Archivo de la etiqueta: París

Campaña de Podemos contra la pobreza energética en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

East Cipinang, Yakarta, Indonesia. 2004. Wikipedia.org. Jonathan McIntosh.

East Cipinang, Yakarta, Indonesia. 2004. Wikipedia.org. Jonathan McIntosh.

“La pobreza no se mide solamente por la insuficiencia de ingresos; se manifiesta en el acceso restringido a la salud, la educación y otros servicios esenciales y, con demasiada frecuencia, en la denegación o el abuso de otros derechos humanos fundamentales […] Escuchemos y prestemos atención a las voces de las personas que viven en la pobreza. Comprometámonos a respetar y defender los derechos humanos de todas las personas y a poner fin a la humillación y la exclusión social que las personas que viven en la pobreza enfrentan cada día promoviendo su participación en las iniciativas mundiales dirigidas a poner fin a la pobreza extrema de una vez por todas”  (Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU).

El Día internacional para la Erradicación de la Pobreza se celebra todos los años el 17 de octubre. La primera celebración de este Día sucedió en París  en 1987, cuando más de cien mil personas se dieron cita en la Plaza del Trocadero en una multitudinaria manifestación a favor de los derechos humanos y la libertad, y en desagravio a las víctimas de la pobreza, el hambre, la violencia y el miedo. La convocatoria fue organizada por Joseph Wresinski, fundador del ‘Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo’.

El Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza fue instaurado por las Naciones Unidas el día 22 de diciembre de 1992 y viene celebrándose desde el año siguiente ininterrumpidamente desde su declaración por la Asamblea General de las Naciones Unidas (resolución 47/196),. Su propósito es  promover una mayor conciencia sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países, y en particular en aquellos en desarrollo, un objetivo que se ha convertido en una de las prioridades del desarrollo.

En la Asamblea del Milenio, los jefes de Estado y de gobierno se comprometieron a reducir a la mitad, hasta el año 2015, el porcentaje de las personas que viven en la indigencia (es decir, el de aquellas cuyos ingresos no alcanzan 1 dólar americano por día).

La mendicidad es una de las caras más visibles de la pobreza. 2015. Huffingtonpost.es.

La mendicidad es una de las caras más tristemente visibles de la pobreza. 2015. Huffingtonpost.es.

Dicho esto, añadiré que el 17 de octubre presenta una oportunidad especial para reconocer el esfuerzo y la lucha de las personas que viven en la pobreza, así como para hacer oír sus preocupaciones y reflexionar sobre una realidad poco comentada, y que es la que nos muestra que los pobres son los primeros en luchar contra su pobreza. Es por este motivo que la participación de las personas que viven en la pobreza resulta fundamental un día como éste. De hecho, esta conmemoración también refleja la voluntad de aquellos que viven en la pobreza para salir de ella, y que su experiencia personal sirva para contribuir a su erradicación.

Tal y como señalé antes el objetivo de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de “poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo” reconoce explícitamente que ésta desgracia es el resultado de muchos diferentes factores interrelacionados. Esto significa que para comprender el significado auténtico de la pobreza, en sus múltiples dimensiones, resulte necesario observarla más allá de la falta de ingresos o de lo que se necesita para asegurar el bienestar material, como por ejemplo la alimentación, la vivienda, la tierra y otros activos. Asimismo resulta igual de importante reconocer y hacer frente la exclusión y humillación  que sufren las personas que viven en la marginación.

Podemos contra la pobreza energética: #NadieSinLuz

Cartel. Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. #Nadie sin luz. 17 oct. 2016. Facebook Podemos.

Cartel. Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. #Nadie sin luz. 17 oct. 2016. Facebook Podemos.

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, Podemos organizó ayer una serie de actos por todo el territorio nacional, para denunciar la pobreza energética. Esa misma que vivirá nuevamente este frío invierno cientos de miles de hogares españoles. Tal vez alguno de ellos vecino nuestro.

Estas protestas, organizadas por la formación morada dentro de su campaña “Nadie Sin Luz”, intentan hacer más visible una realidad no siempre presente para todos, ya que quienes la padecen, en muchas ocasiones, prefieren ocultarla en general.  En Ponferrada (León) la reivindicación contó con mi participación, la primera actividad pública en la que participo tras mi reciente jubilación.

Personalmente considero que en la actualidad ya se las condiciones necesarias para la erradicación total de la pobreza, pero que bloque la consecución de tal objetivo no la falta de medios sino en el enfoque político con  el que se aborda el problema. En realidad, somos muchos los que estamos convencidos de que bastaría con dedicar un pequeño porcentaje del presupuesto militar mundial (algunos hablan de un 3%) a la tarea de erradicar el hambre en el mundo para que se acabara ese terrible azote de la humanidad. Es más, posiblemente la falta de vivienda social para todos creo que también podría solucionarse si se dedicara también a ese asunto más atención, y sobre todo unas mayores inversiones.

En el caso de ayer, la protesta se orientó a denunciar una la pobreza de la que se habla con menor frecuencia, aquella que involuntariamente protagonizan aquellas familias que, por la precariedad o escasez de sus recursos económicos se ven obligadas a pasar frío durante los meses más inclementes del año. Una situación que, -según Podemos-, afectaría a aproximadamente a unos cinco millones de ciudadanos en España. Pero esto no es todo, ya que el partido morado denuncia, además, que la pobreza energética se ha triplicado desde el año 2007, en parte debido a que el coste de la electricidad y del gas ha casi doblado desde esa fecha en ambos productos básicos, resultando de ello que la falta de calefacción sea responsable de la muerte de miles de personas cada año en nuestro país.

Campaña de Podemos para la erradicacion de la pobreza energética. 17 oct 2016. Facebook Podemos.

Campaña de Podemos para la erradicación de la pobreza energética. 17 oct. 2016. Facebook Podemos.

En este sentido Podemos solicita la aprobación de medidas que permitan paliar el problema que padecen estos hogares en España, y una de las principales sería que las empresas suministradoras no pudieran cortar la luz (y tampoco otros suministros básicos) a quienes no puedan enfrentarse a tales gastos.  Por otra parte, Podemos considera que las eléctricas deberían aceptar la realización de una auditoría para determinar cuáles son los costes reales de su producción. Asimismo pide que desaparezca el sistema de subastas que favorece la especulación con el precio de la luz, y que las eléctricas devuelvan los 3.500 millones de euros cobrados del Gobierno en concepto de Costes de Transición a la Competencia (CTC). Ingresos indebidos que se niegan a devolver.

El oligopolio de las eléctricas, favorecido por el Partido Popular y el PSOE, hace que paguemos hoy una de las facturas más caras de Europa, según los expertos. Un coste ya muy elevado que, para más Inri, se ve sobrecargado por los sustanciosos salarios que pagan las eléctricas a una treintena de excargos públicos provenientes de las filas de estos partidos, y que son fichados para los consejos de administración de las eléctricas a cambio de sueldos millonarios. Sería el caso de José Mª Aznar, Felipe González, Elena Salgado, Pedro Solbes, Narcís Serra, Pio Cabanillas, etc. Son los casos señalados por la ciudadanía como “puertas giratorias” y cuya desaparición es necesaria.

Algunos miembros de Ecobierzo participaron en la protesta. Ponferrada, 17 oct. 2016. Faceook Podemos.

El autor de este blog participando en la protesta. Ponferrada, 17 oct. 2016. Facebook Podemos.

Personalmente entiendo que la energía debería ser un bien común y de servicio público. Y también que el bono social destinado a paliar puntualmente la situación energética de algunas familias en situación de vulnerabilidad es un aspecto intereante, aunque claramente insuficiente, por lo que considero que se necesitaría ampliar a todas aquellas personas que lo necesitaran.

Por último, exigiría una mayor trasparencia en el recibo de la luz, así como el fin de los abusos, pidiendo la reducción de los costes fijos en las facturas con escaso consumo eléctrico. En este sentido, señalo que he podido ver algunas facturas que son auténticos robos. Casos sangrantes que harían sonrojar a cualquiera, incluidas las eléctricas, si tuvieran un mínimo de decencia.

Un ecologista en El Bierzo.

Una cuarta parte de la población de Castilla y León está en riesgo de pobreza y exclusión social. 13/10/16. Ileon.com.

Podemos ‘abriga’ a las estatuas leonesas para llamar la atención sobre la pobreza energética. 17/10/16. Ileon.com. 

Podemos saca las cacerolas a la calle contra la pobreza energética. 17/10/16. Lanuevacronica.com.

Información de una protesta contra la pobreza energética publicada en el ‘Diario de León’ dos días después de la publicación de este artículo:

Medio centenar de manifestantes dicen no a la pobreza energética’. 20/10/16. Diariodeleon.es.

Movilización de Avaaz contra el discurso xenófobo de Trump

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. 2016. Avaaz.org.

La xenofobia del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, disgusta a Avaaz. Abril 2016. Avaaz.org.

Donald Trump, el postulante republicano a la presidencia de Estados Unidos, se ha destacado en las primeras etapas de su carrera hacia la Casa Blanca por sus polémicos comentarios contra algunas minorías locales, como  la mexicana y musulmana. Hombre de palabra ruda y directa, durante el lanzamiento de su campaña presidencial, dijo refiriéndose a los inmigrantes mexicanos que no eran “lo mejor”. “Están trayendo drogas, están trayendo crimen, son violadores y algunos asumo que son buenas personas, pero yo hablo con guardias fronterizos y eso tiene sentido común”, dijo por entonces el magnate.

Por otro lado, el precandidato republicano que encabeza los sondeos a la nominación del Partido Republicano a las presidenciales de 2016, también pidió que se prohíba temporalmente la entrada a Estados Unidos a los musulmanes. En un comunicado, Trump justificó tal petición con un comunicado y citando datos del Centro de Investigaciones Pew y otros organismos que, supuestamente asegurarían que hay “un gran odio hacia los estadounidenses” por grandes segmentos de la población musulmana, y que incluso algunos “aceptan que la violencia contra los estadounidenses está justificada como parte de la yihad global”.

Ronald Trump, un a mezcla de éxito empresarial y populismo patriótico. 2016. Bolsamania.com.

Ronald Trump, un a mezcla de éxito empresarial y populismo patriótico. 2016. Bolsamania.com.

Desde luego no deja de resultar sorprendente un discurso xenófobo tan marcado por parte de un norteamericano, que como la mayoría de ellos, es descendiente de emigrantes. Su abuelo, un aventurero, llegó a Estados Unidos procedente de Alemania y Trump también cuenta con orígenes escoceses por parte de su madre.

Lo cierto es que Trump es un fruto genuino de la inmigración. Es hijo, nieto y esposo (en dos ocasiones) de extranjeros que llegaron a Estados Unidos buscando un futuro mejor.  Algunos de los que le han acusado de incitar al odio racial, como Randy Blazak, profesor de la Universidad de Oregón, criminólogo y experto en crímenes de odio, aclararan que los ataques de Trump se dirigen sobre todo a “gente marrón”, que es como se designa en Estados Unidos a los latinoamericanos, indios o árabes.

La saga americana de los Trump comenzó en 1885, cuando Friedrich Drumpf, alemán de Kallstadt, desembarcó en Manhattan con 16 años y una maleta. El joven Friedrich no tardó en aprender inglés y “nativizar” su nombre: Frederick Trump. La segunda pieza de este puzzle migratorio es Mary Anne Trump, nacida McLeod. Esta escocesa hija de pescadores conoció a Frederick Trump junior cuando visitaba a su hermana en Nueva York. Se casaron y tuvieron cinco hijos. El cuarto de ellos fue Donald Trump.

Desde luego la vida de este multimillonario neoyorquino, metido en fecha reciente a político presenta tintes de película, sobre todo en lo que se refiere a sus brillantes éxitos inmobiliarios. Trump conoció en el pasado el fracaso, pero supo aprender de él y recuperarse. Son esos triunfos los que, en parte, han conquistado a su electorado, así como la independencia del discurso del candidato, que está en condiciones de sufragar él mismo su propia candidatura.

Presbiteriano y casado tres veces, su última mujer, Melania Knauss, es modelo como la que le precedió. Recientemente se naturalizó norteamericana. Trump tiene cinco hijos fruto de esas tres relaciones.

Mitt Romney en Paradise Valley (Arizona) en diciembre 2011 Wikipedia.org. Foto: Gage Skidmore.

Mitt Romney durante su campaña frente a Obaña en Paradise Valley (Arizona). Diciembre 2011. Wikipedia.org. Foto: Gage Skidmore.

En su lado negativo, sus detractores destacan, entre otros aspectos, la gran incultura geográfica del magnate, que le llevó el 7 de enero del año en curso a situar la ciudad de París en Alemania en un su cuenta en Twitter. Desde entonces, el tuit ha tenido más de 13.000 retuits, además de una larga lista de respuestas animando al candidato a estudiar geografía.

Más serios me parecen los comentarios que la organización internacional Avaaz dedica a este gran hombre de negocios, con 69 años a sus espaldas, al que pocos tomaron inicialmente en serio y que contra todo pronóstico se está afianzando como el candidato republicano mejor situado. Y esto pese a que otras figuras republicanas como Mitt Romney, el ex gobernador de Massachusetts que perdió en las presidenciales ante Obama. no vea a Trump con mucha simpatía. Pero lo cierto es que las posiciones republicanas en materia de inmigración no están muy alejadas de las del millonario.

Ciberacción de Avaaz contra la xenofobia de Trump.

El multimillonario republicano Donald Trump ha conseguido algunos éxitos recientes en su carrera a la Casa Blanca. Avaaz.org.

El multimillonario republicano Donald Trump ha conseguido algunos éxitos electorales recientes. Avaaz.org.

En una petición global de firmas contra el candidato republicano en ascenso, que tiene a la demócrata Hillary Clinton como principal competidora, Avaaz señala que Donald Trump ha llamado a los mexicanos violadores y a las mujeres “bomboncitos” y “gordas cochinas”. Y que “ha prometido cerrar mezquitas, registrar a los musulmanes en una base de datos y aislar a los hijos de los inmigrantes ilegales”.

Lo cierto es que Trump, que no tiene pelos en la boca a la hora de hablar, ha levantado una gran polémica al mencionar en su discurso la idea de levantar un muro gigantesco de casi 5.000 kilómetros que separe a México de Estados Unidos, costeándolo además el primer país. Todo ello “para mantener a los ilegales fuera”. “Será el mayor que jamás hayan visto, y tendrá un gran aspecto. Si lo llaman el Muro Trump, tiene que ser bonito”, ha dicho. Pero también ha afirmado, aunque sin especificar cómo, que si ganaba estaba dispuesto a deportar a 11,3 millones de personas sin papeles actualmente residentes en Estados Unidos, a su país de origen.

Es obvio que el discurso racista de Trump no gusta a todos, y en especial a los millones de latinoamericanos que viven en Estados Unidos y que lo rechazan. También disgusta seriamente a Avaaz, que ve en el magnate un serio peligro para la paz. Pero, pese a esto, las ideas de Trump están cuajando en el electorado más conservador, como demuestran sus últimos éxitos electorales en diversos estados de la confederación.

Es contra este lenguaje “de incitación al odio” que Avaaz denuncia que está recabando firmas. Su intención es la de, una vez alcanzados los dos millones de ellas, publicar una carta abierta en diversos medios internacionales cuyo contenido podéis encontrar al pie de este artículo.

Polémica con Barack Obama.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.files.wordpress.com.

El presidente norteamercano Barack Obama. Mundofleko.wordpress.

Fue Trump quien en una especie de cruzada patriótica exigió a Barack Obama, cuyo padre era de Kenia, la acreditación de nacimiento en Estados Unidos, en una polémica un tanto rancia que algunos recordaréis, y a la que el actual presidente de Estados Unidos, el primero de raza negra en la historia presidencial de ese gran país, se vio forzado a atender dado el enorme poderío mediático del magnate inmobiliario. Trump alegaba que la presidencia de Obama era ilegítima dado que la Casa Blanca sólo puede ser ocupada por personas que hayan nacido en territorio norteamericano.

Estas alegaciones, que ya surgieron durante la campaña electoral de 2008, fueron reiteradamente por el presidente demócrata saliente,  quien en un nuevo intento de acallar los rumores, publicó en 2011, en la página web de la Casa Blanca, el certificado de nacimiento de Obama, fechado en Hawai.

Personalmente reconozco que me asusta bastante el discurso populista de este señor. Y también que me estremece pensar que la política internacional, incluida la nuclear, pueda quedar en sus manos. Es por lo que me he decidido, rompiendo algunos esquemas en este blog, a sumarme a la petición de Avaaz.  Entiendo que no será una gota más en el océano, pero aún así espero recoger algunas firmas que compensen el tiempo que he dedicado a este escrito. Gracias por firmar y difundir. Podrás hacerlo en/ con este enlace.

Negacionista del cambio climático.

Otro opinión que no comparto con este señor es su negacionismo del cambio climático, hecho público por el millonario en diversas ocasiones argumentando que se trata de una patraña para perjudicar los intereses económicos de su país. Trump niega todas las evidencias acumuladas por los expertos sobre este hecho y la responsabilidad humana en el mismo.

Manifestantes protestan contra la candidatura de Trump a las puertas de la Torre Trump, en Nueva York. 3 sept. 2015. Elconfidencial.com. Reuters.

Protesta contra la candidatura de Trump a las puertas de la Torre Trump, en Nueva York. 3 sept. 2015. Elconfidencial.com. Reuters.

Texto de la carta de Avaaz.

“Estimado Sr. Trump:

No hay nada de grandeza en esto.

El mundo rechaza su incitación al miedo, al odio y a la intolerancia. Rechazamos su apoyo a la tortura, su llamamiento al asesinato de civiles y su fomento a la violencia en general. Rechazamos su menosprecio a las mujeres, a los musulmanes, a los mexicanos y a los millones de personas que no se parecen a usted, que no hablan como usted o que no le rezan al mismo dios que usted.

Hemos decidido enfrentar su miedo con compasión. Frente a su desesperanza, preferimos la confianza. Y en vista de su ignorancia, nosotros escogemos la comprensión.

Como ciudadanos del mundo, nos oponemos colectivamente a sus esfuerzos por dividirnos”.

Un ecologista en El Bierzo.

La candidata demócrata. Hillary Clinton, también ha denunciado las posturas xenófobas de su adversario. 2016. Wikipedia.org. Gage Skidmore

Hillary Clinton también ha denunciado los postulados xenófobos de Trump. 2016. Wikipedia.org. Foto: Gage Skidmore.

Donald Trump, un relato de ruido y furia. 11/03/16. Elpais.com.

Trump atrae con un cóctel de éxito, dinero y retórica agresiva. 20/08/15. Elpais.com.

La paradoja de Donald Trump: nieto, hijo y marido de inmigrantes. 07/09/15. Elconfidencial.com.

Obama, sin ‘tiempo para estas tonterías’, divulga su certificado de nacimiento. 27/04/11. Elmundo.es.

Donald Trump, candidato a la presidencia de Estados Unidos, confunde París con Alemania. 09/1/16. Bolsamania.com.

Cumbre del Clima de París: los países que no pueden estar, aquellos con los que no se puede contar y los que están por fastidiarla

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

No resulta fácil hurgar en los entresijos de una cumbre en la que participan casi doscientos países, entre los cuales se forjan a medida que pasan los días distintas coaliciones de intereses, algunas –es cierto- con algo más de antigüedad, y cuando uno se encuentra a más de mil kilómetros de donde se reúnen.

Sin embargo, en este mundo globalizado, convertido ya en la aldea global Mcluhaniana ya anunciada cuando yo me esforzaba en progresar en mi formación como periodista en la Universidad Autónoma de Bellaterra, no resulta nada difícil hoy obtener todo tipo de informaciones, tanto de periodistas como de blogueros, y de los últimos conozco al menos una docena que están cubriendo a pie del cañón esa información.

Aún así, como no, podría equivocarme en mis apreciaciones, y de hecho hay matices susceptibles de ser pulidos, lo que en cualquier caso intento hacer siempre que puedo, porque la ventaja que tiene la información virtual sobre la escrita en papel es que siempre puedes corregirla. sin embargo, confieso no haber tenido que hacerlo jamás, o al menos en lo esencial.

Dicho esto, voy a pasar al motivo principal de mi escrito de hoy. Y que tiene que ver mucho con mi percepción, siempre a distancia (lo que también tiene su parte de interés por la visión globalizadora que ofrece), de que no se va a producir un acuerdo vinculante en la Cumbre del Clima en París. Y sí llegara darse, sería en un términos tan ‘descafeinados’ que no significarán ese giro radical en la organización energética global que algunos anhelamos.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Para empezar, tendría que haberme dado cuenta antes, de que pese a su buena voluntad y el mea culpa realizado por el presidente norteamericano Barack Obama, en el primer día de inicio del foro mundial, sobre la gran responsabilidad de su país en el calentamiento global, tendría que haber considerado que lo que él pueda aprobar tendrá primero que pasar por la Cámara senatorial de su país. Y que ésta está gobernada por los republicanos, muchos de los cuales son feroces “negacionistas” ligados a las grandes compañías petroleras. El también demócrata Bill Clinton fue uno de los firmantes en 1997 del protocolo Kioto, jurídicamente vinculante en algunos aspectos, pero de nada sirvió su firma frente a un Senado que se negó a ratificarla.

Por lo tanto, Estados Unidos es un gigante con pies de barro en esta negociación. En ese sentido, pese a sus reticencias, estarían mejor situados otros pesos pesados como China, India o Brasil, países entonces considerados como sin desarrollar, pero que lo han hecho desde entonces a la brava, es decir sin miramientos medioambientales, y que se encuentran aún en ese tránsito. Y que se niegan a pagar la factura junto a los más desarrollados para que el resto de países emergentes puedan beneficiarse de una tecnología que les permita llegar adonde los demás, aunque contaminando menos, y por lo tanto sumándose a la lucha contra el calentamiento global.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de los 195 países presentes en París 184 se han comprometido a hacer su parte en la reducción de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, como por ejemplo el dióxido de nitrógeno (NO2). Lo que equivale a una buena parte de las emisiones de esos gases. Y esto, como dije antes, pese a que supone un esfuerzo y un coste adicional para sus economías. Algo que resulta muy esperanzador. Quedan once países para llegar a los ciento noventa y cinco. ¿Cuáles son estos y por qué actúan así? He de decir que Naciones Unidas considera a la Unión Europea como una entidad separada de sus 28 miembros, así que la cifra total de participantes es de 196.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

Entre los once países díscolos, que por motivos distintos han decidido abstenerse, está Corea del Norte, un país autocrático aislado del mundo que niega que exista ningún tipo de cambio climático.

Algún país, como Nepal, que normalmente colabora, aún se está recuperando del enorme terremoto que asoló la región hace unos meses. Siria se encuentra en guerra actualmente. Y Libia, un país rico en petrolero, actualmente se encuentra políticamente muy inestable tras la guerra que acabó con el gobierno de Gadafi en 2011.

Diversas agencias de Naciones Unidas han ayudado a decenas de países en desarrollo a preparar sus planes de acción climática. De hecho, ciento cincuenta países presentaron en Rabat, a mediados del mes de octubre pasado, en un foro coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sus compromisos medioambientales de cara a la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático ( COP21). De los más de cuarenta países que reciben ayuda de la PNUD sólo Timor Oriental no pudo presentar su compromiso a tiempo, dijo Yamil Bonduki, miembro del programa de desarrollo.

Anotar que el subsecretario general del PNUD es un español, Magdy Martínez-Solimán, que en unas declaraciones realizadas en ese foro dijo que los planes de los países colaboradores “deben ser realistas, homogéneos y cuantificables y poder incorporarse de inmediato a las iniciativas de desarrollo”.

Según Janosz Pastor, asistente del secretario general de la ONU, en declaraciones realizadas en París, algunos países no han podido participar en la cumbre Parisina porque están en situaciones de guerra. “Otros, por diferentes motivos nacionales, no han podido completar su trabajo”, precisó.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

Sorprendentemente, varios países latinoamericanos, como Nicaragua, Venezuela o Panamá, tampoco se han sumado a la “descarbonización”, un término novedoso y que se repetirá mucho en el futuro.  Estos países se pueden enmarcar bajo una misma tónica que resumió brevemente en París Paul Oquist, el enviado de Nicaragua: “Los que causaron el problema tienen que resolver el problema “. Otros países que no han presentado sus compromisos son San Cristóbal y Nieves y Tonga, según funcionarios de la ONU.

Nicaragua, aunque expande con rapidez el uso de energía renovable en su país, se niega a presentar un objetivo en las conversaciones internacionales alegando también que la estrategia actual de permitir que los países decidan por sí mismos cuánto recortan sus emisiones de gases de efecto invernadero no funcionará.

“La estrategia que funcionará es la responsabilidad histórica”, ha dicho Oquist en París a Associated Press (AP), pidiendo un sistema que obligue a las naciones ricas a hacer recortes mucho más considerables de lo que han prometido.

Por otro lado están posturas de países como Uzbekistán y Venezuela, que rechazan unirse al compromiso. Ambas naciones son grandes productores de petróleo, pero también son conocidas por sus críticas a otros países occidentales por no hacer más contra el cambio climático.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, ha dicho que su país no se pronunciará sobre su compromiso hasta qué no conozca las propuestas de los países ricos para el acuerdo.

Como contrapunto, es muy interesante apreciar la participación, contra todo pronóstico, de una nación castigada por un conflicto interno como es Afganistán, que han decidido unirse a la lucha a pesar de la endeblez política.

Otra de las últimas propuestas llegó de Niue, una empobrecida nación insular del Pacífico con tan sólo unos 1.000 habitantes. El país prometió impulsar la energía renovable para que produzca el 80% de su electricidad para 2025, si recibe asistencia internacional.

Ejemplos a seguir son Noruega y Qatar, países ricos en petróleo que han comprendido que la su dependencia del crudo es un camino de corto recorrido y buscan potenciar las energías renovables.

Otros, como Bolivia y Ecuador, vienen reclamando, ya desde la Cumbre de Copenhague, hace seis años, el pago de una “deuda ecológica” a aquellos que se situaron en la cabeza del pelotón de la industrialización, que son básicamente todos los conocidos como “occidentales”, aunque en realidad se encuentren repartidos por todo el hemisferio (algunos estados europeos, norteamericanos, asiáticos, australianos, “medioorientales”, etc.).

Hace algunos meses, en la capital boliviana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, planteó que la tecnología y el conocimiento para luchar contra el cambio climático fueran declarados “bienes públicos globales” a fin de que “se garantice su libre acceso” a todos los países.

Pero India no está por la labor, porque todavía tiene al carbón como una de sus fuentes energéticas principales. Como tampoco lo está tampoco Arabia Saudita, que vive sobre un lago de petróleo tapado por la arena del desierto, cuya electricidad tiene su origen, casi de manera exclusiva, en la quema del crudo. Aunque, se ha de decir, esté país esté orientado actualmente en una positiva transición hacia las fuentes energéticas solares.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

Para satisfacer esta deuda ecológica, no reconocida de manera oficial por las potencias en cabeza, se creó en Copenhague el Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático, destinado a ayudar a todos los países firmantes del compromiso para impulsar sus medidas de reducción de gases de efecto invernadero. El Fondo Verde para el Clima es un mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático del que se espera que contribuya a que países en desarrollo alcancen los objetivos de reducción o limitación de emisiones y de adaptación a los impactos del cambio climático.

La buena disposición de Barack Obama a que la cumbre de París finalice con un acuerdo que suponga la adopción de medidas prácticas que contribuyan de una manera real a esa reducción se ha hecho patente en París bajo la forma de la ampliación económica de Estados Unidos a ese fondo. Éste empezó con sólo buenas palabras, pero ha ido concretándose con aportaciones crecientes que hoy ya le confieren unos visos de credibilidad de los que carecía hasta hace poco.

No podemos evitar involucrarnos en buscar soluciones a un problema absolutamente dramático para millones de exiliados climáticos que se verían obligadas a abandonar sus tierras durante este siglo si las temperaturas continúan subiendo a lo largo del mismo hasta tres o cuatro grados centígrados más, como sucedería de no tomar medidas preventivas. Algunos hablan de 600 millones de desplazados por falta de suelo seco donde apoyar sus pies en el caso de que esa temperatura aumentase tan sólo 4ºC más. Habría pequeños países que desaparecerían por completo, y algunas de las grandes ciudades del mundo, como Nueva York, Buenos Aires, Sao Paolo, Sidney, Londres, Lisboa, u otras arquitecturalmente tan valoradas como Venecia y otras, se verían afectadas. Y ocurriría lo mismo con millares de otras ciudades costeras más pequeñas, lo que económicamente supondría un dispendio colosal.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Opino que, por mucho que le pese a alguno, no podemos escudarnos en decir que quienes crearon el problema lo resuelvan. La complicación es que todos viajamos en el mismo barco, y si cuando se produce una vía de agua no acudimos todos a achicarla lo que nos puede suceder es que acabemos todos hundidos.
Naciones Unidas ha vuelto a reiterar su ofrecimiento de ayuda a los países con menos disposición económica, y de cumplir todos los países con sus deberes en la reducción de gases de efecto invernadero no dudo que ésta sería notoria. Con todo, los científicos siguen bastante escépticos en cuanto a que esa merma sea lo suficientemente cuantiosa para impedir que el calentamiento global no vaya más allá de los 2ºC durante este siglo. Incluso renunciando por completo a la utilización de las energías fósiles en la industria, calefacción y transporte. Hace falta más concienciación, más sensibilización, más información, más conciencia del problema y, posiblemente, un cambio de mentalidad global.

También de un control sobre la natalidad. Creo que somos ya demasiados, lamayoría –sobre todo en Occidente- con malos hábitos alimentarios y otros, responsables de una marcada huella ecológica, y el planeta no lo soportar ya. Por suerte, a medida que el nivel económico aumenta, y sobre todo el cultural, la natalidad tiende a disminuir, al contrario de lo que sucedió en otros tiempos.

Se pospone a mañana la presentación del acuerdo de la COP21.

Un grupo de representantes de las ONGs permanece en la entrada de la sesión plenaria para denunciar el primer proyecto d acuerdo de la COP21. Lasprovincias.es. Efe.

Representantes de las ONGs denuncian el primer proyecto de acuerdo de la COP21. 9 dic. 2015. Lasprovincias.es. Efe.

A la hora de cerrar este artículo me llega la noticia, de esta mañana, que el responsable principal de la cumbre, el francés Laurent Fabius, acaba de declarar a la televisora BFM que bo se presentará el texto del acuerdo alcanzado –porque acuerdo habrá, aunque sea ‘descafeinado’- esta noche sino el sábado 12 por la mañana. Fabius se mostró esperanzado los negociadores seguían regateando sobre cómo compartir la carga sobre la lucha del cambio climático y los billones de dólares de inversión que supondrá la transición a escala global hacia una energía limpia.

Un ecologista en El Bierzo.

Los 11 países que no han hecho compromisos climáticos. 04/12/15. Vivelohoy.com.

La cumbre climática de París se ampliará un día. 11/12/15. Vivelohoy.com.

150 países presentan sus compromisos de cara a París. 13/10/15. Eltiempo.com.

España aportará 120 millones al Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático. 28/11/14. Compromisorse.com.

Crecimiento económico vs. cambio climático. 30/11/15. Capitalradio.es.

Los intereses petroleros de Arabia Saudita ‘descafeinan’ la Cumbre del Clima en París

Participantes en la cumbre de París en una de las sesiones de debate. Lavanguardia.com. Michel Euler. AP.

Participantes en la cumbre de París en una de las sesiones de debate. Lavanguardia.com. Michel Euler. AP.

Dicen que lo que es imposible no puede ser. O, si lo prefieren, que lo que no puede ser resulta imposible. Es lo que he pensado después de leer unos cuantos artículos sobre las rollan dificultades que están apareciendo a medida que avanzan las conversaciones sobre el clima en París.

Hace un par de días, cuando escribí mi último artículo sobre la cumbre, informando acerca de las exigencias de India, eché de menos entre la profusa información publicada sobre la cimera noticias relacionadas con países cuya economía depende mayormente de los combustibles fósiles. Para estos, el cambio a una economía basada en las renovables no es una opción, puede decirse incluso que representa una ruina, y por lo tanto no es difícil adivinar que no estarán demasiado por esa labor.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, durante la Cumbre del Clima de París. Elmundo.es. Jacky Naegelen.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, durante la Cumbre del Clima de París. Elmundo.es. Jacky Naegelen.

Uno de esos países es Arabia Saudíta, considerado por unos como el primer productor mundial de petróleo, aunque algunos lo sitúan ya como próximamente por detrás de Estados Unidos, gracias a la aportación extra de petróleo de arenas bituminosas o de esquisto propiciada por el fracking a ese país. Rusia se situaría en tercer lugar, con una producción ligeramente inferior. Y ya bastante más lejos situaríamos a China.

Puede decirse que los ingresos totales del reino wahabita dependen, en sus tres cuartas partes, de la venta del petróleo. Así pues, se entiende con facilidad que quieran seguir vendiéndolo. Lo que resultará más difícil con los planes de reducción de CO2.

Por estas circunstancias este país de la península arábiga, ya desde un principio, estaba llamada a ser un gran problema para lograr un acuerdo vinculante en la cumbre. Y, por desgracia, así ha sido. El país árabe se ha convertido esta semana en la ‘bestia negra’ del primer ministro francés Laurent Fabius, empeñado en alcanzar un acuerdo histórico. De modo que, tras el primer ministro hindú, ha sido el ministro de Petróleo saudí, Ali al-Naimi, el encargado de aportarle su segundo gran disgusto en la cumbre.

“El mundo está cambiando y eso les está poniendo nerviosos”, comentó en París el libanés Wael Hmaidan, situado al frente de Climate Action Network (CAN), un conglomerado de oenegés. “Cualquier intento de acelerar la transición energética está siendo bloqueado por Arabia Saudita”, advirtió.

No obstante, las reticencias de Arabia Saudita resultan comprensibles, ya que es un que depende casi totalmente del petróleo para la producción de electricidad e impulsar su flota de automóviles. Además, cuenta con las segundas mayores reservas mundiales de petróleo después de Venezuela (267.000 millones de barriles), otro de los países que puede resultar perjudicado por una reducción de sus ventas de crudo. Arabia Saudita fue uno de los últimos países en “hacer los deberes”. Es decir, en remitir su plan de reducción de emisiones para la cumbre COP21. Una propuesta vaga que fue criticada por su imprecisión y falta de transparencia.

Aun así, el también conocido como Reino de Arabia Saudita se ha propuesto la “ambiciosa” meta de instalar hasta 41 gigavatios de energía solar para el año 2032, según su último plan energético. Como ministro de Petróleo, Ali al-Naimi, se ha limitado a indicar que la economía global de su país se está “alejando de los combustibles fósiles” y que “posiblemente en el 2040 y 2050” dispongan de otras fuentes de energía.

Los propios países árabes en la Cumbre del Clima en París han acusado a Arabia Saudita de sabotear propuestas como la de rebajar el punto crítico del calentamiento de planeta de 2 a 1,5 grados, solicitado por algunos países, y de manera especial por aquellos que se ven condenados a desaparecer por la subida previsible del nivel del mar. También por oponerse a la de creación de un mecanismo de revisión periódica de las emisiones cada cinco años, que iba por buen camino y arecía que iba a prosperar. “Es inaceptable que a países en desarrollo como el nuestro se les pida participar en un mecanismo de revisión cada cinco años”, argumentó un representante de la delegación saudí durante las negociaciones.

La situación se ha complicado aún más porque este país de Oriente Medio, con unos treinta millones de habitantes, ha llegado incluso a insinuar que del mismo modo que a unos países se les quiere compensar por el impacto que el cambio climático tendrá sobre sus economías, a otros se les debería compensar por las pérdidas económicas que se derivarán del abandono progresivo de los combustibles fósiles. Algo que, bien pensado, tiene cierta lógica. Sin embargo, uno se pregunta quién va querer pagar eso.

Sirva lo antes dicho para resaltar que la monarquía saudí, que representa a una de las economías más poderosas del planeta, se ha convertido en un serio obstáculo, prácticamente insalvable, para el buen curso de las negociaciones. “Somos un país pobre y tenemos muchas otra prioridades”, justificó un delegado saudí.

La realidad es que Arabia Saudí es un país bastante rico, pues se sitúa en el número 26 del ranking mundial por renta per cápita, a tan solo tres puestos de España. Aparte de que es un país clave dentro de la OPEP y miembro del G20.
Con todos estos escollos, el clima de entusiasmo y confianza que iluminó el primer día de la cumbre se ha ido transformado en un pesimismo negro que augura lo peor. Tanto es así que ya no parece tan claro que vaya a salir de ella un acuerdo vinculante, que es lo que exigían las organizaciones medioambientalistas.

China, India y Arabia Saudí ponen en vilo el acuerdo sobre cambio climático.

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París en la COP2 Efe. Ian Langsdon.

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París en la COP2. Efe. Ian Langsdon.

No se acaban aquí los motivos de desvelo del responsable de la cumbre,  Laurent Fabius, debidos a su preocupación por lograr un tratado internacional que permita combatir el calentamiento lobal con contribuciones por parte de todos los países a partir del 2020 y bajo control de la ONU. Las discrepancias se han hecho más evidentes en el momento actual debido a que la negociación con los países emergentes, reunidos en el denominado Grupo Basic (China, India, Brasil y Sudáfrica) se ha complicado desde el mismo momento en que (como ocurriera con India) han vuelto a insistir en que se les mantenga la consideración de países en vías de desarrollo. Una categoría que limitaría sus compromisos económicos en el nuevo pacto.

Hoy, según he podido leer, se cerró un nuevo borrador, totalmente descafeinado. Los ambientalistas critican que se haya sacado del acuerdo el compromiso de la descarbonización, que pretendía un compromiso para lograr un planeta con cero emisiones de carbono por la acción humana después de 2050.

Sin embargo, la negociación continúa y debería cerrarse el viernes, algo difícil de conseguir porque todos los frentes están abiertos en las discusiones de los diferentes grupos de trabajo y de negociación.

Un ecologista en El Bierzo.

Arabia Saudí ‘protege’ su petróleo y bloquea la Cumbre del Clima de París. 09/12/15. Ecodiario.eleconomista.es.

Arabia Saudí, la ‘bestia negra’ en las negociaciones de la Cumbre del Clima. 09/12/15. Elmundo.es.

La COP21 rebaja la ambición contra el cambio climático a pocas horas del pacto final. 09/11/15. Publico.es.

China, India y Arabia ponen en vilo el acuerdo mundial sobre el clima. 09/12/15. Lavanguardia.com.

La Cumbre de París ultima el borrador definitivo del acuerdo contra el cambio climático. 09/12/15. 20minutos.es.

Cumbre del Clima de París: ¿el inicio de una nueva era energética?

Buenos Aires con 2º C más. Infobae.com.

Buenos Aires con 2º C más. Infobae.com.

Hace un par de días escribí sobre las reticencias de India a que se la den con queso, y sobre su individualismo a la hora de sacar tajada de una situación que le es favorable, dispuestos como están los líderes de las principales potencias mundiales (EE.UU., China y Francia) a coger, por fin, al toro por los cuernos y cortar por lo sano en un asunto que pàrece que se nos haya ido un poco de las manos, como es el del cambio climático.

Al respecto de esas reticencias no he podido encontrar nada más en Internet. Es como si la tierra se las hubiese tragado. Me imagino que se habrá producido algún encuentro bilateral, trilateral, o a cuatro bandas, con algunas promesas, y que todo habrá entrado dentro de un orden.

Christiana Figueres, Laurent Fabius y Ban Ki-moon en Le Bourget, este sábado. Elmundo.es. Reuters.

Christiana Figueres, Laurent Fabius y Ban Ki-moon en Le Bourget, este sábado. Elmundo.es. Reuters.

Titulan los principales medios casi lo mismo, me imagino que recogiendo las noticias de alguna de las escasas grandes agencias de prensa que hay en el mundo, que es una de las cosas que debiera ser de lo más trasparente, en vez de ser al revés. Dice algo así como que las conversaciones técnicas ya han finalizado y que ha llegado la hora de que actúen los políticos, en este caso los ministros de cada país, para rematar un borrador de 48 páginas que, de una manera bastante sorprendente, ya se puede encontrar en la red, y que por lo tanto cualquiera puede ver. Aunque no entender, porque al que yo he podido acceder está en inglés, y si no dominas ese idioma, y pones el te.xto en el traductor automático, ya sabes a lo que te expones.

El pacto contra el cambio climático queda en manos de los ministros”, resume un apagado titular, como si la creatividad del periodista no pudiera dar para más. Y es de ‘El País’. Muy parecido al publicado por El Mundo, La COP21 aprueba un borrador de acuerdo para ser ultimado por los ministros”, tanto que uno podría pensar que se han puesto de acuerdo a la hora de encabezar la noticia.

Puestos a elegir prefiero el del diario ‘Abc’ de hace dos días: En París se decide el futuro”. Pero aún más aquellos que no veo escritos, y que hacen referencia a una Cumbre del Clima en París que toque campanas a muerte por las energías fósiles, principales responsables del problema. En este sentido me gustaría poder encontrar titulares más rotundos, como algunos que dijeran que esta cumbre marca el inicio de una nueva era, la de las energías renovables y no contaminantes de la atmósfera que respiramos millones de personas, más de siete mil millones en concreto.

He estado repasando las notas que escribí cuando Obama inició su segundo mandato, a principios de 2013, haciendo referencia a su buena disposición a orientar la economía mundial hacia fuentes más saludables de energía. Ya la cumbre de Copenhague, en 2009, considero que se salvó por los pelos gracias a su intervención. Quiero decir que aún considerándola un fracaso, pudo haberlo sido peor todavía. Ahora también confío en que haga todo lo que esté al alcance de sus manos para que surja de parís un acuerdo vinculante. Francia también está por la labor. ¿Y China? Lo tengo menos claro, aunque espero que también.

Una calle en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

Una calle en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

He encontrado en la red unas imágenes espectaculares de qué aspecto podrían tener algunas importantes capitales del mundo en caso de que las temperaturas continúen subiendo. 2ºC, o hasta 6, que es lo que establecen los expertos que ocurriría de no tomarse medidas a tiempo. Tal vez sean algo catastrofistas. ¿Lo son? A vosotros de juzgarlo. En cualquier caso sirven bien para llamar la atención sobre un riesgo que la gente parece no querer ver.

La misma calle y lugar en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

La misma calle y lugar en Wall Street. Nueva York. Infoba.com.

También he encontrado opiniones emitidas hace varios años, como la de Josep Enric Llebot, formulada en el trascurso del X Seminario Internacional del Cambio Climático organizado en Madrid por la Fundación Gas Natural-Fenosa, el 2 de noviembre de 2015, en la que este catedrático de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona, que aparecía en esa reunión más bien como un aguafiestas de la misma, hacía referencia a una inercia del clima”, del que no he vuelto a oír ni una palabra más. Sin embargo, su posición continúa pareciéndome muy razonable. Porque una vez puesta en movimiento una dinámica como la que protagoniza el cambio climático, aún aportándole cataplasmas, no me parece muy sensato pensar en que estos vayan a lograr un resultado inmediato. Por lo tanto, no sería yo quien pospusiera la aplicación de las medidas propuestas por cada país a título propio, ni tampoco las que puedan resultar de la COP21. Este señor ya consideró entonces “utópico” el objetivo también propuesto en Copenhague de mantener la temperatura media del planeta durante este siglo sólo 2ºC por encima de los niveles preindustriales. Incluso en la hipótesis poco probable de que se consiga reducir hasta 2050 un 50% las emisiones de CO2.

London con 4º C más. Infobae.com.

London con 4º C más. Infobae.com.

Sobre la historia de esos tan manidos 2ºC (3,6 grados Fahrenheit) he logrado dar con alguna información interesante. El límite de aumento de los 2ºC fue sugerido por el economista William D. Nordhaus a mitad de los años 1970, aunque quedó después en el olvido hasta que en 1990 el Advisory Group on Greenhouse Gases (AGGG), precursor del IPCC, lo introdujo en el último informe que publicó.

Pero pasar esa referencia de los estudios e informes científicos a la arena política no fue fácil. En la cumbre del Clima de Bali (Indonesia), la COP13 celebrada a finales de 2007, se logró introducir la referencia al límite de temperatura y la reducción de emisiones que haría falta para contenerla en ese valor sólo a pie de página del texto del acuerdo. El acuerdo de Copenhague de 2009 también menciona en su texto los 2 ºC, aunque no dice cómo se va a medir este incremento de temperatura.

Shanghái con 4º C más. Infobae.com.

Shanghái con 4º C más. Infobae.com.

Sea como fuere el último informe de Evaluación del IPCC, publicado en 2014, analiza diferentes escenarios que muestran que para tener una oportunidad probable de limitar el incremento de la temperatura media global a los 2ºC  (hay que tener en cuenta que desde 1880 ya se ha incrementado en 1,02ºC, según los últimos datos del Met Office) la concentración de CO2 en la atmósfera debería rondar las 450 partes por millón (ppm) en 2100 (el valor actual está en 402). No obstante, esta cifra no tiene por qué ser la definitiva: los países vulnerables, los pequeños Estados insulares y los países menos adelantados, han pedido que el objetivo sea no pasar de un aumento de 1,5ºC, algo que también será objeto de discusión estos días en París.

Rio de Janeiro con 4º C más. Infobae.com.

Rio de Janeiro con 4º C más. Infobae.com.

Hoy se considera que el aumento de la temperatura global en 2ºC provocaría una subida del nivel de los océanos capaz de sumergir bajo sus aguas las tierras que actualmente ocupan unos 280 millones de personas. Mientras que un aumento de 4 grados (7,2 F) se calcula que cubriría áreas donde viven más de 600 millones de ellas. Tal es el caso de algunas islas, como Tuvalu o Maldivas, este último  país considerado como el más bajo del mundo, que debido al aumento del nivel del mar ven con preocupación la continuidad de la existencia de sus territorios.

Un ecologista en El Bierzo.

Los tres desafíos de la cumbre del cambio climático en París. 05/12/15. Infobae.com.

Así quedará Buenos Aires cuando la temperatura global aumente 2°. 09/11/15. Infobae.com.

Convención marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. 09/05/92. Unfccc.int. Pdf. 

Cumbre del Clima de París: ¿Qué es lo que exige India?

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

Ayer me referí a las reticencias de India a la hora de aceptar los criterios de los países más industrializados presentes en la Cumbre del Clima de París. La reivindicativa postura de India, que cabe situar en el pleno “boom” empresarial que atraviesa la considerada como tercer emisor mundial de CO2, sólo por detrás de países como China y EE.UU., ha provocado el bloqueo de unas conversaciones que habían arrancado con buen pie el pasado lunes, ya que hasta Estados Unidos, por boca de su actual presidente, Barack Obama, reconoció con sorprendente sinceridad su parte de responsabilidad en el calentamiento global.

Un gran paso, más aún si se tiene en consideración que en 1997 EE.UU. se limitó a firmar el protocolo de Kioto pero luego después de haberlo firmado. O que en la COP15, celebrada en Copenhague en 2009, China fue reacia a aprobar el magro documento que se acordó allí in extremis. Hoy, por el contrario, el presidente chino, Xi Jinping, parece dispuesto a adoptar medidas mitigadoras del temible cambio climático. Sus relaciones con Europa, y con Gran Bretaña en concreto, atraviesan por un buen momento, ya que estuvo en octubre pasado visitando de manera oficial ese país, donde fue recibido por la reina Isabel en el Palacio de Buckingham.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no han ratificado el protocolo con su firma. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no ratificaron el protocolo de Kioto. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Como dije, India es un país con un pujante desarrollo económico, para cuyo crecimiento necesita mucha energía. Una buena parte de ella la obtiene de la amplia red de centrales nucleares, después de orientar la energía atómica hacia fines pacíficos, cuando hasta ahora su interés por la misma había sido, ante todo, militar.

Ya puesto a hablar de este tema abundaré en que la planta nuclear de Kundankulam es el resultado de una alianza entre Rusia y la India y que está considerada como la mayor generadora de electricidad en el país hindú. A destacar que el amplio programa nuclear del gobierno de Nueva Dehli  fue agriamente cuestionado por diversas oenegés internacionales, algunas con sedes en India, las cuales convocaron masivas concentraciones. Esto tuvo el poder de irritar enormemente al gobierno hindú, el cual como respuesta decretó la expulsión de muchas de ellas.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Wikipedia.org.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Canadá se retiró. Wikipedia.org.

También recordaré, aunque me salga un poco del tema, que India es uno de los escasos países que tiene arsenal atómico, junto con su vecino Paquistán con el que siempre está a la greña. Y que también es, probablemente, el hueso más duro de roer en la cumbre de París para cerrar un acuerdo global.

De hecho, su discurso es altamente coherente. India entiende que los países más desarrollados y contaminantes, al haber basado su crecimiento en los combustibles fósiles, deberían asumir el grueso de los esfuerzos necesarios para mitigar las subida de la temperatura global. A cambio promete reducir sus emisiones, aunque no sin antes percibir 206.000 millones de dólares.

Ya el pasado lunes el primer ministro de la India, Narendra Modi, en su intervención inaugural insistió en que los países más industrializados tenían “más mayor margen para reducir sus emisiones” y defendió la vigencia del concepto “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. También lanzó una advertencia sobre el carbón, que continúa siendo una de las principales fuentes de energía en su país: “Deberíamos limpiar esa energía y no decretar su fin”.

India quiere que las contribuciones de reducción de emisiones para el futuro acuerdo sean de cumplimiento “voluntario” para los países en desarrollo, entre los que se incluye, y que sólo sean jurídicamente vinculantes para los países del anexo I, que son los que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático considera los más ricos de acuerdo a criterios de 1990.

Esos países más industrializados son los que entonces se considero que tenían una mayor responsabilidad en el cambio climático. Se les conoce con ese nombre porque fueron incluidos en el Anexo I de la Convención Marco de las Naciones Unidas y son los que soportan una carga mayor en los acuerdos derivados de la Convención.

El presidente chino Xi Jinping y su homólogo francés, Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre sobre Cambio Climático. París, 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Xi Jinping y Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre de París. 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Sin embargo, en ese listado hoy hay estados, como China, que no están incluidos, pese a ser ahora la nación más contaminante del mundo. Es cierto que esta división entre ricos y pobres, establecida hace 23 años, dista mucho de la realidad actual y que de ella ya no quieren ni oír ni hablar Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que además se oponen radicalmente a que los compromisos de los países en desarrollo sean de cumplimento voluntario.

Por su parte, India condiciona su compromiso a reducir la intensidad de sus emisiones por unidad de PIB entre un 33 y un 35% para 2030 con respecto a 2005, y que el 40 % de su electricidad provenga de renovables, a la recepción de 206.000 millones de dólares de la comunidad internacional. Pero, además, Modi pidió en su intervención que Occidente cumpla con el compromiso de aportar 100.000 millones de dólares (95.000 millones de euros) anuales a partir de 2020, del denominado Fondo Verde, y que no bloquee la “transferencia tecnológica”. India quiere que el acuerdo recoja la obligatoriedad de los Estados desarrollados de transferir, sin coste, conocimiento en tecnologías bajas en carbono a los países en desarrollo.

El problema es que este asunto está regulado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y no puede ser tratado en esta convención. A lo que hay que añadir que el país hindú no está solo, ya que un buen número de naciones en desarrollo, que se beneficiarían de que las contribuciones fuesen voluntarias, podrían secundarle.

De prosperar la petición de Modi, que mantiene pese a la buena disposición manifestada previamnete, la cumbre podría resquebrajarse. Un riesgo que ya ha reconocido la delegación británica.

Sin embargo, otros negociadores más optimistas entienden que el bloqueo de India forma parte de una táctica y esperan que la próxima semana, cuando los ministros acudan a París a ultimar el acuerdo, los diplomáticos de Nueva Delhi acaben cediendo si se les asegura la financiación y transferencia tecnológica que solicitan.

“La mayoría de los bancos ven más potencial en financiar proyectos solares que nuevas plantas de carbón”, aseguró un delegado de India en la cumbre, al tiempo que consideró que su país “no puede aceptar limitar duramente sus emisiones cuando todavía estamos tratando de alumbrar a gran parte de la población, el 20% de nuestros habitantes no tienen acceso a la electricidad”. “Si hablamos de responsabilidades justas, los compromisos de la UE y Estados Unidos son menos ambiciosos que los de mi país en función de cuánto han contribuido al problema”, añadió.

Deuda ecológica.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

La postura de India no es exclusiva, más bien al contrario, ya que es ampliamente compartida por los países africanos y también por algunos del continente americano sur. Tiene que ver con el concepto de “deuda ecológica”, ya mencionada por el presidente boliviano Evo Morales en Copenhague y defendida también por otros mandatarios, como el presidente de Ecuador Rafael Correa, quien ha dicho que “Un habitante de los países ricos emite 38 veces más que uno de los pobres”. Existe “una deuda ecológica que debe pagarse y que, sobre todo, no debe ir aumentando”, apostilló.

Otra opinión en esta línea es la del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, quien ha declarado que “los países desarrollados están siendo miserables… Nos cargan [a los pobres] para que limpiemos el desastre que han creado”.

Un comentario que no está demasiado alejado del realizado por un delegado hindú, quien recordó que los países ricos son los principales responsables del cambio climático, y que aún hoy “un estadounidense medio emite diez veces más al año que la media de un habitante en India”.

Posturas con las que los países occidentales prefieren mantener cierto distanciamiento, obviándolas en lo posible, pero que habrán de superarse si se quiere llegar a un entendimiento. Éste algunos lo sitúan en el pago por Occidente de importantes cantidades de dinero para facilitar una transición hacia la producción de energía limpia en los países menos desarrollados. Algo que, por otro lado, la crisis económica mundial complica. De lo contrario será difícil alcanzar en esta cumbre, iniciada con tan buenos auspicios,  un plan de acción realmente vinculante y universal. Y se perderían algunos preciosos años más en la lucha contra el cambio climático.

Intervención de Greenpeace para desbloquear la situación.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Ante el bloqueo de las conversaciones el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, ha optado por publicar hoy una carta abierta dirigida a Narendra Modi, en la que le emplaza a desempeñar un “papel heroico” en las negociaciones de la cumbre contra el cambio climático. “La India puede ser líder de la revolución de energía renovable que está por llegar”, dice la misiva, que añade que puede “generar millones de empleos en este sector, de manera que no se castigue a los trabajadores del sector de combustibles fósiles”.

Un ecologista en El Bierzo.

India pide mayor esfuerzo a los países más contaminantes. 01/12/15. Elpais.com.

India bloquea las negociaciones del acuerdo climático de París.
02/12/15. Publico.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del coche. 04/12/15. Eldiario.es.

Greenpeace emplaza a la India a desempeñar un “papel heroico” en la COP21. 04/12/15. Eluniversal.com.