Archivo de la etiqueta: Maíz MON810

Ecologistas en Acción alerta sobre el TTIP en las III Jornadas ‘Otra Economía es Posible’ organizadas por CCOO del Bierzo

III Jornadas 'Otra economía es posible'. CCOO.   Ponferrada, 6 febr. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

III Jornadas ‘Otra Economía es Posible’. CCOO. Ponferrada, 6 febr. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La Unión Comarcal de Comisiones Obreras del Bierzo (CCOO), en colaboración con el centro asociado de la UNED en Ponferrada, organizó ayer las III Jornadas sobre “Otra Economía es Posible”, con el Tratado de Comercio e Inversiones Unión Europea – Estados Unidos (TTIP) como elemento central de las mismas. El foro, celebrado en el salón de actos universitario, congregó a decenas de interesados que al finalizar las conferencias intervinieron en un debate abierto, en el que también participó Ecologistas en Acción.

Es de agradecer el esfuerzo realizado por CCOO para acercar asuntos cruciales como este a la ciudadanía berciana, bastante huérfana en este tipo de informaciones, que desde este blog y el Facebook de Ecobierzo intento acercar a todos los interesados. En este sentido destacaré que la página social de la asociación ecologista difunde cada año en torno a las seis mil noticias relevantes (entre ellas estas jornadas). También que ayer consiguió la cifra de los 5.000 seguidores en su perfil, el máximo que admite.

Cartel. III Jornadas 'Otra Economía es posible'. Ponferrada, 6 febr. 2015.

Cartel. III Jornadas ‘Otra Economía es Posible’. Ponferrada, 6 febr. 2015.

El programa del encuentro contó con personas muy cualificadas para informarnos sobre el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) y en que nos puede afectar.

Jorge Vega Núñez, director de Intecca y doctor y profesor de economía de la UNED, fue el encargado además de presentar la reunión junto con el secretario comarcal de CCOO, Ursicinio González.

Vega refirió una amplia información económica sobre los intercambios comerciales entre Estados Unidos (EE.UU.) y la Unión Europea (UE), presentando los aspectos positivos, al menos en el terreno estrictamente económico, de este tratado que se lleva gestando desde el año 2006. En este sentido informó sobre un estudio científico realizado en un centro londinense que presenta al TTIP como “la oportunidad ver incrementada su renta media en 545 euros anuales”. Asimismo, sectores como el automóvil y todos los relacionados con la exportación, -como por ejemplo el vino berciano-, se verían beneficiados según este documento.

Supuestas bondades de un tratado que, en su intervención, Enrique Quintanilla, el representante de Ecologistas en Acción venido expresamente a Ponferrada para exponer el asunto, no compartió. Quintanilla denunció el acuerdo de reducción y ‘armonización’ de aranceles que negocian EE.UU. y la UE como altamente peligroso para la población continental, y destacó del mismo los riesgos que para la salud y laborales supone, ya que significaría una reducción en derechos medioambientales y un retroceso en el ámbito sindical y del trabajo.

A destacar la interesante intervención, vía telemática, del doctor y profesor en Teoría Económica de la Universidad de León (ULE), José Luis Calvo González, con una conferencia sobre “Aproximación al Tratado Desde la Perspectiva del Mercado” y alguna otra intervención polémica.

III Jornadas 'Otra economía es posible'. Franco de Sena Llobera. Ponferrada, 6 febr. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

III Jornadas ‘Otra Economía es Posible’. Franco de Sena Llobera. Ponferrada, 6 febr. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

No menos interesante resultó la conferencia de Franco de Sena Llobera, asesor de la Federación Agroalimentaria de CCOO, quien ya intervino el año pasado, y que en su turno disertó sobre “Alternativas de Fondo, Estrategias Integrales”. De Sena destacó la economía circular como posible generadora de ingresos que doblarían a los supuestos del TTIP y sin sus inconvenientes.

Otras palabras fueron las del profesor Javier Doz Orrit, presidente de la Fundación 1º de Mayo de CCOO, que explicó la postura del “Sindicalismo frente al TTIP”. Y cerrando la jornada intervino Quintanilla, responsable de la campaña de Ecologistas en Acción contra el el tratado arancelario, con una disertación sobre “El Impacto Medioambiental del TTIP”.

A notar que hace pocos días, el representante de Comisiones Obreras, Alberto Canosa, explicó en la presentación de las jornadas que uno de los temores de que este tratado llegue a buen puerto es la difícil situación de competencia en la que quedan países de Europa y empresas europeas con convenios laborales y derechos sociales establecidos, frente a la situación de muchos estados de estados Unidos, donde no existen este tipo de reglamentos sociales, como es el caso de un salario mínimo establecido.

Campaña europea contra el TIPP.

Logo. Campaña 'No al TIPP'. 2014.

Logo. Campaña ‘No al TIPP’. 2014.

Como ya avancé al principio, no detallaré en esta ocasión cada una de las intervenciones, ya que dentro de pocos días confío en que se puedan encontrar en la videoteca de la UNED. Por mi parte ya me encargaré de incluirlas al pie de este artículo cuando esto suceda, tal y como hice con las del año pasado sobre el reciclado de los residuos.

En cambio, no quiero dejar pasar la oportunidad de presentar un extracto de la intervención ofrecida por Enrique Quintanilla, ya que su organización, -como él mismo subrayó-, ha decidido priorizar el asunto del tratado, por su urgencia, anteponiéndolo incluso al del cambio climático. Quintanilla criticó que las negociaciones sobre el mismo se estén llevando con gran discreción entre los dos grandes bloques comerciales y que se mantengan al margen de la sociedad civil.

Al pie de este artículo encontraréis un enlace con la postura oficial de Ecologistas en Acción sobre la cuestión y otro de la ciberacción contraria al TTIP, cuya Plataforma opositora lleva ya recogidas más de un millón cuatrocientas mil firmas.

El representante del colectivo destacó algunos de los inconvenientes que, a juicio de su organización, presentaría el tratado. Entre ellos refirió los relacionados con la protección del consumidor, que se verían debilitados, ya que en general la legislación es más laxa en Estados Unidos. De este modo, y por poner un ejemplo, la UE tiene prohibidas hasta 12.000 sustancias químicas en los cosméticos, contra 12 únicamente en EE.UU. Una situación que se haría extensible a los disruptores endocrinos o a otros aspectos, como el lavado con cloro de pollos en el país americano.

Otros problemas vendrían del etiquetado alimentario, menos estricto en EEUU, y también de la presencia importante de transgénicos, como el maíz MON810 de Monsanto, producido no sólo en Norteamérica sino también en Colombia. Otro aspecto que destacó es que al gobierno estadounidense no le importan las Denominaciones de Origen de los productos.

III Jornadas 'Otra economía es posible'. CCOO.   Ponferrada, 6 febr. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

III Jornadas ‘Otra Economía es Posible’. Enrique Quintanilla. Ponferrada, 6 febr. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Quintanilla señaló que las corporaciones americanas quieren introducir el fracking, “por sus beneficios”, en Europa. Y que también podría afectar a la moratoria nuclear haciéndola desaparecer. En esta dirección indicó que el nuevo gobierno griego suponía un freno para el acuerdo arancelario, que precisa de una unanimidad de voto en el Parlamento Europeo, pero que ésta podría llegar a sustanciarse en la UE con la figura de la “mayoría reforzada”.

El representante ecologista se mostró optimista en cuanto al número de firmas que pueda recoger la Plataforma anti TTIP, que a su juicio podría llegar a los dos millones, y pidió la participación ciudadana en la gran manifestación de rechazo prevista para el próximo día 18 de abril en Madrid. Quintanilla situó en más de trescientas veinte las organizaciones civiles firmantes en la UE contra del TTIP, entre ellas sindicatos y organismos de protección de los consumidores de veinticuatro estados miembros.

Asimismo, para aquellos que quieran conocer más a fondo el tratado, recomendó la lectura de un texto de Alberto Garzón sobre el TTIP y la lectura de un número especial de la revista ‘La Marea’.

Recordaré aquí que en el texto escrito desde la Secretaría de Economía Política Global de Izquierda Unida se destacan dos aspectos altamente inquietantes den el tratado trasatlántico que nos quieren imponer las grandes corporaciones norteamericanas con la complicidad de nuestros gobernantes, ellos mismos ligados muchos de ellos a intereses semejantes.

Uno es el que hace mención a la protección de los inversores extranjeros (conocida como ‘Investor-State Dispute Settlement’, ISDS) que permitiría a las multinacionales demandar a los estados cuyos gobiernos aprueben leyes que afecten a sus beneficios económicos presentes o futuros. Y el otro es el que hace referencia al tratado como una especie de “supraconstitución”, puesto que los tribunales internacionales de arbitraje, que no están constituidos por jueces independientes, tendrían un nivel judicial más alto que los tribunales nacionales. Esto permitiría que un estado pueda ser condenado por un tribunal internacional por haber vulnerado los posibles beneficios de una multinacional. Es más, las grandes empresas podrían obviar los tribunales locales y directamente demandar a los estados a través de tribunales internacionales, algo que ningún ciudadano puede hacer.

Ecologistas en Acción contra el TIPP. Madrid, 4 febr. 2015. Noalttip.blogspot.com.es.

Ecologistas en Acción contra el TIPP. Madrid, 2 febr. 2015. Noalttip.blogspot.com.es.

El proyecto del TTIP (o lo que se conoce de él hasta ahora) incorpora un Consejo de Cooperación Reguladora que sentaría a los gobiernos nacionales y supranacionales en la misma mesa que a las corporaciones a la hora de adoptar nuevas regulaciones o de revisar las ya existentes, lo que permitiría a estas bloquear la aprobación de normativas que afecten a sus expectativas de negocio.

Por otra parte, el tratado incorpora un mecanismo de resolución de conflictos entre inversores y estados (ISDS) que ha sido rechazado por un 97% de los europeos, en una consulta orquestada por la Comisión en la que han participado 150.000 ciudadanos.

Otro aspecto que Quintanilla destacó fue la creciente desigualdad económica entre los ciudadano españoles, citando un informe reciente de Intermón Oxfam según el cual el 1% de la población disfrutaría del 50% de la riqueza. Un aspecto que, en el turno de intervenciones, De Sena vino a corroborar al señalar que la renta media española es de cuarenta y tres mil euros anuales. Una cantidad que, está claro, está muy alejada de la de la gran mayoría.

Un ecologista en El Bierzo.

Protesta frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas, 4 febr. 2015. Noaltip.blospot.es.

Protesta frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas, 4 febr. 2015. Noaltip.blogspot.com. es.

CCOO del Bierzo organiza las III Jornadas “Otra Economía es Posible” con el TTIP como eje de debate. 02/02/15. Castillayleon.ccoo.es.

CCOO y UNED ponen a debate el TTIP. 05/02/15. Bierzo7.com.

II Jornadas de CCOO del Bierzo y UNED sobre creación de empleo y gestión de los residuos. 01/02/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Un millón de firmas contra el TTIP y el CETA. Dic. 2014. Ecologistasenaccion.org.

Activistas tapan el Oso y el Madroño en protesta contra el Tratado de Libre Comercio. 03/02/15. Publico.es.

Campaña No al TTIP. 2014. Noalttip.blogspot.com.es.

El 1% más rico tendrá más que el resto de la población mundial en 2016. 19/01/15. Oxfamintermon.org.

Relación de grabaciones:

Impacto Medioambiental, por Enrique Quintanilla. Ecologistas en Acción campaña TTIP. 06/02/15. Intecca.uned.es.

Alternativas de fondo, estrategias integrales, por Franco de Sena Llobera. Asesor CCOO Federación Agroalimentaria. 06/02/15. Intecca.uned.es.

Aproximación al Tratado desde la perspectiva del Mercado, por el Dr. José Luis Calvo González. Profesor Titular Economía UNED. 06/02/15. Intecca.uned.es.

El sindicalismo frente al TTIP, por el Profesor Javier Doz Orrit. Presidente Fundación 1º de Mayo CCOO. 06/02/15. Intecca.uned.es.

Presentación TTIP, por el Dr. Jorge Vega Núñez. Director Intecca. Profesor Economía UNED. 06/02/15. Intecca.uned.es.

Mesa Redonda Ponentes : Debate y preguntas del público. 06/02/15. Intecca.uned.es.

El fracaso de BASF y de su transgénica patata ‘Amflora’

Las expectativas europeas depositadas en la patata transgénica, tanto por la empresa química alemana BASF como por la Unión Europea (UE), no parecen satisfacer ni al uno ni al otro.

Hace ahora más de tres años, que Amigos de la Tierra alertaba sobre la amenaza que para la agricultura tradicional suponía la introducción en nuestros campos de un nuevo transgénico, una patata conocida como ‘Amflora’ que venía a sumarse a otros productos anteriormente autorizados por la Unión Europea, como el maíz MON 810  y, quizá el arroz LL62. Y añado el ‘quizá’ porque ignoro si el cultivo de este último ha sido aprobado por la UE.

La patata ‘Amflora’ es el primer cultivo modificado genéticamente (OMG) que la UE autoriza, tras una acertada moratoria de diez años. Las presiones de Estados Unidos y de la industria europea han alcanzado finalmente su objetivo, quebrando las defensas de nuestros gobernantes, que harían bien en pensar más en su responsabilidad hacia nosotros que en las prebendas empresariales que puedan recibir. Y esto, en un momento en que las encuestas realizadas continúan poniendo en evidencia que la opinión pública europea está mayoritariamente en contra de los alimentos transgénicos, los cuales percibe como innecesarios, éticamente discutibles y peligrosos para la salud.

De hecho, en la votación en el Consejo Europeo de Agricultura en julio de 2007, la patata transgénica no obtuvo el visto bueno de todos los paí­ses miembros. Once estados miembros votaron en contra, seis se abstuvieron (entre ellos España) y el resto votó a favor. Sin embargo, la Comisión Europea anunció algunos meses después su intención de aprobar la patata transgénica para su cultivo en la UE, prescindiendo del rechazo generalizado de los ciudadanos hacia estos productos.

Entre los pocos ministros que en su momento apoyaron la aprobación se encontraba la anterior ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa. BASF llevaba intentando aprobar este cultivo desde 1996 y había llegado, incluso, a denunciar a la Comisión Europea ante los tribunales por no aprobar su producto. Información sobre estas acciones judiciales, que cuestionan la gestión del comisionado Stavros Dimas, pueden todavía encontrarse en Internet (en inglés) en algún documento de empresa. La nota de prensa de BASF suena particularmente amenazadora cuando afirma: “Los comisionados de la Unión Europea han aplazado la aprobación de Amflora a pesar de evaluaciones repetidas positivas de seguridad por EFSA, la Autoridad de Seguridad alimentaria europea. Aunque nosotros demos la bienvenida a algunos signos positivos por la Comisión y el Presidente Barroso, como su compromiso de basar sus decisiones sobre los productos genéticamente modificados puramente sobre la ciencia, no estamos preparados para aceptar más retrasos“, dijo el Doctor Stefan Marcinowski, miembro del Consejo de los Directores ejecutivos de BASF SE.

Desde hace más de una década el Estado español es el único estado miembro de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala. Y lo hace con una absoluta falta de transparencia y control. Nadie sabe dónde están las 76.000 hectáreas de maíz genéticamente modificado. Nadie evalúa sus daños, ni asume responsabilidades, mientras continúan contaminando nuestros campos y nuestros alimentos y ponen en peligro los modelos de la agricultura tradicional.

¿Patata para uso industrial en nuestros platos?

Bruderle y dos directivos de BASF sembrando patatas transgénicas en Zepkow (Alemania). 31 agosto 2010.  Fuente dw-world.de. Foto Picture-alliance.dpa.Es cierto que, inicialmente esta patata no estaba destinada a la alimentación humana. Modificada genéticamente por el gigante de la industria quí­mica BASF, para incrementar su contenido en amilopectina, su destino final había de ser la producción de almidón para fines industriales como la fabricación de papel. Pero sus intenciones no eran inocentes, porque en su solicitud de autorización también precisaba que “no se puede descartar que esta patata sea usada o termine apareciendo en la alimentación” (sic). Y buena prueba de que la empresa alemana albergaba intenciones de acabar introduciendo esta patata en la alimentación animal y humana es que tramitó al mismo tiempo esta autorización ante la UE. Lo que significaba que, visto lo visto, pronto la tendríamos en el plato.

Una nueva amenaza para el medio ambiente y nuestra salud.

La patata ‘Amflora’ tiene el visto bueno de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA en sus siglas en inglés). Aunque dado el historial de esta agencia, sobre cuyas conclusiones apoyó BASF su denuncia ante la UE, su aprobación no es precisamente una garantí­a de seguridad. ‘Amflora’ contiene genes de resistencia a antibióticos, que bajo la legislación europea, tendrí­an que haber sido eliminados antes de diciembre de 2004.

Organizaciones como la Organización Mundial del Salud (OMS) o la Agencia Europea del Medicamento han afirmado que los antibióticos para los que esta patata incluye genes de resistencia tienen un “importante papel” en medicina. La propia EFSA reconoce que el cultivo de esta patata puede provocar la aparición de resistencia a antibióticos, pero argumenta que no supone un riesgo “relevante” para la salud humana o el medio ambiente.

Por otro lado, la evaluación de riesgos de esta patata no cumple los requisitos marcados por la legislación europea. No se estudió el impacto de la patata transgénica sobre el medio ambiente, y solo se hizo sobre la fauna circundante. Además, falta información básica sobre su seguridad para la salud. La EFSA, aunque favorable a su introducción, reconoce que los datos ofrecidos por BASF muestran muchas irregularidades, incluyendo toxicológicas que podrí­an tener implicaciones serias en la seguridad alimentaria.

Pero además se ha ignorado el riesgo de contaminación. La patata se considera un cultivo de bajo riesgo en cuanto a contaminación por polen, pero es un cultivo de alto riesgo de contaminación debido a los tubérculos que quedan en el suelo tras la cosecha. Es prácticamente imposible recoger la totalidad de la producción, con lo que los tubérculos pueden crecer la temporada siguiente, contaminando la siguiente cosecha. Además, la experiencia con el maí­z transgénico nos muestra cómo en la práctica la separación de las cosechas en recogida, almacenaje, transporte o procesado es una utopí­a.

¿Qué sentido tiene seguir apostando por una agricultura transgénica?

Los cultivos transgénicos autorizados en Europa, como el del maíz, no han mostrado ventajas sustanciosas para los consumidores, ni tampoco han demostrado ser más productivos, además de haber generado multitud de casos de contaminación genética, y en especial en Cataluña. Continúan presentando riesgos imprevisibles para la salud y el medio ambiente. Ciertos estudios ya han demostrado que las prácticas agrí­colas sostenibles como la agricultura ecológica estimulan más la economí­a e incrementan la competitividad de la agricultura europea en mayor medida que la apuesta por los transgénicos. Además, no hay mercado para los OMG, ya que la opinión pública sigue mostrando un rechazo frontal, mientras crece la venta de productos ecológicos.

La patata transgénica fracasa.

Activistas alemanes protestan contra la patata Amflora ante directivos de BASF en Alemania. 19 oct. 2010.En marzo de 2010, la Comisión Europea terminó por aprobar el primer cultivo transgénico la patata ‘Amflora’ en la Unión Europea, tras doce años de moratoria general.

Asistimos pues, a partir de entonces, a su primera temporada de siembra. Pero su cosecha arroja un balance auténticamente desastroso. Rechazada por la opinión pública -y también por la industria-, gran parte de la recogida se ha visto contaminada o retenida. Además, su cultivo ha sido prohibido en Austria, Hungría y Luxemburgo, a lo que hay que añadir que cinco gobiernos europeos han emprendido acciones judiciales contra su aprobación.

Cultivadas 267 hectáreas repartidas por Suecia, Alemania y República Checa, los resultados de la plantación no han sido precisamente positivos. En concreto, en Suecia su cultivo se ha visto envuelto en un escándalo de contaminación por otra patata transgénica no autorizada, y por lo tanto ilegal, conocida como ‘Amadea’. Debido a esta contaminación, 16 de las 102 hectáreas cultivadas en Suecia tuvieron que ser destruidas.

Los campos donde se hallaron las 'Amadeas' son administrados por una empresa subsidiaria de BASF. Alemania. 2 marzo 2010. Fuente dw-world.de.No conocieron mejor suerte las quince hectáreas cultivadas en Alemania, que fueron retenidas por orden de las autoridades regionales hasta garantizar que estaban libres de contaminación por la patata transgénica ilegal. Hasta la fecha de hoy continúan retenidas en un almacén del Gobierno Federal a la espera de nueva orden.

Además, la patata ‘Amflora’ ha conseguido el rechazo frontal de Gobiernos como Austria, Luxemburgo y Hungría, que han prohibido el cultivo en su territorio  y que, junto a los Gobiernos de Francia y Polonia, han llevado al Tribunal Europeo de Justicia la denuncia contra la aprobación de esta patata transgénica.

La industria europea del almidón también ha rechazado esta patata, para evitar problemas de contaminación y el rechazo de los consumidores. Además, saben que existen patatas convencionales disponibles en el mercado con el mismo contenido de almidón, por lo que ‘Amflora’ resulta innecesaria.

Un millón de firmas: iniciativa ciudadana europea en contra de los alimentos transgénicos.

La aprobación de la patata transgénica ha generado amplias protestas por toda Europa. Y también supone la aparición de la primera “iniciativa ciudadana” europea, acogiéndose a un principio recogido en el Tratado de Lisboa de la Unión Europea (EU), en diciembre de 2009, en virtud del cual un millón de ciudadanos europeos tienen la posibilidad de pedir formalmente a la Comisión Europea que adopte medidas legislativas para satisfacer sus demandas. Una campaña montada por Avaaz.org y Greenpeace, en la que “Un ecologista en El Bierzo” también intervino, permitió entonces recoger más de un millón de firmas en unos meses. También se desarrollaron numerosas protestas, destacando por su importancia las producidas en España, en concreto en Zaragoza (2009) y  Madrid (2010).

David Sánchez, responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra afirmó: “El balance del primer año de cultivo de Amflora ha sido claramente desastroso, y debería servir para que la Comisión Europea y Gobiernos como el español se replanteen su apuesta por los transgénicos. Son innecesarios, no aportan ninguna ventaja, plantean demasiados riesgos y su cultivo por unos pocos genera enormes problemas para el resto de agricultores, la industria alimentaria y los consumidores.”

Un ecologista en El Bierzo.

Miles de personas hacen oír su voz en Madrid contra los transgénicos.19/04/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Una campaña mundial exige a Bayer que detenga la comercialización de su arroz transgénico: LL62. 04/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

BASF lleva el caso de Amflora ante el Tribunal de la Unión Europea (Plant Science takes Amflora case to EU Court). En inglés. 24/07/08. Potatopro.com.

Descubren en Suecia cultivo ilegal de la papa transgénica ‘Amadea’. 10/09/10. Dw.de.

Pomme de terre OGM: Le ministre de la Santé fait usage de la clause de sauvegarde (en francés). La prohibición en Luxemburgo el 16 de junio de 2010. 16/06/10. Gouvernement.lu.

La prohibición en Austria, el 28 de Abril de 2010 (en alemán). Pdf. En nuestra última revisión enlaces, al reeditar este artículo hemos podido comprobar que éste no funciona, ya que nos reenvía a la página de una empresa.

“France and Poland join challenge against Commission decision to authorise antibiotic-resistance GM potato” (en inglés). 05/10/10.

Environmental associations: lawsuit against Amflora in the European Court of Justice. Más de 40 organizaciones sociales, incluyendo varios grupos de Amigos de la Tierra, han llevado a la Comisión Europea ante los tribunales (en inglés). gmo-compass.org.

Eliane™. Un ejemplo de patata con las mismas propiedades que Amflora de BASF, pero sin haber sido modificada genéticamente. 2010. Avebe.com.

La Commission de Bruxelles face à une pétition anti-OGM. 08/10/10. Lemonde.fr.

Manifestación contra los transgénicos. Madrid 17 abril 2010. Fuente senderodefeca1.blogspot.com.Los ecologistas denuncian las políticas de la Comisión Europea a favor de los cultivos transgénicos. 16/04/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Protestas contra el cultivo de la patata Amflora en Europa. 17/04/10. Wikipedia.org. http://commons.wikimedia.org

Comentario por Caperucita Lobera el 13 Noviembre 2010.

Me alegro de que no triunfen los transgénicos… Y es que yo no sé porqué se ha empezado a meter tanto maíz y tanta soja -y encima transgénicos- en los piensos de nuestros animales y en nuestra propia comida. El maíz transgénico lleva potentes sulfatos en su interior fabricados por la propia planta y otros sulfatos cancerígenos con los que se le ha rociado: el Roundup. La soja, sin ser transgénica, es ya mala de por sí: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=33641

“La soja es deficitaria en muchos nutrientes y por su alto contenido en fitatos interfiere en la absorción de hierro y del zinc además de no ser una fuente de calcio. Además, las isoflavonas que contiene la soja son inhibidoras de la peroxidasa tiroidea involucrada en la síntesis de la T3 y T4. Se puede esperar de esta inhibición que genere anormalidades tiroideas, incluyendo el bocio y tiroiditis autoinmune. Existe un importante cuerpo de datos científicos en modelos animales que demuestran efectos generadores de bocio y hasta efectos cancerígenos de productos de soja”…