Archivo de la etiqueta: Pino

Los ecologistas consideran probada la prevaricación por parte de Medio Ambiente en el juicio por la ‘Ciudad del Golf’

Ayer ha concluido la vista del juicio oral contra el director general del Medio Natural, el jefe del Servicio de Espacios Naturales, y otros tres funcionarios, acusados por los Centauro y Ecologistas en Acción de emitir informes contrarios a las normas de protección ambiental en el caso de la ‘Ciudad del Golf’ en Las Navas del Marqués (Ávila).

Han sido necesarios seis años de diligencias y cuatro días de sesiones en el Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid para dejar listo para sentencia un asunto que ha llevado al banquillo a José Ángel Arranz Sanz, actual director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, a su antecesor en el cargo, Mariano Torre Antón, al actual Jefe de Servicio de Espacios Naturales de la Junta, José Ignacio Molina García, al entonces jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, Juan Manuel Pardo Ontoria, y el jefe de la Sección de Espacios Naturales y Especies Protegidas de este último Servicio, Sabas Yagüe Bosch.

La Ciudad del Golf preveía construir 1.500 viviendas, dos campos de golf y un hotel, lo que implicaba la tala de 35.000 pinos. Una buena cantidad de ellos fueron abatidos sin contar con un permiso en un área crítica para la conservación de la cigüeña negra.

Las declaraciones de los procesados y funcionarios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que junto a técnicos privados emitieron informe a instancia de la defensa, han apuntado en la dirección de que las 210 hectáreas del Lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Especial Protección para las Aves “Pinares del Bajo Alberche” y los ámbitos de los Planes de Recuperación del Águila Imperial y la Cigüeña Negra en Castilla y León, y en particular el Área Crítica para la conservación de esta última especie, carecían de valores ecológicos que justificaran su preservación ante el proyecto de urbanización proyectado, y de ahí la emisión de informes ambientales contrarios a las peticiones ecologistas.

Un equipo de cuatro peritos propuesto por la defensa ha considerado la afección del proyecto urbanístico a la población de cigüeña negra como “no significativa”, argumentando que la zona protegida en realidad no reúne las condiciones “óptimas” para su nidificación al carecer de zona de alimentación y un arbolado que no es idóneo. Además señalaron que se trataba de una zona transitada e “históricamente” sin datos de nidificación. También destacaron la escasa afección a una ZEPA que abarca hasta 50.000 hectáreas de extensión.

Sin embargo, estos planteamientos se contradicen con las figuras legales de protección que la propia Junta atribuyó a dichos terrenos hace años. Además, los ecologistas consideran probado su valor ecológico por las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y del Tribunal Supremo que anularon su clasificación como suelo urbanizable destinado a la ‘Ciudad del Golf’, según recuerdan.

“Dichos valores ecológicos y faunísticos – señalan – han sido ratificados por los dos peritos de la acusación popular, un Investigador Científico del CSIC y una experta en avifauna de la Sociedad Española de Ornitología”.

Los ecologistas consideran que la vista ha confirmado la culpabilidad de los acusados.

Dos peritos propuestos por la acusación han declarado que la Junta, con sus informes, ha tratado “de camuflar el impacto”.  Los expertos, han explicado que los informes que la sirvieron para la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto presentaban contradicciones con los de consultores que trabajan en el seguimiento local de las aves, contratados por la propia Junta, y que dicen que la afección sería “desfavorable” sobre la población de aves en esos terrenos.

En concreto, han asegurado que las 11,6 hectáreas  comprendidas en el Área Crítica de la Cigüeña Negra contaban con más de 200 pies de árboles que potencialmente podían acoger nidos del ave. Para  los expertos los informes de seguimiento que se han realizado “ratifican la importancia” de la zona para la cigüeña. Incluso, han añadido, los informes de las consultorías “alertan del impacto grande” que podían tener las obras sobre el animal y calificaban de “irracional” o “permanente” la afección.

En un comunicado, Centaurea y Ecologistas en Acción han considerado que la vista ha servido para confirmar los términos de la imputación. En ésta se señalaba que “la actuación de los imputados bien de forma concertada o bien por sometimiento a los dictados del superior de todos ellos, de forma deliberada y con conocimiento de lo que hacía, sustituyeron el informe que debieron dar con respeto a la normativa medio ambiental aplicable que conocían, variando incluso en algún caso, la correcta interpretación sostenida inicialmente, y acordaron informar favorablemente – aunque con medidas correctoras – el informe que se les había solicitado a fin de hacer factible la construcción pretendida'”.

Los conservacionistas, que han manifestado su malestar por la “lamentable la posición corporativa mantenida por los testigos de la defensa” y porque algunos altos cargos “continúen en el ejercicio de sus funciones”, quieren que se determinen “responsables penales y que dicha agresión ambiental no quede impune”. El caso también les ha  llevado a preguntarse “en qué manos está la protección de la naturaleza en Castilla y León”.

Los ecologistas se han reafirmado en su petición inicial de ocho años de inhabilitación para los acusados por un delito de prevaricación ambiental.

Un ecologista en El Bierzo.

‘Ciudad del Golf’ o el cristal con que se mira. 05/03/14. Elnortedecastilla.es.

El juicio por la ‘Ciudad del Golf’ confirma la prevaricación de los altos cargos de Medio Ambiente. 06/03/14. Ultimocero.com.

Las acusaciones mantienen la petición de 8 años de inhabilitación para los cinco cargos de Medio Ambiente. 06/03/14. Elnortedecastilla.es.

Finaliza el juicio oral por la Ciudad del Golf de Ávila. 06/03/14. Ecologistasenaccion.org.

Empieza el juicio contra cinco altos cargos de Medio Ambiente imputados en el caso de la ‘Ciudad del Golf’. 03/03/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Altos cargos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León se sentarán en el banquillo por la ‘Ciudad del Golf ‘. 28/02/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Visita del Instituto de Estudios Bercianos a la tierra ‘cunqueira’

Muy cerca del inicio del bosque de Muniellos. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Muy cerca del inicio del bosque de Muniellos. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

De excelente podría calificarse la excursión realizada el domingo pasado por tierra “cunqueira” en Asturias. La salida, organizada por el Instituto de Estudios Bercianos (IEB), congregó a medio centenar de viajeros frente a la Casa de la Cultura en Ponferrada, en una fresca mañana que invitaba más bien a quedarse en casa. Sin embargo, el tiempo fue benévolo y el sol lució toda la jornada, elevando al transcurrir del día las frías temperaturas matinales (2,5ºC al pasar por Valdeprado). Luego dejamos atrás la parroquia minera de Cerredo, perteneciente al concejo de Degaña, ya en el principado de Asturias, con sus numerosos bares cerrados a primera hora, para alcanzar finalmente Degaña, siguiendo el curso del río Ibias. Cruzado el Alto del Capillo, llegábamos a Sisterna, parroquia situada en el oriente del concejo de Ibias. Sisterna forma parte de la comarca de los Tixileiros o Cunqueiros junto con El Bao, El Corralín y Tablado.

Mapa de situación del lugar de la excursión. Fuente El Rincón Cunqueiru.

Mapa de situación del lugar de la excursión.

La tierra cunqueira cabe situarla dentro del “Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias“. Tiene unos 555 kilómetros cuadrados de extensión, a los cuales Degaña aporta casi la totalidad de su concejo.

El museo etnográfico de El Bao. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El museo etnográfico de El Bao. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Nos encontramos en el Concejo de Ibias, de pequeña dimensión, como lo son la mayoría de sus poblaciones o aldeas. Su principal parroquia es San Antolín de Ibias, en el concejo asturiano del mismo nombre, con una población que no alcanza el medio millar de parroquianos. Curiosamente, en la última década al menos, residen en ésta una mayoría de hombres, que superan en número, con creces, a las féminas.

En Sisterna hacemos un alto para visitar un particular museo etnográfico, propiedad de Enrique González Gavela, un enamorado de su tierra que además regenta el ‘Hotel Teixileiro’. El museo busca todavía apoyos institucionales para su definitivo asentamiento. Sin embargo acuña valiosos elementos de vida tradicional del siglo pasado, y alguno anterior, que bien merecen que se le haga una visita.

Desde allí, por la “Ruta calzada romana Senda Moura“, adaptada para minusválidos por el Principado asturiano, podemos alcanzar rápidamente altura desplazándonos a pie hasta el mirador del Alto del Serio, que se ve ocupado por una pequeña ermita y el cementerio del poblado.

La senda Moura. El Bao (Asturias). 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La senda Moura. El Bao (Asturias). 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Desde aquel balcón natural la vista sobre la sierra que nos separa del municipio de Peranzanes y del valle de Fornela (El Bierzo), es espectacular. Alguien del grupo señala que el puerto de Cienfuegos, que comunica con El Cuadro, no queda demasiado lejos.

Hacia el norte la panorámica tampoco tiene mucho que envidiar a la de la vertiente leonesa, pues verdes crestas se elevan también airosas, aunque quizás más apaciguadas. Luis, que es vecino del Bao, -una aldea a 500 metros de Sisterna en las laderas de El Serio-, aunque reside habitualmente en Cádiz nos ofrece unas explicaciones sobre las antiguas explotaciones romanas del lugar, basadas en la extracción aurífera.

Luis, nuestro amable anfitrión. El-Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Luis, nuestro amable anfitrión. El-Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Paco, el alma mater de esta excursión geológica y paisajística, nos ofrece también explicaciones sobre como el oro en estado líquido, junto con el agua en ebullición a elevada temperatura, penetró entre las venas de la cuarcita del lugar, enriqueciendo la roca con su áureo contenido. Parte de éste ha ido a parar al torrente a medida que se abría paso entre la roca, lo que aviva la presencia de algún buscador ocasional de pepitas.

En la falda de la montaña todavía se conservan restos visibles de los antiguos canales romanos que aprovisionaban de agua la explotación. Para obtener el oro se calentaba previamente la cuarcita y después se vertía sobre ella el agua fría, lo que provocaba su fragmentación debido al brusco cambio de temperatura.

La explotación aurífera de El Corralín, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La explotación aurífera de El Corralín, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Las huellas de la minería todavía son hoy todavía perfectamente visibles para un ojo avezado. Se sitúan en un par de lugares y su presencia despierta nuestra admiración por un imperio que llegó hasta un lugar tan inhóspito e insospechado como éste.

De bajada hacia el fondo del valle alcanzamos otro mirador desde el que se divisa alguna pequeña construcción habitable. Es el poblado de El Corralín, hasta hace poco deshabitado y en donde reside actualmente Francine, que en estos momentos está con nosotros.

Francine comparte con nosotros sus vivencias personales. El-Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manano.

Francine comparte con nosotros sus vivencias personales. El Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manano.

Francine es francesa y llegó hasta aquí en busca de un clima beneficioso para su salud. Se ha afincado en este remoto lugar, una isla territorial perteneciente al concejo de Degaña, y se ha adaptado sin problemas a una vida exenta de cualquier comodidad. Con fascinación nos explica su primer encuentro con un lobo. También menciona a los osos que se mueven por el lugar, y Luis nos enseña la fotografía de uno de ellos obtenida hace poco tiempo.

La senda nos conduce hasta una cascada, no sin antes sortear en varios lugares los troncos muertos de magníficos ejemplares de roble. Estamos a dos pasos de la Reserva Natural Integral de Muniellos, entre los concejos de Ibias y Cangas del Narcea.

Declarada Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco, la máxima categoría medioambiental que concede este organismo, un rótulo situado en el camino nos recuerda que allí no se puede entrar si no es con un permiso especial. No en vano el bosque de Muniellos está considerado como el robledal con mayor grado de naturalidad en Asturias. Y entre sus vertientes no es raro encontrar algunas de las especies de vertebrados más valiosas y amenazadas como el oso, el lobo, el urogallo, la nutria y el rebeco. Las visitas pueden acordarse con la Fundación Oso, en el teléfono de contacto: 985 96 30 60.

Victorino nos muestra como se tornea un cuenco. El Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Victorino nos muestra el torneo de un cuenco. El Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Ya de vuelta, descendemos a pie hasta las casas del El Bao, desde donde unos a pie (dada la escasa distancia) y otros en el bus nos trasladamos nuevamente a Sisterna, para allí recuperar nuestras fuerzas con un potente menú servido por el amigo Enrique, que antes citara.

Después, un nuevo desplazamiento en autocar nos acerca hasta la vecina aldea de Trabau (Tablado en castellano), en donde nos esperan Rosa y Victorino para enseñarnos “El rincón Cunqueiru”.

La tradición “cunqueira”.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru en Trabao.Asturias. Foto: Francisco Árias.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru en Tablado, 28 sept. 2010. Foto: Francisco Árias.

Desde hace cinco años estos amigos han recuperado la tradición “cunqueira” o “tixileira”, que es lo mismo, consistente en la fabricación de cuencos de madera a partir de maderas nobles procedentes del roble, del castaño, del aliso común (humeiru) o del arce. Eso sí, nunca utilizan la madera de pino, porque se resquebraja con excesiva facilidad. Con Victorino tenemos la oportunidad de sentirnos artesanos durante unos minutos mientras manejamos el torno manual y fabricamos nuestro primer cuenco.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru. Trabao (Asturias). 26 sept. 2010. Foto: Francisco Arias.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru. Tablado 26 sept. 2010. Foto: Francisco Arias.

Unos minutos más de atención con Rosa, que nos explica los diferentes tipos de utensilios que se pueden llegar a fabricar de esta manera, son el tiempo que necesitamos para acabar de ponernos al día sobre el tema y adquirir un valioso recuerdo.

Un ecologista en El Bierzo.

La Reserva Natural Integral de Muniellos.
Muniellos. 29/10/06. Youtube.com. Pelayín dCangas.

Reserva de Muniellos. Atnasturias. 22/09/08. Youtube.com.

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’

Un 'desierto verde'. 2009.

Un “desierto verde”. 2009.

“Imaginaros un bosque enorme, alineado, con sus copas de los árboles verdes, haciendo frontera con las cada vez más reducidas selvas tropicales. Imaginaros que salís del camino y os adentráis en su interior con la intención de sacar fotografías o de grabar el paisaje. Lo primero que notáis es que no existe esa vegetación baja que se encuentra en la selva; es fácil andar, saber donde pone uno el pié. Parece ser cómodo. Pensáis que vais a disfrutar. Pero cuando habéis encontrado el lugar idóneo para inmortalizarlo y os paráis para enfocar, veis que algo ocurre, que hay algo anormal en el ambiente…un silencio aterrador atraviesa tus tímpanos y la intuición te dice que pasa algo serio en ese lugar. Y sí, una vez que intentas encontrar el motivo, rápidamente percibes que estás dentro de un bosque en silencio y que no escuchas ningún canto de pájaro, nada de nada. Todo silencio y cuando ves que con tu mirada tampoco ves aves volando por el cielo, comprendes que estas ante un bosque muerto, ante un monocultivo, un desierto verde”. Pedro Pozas Terrados, naturalista.

Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles.

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Las plantaciones de árboles destruyen enormes superficies de tierras. Su manejo a escala industrial desgasta los suelos y consume cantidades ingentes de agua. En su ambición de obtener ganancias, la industria de las plantaciones de árboles no conoce el respeto a la naturaleza ni a las personas que habitan las regiones por donde se extienden. Uruguay, Brasil, Papúa Nueva Guinea, Nigeria o, hasta cierto punto, la cercana Galicia (invadida por las plantaciones de eucaliptus), se enfrentan a esta sobresplotación que esquilma la tierra en menoscabo de todos.

Declaración Internacional.

Desiertos verdes. Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

En todas partes del mundo, millones de hectáreas de tierra productiva están siendo rápidamente convertidas en desiertos verdes presentados bajo el disfraz de “bosques”. En lugares legalmente desprotegidos comunidades locales son desplazadas para dar lugar a interminables filas de árboles idénticos –eucalipto, pino, palma aceitera, caucho, jatrofa y otras especies– que desplazan del lugar a casi toda otra forma de vida vegetal. La tierra cultivable, crucial para la soberanía alimentaria de las comunidades locales, es convertida en monocultivos de árboles que producen materias primas para exportación de grandes empresas madereras. Los recursos hídricos son contaminados y agotados por las plantaciones, al tiempo que los suelos se degradan. Las violaciones a los derechos humanos son moneda corriente en estos espacios y van, desde la pérdida de los medios de vida y el desplazamiento, hasta la represión e incluso se dan casos de tortura y muerte. Si bien las comunidades sufren en su conjunto, las plantaciones tienen impactos diferenciados de género, siendo las mujeres las más afectadas.

A pesar de toda la evidencia disponible acerca de los negativos impactos sociales y ambientales de estos monocultivos en países como Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos, Indonesia, Malasia, Camboya, Colombia y España, continúan siendo promovidos por una coalición de actores que van desde la FAO  hasta las agencias bilaterales, desde el Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques hasta los gobiernos nacionales, desde empresas consultoras hasta bancos privados y de desarrollo.

El motivo real detrás de las acciones de estos actores es simple: pretenden apropiarse de la tierra de la gente para que empresas de celulosa y papel, madera, caucho, palma aceitera y, recientemente, también biochar, puedan acceder a la mayor cantidad de materias primas a precios más baratao para así aumentar aun más sus ganancias. El sobreconsumo despilfarrador de los productos de estas plantaciones por parte las naciones del próspero Norte tiene mucho que ver con esta expansión creciente.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

En respuesta a la publicidad adversa sobre los impactos de las plantaciones de árboles, las empresas han recurrido al uso de mecanismos de certificación, como el FSC (Consejo de Administración Forestal), PEFC (Programa para Avalar Esquemas de Certificación Forestal), la SFI (Iniciativa Forestal Sostenible), y la RSPO (Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, .los cuales les proporcionan credenciales “ecológicas” falsas que les permiten seguir con sus negocios de siempre.

El problema se ha agravado aún más con la llegada de nuevos actores del sector empresarial que apuntan a obtener beneficios del cambio climático, promoviendo erróneas soluciones a través del establecimiento de las llamadas plantaciones para “sumideros de carbono”, la promoción de los agrocombustibles – agrodiésel y etanol– y la introducción de árboles genéticamente modificados.

Sin embargo, los planes de las empresas se enfrentan a una oposición creciente. En un país tras otro, la gente se opone a la expansión de las plantaciones de árboles y un movimiento mundial ha crecido a lo largo de los años, unificando las numerosas luchas locales y ayudando a hacerse oír a quienes sufren por causa de las plantaciones.

En este Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles 2009, el mensaje es fuerte y claro: las plantaciones no son bosques: ¡detengan la expansión de los monocultivos de árboles!

Las plantaciones industriales de árboles no son bosques sino desiertos verdes.
Para dejar lugar a las plantaciones de árboles es necesario disminuir las superficies de cultivo, por lo que los campesinos tienen menos posibilidades de producir y de abastecerse de alimentos a nivel local. En este contexto las violaciones de los derechos humanos no son una excepción. Por diferentes métodos, en algunos países muchas veces violentos, la población es desplazada para dar paso a los desiertos verdes: filas interminables de árboles, todos iguales, plantados a distancias regulares. Incluso la “adera controlada, procedente de plantaciones“ es tan sólo una expresión biensonante con la que la industria de la celulosa, del papel, del contrachapado o de los agrocombustibles intentan evadir su responsabilidad en los daños que ocasionan.

¡Únete! ¡Firma la declaración!

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Un conjunto de organizaciones internacionales ha elaborado una declaración solicitando que se frene la expansión de los monocultivos de árboles, la cual se entregará el día 21 de septiembre, primer día del otoño, a organismos nacionales e internacionales. Os animamos a adheriros a la declaración (el texto podéis leerlo arriba), ya sea a título individual o colectivo. Para firmar sólo necesitais enviar un email a WRM Movimiento por los Bosques Tropicales (World Rainforest Movement) desde su página web (en inglés, pero con traductor).

La recogida de firmas es urgente y finalizará el día 15 de septiembre por la noche (hora europea). También podéis encontrar algunos videos sobre monocultivos de árboles en la página argentina de la Unión de Asambleas Ciudadanas.

Finalmente, a aquellos que queráis saber más sobre los monocultivos de árboles, indicar que podéis encontrar más información en ‘Salva la selva‘, una organización internacional que promueve acciones de protesta en la línea de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Desiertos verdes. Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Fuente: wikipedia.org. Foto: Fev.

Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Wikipedia.org. Foto: Fev.

Desiertos verdes. 25/01/09. Igualdadsimios.blogspot.com.es.

La insostenibilidad de los cultivos agroindustriales como la palma de aceite. Ecologistasenaccion.org. Pdf. 

Certificación Forestal “FSC” (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración. Forestal). Consumoresponsable.org.

WRM Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. Wrm.org.
Maldonado 1858
11200 Montevideo – Uruguay
Tel: 598 2 413 2989 / Fax: 598 2 410 0985
Email: wrm@wrm.org.uy