Archivo de la etiqueta: Obituario

Fallece “Santi el de Urz”, activista social y ecologista leonés

Santiago Rodrríguez. Magallón, en una foto de juventud.

Santiago Rodríguez. Magallón, en una foto de juventud.

El activista social, ecologista y político, Santiago Rodríguez Magallón, natural de León, falleció en su ciudad el pasado martes (día 10), a los 71 años de edad.

“Santi el de Urz”, como se le conocía, en referencia a la histórica asociación ecologista leonesa de la que fue cofundador y con la que tan plenamente se , se fue con el frío, siendo enterrado ayer en el cementerio de Puente Castro de la capital.

Tras haber resistido a un cáncer y sobreponerse a un infarto, fue finalmente una neumonía la que se llevó por delante la vida de este histórico activista social, un referente del ecologismo, la igualdad de género y el bienestar de la ciudadanía, de la tierra y de sus habitantes. “Corazón verde y alma libre”, como le definían sus compañeros en Urz, maduró al mismo tiempo que lo hacía el colectivo ecologista, nacido en la década de los 80 con una clara vocación provincial y muy activo en la preservación del medio ambiente. Desde las históricas batallas contra los pantanos de Riaño y Omaña,  a la demanda de carriles bici en la capital.

Santiago Rodríguez Magallón en una foto reciente. Facebook.com

Santiago Rodríguez Magallón en una foto reciente. Facebook.com.

Maestro de profesión, aún se recuerda su paso por la escuela de Gradefes, al igual que su vinculación con el Movimiento Cooperativo de Escuela Popular (MCEP) de la Pedagogía Freinet. También trabajó como educador en la Fundación Isadora Duncan, pero fue sobre todo en el ámbito social y político donde más se le reconoció su labor. La periodista Ana Gaitero, que le trató personalmente, destaca de él, -en un reciente artículo escrito como obituario-, que “allí donde había una semilla de innovación y de lucha, allí estaba Santiago”.

Rodríguez Magallón participó en la lucha social, -que algunos veteranos como yo todavía recordamos- para conseguir un presupuesto institucional mínimo en ayuda a la  cooperación internacional del 0,7%, así como en múltiples otras causas sociales y ecologistas. También se implicó activamente, como ya lo adelanté antes, en la oposición a la construcción del pantano de Riaño, junto a “tejadistas” como Ramiro Pinto.

En la política, Rodríguez Magallón se vinculó al partido de Los Verdes, siendo su candidato en 1991 a las Cortes de Castilla y León por la provincia leonesa. En los últimos años se sumó a movimientos sociales como el 15M, eligiendo presentarse por “La Sobarriba en Común” en las elecciones municipales de 2015.

Marc Viader y Santiago Rodríguez Magallón, en un homenaje al último. Diariodeleon.es. Foto: Jesús.

El escritor Marc Viader y Santiago Rodríguez Magallón, en un homenaje a este último. Diariodeleon.es. Foto: Jesús.

Participante en el Grupo Autónomos, fue fundador de la Casa por la Paz en Quintanilla de Somoza y se manifestó contra el Campo de Tiro del Teleno, además de ser miembro de la coordinadora Pacifista, de la Coordinadora Ecologista de León y de Castilla y León, de la Coordinadora contra los Grandes Embalses (Riaño y Omaña), del MCEP (Movimiento Cooperativo de Educación Rural), del Colectivo de Educación Rural y de ARENCI por la Renta Básica, entre otras variadas actividades. Además, frecuentó con asiduidad las tertulias del Fornos, del Cardo, del Velarde o del CCAN.

La Asociación Urz, La Sobarriba en Común e Izquierda Unida (este último partido por boca de su coordinadora provincial, Eloina Terrón), así como su amigo Ramiro Pinto, Elisa Vidal y  tantos otros, amén de la familia (a la que envío mi sentido pésame), han lamentado públicamente y a través de las redes sociales la gran pérdida que supone la desaparición de quien con tanto ahínco defendió las causas sociales y ecologistas en la provincia leonesa.

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (I)

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (I)

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (II)

Entrevista a Santago Rodríguez Magallón. 23 mayo 94. La Crónica 16 de León (II)

En una emotiva despedida, Ramiro Pinto destaca de su compañero que “fue un apoyo y un referente de las luchas emprendidas en los últimos cuarenta años”. “Santiago fue el relevo de una generación que luchó por la democracia, por una sociedad más justa, más libre y más amable”. A lo que añade: “Santiago fue, sobre todo, “un razonador incansable para la crítica de una sociedad cada vez más irracional”.

Un ecologista en El Bierzo.

Fallece el histórico activista Santiago Rodríguez Magallón.10/01/17. Lanuevacronica.com.

Adiós a un corazón verde y un alma libre. 11/01/17. Diariodeleon.es.

Fallece un histórico del activismo social y ecologista de León, Santiago Rodríguez Magallón. 10/01/17. Ileon.com.

Chenjerai Hove: voz del pueblo en Zimbabue

El poeta y escritor Chenjerai Hove.

El poeta y escritor zimbabuense Chenjerai Hove.

Poca información he podido encontrar sobre Chenjerai Hove, el poeta, novelista y ensayista, obligado a exiliarse de su Zimbabue nativa, la antigua colonia británica de Rodesia del Sur, quien dedicó una buena parte de su vida a dar voz a los sin voz.

En la página de obituarios del 1 de agosto de ‘El Mundo’ aparece una reseña sobre el también activista sobre cuyo fallecimiento, acaecido el pasado día 12 de julio como consecuencia de una insuficiencia hepática, poco se ha dicho. De hecho, apenas aparecen informaciones sobre este hecho utilizando el buscador ‘Google’, no más que sobre el autor, por lo que me he visto obligado a recurrir a la utilización de documentos en inglés y francés.

En la Wikipedia su biografía no sobrepasa las dos líneas y no aparece ninguna fotografía de él, aunque felizmente sí todas sus publicaciones y también otros datos de importancia. Con todo, es muy poco si se tiene en cuenta que se puede asegurar que Hove está reconocido como una de las figuras más destacadas de la literatura moderna de Zimbabue, junto a autores como Dambudzo Marechera, Yvonne Vera o Charles Mungoshi.

Chenjerai Hove falleció a la edad de 59 años, según alguna información en Oslo, la capital de Noruega, país que le acogió después de una huida en solitario como exiliado político que, en un primer momento, le llevó a Estados Unidos y después a Francia.

Su historia personal despertó mi interés, entre otros motivos, precisamente por el silencio de Occidente sobre su figura, un mutismo yo diría que indecente y que se hace extensible, en general, a todo el continente africano. Un secretismo culpable y voluntario sobre algunas de las crueldades que han acompañado a la descolonización de este gran continente, tan injustamente marginado.

El poeta y escritor Chenjerai Hove.

El poeta y escritor Chenjerai Hove. 2014.

El mismo Hove recordó esta realidad en alguno de los seminarios literarios que presentó después de la independencia de Zimbabue, acaecida en el año 1980. Hove dijo que los escritores de su generación tenían una pesada responsabilidad, la carga de llamar la atención sobre un mundo cuyos gritos de impotencia Occidente está dispuesto a acallar. “Como escritores –dijo- nosotros también tenemos que dar la vuelta y ser publicistas por el bien de la supervivencia de nuestro pueblo.”

Como Voltaire, Hove creía que la mejor manera de deshacerse de los dictadores era mofándose de ellos. Y es así que en una de sus columnas convidó a sus lectores a recordar  historias que conocían desde que eran niños, como aquella del mono orgulloso que se subió a la cima del árbol más alto para buscan el aplauso de los de abajo.

Lo cierto e s que Hove nunca tuvo miedo de decir la verdad  y que por esto fue perseguido y obligado a vivir fuera de su país. Y también, lamentablemente, a morir lejos de él, perseguido por el régimen tiránico de Robert Mugabe, uno de los dictadores más longevos del continente africano. En su momento, Mugabe fue considerado por los suyos como el libertador del colonialismo, para con el paso del tiempo llegar a convertirse en un gobernante criminal y despótico.

Poeta del pueblo.

Chenjerai Hover. 2015. Bbc.com.

Chenjerai Hover. 2014. Bbc.com.

Chenjerai Hove nació en Mazvihwa (en la antigua Rodesia del Sur) el 29 de febrero de 1956, en el seno de una familia campesina. Para los que creen en los signos zodiacales recordaré que fue Acuario, un signo visionario.

Hijo de padres luteranos, se convirtió al catolicismo tras estudiar sucesivamente en dos colegios católicos: el Kutama, situado en Harare, y el de los Hermanos Maristas, en Hwange. En 1977 Hove se graduó en como profesor universitario y trabajó como tal hasta 1981, para después hacerlo para una editorial y estudiar en su tiempo libre Lengua y Literatura en la Universidad de Zimbabue, en Harare (anteriormente conocida como la Universidad de Sudáfrica).

Su carrera literaria, con obras escritas en inglés y en su lengua nativa (shona), comenzó en 1982 con un primer libro de poemas, ‘Up in Arms’, donde describía las emociones vividas durante y después de las batallas por la independencia de su país.

Entre 1984 y1989 fue presidente de la Unión de Escritores de Zimbabwe (ZWU), publicando en 1986 su primera novela, ‘Masimba Avanhu?’ (‘¿Es éste el poder de la gente?’) en su lengua natal. Sin embargo,  el éxito de la crítica no le llegó hasta el año 1989, cuando ganó el prestigioso Premio Noma por su novela ‘Bones’ (1988), en la que contaba la historia de Marita, una de los cientos de miles de mujeres zimbanbuenses establecidas en la capital que busca a un hijo alistado  en las fuerzas guerrilleras anticolonialistas y que nunca regresó. La novela recibió buenas críticas y fue traducida a varios idiomas. A ésta le siguieron dos otras novelas importantes: ‘Shadows’ (1991) y ‘Ancestros’ (1996).

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe. 2015. Dailystormer.

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe. 2014. Dailystormer.

La mordacidad de la escritura  de Hove y su postura crítica con el gobierno poscolonial de Robert Mugabe, y con el partido gobernante, ZANU, provocó que su casa  en Harare fuera allanada por la policía secreta en 2001. Ésta se apropió de sus manuscritos, destrozó sus equipos y amenazó también a la familia del escritor.

Ese mismo año Hove decidió huir al extranjero con el respaldo del Parlamento Internacional de Escritores, dejando atrás a su esposa y sus cinco hijos. Inicialmente encontró un trabajo temporal en Francia y luego estuvo, brevemente, en EE.UU. Finalmente se trasladó a Stavanger, en Noruega, invitado por la Red Internacional de Ciudades Refugio (ICORN, por sus siglas en inglés), una organización que ayuda a los escritores en peligro o exiliados.

Desde esta ciudad Hove nunca dejó de reflexionar y escribir sobre la situación política de su país natal. “Las dictaduras y tiranías son transitorias: vienen y pasan”, apuntó el literato en un momento de su exilio.

Manifestación contra Mugabe. Londres, 2006. Wikipedia.org.

Manifestación contra Mugabe. Londres, 2006. Wikipedia.org.

Hove se vió honrado en Gran Bretaña, Alemania y Escandinavia, y aunque su sueño de regresar a su país en olor de democracia no se pudo cumplir resulta del todo evidente que su figura quedará para siempre asociada a la lucha por las libertades en África. Entre los numerosos reconocimientos recibidos, Hove obtuvo el premio Alemania-África en 2001, por su contribución a la libertad de expresión a través de sus artículos. En 1990 fue miembro fundador de la Asociación por los Derechos Humanos de Zimbabue (Zimbabwe Human Rights Association).

Para el cineasta Farai Sevenzo “Hove fue uno de los talentos de escritura más increíbles que he conocido, muy en la tradición del escritor keniano Ngugi wa Thiong’o“. Para Helge Lunde, el director ejecutivo del ICORN, Hove fue además un “gran escritor, novelista, poeta y dramaturgo”, pero sobre todo “un luchador por la libertad y la lucha por los derechos humanos en su país”.

El exilio fue sin duda una experiencia dolorosa para este escritor sensible cuyo alimento espiritual siempre se nutrió de las mitologías de su país, y en especial de la rica tradición de su propia comunidad, la shona. Al final, Hover no pudo cumplir la promesa hecha a su madre en el momento de su autoexilio, en 2001, asegurándole que volvería a reunirse con ella en Zimbabue. Sin embargo, sí llegó a reunirse consu hermana y a su mujer, a las que no veía desde hacía catorce años, aunque fuera sólamente antes de morir.

'Bones' supuso el reconocimeinto literario de Chenjerai Hove. Bbc.com.

‘Bones’ supuso el reconocimeinto literario de Chenjerai Hove. Bbc.com.

Ahora su familia quiere que su cuerpo regrese a Zimbabue, pero esto parece por ahora bastante complicado e improbable. Si las autoridades llegasen a permitir que sus restos regresaran al país es seguro que recibiría el aplauso de miles de hombres, mujeres y niños, de los que -durante su corta vida- Hove eligió  convertirse en su voz pública.

Un ecologista en El Bierzo.

Zimbabwe writer Chenjerai Hove dies. 13/07/15. Bbc.com (en inglés).

Chenjerai Hove, le romancier qui avait défié Mugabe. 15/07/15. Rfi.fr (en francés).