Archivo de la etiqueta: Manuel Cuenya

Presentación en Ponferrada de la “Antología de relatos alumnado de escritura creativa Universidad de León”

En la mesa, Noemí González Campillo, Puri Sánchez y Manuel Cuenya. Ponferrada, 16 junio 2017. Foto: Enrique López Manzano

Anteayer acudí a la invitación que me envió el amigo y escritor berciano Manuel Cuenya a través de un wathsapp. Hace años que le conozco, ya que coincidimos en la bancada de la Escuela Oficial de Idiomas, ambos preocupados por entonces en acrecentar nuestro conocimiento de la lengua shakesperiana. Yendo al grano, se trataba de acudir a la presentación de un libro en el Museo ponferradino de la Radio, donde la última vez que estuve allí fue precisamente con ocasión de la presentación de una obra de viajes que él escribió, y en la que aprecié algunos relatos nuevos y otros que ya conocía.

Dicho esto, y para no alargarme demasiado, añadiré que hasta dieciocho escritores in pectore, con mayor o menor experiencia en las lides de la narrativa, o con más o menos galardones en concursos literarios, han publicado interesantes relatos en el libro de la editorial Piediciones, “Antología de relatos alumnado de escritura creativa Universidad de León”, el cual llega  avalado por el prestigio de la última.

Aspecto de la sala durante la presentación. Ponferrada, 16 junio 2017.

La pequeña pero atractiva sala del Museo de la Radio en Ponferrada rebosaba de gente hasta tal punto que tuvieron que añadir más asientos para que los rezagados pudiésemos escuchar la presentación de la antología, que corrió a cargo de la directora de la antología, Puri Sánchez. A esta presentación Cuenya aportó su granito de arena recordándonos que la creatividad no está reñida con la inspiración, y que tal como dijera Picasso, “sea lo que sea la inspiración, cuando llegue es mejor que nos encuentre trabajando”.

No es mi intención convertirme ahora en crítico literario del libro, para lo cual además tendría que haberme leído antes todos los relatos, algo que confieso no haber hecho todavía, salvo en el caso de los dos primeros, pues tal y como le dije a una de las participantes, cuyos ojos brillaban ilusionados, es mi intención leerme un capítulo cada noche, a ser posible antes de dormir, para recuperar mis viejas costumbres, últimamente algo relajadas.

Miscelánea Juvenil de Selecciones del Reard’s Digest. 1959.

Confieso mi longeva atracción por la literatura, que me ha llevado a leer a muchos autores de tantas nacionalidades, y a quienes agradezco el agradable disfrute de sus obras en dulces. Medio siglo después todavía conservo una, para mí de incalculable valor, “Miscelánea Juvenil de Selecciones”, de Reader’s Digest, aparecida en mi vida en un día de Reyes inolvidable. Yo mismo tengo por ahí almacenados, en el baúl de los recuerdos, un par de sesudos ensayos y hasta una novela, más ligera, que estoy convencido de que nunca publicaré, tanto por la consideración de mi inexperiencia en esas lides como por pereza en acabarla.

Algunos de los participantes en la antología, con la editora y Manuel Cuenya. Ponferrada, 16 junio 2017.

Pero dicho eso, no he querido tampoco desaprovechar la ocasión para respaldar a estas promesas de nuestra literatura, cuya lista de nombres, aunque sea un poquito larga, voy a completar a continuación. Quien sabe, ¿tal vez algún día alguna de ellas (utilizo el femenino porque hay más mujeres en esa lista que hombres) se convierta en la preferida de los lectores? Estas son: Laly del Blanco Tejerina, Fernando Fernández Sánchez, Noemí Brañas, Ana María Alfonso Guerrero, Carla López, Francisco Pacios Fernández, Elba Casado, Gelines del Blanco Tejerina, Marina Gay Illa, Pablo Álvarez León, Terelu Rodríguez González, Yolanda Casado, Noemí González Campillo, Miguel Ángel Cercas Rueda,  Emma S. Varela, José Luis Rodríguez Souto, Amador Fonfría Santín, y Cosilii Pérez Flórez.

Un ecologista en El Bierzo.

El espacio de los escritores en ciernes. 13/06/17. Lanuevacronica.com.

Antología de relatos. Alumnado de escritura creativa, Univ. de León. 2017. Piediciones.es.

Ecobierzo organiza la III Jornada sobre tradiciones y leyendas bercianas

Cartel. III Encuentro de Tradiciones y Leyendas Bercianas. 27 nov. 2015. Autora: Marta de Castro.

Cartel. III Encuentro de Tradiciones y Leyendas Bercianas. 27 nov. 2015. Autora: Marta de Castro.

Este martes día 17, a partir de las 20 horas, se desarrollará en la Biblioteca Municipal de la Casa de la Cultura de Ponferrada la programación prevista por Ecobierzo para la celebración de la “III Edición Tradiciones y Leyendas Bercianas’. Una actividad que cuenta con el patrocinio del Área de Cultura del ayuntamiento de Ponferrada.

En primer lugar intervendrá Xabier Lago Mestre con una ponencia relativa a las resistencias de las pedanías, a lo largo de la historia, a las sucesivas modificaciones restrictivas de sus atribuciones y poderes. De este modo se abordarán los levantamientos concejiles contra los señores medievales, las resistencias frente a las imposiciones reales en la provincia del Bierzo, la reforma forestal en la Edad Moderna y la protoindustralización, las políticas liberales antiseñoriales del siglo XIX, las políticas forestales durante la época franquista y las últimas reformas de las administraciones locales.

El catedrático José Antonio Álvarez de Paz. 2015. Elecodelbierzo.com.

El catedrático José Antonio Álvarez de Paz. 2015. Elecodelbierzo.com.

A continuación, moderado por el periodista Manuel Ferreiro, se establecerá un coloquio entre José Antonio Balboa de Paz y Manuel Cuenya, dos grandes conocedores del romanticismo, de Enrique Gil y Carrasco y de la intrahistoria y el mundo legendario de nuestra comarca.

Los apartados que servirán de guía a la exposición se incluyen en estos epígrafes fundamentales:

Gil y Carrasco: romanticismo y leyendas, la relación entre el romanticismo y el mundo legendario, las leyendas y la creación de una conciencia colectiva; romanticismo y nacionalismo; la relación entre la leyenda, la novela histórica  y la historia con Gil y Carrasco y el Señor de Bembibre.

Se habilitará el tiempo necesario, a la conclusión de las varias conferencias, al objeto de permitir la participación activa del público asistente.

Información biográfica sobre los ponentes:

El historiador Xabier Lago Mestre. Diariodeleon.es. Foto: Luis de la Mata.

El historiador Xabier Lago Mestre. Diariodeleon.es. Foto: Luis de la Mata.

Xabier Lago Mestre: licenciado en Historia por la Universidad de Salamanca , conferenciante, colaborador en publicaciones, bloguero, estudioso de temas bercianos, trabaja como administrativo en los servicios de la Junta de Castilla y León y tiene experiencia como profesor de español y gallego.

José A. Balboa de Paz: historiador, profesor e investigador, columnista en diferentes medios, escritor con una amplia producción bibliográfica (vgr. “El Lago de Carucedo”), corresponsable de obras colectivas, articulista en revistas especializadas.

El escritor Manuel Cuenya (primero por la izquierda). Elecodelbierzo.com.

El escritor Manuel Cuenya (primero por la izquierda). Elecodelbierzo.com.

Manuel Cuenya: profesor de la universidad de León , licenciado en Psicología, ha impartido conocimientos en Artes Escénicas, ha organizado talleres de teatro y enseña a mejorar la escritura creativa; también escribe en diversos soportes y ámbitos, siendo además un incansable promotor de eventos literarios y divulgador de las esencias del Bierzo Alto.

Un ecologista en El Bierzo.

Resumen de la conferencia sobre “Pedanías del Bierzo”. 09/11/15. Elecodelbierzo.com.

Conferencia sobre resistencias históricas pedáneas. 03/11/15. Obierzoceibe.blogspot.com.

I Jornada sobre tradiciones y leyendas bercianas en la Casa de la Cultura. 22/10/12. Bierzotv.com.

I Jornada sobre “leyendas y tradiciones en El Bierzo 2 de 3. 04/11/12. Youtube.com. Filmax1000.

II edición tradiciones y leyendas bercianas. Youtube.com. Filmax1000.

Matavenero, cruce de culturas y contraculturas

Una vivienda en Matavenero. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Una vivienda en Matavenero. 2010. Cuenyablogspot.com.es. Foto: Manuel Cuenya.

Confieso que he visitado Matavenero, el pueblo de los hippies -como lo llaman por aquí- en numerosas ocasiones. Apetece más hacerlo en verano, cuando el tiempo se tiñe de ese azul berciano tan propio de nuestra tierra y las horas del día son más largas. Me gusta la tranquilidad que allí se respira, y también el espíritu de una gente que parece vivir despreocupada de muchas cosas que a mí me parecen indispensables. Quizás por todo esto hace ya mucho tiempo que vengo pensando en la posibilidad de publicar un artículo sobre Matavenero en este blog.

Se puede acceder a Matavenero desde muchos lugares, pero siempre obligadamente a pie en el tramo final. En mi caso he emprendido la ruta hasta el pueblo desde puntos muy alejados entre sí, aunque la mayoría de las veces saliendo desde San Facundo (en las cercanías de Bembibre), que es la ruta a pie más recomendable. Pero, para los que les guste caminar por la montaña también les recomiendo que lo hagan saliendo desde territorios más alejados. Yo lo he hecho desde Paradasolana, pero también desde Riego de Ambrós, pasando en ambos casos por la deshabitada aldea de Castrillo del Monte. Una recomendación: no olviden el mapa.

Para los perezosos siempre les queda la posibilidad de acercarse a Matavenero en coche. Pueden hacerlo siguiendo una ancha pista que sale desde cerca de Foncebadón, en el camino de Santiago. También es el paseo más corto a pie, una vez abandonado el coche en un altozano, aunque también exige unos buenos zapatos.

En Matavenero he pasado algunos buenos momentos hablando con la gente del lugar, que me ha obsequiado generosamente con interesantes anécdotas de su nueva vida.

Da la casualidad de que el otro día me di de bruces con un artículo sobre el pueblo, publicado en un diario local. Y, aún acariciando, desde hace tiempo, el deseo de publicar algo personal sobre esta singular aldea me ha parecido aún más interesante darle la palabra al infatigable viajero y peculiar literato que es el berciano Manuel Cuenya, autor del escrito.

Un ecologista en El Bierzo.

Matavenero, cruce de culturas y contraculturas, por Manuel Cuenya.

Interior de la biblioteca en Matavenero. Fuente: Cuenyablogspot.com. Foto Manuel Cuenya.

Interior de la biblioteca en Matavenero. Cuenyablogspot.com.es. Foto: Manuel Cuenya.

Matavenero: pueblo del Alto Bierzo, en tiempos abandonado, y desde hace algo más de dos décadas resucitado por quienes decidieron, en su día, asentarse como eremitas de la posmodernidad en este lugar, construido en lo alto de la montaña, a más de mil metros de altitud. Mirador estupendo, desde el cual se tienen vistas muy bellas, algo que me hace recordar A Fonsagrada, en Lugo, donde también existe una ecoaldea de características similares (véase el magnífico documental ‘Elogio de la distancia’, “los del otro lado”).

Es probable que Matavenero o Mataveneiro (curioso nombre) sea más conocido fuera que dentro de la provincia leonesa, tal vez porque a la mayoría no les interesa en absoluto lo que se guisa en un poblado en el que viven unos seres, en su mayoría extranjeros que, aun resultando exóticos y hasta extravagantes, viven en su universo de fantasía, alejados del sistema castrador y del aparato burocrático de hipotecas y puterías miles en las que nos encontramos la mayoría de los mortales de la aldea o colmena globalizada. Una vez más, no interesa tener al personal descarriado, a su libre albedrío, sino bien atado, bajo control. Por eso, el tan cantado turismo rural y el desarrollo y potenciación de la ruralidad resulta un engañatolos, porque lo mejor, siempre de cara al sistema caníbal que nos asfixia, es tener adormecida a la población en el zoo urbano-animal. Todos hacinados en la posmaterialista abejera de los rascacielos expuestos al vaivén de las marejadas. ¿A quién le interesan unos tipos/as que van a su aire, que se dedican a cosas tan así como la música, las artesanías, a cuidar de sus animalitos, a los mercadillos, a vivir de un modo digamos contracultural? Por otro lado, quienes viven en esta ecoaldea prefieren pasar desapercibidos, que nadie los moleste ni los joda (fotos no, please), que no son monos de feria ni frikis sobre el trampolín de algún circo ambulante.

San Facundo, punto de partida de la ruta.

Panel indicador de la ruta de San Facundo al Pozo de las Hoyas y Matavenero. 31 agosto 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Panel indicador de la ruta de San Facundo a Matavenero. 31 agosto 2010. Foto: M. Cuenya.

La ruta hasta Matavenero tomando como punto de partida la localidad de San Facundo -perteneciente al ayuntamiento de Torre del Bierzo- se me antoja realmente de una gran belleza. Por un sendero zigzagueante, siguiendo la vereda del río y en medio de una naturaleza espléndida, se llega a este poblado hippie donde se respira un ambiente tranquilo. Cabe la posibilidad, siempre atravesando algún pintoresco puente de madera, de alcanzar Matavenero directamente por la ladera derecha, o bien desviarse, hacia la izquierda, para llegar a Poibueno (algo ruinoso, aunque con alguna casa restaurada y una parte de su iglesia aparentemente en pie), y desde ahí trepar hasta la comuna de Matavenero.

Próximo a San Facundo, en la ruta hacia Poibueno, se halla el Pozo de Las Hoyas, donde merece la pena darse un chapuzón, al menos visual. En unas dos horas, sin prisa y recreándose en el paisaje, se llega a Matavenero. La vuelta, ya en descenso por la margen izquierda del río, se puede hacer en poco más de una hora.

Comunidad internacional.

Carpa para juegos infantiles en Matavenero. 2010. Fuente Cuenya.blogspot.com. Foto: Manuel Cuenya.

Carpa para juegos infantiles en Matavenero. 2010. Cuenya.blogspot.com.es. Foto: Manuel Cuenya.

En la actualidad, Matavenero cuenta con un total de setenta personas, casi todos y todas provenientes de diferentes países de Europa, entre ellos, Alemania, Suiza, Italia, Francia o Escandinavia, aunque también hay algunos españoles, e incluso alguna chica ponferradina.

En un principio, año de 1989, sus nuevos pobladores se instalaron en tiendas indias, pero poco a poco han ido construyendo y reconstruyendo sus propias casitas, algunas de cuento, con sus placas solares y todo lo necesario para sobrevivir a las duras condiciones climáticas del invierno, que de seguro lo son. Puro bucolismo rayado por las heladas y las nieves invernales. Pues no todo es orgasmo en el monte de los oréganos.

Alejados, pues, de aquello que huele a urbanidad y artificio, en medio del corazón sagrado de la montaña, los matavenerinos, ecologistas y naturistas, están en la vena contracultural, en contacto directo con la naturaleza y lo natural, aunque de vez en cuando se rocen -es inevitable- con el malestar de la cultura (por decirlo al más puro estilo freudiano). Pues los niñitos también van a la escuela, y cuentan con una biblioteca.

Sin embargo, y en la actualidad, no tienen ningún profesional de la medicina, lo que les vendría muy bien de cara a alguna urgencia sanitaria. La comunidad, en cambio, dispone de un chiringuito, un bar que regenta Karl, y en el que se pueden degustar unas suculentas Okara-burguer hechas con soja y revestidas con queso fundido.

Confieso mi admiración y simpatía por esta gente y su capacidad para vivir así, en estas condiciones, que no deben ser del color rosa de las pijerías andantes y fresita. “Jo, tía, qué fuerte, no”. Capaces como han sido de romper con su anterior vida, quizá más reglada y mil veces más consumista.

Interior del bar. Matavenero. Fuente: cuenyablogspot.com.es. Foto: Manuel Cuenya.

Interior del bar. Matavenero. Fuente: cuenyablogspot.com.es. Foto: M. Cuenya.

El alemán Karl, uno de los primeros en llegar a Matavenero, cuenta que tienen contacto con varios países, entre otros con Méjico, donde se están creando iniciativas similares. Los primeros “repobladores” de esta aldea ecológica del Alto Bierzo, influidos por el Movimiento Arco Iris de Europa, llegaron, aparte de Alemania como Karl, del interesante barrio de Christianía en Copenhague, cuya visita se me hace casi imprescindible para quien se dé una vuelta por esta bella ciudad danesa.

Ecoaldea de Matavenero – León. Vivaleon.com.

Páramo del Sil, espacio poético

Panorámica de Páramo del Sil. Foto: Manuel Cuenya.

Panorámica de Páramo del Sil. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Aprovechando que Páramo del Sil, por cuarto año consecutivo, celebra su magosto y la feria artesanal, me puse en contacto con el escritor Manuel Cuenya, del que días antes había descubierto causalmente un artículo sobre este pueblo minero del norte berciano. Cuenya lo escribió poco antes de llevar a cabo uno de sus recurrentes viajes, en esta ocasión a Berlín, y yo hoy lo presento aquí, para disfrute del lector, esperando que sea de su agrado tanto como lo fue del mío.

Un ecologista en El Bierzo.

Páramo del Sil, espacio poético, por Manuel Cuenya.

Casa señorial en Páramo del Sil. Foto: Manuel-Cuenya.

Casa señorial en Páramo del Sil. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Páramo, cuya sonoridad me devuelve a algún sitio legendario, es término con una gran variedad de significantes, entre ellos, Pedro Páramo, el título de la novela de Rulfo. Me gusta esta palabra y me entusiasma este pueblo del Alto Bierzo, en el valle del Sil, sobre todo desde que descubriera que el poeta Ángel González pasó una larga temporada de su vida –unos tres años– en esta tierra. Que el insigne poeta astur eligiera este lugar me resulta, cuando menos, sorprendente, aunque al parecer a su hermana la habían destinado, por sus ideas republicanas, a ejercer como maestra en Páramo del Sil, aunque mejor sería decir “condenada a pena de destierro”, mientras, él andaba aquejado de tuberculosis pulmonar, “con el miedo todavía pegado a los talones”. Hablamos del año de 1943, en plena posguerra incivil.

Algún médico de la época debió recomendarle, al aún joven González, este bello pueblo del Sil para curarse de su enfermedad. Un sitio, Páramo, apropiado para espantar la tisis y aun otras dolencias, ya que se trata de un lugar tranquilo, de aguas cristalinas y clima sano, aunque frío en invierno, donde se respira o debía respirar aire puro.

Vista del pueblo de Primout cerca del río. 15 sept. 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista del pueblo de Primout cerca del río. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Pues aquí que vino a parar, el que luego sería maestro -en el año de 1946, después de su restablecimiento, y al menos durante un curso-, en la aldea de Primout (perteneciente al municipio de Páramo del Sil), “donde cuenta la leyenda que “nunca se viou el sol”, un pueblo perdido y casi abandonado en las estribaciones de la sierra de Gistredo, que en alguna ocasión tuve el gusto de visitar -antes de que decidieran asentarse como comuna algunos “ecoaldeistas” (algo que no prosperó).

Ángel González cuenta que este espacio -impregnado de soledad, bosques de abedules y gobernado por una forma comunal conocida como Consejo abierto, en la que prevalecía una democracia directa a toque de campana-, le sirvió como inspiración. La soledad –traducida en días muy cortos, noches muy largas, tiempo para meditar y observar toda una vida nueva-, como fuente de emociones intensas, en la que el excelso poeta debió beber a gusto, porque cuando se fue, lo hizo con pena, y aun con la idea de volver, aunque sabía que era una idea irrealizable, utópica. Abandonó Primout a primeros de mayo de 1947. Por cierto, el nombre de Primout, aparte de resonancias galas, me invita a fantasear con algún lugar de cuento de hadas y de gnomos.
Catoute.

La cima desolada del mítico Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

La cima desolada del mítico Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Páramo del Sil, “pueblo minero, un poco ganadero y un poco agrícola”, que diría el poeta, es también uno de los puntos de partida hacia el Catoute, símbolo de la alta montaña, considerado hasta hace bien poco como el techo del Bierzo, aunque en los últimos tiempos el pico Valdeiglesias (con 2136 metros, en el municipio de Palacios del Sil), sea reconocido como el más elevado de la comarca berciana.

Para los amantes de la alta montaña conviene señalar que, en ruta hacia el pico Catoute, el excursionista se encontrará con la aldea de Salentinos, en otros tiempos casi deshabitada, y que en estos últimos años ha recuperado, por fortuna, el pulso vital.

Merece una visita antes de emprender y empinar camino en busca del mirador del Bierzo: el Catoute, con sus 2117 metros, como el pico de tus sueños.

La ruta del Catoute.

Información sobre la ruta del Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Información sobre la ruta del Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Echa uno en falta, todo hay que decirlo, que el poeta Ángel González no hiciera referencia –o al menos no me consta- ni a Salentinos ni al Catoute, tal vez porque no los visitara. No debemos olvidar que llegó a Páramo del Sil para curarse de una tuberculosis pulmonar, que requería de todo el reposo del mundo.

Lo que sí recuerda, con extrañeza –asegura el poeta-, es su estancia en Páramo del Sil, porque más que ver el mundo lo oía: “por mi ventana entraba el rumor del campo: retazos de conversaciones, las campanas de la iglesia cuyo sentido no tardé en adivinar, las esquilas de los rebaños que iban y venían del establo al monte, el fondo sonoro más adecuado para leer con pasión a Juan Ramón Jiménez”.

Fueron tres años excepcionales, “raros”, que pasó leyendo y escribiendo, estudiando música, dibujando, a la vez que había comenzado la carrera de Derecho con desgana en la Universidad de Oviedo, su ciudad natal.

Páramo del Sil.

Libro de piedra en Páramo del Si. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Libro de piedra en Páramo del Si. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

El balance final de su estancia en Páramo del Sil fue muy positivo, allí respiró el aire que le devolvió la salud y en este pueblo hizo su aprendizaje de poeta. Casi nada. Creo que algún día, en esta localidad del Bierzo Alto, tendrían que rendirle homenaje, como se merece, a este sublime poeta.

Publicado originariamente por Manuel Cuenya en su blog personal, el día 27 de septiembre de 2010.

Fuerte acoso al juez Garzón para apartarlo de la carrera judicial

El juez Garzón es hoy la diana de empresarios corruptos que él ha denunciado por su implicación con la red Gürtel. 2009.

El juez Garzón es hoy la diana de empresarios corruptos implicados en la red Gürtel. 2009.

El pasado día 13 el catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza, Julián Casanova, comentaba en el diario ‘El País’ cuan alargada es “la sombra de la dictadura franquista”. Y, desde luego, motivos no le faltan para tal aserto.

Este año se cumplirán 35 años de la muerte del “Caudillo”, un hombre de apariencia meliflua pero que logró sobrevivir a Hitler y a Mussolini y también quien más años consiguió dirigir un estado europeo con mano de hierro. Asimismo, aquel implicado en uno de los conflictos civiles de más infausto recuerdo y el que mayor cantidad de víctimas produjo jamás en nuestro país: en torno al millón de muertos. Miles de personas fueron despiadada y fríamente asesinadas una vez finalizada la llamada, por el escritor berciano Manuel Cuenya, “Guerra Incivil”. Y esos crímenes jamás fueron juzgados en una España mayormente más preocupada entonces por olvidar el pasado que por ofrecer justicia a las familias de las víctimas.

He de decir también que son éstas fechas que a mí me traen un recuerdo muy personal.  Porque en este año se cumplen treinta y cinco desde el momento en que yo atravesé la frontera que nos separaba del vecino país francés para unirme a otros jóvenes que, desde dentro, también soñaban con “otro” país. Es decir, con una España “libre”, aunque no en el sentido de “Una, Grande y Libre” que eligieron como lema de la nación los vencedores de la guerra fratricida (los mismos que casi cuatro décadas después siguen  manteniéndose en el poder), sino en el de aquel que servía para designar un país donde se pudiera opinar con libertad. Es decir, sin unecesidad de estar siempre pendiente de quién pudiera escuchar tus palabras pronunciadas durante una conversación de café, o de convivr con el temor permanente de que  no “vinieran a buscarte”. Para luego agredirte impúnemente, encarcelarte, o incluso torturarte o matarte.

Hace ya casi un año del día que asistí a la inauguración del ‘Monumento contra la Intolerancia’ en Ponferrada y, desde entonces, he tenido ocasión de volver a ver en varias ocasiones la “sombra alargada” a la que hacía referencia  Julián Casanova en su artículo . Recuerdo que durante aquella inauguración ésta volvió a proyectarse sobre los familiares, nietos en su mayoría, de los represaliados que rodeabamos en silencio a las autoridades durante la celebración del acto. Desde luego, hoy esa sombra es más sutil que en el pasado, pero incluso así pude reconocerla otra vez, horas más tarde, en el tratamiento que los informativos de Televisión de Ponferrada dieron a la noticia. Es decir, una información sesgada por su propietario, el empresario leonés José Luis Ulibarri, amigo del alcalde ponferradino, Carlos López Riesco (PP).

En el reportaje emitido sólo hubo espacio para los vencedores y  los nietos de los vencidos apenas si aparecimos en pantalla durante unos muy escasos segundos. Para esa televisión nuestra muda protesta no mereció atenció.

Esta es la sombra a la que cita Casanova, la que intenta ocultar un pasado ignominioso. Todos sabemos que hubo crímenes y torturas, en ambos bandos por cierto, que se dieron, que por lo tanto existieron, y que, como algunos dicen, quizás sería mejor olvidar. Pero si el bien del país exige este sacrificio, a quienes perdieron a sus familiares o amigos, al menos debería evitárseles estos insultantes desprecios mediáticos.

Baltasar Garzón Real, un juez valiente.

El juez español Baltasar Garzón. 2009. Fuente: Avaaz.org.

El juez español Baltasar Garzón. 2009. Avaaz.org.

Es también esa misma sombra  franquista la que proyectan hoy quienes intentan suspender de sus funciones al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Un magistrado valiente que –aparte de cierto histrionismo que ha perjudicado su trabajo y figura- ha sido capaz de ofrecer a gente como yo auténticos momentos de ilusión y emoción profunda. Como cuando intentó procesar al dictador chileno Augusto Pinochet.

Para su gran mérito, Grazón es también el magistrado responsable de la instrucción de algunos de los casos más peliagudos de la España más reciente. Sin embargo, y pese a su valioso currículo, Garzón cuenta con pocos amigos en el Consejo General del Poder Judicial. Buena prueba de ello es que su Comisión Permanente acordó, por unanimidad, iniciar los trámites para su suspensión.

Todo comenzó, lo recordaré aquí, cuando en mayo del año pasado el Tribunal Supremo admitió a trámite una querella por prevaricación contra el juez Garzón por su investigación de los crímenes del franquismo.

No me podré ahora a defender lo que de positivo tuvo la Segunda República, parlamentaria y constitucional, ya que Julián Casanova lo  recuerda mejor que pudiera hacerlo yo en su artículo. Sólo diré que, por mucho que algunos me intenten convencer de la inevitabilidad de la Guerra Civil Española, hablándome de la violencia que precedió a aquel acontecimiento, nunca he podido aceptar el argumento de quienes señalan que la mejor solución para acabar con ella fue el desencadenamiento de un conflicto civil tan cruento. Un drama que desgarraró a familias enteras y dañó de manera inconmensurable, durante muchas décadas, a nuestro país.

Por otra parte, yo siempre tuve claro que, por más que algunos intenten maquillar esta realidad, la Guerra Civil Española fue, en realidad, un episodio más de la eterna lucha de clases. Con su victoria las clases dominantes consiguieron alargar el disfrute de sus extraordinarios privilegios, los cuales veían peligrar con el advenimiento de la segunda República.

El empresario José Luis Ulibarri se ha visto implicado por Garzón con la red Gürtel. Elconfidencial.es.

El empresario José Luis Ulibarri se ha visto implicado por Garzón con la red Gürtel. Elconfidencial.es.

Algunos no perdonan a Garzón que sacase a la luz los trapos sucios del caso Gürtel. Y entre ellos se encuentra José Luis Ulibarri, el ya anteriormente mencionado propietario del ‘Diario de León’, que también lo es de la Televisión de Ponferrada. Alguien imputado en ese caso y que no ha dudado en querellarse contra el juez Garzón por unas escuchas que considera ilegales.

Baltasar Garzón pidió investigar las circunstancias de la muerte y el paradero de decenas de miles de víctimas de la dictadura de Franco, muchas de ellas abandonadas por sus asesinos en las cunetas de las carreteras o junto a las tapias de los cementerios. Son personas que fueron, en muchos casos, ultimadas sin ningún tipo de juicio ni de garantías legales, para después ser enterradas, en tantas ocasiones, en fosas comunes. Como quiera que los poderes políticos nunca tomaron en serio el reconocimiento jurídico y político de estas víctimas fue el juez Garzón quien se atrevió a tomar esta iniciativa. Y es difícil negar su honradez  a la hora de denunciar y esclarecer  injusticias.

Ahora, amparándose en la Ley de Amnistía de 1977, que muchos tuvimos que tragar tal fueran sapos y culebras, este sector de jueces, de políticos y medios de comunicación que defienden el olvido, o aquellos cuyos intereses han sido denunciados por el juez, sueñan con conseguir sentarlo en el banquillo y de paso inhabilitarlo durante el tiempo suficiente para que,  alcanzada su edad de jubilación, ya no pueda molestarles más.

Parecen creer que la posible inhabilitación de Baltasar Garzón comportará el olvido de la dictadura asesina. Pero se equivocan. Nadie ha encontrado todavía la fórmula mágica capaz de  borrar de la memoria de cientos de miles de personas el recuerdo de un pasado de tortura y horror. Su actitud sólo sirve para demostrar el desprecio con el que algunos poderes siguen tratando, desde la supuesta democracia,  la causa de estas víctimas.

Cerca de medio millón de personas respaldan ya al juez Garzón.

Pancartas de apoyo al juez Garzón. 9 sept. 2009. Memoriaviva.wordpress.com.

Pancartas de apoyo al juez Garzón. 9 sept. 2009. Memoriaviva.wordpress.com.

Ciertamente los motivos de las querellas presentadas por Falange Española de las J.O.N.S y el sindicato ultraderechista ‘Manos Limpias’ contra Garzón no son la única explicación que justifica el asedio al que se está sometiendo al juez. Sinceramente, creo que nadie duda de que detrás de él se encuentran intereses políticos, económicos, y también arreglos de viejas cuentas que van bastante más allá de estos asuntos.

Pero, pese a los errores que haya podido cometer Garzón, -uno de los cuales podría invalidar como pruebas las escuchas que ha realizado para el ‘Caso Gürtel‘-, he de decir que eso no es un delito. Como tampoco lo son otros asuntos de los que se le acusa. No hay que buscar muy lejos para comprender que inhabilitarlo supone, además, alejarlo de otros casos. Como por ejemplo el Caso Pretoria‘, la trama de corrupción urbanística que salpicó no hace demasiado a diversos ayuntamientos de la provincia de Barcelona y a altos ex cargos del gobierno de CiU en Cataluña.

Somos muchos los que no olvidamos la exitosa lucha de Garzón contra el narcotráfico, contra el terrorismo islámico, contra la delincuencia económica y la corrupción política, y que compartimos su firme defensa de los derechos humanos. Esto podría explicar que el número de ciudadanos que le apoyan actualmente se sitúe ya en casi medio millón de firmas. Signaturas recogidas a través de plataformas en Internet como la de Congarzon.com (este enlace, en la revisión realizada cinco años después  ya no servía para este cometido), Avaaz.org (a nivel internacional), o las promovidas a  través de las redes sociales.

El respaldo al magistrado también está llegando desde numerosas instituciones, como por ejemplo las asociaciones de Memoria Histórica de todo el país, la Unidad Cívica Andaluza por la República, la Asociación de Abogados de Nueva York o aquel proveniente de determinados ámbitos sindicales, políticos y universitarios.

La organización internacional de defensa de los derechos humanos ‘Human Rights Watch’ (HRW) difundió anteayer un comunicado en el que solicita al Gobierno español que acepte la recomendación del Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y anule la Ley de Amnistía de 1977, “en lugar de investigar a un magistrado que busca la rendición de cuentas por los abusos del pasado”.

Recordaré aquí que, en su momento, el juez Garzón argumentó que los crímenes del franquismo eran “crímenes de lesa humanidad” y que, como tales, eran “imprescriptibles”. En cualquier caso, la HRW recuerda que “el Tribunal Europeo de Derechos Humanos determinó en 2009, como principio general, que las leyes de amnistía son generalmente incompatibles con la obligación de los Estados de investigar actos de tortura o barbarie”.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: finalmente los enemigos de Garzón lograrían su propósito de apartarlo de la judicatura, aunque no así de la política. También, con la complicidad del PSOE y del PP lograrían retrasar la celebración del juicio contra los implicados en el caso Gürtel, el cual  en diciembre del año 2015, -momento de la revisión de este artículo-, seguía sin celebrarse. Las recomendaciones de derogación de la Ley de Amnistía de 1977 tampoco fueron atendidas.

Implicados en el caso 'Pretoria'. De izq a dcha., arriba Lluisa Mas, Emili Mas y Malfeito. Abajo, Prenafeta, Alavedra y Muñoz. 3 dic. 2009. Elmundo.es.

Implicados en el caso ‘Pretoria’. De izq a dcha., arriba Lluisa Mas, Emili Mas y Malfeito. Abajo, Prenafeta, Alavedra y Muñoz. 3 dic. 2009. Elmundo.es.

Human Rights Watch defiende a Garzón y pide anular la Ley de Amnistía. 20/03/10. Elpais.com.

Cerca de medio millón de firmas respalda ya el manifiesto a favor del juez, según la plataforma de apoyo. 18/03/10. Que.es.

Garzón ante sus jueces. 03/03/10. Elpais.com.

La defensa de Garzón. 15/02/10. Clasica.estrelladigital.es.

Jubilar a Garzón por investigar crímenes. 13/02/10. Elpais.com.

Quién es quién en el ‘caso Pretoria’. 21/12/09. Elmundo.es.

El abogado de Ulibarri se querella contra Garzón. 09/12/09. Levante-emv.com.

El Premio Nacional de Poesía, Juan Carlos Mestre, rechaza ser galardonado en compañía del empresario minero Victorino Alonso

El poeta, ensayista, grabador y artista conceptual, Juan Carlos Mestre, rechazó ser homenajeado junto al empresario minero Victorino Alonso. 2010.

El poeta, ensayista, grabador y artista conceptual, Juan Carlos Mestre, rechazó ser homenajeado junto al empresario minero Victorino Alonso. 2010.

Juan Carlos Mestre, poeta y artista visual, ganador de los premio Adonais (1985), Jaime Gil de Biedma (1992), Jaén de Poesía (1999) y, recientemente, del Premio Nacional de Poesía (2009), por su por su poemarioLa casa roja’, ha rechazado ser homenajeado por la Casa de León en Madrid, con ocasión de la celebración del Festival del Botillo, junto magnate del carbón Victorino Alonso.

Filón Verde, la organización ecologista lacianega, emitió hace pocos días, un comunicado de protesta por el homenaje ofrecido, el día 20 del corriente, por la Casa de León al empresario minero Victorino Alonso, acusándolo de ”que está desolando nuestros montes con minería a cielo abierto en la más absoluta ilegalidad, donde habitan los últimos osos y también los últimos urogallos cantábricos de la Península Ibérica”.

Juan Carlos Mestre es el primer intelectual berciano que se atreve a denunciar públicamente la situación de atropello medioambiental que sufre la tierra leonesa, en donde ha establecido su reino de taifas el mayor depredador ambiental conocido jamás en el noroeste español. Antes que el poeta, y aunque vengamos denunciándolo por activa y por pasiva desde esta tribuna, en el ámbito de la intelectualidad sólo se ha producido tímidos conatos de denuncia y de defensa de las posturas medioambientalistas, como el artículo publicado por el escritor José Álvarez de Paz: Ecologistas’.

Carta de Juan Carlos Mestre a la Casa de León en Madrid.

Un grabado de Juan Carlos Mestre. 2008.

Un grabado de Juan Carlos Mestre. 2008.

“Estimado amigo, como imagino será ya de tu conocimiento en fechas pasadas he comunicado al alcalde Ponferrada mi no aceptación al reconocimiento que vuestra generosidad ha tenido a bien plantearme, y que me permito reiterarte ahora para evitar cualquier equívoco al respecto. Mi pequeña y acaso prescindible conciencia de amor por la tierra del Bierzo, a la que he dedicado parte significativa de mi obra poética, ya en el elogio de la memoria de los antepasados, ya en la celebración de la naturaleza y radical hermosura de su paisaje, me han llevado a creer, acaso sin razón, que esa es también mi única identidad como persona, el encargo que nadie me ha hecho pero que defenderé hasta el último día de mi vida: la defensa de la casa del padre, la heredad de la tierra natal como único lugar de posible belleza para el porvenir de las generaciones futuras. Creo en ello y de ello he hecho única y simple causa de mi vida. Por ello, me resulta moral y éticamente inaceptable la indiferenciación y equívoco que mi presencia en el acto de la casa de León pudiera suponer. Estoy totalmente en contra, es más, me aterra, el saqueo, la destrucción, el atentado ecológico, la agresión a la naturaleza sagrada de la tierra berciana que suponen las minas y explotaciones a cielo abierto, hechos denunciados y sub judice ante organismos internacionales, y tan reiteradamente cuestionados ante la opinión pública por los más diversos sectores sociales. No puedo compartir tribuna, bajo ningún argumento de mi conciencia, con alguien responsable de esos hechos. Te ruego, y sé que lo entenderás, aceptes mi declinación a aceptar esa distinción que me propusisteis en su día, pero a la vista de los hechos mi presencia en el acto sería desde todo punto de vista incongruente para mí y más que incómoda para aquellos con los que mi discrepancia tan rotundamente se manifiesta. Muchas gracias por tu atención. Recibe un cordial saludo y disculpa el trastorno que esta decisión pudiera causarte. Atentamente”.

¿Un nuevo amanecer para El Bierzo?

El magnate del carbón, Victorino Alonso. Fuente: filonverde.org.

El magnate del carbón, Victorino Alonso. Fuente: filonverde.org.

La carta va dirigida a José Rafael Álvarez de la Puente, presidente de la Casa de León en Madrid, una entidad leonesista quien ha tenido la  ocurrencia de intentar homenajear, en una misma recepción, al Premio Nacional de Poesía, Juan Carlos Mestre, al subdirector de Opinión del ‘Diario La Razón’, José Antonio Álvarez Gundín, y a Victorino Alonso García, el presidente de Coto Minero del Cantábrico.

Éste último, es el más aborrecido de todos los empresarios leoneses, por su falta absoluta de respeto hacia el medioambiente. Es alguien sobre quien ya he tenido que emitir, por desgracia, abundante información en estas páginas.

Desde luego, no es admisible que una institución que se financia con fondos públicos realice este homenaje. Este rechazo social de las actuaciones del empresario se está patentetizando en una página abierta en Facebook bajo el título “En contra del homenaje a Victorino Alonso en la Casa de León en Madrid” (en la revisión de este artículo el enlace ya no funcionaba), que en pocos días ha sumado cientos de adhesiones. Todavía ayer alguien me recordaba, que no hace demasiado tiempo el empresario leonés declaraba con desparpajo ante la televisión que la única manera de sacarle beneficio a la explotación carbonífera en Laciana era haciéndolo “a la brava”.

El alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco. Fuente: filonverde.org.

El alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco. Fuente: filonverde.org.

En la agenda oficial de la Casa de León en Madrid aún se puede encontrar, en su agenda, el acto de homenaje previsto inicialmente, en el que figura el poeta villafranquino, junto a los otros dos convidados. Sin embargo ya hace muchos días que la institución ha recibido notificación de su negativa a participar en este acto.

El presentador del mismo continúa siendo, –como no podía ser de otro modo– el alcalde de Ponferrada, uno de los Ayuntamientos con menor puntuación en el ranking de transparencia de España y en empate técnico con el de León (2,3 puntos sobre 10). Y es que la claridad de las cuentas no parece ser el punto fuerte de los ediles bercianos y leoneses, como parecen atestiguar las diversas denuncias que López Riesco tiene actualmente interpuestas.

Juan Carlos Mestre, poeta villafranquino de pro.

El poeta y artista visual Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, León, 1957) publicó en 1982 su primer libro: ‘Siete poemas escritos junto a la lluvia‘. Le siguió ‘La visita de Safo‘ (1983) y ‘Antífona del Otoño en el Valle del Bierzo‘ (1985), una mirada de melancólica belleza sobre la comarca berciana y uno de los poemarios más interesantes de la poesía española del último cuarto de siglo.

No me alargaré con el currículum de este autor, a todas luces notable, porque resulta sencillo acceder al mismo desde su página web, así como consultando cualquier hemeroteca mínimamente seria.

Lo que no dicen estas fuentes es que Mestre, aunque discreto en la manifestación pública de sus posturas personales, ya se posicionó en su día en contra de la Guerra de Irak. Un conflicto que generó en España la mayor ola de protestas que yo recuerde, y en las que yo también me vi envuelto manifestándome por las calles de Barcelona.

Pero el poeta visual, con el que tuve ocasión de compartir mesa hará un año con ocasión de la presentación de un libro del escritor nocedano Manuel Cuenya, también se adhirió en su momento al manifiesto de la Plataforma Bierzo Aire Limpio contra la incineración de residuos sólidos en la cementera de Cosmos, en Toral de los Vados.

Guerra de Irak. 2003-2011. Fuente: artv.d.

Guerra de Irak. 2003-2011. Fuente: artv.d.

Un ejemplo que debería servir para animar a ciertos periodistas, intelectuales y también sindicalistas, para actuar en coherencia con el porvenir de los pueblos bercianos antes de que sea demasiado tarde. Y para que quede del todo patente nuestro rechazo de la elección de Victorino Alonso como personaje digno de honores os invito a inundar con vuestros mensajes el buzón electrónico la Casa de León en Madrid (info@casaleon.org), pues sólo una decidida actuación popular conseguirá poner fin a sus desmanes medioambientales, ya que, por ahora, se encuentra totalmente arropado por la clase política, tanto del PSOE como del Partido Popular.

Movimientos contra de la instalación de Aqualdre Zinc en El Bierzo.

Como viene al caso, comentaré que ayer mismo, en una amplia reunión en contra de la instalación de la empresa Aqualdre Zinc en El Bierzo (una fundición potencialmente tóxica que quieren instalarnos), un portavoz del Movimiento Alternativo y Social (MASS) dejó claro ante al auditorio presente que este proyecto, como el de Cosmos, significa para el Bierzo una ruina económica.

Experiencias conocidas en otras regiones demuestran que resulta prácticamente imposible vender los productos agrarios procedentes de zonas invadidas por las dioxinas, altamente nocivas para la salud y que no respetan ni a las personas, ni a los animales. Y ¡menos aún a los sembrados! Por este motivo, me veo obligado a insistir desde aquí en la necesidad de una toma de conciencia de este sector y de un compromiso de los empresarios del campo contra estas agresiones.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: la petición de compromiso contra la incineración de residuos en El Bierzo, seguía, cinco años después, sin ningún compromiso de intelectuales conocidos en El Bierzo, salvo el del escritor Valentín Carrera.

Juan Carlos Mestre renuncia a distinción por causa ecologista. 10/02/10. Abc.es.

Filón Verde ve «indecente y grosero» el premio de la Casa de León a Alonso. 12/02/10. Diariodeleon.es.

Laciana, territorio comanche. 28/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La mina del Feixolín, trece años explotada sin permisos pese a las denuncias ecologistas.  Laciana, 2009. Fuente: filonverde.org.

La mina del Feixolín, trece años explotada sin permisos pese a las denuncias ecologistas. Laciana, 2009. Fuente: filonverde.org.

Ecologistas. 21/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Unión Europea sanciona a España por la minería a cielo abierto en Laciana. 31/01/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Declaración del Comité Internacional de Intelectuales Contra la Guerra. 03/04/03. Butazzoni.com. Pdf.

Comentario por Abuanak el 16/02/2010.

Lo has conseguido. Tú y otros tantos como tú que no habéis tenido la necesidad de vivir de minas o canteras. El paro, y con ello la desgracia, se ha instalado en miles de familias bercianas. Te felicito. Os felicito a todos, gracias, ya somos unos muertos de hambre que aceptaremos cualquier mierda de trabajo con tal de no estropear un Bierzo en el que no vives y del que no conoces su problemática.
Fdo.: Aquélla cuyos poemas tenían más de visuales que de poemas.
PD: El huevo frito rebozado era asqueroso.

Comentario por A enterarse el 21/02/2010.

La voz de la tierra habla por algunas conciencias. Modos de trabajar y de vivir hay muchos, tierra berciana, Tierra al fin, no hay más que una. Gracias señor Mestre por su amor y su coherencia.

Comentario por Jordi el 22/02/2010.

Huevo frito rebozado, rebócese también la demagogia a ver si así los poemas visuales le permiten ver lo que le impide la mala baba, Abuanak, qué pena, conociéndote, que estés en esas posiciones. Nunca más.

Comentario por Abuanak el 27/02/2010.

¿Demagogia?
Si no sabes lo que significa una palabra, no la utilices porque su uso esté de moda: ni me dedico a la política, ni le bailo el agua a nadie, más bien al contrario, denuncio una realidad que todos estos bercianos autoexiliados en la autocomplacencia no viven ni comparten, porque desde su nube no alcanzan a ver lo de abajo. Si me conoces, mejor, no me oculto, siempre guerrearé por lo que creo justo, y si te doy pena, mira en tu interior a ver si tú tienes algo que ver con todo esto, puede que esta verdad te duela, tal vez la pena debas sentirla de ti mismo. Y no creo que atacar al empresariado ayude. En El Bierzo ya no hay industria, y actitudes como la de Mestre no ayudan en absoluto a salir del pozo. Si no nos unimos todos, creadores, políticos, empresarios, esto se hunde, y no hay más. Denunciado queda.

Comentario por Clara el 30/03/2010.

Mestre es un poeta necesario cuya poesía no es un lujo cultural, sino un arma de combate por todos nosotros. Gracias, poeta verdadero y valiente. Y no olvides que los tentáculos del sistema podrido, llámense Abuanak o perico los palotes, llegan muy lejos. Contamos con ello.