Archivo de la etiqueta: Nutrición

En el Día Mundial del Consumidor piden una alimentación infantil más saludable

Día Mundial del Consumidor. 15 marzo 2015. Eefemeridesimagenes.

Día Mundial del Consumidor. 15 marzo 2015. Eefemeridesimagenes.

El Día Mundial de los Derechos del Consumidor se celebra el 15 de marzo en conmemoración del discurso ofrecido por el presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy en el Congreso de su país en 1962, intervención en la que resaltó los derechos básicos inherentes a los consumidores.

En este discurso el presidente estadounidense hizo las siguientes consideraciones:

“Ser consumidor, por definición, nos incluye a todos. Somos el grupo económico más grande en el mercado, que afecta y es afectado por casi todas las decisiones económicas públicas… Pero es el único grupo importante cuyos puntos de vista a menudo no son escuchados”.

Por primera vez el consumidor fue considerado como un elemento fundamental dentro del proceso productivo, se reconoció su relevancia política y se instó a las instituciones a arbitrar medidas para la protección de sus derechos. Finalmente, en 1983 la ONU instituyó el Día Mundial de los Derechos del Consumidor.

Desde entonces este día ha ido creciendo en importancia, año tras año, y es probable que continúe siendo así en los tiempos venideros, ya que la conciencia de la fuerza enorme que para el cambio social, y por ende el político, que suponen los consumidores es cada día mayor. En este sentido, es cada vez más numerosos el número de actos que se convocan en todo el mundo, tendiendo en la actualidad a segmentarse atendiendo a los diferentes sectores del consumo ciudadano.

De este modo, frente a llamadas generalizadas en torno al consumo aparecen carteles y convocatorias de manifestación mucho más específicas, relacionadas con abusos como las preferentes y excesos como las cláusulas suelo en las hipotecas y las subidas inmoderadas en el recibo del gas o de la luz. La organización de los consumidores está incluso permitiendo que se realicen llamadas en contra de peligros para el consumidor aún en ciernes, como el significado por el TIPP.

Como resulta casi imposible atender con detalle a todos los géneros de reivindicaciones que se producen en todo el mundo en este día señalado he decidido centrarme en una de ellas, la relacionada con la alimentación, y más concretamente con la infantil y con el exceso de azúcar que sufre.

2,1 billones de personas tienen sobrepeso o son obesas.

La obesidad infantil se está convirtiendo en un importante problema de salud. 2013. Fuente: esthervivas.org.

La obesidad infantil se está convirtiendo en un importante problema de salud. 2013. Esthervivas.org.

En la actualidad se vinculan a las dietas no saludables hasta cuatro de las diez principales causas de muerte en el mundo: sobrepeso y obesidad, presión arterial alta, glucosa en sangre y colesterol alto. La obesidad por sí sola tiene un costo mundial anual estimado de dos billones de dólares americanos. Realmente es hora de que el mundo se despierte ante el costo de esta alimentación excesiva o poco saludable y más aún cuando miles de personas mueren cada día de hambre o malnutrición.

Una buena iniciativa para demandar una alimentación saludable para todos los ciudadanos y, muy especialmente, para los más pequeños es la propuesta por Consumers International, cuyos miembros convocan para mañana decenas de actuaciones por todo el planeta. En su página web se puede leer que más de 2.1 billones de personas, casi el 30% de la población mundial, tienen sobrepeso o son obesos.

Por una alimentación infantil más saludable.

La mayoría de azúcares añadidos en los productos alimentarios infantiles procede de los refrescos, zumos, colas, galletas, helados, caramelos y otros postres. La alimentación es una asignatura que se aprende, básicamente, en familia. Y su calidad determinará en gran medida la buena salud presente y futura de nuestros hijos.

Según señalan desde la web del Centro de Promoción de la Nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos si los adultos no comprasen alimentos y bebidas con azúcares añadidos a los niños estos no los tomarían tan a menudo. Conviene recordar que golosinas y bebidas dulces tienen muchas calorías pero pocos nutrientes.

Estudio de CECU sobre el contenido en azúcar de alimentos infantiles.

Los expertos aconsejan no abusar del azúcar en la alimentación infantil. Biomanantial.com.

Los expertos aconsejan no abusar del azúcar en la alimentación infantil. Biomanantial.com.

Dentro de las acciones previstas para la celebración de esta efeméride la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha repasado el etiquetado de algunos productos dirigidos a niños (los que usan en su presentación elementos conocidos por la población infantil y que son de uso cotidiano) para observar su contenido de azúcar y estimar si su consumo resulta adecuado en base a las recomendaciones internacionales.

Del estudio realizado se desprende que algunos productos como batidos, galletas o bebidas con zumo y leche pueden llegar a contener en una única ración entre el 70% y el 75% de las necesidades diarias de azúcar de un niño de entre 4 y 8 años. De lo que se deduce que parece necesaria una mayor concienciación por parte de todos los sectores implicados (administración, empresas y familias) para conseguir una dieta adecuada para los más pequeños.

Por otra parte, esta organización de consumidores ha decidido unirse a organizaciones de consumidores de todo el mundo en una demanda por un convenio global que proteja y promueva una alimentación saludable. Mediante un mecanismo similar al Convenio Marco para el Control del Tabaco, este nuevo convenio comprometería a los gobiernos a desarrollar un paquete de medidas que respalden las dietas más saludables, incluyendo una reducción de los elevados niveles de grasas, azúcar y sal en los alimentos procesados; imponiendo restricciones a la promoción de alimentos dirigidos a los niños y garantizando que los consumidores cuenten con una información nutricional clara.

En este sentido, CECU ha remitido una carta abierta a las administraciones y partidos políticos demandando que incluyan en sus agendas de trabajo medidas para garantizar una alimentación sana a toda la población e impulsen la creación de esa convención global.

Consejos para disfrutar de una alimentación y una vida más sana.

Hacer las previsiones necesarias nos evitará desperdiciar alimentos en casa.

Hacer las previsiones necesarias nos evitará desperdiciar alimentos en casa.

Los expertos en nutrición señalan que una alimentación variada es la que mejor asegura el consumo de todos los nutrientes necesarios para tu salud. Por este motivo resulta conveniente:

  • Comer todos los días alimentos de todos los grupos (frutas, verduras, carnes o pescados, lácteos y cereales).
  • Incluir en la dieta cinco raciones diarias de frutas y verduras.
  • Lo ideal es hacer cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Respeta los horarios de comida.
  • Moderar el consumo de comidas rápidas o precocinadas, ya que suelen aportar grandes cantidades de azúcar, sal y grasas saturadas.
  • Disfrutar de la comida. Intenta comer con tranquilidad y sin prisa.
  • No hay alimentos buenos o malos, sino malos hábitos. Todos los alimentos pueden formar parte de una dieta equilibrada si se toman en la proporción adecuada.
  • Evitar picar entre comidas y, si no puedes evitarlo, opta por fruta, yogur o frutos secos.
  • Es fundamental beber agua, repartiendo su consumo a lo largo del día.
  • Realizar 30 minutos al día de actividad física. No es difícil, vale con dar un paseo o sacar al perro.

Movilizaciones sociales en el Día Mundial de los Derechos del Consumidor.

Día Mundial de los Derechos de los Consumidores. 14 marzo 2015. Adicae.net.

Día Mundial de los Derechos de los Consumidores. 14 marzo 2015. Adicae.net.

La organización de Consumidores Críticos, Responsables y Solidarios (ADICAE) convoca movilizaciones para hoy, 14 de marzo, coincidiendo con la víspera del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores. A través de estas quiere expresar “la indignación de los consumidores por el panorama político, económico y social que afrontan miles de familias en nuestro país”.

Podéis encontrar más información sobre éstas en la página de Facebook de la organización. Por otra parte, señalar que aquellos consumidores que puedan conocer problemas con su banco podrán encontrar un apoyo interesante en esta asociación.

Un ecologista en El Bierzo.

ADICAE. Servicios Centrales: c/ Gavín, 12 local, 50001 – Zaragoza (España). N.I.F. G50464932. Inscrita con el Nº 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España.

El azúcar en la alimentación infantil. 31/01/15. Mipediatraonline.com.

El azúcar y la salud infantil. 23/11/12. Fundrogertorne.org.

2013: Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación según la FAO

El presidente de la FAO, José Graziano. 18 febr. 2011. Fuente: fao.org. Foto: Renato Araújo.

El presidente de la FAO, José Graziano. 18 febr. 2011. Fuente: fao.org. Foto: Renato Araújo.

La FAO, la organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, acaba de hacer público su último informe ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013’. En éste destaca la paradoja de que, mientras 870 millones de personas padecen hambre o desnutrición, otros 500 millones sufren de sobrepeso u obesidad.

La FAO es una extensa organización que incluye a casi todos los países del mundo. Desde hace décadas publica un informe anual en el que se analiza a fondo cual es la situación actual de la alimentación y la agricultura. Su director general, José Graziano da Silva, resultó elegido por la Conferencia de los países miembros de la Organización el 26 de junio de 2011, iniciando su mandato el 1 de enero de 2012. Un cargo que mantendrá hasta el 31 de julio de 2015. Graziano da Silva ha trabajado en cuestiones de seguridad alimentaria, desarrollo rural y agricultura durante más de 30 años.

En la página web de la organización internacional, en relación con lo tratado aquí, podemos leer lo siguiente:

“La malnutrición en todas sus formas –la desnutrición, las carencias de micronutrientes y el sobrepeso y la obesidad– impone costes económicos y sociales inaceptablemente altos a los países de todos los niveles de ingresos. Mejorar la nutrición y reducir estos costos exige un enfoque multisectorial que comienza con la alimentación y la agricultura e incluye intervenciones complementarias en el ámbito de la sanidad pública y la educación. La función tradicional de la agricultura en la producción de alimentos y la generación de ingresos es fundamental, pero todo el sistema alimentario –desde los insumos y la producción, pasando por la elaboración, el almacenamiento, el transporte y la venta al por menor, hasta el consumo– puede contribuir en medida mucho mayor a la erradicación de la malnutrición.

Las políticas y la investigación agrícolas deben seguir respaldando el crecimiento de la productividad en relación con los alimentos básicos y al tiempo prestar mayor atención a alimentos ricos en nutrientes y a sistemas de producción más sostenibles. Las cadenas de suministro tradicionales y modernas pueden mejorar la disponibilidad de una variedad de alimentos nutritivos y reducir el desperdicio y las pérdidas de nutrientes. Los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil pueden ayudar a los consumidores a elegir dietas más saludables, reducir el desperdicio y contribuir a un uso más sostenible de los recursos proporcionando información clara y precisa y garantizando el acceso a alimentos nutritivos y variados”.

En cuanto al informe anual de la FAO, que también puede encontrarse en su página web, éste hace un balance preciso de la situación. Incorpora, además, una llamada a los gobiernos, a las organizaciones internacionales, al sector privado y a la sociedad civil para que ayuden a los consumidores “a tomar decisiones más saludables, reducir el desperdicio y contribuir al uso sostenible de los recursos proporcionando información clara y precisa y garantizando el acceso a alimentos nutritivos y variados”.

Asimismo publica un resumen sobre la situación actual que incluyo más abajo. De hecho, todos los informes relacionados con la información anterior pueden descargarse desde este enlace.

Resumen de ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación’.

Portada. Informe sobre 'El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. Fuente: fao.org.

Informe sobre ‘El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. Fuente: fao.org.

• La malnutrición en todas sus formas impone a la sociedad costos humanos y económicos inaceptablemente altos. Los costos asociados con la desnutrición y las carencias de micronutrientes son más altos que los relacionados con el sobrepeso y la obesidad, aunque estos últimos están aumentando rápidamente, incluso en países de ingresos bajos y medianos.

• Para hacer frente a la malnutrición es preciso un enfoque multisectorial que incluya intervenciones complementarias en los sistemas alimentarios, la sanidad pública y la educación. Este enfoque también facilita la consecución de múltiples objetivos, tales como una mejor nutrición, la igualdad entre los sexos y la sostenibilidad ambiental.

• En el marco de un enfoque multisectorial, los sistemas alimentarios ofrecen muchas oportunidades para realizar intervenciones que conduzcan al mejoramiento de las dietas y a una mejor nutrición. Algunas de estas intervenciones tienen el propósito principal de mejorar la nutrición. Otras intervenciones en los sistemas alimentarios, y en el entorno económico, social o político general, pueden afectar a la nutrición, aunque éste no sea su principal objetivo.

• La producción agrícola y el crecimiento de la productividad siguen siendo esenciales para una mejor nutrición, pero se puede hacer mucho más. La investigación agrícola debe seguir mejorando la productividad, al tiempo que se presta más atención a alimentos ricos en nutrientes como las frutas, las hortalizas, las legumbres y los productos de origen animal, y a sistemas de producción más sostenibles. Las intervenciones relacionadas con la producción son más eficaces cuando tienen en cuenta los papeles asignados en función del género y se combinan con la educación sobre nutrición.

• Tanto las cadenas de suministro tradicionales como las modernas presentan riesgos y oportunidades para lograr una mejor nutrición y sistemas alimentarios más sostenibles. Las mejoras en las cadenas de suministro tradicionales pueden ayudar a reducir las pérdidas, disminuir los precios y aumentar la diversidad de elección para los hogares de menores ingresos. El crecimiento de la venta al por menor y la elaboración de alimentos modernas puede facilitar el uso del enriquecimiento para combatir la malnutrición, pero el aumento de la disponibilidad de productos con un alto grado de elaboración y envasados puede contribuir al sobrepeso y la obesidad.

Logo. Fao.org.

Logo. Fao.org.

• En última instancia, los consumidores determinan lo que comen y, por lo tanto, lo que el sistema alimentario produce. Pero los gobiernos, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil pueden ayudar a los consumidores a tomar decisiones más saludables, reducir el desperdicio y contribuir al uso sostenible de los recursos proporcionando información clara y precisa y garantizando el acceso a alimentos nutritivos y variados.

• Es necesaria una mejor gobernanza -facilitada por apoyo político de alto nivel- de los sistemas alimentarios en todos los niveles para construir una visión común, respaldar políticas basadas en datos fehacientes y promover una coordinación y colaboración efectivas a través de medidas multisectoriales.

Un ecologista en El Bierzo.

El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2013. 2013. Fao.org. Pdf.

Adquir el informe completo. 2013. Fao.org.

Q&A on SOFA 2013 REPORT. 03/06/13. Youtube.com. FaoVideo. Entrevista con André Croppenstedt, economista de la FAO (en inglés, sin subtítulos).

La FAO recomienda consumir más insectos para acabar con el hambre

Pueden los insectos representar una alternativa creíble al hambre. Fuente: hilodirecto.com.mx.

¿Pueden los insectos representar una alternativa creíble al hambre? Fuente: hilodirecto.com.mx.

Hace pocos días leí en la prensa una noticia sobre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que me llamó poderosamente la atención. La organización internacional recomendaba un mayor consumo de insectos como una alternativa razonable para acabar con el hambre y justificaba su propuesta debido al elevado valor nutricional que estos tienen y a una producción barata de los mismos. Así, por citar un ejemplo, el contenido de proteínas, vitaminas y minerales de los gusanos de la harina es similar a la del pescado o la carne.

Para la FAO expandir la superficie dedicada a la agricultura no es ya una opción sostenible. Los océanos están sobreexplotados y el cambio climático augura complicaciones en la producción de alimentos. Para hacer frente a la hambruna, los expertos de la ONU creen que un mejor aprovechamiento de los insectos como alimento podría ser una alternativa interesante, sobre todo para la alimentación en las granjas de animales.

Según la FAO, entre las ventajas para montar granjas de insectos se situaría el hecho de que emiten menos gases de efecto invernadero que la mayoría del ganado (sólo las termitas y las cucarachas emiten metano) y que sus emisiones de amoniaco son también muy inferiores a las de la ganadería convencional, como los cerdos.

Informe FAO. 2013. El informe recomienda comer más insectos como alternativa al hambre. Fuente: 20minutos.es.

. El informe FAO 2013 recomienda comer más insectos como alternativa al hambre. 20minutos.es.

Por otra parte, comer insectos no es nada nuevo. O al menos no lo es en muchos lugares ajenos a nuestra órbita cultural, sobretodo en zonas cercanas a los trópicos y también donde quiera que los alimentos, por una u otra razón, escasean. Según el diario ‘El País’ los insectos que los humanos consumen mayormente son los escarabajos (31%), las orugas (18%), las abejas y hormigas (14%), los saltamontes, langostas y grillos (13%), las cigarras, saltamontes, chicharritas, cochinillas y chinches (10%), las libélulas (3%) y… las moscas (2%).

Son datos que quizás puedan animaros a consumir estos bichejos tan feos, aunque la realidad es que en países como el nuestro tal consumo resulta complicado, por no decir improbable, debido al rechazo generalizado que estos provocan. Y no es que -digo yo- no podamos llegar a acostumbrarnos a consumir saltamontes, escorpiones, arañas, avispas, moscas u otras ‘lindezas’ parecidas, sino porque -como bien dicen los expertos de la ONU- la dificultad principal reside en nuestra educación y costumbres. Sin embargo, la organización de las Naciones Unidas considera que éstas podrían verse modificadas con alguna que otra campaña de por en medio.

De todo lo antes dicho deduzco que las indicaciones de la FAO se orientan sobre todo a los países que ya han introducido en su vida cotidiana tales hábitos alimentarios. Con lo cual, dicho de paso, tampoco creo que el mencionado informe vaya a producir grandes cambios en esos lugares. Dicho esto sinintentar restar mérito a la iniciativa, puesto que mirados con optimismo posiblemente algunos de sus consejos podrían, si se llevasen a la práctica en nuestros lares, contribuir a disminuir el alcance de ciertas plagas relacionadas con algunos de estos insectos comestibles.

Después de todo, ¿acaso no consumimos nosotros caracoles? Y aunque a algunos ese pensamiento les provoque asco, lo cierto es que a otros, -como a mí mismo-, este menú nos encanta. También en otras culturas, como en la oriental, se comen perros, gatos e incluso, en la africana, monos. Algunos dicen que el SIDA nos llegó por esta última vía… Sin embargo, bien mirado, a nosotros no nos hacen ni pizca de gracia estas ideas.

Hoy, según datos de la misma FAO, -que la investigadora Esther Vivas nos recuerda-, nuestro planeta es capaz de producir alimentos suficientes en para unos doce mil millones de habitantes. Pero el problema no estriba tanto en la producción sino en su distribución. Una repartición que resulta complicado organizar, y más aún financiar, y que sin embargo resulta necesaria para asegurar una entrega equitativa de los alimentos y que estos puedan llegar en buenas condiciones hasta el lugar donde se necesitan.

En todo esto yo veo además un peligro añadido. El protagonizado por las grandes multinacionales que presionan a los gobiernos para quedarse con el monopolio de las semillas. Algunas de estas empresas, como por ejemplo Monsanto, establecen patentes que luego obligan al campesino a pagar un canon para poder continuar produciendo algo tan sencillo como una lechuga. O lo que se tercie.

Un plato variado y colorido a base de saltamontes. Fuente: informe21.com.

Un plato variado y colorido a base de saltamontes. Informe21.com.

Otros asuntos empresariales, como por ejemplo las grandes plantaciones de palma de aceite (el cultivo oleaginoso que mayor cantidad de aceite produce por unidad de superficie plantada), o de soja o maíz, destinados a la fabricación de biodiesel, están creando también serios desajustes en la cuestión alimentaria al conseguir elevar los precios de productos que son básicos en ciertas comunidades. El impacto medioambiental de tales comercializaciones es importante, pues significa un aumento de la deforestación de los bosques nativos y el desplazamiento de los cultivos tradicionales y variados. Y para la ganadería suponen la destrucción del ecosistema y la biodiversidad, así como la expulsión de los trabajadores rurales hacia otras áreas.

De lo anteriormente afirmado puede deducirse que mi respuesta para acabar con el hambre no pasa tanto por aumentar el número de las especies de insectos comestibles, como los que ya se comen habitualmente en ciertos países de África, Asia y América Latina –y que Vivas sitúa en el orden de las 1.900-, sino en exigir una mayor solidaridad en las políticas agrícolas y alimentarias mundiales.

En cuanto a ciertas afirmaciones que aseguran que casi dos mil millones de humanos ya estarían consumiendo insectos en su dieta habitual parecen fundadas.

Un ecologista en El Bierzo.

Un asiático se prepara para comer un escorpión. Fuente: eldiario.es.

Un asiático se prepara para comer un escorpión. Eldiario.es.

La ONU insta a comer insectos para combatir el hambre en el mundo. 13/05/13. Elpais.com.

Edible insects: Future prospects for food and feed security (Insectos comestibles. Perspectivas de futuro para la seguridad alimentaria y la alimentación). 2013. FAO. (En inglés).

¿Comer insectos para acabar con el hambre? 18/05/13. Esthervivas.com.