Archivo de la etiqueta: Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación

805 millones de personas padecen hambre crónica según la FAO

Para erradicar el hambre se debe dar prioridad a los agricultores familiares. 14 sept. 2014. Fuente: fao.org.

Para erradicar el hambre se debe dar prioridad a los agricultores familiares. 14 sept. 2014. Fuente: fao.org.

Anteayer, día 17 de octubre, la Organización de Naciones Unidas (ONU) convocó el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que viene celebrándose desde 1993. Para este año el tema elegido fue: “No dejar a nadie atrás: pensar, decidir y actuar juntos contra la pobreza extrema”. Y aún a toro pasado he decidido volver a abordar este asunto que me conmueve y desazona enormemente. La prioridad de la humanidad.

En realidad, he de decir que la celebración casi  me pasa desapercibida, pues apenas miro la televisión y la información que me llega es a través de la radio, la prensa, Internet. Y sí, algo me llegó, pero no en la medida que debería ser. Considero la lucha contra la pobreza y el hambre  un tema prioritario, y por lo tanto lo sitúo por delante de cualquier otro, incluidas las posibles investigaciones espaciales.

Informe. El estado mundial de la agricultura y la alimentación. 2014. Fao.org.

Informe. El estado mundial de la agricultura y la alimentación. 2014. Fao.org.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hace años que proclama que el planeta está en condiciones de alimentar no sólo a los siete mil millones y medio de habitantes, sino hasta doce mil millones. Y yo estoy convencido de que podría eliminarse el hambre en el mundo cambiando sencillamente las prioridades en los gastos de las naciones.

No me parece ético, ni humano, que todos los años se inviertan más de 3.000 millones de dólares en armas y otros gastos militares mientras que, en algún lugar del mundo, un ser humano agoniza de hambre. Y son millones los que mueren así todos los años.

He leído en algún lugar que las ONG’s sitúan las muertes infantiles debidas al hambre en 8.500 diarias. En 2012, el que fuera relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación entre los años 2000 y 2008, Jean Ziegler, declaró en una entrevista que cada cinco segundos un niño de menos de 10 años moría de hambre. Lo que es obviamente inaceptable. Son cifras que superan ampliamente las muertes debidas al VIH o el ébola, o a ambas  juntas. Se trata de un asesinato silencioso, vergonzoso y del que apenas nadie habla.

La movilización y la protesta contra la inmensa injusticia que es el hambre han de proseguir y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza ha de incitarnos a la movilización permanente, que a veces arrinconamos, inmersos como nos encontramos en otras preocupaciones o actividades diarias.

Cita Federico Mayor Zaragoza en su blog, en un artículo dedicado a la efeméride, una frase de Jean Ziegler: “El hambre es la más activa y horrenda arma de destrucción masiva”. Y cuánta razón tienen ambos. Porque el hambre mata, y mucho. Pero no sólo físicamente, sino también psíquica y moralmente. Allí donde hay hambre no hay desarrollo, ni siquiera cultura, y la comida se convierte en la preocupación esencial de quien padece tal necesidad.

“Los amos del mundo deciden a diario quién va a morir de hambre”

Jean Ziegler en la feria del libro de Fránkfurt. 2009. Wikipedia.org. Foto: Dirk Schneider.

Jean Ziegler en la feria del libro de Fránkfurt. 2009. Wikipedia.org. Foto: Dirk Schneider.

Jean Ziegler es vicepresidente del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y profesor de sociología en la Universidad de Ginebra y la Sorbona. Autor de numerosos libros, está considerado como “el azote del capitalismo”.

En 1964 coincidió con el Che Guevara en Ginebra, a quien sirvió de chófer durante una visita que realizó el guerrillero a la ciudad suiza con motivo de la Conferencia del Azúcar.

En junio de 2012, en relación con la deuda externa de algunos países, entre ellos España, Ziegler declaró que se trataba de una deuda odiosa o ilegítima ya que según el profesor “vivimos en un orden mundial criminal y caníbal, donde las pequeñas oligarquías del capital financiero deciden de forma legal quién va a morir de hambre y quién no”.

En el año 2000 Jean Ziegler publicó el libro ”El hambre en mundo explicada a mi hijo” (con Gilles Perrault y Maurice Cury), en el que ofrece una explicación muy didáctica sobre las causas del hambre a partir de algunas preguntas comunes de la gente. Basado en el libro, se realizó un vídeo, pensado en los jóvenes , a los que se invita a profundizar sobre este tema.

Ciertamente estamos muy preparados para la protección frente a enemigos potenciales. ¿Pero lo estamos contra el hambre? ¿O la pobreza? ¿Cuánto dinero gastan las naciones pudientes para reducir la extrema pobreza y las enfermedades propias de las inhumanas condiciones en que viven quienes padecen estas miserias?

Federico Mayor Zaragoza. Fuente: superandoelsida.ning.com.

Federico Mayor Zaragoza.

Una solución, como bien nos recuerda Federico Mayor Zaragoza, entre tantas más, es “compartir y atender a las grandes prioridades: alimentación, agua, salud, medio ambiente, educación y paz”.

Por desgracia, cada vez sucede más lo contrario. Así, hemos visto como con la llegada de la crisis lo primero que se ha recortado es la ayuda al desarrollo, tanto en Europa como en España. Así como el mismo Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Sí, amigo Mayor Zaragoza, nada bueno podemos esperar de los “grupos plutocráticos que han impuesto el neoliberalismo globalizador”. Por esto necesitamos un cambio. Más claro, agua.

Martín Caparrós, un escritor argentino que acaba de publicar un libro sobre la situación del hambre a nivel mundial nos recuerda sólo tres cifras la cuestión del hambre: 900 millones de personas no comen lo suficiente en todo el mundo; cada día mueren veinticinco mil por causas relacionadas con el hambre; y si en 1970 se calculaban 90 millones de desnutridos en África esta cifra se elevaba a 400 millones cuarenta años después.

El pasado día 16 se octubre fue el Día Mundial de la Alimentación, y con motivo de esta celebración varias organizaciones cristianas (Manos Unidas, Justicia y Paz, Confer, Redes, Obras Misionales Pontificias y Cáritas) redactaron un manifiesto conjunto en el que constatan que “805 millones de personas siguen pasando hambre en el mundo”. Y esto “a pesar de la tendencia positiva en la disminución del hambre recogida en el último informe de la FAO”. Hoy, “una de cada nueve personas sufre desnutrición crónica” según estas organizaciones, “mientras que en el mundo se desperdicia el 30% de todos los alimentos producidos”, subrayan.

Necesitamos unir todas las voces contra esta injusticia. Ciertamente es preocupante el cambio climático, pero aún lo es más este silencio social ante la presencia del hambre en el mundo. Esas personas necesitan justicia, no caridad. Y un giro en la organización mundial que les permita proveerse de sus propios alimentos. Unamos pues nuestras voces para reclamar en favor de los que sobreviven en condiciones de extrema precariedad.

Apoyemos a las ONG’s y demás instituciones nacionales e internacionales que luchan contra el hambre, para aliviarla y remediar definitivamente una situación que afecta a millones de hermanos nuestros.

¡Pobreza cero! Juntos sí podemos.

Un ecologista en El Bierzo.

Martín Caparrós, autor de 'El hambre'. 2014. Excelsior.com.

Martín Caparrós, autor de ‘El hambre’. 2014. Excelsior.com.

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. 17/10/14. Un.org.

Día Mundial de la Alimentación #BAD2014. 16/10/14. Pobrezacero.wordpress.com.

Desciende el hambre en el mundo, pero 805 millones de personas sufren todavía subalimentación crónica. 16/09/13. Fao.org.

El estado mundial de la agricultura y la alimentación. 2014. Fao.org.

Jean Ziegler: “Los amos del mundo deciden a diario quién va a morir de hambre”. 31/05/12. 20minutos.es.

Martín Caparrós, disecciona el hambre. 29/08/14. Excelsior.com.

17 de octubre, Día Internacional Contra el Hambre. 17/10/14. Federicomayor.blogspot.com.es.

El hambre en el mundo explicada a mi hijo. Youtube.com. 22/02/13. Edgardo Gamboa.

La Vía Campesina denuncia el engaño de la ‘agricultura climáticamente inteligente’

Cultivo campesino en terrazas. Sudamérica. Fuente: ecocosas.com.

Cultivo campesino en terrazas. Sudamérica. Fuente: ecocosas.com.

“Ultimadamente, la agricultura climáticamente inteligente intenta ocultar y eliminar la necesidad de una reforma agraria y de tierras. También oculta y miente sobre el tema de la escasez de tierra y de los recursos naturales” (La Vía Campesina).

Este párrafo forma parte de un texto que, ccoincidiendo con la cumbre climática celebrada en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, el pasado día 23, publicó el Movimiento Campesino Internacional en su página web oficial.

Su título es ya de por sí mismo suficientemente elocuente: ‘Desenmascarando la Arquitectura Climática Inteligente’. Se trata de un artículo crítico con la “economía verde” defendida por las grandes corporaciones químicas y por el capital, un concepto que  la Vía Campesina rechaza. Sin duda una lectura que se presta a una interesante discusión y que las grandes agencias de comunicación ignoran u ocultan.

Hoy más que nunca, en ciertos niveles, se cuestiona el sistema de producción agroindustrial surgido laRevolución Verde promovida por los Estados Unidos una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. Los sectores más críticos señalan que se trata de un gravísimo atentado contra la biodiversidad, los suelos y su fertilidad y también el agua dulce en el planeta.

Estos consideran que el uso y abuso de tóxicos y derivados del petróleo, para controlar malezas e insectos, y fertilizar la tierra, no sólo pone en jaque al ecosistema sino que además resulta caro, es ineficiente y contribuye a crear malas hierbas más resistentes, más plagas, y suelos más erosionados y dependientes del aporte externo de nutrientes, viéndose asimismo más fácilmente afectados por éstas o por los problemas climáticos.

La poca legitimidad que le quedaba a la Revolución Verde recibió el golpe de gracia en Johannesburgo (Sudáfrica) con la publicación en abril del 2008 del informe Evaluación Internacional del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola’. Un estudio de casi tres años de duración sobre la agricultura mundial, patrocinado por agencias de la Organización de Naciones Unidas como la FAO y el Banco Mundial.

El informe IAASTD (por su sigla en inglés) involucró a 450 científicos a nivel internacional y estuvo conducida por una estructura organizacional compuesta por representantes de 58 gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, sector privado, organizaciones de productores y consumidores y organizaciones internacionales.

El estudio advirtió que la agricultura industrial estaba degradando los recursos naturales de los cuales depende nuestra supervivencia, amenazaba los recursos de agua y energía y entorpecía los esfuerzos por combatir el calentamiento global.

Un ecologista en El Bierzo.

Desenmascarando la Agricultura Climáticamente Inteligente, por la Vía Campesina.

Vía Campesina denuncia el engaño de la Agricultura Climática Inteligente. NY, 23 sept. 2014.

Vía Campesina denuncia el engaño de la Agricultura Climática Inteligente. NY, 23 sept. 2014.

Como mujeres, hombres, campesinos, pequeños granjeros familiares, migrantes, trabajadores rurales, indígenas y jóvenes de la Vía Campesina, denunciamos a la Agricultura Climáticamente Inteligente, la cual se nos presenta como la solución para resolver el cambio climático y como un mecanismo para el desarrollo sustentable.

Para nosotras y nosotros lo que queda claro es que bajo la apariencia de abordar el problema persistente de la pobreza en el campo y el cambio climático, no hay nada nuevo. Más bien, es la continuación de un proyecto iniciado con la ‘Revolución Verde’ en la década de 1940 y que continuó de los 70 a los 80 con los proyectos de Reducción de Pobreza del Banco Mundial y los intereses de las corporaciones involucradas.

Estos proyectos, como la mentada llamada ‘Revolución Verde’, diezmaron las economías campesinas particularmente en el Sur, al grado que muchos países, como México, por ejemplo, que fueron auto-suficientes en producción de comida en un par de décadas se hicieron dependientes del Norte para poder alimentar a su población.

La consecuencia de estos proyectos, dictados por la necesidad de expansión del capital industrial, fue el acaparamiento y la integración de los productores y la producción agrícola tradicional con la agricultura industrial y su régimen alimentario. Un régimen que se basa en el aumento de la utilización de químicos altamente tóxicos, dependiente en los insumos basados en combustibles fósil y la tecnología, la creciente explotación de trabajadores agrícolas y rurales, y la pérdida de la biodiversidad; la alimentación bajo control de las corporaciones y de los grandes productores agrícolas industriales que han sido los beneficiarios de estos proyectos. El resultado ha sido la pérdida de la seguridad y la soberanía alimentaria, la transformación de países de exportadores netos de comida a importadores, no tanto porque no pueden producir comida sino porque ahora producen materia prima para producir alimentos industriales, para elaborar combustibles y para fabricar productos para su venta y especulación en los mercados financieros mundialmente.

Hoy en día, varios de los mismos actores de esos proyectos, como el Banco Mundial, son las fuerzas atrás de la imposición de la agricultura climáticamente inteligente como solución para resolver el cambio climático e incrementar el ingreso de los campesinos pobres con la misma tesis fallida de que lo que se necesita es incrementar su productividad. Es claro que la intención es implantar el mercado de la Revolución Verde como una solución al cambio climático, a la pobreza y además como una propuesta de desarrollo sostenible en el medio rural. Identificamos esto como parte de un largo proceso de proyectos de ajuste estructural “verdes” requeridos por un sistema económico y una clase política en apuros, porque han agotado otros lugares para sus enormes inversiones financieras y ahora ven la agricultura y las tierras agrícolas como la nueva frontera para dichas inversiones especulativas.

La agricultura climáticamente inteligente empieza con la decepción de no diferenciar entre los efectos negativos de la agricultura industrial y las soluciones reales de la agricultura campesina y tradicional que ha contribuido al alivio de la pobreza, a remediar el hambre y a aminorar el cambio climático. Por lo contrario, la agricultura climáticamente inteligente socializa y achaca de igual forma a todos los modos de producción agrícola los efectos negativos que la producción industrial agrícola y de comida ha provocado y rehúye reconocer y aceptar las diferencias entre agriculturas y producción agrícola. La mayor parte de la actividad agrícola que ha contribuido significativamente a la emisión de gases tipo invernadero ha sido de la agricultura convencional o industrial, no de la agricultura campesina.

El uso de plaguicidas, herbicidas y fertilizantes, así como nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento creció en las décadas después de la II Guerra Mundial. Wikipedia.org. Foto: Charles O'Rear.

El uso de plaguicidas y nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento creció tras la II Guerra Mundial. Wikipedia.org. Foto: Charles O’Rear.

La agricultura climáticamente inteligente va a provocar más concentración de la tierra al empujar a los productores campesinos y familiares a proyectos del Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y otras instituciones, creando una dependencia en las llamadas nuevas tecnologías a través de los paquetes completos que incluyen la prescripción de “variedades climáticamente inteligentes”, insumos y créditos, ignorando la mayoría de las técnicas tradicionales agrícolas y el cuidado y mantenimiento de variedades de semillas criollas experimentadas y practicadas por campesinos.

La dependencia en los métodos de producción y variedades de semillas genéticamente modificadas promovidos por el Banco Mundial sólo aumentará así la vulnerabilidad de los productores campesinos y pequeños ya que éstos no van a poder absorber los efectos del cambio climático, así van a estar imposibilitados de mejorar su ingreso y van a caer aun más en el endeudamiento y una mayor dependencia. A medida que la Revolución Verde significó la imposición de fertilizantes y plaguicidas sintéticos como requisito para acceder a créditos y apoyo técnico, ahora es la imposición de transgénicos y biotecnología aplicada a los mismos requisitos. Y todo bajo el nombre de la productividad.

La idea de incrementar la productividad agrícola de un modo sostenible es una falsedad. Aun más si considera uno que el incremento en rendimiento por hectárea a través de la intensificación solo traerá un mayor ingreso para las corporaciones, especuladores financieros y los grandes latifundistas productores. La tal llamada “intensificación sostenible” no es para aumentar el rendimiento por acre, es más para enmascarar con un perfil verde la producción industrializada a gran escala siguiendo el viejo adagio de “crecer o salirse fuera”. Cada vez más, los campesinos y pequeños agricultores familiares tienen que producir cultivos para el mercado de materias primas y no para el sistema alimentario local y regional. Ellos están produciendo para las empresas que fabrican alimentos procesados poco saludables, combustible y suministros para la producción de otros productos como carne y farmacéuticos. Los campesinos y agricultores familiares de pequeña escala no tendrán más remedio que seguir aceptando la tarea de alimentar a la máquina insaciable capitalista de producción de alimentos y sus actividades especulativas en los mercados financieros.

Protesta campesina contra las condiciones laborales impuestas por los empresarios del cultivo de la caña de azucar. Brasil, 14 sept. 2008.

Protesta campesina contra las condiciones laborales impuestas por los empresarios del cultivo de la caña de azucar. Brasil, 14 sept. 2008.

Esta intensificación de la producción es un esfuerzo por reducir el costo de la mano de obra, lo que significa un empeoramiento de las condiciones de trabajo y salarios más bajos para los trabajadores migrantes. La mayoría de los campesinos y pequeños propietarios serán echados a un lado, porque no hay lugar para ellos en la agricultura industrial, excepto como campesinos sin tierra y uno más de los millones de inmigrantes que se juegan la suerte como trabajadores de bajos salarios en las ciudades y en el campo.

Ultimadamente, la agricultura climáticamente inteligente intenta ocultar y eliminar la necesidad de una reforma agraria y de tierras. También oculta y miente sobre el tema de la escasez de tierra y de los recursos naturales. La tierra y los recursos naturales solamente son escasos para los campesinos y los agricultores en pequeño. La pobreza existe en función de la falta de acceso a la tierra, a la tenencia de la tierra y de su uso, así como del tratamiento y salarios injustos de los trabajadores y de una incesante explotación de su fuerza laboral para satisfacer las necesidades del capitalismo, todo lo cual está moldeando la locura que estamos enfrentando en la actualidad.

Además, la agricultura climáticamente inteligente, como la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD), ampliará el mercado de carbono y su uso para la especulación financiera. La posibilidad de grandes ganancias con inversiones en créditos de carbono producidos por las tierras de cultivo que participan en proyectos de agricultura climáticamente inteligente aumentará la especulación en el mercado de carbono. Esto lograría así “el acaparamiento de tierras para el secuestro de carbono” por los inversores, los productores a gran escala, y el mayor desplazamiento de campesinos y pequeños agricultores, al igual que REDD ha desplazado a pueblos indígenas.

Bajo este marco de la agricultura climáticamente inteligente existen muy pocas esperanzas de reducir y remover los gases de tipo invernadero, de intentar solucionar la inseguridad alimentaria o de cualquier desarrollo económico y social significativo. Y es que los problemas de la pobreza, de la inseguridad alimentaria y del cambio climático no son fallas del mercado, son fallas estructurales que van a persistir y empeorar con la implementación de la agricultura climáticamente inteligente.

¡Necesitamos un cambio del sistema YA!

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Sin embargo, actualmente, tal y como en el pasado, estamos listos para luchar en contra de las soluciones engañosas de la economía verde del capital y a favor de soluciones reales al cambio climático y a la pobreza, a través de nuestras demandas de justicia climática y ambiental.

Seguimos proponiendo y poniendo en práctica en todos lados donde podemos hacerlo la producción agroecológica y la construcción de la soberanía alimentaria. Lo hacemos conscientemente como otro espacio para atraer los cambios estructurales requeridos para lidiar verdaderamente con las cuestiones de pobreza, del cambio climático y de la incapacidad de la gente para alimentarse por si mismos.

Nosotras y nosotros hacemos un llamado a todos los movimientos sociales reunidos en Nueva York a denunciar a la propuesta de la agricultura climáticamente inteligente, oponerse a la Alianza Global para la Agricultura Climáticamente Inteligente que lanzara el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas Ban Ki-moon en la Cumbre contra el Cambio Climático, y a que nos unamos a luchar por la soberanía alimentaria, y por un modo de producción de comida que proporcionará un bienestar económico justo para los campesinos, pequeños agricultores y sus comunidades, mientras que se produce suficientes alimentos saludables para satisfacer las necesidades nutricionales de los pueblos y la garantía de acceso a la alimentación para todos. Cualquier método de producción y consumo, para que sea realmente sostenible, debe enriquecer y proteger a la Madre Tierra (Descargar PDF).

¡No a la Agricultura climáticamente Inteligente!
¡Reforma agraria y agroecología.
Para la soberanía alimentaria popular!
¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Terrazas de cultivo incas. Fuente: ecocosas.com.

Terrazas de cultivo incas. Ecocosas.com.

La agricultura ancestral vuelve al rescate. 22/09/14. Ecocosas.com.

De la Revolución verde a la Agroecología “Las cosechas del futuro”. 02/08/13. Ecoportal.net. Marie-Monique Robin.

La fantasía de los biocombustibles. 13/11/08. Ecoportal.net. Carmelo Ruiz Marrero.

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’. 07/09/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Brasil: los esclavos del etanol. 23/08/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cada seis segundos un infante muere en el mundo por problemas relacionados con la desnutrición

El hambre es uno de los problemas más urgentes que hemos de solventar. Ppnud.cl.

El hambre es uno de los problemas más urgentes que hemos de solventar. Ppnud.cl.

El director general de la FAO, Jacques Diouf, señaló la semana pasada en Roma, en la sede de la organización, que “cada seis segundos muere un niño por problemas relacionados con la desnutrición”. “Esto es absolutamente inaceptable“, añadió a continuación.

“El hambre sigue siendo la mayor tragedia y el mayor escándalo del mundo“, dijo el funcionario, asegurando seguidamente que el crecimiento económico no basta para solucionar este problema enquistado.

Una sexta parte de la humanidad sufre desnutrición.

Logo de la FAO. Fao.org.

Logo de la FAO. Fao.org.

Unos 925 millones de personas sufrirán este año hambre crónica. Es decir, 98 millones menos que en 2009, aunque sigue siendo “una cifra inaceptablemente alta“, según Diouf. Los datos están recogidos en el informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PAM) de la ONU.

Diouf advirtió sobre la dimensión de un problema que “hace que sea extremadamente difícil alcanzar no sólo el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), sino también los demás ODM“. En este sentido cabe recordar que son ocho las metas fijadas por la ONU en el año 2000 son un techo temporal fijado en quince años después, es decir en 2015, siendo la primera de ellas erradicar la pobreza extrema y el hambre en el mundo. Según el director general de la FAO, “la crisis silenciosa del hambre -que afecta a uno de cada seis seres humanos- supone un serio riesgo para la paz y la seguridad mundiales”.

“El estado de la inseguridad alimentaria mundial”, redactado por la FAO y el PAM, y también conocido como informe SOFI, es el título de un estudio que se hará público el próximo mes de octubre. Parte de su contenido ya se adelantó en la cumbre de Nueva York celebrada durante la semana pasada (del 20 al 22 de septiembre) para intentar acelerar los avances hacia los ODM.

Mapa del hambre en el mundo. Fuente: centralintelligencyagency.com. 16 marzo 2008. Wikipedia.org.

Mapa del hambre en el mundo. Fuente: centralintelligencyagency.com. 16 marzo 2008. Wikipedia.org.

En el año pasado la FAO cifró en 1.023 millones de seres humanos el volumen de los que padecen hambre crónica. Por desgracia, el objetivo de reducir a la mitad el número de los hambrientos, entre 2000 y 2015, dista todavía mucho de ser alcanzado pues sólo se ha logrado avanzar un 16% a cinco años vista del plazo fijado. Según Diouf, el objetivo de reducir el hambre a nivel internacional “corre un grave peligro“ puesto que su consecución se está viendo actualmente amenazada debido a la subida del precio de los alimentos.

En 1996, durante la “Cumbre Mundial sobre Alimentos” se estableció por primera vez una meta cuantitativa para hacer disminuir la cantidad de personas hambrientas, de casi 800 millones en 1990-1992 a unos 400 millones en 2015. Esto significa que `para alcanzar esa meta habría que reducir el número de hambrientos en más de 500 millones durante el próximo lustro.

Por su parte, la directora ejecutiva del PAM, Josette Sheeran, destacó que “la acción enérgica y urgente de los países y del mundo ha sido eficaz contribuyendo a detener las cifras galopantes del hambre“, pero también afirmó que “no era el momento de relajarse“.

El crecimiento económico no acabará con el hambre.

Sería suficiente con que destinásemos un tres por ciento del presupuesto  mundial militar para acabar con el hambre. Jomer.files.wordpress.com.

Bastaría con que destinásemos un 3 % del presupuesto militar mundial para acabar con el hambre. Jomer.files.wordpress.com.

El informe constata una reducción del hambre durante el año 2009, especialmente en los países en vías de desarrollo y debido sobre todo a la bajada de los precios de los alimentos registrada el año anterior. No obstante, también advierte que el reciente aumento de estos costos hará más difícil la lucha contra el hambre.

Para la ONU el mantenimiento del hambre no es consecuencia de las malas cosechas, sino que está causado por la crisis económica mundial, que ha provocado a su vez una disminución de los ingresos y un incremento del desempleo. De este modo se ha reducido el acceso de los pobres a los alimentos, según su criterio.

Para este organismo internacional la circunstancia de que históricamente el número de personas desnutridas haya seguido aumentando incluso en periodos de gran crecimiento económico y precios relativamente bajos demuestra que el hambre es un problema estructural. Por lo tanto, a su juicio “queda claro que, aunque es esencial, el crecimiento económico no es suficiente para eliminar el hambre en un periodo de tiempo aceptable“.

El informe prevé para el 2010 una reducción de un 9,6 por ciento en la cifra de personas con hambre crónica. Esta disminución se notaría especialmente en Asia, donde se estima que habrá 80 millones de hambrientos menos. En cambio, en el África subsahariana la mejora es menos notable -unos doce millones menos que en 2009-, y una de cada tres personas seguirá estando desnutrida.

La distribución geográfica del problema del hambre.

Viñeta. 'Yo también tenía una propuesta pero me la comí'. Radiomundial.com.

Viñeta. ‘Yo también tenía una propuesta pero me la comí’. Radiomundial.com.

La mayoría de la población desnutrida del planeta vive en países en desarrollo. Asia es la  región donde hay más personas con desnutrición junto con el Pacífico, con unos 642 millones de hambrientos, mientras que la zona más afectada, -en proporción al número de habitantes-, continúa siendo el África subsahariana, con unos 265 millones. Pero, además, hay 53 millones de personas que sufren hambre crónica en Latinoamérica y en el Caribe, 42 millones en África del norte y Oriente Medio y 15 millones en los países desarrollados. Por otro lado, es destacable que dos tercios de las personas que sufren desnutrición se concentren en sólo siete países: Bangladesh, China, República Democrática del Congo, Etiopía, India, Indonesia y Pakistán.

Los logros que se han conseguido también varían según el país. Así, entre 2005 y 2007, Congo, Ghana, Malí y Nigeria ya habían conseguido el primer ODM. Hoy Etiopía y otros países están cerca de lograrlo. Sin embargo, en República Democrática del Congo, la proporción de personas desnutridas se elevó a un 69 por ciento.

En Asia, Armenia, Birmania y Vietnam también cumplieron el primer ODM, y China está a punto de hacerlo. Por último, en la región de Latinoamérica y el Caribe lo consiguieron Guyana, Jamaica y Nicaragua. Por su parte, Brasil se está acercando a la complicada meta.

La lucha contra el hambre es un asunto de todos. Portaldelmedioambiente.com.

La lucha contra el hambre es un asunto de todos. Portaldelmedioambiente.com.

El año pasado, Diouf lanzó la campaña “Mil millones de hambrientos” con el fin de animar a los dirigentes mundiales a que tomen medidas firmes y urgentes para acabar con el hambre. En este sentido, hasta ahora más de medio millón de personas han firmado una petición en Internet en la que se insta a los políticos a que conviertan la reducción del hambre en su máxima prioridad. Y se espera que para finales de este año sean un millón.

Según Yukiko Omura, vicepresidenta del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (IFAD), los hambrientos del mundo no son sólo cifras, sino que “son personas, hombres y mujeres pobres que luchan por educar a sus hijos y darles una vida mejor, son jóvenes que intentan construirse un futuro“.

“Es irónico que la mayoría de ellos vivan en zonas rurales de países en vías de desarrollo. Además, el 70% de las personas extremadamente pobres, quienes viven con menos de un dólar al día, residen en zonas rurales. Son mil millones de personas y, de entre ellas, cuatro de cada cinco son campesinos“, precisó.

Campesinos en la República Dominicana. Ochaonline.un.org.

Campesinos en la República Dominicana. Ochaonline.un.org.

Un ecologista en El Bierzo.

Unos 925 millones de personas sufrirán este año hambre crónica, 98 menos que en 2009. 27/09/10. Elmundo.es.

Los objetivos del milenio a revisión. 23/09/10. Elmundo.es.

Firma la campaña de las Naciones Unidas para acabar con el hambre en el mundo. 2010. Un.org.

El hambre en el mundo. 17/11/08. Youtube.com. Bryan Aguilar.

Los motivos del hambre en el mundo. Informe semanal TV1 (17/06/2006). Youtube.com. Grupsalvatge.