Un cultivo que se desarrolla bajo una absoluta falta de transparencia y control y que contamina cosechas y alimentos convencionales y ecológicos. Aún así, el Gobierno intenta hacer oídos sordos a las graves consecuencias que pueden tener sobre la salud y la biodiversidad y que han llevado a otros países a prohibirlo.

Nos encontramos en el semestre de presidencia española de la UE, que el Gobierno está desaprovechando para impulsar otro modelo de agricultura y alimentación. Pero, ¿cómo va a hacerlo si cuando la Comisión Europea aprobó hace pocas semanas el cultivo de la patata transgénica Amflora, España fue uno de los escasos países que apoyó esta decisión?

Multitudinaria manifestación.

En la que puede considerarse como la más multitudinaria manifestación en Europa contra los transgénicos, y que supera en participación a la celebrada el año pasado en Zaragoza, miles de personas -15.000 según estimaciones de los organizadores- se manifestaron en Madrid en el Día Internacional de la Lucha Campesina bajo el lema “Por una Alimentación y una Agricultura Libre de Transgénicos”. Agricultores, ecologistas, ONG’s, sindicatos, colectivos sociales, políticos y consumidores de todo el Estado, recorrieron la ciudad hasta las puertas del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), para exigir al Gobierno que prohíba el cultivo de maíz transgénico.

Millares de manifestantes llegaron el sábado día 17 a la capital madrileña, por sus propios medios o en autobuses fletados por las asociaciones ecologistas desde diversos puntos de la geografía española. De Navarra fueron más de quinientos los que vinieron, y los ecologistas del País valenciano no se quedaron atrás.

La multitudinaria manifestación supuso el acto central de una semana de actividades, con decenas de protestas, charlas y acciones informativas, organizadas por todo el estado y tamnién ante las embajadas de otros países europeos.

La marcha transcurrió en medio de un ambiente festivo y los participante corearon gritos como “Elena Espinosa, es una mentirosa” o “No, no, transgénicos no“. Agricultores, ecologistas y consumidores de todo el Estado recorrieron la ciudad exigiendo al Gobierno que siga el mismo camino que Francia, Alemania o Austria, y prohíba el cultivo la importación y el uso de productos agroalimentarios transgénicos en España.

El acto concluyó con la lectura ante el ministerio de Agricultura de un manifiesto por parte de José Luis Iranzo, miembro del Consejo de COAG, y la intervención de Carmen Freire, secretaria general del Sindicato Labrego Galego.

Los portavoces declararon que la movilización era una demanda clara y contundente de otro modelo alimentario y para que el Gobierno actúe en defensa del medio ambiente, la agricultura y los derechos de los consumidores.

Manifiesto: “Por una alimentación y una agricultura libres de transgénicos”.

“Desde hace más de diez años, España es el único estado miembro de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala. Y lo hace con una absoluta falta de transparencia y control. Nadie sabe dónde están estos cultivos, nadie evalúa sus daños y nadie asume responsabilidades.

Muchos países europeos han prohibido el cultivo del maíz transgénico: Francia, Alemania Polonia, Austria, Luxemburgo, Grecia o Hungría. Y lo han hecho basándose en evidencias científicas sobre sus daños al medio ambiente, en las incertidumbres sobre sus efectos en la salud humana y animal, y en la imposibilidad de proteger la agricultura convencional y ecológica de la contaminación genética.

Mientras, aquí, más 76.000 hectáreas de maíz modificado genéticamente contaminan nuestros campos y nuestros alimentos, poniendo en peligro los modelos de agricultura más sostenibles.

La agricultura convencional y la ecológica están en peligro por los múltiples casos de contaminación. Agricultores y agricultoras que habían optado por practicar una agricultura responsable con el medio ambiente, por producir alimentos sanos y de calidad, ven como todos sus esfuerzos e ilusiones se pierden por culpa de la avaricia de unas multinacionales que cuentan con la complicidad del Gobierno estatal.

Los consumidores y consumidoras estamos además indefensos ante la introducción, en contra de nuestra voluntad, y sin que en la mayoría de los casos podamos evitarlo, de transgénicos en nuestra alimentación. Según reconoce el Gobierno, el 15% de los alimentos con soja o maíz, ya están contaminados. Y hace pocas semanas, de una forma antidemocrática, y pese sus riesgos, se aprobó el cultivo de una patata transgénica. Una patata destinada a la industria, que si no hacemos algo terminará en nuestros platos.

Los cultivos transgénicos se introdujeron hace ya más de 12 años con la promesa de acabar con el hambre y la pobreza, de producir alimentos más sanos, nutritivos y baratos, de solucionar los problemas de los y las agricultores y muchas otras promesas. No se ha cumplido ninguna de estas promesas, todas han resultado ser falsas.

Así vemos como sucesivos gobiernos han autorizado y siguen autorizando la liberación de seres vivos extraños en nuestros campos y en nuestros platos a pesar de que:

  • Se han demostrado daños para la salud de transgénicos autorizados para alimentación humana.
  • Multiplican el uso de productos químicos en el campo.
  • No han demostrado ser más productivos.
  • Sus negativos impactos sobre el medio ambiente están más que documentados.
  • No aportan ninguna mejora en la calidad de los alimentos, solo grandes incertidumbres.
  • Provocan un deterioro y pérdida de la biodiversidad agrícola, favoreciendo la privatización y control de las semillas por unas pocas compañías y amenazando la diversidad de los cultivos, la agricultura campesina y el futuro de la agricultura mundial.
  • Su introducción no soluciona el hambre ni la pobreza, sino que agrava los problemas existentes, minando la soberanía alimentaria de los países del Sur.
  • Ponen la alimentación mundial en manos de unas pocas multinacionales, las únicas beneficiadas por estos cultivos.

En definitiva, los transgénicos no son más que el último exponente de un modelo de agricultura, industrial e intensiva que produce alimentos de mala calidad y dudosa seguridad a costa de destrozar la sostenibilidad de la agricultura local, el medio ambiente y poner en riesgo nuestra salud y el futuro de la alimentación en todo el mundo.

En nuestra lucha contra los transgénicos estamos hablando de agricultura, de alimentación, pero también de un mundo rural vivo, de una vida digna de las gentes del campo, de respeto al medio ambiente, de quién controla la alimentación mundial, de quién provoca y quién se beneficia de las crisis alimentarias. Hoy miramos a la situación del Estado español, pero nos solidarizamos también con los otros pueblos del mundo cuya agricultura y alimentación están siendo destrozadas por los transgénicos.

Nos hemos reunido en Madrid gentes venidas de todos los puntos del Estado para volver a expresar nuestra decepción, nuestro cansancio, y nuestra rabia tras años de ver cómo los distintos gobiernos y administraciones del Estado español dejan que las multinacionales experimenten con las personas y con el medio ambiente.

Y en estos meses, en los que España ocupa la presidencia de turno de la Unión Europea, el Gobierno tiene si cabe aún más responsabilidad para poner freno a este sinsentido. ¡Estamos hartos de vivir en el único país europeo que cultiva transgénicos a gran escala!

Por todo ello queremos decir basta. Queremos una alimentación y una agricultura 100% libres de transgénicos. Durante años nos hemos movilizado, y durante este mes de abril hemos hecho y haremos cientos de actos y actividades para pedir de forma contundente a los Gobiernos estatal y autonómicos que cambien su actitud.

No vamos a parar. Seguiremos luchando hasta que consigamos que el Gobierno haga una apuesta real por un modelo de agricultura sostenible, que genere empleo en el medio rural, produzca alimentos sanos y de calidad, y garantice nuestra soberanía alimentaria y la de todas las personas del planeta.

Y el primer paso, fundamental, nuestra exigencia irrenunciable al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, a la Ministra Espinosa, y al Gobierno del PSOE es la prohibición inmediata del cultivo de maíz transgénico en el Estado español, así como de cualquier otro experimento a campo abierto con organismos modificados genéticamente”.

Suscriben el manifiesto: PLATAFORMA RURAL (ACSUD Las Segovias País Valencià, Amigos de la Tierra, Cáritas Española, Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI), Centro de Iniciativas para la Cooperación bata (CIC BATA), Centro de Investigación y Formación en Actividades Económicas Sostenibles (CIFAES), Colectivo Tierra de Campos, Colectivos de Acción Solidaria (CAS), Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Coordinadora de Agricultores y Ganaderos (COAG), Ecologistas en Acción, Entrepueblos, Fundación Emaus, Movimiento de Jóvenes Rurales Cristianos (MJRC), Movimiento Rural Cristiano (MRC), MUNDUBAT, Red África Europa, Red de Semillas ‘Resembrando e Intercambiando’, Sindicato Obrero del Campo de Andalucía (SOC), Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), SODEPAZ, Universidad Rural “Paulo Freire” (U.R.P.F.), Veterinarios sin Fronteras (VsF), Xarxa de Consum Solidari) y Greenpeace, con el apoyo de CC.OO., la Confederación Española de Madres y Padres del Alumnado (CEAPA) o el Consejo de la Juventud de España, entre otras muchas organizaciones.

Finalmente, deciros que he encontrado un video de You Tube muy interesante en la red que habla sobre la biotecnología, los transgénicos y los esfuerzos de las multinacionales para que se distribuyan sin etiquetado alimenticio. Encontraréis el enlace al pie de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: llamo la atención sobre el hecho que ya es el tercer enlace del mismo video que subo a este artículo porque va desapareciendo de You Tube a medida que lo subo, censurado por supuestos incumplimientos con el copyright. Yo lo he mirado y no he visto nada en el mismo de especial, pero es posible que incluya alguna grabación propiedad de alguna productora y que ésta haya reclamado sus derechos. O tal vez, si pensamos mal, que las multinacionales de los transgénicos estén detrás de esta persecución.

En cualquier caso ya anuncio que es probable que, con el tiempo, también desaparezca este nuevo enlace.

El primero de ellos fue retirado de You Tube debido a “varias notificaciones de terceros de infracción de los derechos de copyright”. En cuanto al segundo borrado, fue subido a la Red en su día por ‘DuendegigitalTV’, y retirado de You Tube  “debido a una reclamación de copyright realizada por Lily Films, Inc.”.

¡Peligro Monsanto! Transgénicos creados de virus y bacterias.flv. 26/04/11. Youtube.com. Canal de kaifazelgrande.

Manifestación No Quiero Transgénicos _ 1 de 4. 21/04/10. Youtube.com. Joferogo.

Manifestación No Quiero Transgénicos _ 2 de 4. 22/04/10. Youtube.com. Joferogo.

Los ecologistas denuncian las políticas de la Comisión Europea a favor de los cultivos transgénicos

Disfraz de protesta en una manifestación anti transgénicos celebrada en España.

Manifestación antitransgénicos en Zaragoza, el 19 de abril de 2009. Fuentesdeciencia.wordpress.com. Foto: F. Patiño..

Manifestación contra los transgénicos. Sábado, 17 de abril. 11:30. Puerta de Alcalá. Madrid.

El 19 de mayo de 2004, tras una larga serie de debates e ignorando la creciente preocupación de la ciudadanía, la Unión Europea (UE) puso fin a cinco años de moratoria con respecto a los transgénicos, autoimpuesta en junio del año 1999. En este día la UE autorizó la comercialización del maíz genéticamente modificado Bt-11, diseñado por la agroquímica suiza Syngenta, y esto pese a las contrarias peticiones ecologistas.

La situación de los transgénicos en España.

En España la situación de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG), que es como se les conoce científicamente, resulta cada vez más insostenible. Nuestro país sigue siendo el único de los 27 miembros de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala, y ha sido uno de los pocos que  apoyó a la Comisión Europea a la hora de aprobar el cultivo de la patata Amflora de BASF (sobre la que volveré a hablar más adelante), modificada genéticamente para usos industriales.

En 2009, España cultivó más de 76.000 hectáreas de maíz transgénico y albergó la mitad de los ensayos experimentales al aire libre de estos peligrosos cultivos. Todo esto llevado a cabo en una situación de absoluta falta de transparencia y control. Frente a esta postura, otros países como Francia, Alemania, Austria, Grecia, Luxemburgo, Irlanda, Polonia, Hungría o Italia, han acordado poner un freno a los transgénicos en su territorio, y en nuestro país hay regiones, como Asturias, que se han declarado zonas libres de transgénicos.

La connivencia de los poderes europeos y estatales con las multinacionales agroquímicas -como Monsanto, Bayer, Syngenta, Novartis o BASFAgricultura-, parece fuera de toda duda. Y es esta situación la que ha llevado la semana pasada a numerosos colectivos de agricultores, consumidores y ecologistas, a celebrar numerosos actos de denuncia por nuestra piel de toro.

Es de destacar que algunos de los Estados miembros de la UE han expresado una fuerte oposición a la decisión adoptada la semana pasada de autorizar el cultivo de las patatas transgénicas de BASF y el maíz ídem de Monsanto. Italia y Austria se oponen claramente, mientras que Francia ha dicho que requerirá una investigación científica adicional.

Lo que si parece meridianamente evidente es que la sociedad civil europea, en su conjunto, reclama cambios urgentes. En España, el 18 de abril año pasado, más de ocho mil personas pidieron en Zaragoza la retirada del maíz transgénico, en la mayor manifestación en contra de los transgénicos jamás celebrada en Europa. Quizá, también, debido a que somos uno de los países en que se cultivan más transgénicos. El origen del problema parece hallarse en la connivencia entre los políticos y las grandes multinacionales, así como en la ignorancia o indefensión de nuestros agricultores frente a sus triquiñuelas.

Los actos de la semana contra los transgénicos está previsto que culminen mañana con la celebración de una multitudinaria manifestación que, bajo el lema “Por una agricultura y alimentación libres de transgénicos”, está previsto que recorra el centro de Madrid. Esta manifestación adquiere además una mayor relevancia por la presencia española en la presidencia de la Unión Europea. Con su participación en la protesta, los participantes quieren denunciar la responsabilidad que tiene la UE en la crisis alimentaria mundial, y por ser uno de los principales promotores de los transgénicos. Porque, aparte de la reciente aprobación del cultivo de la patata transgénica Amflora, hay otros  casos relacionados, como el acuerdo entre la UE y el Gobierno de Argentina para promover el desarrollo de la biotecnología en la producción de alimentos y piensos, con la pretensión de aumentar el comercio de estos productos.

España, a la cola de Europa.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Zaragoza, 18 abril 2009. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Zaragoza, 18 abril 2009. Unecologistaenelbierzo.com.

Como dije antes, España es el único miembro de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala. La complicidad entre los gobiernos europeos y la industria de la biotecnología hace posible que los transgénicos sigan comercializándose libremente, bajo el amparo de la ley, puesto que previamente a su comercialización se han eliminado las evaluaciones de riesgo en la autorización de muchos de estos productos. Es así que para detectar si hay transgénicos en un alimento dependemos de que la propia empresa que lo produce nos facilite esa información. Peor aún, los alimentos transgénicos que ya estamos consumiendo no están etiquetados como tales. Por lo tanto, no podemos identificarlos o evitarlos. Es a nosotros de hacer lo que esté a nuestro alcance para exigir estudios solventes acerca de su inocuidad y luchar por  evitar su cultivo hasta que ésta no esté asegurada.

Según el coordinador del Área de Agroecología y Soberanía Alimentaria de Ecologistas en Acción, Tom Kucharz: “A pesar de una escalofriante escasez de información y una inhibición de las autoridades públicas al analizar las implicaciones socioeconómicas de los cultivos transgénicos, todo apunta a que las políticas de la UE están orientadas a garantizar enormes beneficios económicos a las cuatro grandes empresas transnacionales del sector”.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Madrid, 17 abril 2010. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cartel. Manifestación antitransgénicos. Madrid, 17 abril 2010. Unecologistaenelbierzo.com.

El próximo sábado también se celebrará el Día Internacional de la Lucha Campesina. Un buen momento para denunciar que la Política Agraria Común (PAC) de la UE está fracasando en su intento de resolver los problemas agroalimentarios en el mundo: las explotaciones agrícolas desaparecen rápidamente, el paro rural aumenta, el hambre alcanza a mil millones de personas, el cambio climático se acelera, la biodiversidad desaparece, y los efectos negativos sobre la salud causados por los modos de producción y consumo dominantes aumentan con rapidez.

Necesitamos una nueva política agraria en Europa que abandone el paradigma de la liberalización comercial, asumiendo su responsabilidad ante productores y consumidores en la regulación y el control de los mercados; así como apostar por políticas que favorezcan la producción y el consumo locales, defendiendo el interés general de la ciudadanía que no coincide con el de los conglomerados de la biotecnología, agroexportadores y las grandes distribuidoras, y practicando una solidaridad real con todos los campesinos, especialmente los de los países del Sur”, propone Kucharz.

Las reivindicaciones ecologistas exigen la retirada de todas las variedades transgénicas de la UE, la reforma urgente de la legislación para proteger y fomentar debidamente la agricultura y el consumo de alimentos 100% libres de transgénicos, así como la prohibición de la importación de alimentos y piensos transgénicos. En esta línea, es interesante conocer la “Declaración de personalidades y organizaciones de la sociedad civil sobre las aplicaciones de la biotecnología en la modificación genética de plantas, ante la amenaza que representan para la agricultura y la sostenibilidad”, respaldada por 500 científicos, docentes y representantes de multitud de sectores sociales.

Avaaz se propone conseguir un millón de firmas en contra de los transgénicos.

Trasngénicos. El ministro europeo José Manuel Durao Barroso. Avaaz.org.

El ministro europeo José Manuel Durao Barroso. Avaaz.org.

Por primera vez en doce años la Comisión Europea acaba de aprobar diversos cultivos genéticamente modificados, dando prioridad a las ganancias de los grupos de presión relacionados con los cultivos transgénicos por encima de las preocupaciones ciudadanas. Ante esta triste evidencia Avaaz se ha propuesto el reto de conseguir un millón de firmas en contra de la misma. Según el Eurobaremo de 2008, el 60% de los europeos creen que es necesaria una información fiable antes de permitir el cultivo de productos que podrían amenazar nuestra salud y nuestro medio ambiente.

El texto de la carta dirigida al Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, diría así: “Hacemos un llamamiento para que se ponga una moratoria sobre la introducción de cultivos transgénicos en la Unión Europea, y se establezca la formación de un organismo independiente, ético y científico, con el fin de investigar los impactos de los cultivos transgénicos e informar la aprobación de una regulación acorde”.

El enlace para la solicitud lo podéis encontrar aquí. Yo ya he firmado, como suelo hacerlo ante la gran mayoría de las propuestas de Avaaz.org. Ahora os toca a vosotros. ¡Y no os olvidéis de hacerlo circular!

Una nueva iniciativa europea llamada “Iniciativa de Ciudadanos Europeos“ brinda la posibilidad de contrarrestar la enorme influencia de los grupos de presión. Para ello es necesario consiguir que al menos un millón de ciudadanos miembros de la UE presenten una propuestas de políticas públicas ante la Comisión Europea. Es así que la consecución de un millón de firmas nos permitiría realizar una solicitud formal  para exigir la prohibición de los cultivos transgénicos mientras no se lleven a cabo las pertinentes investigaciones. Por mi parte, ¡estoy convencido de que lo vamos a conseguir!

Un ecologista en El Bierzo.

Ecobierzo quiere que la comarca berciana sea declarada Zona Libre de Transgénicos. Ecobierzo.wordpress.com.

Ecobierzo quiere que la comarca berciana sea declarada Zona Libre de Transgénicos. Ecobierzo.wordpress.com.

La UE aprueba el maíz “Bt-11″ y pone fin a la moratoria sobre los transgénicos. 19/05/04. Consumer.es.

Fotos y crónica de la manifestación antitransgénicos en Zaragoza. 18/04/09. Fuentedeciencia.Wordpress.com.

Preocupación por las políticas de la Comisión Europea a favor de los cultivos transgénicos. 15/04/10. Ecologistasenaccion.org.

“La guerra de los transgénicos”. 01/11/09. Elpais.com.

Hacía 12 años que la UE no aceptaba introducir en el mercado nuevos cultivos transgénicos. 02/03/10. Rtve.es.

Video de Ecologistas en Acción informando sobre los transgénicos y convocando a la manifestación del día 17 de abril. 17/04/09. Ecologistasenaccion.org.

Nota: En una victoria sin precedentes, el 29 de abril de 2009 se consiguió reunir un millón de firmas en contra de los transgénicos. Este éxito ciudadano implica que la UE estará obligada a atender la petición realizada en el Parlamento europeo, y a legislar atendiendo a tal demanda. La recogida de firmas continuó abierta, situándose a finales de noviembre de 2010 en un millón doscientas veinte mil.

En cuanto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, el gran investigador del Club Bilderberg, Daniel Stulin, consiguió fotografiarlo con un teleobjetivo en la reunión anual del grupo celebrada en  2004, en Stressa (Italia). Se ignora si ha podido asistir a otros encuentros. Lo que sí aparece publicado en la prensa es que Durao Barroso fue invitado a la reunión celebrada en Hertfordshire (Reino Unido) en 2013, pero  ignoro si realmente estuvo allí.