Archivo de la etiqueta: Minifundismo

El Bierzo histórico

Historia del Bierzo.

Es posible certificar un poblamiento prehistórico de El Bierzo. Se han encontrado numerosas piezas en las terrazas del río Cúa, catalogadas entre el 300.000 y el 100.000 a. C.  Además existen varios hallazgos correspondientes al neolítico, sobre todo hachas pulimentadas descubiertas en diversos lugares del Bierzo.

Se ha localizado cerámica precampaniforme en la Cueva de las Tres Ventanas, en Toral de los Vados, y cabe destacar las pinturas rupestres halladas en las cercanías de Sésamo y también en Librán, posiblemente pertenecientes a esta época. 

También existen variados hallazgos correspondientes a la Edad del Bronce (puntas de lanza, herramientas, cerámica…), correspondientes a todas sus etapas intermedias.

En El Bierzo, como en el resto del norte peninsular, también se desarrolló la cultura castreña. Son muchos los yacimientos y hallazgos correspondientes a esta época. Ejemplos de castros son Castro Bergidum (cerca de Cacabelos), y el Castro del Chano, en Fornela. 

Tras su conquista, los romanos integraron al Bierzo dentro del pueblo astur, como así recogen la mayoría de investigadores y crónicas de la época.  La inserción del Bierzo en el mundo romano se hizo rápidamente, auspiciada por las riquezas auríferas de la zona (Las Médulas y La Leitosa,  entre otras explotaciones auríferas), lo que produjo multitud de cambios tanto en la organización social de la zona, como en la económica y en la geográfica, desplazándose algunos núcleos de población y creándose nuevas ciudades. De esta época quedan numerosos yacimientos arqueológicos.

La Alta Edad Media en El Bierzo.

Tras la entrada de los pueblos germanos en la península, los suevos y los vándalos asdingos (que posteriormente se trasladarían a la Bética) se instalaron en la provincia de Gallaecia, en la que se incluye entonces al Bierzo.

Del dominio visigodo del Bierzo existe mayor información. A destacar el surgimiento de la denominada Tebaida Berciana, un florecimiento monástico en El Bierzo que llevo a edificar numerosas fundaciones en la cabecera del río Oza, en el valle del mismo nombre.

De la dominación musulmana, tras la invasión de la península ibérica en el 711, hay poca información, aunque se supone que tras la rápida ocupación peninsular por parte musulmana se establecerían guarniciones encargadas de cobrar los tributos.

Tras la Batalla de Covadonga los reyes asturianos, una vez controlada gran parte de Galicia, intentan hacer lo mismo en territorio berciano. Sin embargo, los monarcas asturianos no conseguirán un dominio sobre El Bierzo hasta los reinados de Alfonso II y de Ramiro I, pasando antes el territorio berciano de manos musulmanas a cristianas, alternativamente. Es en esta época, durante el reinado de Ramiro I (842-850), cuando El Bierzo comienza a estar bajo dominio de diversos condes, siendo el primero de ellos Don Lorenzo y el más conocido el Conde Gatón, que repuebla el este berciano.

El Bierzo feudal.

Entre el periodo Alto medieval y el Bajo medieval del Bierzo, los historiadores vienen distinguiendo, habitualmente, una etapa denominada el Bierzo Feudal. Es un periodo de transición que abarca desde finales del  siglo IX hasta el siglo XIII inclusive.

En este periodo, inicialmente, la economía se basa en la explotación agraria y ganadera. Solo a partir del siglo XII se produce una progresiva diversificación de esta economía, que se amplía a la minería y transformación de los recursos minerales, a la pesca y el comercio a través de ferias y mercados.

La propiedad se concentra en pocas manos realizándose una distinción entre propiedades de carácter eclesiástico -cuyos principales exponentes son los monasterios de San Pedro de Montes, de San Andrés de Vega de Espinareda (benedictinos), de Santa María de Carracedo y de San Miguel de las Dueñas (cistercienses)-, y propiedades de realengo y nobiliar, sin olvidar el papel desempeñado por las órdenes militares de Santiago, el Hospital y el Temple.

Administrativamente, el Bierzo, , se integra hasta el año 910 en el Reino de Asturias, y en el de León entre el 910 y el 1230. A partir de ese año se incluye en la Corona de Castilla. En  1187 El Bierzo pasa a ser señorío, y tiene por tal a D. Velasco Fernández, pasando, a principios del siglo XII a tener gobernadores. Uno de los más conocidos fue D.  Gonzalo Peláez, y en el año 1243 aparece, como merino de El Bierzo, D. García Carnota. El Bierzo en este periodo se articula en tenencias como Ancares, Ulver, Boeza, Aguiar, Valcarce, y tenencias de un ámbito territorial más reducido en las que podemos incluir las villas, dentro de otra mayor (Tenencia mayor). A partir de mediados del siglo XIII estas tenencias dan paso a las merindades mayores que terminaran convirtiéndose, posteriormente, en Adelantamientos.

La Baja Edad Media en El Bierzo.

La Baja Edad Media en El Bierzo se caracteriza, principalmente, por la crisis de los señoríos monásticos y el auge, muchas veces a costa de éstos, de los laicos, personificados en la figura de ciertos nobles que utilizan la encomienda como instrumento para usurpar muchos de los bienes de los señoríos monásticos.

La guerra de las comunidades que asola toda todo el territorio de la Corona de Castilla en el siglo XVI tiene escasa incidencia en El Bierzo.

Ponferrada fue comprada por los Reyes Católicos en 1486, constituyéndose en Corregimiento en 1494 hasta el año 1780.

Como expresión de la singularidad de El Bierzo, y su fuerte identidad desde antiguo, vale la pena reseñar la carta enviada al ayuntamiento de la ciudad de León, en 1567, y que continua una correspondencia de diciembre de 1563 de similar intención, solicitando que la provincia del Bierzo se separe del Adelantamiento de León, argumentando tal pretensión en la lejanía geográfica, y pidiendo que la audiencia (de los negocios de El Bierzo) se atiendan en la persona del Corregidor de Ponferrada. Sin embargo, dicha formulación fue rechazada porque Ponferrada no era una ciudad con voto en Cortes.

El Antiguo Régimen.

El Antiguo Régimen  abarca desde el siglo XVI hasta principios del  XIX. Se le ha dado en llamar, también, feudalismo desarrollado ya que conserva muchas de las características medievales.

El Bierzo sigue siendo principalmente agrario, siendo la vid su principal producto, y en las zonas montañosas ganadero, heredando del periodo medieval el minifundismo (que aún persiste) y la gran cantidad de tierras en manos de eclesiásticos. Destacar la introducción en este periodo (siglo XVII) de uno de los productos que tendrá mayor fama y calidad, el pimiento.

Ferias y mercados marcan la actividad comercial en las principales villas (Ponferrada, Bembibre, Villafranca del Bierzo y Cacabelos) en las existen tenderos y algún mercader, desarrollándose el comercio ambulante gracias a ancareses y fornelos a pesar de la precariedad de las vías de comunicación y los impuestos al atravesar las fronteras internas, llamados pontazgos, portazgos y algún otro de distinta naturaleza.

En el sector industrial destaca la industria textil, aunque numerosas veces no cubre más que el autoabastecimiento. En Bembibre y en la merindad de Cornatel se elaboraban unos paños de lienzo blanco llamados ‘bierzos’ que alcanzaron gran éxito y reconocimiento, comercializándose fuera del Bierzo con gran demanda. También destacan las numerosas ferrerías (herrerías), algunas con una producción significativa que llevo a intentar producir acero e incluso una fábrica de armas, en el año 1779, en Villafranca del Bierzo.

La sociedad se organiza en tres estamentos: clero, nobleza, y el pueblo llano o Estado llano. El primero, aparte de su gran influencia ideológica y cultural, acentuada por su riqueza patrimonial, está exento de pagar impuestos y su gran cantidad proporcional refuerza su poder e influencia.

El caso de la nobleza es distinto, ya que en este estamento caben desde los Grandes de España hasta los hidalgos. Es especialmente significativo el gran número de personas que formaban parte del estamento de la nobleza en esta región a finales del siglo XVIII. Se estima que en El Bierzo el 50% de las personas se incluían en dicho estamento, aunque de ellos la mayoría eran simples hidalgos. La mayor parte de ellos malvivía de pequeñas explotaciones agrarias de casi subsistencia, ocultando esa situación bajo ese título de “baja” nobleza.

El Estado llano, el tercer estamento, lo formaban, aproximadamente, a finales del siglo XVIII, el 38% de la sociedad. Eran labradores, artesanos y comerciantes, que lograban sobrevivir con dificultad debido a las mayores cargas impositivas.

El Partido de Ponferrada.

Durante los siglos modernos y hasta las reformas del siglo XIX, El Bierzo formó parte de la Intendencia de León, que agrupaba al Principado de Asturias y a los Partidos de León y Ponferrada. En lo que concierne al Bierzo actual, se incluía dentro del Partido de Ponferrada, el cual a su vez incluía a otras zonas que hoy ya no pertenecen al Bierzo. Este Partido era gobernado desde Ponferrada, villa realenga, por un corregidor de nombramiento real, subdividiéndose El Bierzo en merindades, cotos, concejos y jurisdicciones.

La Provincia del Vierzo.

Tras la jura de la Constitución de 1812 por el Rey, el 9 de marzo de 1820, se inicia en la Cortes un nuevo proceso, con carácter de urgencia, de organización administrativa del Reino, para lo que se nombra a una comisión.

La creación de la Provincia del Vierzo suscita varios problemas, entre los que destaca la rivalidad entre las dos principales ciudades de la región: Ponferrada (468 vecinos) y Villafranca del Bierzo (690 vecinos), ya enfrentadas desde la guerra, puesto que la primera represneta a los nuevos poderes económicos, la nueva burguesía (comerciantes e industriales), y la segunda a los poderes tradicionales del Antiguo Régimen (pequeña nobleza, terratenientes, clericatura).

En el proyecto de división provincial del cartógrafo mallorquín Bauzá y del ingeniero Larramendi de 1821 se contemplaba la creación de la Provincia de Ponferrada, que quedaría posteriormente descartada en favor de la Provincia del Vierzo con capital en Villafranca del Bierzo.

El 16 de Octubre de 1821 se publica en la Gaceta de Madrid la aprobación realizada en Cortes Extraordinarias de la nueva provincia, que pasa a denominarse “Provincia del Vierzo” con capital en Villafranca del Vierzo.

El 27 de enero de 1822 se publica el Decreto por el que El Bierzo se convierte en provincia y en él que se fijan sus límites. Cuenta entonces con 86.365 habitantes y ejerce su jurisdicción sobre los Partidos Judiciales de Villafranca del Vierzo, Ponferrada, Toreno, y Valdeorras, limitando al norte con Asturias (hasta el puerto de Leitariegos), al este con León (la línea divisoria será la cuenca hidrográfica), al sur con Zamora (el límite será la Sierra de Cabrera) y al oeste con Lugo y Orense (la frontera será el antiguo límite de Galicia).

Tras un breve periodo en el que El Bierzo forma parte de la provincia de Lugo y de Orense, el 30 de noviembre de 1833 se designa una nueva división territorial, creada por Javier de Burgos, en la que El Bierzo queda integrado en la provincia de León.

Un ecologista en El Bierzo.

 Fuente informativa principal: Wikipedia.org.

Los vecinos del Valle do Seo disconformes con la construcción de una presa en el río Barjas

El río Barjas a su paso por la zona del azud proyectado. 11 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El río Barjas a su paso por la zona del azud proyectado. 11 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

El anuncio de la construcción de una azuda en el río Barjas, un afluente del Valcarce, ha despertado gran inquietud entre propietarios de tierras y empresarios que podrían verse afectados por la obra hidráulica. La autoría del proyecto para la construcción de una presa es de Suma de Energías S. L., empresa perteneciente al conocido empresario minero Manuel Lamelas Viloria, también presidente de la Cámara de Comercio de León.

Lamentablemente, su construcción implicaría la instalación de una tubería de 1,4 m de diámetro por 3,2 kilómetros de longitud, además de la edificación de una barrera de una decena de metros de altura. La potencia producida sería de 1.975 KW.

En San Fiz do Seo, pequeña población leonesa del noroeste berciano perteneciente al municipio de Trabadelo, su alcalde pedáneo, Antonio Abad Álvarez (PP), un ex minero jubilado que me recuerda que en su día estuvo afiliado a CCOO, no oculta su preocupación por el asunto. Si la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil llegase a considerar la obra de bien de interés social sus tierras, y las de sus vecinos, podrían ser expropiadas por unos precios irrisorios.

En esta zona abundan árboles como el roble, el haya, el abedul y el castaño. Este último está considerado como una fuente importante de ingresos para estos minifundistas reacios a desprenderse de sus estrechas parcelas, llanas o de monte, en donde a poco que se descuidan sus castañas acaban rodando a la hacienda del vecino. También existen cotos de caza en la zona.

Zona hasta donde llegaría la cola del azud. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Zona hasta donde llegaría la cola del azud. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Aunque situado en el valle do Seo, a San Fiz do Seo son muchos que lo sitúan dentro de la comarca tradicional de la Somoza berciana, en la que se incluye a los Ancares Leoneses. El censo actual de los vecinos se eleva a 72, situándose el pueblo a una altitud de 660 metros. Sus principales vías de acceso son la A-6 y la N-VI, que pasan ambas por Trabadelo, un municipio situado en el Camino de Santiago al que pertenecen, estando separados de su pequeño centro urbano por una distancia de tan sólo tres kilómetros. Otras poblaciones cercanas son La Portela de Valcarce, Las Herrerias y Sotogayoso, situadas también todas ellas a menos de tres kilómetros de San Fiz.

Hay truchas en el río Barjas que, con licencia, se pueden pescar libremente en el tramo situado por encima del coto de pesca de Trabadelo. Es decir, más arriba de la Piscifactoría Bierzo S. L., en la que trabajan Ernesto y su familia, quienes ven en la minicentral eléctrica proyectada un riesgo para su negocio, sobre todo por las posibles variaciones en el PH del agua que alimenta las truchas, y a las que  son muy sensibles. La piscifactoría disfruta de una concesión de agua otorgada por la Confederación, lo que significa que el caudal del río no puede ser modificado. Es decir, que –según me asegura Ernesto- “se ha de respetar en todo momento el caudal ecológico, más el que precise la explotación piscícola”. Otro negocio cercano a la piscifactoría es el ‘Camping Valle del Seo’, auténtica puerta de los Ancares, abierto de mayo a septiembre.

Ruta de la Herrería de Serviz al Hayedo de Busmayor. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruta de la Herrería de Serviz al Hayedo de Busmayor. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

La central proyectada se construiría en el término municipal de Barjas, que gobierna el PSOE, y también afectaría a los terrenos de Güimil, una de sus pedanías. No debemos olvidar que estamos en una zona de muy baja ocupación humana, pero de gran valor ecológico y paisajístico. Y también histórico y etnográfico, si se tiene además en consideración las explotaciones mineras de wólfram, o las numerosas herrerías existentes, de las cuales aún se conservan numerosos vestigios.

San Fiz do Seo es un lugar de paso conocido de los excursionistas, que siguen diversas rutas a la Peña do Seo, otras como la del Wólfram o la que va desde la Herrería de Serviz hasta el Hayedo de Busmayor. Es un espacio rico en fauna local, entre la que abundan patos, nutrias, tejones, ardillas, corzos, jabalíes y aves rapaces.

Los vecinos creen que el azud podría afectar al riego de sus prados, y más aún si se considera que la presa necesitaría tiempo para colmatarse, por lo que adelantan que la central intentaría reducir al mínimo el caudal del río. En Vilela, otra población situada fuera de la zona, también creen que la minicentral podría afectar su disponibilidad de agua de boca, que se capta directamente del cauce del río.

Por el momento, el alcalde de San Fiz do Seo ha comenzado una recogida de firmas de los propietarios afectados por el embalse y que se oponen a su construcción. También han contratado un abogado para la confección de alegaciones contrarias a la obra, las cuales deberá presentar antes del día 22 del corriente, fecha límite para su presentación. Del mismo modo, anuncia movilizaciones para el domingo 20.

Un ecologista en El Bierzo.

Las ruinas del poblado minero de la Peña do Seo. Fuente: moterus.es.

Las ruinas del poblado minero de la Peña do Seo. Moterus.es.

Nota: me ha resultado imposible localizar el proyecto del Salto de San Fiz do Seo en la página de la Confederación. Me sorprende la rapidez con la que se ha cambiado su ubicación o se ha procedido al borrado, lo que impide su consulta. Creo que debería establecerse por ley un tiempo de permanencia mínimo en la red para este tipo de informaciones.

Felizmente el salto eléctrico sería finalmente desestimado por el Ministerio de Medio Ambiente, con fecha del 22 de agosto de 2014, atendiendo a las alegaciones presentadas. Sin embargo, los alegantes tuvimos que enterarnos del éxito de nuestra gestión por la prensa.

Medio Ambiente rechaza la central hidroeléctrica en el río Barjas. 23/08/14. Diariodeleon.es.

Proyecto Aprovechamiento Hidroeléctrico Salto de San Fiz do Seo. Julio 2008. Chminosil.es. Pdf. (Página no disponible durante la revisión del artículo realizada en septiembre de 2014).

Proyecto modificado. Noviembre 2011. Chminosil.es. Pdf. (Página ya no disponible en el momento de la revisión de este artículo, en septiembre de 2014).

Salvemos El Valle do Seo. 12/01/12. Facebook.

La Junta invertirá diez millones de euros en el ‘Plan Estratégico del Castaño’

José Ángel Arranz, director general de Medio Natural de la Junta de CyL (Primero por la derecha). Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

José Ángel Arranz, director general de Medio Natural de la Junta de CyL (Primero por la derecha). Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El sábado 19, las Jornadas de Transferencia Científica de ‘Biocastanea 2010’ continuaron en el Campus universitario ponferradino, aportando información de alto nivel técnico a los interesados en conocer la situación fitosanitaria actual del castaño.

Las intervenciones de la mañana se centraron en analizar las principales causas del lamentable estado de conservación en que se encuentran los sotos de la comunidad castellano-leonesa. En su orígenes cabe situar dos enfermedades distintas, causadas por hongos parásitos como el chancro y la tinta, y una tercera provocada por un animal alóctono, la avispilla del castaño, que también está contribuyendo a diezmar a nuestros sotos.

El chancro está producido por el hongo ‘Cryphonectria parasítica’, una plaga que en Estados Unidos, esta plaga produjo la casi extinción del castaño americano (‘Castanea dentata’) después de que los primeros síntomas aparecieran en Nueva York en 1904. El origen de la enfermedad procedía de un cargamento de castaños japoneses que portaban la enfermedad, pero resistentes a la misma.

La tinta del castaño está causada por otro hongo, el ‘Phytophthora cinnamomi’, que también ataca a otras especies arbóreas. Su embate afecta a las raíces del árbol y produce su marchitamiento del mismo, que en el caso del castaño impide la maduración de los frutos.

Avispilla del castaño. Fuente: asturias.es.

Avispilla del castaño. Asturias.es.

En cuanto a la avispilla, se trata de un pequeño himenóptero de origen asiático, que disminuye la fructificación a los castaños, pudiendo incluso llegar a provocar la muerte de los árboles afectados.

Las estrategias para vencer estas plagas son diversas, y aunque se investiga en la dirección adecuada y existe una voluntad firme tanto del mundo científico como del político para encontrar soluciones al problema, lo cierto es que todavía no hay remedios definitivos a éstas y que se sigue investigando y probando con diferentes acciones empíricas.

Paisaje, cultura y biodiversidad.

La sesión de tarde fue presentada por Ángel Gaspar García-Miranda, presidente de la Mesa del Castaño y director-conservador del Museo Natural de Las Médulas.

Miguel Lage Reis-Correia, de la Fundación Las Médulas, aportó datos curiosos sobre el castaño, afirmando que estos árboles ya existían antes de la época romana, según demuestran los análisis polímicos realizados. También recordó el proyecto de la Junta de Castilla y León de aprobar una nueva declaración de las Médulas como Espacio Cultural antes de que finalice el año, decisión que implicaría la creación de un órgano gestor único. Esta declaración del conferenciante se sitúa en la línea de las anteriormente ofrecidas por la consejera de Cultura y Turismo, María José Salgueiro, en el pleno de las Cortes Autonómicas en el mes de mayo pasado.

Faustino Meis Veiga, expuso la experiencia profesional de Ardogal 2007, S. L. en la zona recreativa del Chan de Arquiña, en Pontevedra (Galicia). La intervención consistió en podar un castañar centenario sito en las inmediaciones del conocido dolmen megalítico del mismo nombre. El castaño se encontraba afectado por el chancro y sujeto a un exceso de densidad de plantación que impedía la llegada del sol al suelo, lo que generaba una zona excesivamente fría para los turistas.

Santiago Castelao en 'Biocastanea 2010'. Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Santiago Castelao en ‘Biocastanea 2010’. Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La intervención de Santiago Castelao, naturalista y escritor de Villafranca del Bierzo (y al que ya he citado en estas páginas en algún escrito anterior), fue emotiva y, en algunos momentos diría que cautivadora. Su prosa lírica nos trasladó desde los gélidos días del invierno, momento en el que los leñadores procedían a cortar el castaño para el aprovechamiento de su madera “porque cuando la luna empieza a menguar no le ataca la polilla”, hasta los días finales de diciembre, cuando recogidas las castañas y celebrado el magosto, se ponían a secar éstas para que, una vez convertidas en pilongas, sirvieran de fuente familiar de alimento a lo largo del año. Pude conseguir de este autor el texto de su discurso, cedido amablemente, por lo que muy pronto podréis disfrutar de su lectura en este mismo blog.

Intervención de Fernando Bello en 'Biocastanea 2010'. Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto Enrique L. Manzano.

Intervención de Fernando Bello en ‘Biocastanea 2010’. Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto Enrique L. Manzano.

La conferencia del etnógrafo Fernando Bello, en representación del Instituto de Estudios Bercianos (IEB), fue especialmente interesante. Cargada de referencias culturales sobre el castaño, también nos envolvió en la magia de un discurso por momentos nostálgico. Así, citó curiosidades sobre la castaña, “el alimento del pobre”, y mencionó la utilización que hacían las mujeres del árbol, convertido eventualmente en “banco de las mujeres”, donde éstas escondían los ahorros de que podían disponer.

Bello recordó a los presentes costumbres ancestrales, como aquella que obligaba a cada vecino a plantar un árbol en la propiedad comunal, según un requerimiento establecido por el rey Felipe II en el siglo dieciséis.

Asimismo resaltó la importancia que entonces tenían para los pueblos los sotos de castaños, tanta que los vecinos tenían que vigilarlo por ley cada día uno diferente, alternándose en este encargo. Lamentablemente, esa cultura antigua y respetuosa con el medio ambiente, fue arrinconada por la “colonización cultural”, que propugnó la destrucción de lo viejo e humilló a sus protagonistas haciéndoles sentir que eran los representantes caducos de una “cultura inferior”.

Hoy sabemos que nada de esto es cierto y que, como el autor lo expuso sabiamente, se hizo así “porque la economía rural no tiene nada que ver con la capitalista, ya que no se basa en el libre mercado”. Era pues un peligro, y por lo tanto cabía hacerla desaparecer.

Roberto Arias, de A Morteira, presentó la ponencia “Un futuro para el castaño en El Bierzo”. Arias informó sobre el inventariado que, -de sotos y árboles monumentales-, ha estado llevando a término la asociación a la que pertenece, durante cinco años, gracias a un convenio con la Junta de Castilla y León. Fruto del mismo fue el libro “Un futuro para el castaño”, que actualmente se encuentra agotado.

Según datos del Tercer Inventario Forestal Nacional (1997-2007), del profesor universitario Juan Ángel Robles, existen en la comunidad castellano-leonesa unos 350 sotos, que ocupan una superficie de 15.257 ha. Esta cifra representa un 80% del espacio forestal de la provincia de León y un 40% de la totalidad de Castilla y León.

Arranz propone una financiación de diez millones de euros en diez años.

Mesa final de 'Biocastanea 2010', con Alfonso Fernández Manso (primero por la izquierda). 19 nov. 2010. Foto: Enrique López Manzano.

Mesa final de ‘Biocastanea 2010’, con Alfonso Fernández Manso (primero por la izquierda). 19 nov. 2010. Foto: Enrique López Manzano.

En la clausura del congreso participó el director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, que defendió la necesidad de la unión de todos los agentes implicados en la salvaguardia de la castaña. “Es fundamental que vayamos todos a una”, dijo. A continuación propuso, por parte de la Junta, la creación de un “Plan Estratégico del Castaño” que fuese “asumido por todas las instituciones, ong’s, técnicos, universidades, etc., estimulando la participación de cada uno en la medida de sus posibilidades”.

Arranz, que una vez finalizadas las conferencias de ayer inauguró la “Feria Sectorial de la Castaña”, expuso ante los asistentes el Plan Estratégico, financiado con diez millones de euros, y que dividió en tres fases. La primera de ellas, dedicada a su puesta en marcha, abarcaría los dos años inmediatos (2011-12). Le seguiría una segunda etapa de aprobación de los proyectos seleccionados para, finalmente, alcanzar el periodo de concreción.

Feria Sectorial de la Castaña. 'Biocastanea 2010'. Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Feria Sectorial de la Castaña. ‘Biocastanea 2010’. Ponferrada, 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Según Arranz, la Junta ha estado trabajando durante tres años en la elaboración de un estudio del sector de la castaña, con el fin de ver de qué manera podría dinamizarse integralmente. Para el director general, la primera de las medidas que debe abordar el plan es la cuestión de la propiedad, pues el minifundismo tradicional del noroeste perjudica la concentración parcelaria. Es también el caso en los sotos de castañas, lo que dificulta enormemente cualquier alternativa o solución. “Hay fincas de 10 m2”, dijo.

Pese a este grave problema, y la dificultad de conseguir la colaboración de los propietarios, el director general insistió en la necesidad de buscar soluciones, quizás más flexibles, y de “dinamizar la castañicultura, revalorizando la madera, la biomasa, los hongos, los pastos y la industria de transformación de la castaña”. “Los castañares, -continuó Arranz-, han de ser un referente de buena gestión medioambiental sostenible”.

Arranz tuvo que soportar las críticas de algunos de los intervinientes referidas al retraso en la respuesta y la falta de una intervención masiva de la Junta contra el chancro. A ello Arranz respondió que la tarea de la Junta se había visto limitada por la falta de corresponsabilidad de los implicados, ya que se trata de “un sector que está en manos privadas”. Asimismo achacó la culpa de la Junta a la limitación de los presupuestos. También pidió la corresponsabilización de los ayuntamientos antes de señalar, refiriéndose a la crisis económica, que “el año próximo va ser el peor en cuanto a inversiones”.

La intervención del flamante vicepresidente de la Diputación Provincial de León para El Bierzo, Raúl Valcarce, que sustituyó a Darío Martínez en el puesto el pasado 29 de septiembre, se centró en la exigencia de una acción inmediata de apoyo a la comercialización de la castaña. “Lo tenemos ya todo estudiado y todo sabido”, dijo. Y pidió a los empresarios su implicación en estos proyectos aportando recursos propios.

Esta postura oficial no fue compartida por el Director del Área de Sostenibilidad y Calidad Ambiental de la Universidad de León, Arsenio Terrón, que -con elegancia- defendió la necesidad de continuar investigando.

El poeta, ensayista, grabador y artista conceptual Juan Carlos Mestre.

El poeta, ensayista, grabador y artista conceptual Juan Carlos Mestre.

Por la noche, se celebró una cena de clausura de las Jornadas, a la que asistió el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco, y el presidente del Consejo Comarcal, José Luis Ramón. Presentó el acto la locutora Yolanda Ordás, que procedió a la entrega de los permios de los concursos gastronómico y fotográfico convocados por ‘Biocastanea 2010’. Finalmente, el poeta Juan Carlos Mestre, premio nacional de Poesía, recitó un poema cargado de denuncia y sentimiento, acompañado de los suaves acordes de un violonchelo.

Y ahora, confío en que sepan disculparme una pequeña inmodestia. Valiéndome de un receso acudí a saludar al poeta en privado, momento en el que él, -que conoce mi trabajo desde hace tiempo- , aprovechó para decirme: “necesitamos a mucha gente como tú en El Bierzo”. Palabras laudatorias que suavizan el duro esfuerzo que llevo realizado desde hace años.

Además, Julián Rodríguez, fotógrafo de talento reconocido y premio ‘Biocastanea 2010’, accedió a mi ruego de prestar parte de su obra para ilustrar el próximo artículo de Santiago Castelao, lo que le agradezco desde estas líneas.

Un ecologista en El Bierzo.

I Premios ‘Biocastanea 2010′

Premios de fotografía.

1er premio: Ángel Vázquez Jáñez, por “Color de Otoño“
2º premio: Julián Rodríguez Asensio, por “Las Raíces del Tiempo“
3er premio: Jose Antonio Castellanos de la Rubia, por “El Castaño“

Premios gastronómicos profesional.

1er premio: SAPORI DI ITALIA, por “Souflé de Castañas“.
2º premio: RESTAURANTE CASA NOVAL, por “Hamburguesa con pan de harina de castañas del Bierzo”.
3er premio: RESTAURANTE LOS ALMENDROS, por “Saquito de castañas y espinacas con castañas escabechado y salsa de pera“.

Premios gastronómicos amateur.

1er premio: Mercé Arias, Gustavo Valcuende y Sara Vaamonde, por “Flan-Castaña rapona de Cornatel“.

Algunos de los galardonados por Biocastanea 2010.  19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Algunos de los galardonados por Biocastanea 2010. 19 nov. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Premios gastronómicos “Castaña en fresco”.

1er premio: Sociedad Cooperativa Gistredo.

Premios con el patrocinio de “Paradores”.

Programa Jornadas Técnicas. 2010. Intecca.uned.es. Pdf.

Conferencias ‘Biocastanea 2010′. 26/11/10. Uned (estas conferencias ya no se localizaban en el año 2015).