Archivo de la etiqueta: Mikel Izaguirre

Sobre la necesidad de importantes cambios estructurales en el sistema de recogida de las basuras

Ayer por la tarde se han celebrado las II Jornadas de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras (COOO) del Bierzo sobre ‘Otra economía es posible’ centradas en  la creación de empleo y gestión de los residuos. Lo hicieron en colaboración con el Campus Noroeste de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) y al encuentro asistió medio centenar de interesados.

La edición de este año ha versado casi íntegramente sobre el tratamiento de los residuos, con particular incidencia en el de los biorresiduos y el importante papel que podrían tener en la generación de empleo. Una pancarta colocada delante de la mesa de los ponentes nos lo recordaba, con amable insistencia, y también que otro tipo de economía es posible. Es decir, que existen alternativas al modelo productivo actual.

En un artículo aparte intentaré resumir las diferentes intervenciones, incluidas la presentación de las Jornadas y la intervención del alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, que ofició como anfitrión de las mismas, aunque después tuviera que ausentarse por compromisos oficiales. En sus declaraciones a la prensa manifestó su buena disposición a emprender una experiencia piloto del sistema conocido como ‘Puerta a puerta’ de recogida de basuras, que es lo que destaca la prensa hoy.

Sin embargo, ni él ni nunguno de los ediles que le acompañaban se quedó a escuchar  las conferencias. Y es una lástima que no lo hicieran, porque realmente se ofrecieron en ellas informaciones de lo más interesantes, sobre todo en lo que respecta a la creación de empleo, aparte del interés que tiene percatarse de que hemos llegado a un final de ciclo en el que ya no se puede ignorar la necesidad de intervenir en el control y reciclado de los residuos.

Si el alcalde se hubiese quedado allí, o su concejala de Medio Ambiente, probablemente se hubiese interesado por algunas de las cuestiones que desde hace un lustro venimos recordándole los ecologistas en relación con el Plan de Integral de Residuos de la Junta, absolutamente demodado y ajeno a la realidad actual. De hecho, el edil Santiago Macías, que acompañó al alcalde (aunque no intervino públicamente) sabe muy bien de qué hablo, puesto que él fue quien leyó el manifiesto que redactamos los grupos ecologistas cuando la gran manifestación contra la subida abusiva de la tasa de recogida de los residuos de Gersul.

Predicar en el desierto.

Hace pocos días, al anunciar en el blog de la Asociación Cultural de Ecobierzo estas Jornadas, reseñaba la existencia en la misma de numerosas noticias en relación con el pésimo funcionamiento de la recogida de las basuras en Ponferrada y en el Centro de Tratamiento de Residuos de San Román de la Vega. Un tema sobre el que he publicado docenas de artículos, igual que si predicase en el desierto. Y no lo decía porque los profesionales del transporte no realicen adecuadamente su trabajo, sino porque no existe una cultura, que muchas veces es también el resultado de una formación y preocupación de las autoridades en enseñar, que garantice la correcta separación ciudadana de los residuos ya en el origen. Lo que es, como ayer nos lo recordaba Mikuel Izaguirre, el ex alcalde de Urnieta (Guipúzcoa), la clave del éxito en esta cuestión.

Entre otras propuestas, viejas como decía de más de un lustro, y gráficamente acreditadas por numerosas fotografías, se encuentra la de modificar la actual recogida de residuos asignando un contenedor exclusivo a la recogida de la fracción orgánica de los mismos. Y no como se realiza actualmente, pues éstos se mezclan con diferentes restos, lo que impide su transformación en compost (abono). Algo que, por otra parte, ha contribuido a reducir la vida útil del vertedero del CTR de la provincia a casi la mitad.

Una segunda propuesta realizada a través del blog de  Ecobierzo ha sido la implantación del sistema de recogida conocido como ‘Puerta a puerta’ para el ámbito rural, y la creación de plantas de compostaje locales destinadas al reciclado completo de la materia orgánica, lógicamente acompañadas de algunos ‘puntos limpios’.

Todo esto volví a recordarlo en el turno de intervenciones, en una intervención breve realizada una vez finalizadas las ponencias. Y lo hice preguntando, quizás algo insidiosamente, cómo era posible que ni los sindicatos, ni los partidos políticos, han intervenido en un asunto que significa para la Comunidad la pérdida de millones de euros cada año. También señalé que me encontraba viviendo en la primera población donde se implantó el sistema piloto de recogida de las basuras en Cataluña, en concreto en Torrelles de Llobregat (Bajo Llobregat), y aunque no lo dije entonces ahora señalo que estuve trabajando en su control durante varios años, desde una asociación ecologista ‘La Hormiga’, que creamos por esas fechas quienes nos preocupábamos por estos temas en el pueblo. Más tarde tuve, además, la ocasión de trabajar directamente en el proyecto como conductor de uno de los camiones de la recogida de las basuras.

Así pues, conozco bien esta experiencia de recogida selectiva, que alcanza ratios de recogida selectiva de hasta el 81 por ciento, como explicaba el invitado del País Vasco. No logró sorprenderme con esas cifras, porque son porcentajes de reciclado que nosotros alcanzamos también rápidamente allí.

Me encontré agradablemente impresionado, en cambio, por los estudios que está realizando el sindicato CCOO sobre creación de empleo a raíz de la implantación del sistema de recogida de basura ‘Puerta a puerta’. Una forma de recogida selectiva que precisa una estrecha colaboración ciudadana y que supera hasta en un 50% a los mejores resultados alcanzados por otras experiencias relacionadas.

Como, por ejemplo, las consistentes en la instalación en la calle de un quinto contenedor destinado únicamente a la recogida de materia orgánica. Representan varios miles de puestos de trabajo en la Comunidad, del orden de los 14.000 señaló Jesús Pérez Gómez (ISTAS-CCOO) y que además tienen el privilegio de ser ‘sostenibles’. Es decir, que se ciñen a un espacio territorial del que son inseparables, algo realmente interesante cuando hablamos de luchar contra la constante desertización del medio rural.

En ese ámbito es también donde se ha de imponer el plan ‘Basura Cero’, como ocurría antaño, cuando casi todo, de un modo u otro, se reciclaba sin problemas dentro del mismo. En el medio rural hemos de lograr recuperar la totalidad de la materia orgánica, y fabricar con ella el abono del que tan necesitados están nuestros bosques, campos y cultivos.

A lo que se dijo hace cinco años remito al lector. Si he defendido la introducción en el Plan Integral de Residuos de la Junta de Castilla y León del contenedor único de la materia orgánica no ha sido porque no crea que, al menos en las poblaciones de hasta cierta población, quizás en torno a los diez mil habitantes (habría que consultar las experiencias habidas en Cataluña y el País Vasco en el ámbito), no sea mejor utilizar un servicio de recogida ‘Puerta a puerta’. Sino porque, como bien se señaló en una de las ponencias, la ciudadanía es conservadora. Quizás olvidó decir que los políticos también. Y que ninguno de ellos quiere aventurarse a establecer cambios draconianos en un servicio que atañe a todos los ciudadanos y en el que cada uno parece que siempre tenga algo que opinar al respecto.

Es importante pues, que empiecen a organizarse estas experiencias piloto para que la gente se conciencie poco a poco de su valor. Y que se perciba su necesidad, tanto como que hay ciertas críticas al mismo (que si iban a ser un nido de ratas, que si iban a producir malos olores, etc.) que son totalmente infundadas, como así lo ha demostrado la experiencia.

Esperemos que nuestros políticos estén a la altura del reto que significa la la nueva Ley de Residuos, fruto de la transferencia de una directriz europea sobre reciclado de los residuos que establece objetivos de reciclado de la materia orgánica del 50% para el año 2010 (sobre el total de la producción), aunque resultan bastante menos ambiciosos en el caso de los plásticos.

El ayuntamiento de Ponferrada tiene la oportunidad de iniciar el sistema en alguna de sus pedanías, sino algún otro municipio acabará haciéndolo, lejos del ámbito ponferradino. Si el alcalde o sus ediles hubiesen visto los gráficos proyectados ayer sobre la eficacia de este sistema novedoso, en comparación con los tradicionales, tendríamos ganada la mitad de la batalla. En ese sentido lamento la ausencia, asi como la de otros concejales de otros municipios bercianos, en estas Jornadas. Desde estas líneas les animo sinceramente a escuchar las conferencias, que grabó la Uned para su publicación, como acostumbra a hacer, a través de su página web.

Un ecologista en El Bierzo.

CCOO del Bierzo organiza las II Jornadas ‘Otra economía es posible’ sobre creación de empleo y gestión de los residuos. 28/01/14. Ecobierzo.wordpress.com.

Los ecologistas reclaman que la materia orgánica se recoja separada del “resto”, lo que permitiría su aprovechamiento para producir abono y reducir la saturación del CTR. 28/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

II Jornadas de CCOO del Bierzo y UNED sobre creación de empleo y gestión de los residuos

Otra economía es posible’

La Unión Comarcal de CCOO del Bierzo, y el Campus Noroeste de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned), celebraron ayer en el salón de actos del centro educativo unas II Jornadas bajo el lema “Otra economía es posible. Gestión de residuos y creación de empleo”.

Las Jornadas, que se celebraron por la tarde, fueron presentadas por el Secretario General de CCOO, Ursicinio Sánchez, por Jorge Vega Núñez, profesor de la Uned en Ponferrada y director del Intecca (Innovación y Desarrollo Tecnológico de los Centros Asociados), por el alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, y por el organizador de las Jornadas, Alberto Canosa. Todos coincidieron en destacar las nuevas posibilidades de trabajo que ofrece un modelo de recogida de las basuras diferente del actual.

Antes de iniciarse las sesiones, Samuel Folgueral hizo unas declaraciones a los medios de comunicación que son las que destacan en la prensa de hoy, señalando su buena disposición a iniciar un proyecto piloto de recogida de las basuras según el modelo ‘Puerta a puerta’, cuyas virtudes defendió con vehemencia Miquel Izaguirre, ex alcalde de Urnieta (Guipúzcoa), ante los periodistas.

En un artículo aparte ya he dado mi opinión de lo que, en una visión general, han representado para mí estas jornadas. De este modo, en esta exposición intentaré resumir los puntos más interesantes de las conferencias, en un intento que no va más allá de la divulgación de sus contenidos. De todas maneras, la totalidad de éstas podrá consultarse desde la página web de la Uned de Ponferrada dentro de pocos días.

En total eran seis las ponencias previstas, aunque finalmente el ponente de Rivas Vaciamadrid no pudo asistir debido a un trágico accidente ocurrido en un espacio infantil de esa población hace poco, y que estos días ocupa en gran medida a los medios.

Tanto la localidad vasca de Urnieta, como la madrileña antes citada, han apostado por la generación de compost como medida alternativa para reciclar la basura orgánica y generar ingresos económicos. La recogida de residuos conocida como ‘Puerta a puerta’, que empezó a aplicarse en Cataluña  hace  quince años, permite una recogida selectiva muy precisa que está generando entre dos y tres puestos de trabajo por cada 3.000 habitantes concernidos. Y esto sin considerar éxito de reciclaje del 80 % en las pequeñas poblaciones en las que llevan aplicándola desde entonces.

Jorge Vega Núñez, persona que conocí a raíz de un curso sobre economía, también es consciente de la importancia de debatir un tema que se ha convertido en el caballo de batalla de muchas corporaciones locales. La Uned está realizando un gran servicio al progreso comarcal gracias a su colaboración en este tipo de eventos y su difusión vía telemática.

Por otra parte, hace algunos meses tuve la ocasión de oír a uno de los ponentes, Franco de Sena Llobera, con ocasión de la celebración en Ponferrada de un curso organizado por CCOO para incentivar la autocupación en la agricultura de mujeres en paro. Sin embargo, los datos sobre el País Vasco me eran nuevos, ya que desconocía el alcance de las nuevas experiencias llevadas a cabo en esa región relacionadas con la recogida selectiva llamada de ‘Puerta a puerta’.

Desde la asociación Ecobierzo he intentado llamar la atención sobre este sistema, y he propuesto alternativas al actual Plan Integral de Tratamiento de Residuos de la Junta con escasísimo éxito. No repetiré aquí las propuestas realizadas que en lo básico se ciñen a lo que es el ‘Puerta a puerta’ y a las principios de ‘Basura Cero’. Una idea que, por cierto, también han arraigado, incluso en lugares tan alejados de nosotros como Bahía, en Argentina.

Entre mis propuestas cabe situar la de modificar la actual ley autonómica de recogida de los residuos, asignándole un contenedor exclusivo a la fracción orgánica de los mismos. Y no, como se realiza actualmente, pues se mezclan con diferentes restos, lo que impide su transformación en compost. Esta situación ha reducido la vida útil del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR), que es una instalación costosísima, en al menos cinco años.

Se trataría ésta de una primera medida, que debería combinarse allí donde fuera posible con la implantación del sistema de recogida ‘Puerta a puerta’, especialmente adecuado para el ámbito rural, y con la creación de plantas de compostaje mancomunadas para un completo reciclado de la materia orgánica.

Antes de comenzar pido disculpas a los ponentes por lo que implica reducir sus ponencias a un espacio tan pequeño que dificulta la propia síntesis de las mismas. Entendiendo que estas podrán consultarse íntegramente dentro de poco tiempo no veo necesario extenderme en toda su extensión. Más importante resulta para mí despertar en el lector el deseo de saber más sobre las mismas.

Las ponencias.

En la presentación, el delegado sindical Ursicinio Sánchez habló de la necesidad de “hacer compatibles las actividades extractivas con el medio ambiente”. Se refería tanto a la minería del carbón como a la pizarra, ambas industrias de gran importancia para El Bierzo y generadoras de mucha contaminación.

Jorge Vega Núñez presentó la ponencia “Otra economía es posible: El mercado de trabajo español en 2013”, con datos sobre la economía española actualizados. Resaltó que “los nuevos modelos económicos se basan en la descentralización y cooperación” y destacó que los aspectos que más diferencian nuestra economía de la de los países vecinos son la elevada tasa de paro, en especial el juvenil, y la escasa presencia del trabajo a tiempo parcial.

Calificó a la reforma laboral de 2012 como a la “de mayor calado”, ya que reduce de manera importante  las prestaciones por desempleo y el precio del despido, acercando este último a la media europea.

Según el profesor, el plan de empleo 1995 -2007 contribuyó a aumentar la población activa y reducir la tasa del paro al 9%. Lamentablemente, desde el año 2008 y como consecuencia de la crisis, se han destruido 3,1 millones de empleos (hasta el año 2013).

La tasa de paro se situó en el 27,1% en el primer trimestre del año pasado. Los datos señalan una pérdida de empleo neto en el cuarto trimestre de ese año de 65.000 empleos, aunque resultan ‘positivos’ si se comparan con los 336.200 destruidos durante el mismo periodo un año antes. A finales del año 2013 el número oficial de parados ascendía a 5.896.300 personas, un 26% de la población, frente a una media del 10,7% en el resto de Europa, o del 12% en los países comunitarios.

Otros datos que confirman la grave crisis laboral que atraviesa nuestro país son que estas cifras son del 3,7% en Gran Bretaña, 6,8% en Alemania, ó 6,7% en los Estados Unidos de América.

La necesidad de una ‘economía circular’.

La ponencia del profesor y portavoz de la Red de Municipios Terrae, Franco de Sena Llobera, giró en torno a “El reto de la gestión de bioresiduos como itinerarios de empleo”.

Esta red de municipios fue creada hace tres años y centra su investigación en la gestión de los residuos orgánicos y el autoempleo. Llobera hablo de los “protoemprendedores”, personas que inician un proyecto económico con ayudas de la administración hasta que éste se confirma como capaz de financiar sus cuotas a la seguridad social como autónomas. Señaló que en algunos casos los agricultores se están convirtiendo en “portadores”. Es decir, en personas que se ocupan de realizar la recogida de los residuos siguiendo el modelo del “Puerta a puerta”.

El profesor dedicó un amplio tiempo de hablar de la estrecha relación entre la presencia de carbón orgánico en el suelo, que puede aumentarse aportándole compost, y una mayor producción agraria. Por desgracia, nuestro país es muy pobre en ese sentido, con suelos que contienen menos del un 2% de carbón orgánico. Otro aspecto importante de los suelos con mayor presencia de carbón orgánico es que ayudan a absorber una mayor cantidad de C02. Un gas de efecto invernadero que recientemente ha costado millones de euros a nuestro país (que produce un exceso del mismo, superando ampliamente el compromiso adquirido hace años en Kioto). Un dinero que se ha destinado a comprar derechos de emisión a Polonia.

Llobera citó al Movimiento de Agricultura Regenerativa de Castilla y León antes de abordar las preocupaciones de la FAO por la subida espectacular del precio de los alimentos en los últimos años. Atribuyó parte de este crecimiento de los precios a la subida del coste del petróleo en los años 2007-08, ya que se precisan 7 litros de combustible para conseguir uno de fertilizante. También alertó sobre el grave riesgo que supone para las economías nacionales depender en exceso del petróleo, y con el apoyo de unos gráficos demostró que los países más afectados por la última crisis económica (que en algunos casos han comportado su rescate), son los que tienen mayor dependencia del mismo: Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia. Ese factor ha sido mucho más importante que su endeudamiento exterior.

“Necesitamos una economía circular; tenemos un sistema que es estúpido en la utilización de la materia”, dijo. Y habló de los “círculos virtuosos”, aquellos que se basan en un cambio de actitud hacia los residuos dentro del hogar y en el medio rural, haciendo “recircular” los residuos. Y expuso varios ejemplos.

Otros puntos de su ponencia se refirieron al coste que nos cuesta actualmente el reciclado de la basura orgánica, que Llobera situó en 50 euros/año por individuo.

También mencionó la gran cantidad de comida que va a parar a la basura en España: “el 50% de los alimentos se tirana la basura, sobre todo en las casas, más aún que en los restaurantes”. Y habló de las últimas medidas adoptadas por el Gobierno para que parte de los alimentos que están a punto de caducar puedan ir a parar a los Bancos de Alimentos, la Cruz Roja o Cáritas. O destinarse a la alimentación animal.

Detallando el funcionamiento del compostaje, resaltó que sus costes son más elevados cuanto más grandes son las instalaciones, y defendió la optimización de ese recurso “a escala comunitaria”, es decir,  en pequeñas mancomunidades asociadas. En esa línea citó experiencias muy positivas en Flandes y en Navarra, que utilizan a gallinas como recicladoras naturales de los residuos orgánicos.

También habló del impulso que la Red Terrae está dando a los huertos de consumo propio, con algunas experiencias de autoempleo francamente interesantes en la combinación sinérgica de la producción agraria con restaurantes locales. En estos casos, los restos de comida de los últimos también se aprovechan para alimentar animales que después dedican al autoconsumo los propietarios de los huertos. Es lo que se llama la economía circular.

Otras experiencias interesantes para el reciclado de la materia orgánica, a pequeña escala, tienen que ver con la apuesta por gallineros comunitarios, en los que sus asociados se comprometen a mantener un gallinero, haciendo desaparecer la materia orgánica, a cambio de la recogida de los huevos un día determinado por cada uno de ellos.

Urnieta: una experiencia exitosa del ‘Puerta a puerta’.

La ponencia de Mikel Izaguirre Rekondo, ex alcalde de Urnieta, giró en torno a su experiencia municipal de la recogida de residuos orgánicos puerta a puerta.

Izaguirre relató como hace diez años se produjo una gran revuelta social al intentar el Gobierno vasco construir una incineradora. De lucha en lucha, de rechazo en rechazo, el proyecto acabó yendo a parar a un barrio de San Sebastián, convirtiéndose durante todo ese largo recorrido en el caballo de batalla de la política.

”¿Tenemos derecho a contaminar?”. “¿Es obligatorio reciclar?”, pregunta a la sala. Las respuestas son, ambas, tajantes para este vasco. No tenemos derecho a contaminar ni a invadir el espacio vecinal comprometiendo la salud de otros ciudadanos. Y sí tenemos la obligación de reciclar, asegura.

Pero para Izaguirre, el hecho  que un residuo acabe en el vertedero, o en una incineradora, sólo merece una palabra. “fracaso”.  El ex alcalde cree tan firmemente, como que usted está leyendo ahora este escrito, que el 90% de los residuos urbanos (RU) se puede reciclar. Y que sólo un 10% de ellos pertenecería a esa fracción no reciclable que en términos establecidos se conoce como “rechazo”.

Tras esta declaración de principios, Izaguirre pasó a comentar la experiencia concreta del ‘Puerta a puerta’ en Usúrbil, una población de 6.062 habitantes que fue pionera en el país vasco, hace cinco años, en este sistema de recogida, y donde hoy 481 familias hacen autocompostaje.

Según el ex político, los resultados han sido impresionantes. Pues si con la puesta en escena de un quinto contenedor de orgánica, con una bonificación de un 20% en el impuesto municipal y con llave particular, se alcanzaron cifras de hasta un 43% de recogida selectiva, con el sistema de ‘Puerta a puerta’ éstas han superado el 80%. En una sinergia sorprendente, pues “hasta en el vidrio se recicla más ahora”.

El sistema exige cierta inspección municipal para asegurar “que se haga bien”. El resultado es que aumenta el volumen de recogida de la orgánica, pero también de los envases e incluso… del papel, que se suponía que ya se recuperaba casi todo.

Por otro lado, el compostaje comunitario puede llevarse incluso a una urbanización con resultados positivos, afirma Izaguirre. Como también ha resultado muy positiva una experiencia en Italia, a gran escala, para producir compost para viticultores, en un área de influencia humana importante en torno al millón y medio de habitantes.

Además, subraya Izaguirre, “desde el año 95, por ley, las urbanizaciones han de disponer de un espacio comunitario donde gestionar los residuos”. Una legislación que, por desgracia, se incumple casi siempre. “Las ordenanzas municipales, en su mayoría, hablan de reciclar; pero los políticos no las cumplen”, apostilla.

Los residuos: una oportunidad para crear empleo.

La ponencia de Jesús Pérez Gómez (ISTAS-CCOO) titulada “Mejorar la gestión de los residuos, una oportunidad para crear empleo”, fue para mí una de las que más datos me aportó sobre el tema de las oportunidades de empleo que generan los residuos.

Todavía está en mi memoria un artículo que vi hace más de una década, cuando saqué mi titulación de Técnico en Medio Ambiente, y en el que se hablaba de la nueva fuente de creación de empleo que representaba este sector, que se valoraba en cientos de miles de empleos a nivel europeo. Lo cierto es que jamás encontré trabajo de esto, alguno me lo arrebató una persona con formación universitaria en Ciencias Medioambientales, y cuando llegaron los planes de empleo del ‘Plan E’ de Zapatero no pude acceder a ninguno de los puestos de peón o trabajador forestal simplemente porque se repartieron entre los amigos del anterior alcalde. El único trabajo retribuido que conseguiría relacionado con este sector sería el de chófer del camión de recogida de los residuos.

Les ruego disculpen la digresión, que de todos modos creo aporta cierta información relacionada con el tema, pues pese al comentario pesimista continúo pensando que los vaticinios de los ponentes, cuando aseguran que la implantación de servicios de recogida de los residuos tipo ‘Puerta a puerta’ serán capaces de generar hasta 14.000 puestos nuevos de trabajo en la Comunidad, tienen su fundamento.

Pérez comenzó su conferencia hablándonos de la necesidad imperiosa de recuperar los materiales utilizados y desechados. Nos recordó que por cada tonelada de residuos que recogemos se han generado cinco en el proceso de producción. ¡Y el planeta es limitado! El temido “pico del petróleo” está cerca y tenemos que cerrar el ciclo “yendo hacia una economía circular”, dijo. “Tenemos que sacar los tóxicos del ciclo productivo”, aseveró con gravedad.

Pérez criticó el sistema actual de recogida de los residuos diciendo que apenas si se recicla, y apuntó a la necesidad de establecer nuevas fórmulas para el reciclado. Para hacerlo puso como ejemplo a Alemania, donde se están aplicando recetas de recuperación de los envases que implican al comercio y al consumidor, y que no afectan al embotellador en sus costos. Dijo que en nuestro país los envases de un solo uso representaban el 95% de ellos, mientras que en el país teutón sería precisamente lo contrario, siendo el 84% de ellos de más de un uso.

Este sistema contribuye a la concienciación social y ofrece mejores resultados que la recogida en los contenedores. Según el ponente. Además, al estar retribuida la recuperación de los envases, “se ayuda a mantener las calles limpias” de ellos.

En un estudio del año 2011, CCOO estableció que estos nuevos sistemas de recogida de las basuras serían capaces de generar hasta 14.000 empleos regionales directos e indirectos relacionados con la recogida de los envases utilizando máquinas automáticas, con la recogida manual, con la administración del sistema, el transporte, la construcción de plantas, la adecuación de nuevos espacios de recogida en los comercios y otros empleos asociados.

Cálculos de la Comisión Europea CE) establecen que por cada 40 ó 50 puestos de trabajo que genera la incineración de residuos se crean aproximadamente unos 250 con los sistemas tradicionales. La nueva directiva para la recuperación y tratamiento de los residuos consideran que generará más de medio millón de empleos en la Europa comunitaria. La CE considera que los beneficios económicos en la recuperación de los residuos alcanzará los 72.000 millones de euros de ahorro anual.

De hecho, según Pérez, el recién desparecido (por falta de presupuesto) Observatorio de la Sostenibilidad habría anotado un crecimiento del empleo ligado al sector del reciclaje en un 45% entre los años 200 y 2007.

“En España se producen 22 millones de toneladas totales de residuos anuales. De éstos, unos 9,5 millones serían materia orgánica”. Aunque, por desgracia, de ésta sólo se reciclarían unas 854.000 toneladas. El gran problema para la producción de compost continúa siendo la presencia de los llamados “impropios”, que mezclados con los restos orgánicos impiden su aprovechamiento. “Sólo un 19% de esa materia orgánica se trata correctamente, y más de la mitad del total recogido va a parar directamente al vertedero”, indica.

Tan  solo en Cataluña es obligatoria la recogida selectiva de materia orgánica, dice. Cuando se aprobó la Ley de Residuos en España perdimos una oportunidad: no se obligó a la recogida selectiva. Los vertederos emiten metano, que es un gas relacionado con el efecto invernadero y que multiplica el producido por el CO2 hasta en veinte cinco veces.

“Hemos de generalizar la recogida selectiva de la materia orgánica, la producción de compost para los suelos, lo que por otra parte permite una mayor retención del agua, la reducción de los fertilizantes de síntesis…”, defiende. Para a continuación señalar que para el mes de septiembre CCOO ya tiene previsto publicar un estudio sobre generación de empleo.

La necesidad de explotar correctamente todos los recursos del monte.

Mariano Sanz Lubeiro, es el secretario regional de Salud Laboral, Seguridad Social y Medio Ambiente, y el último ponente de estas Jornadas.

Su discurso se centra, inicialmente en la exposición de los elevadísimos recursos forestales de la autonomía, con un 51% de su territorio convertido en zona forestal. Estos producen un negocio relacionado de 675 millones de euros, aproximadamente, el 10% del total generado por la agricultura. 23.000 trabajadores encuentran su trabajo en los montes y unos 150.000 en la industria de transformación de la madera.

El problema que padecen muchos de estos empleos es el de su estacionalidad, y el de la alta temporalidad consecuente. Se trata de un empleo, al menos en los montes, poco considerado, inestable, mal pagado y con frecuencia poco preparado, y que precisaría que se definan mejor las actividades que desarrolla.

Entre estas se encuentran la silvicultura, la industria forestal, incluso el turismo ambiental. Precisamente, ayer mismo, – comentó – el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, presentó su Plan de Movilización Forestal orientado a crear trabajo.

“Los bosques mejor cuidados generan menos incendios”, subraya Sanz Lubeiro, que lamenta que no haya más escuelas de certificación profesional relacionados con la transformación de la madera, habiéndolos en Ávila, Valladolid y Zamora.

Habla de la necesidad de incrementar la inversión pública y la financiación del sector forestal, que debieran situarse en los 90 millones de euros anuales en Castilla y León. Y pide que se faciliten las contratas a las empresas situadas en los puntos más inmediatos al “tajo”, que se potencien las cooperativas “para un aprovechamiento integral del bosque” y de sus productos, y que se proceda a una ordenación territorial de los 4,8 millones de hectáreas de bosques en Castilla y León que están, en muchos casos, tremendamente parceladas. Lo que dificulta una mínima explotación racional.

También defiende la diferenciación de la calidad de los productos castellano-leoneses, subrayando que prácticamente el 50% de la producción de castaña de calidad procede del Bierzo. Pero considera que hay más productos que merecerían ese esfuerzo de protección y promoción: el piñón, la resina, las setas, etc.

La inversión en investigación es otra necesidad que destaca, como la investigación de plagas, la mejora de los rendimientos o la innovación con nuevos productos.

Tiene unas palabras para el tema de los incendios, señalando el peligro que representa para los bosques, y quienes trabajan en ellos, apagarlos después de la gran reducción de los presupuestos autonómicos. “Antes las cuadrillas eran de 8 ó 9 personas, mientras que ahora son 5 ó 6. Antes utilizaban dos vehículos, ahora sólo disponen de uno”, se queja.

Rememora un momento el incendio de Castrocontrigo, “el más grande”, y vuelve a hablar de esa visión de futuro que le anima, con proyectos de producción mucho más elevada de los aprovechamientos del bosque, con la posibilidad de pasar de los 14.000 empleados en el sector a 21.000 en un futuro próximo.

Conclusiones de las Jornadas.

En el turno de preguntas formulé la primera que se produjo, sobre la necesidad de modificar el Plan Integral de Tratamiento de Residuos de la Junta, dando lugar a diferentes intervenciones de los ponentes.  Entre estas, destacaré las que me parecen más interesantes y que aclaran el por qué de la permanencia de ciertas políticas equivocadas que, como yo subrayé, nos cuestan cada año millones de euros extras sin que nadie mueva un dedo para modificarlas.

Uno de los principales problemas, según uno de los ponentes, es el odioso oligopolio establecido por ciertas empresas que trabajan en el ámbito de la recogida y tratamiento de los residuos. Además, el hecho de que cobren por tonelada gestionada y no por la reciclada, deriva en que cuánta mayor es la cantidad de residuos que se generan más cobran, aunque acaben todos en el vertedero. En Cataluña esto no es así, y por citar un ejemplo los residuos que acaban en las incineradoras pagan mayores impuestos municipales que los otros.

Los otros dos factores que contribuyen a prolongar una situación perjudicial para el bien común son políticos y, curiosamente, los ciudadanos. Los gestores políticos no se atreven a aplicar innovaciones porque suelen ser conservadores y saben que los ciudadanos también lo son. Sus planes suelen ser casi siempre cortoplacistas y con frecuencia se ciñen a seguir en el cargo. Y los ciudadanos, en general, carecen de una sensibilidad medioambiental que nadie les ha enseñado. Algunos incluso se niegan a reciclar argumentando que ya pagan un impuesto por ese concepto, y les cuesta mucho entender la necesidad de hacerlo. Mientras que otros consideran el reciclaje como un engorro ajeno a sus obligaciones, que prefieren delegar en los demás.

Al hilo de lo dicho, Izaguirre comentó entonces una anécdota sobre alguien que se encontraba en t situación y se negaba a separar sus residuos en casa. Dice que esa persona tuvo que viajar a Suiza, tal vez por cuestiones familiares, y que allí descubrió que en la vivienda en la que le recibieron que había ¡doce espacios diferenciados para residuos diferentes!

Al finalizar las Jornadas tuve la sensación, creo que general, de que éstas habían resultado de gran interés. Sin duda necesitaremos muchas más de estas conferencias, y experiencias para poder actuar positivamente sobre una cuestión capital en la que llevamos un retraso evidente y que nos afectará a todos, inevitablemente cada día un poco más, nos guste o no.

Un ecologista en El Bierzo.

Sobre la necesidad de importantes cambios estructurales en el sistema de recogida de las basuras. 01/02/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Ponferrada valora la recogida puerta a puerta de residuos en el ámbito rural. 31/01/14. Elbierzonoticias.com.

Folgueral acepta experimentar la recogida de residuos puerta a puerta en los pueblos. 31/01/14. Bierzocomarca.eu.

Plan forestal para la provincia con 20.000 empleos en 8 años. 31/01/14.Diariodeleon.es.

Preguntas y clausura de las Jornadas a cargo de Mariano Sanz y Jorge Vega. 31/01/14. Intecca.uned.es. 27 min. 16 s.

Ponencia de Mariano Sanz Lubeiro: “Energías alternativas y Sector Forestal. 31/01/14. Intecca.uned.es. 25 min. 03 s. 

Ponencia de Jesús Pérez Gómez (ISTAS-CCOO): “Mejorar la gestión de los residuos, una oportunidad para crear empleo. 31/01/14. Intecca.uned.es. 37 min. 12 s.

Ponencia Mikel Izaguirre Rekondo: “Experiencia municipal de recogida de residuos orgánicos puerta a puerta.” 31/01/14. Intecca.uned.es. 53 min. 37 s.

Ponencia Franco de Sena Llobera:“El reto de la gestión de biorresiduos como itinerarios de empleo”. 31/01/14. Intecca.uned.es. 46 min. 57 s.