Archivo de la etiqueta: Orgánica y resto

Sobre la necesidad de importantes cambios estructurales en el sistema de recogida de las basuras

Ayer por la tarde se han celebrado las II Jornadas de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras (COOO) del Bierzo sobre ‘Otra economía es posible’ centradas en  la creación de empleo y gestión de los residuos. Lo hicieron en colaboración con el Campus Noroeste de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) y al encuentro asistió medio centenar de interesados.

La edición de este año ha versado casi íntegramente sobre el tratamiento de los residuos, con particular incidencia en el de los biorresiduos y el importante papel que podrían tener en la generación de empleo. Una pancarta colocada delante de la mesa de los ponentes nos lo recordaba, con amable insistencia, y también que otro tipo de economía es posible. Es decir, que existen alternativas al modelo productivo actual.

En un artículo aparte intentaré resumir las diferentes intervenciones, incluidas la presentación de las Jornadas y la intervención del alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, que ofició como anfitrión de las mismas, aunque después tuviera que ausentarse por compromisos oficiales. En sus declaraciones a la prensa manifestó su buena disposición a emprender una experiencia piloto del sistema conocido como ‘Puerta a puerta’ de recogida de basuras, que es lo que destaca la prensa hoy.

Sin embargo, ni él ni nunguno de los ediles que le acompañaban se quedó a escuchar  las conferencias. Y es una lástima que no lo hicieran, porque realmente se ofrecieron en ellas informaciones de lo más interesantes, sobre todo en lo que respecta a la creación de empleo, aparte del interés que tiene percatarse de que hemos llegado a un final de ciclo en el que ya no se puede ignorar la necesidad de intervenir en el control y reciclado de los residuos.

Si el alcalde se hubiese quedado allí, o su concejala de Medio Ambiente, probablemente se hubiese interesado por algunas de las cuestiones que desde hace un lustro venimos recordándole los ecologistas en relación con el Plan de Integral de Residuos de la Junta, absolutamente demodado y ajeno a la realidad actual. De hecho, el edil Santiago Macías, que acompañó al alcalde (aunque no intervino públicamente) sabe muy bien de qué hablo, puesto que él fue quien leyó el manifiesto que redactamos los grupos ecologistas cuando la gran manifestación contra la subida abusiva de la tasa de recogida de los residuos de Gersul.

Predicar en el desierto.

Hace pocos días, al anunciar en el blog de la Asociación Cultural de Ecobierzo estas Jornadas, reseñaba la existencia en la misma de numerosas noticias en relación con el pésimo funcionamiento de la recogida de las basuras en Ponferrada y en el Centro de Tratamiento de Residuos de San Román de la Vega. Un tema sobre el que he publicado docenas de artículos, igual que si predicase en el desierto. Y no lo decía porque los profesionales del transporte no realicen adecuadamente su trabajo, sino porque no existe una cultura, que muchas veces es también el resultado de una formación y preocupación de las autoridades en enseñar, que garantice la correcta separación ciudadana de los residuos ya en el origen. Lo que es, como ayer nos lo recordaba Mikuel Izaguirre, el ex alcalde de Urnieta (Guipúzcoa), la clave del éxito en esta cuestión.

Entre otras propuestas, viejas como decía de más de un lustro, y gráficamente acreditadas por numerosas fotografías, se encuentra la de modificar la actual recogida de residuos asignando un contenedor exclusivo a la recogida de la fracción orgánica de los mismos. Y no como se realiza actualmente, pues éstos se mezclan con diferentes restos, lo que impide su transformación en compost (abono). Algo que, por otra parte, ha contribuido a reducir la vida útil del vertedero del CTR de la provincia a casi la mitad.

Una segunda propuesta realizada a través del blog de  Ecobierzo ha sido la implantación del sistema de recogida conocido como ‘Puerta a puerta’ para el ámbito rural, y la creación de plantas de compostaje locales destinadas al reciclado completo de la materia orgánica, lógicamente acompañadas de algunos ‘puntos limpios’.

Todo esto volví a recordarlo en el turno de intervenciones, en una intervención breve realizada una vez finalizadas las ponencias. Y lo hice preguntando, quizás algo insidiosamente, cómo era posible que ni los sindicatos, ni los partidos políticos, han intervenido en un asunto que significa para la Comunidad la pérdida de millones de euros cada año. También señalé que me encontraba viviendo en la primera población donde se implantó el sistema piloto de recogida de las basuras en Cataluña, en concreto en Torrelles de Llobregat (Bajo Llobregat), y aunque no lo dije entonces ahora señalo que estuve trabajando en su control durante varios años, desde una asociación ecologista ‘La Hormiga’, que creamos por esas fechas quienes nos preocupábamos por estos temas en el pueblo. Más tarde tuve, además, la ocasión de trabajar directamente en el proyecto como conductor de uno de los camiones de la recogida de las basuras.

Así pues, conozco bien esta experiencia de recogida selectiva, que alcanza ratios de recogida selectiva de hasta el 81 por ciento, como explicaba el invitado del País Vasco. No logró sorprenderme con esas cifras, porque son porcentajes de reciclado que nosotros alcanzamos también rápidamente allí.

Me encontré agradablemente impresionado, en cambio, por los estudios que está realizando el sindicato CCOO sobre creación de empleo a raíz de la implantación del sistema de recogida de basura ‘Puerta a puerta’. Una forma de recogida selectiva que precisa una estrecha colaboración ciudadana y que supera hasta en un 50% a los mejores resultados alcanzados por otras experiencias relacionadas.

Como, por ejemplo, las consistentes en la instalación en la calle de un quinto contenedor destinado únicamente a la recogida de materia orgánica. Representan varios miles de puestos de trabajo en la Comunidad, del orden de los 14.000 señaló Jesús Pérez Gómez (ISTAS-CCOO) y que además tienen el privilegio de ser ‘sostenibles’. Es decir, que se ciñen a un espacio territorial del que son inseparables, algo realmente interesante cuando hablamos de luchar contra la constante desertización del medio rural.

En ese ámbito es también donde se ha de imponer el plan ‘Basura Cero’, como ocurría antaño, cuando casi todo, de un modo u otro, se reciclaba sin problemas dentro del mismo. En el medio rural hemos de lograr recuperar la totalidad de la materia orgánica, y fabricar con ella el abono del que tan necesitados están nuestros bosques, campos y cultivos.

A lo que se dijo hace cinco años remito al lector. Si he defendido la introducción en el Plan Integral de Residuos de la Junta de Castilla y León del contenedor único de la materia orgánica no ha sido porque no crea que, al menos en las poblaciones de hasta cierta población, quizás en torno a los diez mil habitantes (habría que consultar las experiencias habidas en Cataluña y el País Vasco en el ámbito), no sea mejor utilizar un servicio de recogida ‘Puerta a puerta’. Sino porque, como bien se señaló en una de las ponencias, la ciudadanía es conservadora. Quizás olvidó decir que los políticos también. Y que ninguno de ellos quiere aventurarse a establecer cambios draconianos en un servicio que atañe a todos los ciudadanos y en el que cada uno parece que siempre tenga algo que opinar al respecto.

Es importante pues, que empiecen a organizarse estas experiencias piloto para que la gente se conciencie poco a poco de su valor. Y que se perciba su necesidad, tanto como que hay ciertas críticas al mismo (que si iban a ser un nido de ratas, que si iban a producir malos olores, etc.) que son totalmente infundadas, como así lo ha demostrado la experiencia.

Esperemos que nuestros políticos estén a la altura del reto que significa la la nueva Ley de Residuos, fruto de la transferencia de una directriz europea sobre reciclado de los residuos que establece objetivos de reciclado de la materia orgánica del 50% para el año 2010 (sobre el total de la producción), aunque resultan bastante menos ambiciosos en el caso de los plásticos.

El ayuntamiento de Ponferrada tiene la oportunidad de iniciar el sistema en alguna de sus pedanías, sino algún otro municipio acabará haciéndolo, lejos del ámbito ponferradino. Si el alcalde o sus ediles hubiesen visto los gráficos proyectados ayer sobre la eficacia de este sistema novedoso, en comparación con los tradicionales, tendríamos ganada la mitad de la batalla. En ese sentido lamento la ausencia, asi como la de otros concejales de otros municipios bercianos, en estas Jornadas. Desde estas líneas les animo sinceramente a escuchar las conferencias, que grabó la Uned para su publicación, como acostumbra a hacer, a través de su página web.

Un ecologista en El Bierzo.

CCOO del Bierzo organiza las II Jornadas ‘Otra economía es posible’ sobre creación de empleo y gestión de los residuos. 28/01/14. Ecobierzo.wordpress.com.

Los ecologistas reclaman que la materia orgánica se recoja separada del “resto”, lo que permitiría su aprovechamiento para producir abono y reducir la saturación del CTR. 28/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.