Archivo de la etiqueta: Mina

Valentín Carrera: la mina a ‘infierno’ abierto del Feixolín

La mina del Feixolín, trece años explotada sin permisos pese a las denuncias ecologistas.  Laciana, 2009. Fuente: filonverde.org.

La mina del Feixolín, trece años explotada sin permisos pese a las denuncias ecologistas. Laciana, 2009. Fuente: filonverde.org.

Ayer, después de haber escrito el artículo sobre Juan Carlos Mestre y su negativa a compartir tribuna con Victorino Alonso (el empresario que tanto daño medioambiental ha hecho en El Bierzo y Laciana), casi sin darme cuenta he ido a parar al ‘Blog del Bierzo’, con el que mantengo un enlace.

Es este un espacio desde donde Valentín Carrera, cineasta, escritor nocedense y reciente mantenedor del XXXVIII Festival de Exaltación del Botillo de Bembibre (un certamen que ha adquirido grandeza de fiesta de ‘Interés Turístico Nacional’) publica noticias relacionadas con su obra magna: ‘Viaje interior a la provincia del Bierzo’, consultable tanto en CD como en papel.

Valentín Carrera.

Valentín Carrera. Culturagalega.org.

Valentín Carrera. Culturagalega.org.

Hace pocos días, nuestro personaje leyó ante una sala abarrotada en Ponferrada, durante la presentación de su libro, un discurso un tanto heterodoxo. Una especie de cajón de sastre imaginativo en el que puso de todo. Un poco al estilo de la última película de este talentoso autor. Y me gustó que en su alocución, provocadora, imaginativa y divertida a la vez, también hubiese espacio para comunicar sus inquietudes medioambientales.

Algo que le agradezco muy sinceramente. Situado frente a un público tan variopinto entiendo que no quisiera entrar a saco en ese tema peliagudo. Sin embargo, yo que estoy libre de esas ataduras me pudo permitir recordar a quien quiera saberlo dónde hay conflictos ambientales en El Bierzo, en estos momentos. Tienen nombre de pueblos bercianos: Fabero, Paradela de Muces, Carucedo, Toral de los Vados, Cubillos del Sil… en todos ellos hay algún litigio aún sin resolver.

Pero regresando al origen de este artículo, me gustaría hacerme eco del homenaje que Carreras ha realizado a Juan Carlos Mestre en solidaridad con su desplante al empresario minero Victorino Alonso. Y evitando entrar en consideraciones sobre lo que es o deja de ser un intelectual he de reconocer que me siento especialmente identificado con el texto del autor. Trasluce un sentimiento que tiene mucho en común con el mío cuando me veo confrontado ante el paisaje desolador de una montaña agredida, despojada de todos sus adornos arbóreos, y arrasada con una brutalidad extrema.

Por esto me he decidido a traer hoy a colación un texto de Carrera sobre ‘El Feixolín’, titulado ‘Una mina a infierno abierto’, publicado en su última obra. Se trata de una reflexión emotiva en la que el escritor berciano cuestiona la riqueza derivada de la explotación de esa mina, llegando a veces a conclusiones tan parecidas a las mías que parecen sacadas de un mismo molde.

Un ecologista en El Bierzo.

El Feixolín: una mina a infierno abierto, por Valentín Carrera.

Logo. Fundación Oso Pardo. 2010.

Logo. Fundación Oso Pardo. 2010.

“Nos entusiasma el trabajo científico de la Fundación Oso Pardo y, en este viaje interior, vamos a compartir una jornada de trabajo con la Patrulla del Oso. Toca madrugón. Salimos antes del amanecer desde Páramo por la vieja carretera que discurre paralela al curso del río Sil. La carretera es mala, retorcida como tripa de buey; pero el paisaje es una caricia para los ojos soñolientos.

Nos hemos citado con la Patrulla del Oso a las siete de la mañana a la entrada de Villablino y, cuando llegamos, ateridos, ya nos están esperando los dos guardas, Luis y José, bien abrigados y sonrientes. Aunque los osos se mueven en zonas extensas, los guardas conocen su hábitat al dedillo, dónde comen, dónde duermen, dónde hibernan. Información confidencial. Ya le gustaría a más de un furtivo saber lo que saben Luis y José; pero nosotros hemos hecho un pacto: la patrulla nos va a guiar en busca del oso sin decirnos por dónde, de modo que no preguntamos.

Amanece, pues, en algún lugar de Laciana, entre Caboalles y Peña Ubiña, una mañana fresca y limpia, lavada por la lluvia de anoche. El jeep de la Patrulla sube por carreteras entre minas a cielo abierto que sangran en la ladera: es la mina del Feixolín, que explota sin ningún escrúpulo la MSP. La mina lleva quince años destrozando el valle sin licencia, extrayendo miles de toneladas de carbón de modo ilegal. Quince escandalosos años impunes, con la connivencia de la Junta de Castilla y León: el consejero Pilatos se lava las manos con carbonilla.

El asunto ha llegado varias veces al Parlamento Europeo, donde el eurodiputado de Los Verdes David Hammerstein denunció que la mina a cielo abierto del Feixolín es “el atentado contra la montaña más importante de Europa; hay cuarenta sentencias sin ejecutar y una orden de cierre que no se ha aplicado por presiones a las autoridades. El Feixolín no tiene razón como generador de empleo y riqueza; sólo existe por las subvenciones”. Aunque tarde, demasiado tarde, al fin ha actuado la justicia y, mientras escribo estas líneas, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ordena “clausurar la actividad minera desarrollada por Minero Siderúrgica de Ponferrada en El Feixolín y obliga a restituir el daño ambiental y a la apertura de procedimientos sancionadores”.

Yo pondría al dueño de la MSP y al Consejero de la Junta a reponer con sus propias manos el daño causado por su codicia insaciable, obligándoles a limpiar escombros y plantar árboles durante los próximos quince años. ¿Qué beneficio han sacado El Bierzo y Laciana de esta explotación ilegal? ¿Unos cuantos puestos de trabajo insostenibles? Pan para hoy y hambre para mañana, puestos de trabajo que se destruyen a sí mismos, aunque siempre habrá miopes que sólo miren el corto plazo. Y ahora ¿qué?, ahora que se han llevado el dinero y nos dejan el escombro, ¿qué va a pasar en Villablino? ¡Qué papanatas somos!

Y no hablamos de una zona cualquiera. Hablamos del espacio natural Alto Sil que incluye los concejos de Villablino y Palacios. Estamos hablando de una zona ZEPA (de especial protección para las aves), por la presencia de urogallo, perdiz pardilla ibérica, halcón abejero, aguilucho pálido y cenizo, pito negro y roquero rojo. Hablamos de una zona declarada LIC (lugar de interés comunitario) por la Junta de Castilla y León. Y estamos hablando de que el valle de Laciana, donde está El Feixolín, fue declarado en 2003 reserva de la Biosfera por la UNESCO. ¿Para qué sirven tantas declaraciones y tantas protecciones oficiales?

Una imagen del ‘territorio comanche’ del valle de Laciana, sin leyes que se respeten por los empresarios mineros. Valle de Laciana, 2009. Fuente: rtve.es.

Una imagen del ‘territorio comanche’ del valle de Laciana, sin leyes que se respeten por los empresarios mineros. Valle de Laciana, 2009. Fuente: rtve.es.

Sólo en la zona del Bierzo, hay más de 6.000 hectáreas de espacios degradados por las explotaciones mineras. La del Feixolín, como muchas otras, sólo ha beneficiado a unos pocos bolsillos y deja a su paso un rastro de destrucción y auto-odio que tardaremos mucho más de quince años en reponer. Que todo esto se haya consentido por nuestras autoridades durante quince años en una zona sensible, de protección del oso pardo y del urogallo, en unos montes que son un verdadero regalo de la Naturaleza, llena de indignación.

Hemos dejado el coche en una revuelta del camino. Anxo y yo contemplamos el paisaje lunar del Feixolín en silencio roto por el runrun de los dumpers y camiones que maniobran en el fondo del cráter. De pronto, nos sobresalta un estruendo etarra, una explosión de dinamita. Otra voladura, una más, a diario.

Luis y José se encogen de hombros y nos miran con resignación mientrascaminamos hacia el interior del bosque. Ni ellos mismos se explican cómo el oso sobrevive a tantas amenazas. Atropellos, voladuras a cielo abierto cuya onda expansiva retumba en las oseras, y los furtivos, que usan venenos y cepos prohibidos. Nos comentan que, a pesar de todo, los osos han perdido el miedo y se acercan cada vez más a zonas pobladas y hacen sus travesuras: cuando encuentran un colmenar lo destrozan para darse un festín, como ocurrió hace unos días en Palacios. Los dueños de las colmenas están que trinan, es comprensible, pero el daño es reparable con un coste ínfimo. Es un mal menor y ojalá hubiera en todo el monte cientos y cientos de colmenas y todo nuestro problema ecológico fuera tener que pagar a los dueños las meriendas del oso. Aunque, para convivir con el oso, sería inteligente recuperar las tradicionales albarizas, esas construcciones de piedra frecuentes en algunas zonas de Ancares, Valdeorras y Trives que cayeron en desuso.”

El Premio Nacional de Poesía, Juan Carlos Mestre, rechaza ser galardonado en compaía del empresario minero Victorino Alonso. 12/02/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El Juzgado de lo Penal rechaza el cierre cautelar de la cantera de Catisa. 22/05/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Laciana, territorio comanche. 28/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Destrozos de la minería a cielo abierto en Laciana.  Mina del Feixolín. 20010. Fuente: filonverde.org.

Destrozos de la minería a cielo abierto en Laciana. Mina del Feixolín. 20010. Fuente: filonverde.org.

Nota: En el momento de la revisión de este artículo, eactamente cuatro años después, Victorino Alonso se encontraba en fase de liquidación de su imperio minero, dejando tras de sí un paisaje de desolador, la montaña destrozada y una población abocada al paro o al exilio de la zona. 

En cuanto al citado blog de Valentín Carrera, ya no existe, ni tampoco los artículos que contenía. En la actualidad enlaza con una página empresarial del escritor vinculada al mundo del libro.

Comentario por Treita el 14/02/2010.

Bien explicado Valentín, el desastre es inmenso. Pero para ayudar a comprender todo este tinglado deberíamos saber cuántas denuncias ha interpuesto la Fundación Oso a esta barbarie. Me temo que ninguna. Debo entender que si se está degradando el hábitat del oso de esta manera tan bárbara esta Fundación debería estar a la cabeza en número de denuncias. Mucho me temo que el señor Guillermo Palomero está muy a gusto sin tentar al todopoderoso Victorino.

La Unión Europea sanciona a España por la minería a cielo abierto en Laciana

La ambición empresarial del leonés Victorino Alonso García, -que concentra en sus manos las dos terceras partes de la producción nacional de carbón- y los intereses de quienes mantienen pactos oscuros y secretos con él, está provocando tal grado de destrucción medioambiental -y ahora también cultural si le añadimos el expolio del neolítico en la Cueva de Chaves-, que la Comunidad Europea se ha visto en la necesidad de intervenir, ni que sea de manera simbólica.

Las acusaciones del organismo europeo apuntan hacia la Junta de Castilla y León y hacia el gobierno español, por su complicidad en unas actuaciones ciertamente indignantes, y quo podrían producirse en algún otro país europeo sin levantar una oleada de protestas. Por desgracia, y para vergüenza nuestra (porque supongo que alguna responsabilidad tendremos cada uno de nosotros en esta situación), España continúa situándose todavía en cabeza del ranking de la corrupción en nuestro Viejo Continente. Y no sólo en la inmobiliaria, como nos permite apreciar este artículo.

Son las comarcas leonesas del Bierzo y Laciana, situadas en el límite occidental de la provincia, las más afectadas por los proyectos ahora denunciados por la Unión Europea (UE), tanto pasados como actuales y futuros. Pero la situación no es muy distinta en Asturias o Palencia, en donde el gerente del Coto Minero Cantábrico también mantiene importantes explotaciones. La UE acusa a la Minero Siderúrgica de Ponferrada(MSP), la antigua empresa minera berciana adquirida por el magnate del carbón, de obtener licencias fraudulentas y sin realizar estudios medioambientales previos. Una situación que ha contado con la indispensable connivencia del gobierno regional (PP) y del partido en el Gobierno (PSOE). Ambos han sido títeres al servicio de un empresario al que no han dudado en secundar con el descargo de que genera empleo en unas zonas con escaso desarrollo económico.

Mi acusación particular pone en el candelero un conflicto que lleva enfrentando en el valle lacianiego a mineros y ecologistas desde hace más de una década, y en el cual los últimos siempre han llevado siempre la peor parte, viéndose incluso desprotegidos en sus derechos. En Laciana la Administración no ha apostado por la inversión en energías renovables, la agricultura ecológica o el turismo sostenible (entre otras empresas no contaminantes que han demostrado ser una fuente importante de ingresos en otros países), sino que se ha preferido proteger a un sector sin futuro y con muy escaso recorrido. Y esto sin contar con el agravante de que, si no se aportan a las centrales térmicas correcciones técnicas, el carbón seguirá contribuyendo poderosamente a complicar el problema del cambio climático.

En este contexto, el empresario Alonso, conocido públicamente por sus pocos escrúpulos, ha conseguido erigirse, en pocos años, como el gran cacique de la minería española. Para ello ha contado, como antes he señalado, con el apoyo de poderes políticos y económicos poco transparentes, algo que los medios de comunicación -en manos empresariales vinculadas a  intereses afines a estos- se han encargado celosamente de ocultar a la opinión pública. Y aunque el empresario ya haya pasado por los juzgados anteriormente no ha sido encarcelado.

Sin embargo, las tropelías medioambientales de Alonso, al que algunos han apodado ‘Don Vito’, han empezado a ser vox populi entre los seguidores de la prensa digital. Lo que, por otra parte, podría en parte explicar por qué el Ejecutivo socialista, – sin duda presionado por quienes prefieren mantener a la opinión pública bajo un férreo control-, está diseñando un plan para maniatar a esas voces menudas que, como la nuestra, le incomodan desde la red.

Hay noticias de que el gobierno de Zapatero (PSOE) ha destinando ya un importante presupuesto para alcanzar ese objetivo, y hasta podría ser posible, si continuamos durmiéndonos en los laureles, de que ¡acabemos con un micrófono debajo de nuestra cama! Lo que sorprende es que, mientras se presupuesta para alcanzar tal finalidad, más de un millón de familias españolas tienen a todos sus miembros en paro o no perciben ayuda económica alguna. Y, también que varios millones más de españoles sobreviven actualmente con un subsidio miserable. Pero lo más grave es que, mientras esto sucede, el resto del país (es decir los que cuentan con un trabajo o pensión adecuados), da la impresión de que ni se entera -o finge no enterarse- o ni se inmuta.

Es ahora, cuando ante tanta injusticia se me atenazaba el ánimo, que la Comisión Europea viene a aportarme un poco de esperanza. Justo es señalar que su intervención no es casual, sino que viene precedida de un larguísimo rosario de denuncias formuladas ante el organismo europeo desde hace una década. Es el resultado del trabajo realizado por asociaciones como Filón Verde, por algún eurodiputado del Partido Los Verdes (David Hammerstein), y por otros a los que me siento agradecido. Uno de ellos es David Bollero, un periodista especializado en realizar denuncias sociales, que el 22 de enero publicó en el diario digital  “Público” la noticia que hoy comento. 

Europa saca los colores a la Administración española.

En su escrito, la Comisión Europea (CE) reconoce irregularidades por parte de la Administración española en la concesión de licencias para explotaciones a cielo abierto en la comarca de Laciana. Por desgracia, y en un error desagradablemente sorprendente, no menciona al Bierzo, en donde Alonso también impone su ley a través de algunos ediles públicos a su servicio. Esto es algo que se reconoce implícitamente al publicar el Diario Oficial de la UE, que la empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) obtuvo licencias para sus explotaciones de carbón sin la debida declaración de impacto ambiental.

Este es un hecho que en Laciana se ve agravado por la localización de las minas Nueva Julia, Los Ladrones y Fonfría, en Lugares de Interés Comunitario (LIC) y en Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) situadas dentro del Espacio Natural Alto Sil. La CE asegura que “los posibles efectos sobre las especies más vulnerables” de estas explotaciones no han sido tenidos en cuenta, y subraya el riesgo que supone para su recuperación la destrucción de sus hábitats naturales. Europa incide, incluso, en la necesidad de no incrementar las perturbaciones en los animales, así como en el peligro que representa la posible fragmentación de sus poblaciones. En esa línea cita a otras especies igualmente amenazadas por los trabajos en curso, como serían los corzos, jabalíes, lobos y rebecos. Y menciona también a los robledales.

Así pues, una vez más, y aunque sea a destiempo, las leyes comunitarias protectoras de la naturaleza han resultado ser una boya de salvamento para los territorios castigados por la especulación. ¡A buena hora mangas verdes!, podría reprochársele, pues la corrupción y el atentado paisajístico han sido motivos más que suficientes para que interviniesen antes. Ahora, Filón Verde quiere que la sanción no se traduzca únicamente en multas a la empresa minera -y al Estado español como corresponsable en los atentados ecológicos-, sino que exige que se depuren las responsabilidades políticas y dimitan los implicados, al tiempo que pide la reparación de los desmanes medioambientales cometidos. Conviene no olvidar que los planes de Victorino Alonso, dueño también de Uminsa, pasan por abrir al menos cuatro nuevas explotaciones de aquí al año 2012. Para éstas ya se habrían realizado los estudios de impacto ambiental, según ha apuntado el portavoz de la empresa minera, Juan José Valverde.

Los daños ecológicos producidos por el empresario leonés tendrán también graves consecuencias económicas para nuestros bolsillos. Es posible que quienes trabajan para él, y se benefician de un salario, vean esto como un mal menor. Pero no pensamos así quienes nada tenemos que ver con sus negocios y, sin embargo, acabamos pagándolos como si fueran nuestros.

Esta situación me trae a la memoria otra parecida que viví en el año 2002. Hacía dos años que los grupos ecologistas insistíamos ante la Generalitat de Catalunya para que ampliara la superficie y hábitats protegidos que debían incorporarse a la Red Natura 2000. Recuerdo que el Gobierno catalán prefirió antes ceder a las fuertes presiones inmobiliarias del momento que a los ecologistas, incumpliendo así los requisitos que exigía el organismo europeo. Resultado: tuvo que pagar una elevadísima multa a la Unión Europea. Y créanme, ¡la sanción fue salada! Y, de todos modos, Cataluña se vio igualmente obligada a cumplir con las directrices europeas. Ahora me pregunto, ¿cuánto nos costará la nueva sanción provocada por Victorino Alonso? ¿Quién, o cuándo, sacará o se sacará a la luz la trama política que se oculta tras el imperio de este personaje?

Para acabar, y no quedarnos con una sonrisa amarga en la boca, traslado aquí alguno de los comentarios subidos a la red sobre este tema. Los que conocen las andanzas del empresario minero comprenderán rápidamente a qué se refieren los autores. Uno se ellos lo firma un tal Pablo, que dice así: “No se compran las minas; se compran los cupos de carbón que éstas tienen contratado con las centrales térmicas. Luego se compra carbón en Ucrania y en Polonia y a hacer caja. Se desembarca en el puerto del Musel en Gijón y aunque las minas no produzcan nada pues es igual”. Otro, firmado por Merlín, pregunta: ”Pero, ¿de cuánto es la sanción? Porque si la subvención al carbón era de unos miles de millones de euros para la minería nacional este año, arreglar los destrozos es, o debería ser otros tantos millones más, hay que pagar cuotas de CO2 y multas… ¿No sería más rentable poner a los trabajadores a hacer ganchillo cobrando el sueldo y vendiendo los jerséis?” Y un tercero, firmado por Comité Espartaco, dice: “Y lo más cómico de todo es que una de las explotaciones se llama “Los ladrones”…  Pura poesía”.

Un ecologista en El Bierzo.

“Chaves, la memoria expoliada” (documental, 2009). Youtube.com. Imanatfilms. 

Información sobre la minería a cielo abierto en Laciana. Tsobudelaciana.blogspot.com.

Europa sanciona a España por la minería leonesa. 22/01/10. Publico.es. David Bollero.

Victorino Alonso para noveles. 14/05/09. Altosil.blogspot.com.es. 

Laciana, territorio comanche. 01/07/09. Kaosenlared.org.

Comentario por Rio Sil el 31/01/2010.

Nuestra lucha ya no es tanto contra quien comete los desmanes, sino contra su valedor, el gobierno. Mi apoyo a cuantos cada día dan la batalla por esta causa.

Comentario por Un ecologista en El Bierzo el 31/01/2010.

La única posibilidad que tenemos de conseguir que se respeten las leyes y los derechos de la naturaleza es la unión de todas las fuerzas ecologistas. Debemos pensar también en colaborar y buscar el apoyo de las organizaciones vinculadas a la izquierda política.

Comentario por Víctor el 01/02/2010.

Felicidades por el artículo: nadie lo podía hacer mejor. Saludos desde Laciana.

El Festival de Cine de Ponferrada estrena ‘Viaje interior por la provincia del Bierzo’, un largometraje de Valentín Carrera

Ayer miércoles tuvo lugar en el Centro Cultural Caja España, en una sala abarrotada del Festival de Cine de Ponferrada, el estreno del documental ‘Viaje interior por la provincia del Bierzo’, producido por IbisaTV con la participación de Videomaster y Canal 8 TV Ponferrada. En la presentación intervinieron el director Valentín Carrera y sus dos hijas Sandra y Alicia. La película se proyectó en la sección “Punto de Encuentro”.

Se trata de un largometraje dirigido por Valentín Carrera, realizado por Yolanda del Campo y música original de Anxo Graña. Relata la aventura que, en el año 2008, realizaron quienes presentaron el film junto con el fotógrafo Anxo Cabada, recorriendo El Bierzo a pie, a caballo, en tren, en globo, e incluso en balsa.

Título y  contenido del film me recuerdan a Enrique Gil y Carrasco, autor de Bosquejo de un viaje a una provincia del interior’,  una obra publicada inicialmente en el periódico El Sol (1843) y que está basada en las excursiones que el ilustre escritor berciano realizó por su tierra natal, y que concibió como un agradecimiento hacia su patria chica.

Viaje interior por la provincia del Bierzo’ es el fruto de un año de trabajo en equipo. Presenta una interesante radiografía humana del Bierzo, ofreciendo una mirada desenfadada, heterodoxa y divertida, del terruño.

El film se rodó en un mes y en él han participado personajes locales como el poeta Antonio Pereira (que nos dejó hace pocos meses), el pintor José Sánchez-Carralero, el fotógrafo minutero Santi Pajarito, las monjas concepcionistas de Ponferrada y otros muchos otros bercianos. En la presentación estuvo el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, que intervino en un capítulo del documental.

La búsqueda del oso, la bajada a la mina, el tren de la MSP de Cubillos a Villablino, la noche templaria del castillo de Ponferrada, la bajada del santo Cristo de Bembibre, el valle del Silencio, la comuna de Matavenero, el lago de Carucedo, el castillo de Cornatel y las minas de Las Médulas son algunas de las etapas que recorre este documental, no exento de humor.

Hay alguna escena en el film que me incomoda un poco. Como la que muestra el arrancamiento de una genciana, una planta que está protegida por la ley y sin que se informe de esto. O la filmación de la subida al tronco de  un árbol monumental, algo  que un miembro de una asociación protectora de los árboles me recordó que se debe de evitar. Aunque, si  valoro el conjunto de la obra, heterodoxa pero llena de vitalidad y de bellas imágenes, no me parecen tan importantes estos detalles.

Porque ‘Viaje interior por la provincia del Bierzo’ también nos traslada cierta preocupación del autor por el medio ambiente. Algo que se refleja en su crítica a las anchas pistas que dañan la montaña al facilitar la llegada de las torres eólicas hasta sus emplazamientos montaraces. O cuando denuncia la contaminación que sufre nuestra comarca.

El guión del film combina las notas del cuaderno de viaje del autor con la fotografía de Anxo Cabada y la ingenua mirada que aportan con dibujos y comentarios las niñas Sandra y Alicia.

Un voluminoso libro, con casi quinientas páginas y a todo color, complementa la filmación. Está previsto que, tanto el documental como la publicación se vendan en librerías, centros comerciales o a través de la productora del autor.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: en la revisión del artículo, en marzo 2014, eliminé el enlace con la productora IbisaTV, que estaba inactivo, y añadí un artículo de Manuel Cuenya, posterior al estreno del film, así como otra fotografía de Anxo Cabada.

Estreno del documental Viaje interior por la provincia del Bierzo. 09/10/09. Labaniego.com.

Viaje interior por la provincia del Bierzo.
MiRetinaTV.  26/09/09. Youtube.com.

Viaje interior por la provincia del Bierzo. Facebook.com.

«Bloguero y periodista ahora son sinónimos». 26/12/12. Diariodeleon.es. Manuel Cuenya.

Laciana, territorio comanche

‘Laciana, territorio comanche’. Con este titular, el programa de la TV2 ‘El escarabajo verde’ presentó esta mañana un documental sobre la situación de la minería a cielo abierto en el Valle de Laciana. Un video que firman Joan Sella y Julio de la Parra.

El valle de Laciana se sitúa al norte de la provincia leonesa, es una zona considerada de muy alto valor ambiental. Es así, en parte porque en sus frondosos bosques se crían osos y urogallos, dos de las especies con mayor peligro de extinción en Europa. Sin embargo, el futuro de estos animales es incierto, pues se está viendo gravemente amenazado por la presencia de numerosas y vastas minas de carbón a cielo abierto. Y el peligro para la pervivencia de estas especies puede incluso llegar a aumentar en el futuro debido a un plan de ampliación de las mencionadas explotaciones mineras que la Junta de Castilla y León ya ha aprobado.

El reportaje comienza mostrándonos el recorrido de un coche por una zona de la explotación minera a cielo abierto. Dos ecologistas circulan por una carretera de paso legalmente autorizado cuando su marcha se ve entorpecida por una pala excavadora perteneciente a la empresa Coto Minero Cantábrico. Ésta les cierra  el paso y no duda en levantar un muro infranqueable de cascotes delante del todoterreno. Entre tanto, un camión provisto de una lanzadora agrede a los ocupantes del mismo proyectándoles un chorro de agua a gran presión. Una situación que les obliga a retroceder.

Los ecologistas son Luis Álvarez y Eduardo González, ambos pertenecientes al colectivo ‘Filón Verde’.  Ante la agresión intentan huir llevando su vehículo hacia  otro punto de la carretera, pero la agresiva excavadora acude raudamente a cerrarles el paso por el otro lugar también. Finalmente, a los automovilistas no les queda más recurso que telefonear a la Guardia Civil para que acuda a su rescate.

Este es, resumido, el inicio de un documental en el que los conservacionistas, como en ocasiones ocurre con los periodistas, son las víctimas inocentes -en tanto que testigos incómodos- de una realidad que se intenta ocultar.

Posturas encontradas.

El video recoge las posturas de las diferentes partes en conflicto. Por un lado, la de la empresa, que asegura cumplir con la legalidad en las explotaciones mineras a cielo abierto de su propiedad, así como con su obligación de regenerar el paisaje una vez finalizada la obra. Y por el otro lado, la de los ecologistas y hoteleros, que ven en lo que consideran un aprovechamiento mal concebido y aún peor realizado, la ruina faunística, pasajística y económica del valle.

Desde luego hay denuncias muy graves. Como la del hotelero Antonio Arias Tronco, propietario de la finca situada al lado de la mina del Feixolín, que refiere graves amenazas, incluso con pistola. Por otra parte, el presidente de la Fundación Oso Pardo‘, Manuel Santana, también ha denunciado el peligro que suponen las explotaciones, -situadas a veces en zonas muy críticas-, para la conservación del plantígrado. También relata como un robledal centenario despareció bajo escombros procedentes de la mina.

Por su parte, la alcaldesa de Villablino, la socialista Ana Luisa Durán, que siempre ha ido de la mano del empresario Victorino Alonso, el propietario de las minas, niega que éstas se vayan a explotar en zonas protegidas y ‘justifica’ que existe una colaboración con la Fundación Oso Pardo, como si este hecho pudiese impedir de alguna manera que se estén cometiendo abusos o ilegalidades. Sin embargo, se nota a la legua que la alcaldesa aprueba a pies juntillas los planes del propietario de Coto Minero Cantábrico. En cuanto a éste, en el video defiende con gran satisfacción su trabajo, ya que -según él- para Laciana “el carbón sigue siendo todo”. Unas declaraciones que el concejal del Partido Popular, José Luis Suárez Pastor, no parece compartir en absoluto, ya que defiende que un modelo de economía verde para el valle sería mucho mejor

Finalmente, el abogado Carlos González Antón se presenta como extremadamente crítico con la situación, llegando a afirmar que “Laciana, jurídicamente hablando, es territorio comanche, porque el poder del Coto Minero Cantábrico se sobrepone al de las administraciones”. González Antón insiste en que todas las minas son ilegales y denuncia que el industrial leonés haya podido sacar adelante su proyecto gracias al beneplácito de la Junta y del ayuntamiento de Villablino, que estarían haciendo la vista gorda ante tanto delito.

Sin exagerar yo podría decir que los intereses económicos de un pequeño grupo de  asociacionistas está acabando con uno de los parajes más extraordinarios de la montaña leonesa. Y también que todo esto está sucediendo, con total impunidad y desde hace más de una década, bajo la mirada condescendiente de la Administración.

Mientras tanto, en la espera de que estos litigios se diriman, el valle de Laciana se desintegra cada día un poco más. Las verdes laderas que yo admiré antaño desde la cima del cercano Cueto del Oso han dado paso a desfiguradas montañas grises y a planícies llenas de escombros. De poco o nada habrá valido el reconocimiento, por el Comité del Programa Hombre y Biosfera (MaB) de la Unesco, en 2003, de este espacio como Reserva de la Biosfera. No más que el valle forme parte actualmente del proyecto de de la Junta de Castilla y León para que sea declarado ‘Parque Natural Alto Sil’ . Ni tan siquiera sirve que haya sido declarado Lugar de Interés Comunitario (al amparo de la Directiva 92/43 de la CE) o Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) al amparo de la  79/409. Tampoco le ha librado el decreto de protección del oso pardo 108/1990 de la Junta de Castilla y León, ni que todo este territorio esté reconocido como zona de protección del hábitat del animal.

Asegurar unos puestos de trabajo coyunturales, -puesto que el empresario leonés tiene planes para acabar la explotación de todos los recursos mineros del valle en un plazo de diez años-, o asegurarse una poltrona, puede parecerle a alguno una causa de fuerza mayor capaz de justificar los mayores desmanes. Pero la realidad es que, los que así traicionan nuestra confianza, lo hacen únicamente por su beneficio particular. Algo que sitúan por encima de lo que debiera de ser su preocupación, u obligación en el caso de la alcaldesa, de preservar y transmitir vírgenes estos paisajes  a las generaciones venideras.

Lo que sucede hoy es muy triste y lamentable, y podría resumirse a la perfección con una única frase: “Pan para hoy, y hambre para mañana”.

Un ecologista en El Bierzo.

La alcaldesa de Villablino, Ana Luisa Durán (PSOE). Fuente: aytovillablino.com.Nota: Aproximadamente un año después de la publicación de este artículo, la Unión Europea sancionó a España por las ilegalidades cometidas en Laciana. Multa que acabaríamos pagando entre todos con dinero público.

En cuanto al ‘noviazgo’ entre la alcaldesa y también presidenta de la Reserva de la Biosfera Valle de Laciana, Ana Luisa Durán, éste se rompería en el año 2013 cuando el empresario toma la decisión de cerrar algunas de las explotaciones mineras de su propiedad al ver reducirdas las ayudas que el Estado le venía suministrando desde hacía más de dos décadas.

Europa sanciona a España por la minería leonesa. 22/10/10. Publico.es.

Victorino Alonso condenado por fraude. 23/10/10. Lygeum.es.