Archivo de la etiqueta: Patrimonio

Fallece el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, Julio Fernández Manzano

Exterior de la muralla del Castro de Borrenes. 21 febrero 2009. Foto: Enrique López Manzano

El pasado jueves -día 3- falleció mi primo carnal Julio Fernández Manzano, a la edad de 65 años. Hacía tiempo que seguía un tratamiento en un centro privado tras sufrir un ictus cerebral.

Comento esta noticia tanto por mi vinculación afectiva con él, ya que siendo niños compartimos unas cuantas aventuras, incluida la de participar, dentro de la misma escuadra, en uno de los campamentos de la Organización Juvenil Española (OJE). Pero también algunas salidas por El Bierzo, organizadas por mi tío, Ángel Manzano Casas. De ellas recuerdo con especial intensidad las efectuadas al Monasterio de Montes, entonces en ruinas (todavía en parte hoy), pero también otras durante cuyo trascurso nos dedicábamos a buscar fragmentos de tejas romanas que localizábamos en los campos bercianos. Un preludio de lo que luego sería la gran pasión de mi pariente cercano: el estudio arqueológico de la meseta norte ibérica.

En realidad, pese a mi gran afecto por mi primo, he de decir que por diversas circunstancias de la vida no llegamos a vernos con tanta frecuencia como hubiera sido de mi agrado. Siendo bastante joven, por consideraciones familiares y laborales, él fijó su residencia a Valladolid, la principal ciudad desde la que ejerció su reconocido magisterio. Sin embargo, pese a esta distancia, que un mayor alejamiento geográfico llegó a acentuar, siempre mantuvimos una cordial amistad.

He de destacar que la relación de mi primo con El Bierzo fue siempre muy relevante, tanto por la atracción que esta comarca ejercía sobre él como desde el punto de vista profesional, ya que Julio fue uno de los artífices del Plan Director de Las Médulas. Pero también por sus prospecciones arqueológicas en el Castro de Borrenes, y creo que también en el de San Juan de Paluezas (El Castrelín), así como los estudios que dedicó a diversos hallazgos arqueológicos realizados en la comarca. De sus investigaciones tuvo la ocasión de informar en alguna conferencia organizada por el Instituto de Estudios Bercianos (IEB) celebrada en la capital berciana.

“La cultura no se debe medir nunca por criterios meramente economicistas”.

Vista del Castro de Borrenes. 21 febrero 2009. Foto: Enrique López Manzano.

No fue hasta época reciente que me apercibí que mi primo también mantuvo una opinión personal sobre la cantera de Catisa, cuyo monstruoso desarrollo desluce todavía hoy día la vista panorámica de Las Médulas desde el Mirador de Orellán. Según publicó el ‘Diario de León’, mi primo preconizó el traslado de la mina de áridos a otra parte para no perjudicar los puestos de trabajo existentes. Sin embargo, por casualidades de la vida, acabaría siendo la asociación en la que yo aún milito la que acabaría por dar la puntilla a la cantera, cuando ésta se veía ya muy debilitada por la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Carrera docente de Julio Fernández Manzano.

Julio Fernández Manzano. Elnortedecastilla.es

Aunque natural de Ponferrada (ambos nacimos en el mismo edificio de la Calle del Cristo), Fernández Manzano desarrolló la práctica totalidad de su carrera docente en la Universidad de Valladolid, donde se licenció en Filosofía y Letras y en 1983 se doctoró con la tesis ‘Armas y útiles metálicos del Bronce Final en la Meseta Norte’. Tras unos años como profesor ayudante en Valladolid, en 1987 obtuvo la plaza de profesor titular de Prehistoria en la Universidad de Cantabria, pero regresó tres cursos más tarde a la capital vallisoletana.

Especialista en la metalurgia de la Edad del Bronce, impulsó importantes proyectos y equipos de investigación en Las Médulas, junto a Francisco Javier Sánchez Palencia y María Dolores Fernández-Posse. En 2007 obtuvo la cátedra de Prehistoria de la Universidad vallisoletana, área adscrita al Departamento de Prehistoria, Arqueología, Antropología Social y Ciencias y Técnicas Historiográficas. Además, también desempeñó el cargo de vicedecano de Ordenación Académica de la Facultad de Filosofía y Letras.

Fernández Manzano impulsó relevantes investigaciones sobre la Edad del Bronce en Castilla y León, algunas en colaboración con Germán Delibes; y a partir de 2006 dirigió, junto al citado Delibes, José Ignacio Herrán y Manuel Crespo, la campaña de excavaciones arqueológicas en el pago ‘El Palomar’, en el Centro de Interpretación de la Naturaleza de Matallana.

Publicaciones científicas.

El Castrelín fue abandonado poco antes de la explotación romana de Las Médulas. 4 junio 2017. Foto: Enrique López Manzano

Entre las publicaciones de mi primo sobresalen el capítulo dedicado a la Prehistoria en el Valle del Duero, escrito junto a Germán Delibes en la famosa ‘Historia de Castilla y León’ de la editorial Ámbito (1984); ‘Armas útiles metálicos del Bronce final en la Meseta Norte’ (1984); o ‘Mineros y Fundidores en el inicio de la Edad de los Metales. El midi francés y el norte de la Península Ibérica’ (2003).

Hace unos pocos días estuve visitando el Museo Arqueológico de Cáceres. Allí pude ver expuestas diversas lápidas romanas con sus preceptivos epitafios, tal y como era frecuente en ese tipo de manifestaciones funerarias. Observé que en varias de ellas aparece escrita la frase: “Que la tierra le sea leve”, dedicada al difunto. Es lo que le deseo de todo corazón al amigo cuyo cálido abrazo me va a faltar.

Aquellos interesados en conocer más a fondo los escritos e investigaciones de Julio Fernández Manzano podrán consultarlas aquí. 

Un ecologista en El Bierzo.

Fallece el catedrático de Prehistoria Julio Fernández Manzano. 03/08/17. Elnortecastilla.es.

Un arqueólogo del plan director defiende el traslado de la explotación. 02/07/04. Diariodeleon.es.

La Peña do Seo y sus minas de wólfram desde Cadafresnas

Ascendiendo por los zigzags hacia la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ascendiendo por amplios zigzags hacia la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique López Manzano.

Uno de los mitos que perdura en El Bierzo guarda relación con las minas de wólfram de la peña do Seo. La imagen de un poblado minero en ruinas, perdido en la inmensidad de unas montañas interminables, ha contribuido en gran medida a mantenerlo vivo.

Desde luego les invito a conocer esta zona y peña, que aunque con una altitud inferior a los mil seiscientos metros (lo que hace que pudiéramos considerarla como una cima menor en comparación con otras alturas bercianas) presenta unos encantos que compensan con creces el esfuerzo de acercarse hasta el lugar, y no digamos hasta la cumbre.

El pueblo de Cadafresnas y la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El pueblo de Cadafresnas con la peña do Seo al fondo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Recomiendo que realicen esta visita aprovechando algún momento de bonanza meteorológica, pues de lo contrario no hay abrigos, salvo en las casas semiderruidas del poblado minero y en una caseta situada en la cima de la montaña. Por otra parte, aunque yo realicé la ascensión en un día ideal, sin excesivo calor y con límpidas panorámicas, me temo que la nieve, la lluvia o la niebla, podría complicar la excursión al ocultar los hitos y volver resbaladizo el trecho rocoso más inmediato a la cima.

Ruta Cadafresnas - Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruta Cadafresnas – Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Una vez alcanzada ésta, que ofrece un precioso cordal no demasiado complicado de recorrer, el montañero podrá disfrutar de unas vistas extraordinarias del Bierzo, pudiendo reconocerse desde la lejanía la ciudad de Ponferrada, la central térmica de Compostilla I y las Médulas, entre otros puntos de interés. La misma peña do Seo es visible y fácilmente reconocible desde una buena parte de la hoya berciana, pudiéndose decir de ella que, pese a su limitada altitud, la preside con tanta autoridad como otras cumbres más altivas. Además, su peculiar forma hace que se la pueda reconocer fácilmente, permitiéndonos situar con facilidad los límites del Bierzo con Orense y Lugo.

La peña do Seo y el poblado minero. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La peña do Seo y el poblado minero. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Hay quienes dicen que desde la peña pueden distinguirse hasta las cumbres de Babia, la zona de Trevinca y hasta Cabeza de Manzaneda. Desde luego es posible ver las orensanas montañas de la sierra de la Encina de la Lastra (Valdeorras, Orense) e inclusive la berciana sierra de Gistredo, con su mítico Catoute. Pero, incluso con estos alicientes incontestables, conviene recordar que estamos frente a una ruta con alguna dificultad y que, por lo tanto, no es apropiada para domingueros.

También para evitarme alguna posible reclamación, aclaro que mis explicaciones son meramente informativas, que lógicamente están sujetas a mi subjetiva apreciación, y que pueden variar mucho de una fecha a otra y, enormemente, en función de la meteorología. También les recomiendo que echen un vistazo a los enlaces antes de lanzarse a la aventura.

Ruinas del poblado minero del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruinas del poblado minero del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Sin embargo, también estamos ante una ruta aconsejable a todo amante de la naturaleza y la montaña, que puede limitarse a la visita del poblado, o alargarse un par de kilómetros más hasta las bocaminas y los restos del lavadero del mineral. Los más atrevidos podrán culminar alcanzando la cima, en una hora y media aproximadamente a partir de las ruinas del poblado.

Personalmente elegí realizar la ruta desde Cadafresnas, una aldea a la que se llega por carretera asfaltada que sale desde Villafranca del Bierzo cogiendo en dirección a Corullón, aunque hay otras igual de interesantes. Para llegar hasta ella basta con seguir las indicaciones de las señales de carretera. Una vez allí, hay que preguntar por la ruta al poblado minero, aunque exista una gran señal que nos la indica, pero que creo que no está bien ubicada. Supongo que debería situarse un poco antes, para así evitarnos tanteos y pérdidas de tiempo en la búsqueda de esa orientación.

El final de la pista y el inicio de la pared de la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El final de la pista y el inicio de la pared de la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Es posible dejar el coche en el pueblo y emprender el camino a pie hasta el poblado minero siguiendo una pista de unos 4,5 kilómetros que ofrece unas excelentes vistas. Pero también se puede llegar con el vehículo hasta el mismo, sin excesivos problemas. El más grave de todos es que, en una zona de estancamiento de aguas ya cerca de las casas, hay algunos socavones que hacen que los vehículos toquen los bajos con facilidad si no se reduce al mínimo la velocidad. Los vehículos 4×4 pueden pasar sin problemas hasta la pared misma de la peña. Esto, claro está, en una época seca como la que yo disfruté, aunque me temo que en otras estaciones la aventura pueda resultar más complicada. El otro problema, si se anima a hacer el trayecto en coche, es que la pista de tierra no dispone de apenas espacios para el cruce de dos vehículos.

Vista de las dos cimas de la Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista de las dos cimas de la Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Señala alguien que no hay que olvidar que la ruta completa desde Cadafresnas al poblado resulta bastante larga (unos 9 kilómetros ida y vuelta), y más aún si se añade la visita a las bocaminas (otros 4 kilómetros entre ir y volver), con un desnivel total acumulado de algo más de 850 metros si se hace la cumbre y otros 5 kilómetros más (ida y vuelta), por lo que cada uno deberá de calcular bien su fondo físico. Sin embargo, sólo hasta el poblado, el camino a asciende suavemente y es muy llevadero.

Ya alcanzado el poblado se puede acceder a las bocaminas. En ese caso hay que coger una pista que aparece una vez dejadas atrás las casas, como a un centenar de metros a la derecha, que asciende en empinados zigzags (que siguen la Ruta circular del Bierzo, de la cual aparecen algunos postes indicadores) hasta el desvío a la izquierda que lleva a las bocaminas y al antiguo lavadero del mineral. Si se sigue subiendo por la pista de la derecha se llega, en poco tiempo, a un collado desde el cual puede verse el otro lado de la montaña.

Bajando de la peña hay que coger la bifurcación a la derecha que nos devuelve al poblado. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Bajando de la peña hay que coger la bifurcación a la derecha que nos devuelve al poblado. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

En ese collado están las ruinas macizas de una antigua construcción. Al lado de la misma se inicia un estrecho sendero, algo difícil de observar, que lleva a la cumbre de la peña. Yo calculo que en una hora aproximadamente. Avanzar por esa senda no resulta fácil debido al brezo bajo y la carquexia, que rasca bastante si no se lleva pantalón largo. Por lo demás, una vez cogido resulta fácil de seguir.

Personalmente prefiero la otra opción, creo que la más frecuente, para subir a la cumbre. Ésta consiste en continuar por la pista que, dejando atrás el poblado, pasa al lado de un gran depósito de agua abandonado, con una característica escalera que se conserva todavía, para alcanzar en aproximadamente una hora de camino de tierra fácil, aunque algo empinado, la pared rocosa tras unos amplios zigzags. Una vez llegados a la pared solamente hay que seguir los hitos, a veces un tanto esquivos, que nos dirigen hasta el cordal. En esta zona las vistas, en todas las direcciones, son impresionantes. Tampoco resulta demasiado difícil subir, aunque se tenga a veces la impresión de escalar la pirámide de Keops.

Antiguo lavadero de mineral. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Antiguo lavadero de mineral. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ya alcanzada la cresta podemos llegarnos hasta el geodésico, situado a nuestra izquierda junto a los restos de una caseta, o hasta un hito bastante grande de piedras, que encontraremos cresteando hacia la derecha. Se tarda aproximadamente unos tres cuartos de hora en llegar a las cumbres desde el pie de la peña, y si dejamos atrás el gran hito podremos comenzar a bajar hasta el cuello del que hablé antes que nos lleva a la casa de piedra abandonada (hecha de grandes bloques blancos) y que permite regresar al poblado. Bajando por esa pista podemos incluir un desvío de ida y vuelta hasta las bocaminas. Calculo en una media hora larga esta bajada desde el hito al cuello.

Sobre la historia del poblado y del wólfram no me quiero extender en esta ocasión. Vale la pena pararse a conversar un momento con algún vecino del pueblo. Hay un bar poco señalado en el centro del pueblo. Con un poco de suerte encontraréis a alguien que os hable del Lejano Oeste que un día fue esta zona, de la temible ‘Patrulla del Gas’, y de las hasta 250.000 pesetas de la época por tonelada que se pagaba por el mineral. Cuando el salario era, por entonces, de unas 15 pesetas diarias.

La primera bocamina en la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La primera bocamina en la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Pero todo terminó cuando finalizó la demanda de un mineral que, añadido al acero, permitía su endurecimiento y evitaba el recalentamiento de las armas. El final de la II Guerra Mundial también marcó el ocaso de la minería en la peña. Sin embargo, en el pueblo se me dijo que una compañía canadiense está realizando catas por las noches, con la intención de reabrirla. El wólfram y otros minerales codiciados, utilizados esta vez en los móviles, estarían detrás del nuevo intento.

En los enlaces que facilito podéis ver fotos del interior de las galerías mineras, realizadas por unos moteros, muy deterioradas en la actualidad por los derrumbes. Dan bastante miedo y desde luego desaconsejo entrar dentro. Para aquellos que sientan el gusanillo de conocerlas les diré que en el pueblo me dijeron que un señor de Corullón (Jose) las ha filmado en su casi totalidad y que comercializa esos videos.

Lo que me parece lamentables es que los escombros procedentes de la explotación minera se hayan dejado abandonados de cualquier manera en la pared de la peña. Esperemos que, si se llegase a explotar de nuevo, se logre evitar este feísmo.

Un ecologista en El Bierzo.

La tercera bocamina del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enriqe L. Manzano.

La tercera bocamina del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enriqe L. Manzano.

Peña do Seo (Cadafresnas-Pabellones-Minas Peña do Seo – Cadafresnas) 04/07/13 y 07/07/13. Wikiloc.com.

Peña del Seo (1.576 m). 18/11/13. Aventurasdeundominguero.blogspot.com.es.

Cadafresnas – minas de wolframio – Peña do Seo – Cadafresnas.
12/07/14.Wikiloc.com.

La Peña do Seo y su mina. !Espectacular! 04/12/11. Atce.mforos.com (imágenes de las galerías).

Antigua mina de wolframio. Rottodigital.com. Enrique Álvarez (interior de una galería).

El Instituto Europeo de Turismo impulsa una ruta del wolframio que ‘puentea’ al Bierzo. 05/12/12. Diariodeleon.es.

Fallece el empresario Martínez Núñez, dejando como ‘recuerdo’ irreparables destrozos medioambientales en El Bierzo

La Cantera 'La Estella', de Martínez Núñez. San Juan de Paluezas (El Bierzo). 8 abril 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La cantera ‘La Estrella’, de Martínez Núñez. San Juan de Paluezas (El Bierzo). 8 abril 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Anteayer mencioné a José Martínez Núñez, en relación con sus problemas con la trama Gürtel. Y ayer, a la edad de ochenta y seis años, se produjo su fallecimiento en Canarias, adónde se había retirado después del desmoronamiento de su gran imperio empresarial y mediático.

Comentaba yo entonces sobre el exagerado retraso en la celebración de este juicio, que afecta en lo esencial al Partido Popular y a algunos de sus simpatizantes, y sobre el hecho que éste dejará sin castigo a algunos de los principales implicados en el mismo- Como  así habrá sido finalmente.

El empresario José Martínez Núñez. 2012.

El empresario José Martínez Núñez. 2012.

Pero, incluso habiéndose celebrado tal juicio, y en el supuesto de que el empresario hubiese resultado condenado, creo que tampoco habría pisado la cárcel. Primero, debido a su avanzada edad y precario estado de salud, y segundo por la categoría de sus relaciones personales, forjadas en el trascurso de la construcción de su magno imperio empresarial.

De hecho, he consultado la biografía del interfecto, y abundantes artículos, sin encontrar en estos últimos ninguna información de que Martínez hubiese estado en prisión en alguna ocasión. Y esto pese a haber sido condenado evarias veces, e incluso atribuirsele, -periodísticamente-, alguna responsabilidad en un asesinato, el de un supuesto sicario ajusticiado por no haber cumplido con el encargo del temible constructor afincado en El Bierzo (me estoy refiriendo al tenebrosos Caso Cuiña”). Ese hombre, el venezolano Rafael Wolfang Pérez Álvarez, apareció ahorcado en un árbol. Se dijo entonces que “se suicidó”, pero lo cierto es que su esposa, Fátima Castellanos, siempre afirmó que Wolfang carecía de motivos para acabar con su vida.

Martínez Núñez (izq.), presidente de Propelesa, con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera en la presentación del periódico 'La Crónica de León'. 1986. Ileon.com.

Martínez Núñez (izq.), presidente de Propelesa, con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera en la presentación del periódico ‘La Crónica de León’. 1986. Ileon.com.

A José Martínez Núñez se le conocía de muy diversas maneras según el grado de relación que se tuviese con él. Sus empleados le llamaban “Don José”, sus familiares simplemente ‘Pepe’ y sus enemigos ‘El Padrino’.

A Martínez Núñez  los medios le citaron ayer como a uno de los empresarios más influyentes del Bierzo, y sin duda tienen razón. Pero dentro de algunas generaciones sólo nos quedarán de su recuerdo los elevados destrozos medioambientales que dejó tras de sí en El Bierzo. Aunque para entonces pocos serán capaces de decir quién fue aquel que cometió semejantes atropellos medioambientales.

Como legado, Martínez Núñez deja tras de sí la cantera sin restaurar de ‘La Estrella’, en San Juan de Paluezas (en el municipio de Borrenes), cuya entrada puede apercibirse desde la carretera N-120, antes de llegar al desvío de Friera en dirección a Orense. Fue la primera empresa de este género abierta por el empresario, es decir de la más antigua en el tiempo, y en este sentido la que sirve para darnos la medida de la permisividad de la Junta de Castilla y León con el empresario, ya que nunca ésta nunca recibió un tratamiento de recuperación paisajística. Es más, en las alturas de la cantera, después de las explosiones practicadas, el estado de los bordes es tan inestable que todavía persiste en ellas  algún descalabrado letrero adviertiendo del peligro de su desmoronamiento, y de que resulta peligroso acercarse a los mismos.

La cantera de Catisa en Las Médulas no ha dejado de explotarse pese a todas las sentencias judiciales.13 abril 2007. Unecologistaenelbierzo.

La cantera ilegal de Catisa en Las Médulas .13 abril 2007. Unecologistaenelbierzo.

Ese es uno de los “recuerdos” que nos deja el empresario de origen orensano, afincado en El Bierzo desde temprana edad, aunque no el único. Hay otro en Cobrana, aunque no llegó a más porque los vecinos revocaron su propia decisión. Otro es el de la cantera de Catisa, uno de los frentes de explotación ilegales más extensos en Europa, con casi un kilómetro de longitud. Esta explotación minera se sitúa dentro del Área Natural de las Médulas, en una zona protegida.

La cantera no sólo es visible desde el espectacular mirador en Orellán de este importante Patrimonio de la Humanidad, desde donde estropea por completo la vista panorámica, pero podría decirse que lo es también desde medio Bierzo. Y esto pese a que la Junta acabó por dictaminar su cierre, estando todavía pendiente la recuperación paisajística.  

Lo sorprendente, -o al menos así debería de ser-, es que este señor, de tan dudosa reputación social y escasa formación, logró sin embargo codearse con la élite política y empresarial de medio país, y de manera especial con la leonesa y la gallega. Es conocido que estas relaciones le resultaron muy útiles para sus negocios, muy variados y extensos por cierto. Sin duda estamos frente a una vida de película, aunque poco aleccionadora.

Isabel Carrasco inaugura el belén artesano de Folgoso de la Ribera. 5 dic. 2011. Elecodelbierzo.es.

Isabel Carrasco en una de sus visitas al Bierzo. Folgoso de la Ribera. 5 dic. 2011. Elecodelbierzo.es.

Una de esas relaciones importantes fue la que el empresario mantuvo con su gran amiga, la presidenta de la Diputación Provincial de León, Isabel Carrasco. Según me contó una persona bien informada, Martínez Núñez transportaba con relativa frecuencia a la presidenta en su helicóptero particular. Y esta aeronave disponía de autorización para volar incluso de noche, cuando según mi informante eso les está prohibido a los helicópteros civiles.

Martínez Núñez se relacionó con otros presidentes anteriores de la Diputación provincial, como por ejemplo Javier García Prieto. Pero también con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP), o con su antecesor en el cargo, Juan José Lucas (PSOE), entre otros importantes políticos. Además de con otros tan destacados como Javier Arenas (PP), José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), o con grandes empresarios como (Rodrigo Rato (PP), José Ignacio Lagartos (director de Caja España), Fernando Fernández Tapies (un importante naviero), etc.

En su calidad de hombre de negocios, la Federación de Empresarios Leoneses (FELE) le concedió el título de Mejor Empresario del año en 1999. Es el mismo galardón que hace pocos días concedió esa decepcionante organización a Cementos Cosmos, otra empresa muy contaminante y claramente enemiga del Bierzo.

Para el conocimiento del resto de galardones y “hazañas” empresariales y judiciales del finado remito al lector a la lectura de algunos los obituarios que desde ayer se están prodigando, de una manera especial, en los medios informativos de León y Galicia.

La cantera de Catisa, cerca del lago de Campañana, vista desde Ferradillo. 30 mayo 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

La cantera de Catisa, cerca del lago de Campañana, vista desde Ferradillo. 30 mayo 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

En lo que me concierne,  de este señor, me quedará únicamente el recuerdo de su responsabilidad directa en aquellos atentados medioambientales en los que participó activamente. Una evocación que, como viajero o turista, me acompañará a cada retorno a  algunos de los escenarios en los que Martínez Núñez dejó, quizás por siglos, su dolorosa huella.

Un ecologista en El Bierzo.

Cantera La Estrella, San Juan de Paluezas (León). 07/03/13. Aragonitoazul.blogspot.com.es.

La cantera de Las Médulas sigue operando a todo ritmo sin los permisos ambientales. 19/04/12. Diariodeleon.es.

Martínez Núñez, un imperio en liquidación. 10/02/13. Diariodeleon.es.

Gürtel deja a otra constructora en el aire: primero Begar, ahora Teconsa. 28/07/09. Elconfidencial.com.

Fallece en Canarias el empresario de la construcción José Martínez Núñez. 10/08/15. Elnortedecastilla.es.

José Martínez Núñez, el padrino hecho a sí mismo. 10/08/15. Bierzocomarca.eu.

Fallece el empresario José Martínez Núñez, con 86 años. 11/08/15. Laregion.es.

El Bierzo: excursión Molinaseca – Puentes de Mal Paso

La Puente Grande de Malpaso. Molinaseca, 1 nov. 2011. Foto: Enrique L. Manzano.

La Puente Grande de Malpaso. Molinaseca, 1 nov. 2011. Foto: Enrique L. Manzano.

Las Puentes de Mal Paso es el nombre que reciben dos puentes de piedra situados en la senda que une Riego de Ambrós con Molinaseca, en la comarca del Bierzo (León).

Algunas fuentes los sitúan en la ruta por donde pasaba la calzada romana de Astúrica, la cual comunicaba Astorga con Lugo. Algo que no parece muy acreditado. De hecho, todo indica que su construción fuera bastante posterior, probablemente de origen medieval,  y que respondería a la necesidad de facilitar el paso a los peregrinos que transitaban por el llamado “Camino francés” en dirección hacia Santiago de Compostela.

Desde el punto de vista excursionista podemos considerar esta ruta como muy interesante, ya que aúna historia y naturaleza en una equilibrada simbiosis que nos permite aproximarnos anímicamente y con cierta facilidad a tiempos muy remotos. Y a otros no tanto, como veremos.

Peregrinos en ruta a Santiago de Compostela. Artehistoria.com.

Peregrinos en ruta a Santiago de Compostela. Artehistoria.com.

La zona de Las Puentes de Mal Paso (o de Malpaso), muy apartada, todavía conserva todavía un halo misterioso, tal vez debido a la frondosidad del lugar, al que probablemente seremos sensibles. Sin duda no nos resultará difícil imaginar los inconmensurables peligros y penalidades a los que se enfrentaban, los peregrinos, especialmente en invierno cuando por estas tierras abundaban los lobos, en su búsqueda espiritual del perdón jacobeo.

Por otro lado, estamos ante una excursión bastante sencilla de realizar, que cabe situar casi al alcance de casi todo el mundo, puesto que no presenta grandes desniveles pese a las airosas vistas que ofrece de la montaña aquiliana y del valle del río Meruelo, cuyo cauce seguieremos continuamente desde las alturas hasta el puente más grande. Con todo, hay algunos repechones que exigen buenos pulmones.

Como quiera que a todo el mundo suele llamarle la atención el artículo que acompaña a los puentes precisaré que se trata de una reminescencia lingüistica que guarda relación con el hecho que en latín ‘puente’ es femenino.

El guerrillero antifranquista Manuel Girón Bazán. Fotolog.com.

El guerrillero antifranquista Manuel Girón Bazán. Fotolog.com.

Como curiosidad histórica comentaré que, tras el final de la Guerra Civil Española, las características geográficas de este agreste espacio motivaron que sirviera como refugio del maquis. Precisamente, y según cuentan los cronistas, fue en las proximidades de uno de estos puentes, la ‘Puente Grande’,  donde se consumó el traicionero asesinato de Manuel Girón Bazán, uno de los guerrilleros antifranquistas más destacados. Todavía hoy todo un mito para los habitantes de la comarca berciana.

La ruta de Las Puentes también se puede iniciar en Riego de Ambrós o Lombillo, aunque en el caso que nos concierne hayamos elegido hacerlo desde Molinaseca. Una población sin duda relativamente mucho más importante en tiempos pasados y que ha sabido conservar su antiguo encanto. De hecho, recorrer sus calles más antiguas ya es de por sí motivo más que suficiente para visitarlo, pero en verano además es posible bañarse en la presa fluvial que represa las frías aguas del Meruelo en esa estación. La fiesta del agua es otro momento indicado para visitar Molinaseca, aunque para esto haya que estar dispuesto a ser rociado intempestivamente con un buen caldero del preciado elemento líquido.

El puente romano de Molina. punto de inicio de la excursión.  Molinaseca, 30 agosto 2008. Foto: Enrique López Manzano.

El puente romano de Molina. punto de inicio de la excursión. Molinaseca, 30 agosto 2008. Foto: Enrique López Manzano.

Un buen punto de comienzo de la ruta a Las Puentes es el puente romano sobre el río Meruelo, que exhibe con orgullo sus elegantes y robustos arcos de mampostería. Desde allí tan sólo nos queda seguir el PR LE-42, que está correctamente señalizado en este lugar, para alcanzar el punto elegido.

E esta misma senda la que permite llegar hasta Riego de Ambrós, una vez atravesados los puentes. Una caminada que supone una distancia añadida equivalente a la realizada hasta entonces. En este caso una posibilidad es la de contar con dos coches para así poder regresar sin excesivo cansancio a Molinaseca. Pero también existe la posibilidad de realizar una excursión circular volviendo a pie desde Riego de Ambrós a Molinaseca, en este caso siguiendo el otro camino de Santiago alternativo, ciertamente el más concurrido, que sale también de esa pequeña población para descender en cierto modo paralelo al camino francés que hemos recorrido, aunque por otros paisajes. Sin duda se trata de una excursión altamente recomendada pero que exige una buena preparación física para realizar los aproximadamente catorce kilómetros que supone el recorrido.

El valle del Meruelo desde la senda de los Puentes de Mal Paso. Molinaseca, 30 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

El valle del Meruelo desde la senda de los Puentes de Mal Paso. Molinaseca, 30 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

En lo que concierne la ruta que hemos elegido realizar, quiero señalar que al principio trascurre por una bonita senda bordeada de nogales, castaños y fresnos, para luego avanzar por una especie de cornisa que discurre a lo largo de una de las laderas del valle ofreciendo extraordinarias vistas sobre el valle. Una vez alcanzadas los puentes, los más atrevidos quizás se animen a bajar hasta el cauce del río Meruelo para obtener alguna foto espectacular del airoso arco del más grande de ambos.

Es cerca de ‘la Puente Grande’, construida a medio kilómetro de la pequeña, que se sitúa la muerte de Quirón. La zona es también es un buen logar para recuperar fuerzas bebiendo o comiendo algún picapica o bocadillo con los que nos hayamos podido equipar. Resulta conveniente llevar alguna bebida, ya que no hay fuentes en el camino.

En caso de mal tiempo es mejor posponer la excursión, ya que no presenta abrigos naturales donde guarnecerse y la ruta puede volverse resbaladiza. A notar también la pequeña dificultad que supone el paso sobre la roca viva de un pequeño resalte situado pocos metros antes de la ‘Puente Pequeña’. Una pequeña dificultad que superaremos sin riesgo si atendemos a alguna mano amiga.

Un ecologista en El Bierzo.

La grandiosidad del valle del Meruelo. Molinaseca, 30 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

La grandiosidad del valle del Meruelo. Molinaseca, 30 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

La excursión de ayer… ruta de las Puentes de Mal Paso. 14/07/08. Recetasmelilla.blogspot.com.

Las Puentes de Mal Paso. 05/11/13. Aventurasdeundominguero.blogspot.com.es.

Las Puentes de Malpaso. 2013. Wikiloc.com.

Las Puentes de Malpaso. 15/05/15. Onidrive.live.com. Pdf.

Una excursión en El Bierzo. Books.google.es. 1912. Capitán García Rey.

La Junta de Castilla y León declara Bien de Interés Cultural a los pueblos de los Barrios

La Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

En El Bierzo hay dos poblaciones que destacan por su impresionante conjunto de casas blasonadas. Una de ellas es la antigua capital comarcal, Villafranca del Bierzo, cuna del poeta y novelista romántico Enrique Gil y Carrasco, considerado como el padre de la novela histórica en la literatura española, y la otra es, en realidad, un conjunto de tres poblaciones -Lombillo, Salas y Villar-  que se agrupan bajo el nombre común de los Barrios de Salas.

Cuando regresé a mi tierra, hace ahora unos seis años, volví a visitar estas poblaciones de tan gratos recuerdos para mí, y me llamó mucho la atención la dejadez, o incluso incuria, en la que se encontraban algunas de sus construcciones más notables, sobre todo aquellas de carácter civil. En descargo de los bercianos diré que tal deterioro , en ocasiones, es debido a que los descendientes de esos inmuebles no han podido sufragar los enormes gastos de reparación de estos viejos palacios. Y en otros casos la causa han sido, y lo isguen siendo aún hoy,  problemas de herencias mal resueltas las que subyacen tras tal abandono.

Sin duda Villafranca necesita y merece apoyos y subvenciones que permitan a los propietarios recuperar las viejas casas blasonadas de la villa, lo que obviamente significa que también se tendría que ayudar a financiar la reconstrucción de su interior, con el inevitable y consecuentemente elevado gasto que esto supone. Unas condiciones que también son  aplicables a las casonas hidalgas de los Barrios. Pero lo que en ningún caso debiera permitir la administración es la desaparición de nin guna de estas fachadas e históricos blasones, procediendo si preciso al apuntalamiento de aquellos edificios o palacios en estado crítico que lo precisen.

Escudo de la Casa de los Carrera. Villar de los Barrios. Foto: Enrique López Manzano.

Escudo de la casa de los Carrera. Villar de los Barrios. Foto: Enrique López Manzano.

En esta lamentable situación se encontró hace un par de años la casa de las Carralas en Villar de los Barrios,  cuya interesante fachada pque uede decirse se salvó in extremis gracias a la intervención de la Asociación Vecinal y del dueño de otra de las destacadas casas del pueblo, Nicolás de la Carrera,  del procurador del Común, Javier Amoedo Conde, y de otro notable berciano, Jesús Álvarez Courel, sin cuyas intervenciones se habría perdido tan histórico e importante legado. Y mi propia colaboración en la importancia que ellos me quieran reconocer.

Mi interés por salvar de la ruina algunas de estas  casas solariegas, mayormente construidas en piedra granítica, retazos de nuestra historia y con herádicos  blasones familiares incorporados a sus fachadas, me llevó a organizar en el año 2010, siendo entonces presidente de la Asociación Cultural Ecobierzo, una visita cultural a los Barrios para llamar la atención sobre la situación de grave deterioro en la que se encontraban algunas de ellas. Me ayudo en ese cometido Marcelino B, Taboada, que incluuyó un paseo por todos los monumentos de los Barrios, lo que fue factible gracias a las valiosas colaboraciones que todavía hoy agradezco.

Recuerdo que se apuntó una docena de personas a través del Facebook de Ecobierzo, aunque a la postre fallaron todas y nos encontramos ridículamente solos los organizadores y sus familias. Esto no impidió que la visita se celebrase, ni tampoco que quienes asistimos saliésemos reforzados y enriquecidos de la misma, ya que sirvió para estimular aún más mi interés por rescatar aquellas viejas casas cargadas de alto valor histórico, urbanístico y sentimental.

Como señalé al principio, el municipio de los Barrios, hasta su anexión en 1980 por Ponferrada, está constituido por los tres pueblos que, junto con otro ya desaparecido, formaban la zona conocida con ese nombre. El antiguo municipio abarcaba un amplio término municipal que incluía a otros pueblos de los alrededores, como Espinoso de Compludo y San Cristóbal de Valdueza.

Nicolás de la Carrera, Pilar Alonso, Wenceslao Fernández y Javier Amoedo. Villar de los Barrios, 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Nicolás de la Carrera, Pilar Alonso, Wenceslao Fernández y Javier Amoedo. Villar de los Barrios, 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

La solicitud de Bien de Interés Cultural (BIC) para los Barrios fecha del año 1976. Así pues, han tenido que pasar treinta y ocho años para que llegue, al fin, esl tan necesario reconocimiento. Éste facilitará la conservación de la incomparable arquitectura civil barroca del lugar, así como la religiosa, en unos pueblos que no tienen parangón en El Bierzo.

En estos momentos los Barrios de Salas lo celebran alegremente y recuerdan cuando eran dinámicas y pujantes poblaciones rurales, entregadas al beneficioso comercio del vino. con hermosas y blasonadas casas y palacios construidos en  los siglos XVI y XVII.

Puede decirse que mi colaboración principal en esta historia ha sido, sobre todo, la de mantenerme en contacto con De la Carrera,  y apoyar desde la asociación y las redes sociales, de manera constante e insistente, la petición de BIC. Ahora se ha conseguido, con una importante categoría de Conjunto Histórico, y deseo compartir mi satisfacción con todos y todas. Quiero destacar que al enterarme de la noticia volví a sentir la misma sensación de alegría y plenitud que conocí cuando se pudo salvar de su derrumbe la fachada del palacio de las Carralas.

A destacar dentro del conjunto de bienes religiosos ya declarados de Interés Cultural en la categoría de Monumentos (6 de febrero de 1976; BOE, 10-2-1976) la iglesia de origen románico de San Martín (siglo XIII), reedificada a mediados dl siglo XVI. Y otras que, sin gozar de tal reconocimiento, poseen un destacado valor arquitectónico. Tal es el caso de la Capilla de la Visitación de Salas, o la Ermita del Cristo y la iglesia parroquial de Santa Colomba (siglo XVIII), esta última situada dentro del conjunto de Villar de los Barrios.

Obras en la Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 10 abril 2013. Foto: Nicolás de la Carrera.

Obras en la Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 10 abril 2013. Foto: Nicolás de la Carrera.

Deseo expresar mi gratitud a todos los que han contribuido a este especial reconocimiento, que ya he citado, y a Nicolás de la Carrera en especial, por haber sabido encontrar, de una manera muy inteligente, el camino adecuado para que la declaración de BIC sea hoy una realidad. Pero también  a Javier Amoedo, a quien en nuestro encuentro se me permitió informarle sobre el riesgo que supone para El Bierzo la posibilidad de que se puedan quemar residuos en la comarca. Y, como no, para el jefe del Servicio Territorial de Cultura y Turismo de la Junta en León, Jesús Álvarez Courel, cuya expedita reacción permitió salvar, sino la casa de las Carralas en su totalidad (ésta disponía de un muy sestacable lagar), al menos su interesante fachada balconada.

En cuanto al aspecto paisajístico de la zona, pensando en quienes puedan venir a visitarnos, yo destacaría la hermosa panorámica que de los Montes Aquilianos se puede observar desde el mirador de Lombillo. Así como la nota de color que aporta a esa vista la abundante presencia de sotos de castaños centenarios. A notar que en esta zona también abundan los almendros y que el paisaje ofrece en otoño una gama sorprendente de colores.

En Lombillo es de rigor acercarse hasta la ancestral fuente de la plaza de Arriba y también hasta la Casa del Pueblo, que lleva el nombre del ilustre hijo adoptivo D. Valentín García Yebra, académico de la Real Academia de la Lengua (1917-2010). Dos Asociaciones tienen allí actualmente su sede: la Asociación de Vecinos “El Fontanón” y la Asociación de Pintores del Bierzo.

La declaración de BIC ha sido el  primer paso necesario para la recuperación de este importante legado histórico y nobiliario. Ahora, según tengo entendido (y disculpen si me equivoco) será necesario que estas poblaciones se planifiquen como Área de Rehabilitación Integral (ARI).

Un ecologista en El Bierzo.

Balcones y escudo de la Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. Foto: Enrique L. Manzano.

Balcones y escudo de la casa de las Carralas. Villar de los Barrios. Foto: Enrique L. Manzano.

Ecobierzo organiza una visita cultural a los pueblos de Los Barrios. 27/05/10. Bierzotv.com.

El Procurador del Común se informa in situ sobre el abandono en que se encuentra la casa de las Carralas en Villar de los Barrios. 07/11/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Junta de Castilla y León procederá a apuntalar la casa de las Carralas en Villar de los Barrios. 09/01/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Satisfacción en Villar de los Barrios ante el inicio de las obras de apuntalamiento de la Casa de las Carralas. 15/04/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Ecobierzo reclama inversiones inmediatas para los pueblos declarados BIC. 07/11/14. Bierzodiario.eu.

SOS Carralas. 26/01/10. Youtube.com. Nicolasdelacarrera.

‘Molinum’, una publicación para la conservación y estudio de los molinos

Portada del nº 41 de 'Molinum'. Junio 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Portada del nº 41 de ‘Molinum’. Junio 2013.

He recibido un ejemplar electrónico de la revista ‘Molinum’, en concreto el número 41 correspondiente al mes de junio.

Se trata de una publicación dedicada a difundir el conocimiento de los molinos de todo tipo, de su historia, características técnicas y tipo de producción que realiza.

Está dirigida por Feliz Pinto Martín y la publica la Asociación para la Conservación y Estudio de los Molinos (ACEM). La publicación cuenta con un consejo de redacción y colaboradores que, junto con los socios, contribuyen a su financiación.

A destacar la abundancia y calidad de los artículos contenidos en esta revista, que creo cuenta también con su versión en papel, aunque no pueda acreditarlo este aspecto de manera cierta. Son trabajos que evidencian una gran preocupación por una investigación seria, pero que resultan atractivos en su presentación incluso para neófitos este servidor.

También abundan las noticias que hacen hincapié en la protección del patrimonio, además de información sobre concursos fotográficos, bibliografía y eventos. Creo poder decir, sin temor a equivocarme, que para los amantes de los molinos esta publicación supone una auténtica gozada.

Emtre los artículos cuya lectura he disfrutado destaco los siguientes: ‘El pimentón Molino de Gredos, de Madrigal de la Vera (Cáceres)’; ‘Las Aceñas del Tajo: aprovechamientos industriales en el tramo del Embalse de Alcántara’; ‘Molinos de viento en Medina de Rioseco (Valladolid)’; ‘Fábrica de harinas y tejidos de yute Sánchez-Pastor en Peñaflor (Sevilla)’; ‘Antiguas infraestructuras civiles para el aprovechamiento de los recursos hídricos en Andalucía’; ‘Arte molinero: Johannes Stradanus (1523-1605)’. Pero hay muchos más.

Antiguo molino en el inicio de la pista de San Vivcente a Vega de Valcarce. 2 abril 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Antiguo molino en el inicio de la pista de San Vicente a Vega de Valcarce. 2 abril 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Desde este blog he manifestado, en varias ocasiones mi interés por estos ingenios dedicados a la molienda, de tanta importancia económica y social en el pasado y por desgracia tan olvidados. Hasta el punto de que, en ocasiones ya solo quedan de ellos las ruinas.

Sin duda me habría gustado movilizar algún equipo de recuperación, pero lamentablemente me veo desbordado por tantos temas que no he podido lograrlo. Si hubiese voluntarios, que sepan que pueden contar con mi apoyo desde este blog y también en la Asociación Cultural Ecobierzo (en la cual soy vocal de Naturaleza y Medio Ambiente) para presentar sus posibles proyectos de rehabilitación a la Administración.

Podéis descargar gratuitamente la publicación completa en este enlace. Los que quieran colaborar presentando algún trabajo a la revista pueden dirigirse a este correo electrónico: revistamolinum@gmail.com.

Cabecera de la web 'Molinum'. Jun. 2013.

Cabecera de la web ‘Molinum’. Jun. 2013.

El presidente de ACEM es Aguirre Sorondo. La cuota de socios es de 30 euros anuales y podéis encontrarse Información más completa sobre la asociación consultando su página web. Para cualquier otra consulta podéis dirigiros a este otro correo: acemasociacion@gmail.com

Un ecologista en El Bierzo.