Archivo de la etiqueta: Petróleo

La Cumbre de París aprueba un acuerdo ‘vinculante’ para frenar el calentamiento global

El acuerdo sobre el clima alcanzado en París es el primero vinculante a nivel planetario. París, 9 dic. 2015.

El acuerdo sobre el clima alcanzado en París es el primero vinculante a nivel planetario. París, 9 dic. 2015.

Contra todo pronóstico, y cuando muy pocos confiaban ya en ello, tras dos semanas de complicadas negociaciones, la Cumbre del Clima de París (COP21) presentó este tarde un acuerdo vinculante que, por primera vez, incorpora a la casi totalidad de los países del mundo. El anterior protocolo de Kioto no incluía a los dos principales contaminadores del aire, China y Estados Unidos.

Lo que no serán jurídicamente vinculantes para los países son los objetivos concretos de reducción de emisiones, una puntualización que ha sido necesario añadir para evitar que Estados Unidos se saliese del acuerdo. Es este un aspecto criticado por Ecologistas en Acción, que argumenta que “la revisión de los compromisos se hará demasiado tarde, cuando estemos cerca de haber emitido ya una cantidad de gases de efecto invernadero que implicaría superar el límite de 1,5 grados”. Para este colectivo “se ha optado por la fórmula con menor fuerza legal (acuerdo) para un texto peligrosamente vago y abierto, en el que los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero no son vinculantes”.

Manifestación ecologista junto a la Torre Eiffel para pedir un acuerdo ambicioso contra el cambio climático. Dic. 2012. Afp. Alain Jocard.

Manifestación ecologista junto a la Torre Eiffel. 11 dic. 2015. Afp. Alain Jocard.

Con todo, y pese a esta opinión, parece evidente que el acuerdo de París, -que es nombre como parece que pasará a la historia-, no será menos importante que el protocolo de Kioto. Personalmente entiendo que, huyendo de extremismos poco realistas, es un buen paso por lo que supone de compromiso planetario con la cuestión del clima, y también porque, a mi modo de ver, sienta unas bases sólidas para poder conseguir progresos en el futuro. De hecho, establece por primera vez un límite a la subida de las temperaturas al final del siglo menor de 2º C con recomendaciones para reducirlo a 1,5º C, lo que es un logro importante.

El acuerdo final incluye, además, el asunto espinoso al que me referí en artículos anteriormente publicados en esta web. Es decir, el de la diferenciación de la responsabilidad climática entre los países. Este punto, como recordaré aquí, causó conflictos especialmente con países como India y China, y estuvo a punto de paralizar las negociaciones de la cumbre. El texto definitivo establece que esa diferenciación no estará asociada exclusivamente al nivel de riqueza de los países, sino también a los niveles de emisiones, considerando a cada uno de ellos individualmente.

Preguntado sobre este tema, Feng Gao, el representante especial para el Cambio Climático del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, comentó que “estamos satisfechos con la diferenciación acordada entre países desarrollados y en vías de desarrollo”.

Contra el cambio climático. Pancarta de Ecobierzo y El Eco del Bierzo. Ponferrada, 21 sept. 2014. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Contra el cambio climático. Pancarta de Ecobierzo y El Eco del Bierzo. Ponferrada, 21 sept. 2014. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Realmente lo conseguido parecía imposible de conseguir, y en este logro hay que agradecer el esfuerzo de las organizaciones ecologistas, su reiterada presencia en todas las cumbres del clima y el trabajo de miles de activistas comprometidos con la defensa del planeta. Hoy, más que nunca, valoro con orgullo lo que muchos compañeros y compañeras hemos realizado desde hace años a nivel local, aunque a veces nos sintiésemos incomprendidos. Siento que ese éxito, aunque no suponga el cambio radical en el sistema energético planetario que muchos deseamos, se debe sobre todo a los miles de granitos de arroz extendidos por todo el mundo por los voluntarios y voluntarias del clima. “¡Sí se puede!”. Se pueden cambiar las cosas cuando existe una voluntad comprometida para que cambien. Y lo de París viene a demostrarlo una vez más.

La COPP21, al contrario que la COP15 de Copenhague, concluyó entre vítores, aplausos sonrisas y selfies de las 196 delegaciones presentes en París. Y con un largo aplauso dirigido a Laurent Fabius, el ministro de Exteriores francés, quien con un golpe de mazo dio por aprobado el acuerdo sin que se presentara ninguna objeción.

La sensación general es, pues, de éxito ante un texto de 31 páginas jurídicamente vinculante que, por primera vez, reúne el compromiso mundial por “mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 grados con respecto a los valores preindustriales”.

El presidente norteamericano Barack Obama calificó el acuerdo de “enorme”. Y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry también se congratuló por el mismo, aunque advirtió sobre la necesidad de que se cumpla: “Es una victoria para el planeta, Pero la historia no juzgará por la manera en que seamos capaces de hacer cumplir los compromisos y llegar a los objetivos que nos hemos propuesto”, subrayó.

Protesta en Numea contra el cambio climático. 29 nov. 20015. Avaaz.org.

Protesta en Numea contra el cambio climático. 29 nov. 20015. Avaaz.org.

La directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) de París y máxima responsable de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres, consideró que el acuerdo logrado “es una propuesta equilibrada y lo más ambiciosa que ha sido posible teniendo en cuenta la dificultad de satisfacer los puntos polémicos para cada delegación”. Pero también opinó que los compromisos alcanzados resultan insuficientes y pidió a los países un mayor esfuerzo.

Por su parte, a través de su página web, Ecologistas en Acción ha opinado que el acuerdo alcanzado hoy en París es “decepcionante e insuficiente”. Para este colectivo el plan aprobado esta tarde “carece de las herramientas necesarias para luchar con eficacia contra el calentamiento global y al desoye las luchas ciudadanas”. También, según publica, “se ha perdido una oportunidad de reforzar e internacionalizar un cambio de modelo basado en las renovables que mantenga bajo tierra el 80% de los recursos fósiles, frene la industria extractivista y se ajuste a los límites planetarios. Se ha optado en cambio por consagrar la mercantilización del clima y las “falsas soluciones”.

A la misma hora en que los líderes sellaban el acuerdo en Le Bourget, más de diez mil manifestantes, desafiado la prohibición oficial, trazaban en la calle, alrededor del Arco del Triunfo, la ‘línea Maginot del clima’ entre gritos de “Justicia Climática” y “Otro acuerdo es posible”.

“Se acabó la retórica y ahora empieza la acción”, proclamó Bill McKibben, fundador del grupo 350.org. para quien “el acuerdo es insuficiente porque el poder de las energías fósiles sobre nuestros políticos sigue siendo muy grande. Lo que hace falta ahora es más presión ciudadana para dejar el petróleo bajo tierra y acelerar la transición”.

Concentración contra el cambio climático en Ponferrada, 24 oct. 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

Concentración contra el cambio climático en Ponferrada, 24 oct. 2009. Foto: Enrique L. Manzano.

En esta cumbre el papel de malo de la película recayó sobre Arabia Saudita, que recibió durante la cumbre el premio “Fosil Colosal” de los grupos ecologistas por su labor obstruccionista durante las negociaciones.

Un ecologista en El Bierzo.

La Cumbre de París aprueba un histórico acuerdo ‘legalmente vinculante’ para frenar el cambio climático. 12/12/12. Elmundo.es.

La Cumbre del Clima termina con un acuerdo global que “hará historia”. 12/12/15. Elconfidencial.com.

Los puntos clave del acuerdo en la Cumbre del Clima de París. 12/12/12. Elmundo.es.

París, un acuerdo decepcionante que desoye a la ciudadanía. 12/12/15. Ecologistasenaccion.org.

Acuerdo de París sobre el clima. 12/12/2015 (en inglés). Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Los intereses petroleros de Arabia Saudita ‘descafeinan’ la Cumbre del Clima en París

Participantes en la cumbre de París en una de las sesiones de debate. Lavanguardia.com. Michel Euler. AP.

Participantes en la cumbre de París en una de las sesiones de debate. Lavanguardia.com. Michel Euler. AP.

Dicen que lo que es imposible no puede ser. O, si lo prefieren, que lo que no puede ser resulta imposible. Es lo que he pensado después de leer unos cuantos artículos sobre las rollan dificultades que están apareciendo a medida que avanzan las conversaciones sobre el clima en París.

Hace un par de días, cuando escribí mi último artículo sobre la cumbre, informando acerca de las exigencias de India, eché de menos entre la profusa información publicada sobre la cimera noticias relacionadas con países cuya economía depende mayormente de los combustibles fósiles. Para estos, el cambio a una economía basada en las renovables no es una opción, puede decirse incluso que representa una ruina, y por lo tanto no es difícil adivinar que no estarán demasiado por esa labor.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, durante la Cumbre del Clima de París. Elmundo.es. Jacky Naegelen.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, durante la Cumbre del Clima de París. Elmundo.es. Jacky Naegelen.

Uno de esos países es Arabia Saudíta, considerado por unos como el primer productor mundial de petróleo, aunque algunos lo sitúan ya como próximamente por detrás de Estados Unidos, gracias a la aportación extra de petróleo de arenas bituminosas o de esquisto propiciada por el fracking a ese país. Rusia se situaría en tercer lugar, con una producción ligeramente inferior. Y ya bastante más lejos situaríamos a China.

Puede decirse que los ingresos totales del reino wahabita dependen, en sus tres cuartas partes, de la venta del petróleo. Así pues, se entiende con facilidad que quieran seguir vendiéndolo. Lo que resultará más difícil con los planes de reducción de CO2.

Por estas circunstancias este país de la península arábiga, ya desde un principio, estaba llamada a ser un gran problema para lograr un acuerdo vinculante en la cumbre. Y, por desgracia, así ha sido. El país árabe se ha convertido esta semana en la ‘bestia negra’ del primer ministro francés Laurent Fabius, empeñado en alcanzar un acuerdo histórico. De modo que, tras el primer ministro hindú, ha sido el ministro de Petróleo saudí, Ali al-Naimi, el encargado de aportarle su segundo gran disgusto en la cumbre.

“El mundo está cambiando y eso les está poniendo nerviosos”, comentó en París el libanés Wael Hmaidan, situado al frente de Climate Action Network (CAN), un conglomerado de oenegés. “Cualquier intento de acelerar la transición energética está siendo bloqueado por Arabia Saudita”, advirtió.

No obstante, las reticencias de Arabia Saudita resultan comprensibles, ya que es un que depende casi totalmente del petróleo para la producción de electricidad e impulsar su flota de automóviles. Además, cuenta con las segundas mayores reservas mundiales de petróleo después de Venezuela (267.000 millones de barriles), otro de los países que puede resultar perjudicado por una reducción de sus ventas de crudo. Arabia Saudita fue uno de los últimos países en “hacer los deberes”. Es decir, en remitir su plan de reducción de emisiones para la cumbre COP21. Una propuesta vaga que fue criticada por su imprecisión y falta de transparencia.

Aun así, el también conocido como Reino de Arabia Saudita se ha propuesto la “ambiciosa” meta de instalar hasta 41 gigavatios de energía solar para el año 2032, según su último plan energético. Como ministro de Petróleo, Ali al-Naimi, se ha limitado a indicar que la economía global de su país se está “alejando de los combustibles fósiles” y que “posiblemente en el 2040 y 2050” dispongan de otras fuentes de energía.

Los propios países árabes en la Cumbre del Clima en París han acusado a Arabia Saudita de sabotear propuestas como la de rebajar el punto crítico del calentamiento de planeta de 2 a 1,5 grados, solicitado por algunos países, y de manera especial por aquellos que se ven condenados a desaparecer por la subida previsible del nivel del mar. También por oponerse a la de creación de un mecanismo de revisión periódica de las emisiones cada cinco años, que iba por buen camino y arecía que iba a prosperar. “Es inaceptable que a países en desarrollo como el nuestro se les pida participar en un mecanismo de revisión cada cinco años”, argumentó un representante de la delegación saudí durante las negociaciones.

La situación se ha complicado aún más porque este país de Oriente Medio, con unos treinta millones de habitantes, ha llegado incluso a insinuar que del mismo modo que a unos países se les quiere compensar por el impacto que el cambio climático tendrá sobre sus economías, a otros se les debería compensar por las pérdidas económicas que se derivarán del abandono progresivo de los combustibles fósiles. Algo que, bien pensado, tiene cierta lógica. Sin embargo, uno se pregunta quién va querer pagar eso.

Sirva lo antes dicho para resaltar que la monarquía saudí, que representa a una de las economías más poderosas del planeta, se ha convertido en un serio obstáculo, prácticamente insalvable, para el buen curso de las negociaciones. “Somos un país pobre y tenemos muchas otra prioridades”, justificó un delegado saudí.

La realidad es que Arabia Saudí es un país bastante rico, pues se sitúa en el número 26 del ranking mundial por renta per cápita, a tan solo tres puestos de España. Aparte de que es un país clave dentro de la OPEP y miembro del G20.
Con todos estos escollos, el clima de entusiasmo y confianza que iluminó el primer día de la cumbre se ha ido transformado en un pesimismo negro que augura lo peor. Tanto es así que ya no parece tan claro que vaya a salir de ella un acuerdo vinculante, que es lo que exigían las organizaciones medioambientalistas.

China, India y Arabia Saudí ponen en vilo el acuerdo sobre cambio climático.

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París en la COP2 Efe. Ian Langsdon.

Vista general del plenario durante la presentación del primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París en la COP2. Efe. Ian Langsdon.

No se acaban aquí los motivos de desvelo del responsable de la cumbre,  Laurent Fabius, debidos a su preocupación por lograr un tratado internacional que permita combatir el calentamiento lobal con contribuciones por parte de todos los países a partir del 2020 y bajo control de la ONU. Las discrepancias se han hecho más evidentes en el momento actual debido a que la negociación con los países emergentes, reunidos en el denominado Grupo Basic (China, India, Brasil y Sudáfrica) se ha complicado desde el mismo momento en que (como ocurriera con India) han vuelto a insistir en que se les mantenga la consideración de países en vías de desarrollo. Una categoría que limitaría sus compromisos económicos en el nuevo pacto.

Hoy, según he podido leer, se cerró un nuevo borrador, totalmente descafeinado. Los ambientalistas critican que se haya sacado del acuerdo el compromiso de la descarbonización, que pretendía un compromiso para lograr un planeta con cero emisiones de carbono por la acción humana después de 2050.

Sin embargo, la negociación continúa y debería cerrarse el viernes, algo difícil de conseguir porque todos los frentes están abiertos en las discusiones de los diferentes grupos de trabajo y de negociación.

Un ecologista en El Bierzo.

Arabia Saudí ‘protege’ su petróleo y bloquea la Cumbre del Clima de París. 09/12/15. Ecodiario.eleconomista.es.

Arabia Saudí, la ‘bestia negra’ en las negociaciones de la Cumbre del Clima. 09/12/15. Elmundo.es.

La COP21 rebaja la ambición contra el cambio climático a pocas horas del pacto final. 09/11/15. Publico.es.

China, India y Arabia ponen en vilo el acuerdo mundial sobre el clima. 09/12/15. Lavanguardia.com.

La Cumbre de París ultima el borrador definitivo del acuerdo contra el cambio climático. 09/12/15. 20minutos.es.

La Cumbre del Clima de París y la necesidad de renovar el protocolo de Kioto

Barack Obama pronuncia un discurso en la inauguración de la cumbre del Clima (COP 21). París. 30 nov. 2015. blogs.20minutos.es.

Barack Obama pronuncia un discurso en la inauguración de la cumbre del Clima (COP 21). París. 30 nov. 2015. Blogs.20minutos.es.

El lunes pasado arrancó la Cumbre del Clima en París con un llamamiento de los principales líderes mundiales a actuar para evitar el calentamiento global. Los más de 150 jefes de Estado y de Gobierno que inauguraron la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) coinciden en que hay que actuar ya para detener el calentamiento global.

Previamente, el sábado 28, tuvo lugar una rueda de prensa en la que intervinieron el responsable de comunicación de UNFCC (United Nations Framework Convention on Climate Change), el británico Nick Nuttall, el ministro de Exteriores de Francia y presidente de la cumbre, Laurent Fabius, y la secretaria ejecutiva del encuentro, la costarricense Christiana Figueres. La costarricense es asesora principal de Cambio Climático para Endesa Latinoamérica y vicepresidente del Comité Superior de la Agencia de Evaluación de Riesgo en proyectos de carbono.

Laurent Fabius, durante su intervención en la rueda de prenss. 28 nov. 2015. unfccc.int-

Laurent Fabius, durante su intervención en la rueda de prensa. París, 28 nov. 2015. unfccc.int.

En este primer encuentro oficial con los medios Fabius destacó la relevancia que el gobierno francés ha querido dar a esta cumbre. “París debe de ser el acelerados de este movimiento”, dijo, en referencia clara al “movimiento de toda una sociedad” contra el cambio climático. El político francés se mostró optimista sobre el resultado final al destacar que las propuestas escritas aportadas por 183 de los diferentes países que participan en la cumbre “cubren 95 por ciento de las emisiones de CO2″, cuando el Protocolo de Kioto de 1997 sólo abarcaba ”al 15 por ciento” de éstas. También porque China en esta ocasión, hoy ya catalogada como primera contaminadora mundial desbancando en ese puesto a Estados Unidos, se está mostrando partidaria de colaborar.

China es hoy además, como puntualizó el ministro, el primer productor mundial de paneles solares. Está previsto que el presidente chino, Xi Jinping,  llegado a París el domingo, participe personalmente en el encuentro. Como también lo harán empresarios privados de ese país, que aportarán iniciativas privadas contra el cambio climático. Para Fabius estos hechos son indicadores de que “existe una voluntad común de llegar a un éxito”.

La confianza del primer ministro no le impidió realizar en su intervención una referencia al problema que supone para alcanzar este triunfo que existan diferentes grados de compromiso de los países en función de su situación. Dramática en algunos casos, como en el de las Islas Maldivas, que corren el riesgo de desparecer bajo el agua, según señaló. Preguntado al respecto, Fabius se mostró también partidario de fijar un precio al carbono, que empezaría a aplicarse a partir del 2017. “Es necesario que el carbono tenga un precio y que las energías renovables resulten más baratas”, subrayó. Aunque la tarificación del precio no será uniforme en todos los lugares.

Otro elemento destacable de su intervención fue el referido al papel que deben jugar las grandes metrópolis en la lucha contra el cambio climático. En este sentido indicó que el próximo vieres 4 de diciembre se reunirán en París un millar de dirigentes de ciudades, que aprobarán una carta “con compromisos muy precisos” sobre la lucha contra el cambio climático, en la que se atenderán temas como el transporte público, el modo de cómo tratar los residuos, la incentivación de la economía circular, y el control de la emisión de gases de efectos invernadero. “Queremos llegar a un acuerdo universal que incluya a actores no gubernamentales, como por ejemplo las ciudades, cuyos representantes nos explicarán lo que ya están haciendo actualmente”, afirmó.

Laurent Fabius, fue también el encargado de inaugurar el lunes 30 el esperanzador encuentro internacional, que se alargará hasta el próximo día 11. Todo indica que en el pensamiento de los mandatarios de los 195 países participantes está el propósito de alcanzar un acuerdo vinculante que permita reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático.

Marcha Global por el Clima. Londres., 29 nov. 2015. Avaaz.org.

Marcha Global por el Clima. Londres., 29 nov. 2015. Avaaz.org.

En la primera sesión, además de Hollande y Ban Ki-moon, también intervinieron los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y el de China, Xi Jinping, en representación de los dos países más contaminantes del planeta. Tanto Obama como el presidente chino coincidieron en afirmar que aún no es tarde para actuar, pero que hay que hacerlo ya. “Pongámonos a trabajar”, sentenció el estadounidense.

El presidente francés François Hollande identificó terrorismo y cambio climático como los dos grandes retos del futuro, mientras que el Secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, desde hace años claramente comprometido con el clima, enfatizó que “París debe marcar un giro decisivo”. Asimismo advirtió que la comunidad mundial debe ir “más rápido” si quiere impedir el aumento de temperatura más allá de 2ºC durante este siglo. Éste es el límite que los científicos consideran que no se debería rebasar para evitar desgracias mayores.

La primera semana de la COP21 se dedicará a las negociaciones técnicas, mientras que en la segunda los ministros del área climática intentarán rematar los flecos que permitan alcanzar un acuerdo sobre el que todavía flotan dudas tan relevantes como si será vinculante o no. Por otro lado, habida cuenta de los antecedentes, pocos son quienes confían en que el día 11 se acabe todo. Muy probablemente las negociaciones deberán continuar para alcanzar un acuerdo que muchos esperan que resulte histórico.

“Última oportunidad” para la Tierra.

Bandera de la ONU. Dw.com.

Bandera de la ONU. Dw.com.

Planteada por muchos como “la última oportunidad” para la Tierra, después del agrio fracaso de la Cumbre del Clima celebrada an Copenhague en 2009, la COP21 cuenta con un apoyo gubernamental sin precedentes. París alardea de que nunca antes se habían concentrado tantos líderes mundiales  “en el mismo lugar al mismo tiempo”, lo que da una idea de la trascendencia de la Conferencia. La meta propuesta es lograr que de ella surja un acuerdo que, aplicado a partir de 2020, inicie el proceso mundial de progresiva descarbonización.

Clima. La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Lajornada.com.

Clima. La policía de Dinamarca procede a realizar detenciones masivas de activistas climáticos. Copenhague, 12 nov. 2009. Lajornada.com.

Tras el acuerdo de mínimos alcanzado por los pelos en la ciudad danesa parece que en esta ocasión los políticos acuden a la capital gala dispuestos a encontrar las fórmulas que eviten que la temperatura del planeta continúe aumentando al ritmo alocado que lleva en los últimos años.Y, también, a atender a las recomendaciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPPC). Además, está previsto que se aborden procesos de colaboración entre países y también de adaptación a los impactos que ya se están produciendo como consecuencia del cambio climático.

Para África la cuestiónes capital, podría decirse que de vida o muerte. Por esto sus cincuenta y cuatro líderes han acudido a la capital francesa pidiendo a las naciones más industrializadas, con una sola voz, que no sólo reduzcan sus emisiones de CO2 sino que  les ayuden además a cambiar el modelo de crecimiento en sus propios países. En esa línea Francia e India han aprobado una alianza internacional para trasferir tecnología e información en proyectos de energía solar.

En la cumbre también se están barajando términos como responsabilidad histórica o deuda ecológica, que algunos países más ricos empiezan a reconocen, pero aún quedaría por concretar la aportación de estos al Fondo Verde de apoyo internacional. Por su parte, Ecuador y Bolivia han propuesto la creación de una corte de justicia ambiental y han apuntado al sistema capitalista como responsable principal del problema global.

“Misión Innovación”: 20 países doblarán sus inversiones en energías limpias.

Presentación del programa 'Misión Innovación. 30 nov. 2015. Milenio.com. AP.

Presentación del programa ‘Misión Innovación. 30 nov. 2015. Milenio.com. AP.

La Cumbre del Clima arrancó con optimismo, después de que la Casa Blanca anunciase que veinte países, entre ellos los cinco más poblados y más contaminantes (China, EE.UU., India, Indonesia y Brasil), acordaran duplicar sus inversiones en energías limpias. Este compromiso, denominado “Misión Innovación”, atiende a una propuesta del multimillonario Bill Gates y se hizo público el lunes.

El hombre más rico del mundo, que se ha distinguido hasta ahora por su apoyo a la energía nuclear, pondrá 2.000 millones de dólares (1.880 millones de euros) de su propio bolsillo para impulsar es el que está ya considerada como la mayor iniciativa corporativa ante el cambio climático.

Orbitando en torno a Bill Gates estarán estos días el fundador de Facebook Mark Zuckerberg (últimamente y desde que se convirtió en papá en vena filantrópica y uno de los grandes patrocinadores de la cumbre); la emprendedora noteamericana Meg Whitman; el empresario alemán Hasson Plattner; el financiero George Soros; el empresario indio Ratan Tata y el también filántropo chino Jack Ma, en una suerte de sorprendente alianza de los más ricos para doblegar al cambio climático.

Conviene destacar que el conjunto de estos veinte países representa el 75% de las emisiones mundiales de CO2, el principal gas causante del efecto invernadero. Estos se han comprometido a duplicar su respectiva investigación de la energía limpia y el desarrollo de la inversión (I+D) para los próximos cinco años.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rindió tributo a las víctimas del yihadismo en el teatro Le Bataclan. 30 nov. 2011. Bbc.com.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rindió tributo a las víctimas del yihadismo en el teatro Le Bataclan. 30 nov. 2011. Bbc.com.

Algunos de estas naciones son los mayores productores de petróleo y gas (Estados Unidos, Canadá, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, México, Noruega e Indonesia), pero también los hay con una alta penetración de las energías renovables, como es el caso de Canadá, Noruega, Dinamarca, Brasil y Chile.

La cumbre llega –como ya destaqué ayer- en un momento de gran incertidumbre política, a causa de los recientes atentados yihadistas en París, aunque en ningún momento el Eliseo haya planteado la posibilidad de cancelar el evento. Han pasado tres años desde que François Hollande, entonces en los albores de su mandato, propusiera acoger una cita cuyo objetivo es la renovación de los acuerdos recogidos en el Protocolo de Kioto.

Un ecologIsta en El Bierzo.

Cumbre del Clima de París: Obama reconoce el papel de EEUU en el cambio climático y asume su responsabilidad. 30/11/15. Elpais.com.

‘Misión Innovación’, la propuesta de los países ricos en la COP21. 30/11/15. Larazón.com.

COP21: 6 preguntas para entender por qué es tan importante la cumbre del cambio climático en París. 30/11/15. Bbc.com.

Presentación de la COP21. 28/11/15. Unfccc6.meta-fusion.com.

Multa histórica para BP en el Golfo de México y los responsables del Prestige se van de rositas

Incendio de la plataforma petrolera de la BP en el golfo de México. Abril, 2010. The United States Coast Guard.

Incendio de la plataforma petrolera de la BP en el golfo de México. Abril, 2010. The United States Coast Guard.

Tras la publicación el pasado mes de abril de las indemnizaciones millonarias asumidas por la British Petroleum, en relación con el desastre que asoló la zona del Golfo de México aquel mismo mes de 2010, han vuelto a aparecer recientemente nuevas noticias relacionadas con esas compensaciones, las más altas apuntan esas fuentes requeridas jamás por ningún gobierno mundial a petrolera alguna.

El baile de cifras sobre esas compensaciones es bastante variado, según el medio de comunicación consultado, aunque todos coinciden en lo excepcional del importe que deberá pagar la petrolera inglesa durante los próximos cinco años (otras fuentes indican dieciocho) para mitigar los efectos del grave desastre medioambiental que provocó y que se situaría en el orden de los 20.000 millones de dólares americanos.

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. Elpais.com. Efe.

Imagen aérea del petrolero Prestige partido en dos. Elpais.com. Efe.

La noticia ha generado algunas reacciones airadas, como por ejemplo la de Greenpeace y de otras personas interesadas por estos temas (entre las que me incluyo), por la diferencia que establece el caso ocurrido frente a las costas norteamericanas con el protagonizado en 2002, por el petrolero liberiano Prestige frente a las gallegas. Y todo porque, en este último caso, todos los acusados ya han sido absueltos y la vía judicial se ha cerrado sin establecer responsabilidad alguna.

Se considera que el hundimiento del Prestige supuso el vertido de 77.000 toneladas de fuel en lo que significó la mayor catástrofe medioambiental en España, la cual motivó la colaboración desinteresada de miles de voluntarios venidos de todos los rincones del país. Trece años después, la única ayuda que han recibido los afectados fue la que proporcionó el propio Estado español.

La conclusión que algunos sacamos es que nuestra justicia es demasiado laxa cuando se trata de establecer responsabilidades en los delitos ambientales que nos afectan, algo que no es novedad alguna para los lectores de este blog, que suficientes casos ha publicado de lo mismo, pero que no deja todavía de sorprender a algunas almas cándidas.

Según ‘Publico.es’, la petrolera británica se comprometió, el pasado día 5, a pagar hasta 20.800 millones de dólares (18.571 millones de euros) para saldar las demandas civiles relacionadas con el desastre natural originado por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon. Para ese diario digital la cifra supone la mayor multa medioambiental de carácter civil en la historia y la mayor indemnización que ha tenido que afrontar una sola empresa en EE.UU.

El pacto acordado entre la petrolera y el Departamento de Justicia de EEUU, que cierra el caso, del pozo Macondo y ha supuesto -al contrario de lo que yo imaginaba que sucedería- una subida del valor bursátil de la empresa.

El acuerdo con la British Petroleum.

Desastre medioambiental en el golfo de México. Filealien-46.blogspot.com.

Desastre medioambiental en el golfo de México. Filealien-46.blogspot.com.

Atendiendo a las cifras publicadas por ‘Publico es’ el acuerdo alcanzado con el Gobierno estadounidense significa que la BP deberá pagar 5.500 millones de dólares (4.910 millones de euros) de multa, de los cuales un 80% se destinará a la restauración de la región afectada por el desastre medioambiental. Asimismo, la petrolera británica pagará 8.100 millones de dólares (7.232 millones de euros) en concepto de daños a los recursos naturales y hasta 700 millones de dólares adicionales (625 millones de euros) para afrontar cualquier otra afección a esos recursos desconocida en el momento de suscribir el acuerdo. Además, BP pagará 600 millones de dólares (536 millones de euros) para hacer frente a otras reclamaciones, mientras que destinará 4.900 millones de dólares (4.375 millones de euros) a los cinco estados del Golfo más afectados (Alabama, Florida, Luisiana, Mississippi y Texas) y hasta 1.000 millones de dólares (893 millones de euros) a saldar las reclamaciones de los gobiernos locales.

El acuerdo del Prestige.

Voluntarios proceden a la limpieza del fuel vertido por el Prestige. Galicia, 28 nov. 2002. Greenpeace.org. Foto: Pedro Armestre.

Voluntarios proceden a la limpieza del fuel vertido por el Prestige. Galicia, 28 nov. 2002. Greenpeace.org. Foto: Pedro Armestre.

Tras un proceso judicial de once años, con 270.000 folios de sumario y unas 400 horas de declaraciones, la Audiencia Provincial de Coruña absolvió a los acusados del caso, evitando que el Estado pudiera reclamar a alguien la responsabilidad civil por los 4.328 millones de euros en pérdidas –según la Fiscalía- que originó el vertido que contaminó unos 2.500 Km de costa. Unos daños, por otra parte, calificados como mucho más importantes por algunos informes presentados durante el proceso.

El Partido Popular (PP) culpó del desastre al capitán del navío, Apostolos Mangouras, que fue condenado a nueve meses de prisión por un delito de desobediencia grave aunque no fue a la cárcel, y al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos. Solo hubo un cargo público encausado, el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López-Sors, que resultó absuelto.

Para Antón Sánchez, diputado de Anova en el parlamento gallego, muy crítico con las decisiones adoptadas en aquel momento por el Gobierno, “el proceso judicial fue un auténtico despropósito”. Sanchez considera que “como siempre acaba pasando en estos casos, se termina arrojando sobre un chivo expiatorio toda la responsabilidad que en realidad es múltiple”.

Recordaré que durante la crisis previa al hundimiento del petrolero con bandera de Bahamas, el Gobierno, encabezado entonces por el presidente José María Aznar, y con Mariano Rajoy como portavoz del Gobierno. decidió alejar el buque de la costa, desoyendo los avisos de los expertos y del propio capitán, que aconsejaban resguardarlo en un puerto seguro. El buque terminó quebrándose a 250 km de la costa.

Juan Luis Pía, presidente del tribunal que ha juzgado la catástrofe del «Prestige». 2013. Abc.es. Efe.

Juan Luis Pía, presidente del tribunal que ha juzgado la catástrofe del «Prestige». 2013. Abc.es. Efe.

Para Francisco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción, “Tenemos un ordenamiento jurídico tremendamente garantista, pero en el momento en el que hay que imputar a alguien de la administración, es casi imposible”, explica. “Queda claro que nuestra justicia es ineficiente a la hora de asignar responsabilidades”, dice apuntando hacia al caso del hotel ‘El Algarrobico’. Por lo demás, Greenpeace asegura que todavía hay miles de plataformas petroleras en el Golfo de México y que “muy poco ha cambiado para hacerlas más seguras”.

Por otra parte observo que en el Ártico la carrera por el oro negro ciega a los gobiernos, poniendo en riesgo el medio ambiente, tal y como viene denunciando esa ONG. Y todo esto ocurre mientras el petróleo podría ya ser sustituido por otras alternativas energéticas que comportan riesgos menores. En este sentido, si estás en contra de estas prospecciones, puedes manifestarte firmando una petición de Greenpeace que ya cuenta con más de 200.000 firmas.

En relación con el caso Prestige me parece importante subrayar que en 2003 el Gobierno español interpuso una demanda contra empresa American Bureau of Shipping (ABS) reclamándole el pago de mil dólares por haber declarado el buque siniestrado apto para la navegación. Sin embargo, este proceso judicial fracasó tras recibir tres fuertes varapalos en su largo discurrir por los tribunales norteamericanos.

Un ecologista en El Bierzo.

José Luis López Sors, durante el macrojuicio por el desastre del Prestige. Lavozdegalicia.es. Paco Rodríguez.

José Luis López-Sors, durante el macrojuicio por el desastre del Prestige. Lavozdegalicia.es. Foto: Paco Rodríguez.

Indemnización sin precedentes por el vertido del golfo de México. 03/07/15. Elperiodico.ocm.

BP paga la mayor indemnización de la historia por el vertido del Golfo de México; el Prestige, sin responsable. 05/10/15. Publico.es.

BP se declara culpable del vertido en el golfo de México y pagará 3.500 millones. 30/04/15. Elpais.com.

Sentencia del “Prestige”: un proceso que no acaba con la lectura del veredicto. 13/11/13. Abc.es.

José Luis López Sors: «Soy más ecologista que Nunca Máis». 16/11/13. Lavozdegalicia.es.

BP y Prestige: o el ejemplo de que contaminar sale más barato según dónde se haga. 06/1/15. Greenpeace.org.

¡Prospecciones NO! 2015. Greenpeace.

El ‘Arctic Sunrise’, pronto dos décadas al servicio del medio ambiente

Arctic Sunrise durante una de sus campaña en el Ártico. Eldiario.es.

Arctic Sunrise durante una de sus campaña en el Ártico. Eldiario.es.

Anteayer publiqué un artículo sobre Greenpeace con el Arctic Sunrise, uno de los cuatro buques que conforman la ‘armada’ de la ONG, como gran protagonista. Se trata de una embarcación que empieza a disfrutar de un respetable currículo activista desde que, en 1995, la adquiriera la ONG conservacionista.

El Arctic Sunrise (Amanecer ártico) ya ha sido protagonista en este blog en alguna ocasión, en relación con las operaciones que, desde su adquisición por Greenpeace, viene desarrollando en el Ártico. Dispongo de menos información sobre aquellas otras desplegadas por los barcos propiedad de la ONG, como el MV Esperanza (El Esperanza), el Rainbow Warrior III (El guerrero del Arco Iris) y el MV Argus (Argus), siendo este último buque el más pequeño de los cuatro. Greenpeace dispone, además, de varias lanchas neumáticas tipo Zodiac.

El Arctic Sunrise es un barco acondicionado para navegar por zonas heladas y para llevar a cabo tareas de investigación científica en mares y océanos. Es decir, que corresponde al tipo rompehielos y oceanográfico.

Fue construido en los astilleros noruegos Vaagen Verft Shipyards, en Kyrksaeterora (Noruega) y botado el 18 de enero de 1975 como el ‘Polarbjorn’ (Oso polar). De hecho, operó como buque foquero hasta su compra por Greenpeace veinte años después. Se da la circunstancia curiosa de que Greenpeace realizó una acción contra el rompehielos en la Antártida, cuando el buque noruego procedía a entregar al gobierno francés equipamiento para la construcción de una pista de aterrizaje en una zona poblada por pingüinos.

A pesar de esto, Greenpeace adquirió el barco en 1995, usando como pantalla una compañía llamada Arctic Sunrise Ventures Ltd., puesto que, de otro modo, sus anteriores dueños noruegos probablemente se habrían negado a venderle la nave. La ONG la readaptó para nuevas tareas de investigación y la rebautizó con el nombre de Arctic Sunrise. 

Según información de la Wikipedia, el Arctic Sunrise tiene una eslora de 49,62 metros, una manga de 11,5 metros y un calado de 5,3 metros. Cuenta con un potente motor diesel de 2495 CV y con otros dos auxiliares menos potentes, y con una sola hélice. Tonelaje: 949 toneladas.

Son datos que me parecía interesante conocer, aunque los motivos que me han llevado a buscar más información sobre el barco tienen sobre todo que ver con sus intervenciones al servicio de la defensa de la naturaleza.

El 'Artic Sunrise'. Histarmar.com.ar.

El ‘Artic Sunrise’. Histarmar.com.ar.

Tras su nueva botadura en junio de 1996, ahora bajo bandera holandesa, la primera acción llevada a cabo por el Arctic Sunrise estuvo relacionada con una protesta destinada a evitar la construcción de la plataforma Brent Spar de la petrolera Shell en el Mar del Norte. Después, la nave de Greenpeace se incorporó a la campaña en defensa del Mediterráneo, diez años después de que el Sirius la iniciara en estas costas.

El buque ha trabajado en la Antártida, Alaska, Groenlandia, República del Congo y en los ríos Amazonas (contra la deforestación en la Amazonia) y el Paraná en Argentina. En este último contra las centrales nucleares de Atucha y las papeleras Celulosa de Capitán Bermúdez y Papel Prensa de San Pedro.

Sin embargo, la prioridad del Arctic Sunrise siempre ha sido la de actuar en aguas árticas, llevando a cabo estudios sobre los efectos del calentamiento global en Groenlandia y acciones contra la actividad petrolera contaminante desarrollada, en esas latitudes, principalmente por Royal Dutch Shell y la BP plc.

La BP es una de las mayores compañías del mundo, la octava según la revista estadounidense Forbes, y la tercera empresa privada más importante dedicada al petróleo y gas después de ExxonMobil y Royal Dutch Shell.

En el verano austral de 1994/1995 realizó su primer campaña antártica, haciendo escala en Ushuaia, operó en las Islas Shetland del Sur y península antártica, En un estudio realizado en el golfo de Erebus y Terror fue el primer buque en circunnavegar la isla James Ross al observar el retraimiento del glaciar que cerraba el canal, denunciando el cambio climático global.

En 1999/2000 el Arctic Sunrise regresó a aguas antárticas para protestar contra la caza de ballenas por parte de Japón, colisionando con el buque factoría Nisshin Marú, aunque sin mayores consecuencias.

En el 2000, maniobrando directamente en el paso de un misil, evitó que EE.UU. probara su sistema de defensa antimisil “Star Wars”, que podía llevar a una nueva carrera nuclear armamentista.

En 2002 regresó a aguas antárticas para denunciar la pesca descontrolada de la merluza negra (Patagonian toothfish), también conocida, entre otros muchos nombres, como bacalao austral. Asimismo, para protestar por la construcción de una pista de aterrizaje por parte de Francia sobre una pista de aterrizaje en una zona de cría de pingüinos.

En 2008 regresó a la Argentina para denunciar el uso de agrotóxicos.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El 29 de junio de 2009 el Arctic Sunrise llegaba al glaciar Petermann, en Groenlandia, para medir los impactos del cambio climático en Groenlandia.

En 2011 realizó una fuerte protesta en EE.UU. contra la instación de una nueva planta termoeléctrica a base de carbón mineral.

El agosto de 2013 el Arctic Sunrise volvió al Ártico para llevar a cabo una protesta pacífica contra su colonización por parte de las compañías petroleras. El 19 de septiembre su tripulación fue detenida en el mar de Pechora cuando intentaba subir a la plataforma ‘Prirazomnaya’ del gigante gasístico ruso Gazprom. El Arctic Sunrise fue retenido en Murmansk durante ocho meses por la supuesta violación de la legislación en la zona económica exclusiva de la Federación de Rusia. Finalmente, el buque pudo regresar a Holanda el 9 de agosto de 2014.

Acciones del Arctic Sunrise en España.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise ha estado en España en numerosas ocasiones, donde ha participado en algunas campañas.

Defendiendo el litoral español contra la especulación: Greenpeace desembarcó en Isla Canela (Ayamonte, Huelva) para exigir la paralización de las obras ilegales realizadas por ISCASA-PRYCONSA.

Documentando la pesca de inmaduros: miembros de Greenpeace recorrieron en lancha el litoral gaditano para investigar y denunciar la pesca ilegal de inmaduros. Dicha pesca se realiza con artes de cerco y arrastre a escasos metros de la playa y a muy poca profundidad.

Impidiendo la pesca con redes de deriva ilegales: Greenpeace localizó al sur del Archipiélago de Cabrera (Baleares) a cinco pesqueros italianos que utilizaban redes de deriva ilegales. A la acción de protesta de Greenpeace se unieron veinte palangreros andaluces y levantinos.

En febrero de 2005, el barco de Greenpeace estuvo en Tenerife, donde denunció el proyecto del puerto de Granadilla, y luego en Fuerteventura, donde solicitó la creación de un Parque Nacional en el norte de la isla. Ese mismo año, en los meses siguientes, estuvo presente en Huelva (donde puso de manifiesto la peligrosa contaminación que sufre su ría), en Cádiz (en apoyo de los activistas juzgados por oponerse a la guerra de Irak), y en Almería (donde dio cobertura a la acción contra la Central Térmica de Endesa en Carboneras). Más tarde, viajó a Barcelona y Tarragona, donde participó en la acción realizada contra la Central Nuclear de Vandellós.

El 10 de noviembre de 2007 el Artic Sunrise se encontraba atracado en el puerto de Valencia, en una jornada de puertas abiertas.

El 17 de noviembre de 2014 el Arctic Sunrise es recibido al grito de ‘Sí se puede’ en Lanzarote, adónde ha acudido para oponerse a las prospecciones petroleras de Repsol, también rechazadas por el Gobierno canario. La detención por parte del Ministerio de Fomento del barco y la apertura de un expediente administrativo supone el pago de una fianza de 50.000 euros a la organización ecologista para que el barco pueda seguir navegando.

En junio de 2015 Arctic Sunrise regresó a España con una campaña de defensa del medio ambiente, que le llevó a Huelva, Sevilla y Barcelona. En el estuario de Huelva Greenpeace volvió a denunciar su elevada contaminación por los fosfoyesos arrojados a las marismas por la empresa Fertiberia

Un ecologista en El Bierzo.

Activistas de Greenpeace intentan subir a la 'Prirazlomnaya', plataforma petrolera de Gazprom. Greenpeace.org. Foto: Denis Sinyakov

Activistas de Greenpeace intentan subir a la ‘Prirazlomnaya’, plataforma petrolera de Gazprom. Greenpeace.org. Foto: Denis Sinyakov

Rusia cierra la causa contra los activistas del Arc Sunrise de Greenpeace. 01/10/14. Eldigitaldeasturias.com.

El rompehielos de Greenpeace, el Arctic Sunrise, llega al glaciar Petermann para documentar el cambio climático. 29/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Guerra en el frío por la merluza negra. 18/01/15. Lavozdegalicia.es.

Cuatro décadas de Arctic Sunrise: de cazador de focas a pesadilla de las grandes petroleras. 23/08/15. Eldiario.es.

No a las prospecciones petrolíferas en Canarias. 13/11/14. Youtube.org. Greenpeacespain.

El barco Arctic Sunrise llega al puerto de Lanzarote. 17/11/14. Youtube.com. Greenpeacespain.

Denunciamos la contaminación del estuario de Huelva a bordo del Arctic Sunrise. 19/06/15. Youtube.com. Greenpeace.org.

El Tribunal Permanente de Arbitraje condena a Rusia por la retención ilegal del rompehielos de Greenpeace en el Ártico

Acto para pedir la liberación de los Artic30. 2014. Greenpeace.org.

Acto para pedir la liberación de los Artic30. 2014. Greenpeace.org.

Dos años después del abordaje del ‘Arctic Sunrise’, el buque insignia de Greenpeace, y de la detención de veintiocho activistas y dos periodistas por los rusos en una acción de auténtico terrorismo marítimo que sorprendió y escandaslizó al mundo, el Tribunal Permanente de Arbitraje, con sede en La Haya (Países Bajos), ha dictaminado sobre la ilegalidad de tal actuación.

El presidente ruso Vladimir Putin. 2015. Intoleranciadiario.com.

El presidente ruso Vladimir Putin. 2015. Intoleranciadiario.com.

El Tribunal Permanente de Arbitraje, que resuelve disputas entre Estados, ha concluído en una decisión tomada por unanimidad el 14 de agosto, pero publicada anteayer lunes, que el gobierno ruso es responsable de haber quebrantado la ley internacional al detener al rompehielos de la ONG mientras éste realizaba una protesta “pacífica” contra la extracción de petróleo en el Ártico. El Tribunal, también conocido como Corte Permanente de Arbitraje (CPA),  ha considerado la actuación rusa como una violación a varios artículos de la Convención de la ONU sobre el derecho del mar, y ha establecido el pago de una indemnización al estado holandés, bajo cuya bandera navegaba el navío de Greenpeace. Por lo tanto, Rusia deberá indemnizar a los afectados por los perjuicios causados, tanto morales como materiales, con una cantidad que la CPA fijará en otra audiencia.

El Tribunal Permanente de Arbitraje,  ha concluido que las tres millas náuticas declaradas por Rusia como ‘zona de seguridad’ alrededor de su plataforma son un argumento válido o exigible, y que por lo tanto no tenía fundamento jurídico para apoderarse del buque.

La CPA surgió de la primera Conferencia de la Paz de La Haya y es la más antigua institución dedicada a la resolución de controversias internacionales. Fue creada en 1899 y depende de la Organización de las Naciones Unidas. Sus arbitrajes se llevan a cabo principalmente bajo el Reglamento de Arbitraje de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI) y su fallo viene a confirmar lo que Greenpeace siempre defendió, que los 30 miembros del Arc Sunrise detenidos por los rusos no eran ni  piratas ni tampoco traficantes de droga. Y que no se produjo ningún acto de terrorismo.

Una larga historia.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

La historia comenzó en las aguas árticas del mar de Barents el 19 de septiembre de 2013 cuando el barco rompehielos de Greenpeace intervino pacíficamente contra la empresa Gazprom, que a través de su plataforma petrolífera Prirazlomnaya lidera la extracción comercial de petróleo en el Ártico. Por lo que respecta al resto de la historia,  ésta es de dominio público. Es conocido que  a pesar de que el Gobierno holandés denunció la detención ilegal del buque, que enarbolaba su bandera, Rusia retuvo a sus tripulantes y viajeros durante tres meses. Y un año más al Arctic Sunrise.

Durante los meses que duró esa detención ilegal, los medios de comunicación rusos acusaron a los detenidos de piratería, vandalismo e incluso de tráfico de drogas. Acusaciones que comportaban penas mínimas de siete años de prisión. Aunque, finalmente, una amnistía del Gobierno de Vladimir Putin previa a los Juegos Olímpicos de Invierno permitió la liberación de los encarcelados. Pero sin retirarles los cargos.

Greenpeace ha agradecido públicamente al gobierno de Holanda la defensa de su actividad ante la alta instancia judicial y destaca entre sus resoluciones la siguiente: “El Tribunal observa que la protesta en el mar es una actividad lícita en relación con la libertad de navegación”.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Para la ONG este dato es de una importancia capital, porque entiende que hace referencia a la protesta pacífica contra las prospecciones petrolíferas en cualquier mar del mundo, incluyendo el  circundante a las Islas Canarias. Es en este archipiélago donde el pasado otoño la organización conservacionista sufrió un agresivo ataque por parte de embarcaciones militares españolas, entre ellas el barco de guerra ‘Relámpago’. Todo ello por oponerse a las prospecciones petroleras de Repsol frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura. Me parece importante recordar que en esta agresión resultó herida de cierta gravedad una activista. Yo he visto las imágenes grabadas por Greenpeace y puedo asegurar que las embestidas militares fueron de una extremada violencia, pudiéndose haber producido un desenlace trágico.

Por el momento resulta imposible adivinar si Rusia cumplirá con la sentencia. El Gobierno ruso se ha limitado a declarar que no reconoce al Tribunal, lo que no da pie a demasiadas esperanzas. Una portavoz del Ministerio de Exteriores ruso dijo que Moscú no reconocía la autoridad de la corte, y agregó que el fallo “fomenta la actividad de protesta no pacífica en el mar”.

No cabe duda de que este caso ha añadido nuevas tensiones a las ya tensas relaciones diplomáticas entre Rusia y Holanda, que alcanzaron a su punto máximo con el derribo, el 17 de julio 2014, del vuelo Malaysia Airlines MH17 en el este de Ucrania.

Por otra parte, me parece del todo lamentable que un país miembro de la ONU pueda incumplir las sentencias dictaminadas por organismos pertenecientes a dicha organización, y considero que se debiera intentar por todos los medios que se cumpla la sentencia.

Pero, al margen de lo positivo de la misma, hay algo que resulta incluso más esperanzador aún. Y es que este fallo siente un precedente para la protesta pacífica en alta mar creando jurisprudencia. En este sentido, Greenpeace defiende que, tras esta sentencia, el derecho internacional avala la protesta pacífica en mar.

Sería interesante que alguien  pudiera explicarle esto al ministro de Interior español, Jorge Fernández, empeñado en prohibir y juzgar cualquier protesta pacífica en nuestro país.

Palacio de la Paz en La Haya,  sede de la CPA. Wikipedia.org.

Palacio de la Paz en La Haya, sede de la CPA. Wikipedia.org.

Hoy el el Arctic Sunrise vuelve a estar nuevamente en el Círculo Polar Ártico, al noreste de Groenlandia, siendo testigo privilegiado de las prospecciones sísmicas que una compañía noruega está llevando a cabo para elaborar un mapa del lecho marino y de sus bolsas de petróleo, entre las latitudes de 70º y 80º norte del Círculo Polar Ártico.  La ONG ha denunciado que estas prospecciones generan ruidos ocho veces más altos que un motor a reacción y que podrían lesionar a ballenas, narvales y otras especies marinas, según un informe elaborado por la institución científica Marine Conservation Research Ltd.

Greenpeace ha señalado que petroleras como Shell, BP y Chevron, tienen concedidos derechos de perforación petrolífera en el mar de Groenlandia y que son “posibles clientes” de los datos sísmicos de la compañía que está realizando las prospecciones sísmicas, TGS Nopec.

Un ecologista en El Bierzo.

Una multitud recibe al barco de Greenpeace contra las prospecciones de Repsol. Lanzarote, 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Una multitud recibe al barco de Greenpeace contra las prospecciones de Repsol. Lanzarote, 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Tribunal Internacional del Derecho del Mar. Itlos.org. Pdf.

No somos piratas, ni en Rusia ni en Canarias. 25/08/15. Greenpeace.org.

Greenpeace dice que el fallo de la ONU sobre el ‘Artic Sunrise’ sienta “precedente”. 25/08/15. Europapress.es.

Un tribunal ordena a Rusia a compensar a Greenpeace por apresarle un barco. 25/08/15. Eleconomista.es.

Greenpeace denuncia que las prospecciones en el Ártico generan ruidos ocho veces más altos que un motor a reacción. 24/08/15. Infolibre.es.

La Armada Española hiere a una activista de Greenpeace que protestaba contra las prospecciones petroleras en Canarias. 16/11/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.