Archivo de la etiqueta: Pico Catoute

La Peña do Seo y sus minas de wólfram desde Cadafresnas

Ascendiendo por los zigzags hacia la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ascendiendo por amplios zigzags hacia la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique López Manzano.

Uno de los mitos que perdura en El Bierzo guarda relación con las minas de wólfram de la peña do Seo. La imagen de un poblado minero en ruinas, perdido en la inmensidad de unas montañas interminables, ha contribuido en gran medida a mantenerlo vivo.

Desde luego les invito a conocer esta zona y peña, que aunque con una altitud inferior a los mil seiscientos metros (lo que hace que pudiéramos considerarla como una cima menor en comparación con otras alturas bercianas) presenta unos encantos que compensan con creces el esfuerzo de acercarse hasta el lugar, y no digamos hasta la cumbre.

El pueblo de Cadafresnas y la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El pueblo de Cadafresnas con la peña do Seo al fondo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Recomiendo que realicen esta visita aprovechando algún momento de bonanza meteorológica, pues de lo contrario no hay abrigos, salvo en las casas semiderruidas del poblado minero y en una caseta situada en la cima de la montaña. Por otra parte, aunque yo realicé la ascensión en un día ideal, sin excesivo calor y con límpidas panorámicas, me temo que la nieve, la lluvia o la niebla, podría complicar la excursión al ocultar los hitos y volver resbaladizo el trecho rocoso más inmediato a la cima.

Ruta Cadafresnas - Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruta Cadafresnas – Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Una vez alcanzada ésta, que ofrece un precioso cordal no demasiado complicado de recorrer, el montañero podrá disfrutar de unas vistas extraordinarias del Bierzo, pudiendo reconocerse desde la lejanía la ciudad de Ponferrada, la central térmica de Compostilla I y las Médulas, entre otros puntos de interés. La misma peña do Seo es visible y fácilmente reconocible desde una buena parte de la hoya berciana, pudiéndose decir de ella que, pese a su limitada altitud, la preside con tanta autoridad como otras cumbres más altivas. Además, su peculiar forma hace que se la pueda reconocer fácilmente, permitiéndonos situar con facilidad los límites del Bierzo con Orense y Lugo.

La peña do Seo y el poblado minero. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La peña do Seo y el poblado minero. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Hay quienes dicen que desde la peña pueden distinguirse hasta las cumbres de Babia, la zona de Trevinca y hasta Cabeza de Manzaneda. Desde luego es posible ver las orensanas montañas de la sierra de la Encina de la Lastra (Valdeorras, Orense) e inclusive la berciana sierra de Gistredo, con su mítico Catoute. Pero, incluso con estos alicientes incontestables, conviene recordar que estamos frente a una ruta con alguna dificultad y que, por lo tanto, no es apropiada para domingueros.

También para evitarme alguna posible reclamación, aclaro que mis explicaciones son meramente informativas, que lógicamente están sujetas a mi subjetiva apreciación, y que pueden variar mucho de una fecha a otra y, enormemente, en función de la meteorología. También les recomiendo que echen un vistazo a los enlaces antes de lanzarse a la aventura.

Ruinas del poblado minero del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruinas del poblado minero del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Sin embargo, también estamos ante una ruta aconsejable a todo amante de la naturaleza y la montaña, que puede limitarse a la visita del poblado, o alargarse un par de kilómetros más hasta las bocaminas y los restos del lavadero del mineral. Los más atrevidos podrán culminar alcanzando la cima, en una hora y media aproximadamente a partir de las ruinas del poblado.

Personalmente elegí realizar la ruta desde Cadafresnas, una aldea a la que se llega por carretera asfaltada que sale desde Villafranca del Bierzo cogiendo en dirección a Corullón, aunque hay otras igual de interesantes. Para llegar hasta ella basta con seguir las indicaciones de las señales de carretera. Una vez allí, hay que preguntar por la ruta al poblado minero, aunque exista una gran señal que nos la indica, pero que creo que no está bien ubicada. Supongo que debería situarse un poco antes, para así evitarnos tanteos y pérdidas de tiempo en la búsqueda de esa orientación.

El final de la pista y el inicio de la pared de la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El final de la pista y el inicio de la pared de la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Es posible dejar el coche en el pueblo y emprender el camino a pie hasta el poblado minero siguiendo una pista de unos 4,5 kilómetros que ofrece unas excelentes vistas. Pero también se puede llegar con el vehículo hasta el mismo, sin excesivos problemas. El más grave de todos es que, en una zona de estancamiento de aguas ya cerca de las casas, hay algunos socavones que hacen que los vehículos toquen los bajos con facilidad si no se reduce al mínimo la velocidad. Los vehículos 4×4 pueden pasar sin problemas hasta la pared misma de la peña. Esto, claro está, en una época seca como la que yo disfruté, aunque me temo que en otras estaciones la aventura pueda resultar más complicada. El otro problema, si se anima a hacer el trayecto en coche, es que la pista de tierra no dispone de apenas espacios para el cruce de dos vehículos.

Vista de las dos cimas de la Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista de las dos cimas de la Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Señala alguien que no hay que olvidar que la ruta completa desde Cadafresnas al poblado resulta bastante larga (unos 9 kilómetros ida y vuelta), y más aún si se añade la visita a las bocaminas (otros 4 kilómetros entre ir y volver), con un desnivel total acumulado de algo más de 850 metros si se hace la cumbre y otros 5 kilómetros más (ida y vuelta), por lo que cada uno deberá de calcular bien su fondo físico. Sin embargo, sólo hasta el poblado, el camino a asciende suavemente y es muy llevadero.

Ya alcanzado el poblado se puede acceder a las bocaminas. En ese caso hay que coger una pista que aparece una vez dejadas atrás las casas, como a un centenar de metros a la derecha, que asciende en empinados zigzags (que siguen la Ruta circular del Bierzo, de la cual aparecen algunos postes indicadores) hasta el desvío a la izquierda que lleva a las bocaminas y al antiguo lavadero del mineral. Si se sigue subiendo por la pista de la derecha se llega, en poco tiempo, a un collado desde el cual puede verse el otro lado de la montaña.

Bajando de la peña hay que coger la bifurcación a la derecha que nos devuelve al poblado. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Bajando de la peña hay que coger la bifurcación a la derecha que nos devuelve al poblado. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

En ese collado están las ruinas macizas de una antigua construcción. Al lado de la misma se inicia un estrecho sendero, algo difícil de observar, que lleva a la cumbre de la peña. Yo calculo que en una hora aproximadamente. Avanzar por esa senda no resulta fácil debido al brezo bajo y la carquexia, que rasca bastante si no se lleva pantalón largo. Por lo demás, una vez cogido resulta fácil de seguir.

Personalmente prefiero la otra opción, creo que la más frecuente, para subir a la cumbre. Ésta consiste en continuar por la pista que, dejando atrás el poblado, pasa al lado de un gran depósito de agua abandonado, con una característica escalera que se conserva todavía, para alcanzar en aproximadamente una hora de camino de tierra fácil, aunque algo empinado, la pared rocosa tras unos amplios zigzags. Una vez llegados a la pared solamente hay que seguir los hitos, a veces un tanto esquivos, que nos dirigen hasta el cordal. En esta zona las vistas, en todas las direcciones, son impresionantes. Tampoco resulta demasiado difícil subir, aunque se tenga a veces la impresión de escalar la pirámide de Keops.

Antiguo lavadero de mineral. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Antiguo lavadero de mineral. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ya alcanzada la cresta podemos llegarnos hasta el geodésico, situado a nuestra izquierda junto a los restos de una caseta, o hasta un hito bastante grande de piedras, que encontraremos cresteando hacia la derecha. Se tarda aproximadamente unos tres cuartos de hora en llegar a las cumbres desde el pie de la peña, y si dejamos atrás el gran hito podremos comenzar a bajar hasta el cuello del que hablé antes que nos lleva a la casa de piedra abandonada (hecha de grandes bloques blancos) y que permite regresar al poblado. Bajando por esa pista podemos incluir un desvío de ida y vuelta hasta las bocaminas. Calculo en una media hora larga esta bajada desde el hito al cuello.

Sobre la historia del poblado y del wólfram no me quiero extender en esta ocasión. Vale la pena pararse a conversar un momento con algún vecino del pueblo. Hay un bar poco señalado en el centro del pueblo. Con un poco de suerte encontraréis a alguien que os hable del Lejano Oeste que un día fue esta zona, de la temible ‘Patrulla del Gas’, y de las hasta 250.000 pesetas de la época por tonelada que se pagaba por el mineral. Cuando el salario era, por entonces, de unas 15 pesetas diarias.

La primera bocamina en la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La primera bocamina en la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Pero todo terminó cuando finalizó la demanda de un mineral que, añadido al acero, permitía su endurecimiento y evitaba el recalentamiento de las armas. El final de la II Guerra Mundial también marcó el ocaso de la minería en la peña. Sin embargo, en el pueblo se me dijo que una compañía canadiense está realizando catas por las noches, con la intención de reabrirla. El wólfram y otros minerales codiciados, utilizados esta vez en los móviles, estarían detrás del nuevo intento.

En los enlaces que facilito podéis ver fotos del interior de las galerías mineras, realizadas por unos moteros, muy deterioradas en la actualidad por los derrumbes. Dan bastante miedo y desde luego desaconsejo entrar dentro. Para aquellos que sientan el gusanillo de conocerlas les diré que en el pueblo me dijeron que un señor de Corullón (Jose) las ha filmado en su casi totalidad y que comercializa esos videos.

Lo que me parece lamentables es que los escombros procedentes de la explotación minera se hayan dejado abandonados de cualquier manera en la pared de la peña. Esperemos que, si se llegase a explotar de nuevo, se logre evitar este feísmo.

Un ecologista en El Bierzo.

La tercera bocamina del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enriqe L. Manzano.

La tercera bocamina del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enriqe L. Manzano.

Peña do Seo (Cadafresnas-Pabellones-Minas Peña do Seo – Cadafresnas) 04/07/13 y 07/07/13. Wikiloc.com.

Peña del Seo (1.576 m). 18/11/13. Aventurasdeundominguero.blogspot.com.es.

Cadafresnas – minas de wolframio – Peña do Seo – Cadafresnas.
12/07/14.Wikiloc.com.

La Peña do Seo y su mina. !Espectacular! 04/12/11. Atce.mforos.com (imágenes de las galerías).

Antigua mina de wolframio. Rottodigital.com. Enrique Álvarez (interior de una galería).

El Instituto Europeo de Turismo impulsa una ruta del wolframio que ‘puentea’ al Bierzo. 05/12/12. Diariodeleon.es.

El Bierzo turístico

Es El Bierzo es una región natural española situada al oeste de la provincia de León, en la comunidad autónoma de Castilla y León, y desde el año 1991, una comarca administrativa.

La capital y núcleo del Bierzo es Ponferrada, que cuenta con casi 70.000 habitantes y es la quinta ciudad en la comunidad autónoma por número de habitantes. Entre sus elementos arquitectónicos más destacables se sitúa el medieval Castillo de los Templarios.

Villafranca del Bierzo es la capital histórica del Bierzo. Situada en el Camino de Santiago, custodia uno de los mejores conjuntos artísticos urbanos del Bierzo. Tras el despegue industrial de la comarca y el establecimiento de la industria en Ponferrada, Villafranca del Bierzo se convirtió en una ciudad básicamente residencial. Entre sus monumentos destacan la Colegiata de Villafranca del Bierzo, la Iglesia de los Padres Paúles o Iglesia de San Nicolás y la Calle del Agua en el que está situada la casa natal del poeta y escritor berciano Enrique Gil y Carrasco.

Bembibre es la capital de la comarca tradicional del Bierzo Alto. La minería la convirtió en su centro administrativo aumentado progresivamente su población. Ésta en los últimos años ha disminuido debido a la reconversión minera, una pérdida poblacional que la creación del Parque Industrial del Bierzo Alto ha conseguido amortiguar en parte.

Cacabelos es la ciudad por excelencia del vino. Está situada en el Camino de Santiago, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Turismo en el Bierzo.

Ponferrada ofrece la mayor oferta cultural y de ocio a nivel comarcal, pero si se quiere disfrutar de todo lo que El Bierzo alberga en cuanto a interés cultural es necesario desplazarse por la hoya berciana.

Las Médulas es uno de los principales atractivos turísticos del Bierzo. De sus explotaciones auríferas salieron toneladas del preciado mineral que sirvieron a sostener el imperio de los emperadores romanos. Por su espectacularidad y como testimonio histórico de esa época han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Relativamente cercana a Ponferrada, en los Montes Aquilianos, se encuentra Peñalba de Santiago, con su encantador Valle del Silencio y, no muy lejos, el Monasterio de San Pedro de Montes, de un gran valor histórico. En Peñalba se encuentra su iglesia parroquial, una de las más importantes muestras del arte mozárabe en nuestro país.

Bembibre es la capital del Bierzo Alto, y está situada a escasa distancia de la bellísima Sierra de Gistredo (que un grupo ecologista ha logrado mantener libre de eólicas), y también de poblaciones pintorescas como Colinas del Campo de Martin Moro, pequeño núcleo poblacional situada en el Valle del Boeza, al pie del mítico Pico Catoute.

Los Ancares es otra de las zonas característica de la comarca. Durante muchos años sus gentes vivieron muy aisladas, lo que les permitió  conservar su especial idiosincrasia así como los vestigios de antiguos castros, hórreos y pallozas típicos de la zona. El principal río de la comarca es el caudaloso Sil, el principal afluente del Miño. Hay un dicho popular que dice que “el Sil lleva el agua y el Miño, la fama”.

Tradiciones y costumbres bercianas.

El Magosto.

Entre el 1 de noviembre (Todos los Santos) y el 11 de noviembre (San Martín) se suele celebrar esta fiesta donde no faltan las castañas asadas en el fuego, el vino nuevo y los chorizos.

El Filandón.

El Filandón, también conocido en El Bierzo como Fiandón, es una reunión que se realiza por las noches alrededor del calor del fuego del hogar, una vez terminada la cena, y en la que se cuentan en voz alta cuentos al tiempo que se trabaja en alguna labor manual (generalmente textil).

Gastronomía berciana.

El Bierzoes un lugar conocido por su exquisita y suculenta gastronomía. La comarca, rica en productos de la tierra,  cuenta con varias denominaciones de origen y marcas de calidad como los vinos del Bierzo, el botillo, la castaña o la manzana Reineta.

La comarca berciana disfruta de un microclima mediterráneo, resultado de la combinación del clima atlántico y del mediterráneo continental, que la exime tanto de los rigores de la meseta como de las humedades gallegas.

La minería y la huerta han sido tradicionalmente las bases del sustento y economía de los habitantes del Bierzo, aunque hoy en día tiene en el turismo rural una de sus esperanzas de futuro.

Introducción al Bierzo.

La lengua oficial del Bierzo es el castellano pero persiste aún el gallego, especialmente en la mitad oeste de la comarca tocando con Galicia. Existe un dialecto berciano con variantes locales, en el que confluyen las ramas gallegas y astures. La venerada Virgen de la Encina es la Patrona de El Bierzo. Fue coronada como tal el 8 de septiembre de 1908 y su imagen se reverencia en la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, en la ciudad de Ponferrada.

El gobierno comarcal.

La comarca cuenta con su propio Consejo Comarcal del Bierzo, encargado del gobierno y administración de la Comarca, siendo la única en Castilla y León que lo tiene. Su existencia se debe a las peculiaridades geográficas, históricas, sociales y económicas que, desde tiempos remotos, han diferenciado al Bierzo del resto de la comunidad autónoma de Castilla y León.

El Bierzo formó parte de la Provincia del Vierzo, en la división territorial de 1822, durante el Trienio Liberal. Posteriormente, tras la división territorial de 1833 la provincia fue dividida en dos partes: El Bierzo actual, en la Provincia de León, y Valdeorras en la de Orense.

Símbolos bercianos.

Los símbolos que representan a El Bierzo son la Bandera y el Escudo del Bierzo, aprobados el 14 de abril del año 2000 por el Pleno del Consejo Comarcal del Bierzo. En el centro del Escudo se encuadra la Cruz de Peñalba, símbolo religioso y popular del Bierzo.

El Bierzo en la Edad Moderna.

En el siglo XX se da una gran actividad fabril en la comarca alrededor del carbón, utilizado para la producción de electricidad. En 1944 el Estado funda ENDESA para la producción de energía eléctrica, que hoy continúa presente a través de la Central Térmica Compostilla II. Otros sectores de desarrollo son el sector siderúrgico (Roldán), el eólico (Comonor, LM), pero también la extracción de la pizarra y la presencia en los sectores del vidrio (Cristalglass; cerró en 1912), del cemento (Cementos Cosmos) y de la construcción (Martínez Núñez y Begar), estos dos últimas empresas hoy en franca decadencia. 

El sector servicios al igual que en el resto del país va adquiriendo más peso a medida que se desmantela el sector secundario. Todo ello unido a una industria agroalimentaria en progresión tanto en cantidad como en calidad y prestigio (vino, industrias cárnicas, hortofrutícolas). 

Industria Hidroeléctrica.

El Bierzo tiene una capacidad acumulada directamente o en trasvase de 458,5 millones de metros cúbicos de agua que totaliza una potencia instalada de 350.800 KWh.

Industria termoeléctrica.

De las tres centrales térmicas de la provincia, dos están en la comarca berciana.

La agricultura berciana.

El clima berciano posibilita una producción excelente de frutas y verduras. Así como una magnifica variedad de vinos, entre los que destacan los que están inscritos en la Denominación de Origen Bierzo.

La agricultura berciana se divide en dos partes, la del Bierzo Alto y la del Bajo. El Bierzo Alto se caracteriza por la abundancia de agricultura de tipo tradicional y a tiempo parcial. Sin embargo en la zona baja se desarrolla una agricultura moderna basada en el regadío y cultivos con buena salida en el mercado.

Minería berciana.

Empresas como Minero Siderúrgica de Ponferrada, Uminsa, HCCSA, Grupo Alto Bierzo, Carbones Arlanza y Minas de Valdeloso, tienen (o han tenido) sus centros de trabajo en el Bierzo y en la vecina comarca de Laciana.

El sector minero dio origen a un importante movimiento en los sindicatos mineros. Tuvo especial incidencia en el desarrollo de la Revolución minera del Bierzo, previa a la Revolución de Asturias y a la Guerra Civil Española.

La pizarra es otro tipo de explotación minera que todavía genera importantes ingresos a la comarca berciana.

Personajes ilustres del Bierzo.

Originarios de El Bierzo son:

Daniel Gavela Abella, director de la cadena de televisión Cuatro y antiguo Presidente de la Ser. Nacido en Peranzanes.

Pedro Álvarez Osorio, Conde de Lemos.

Bermudo II, rey de León.

Amparo Carballo Blanco, escritora y editora.

Ramón Carnicer Blanco, escritor.

Antonio Fernández y Morales, escritor.

Pascual Fernández Baeza, poeta, magistrado y senador.

San Fructuoso de Braga, santo, patriarca del monacato español, obispo de Dumio y arzobispo de Braga.

Gatón del Bierzo, primer conde berciano.

Enrique Gil y Carrasco, escritor.

Severo Gómez Núñez, general, diputado, defensor y divulgador de El Bierzo.

Francisco González González, escritor y poeta (nacido en Villaseca de laciana y residente en Ponferrada y Toreno).

Jan (Juan López Fernández), dibujante.

Santiago Macías Pérez, escritor  y co-fundador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Álvaro de Mendaña, descubridor de las Islas Marquesas.

Juan Carlos Mestre. Poeta y escritor. Premio Nacional de Poesía 2009.

Luis del Olmo, periodista.

Alfonso Rojo, periodista.

Amancio Prada, músico y compositor.

Antonio Pereira, escritor.

Lisardo Rubio, catedrático de latín de la Universidad Complutense de Madrid.

Valentín García Yebra, filologo, traductor y miembro de la Real Academia Española de la Lengua.

Martín Sarmiento, escritor.

Mariano Arias Chamorro, el “Jabalí de El Bierzo” (pseudónimo con el que se le conoce), futbolista, pichichi de la temporada 1972/73.

Sampiro, notario, cronista, historiador y obispo de Astorga.

Valerio del Bierzo, santo y ermitaño cristiano (s. VII).

José María Calleja, periodista, escritor y profesor universitario.

Egeria, Aunque es dudoso algunos autores consideran que o bien era natural de El Bierzo o vivió en él.

Leo Harlem, humorista.

Un ecologista en El Bierzo.

Fuente principal de consulta para la elaboración de este artículo: Wikipedia.org.

Páramo del Sil, espacio poético

Panorámica de Páramo del Sil. Foto: Manuel Cuenya.

Panorámica de Páramo del Sil. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Aprovechando que Páramo del Sil, por cuarto año consecutivo, celebra su magosto y la feria artesanal, me puse en contacto con el escritor Manuel Cuenya, del que días antes había descubierto causalmente un artículo sobre este pueblo minero del norte berciano. Cuenya lo escribió poco antes de llevar a cabo uno de sus recurrentes viajes, en esta ocasión a Berlín, y yo hoy lo presento aquí, para disfrute del lector, esperando que sea de su agrado tanto como lo fue del mío.

Un ecologista en El Bierzo.

Páramo del Sil, espacio poético, por Manuel Cuenya.

Casa señorial en Páramo del Sil. Foto: Manuel-Cuenya.

Casa señorial en Páramo del Sil. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Páramo, cuya sonoridad me devuelve a algún sitio legendario, es término con una gran variedad de significantes, entre ellos, Pedro Páramo, el título de la novela de Rulfo. Me gusta esta palabra y me entusiasma este pueblo del Alto Bierzo, en el valle del Sil, sobre todo desde que descubriera que el poeta Ángel González pasó una larga temporada de su vida –unos tres años– en esta tierra. Que el insigne poeta astur eligiera este lugar me resulta, cuando menos, sorprendente, aunque al parecer a su hermana la habían destinado, por sus ideas republicanas, a ejercer como maestra en Páramo del Sil, aunque mejor sería decir “condenada a pena de destierro”, mientras, él andaba aquejado de tuberculosis pulmonar, “con el miedo todavía pegado a los talones”. Hablamos del año de 1943, en plena posguerra incivil.

Algún médico de la época debió recomendarle, al aún joven González, este bello pueblo del Sil para curarse de su enfermedad. Un sitio, Páramo, apropiado para espantar la tisis y aun otras dolencias, ya que se trata de un lugar tranquilo, de aguas cristalinas y clima sano, aunque frío en invierno, donde se respira o debía respirar aire puro.

Vista del pueblo de Primout cerca del río. 15 sept. 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista del pueblo de Primout cerca del río. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Pues aquí que vino a parar, el que luego sería maestro -en el año de 1946, después de su restablecimiento, y al menos durante un curso-, en la aldea de Primout (perteneciente al municipio de Páramo del Sil), “donde cuenta la leyenda que “nunca se viou el sol”, un pueblo perdido y casi abandonado en las estribaciones de la sierra de Gistredo, que en alguna ocasión tuve el gusto de visitar -antes de que decidieran asentarse como comuna algunos “ecoaldeistas” (algo que no prosperó).

Ángel González cuenta que este espacio -impregnado de soledad, bosques de abedules y gobernado por una forma comunal conocida como Consejo abierto, en la que prevalecía una democracia directa a toque de campana-, le sirvió como inspiración. La soledad –traducida en días muy cortos, noches muy largas, tiempo para meditar y observar toda una vida nueva-, como fuente de emociones intensas, en la que el excelso poeta debió beber a gusto, porque cuando se fue, lo hizo con pena, y aun con la idea de volver, aunque sabía que era una idea irrealizable, utópica. Abandonó Primout a primeros de mayo de 1947. Por cierto, el nombre de Primout, aparte de resonancias galas, me invita a fantasear con algún lugar de cuento de hadas y de gnomos.
Catoute.

La cima desolada del mítico Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

La cima desolada del mítico Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Páramo del Sil, “pueblo minero, un poco ganadero y un poco agrícola”, que diría el poeta, es también uno de los puntos de partida hacia el Catoute, símbolo de la alta montaña, considerado hasta hace bien poco como el techo del Bierzo, aunque en los últimos tiempos el pico Valdeiglesias (con 2136 metros, en el municipio de Palacios del Sil), sea reconocido como el más elevado de la comarca berciana.

Para los amantes de la alta montaña conviene señalar que, en ruta hacia el pico Catoute, el excursionista se encontrará con la aldea de Salentinos, en otros tiempos casi deshabitada, y que en estos últimos años ha recuperado, por fortuna, el pulso vital.

Merece una visita antes de emprender y empinar camino en busca del mirador del Bierzo: el Catoute, con sus 2117 metros, como el pico de tus sueños.

La ruta del Catoute.

Información sobre la ruta del Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Información sobre la ruta del Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Echa uno en falta, todo hay que decirlo, que el poeta Ángel González no hiciera referencia –o al menos no me consta- ni a Salentinos ni al Catoute, tal vez porque no los visitara. No debemos olvidar que llegó a Páramo del Sil para curarse de una tuberculosis pulmonar, que requería de todo el reposo del mundo.

Lo que sí recuerda, con extrañeza –asegura el poeta-, es su estancia en Páramo del Sil, porque más que ver el mundo lo oía: “por mi ventana entraba el rumor del campo: retazos de conversaciones, las campanas de la iglesia cuyo sentido no tardé en adivinar, las esquilas de los rebaños que iban y venían del establo al monte, el fondo sonoro más adecuado para leer con pasión a Juan Ramón Jiménez”.

Fueron tres años excepcionales, “raros”, que pasó leyendo y escribiendo, estudiando música, dibujando, a la vez que había comenzado la carrera de Derecho con desgana en la Universidad de Oviedo, su ciudad natal.

Páramo del Sil.

Libro de piedra en Páramo del Si. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Libro de piedra en Páramo del Si. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

El balance final de su estancia en Páramo del Sil fue muy positivo, allí respiró el aire que le devolvió la salud y en este pueblo hizo su aprendizaje de poeta. Casi nada. Creo que algún día, en esta localidad del Bierzo Alto, tendrían que rendirle homenaje, como se merece, a este sublime poeta.

Publicado originariamente por Manuel Cuenya en su blog personal, el día 27 de septiembre de 2010.

Sama-Velilla: ‘Si es necesario dinamitaremos las torres una a una’

El día 2 de octubre, en el Campus de la Universidad de León en Ponferrada, Bierzo Aire Limpio presentó al “Movimiento Cívico contra el proyecto Sama-Velilla”. Fue de la mano de su portavoz, Camino Alonso, quien expuso ante los presentes el peligro que supone para la montaña leonesa la construcción de una línea de alta tensión de de 400 kV, de doble circuito, entre las localidades de Sama de Langreo (Asturias) y Velilla del Río Carrión (Palencia). El Movimiento Cívico se estrenaba en Ponferrada, después de que los colectivos contrarios al tendido eléctrico decidieran unirse en una única entidad para mejorar su organización.

La proyección de un reportaje sobre la manifestación convocada en León, que congregó el 24 de noviembre de 2008 a quince mil personas en la capital (algo realmente excepcional en la provincia) fue la excusa para entablar entre los presentes un diálogo centrado en la necesidad de una mejor colaboración entre los diversos colectivos ecologistas y asociaciones opositoras a proyectos nefastos para provincia como lo es éste. De hecho, en la sala se encontraban en aquel momento los presidentes de cuatro plataformas ecologistas y de dos asociaciones bercianas, así como Óscar Gutiérrez Álvarez, el alcalde popular de Villamanín, uno de los pueblos afectados por el tendido eléctrico.

El proyecto Sama-Velilla.

El proyecto Sama-Velilla nace en la década de los 80, durante la época de la construcción del embalse de Riaño. No se llevó entonces a término y nadie volvió a acordarse de él hasta que diez años más tarde la compañía nacional Red Eléctrica de España (REE) decidió desempolvarlo, planteándolo como la solución idónea para solventar unas supuestas carencias energéticas nacionales, para mí ciertamente falsas, ya que Asturias es excedentaria en energía eléctrica al exportar el 85% de su producción.

Resumiendo, podemos decir que el proyecto propone la construcción de una línea de alta tensión (del orden de los 400.000 voltios y de doble circuito) entre Sama y Velilla. Este último es un pequeño municipio minero de la Comarca Palentina en donde Iberdrola tiene actualmente ubicada una central térmica. El proyecto significa levantar una “autopista” de más de 200 torres metálicas, con una altura cercana a la de las torres de la catedral de León, colocadas cada 500 metros de distancia. El tendido eléctrico recorrería los más de cien kilómetros que separan ambas poblaciones a través de la montaña palentina, leonesa y asturiana. La provincia más afectada sería la de León, pues por ella discurre la parte más larga del trazado, de unos 80 kilómetros aproximadamente.

Para que nos hagamos una idea del pasillo removido por la línea sólo hay que imaginarse el espacio que ocupa una autopista a cuatro vías de doble sentido. Imaginemos ahora esa misma autopista plagada de unas torres gigantescas que, además, pretenden atravesar el corazón más preciado de los Picos de Europa. A mí, en tanto que montañero -hace apenas dos días que acabo de subir al Pico Gabanceda-, sólo imaginar tal desastre me pone los pelos de punta. ¡Como si no tuviésemos bastante con los proyectos de parques eólicos que están acabando con el hermoso paisaje del Bierzo! El último de ellos, el que afecta a la Sierra de Gistredo, donde se sitúa nuestro mítico Pico Catoute, y que acaba de ser aprobado por la Junta.

Los planes de desarrollo industrial del Principado de Asturias, que preside el socialista Vicente Álvarez Areces, están presionando al Gobierno central para que la línea  Sama-Velilla se lleve a término. Esto permitiría, según los mentores del proyecto, que una parte de la producción energética de Asturias se abriera paso hacia Castilla y León, y a la inversa. Daría paso así a la electricidad producida por cinco o seis centrales de ciclo combinado que se pretende que sean alimentadas por gas procedente de Marruecos o Argelia, el cual sería regasificado en el puerto del Musel, en Gijón, por una nueva instalación que está también en proyecto.

Sama- Velilla: un sinfín de nuevos trazados.

Desde su presentación pública, el proyecto Sama-Velilla ha ido modificando significativamente su trazado original ante el rechazo generalizado de los municipios por donde estaba previsto su paso. En noviembre de 2007, la “Coordinadora Ecologista de Asturias” presentó consistentes alegaciones al estudio de impacto ambiental del anteproyecto de línea eléctrica de doble circuito. Por entonces, la Coordinadora manifestó en su escrito que Asturias era una autonomía claramente exportadora de electricidad, ya que producía del orden de 22.000 MWh de media anual y consumía solamente 9.000 MWh, según los datos facilitados por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales. Con estas cifras en la mano resultaba muy evidente que la línea Sama-Velilla era innecesaria para el Principado, además de ser “causante de un gran impacto ambiental y social”, según los ecologistas.

Tampoco han faltado las voces que han asegurado que detrás del proyecto Sama-Velilla se oculta, -además de los lógicos intereses empresariales vinculadas a la construcción de la línea-, otros asuntos de los que no se habla. Como serían el proyecto de construcción de hasta seis centrales térmicas relacionadas con el tendido. Algo que, -al parecer de un experto como Julio Lago-, no tendría ningún sentido dado que España superó el año pasado en un 42% el CO2 que producíamos en 1997, hace doce años. Estas cifras significan que estamos incumpliendo flagrantemente los compromisos que firmó nuestro país en el Protocolo de Kyoto. Además, abundan los rumores que apuntan hacia la construcción de una nueva central nuclear en las inmediaciones de Valencia de Don Juan, en la provincia leonesa, que podrían encontrar su origen una proyectada gran operación inmobiliaria en la zona.

El caso es que el 30 de julio pasado, nuestro ministro de Industria, Miguel Sebastián, declaró ante la Comisión de Industria del Congreso que nuestro país es excedentario en producción eléctrica. Y los propios datos de REE indican que se está produciendo una bajada generalizada del consumo desde hace dos años. Entonces, ¿a qué viene esta innecesaria propuesta que desfiguraría irremediablemente nuestro territorio? Este destrozo es evidente y sólo es necesario pararse a pensar que la base de cada torre ocuparía una superficie aproximada de 100 metros cuadrados para imaginárselo.

La instalación, además, podría afectar a los positivos resultados alcanzados, hasta ahora, por el Proyecto LIFE de la Fundación Oso Pardo, orientado a asegurar la supervivencia del plantígrado y en el que la Unión Europea (UE) lleva ya invertidos muchos millones de euros. La Fundación Oso Pardo ha manifestado ya que el tendido, con sus necesarias pistas, podría acrecentar negativamente el “efecto barrera”. Pero es que, a más a más, la “Fundación Ideas por el Progreso”, afín al propio partido gobernante, lleva proponiendo insistentemente que se acerque la producción energética a los puntos de consumo para evitar pérdidas inútiles.

Personalmente he oído hablar de unas cifras de inversión multimillonarias, cercanas a los 5.000 millones de euros. Eso, ya lo sabemos todos, que es mucho dinero. Y sin duda un pastel muy apetitoso al que los intereses privados no querrán renunciar, por mucho que la línea resulte, a todas luces, superflua.

Plataforma contra el proyecto Sama-Velilla.

Hace cuatro años los vecinos afectados por el proyecto Sama-Velilla decidieron plantar cara a un plan aberrante que significa, casi literalmente, la muerte de la montaña de León. Tres mujeres fueron las que encabezaron inicialmente esa lucha. Aquellos que querían imponer su proyecto enseguida las bautizaron como “las locas”, prestos a desprestigiarlas. Camino Alonso era una de ellas, pero yo puedo asegurar que está muy cuerda y que los años de lucha no han conseguido rebajar ni un ápice su espíritu guerrero. Camino me habla de los grandes momentos de este enfrentamiento, como el de la gran manifestación antes mencionada. Y también del esfuerzo desplegado por todos, durante mucho tiempo.

Un momento especialmente feliz lo vivió cuando el programa de televisión “El escarabajo verde” realizó el programa “Contra Corriente”, que recogió el testimonio personal de personas afectadas por el proyecto del tendido eléctrico y que gano el Primer Premio en el XXXV Festival Internacional de Medio Ambiente de Eslovaquia.

El esfuerzo colectivo de más de cuatro años de lucha se vio recompensado el pasado 25 de septiembre, cuando los máximos responsables de PSOE, PP, UPL, IU y Civiqus, los principales partidos políticos de León, acordaron rechazar definitivamente el proyecto. ¡Por fin, y por una vez, todos los partidos unidos para defender a la tierra leonesa!

Una semana más tarde, el 2 de octubre y mientras Camino Alonso presentaba en Ponferrada el Movimiento Cívico, el periodista Alejandro J. García Nistal publicó en ‘ABC Castilla y León’ un artículo titulado ‘¿Todo León se equivoca?’, en el que cuestionaba, una vez más, la necesidad del tendido eléctrico.

Pero el Movimiento Cívico contra el proyecto Sama-Velilla, que es el nombre bajo el que se han cobijado todas las plataformas, ayuntamientos, asociaciones y particulares que luchan por la supervivencia de la montaña leonesa, se mantiene alerta. El pacto unitario debe superar todavía el temible escollo de las Cortes de Castilla y León, que pondrá a prueba la sintonía entre los partidos leoneses y sus representantes en Valladolid. Además, está a punto de publicase la declaración de impacto ambiental del proyecto. Para los firmantes de las 29.000 alegaciones presentadas contra el mismo, ¿significará por fin el final de la pesadilla?

Baja la demanda nacional de energía eléctrica durante el último año.

La demanda de energía eléctrica peninsular fue, según datos de REE, de 20.663 GWh en el mes de septiembre, con un descenso del 1,2 % respecto al mismo mes del año anterior. Corregidos los efectos de la laboralidad y de la temperatura, la demanda bajó un 2,78 %.

En los nueve primeros meses del año, la demanda alcanzó los 188.275 GWh, un 4,79 % menos que en el mismo periodo del 2008. Corregidas la laboralidad y la temperatura, el descenso de la demanda en este periodo es del 5,27 %. Por otra parte, la demanda de energía eléctrica bajó en un 1,1 % en el mes de agosto. La producción eólica, en cambio, ha experimentado un crecimiento notable del 16,2% con respecto al mes de septiembre del año pasado. Este porcentaje junto con la producción hidráulica y solar hace que más del 20 % de la producción total sea actualmente de origen renovable.

Problemas energéticos de Asturias. 01/02/08. Coordinadoraecoloxista.org.

Asociaciones contrarias a la Sama-Velilla creen que el proyecto esconde la construcción de una central nuclear en León. 2009. Proidentidadleonesa.org.  (Este enlace ya no funcionaba en abril 2014).

El escarabajo verde – Contra corriente. 17/07/09. Rtve.es. (Esto es lo que indica actualmente el enlace: “Lo sentimos, el reportaje ya no está disponible debido a restricciones de derechos”. Tampoco aparece el programa en el buscador).

Los partidos políticos de León rechazan la línea de alta tensión Sama-Velilla. Sept. 2009. Samavelillablogspot.com  (este blog no existía ya en abril 2014).

Histórico acuerdo de los partidos políticos en contra de la Sama-Velilla. 26/09/09. Lacronicadeleon.es.

¿Todo León se equivoca? 01/10/09. Abc.es.  Alejandro J. García Nistal.

Sama-Velilla No. 06/10/07. Youtube.com. BertoLaVid.

Manifestación León. 25/11/07. Youtube.com. BertoLaVid.

Comentario por Vinci el 08/10/2009.

¡España va bien¡ ¡Vota ZP¡