Archivo de la etiqueta: Plaga

Chile y Argentina declaran la guerra al castor americano

Castor canadensis. Wikipedia.org. Foto: Laszlo Ilyes.

Castor canadensis. Wikipedia.org. Foto: Laszlo Ilyes.

El amigo Gustavo Carrasquel, acaba de publicar en la agencia ANCA24 un interesante artículo en el que hace un repaso de la situación del castor americano (Castor canadensis) en el cono austral sudamericano y los esfuerzos realizados por las administraciones chilena y argentina para erradicar esta especie invasora.

Sin duda la supresión de las especies alóctonas es, casi siempre, de una gran relevancia, ya que éstas logran introducir modificaciones de gran alcance en los hábitats autóctonos. Para que nos hagamos una idea de la importancia del problema que representan sólo diré que, actualmente, se las considera como la segunda causa de pérdida de biodiversidad a nivel mundial.

Un castor derribando un árbol. Anca24latam.wordpress.com.

Un castor derribando un árbol. Anca24latam.wordpress.

Introducidas por diferentes razones en ecosistemas no preparados para soportarlas las consecuencias de su introducción resultan a veces desastrosas: devastación de bosques, extinción de especies nativas, alerta roja para la agricultura y ganadería local y pérdida de recursos naturales. Algo así es lo que está sucediendo con el castor americano, admirado como gran ingeniero biológico que es debido a la modificación de ecosistemas que produce, pero que amenaza con invadir todos los ríos y lagos de la Patagonia.

El Castor canadensis se encuentra ampliamente distribuido en Norteamérica, desde los bosques de Alaska y Canadá hasta el norte de México, pero además ha sido introducido en países como Chile, Argentina, Finlandia y Rusia, donde también es posible situarlo en zonas próximas a lagos, lagunas y arroyos con acceso a recursos de construcción y alimento.

Entendimiento chileno-argentino para la erradicación de los castores.

Dique construido por los castores. Anca24latam.wordpress.com.

Dique construido por los castores. Anca24latam.wordpress.

En la reserva Huilo Huilo, en el sur chileno, se reunieron recientemente, en el primer Encuentro Nacional de Especies Invasoras en las Áreas Protegidas, algunas decenas de expertos. Según Adrian Schiavini, especialista en un centro regional de investigación, Chile y Argentina quieren erradicar por completo de su territorio la presencia de este animal.

Hasta hace unas décadas no había castores en la Patagonia, pero en 1946 la Marina Argentina, durante el gobierno de Juan Domingo Perón, introdujo veinte o veinticinco parejas de estas criaturas en el Lago Fagnano, en el lado argentino de la Isla Grande de Tierra del Fuego, con la esperanza de crear una industria peletera internacional. El gobierno argentino prohibió entonces su caza durante treinta y cinco años, a fin de que proliferaran, pero lo hicieron tan bien que se extendieron a las islas más importantes situadas al sur del estrecho de Magallanes, e incluso a la península chilena de Brunswick, ocupando unos 27.000 kilómetros de cursos de agua y una superficie total de aproximadamente 70.000 km2.

El lago Fagnano Hualo, donde fueron introducidos los primeros castores. Wikipedia.org. Foto: Diego Alarcón.

El lago Fagnano Hualo, donde fueron introducidos los primeros castores. Wikipedia.org. Foto: Diego Alarcón.

Hoy se cree que son más de cien mil (algunos dicen que 200.000), una plaga que ha alterado seriamente los ecosistemas fueguinos, causando incalculables pérdidas sociales, económicas y biológicas. Es por esta razón que, con el apoyo de la ONG Wildlife Conservation Society, ya a partir del año 2001 Argentina y Chile acordaron iniciar una estrategia conjunta, firmada en 2006, y un tratado (2007) para restaurar los ecosistemas de la Patagonia austral.

En América del Norte y Europa, los castores viven en equilibrio en su hábitat natural, pero los castores argentinos sin depredadores naturales, como osos o lobos, se han reproducido sin control. Pero en la Patagonia los bosques nativos han demostrado ser particularmente vulnerables, ya que los árboles no logran regenerarse con una rapidez suficiente para oponerse a ritmo destructivo de los castores. A diferencia de los de América del Norte, como el álamo, el abedul y el sauce, ninguna de las especies de árboles endémicos de la región logra crecer lo suficientemente rápido.

Bosque ribereño de Nothofagus spp. destruido por los castores. 2008. Aambiente.gov.ar.

Bosque ribereño de Nothofagus spp. destruido por los castores. 2008. Aambiente.gov.ar.

Por otro lado, con los árboles roídos los castores construyen grandes diques, de hasta tres metros de altura, que modifican los cursos de agua. Según Christopher Anderson, investigador del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC), en la actualidad la mitad de los bosques de ribera en Tierra del Fuego se encuentran dañados por los roedores. “Los castores, son responsables de la mayor transformación de los bosques patagónicos desde la última edad de hielo. Han rediseñado el ecosistema aún más que los seres humanos”, ha declarado. Y entre otros efectos negativos ha destacado que los estanques construidos alteran gravemente el ciclo del carbono de las cuencas al retener la materia orgánica.

Las autoridades de Argentina y Chile han autorizado la caza de estos animales, pero estos esfuerzos no han logrado detener al gran roedor. Como tampoco lo han conseguido las trampas de acero que utiliza la administración ni las recompensas ofrecidas a particulares.

Dique construido por los castores. 2008. Ambiente.gov.ar.

Dique construido por los castores. 2008. Ambiente.gov.ar.

En Internet he encontrado un interesante informe sobre todo esto, firmado en Buenos Aires en el año 2008 y preparado por Fundación InnovaT en cumplimiento del contrato celebrado con la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur de la Argentina.

A destacar también la existencia de un documental sobre esta “invasión” basado en la firma sin precedentes de un tratado binacional de cooperación entre Argentina y Chile para la erradicación de esta plaga devastadora.

Mapa de la zona afectada. Wikipedia.org.

Mapa de situación la zona afectada. Wikipedia.org.

Un ecologista en El Bierzo.

Por casi 70 años especie invasora ha amenazado la biodiversidad de la Patagonia. 15/01/15. Anca24latam.wordpress.com.

Castores. La invasión del filn del mundo. Castoreslainvasion.com.ar.

Zonas de actuación contra los castores en el cono sur americano. 2008. Ambiente.gov.ar.

Zonas de actuación de los castores. 2008. Ambiente.gov.ar.

Estudio de factibilidad de erradicar el castor americano (Castor canadensis) en la Patagonia. Marzo 2008. Ambiente.gov.ar. Pdf.

Castores: un grave problema ecológico en Tierra del Fuego. 03/10/12. Elchileno.cl.

Un estudio sobre el chancro alerta sobre la necesidad de erradicar la plaga de los castañares

Aspecto de la corteza de un castaño afectado por el chancro. Fuente: serida.org.

Aspecto de la corteza de un castaño infectado por el chancro. Serida.org.

La Universidad de León publicó esta semana las conclusiones de un estudio sobre la extensión del chancro en El Bierzo. Esta enfermedad, que afecta a los castañares, apareció por vez primera en la comarca en 1978 y en el 2005 fue declarada plaga.

En este trabajo de campo, financiado por la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), la universidad  alerta sobre el gran número de castaños (alrededor de un millón trescientos mil) que se encuentran infectados en la comarca berciana por esta temible enfermedad, que deseca al árbol, le impide dar fruto  e implica su muerte a la larga.

El estudio estima que el área de contaminación parasitaria supera las 17.500 hectáreas en El Bierzo. Concluye también que, del total de las parcelas dedicadas al cultivo del castaño, el 99,60% se encuentran en la situación conocida como de “agusanamiento” de la castaña, en distintos grados de afectación.

El estudio  concluye que es preciso poner en marcha un plan de control fitosanitario del chancro si se quiere mantener la producción local de castaña en los niveles actuales.

¿Qué es el chancro?

Una cepa adulta de castaños con la enfermedad del chancro. Serida.org.

Una cepa adulta de castaños con la enfermedad del chancro. Serida.org.

La ‘Cryphonectria parasitica’ es un hongo que provoca el chancro en el castaño. Esta enfermedad ha sido ampliamente analizada en todas las zonas castañeras europeas. A pesar de ello, las únicas esperanzas razonables a medio plazo para atajarla siguen basándose en alertar sobre la presencia del hongo en los castañares sospechosos de tenerlo y, en consecuencia, la de proceder a su control.

La reproducción del  hongo es esencialmente asexual, a la vez que la escasa diversidad o variedad de tipos con compatibilidad vegetativa y la existencia de cepas hipovirulentas asociadas a los tipos dominantes, son factores que juegan a favor del empleo de técnicas de control biológico del chancro en los sotos y fincas infectadas.

Experimentos en el ámbito universitario.

Un hermoso ejemplar de castaño. 2010. Foto: Julián Rodríguez Asensio.

Un hermoso ejemplar de castaño. 2010. Foto: Julián Rodríguez Asensio.

En febrero de 2009, la Estación Fitopatológica del Areeiro,  dependiente de la Diputación Provincial de Pontevedra,  divulgó en el ‘Boletín de Sanidade Vexetal’,  las conclusiones de un estudio acerca de la caracterización molecular y de prevalencia de las poblaciones de ‘Cryphonectricia parasitica’ en las plantaciones y sotos castañeros de Lugo y Orense.

Después de investigar sobre la biología poblacional de los castaños de estas provincias de cara a determinar las variantes de tipos con compatibilidad vegetativa y sexual (y la incidencia que se da de cepas hipovirulentas), se desprende que un global de 610 casos aislados en cultivo desarrollaron en su mayor parte un fenotipo virulento -y únicamente cuatro aislados en la provincia de Lugo contenían ARNbc, signo de claro predominio de hipovirulencia. Por tanto, de los datos obtenidos, se constata una amplia distribución del chancro en Lugo y Orense.

De hecho, se detectaron contagios de la enfermedad hasta un total de 78 de 102 municipios inspeccionados, siendo la demarcación oriental de ambas provincias, la más inmediata al Bierzo,  la más severamente afectada,  y de manera especial  en las localidades de los términos lucenses de As Nogais, Cervantes, Folgoso do Caurel, Navia de Suarna, Quiroga y Ribas de Sil y en los orensanos de O Barco de Valdeorras, O Bolo, Rubiá y Viana do Bolo.

Lucha contra el chancro.

Chancro en un castaño. Wikipedia.org.

Chancro en un castaño. Wikipedia.org.

En primer lugar, se ha de partir de que el tratamiento de la enfermedad con métodos fungicidas resulta complicado y tampoco ha demostrado gran validez. Por lo cual, todo indica que el control curativo de la patología botánica ha de hacerse, ante todo, con los medios y procedimientos tradicionales:

  • Talar las partes afectadas por el chancro, curando y minimizando los efectos de las heridas con el fin de prevenir un posible acceso de los patógenos a través de ellas.
  • Nada más detectar el chancro en el seno de una plantación de castaños hay que podar todas las ramas con evidencia de infección y quemarlas cuanto antes para rebajar a su mínima expresión el nivel de capacidad de inoculación del hongo. También se ha de tener la prudencia de cubrir todos los cortes con una pasta protectora que evite la entrada franca de más agentes patógenos.
  • Si el ataque es muy fuerte y extendido puede resultar imprescindible tronzar los árboles por la raíz, aplicando a la parte producto del corte el mismo tratamiento ya mencionado.
  • Se han de practicar cortes limpios, sin esquirlas o barbas. Si se emplea una motosierra es importante que su cadena esté bien afilada y que los cortes se hagan levemente inclinados para que el agua de lluvia resbale sin correr el riesgo de pudrir la madera. Y, como siempre, aplicando después a los cortes realizados las pastas de protección, además de desinfectar las herramientas y máquinas (incluida la cadena de la motosierra) usadas en la poda, para evitar transmitir el mal a árboles sanos. Se  completará la labor quemando la madera cortada.
Un extraordinario ejemplar de castaño en la comarca del Bierzo. Bierzonatura.logspot.com.

Un extraordinario ejemplar de castaño en la comarca del Bierzo. Bierzonatura.blogspot.com.

Otros sistemas válidos y con opciones de ser empleados en el futuro con excelentes rendimientos son el empleo o sustitución de las especies actuales por híbridos resistentes, siendo el injerto algo ya muy utilizado, y la llamada “lucha biológica”, manera más ecológica pero que es subsidiaria de una mayor investigación.

La castaña es una fuente de alimentación tradicional para El Bierzo. En este territorio se viene cultivando desde su introducción por los romanos hace unos dos mil años. La dependencia económica  de este fruto continúa siendo muy elevada en la región, a todos los niveles,  motivo por el que resulta de la mayor importancia la lucha contra el hongo. Lucha que, incomprensiblemente, se ha retrasado durante décadas.

Un ecologista en El Bierzo.

El chancro afecta al 80% de los castaños de El Bierzo. 14/06/10. Diariodeleon.es.

El 80% de los castaños de El Bierzo está afectado por la enfermedad del chancro. 14/06/10. Dicyt.com.

Tesis doctoral sobre el chancro del castaño en el Principado de Asturias. 21/01/10. Serida.org.

Topillos: desastre ecológico en Tierra de Campos

Topo campesino o 'topillo' (Microtus arvalis asturianus).

Topo campesino o ‘topillo’ (Microtus arvalis asturianus).

Ayer enterraron en Villafranca del Bierzo a Antonio Pereira, reputado escritor berciano, gran cuentista y elocuente conversador, sobre cual hace pocos días el Instituto de Estudios Bercianos me entregó un estudio: “El Bierzo de Pereira”. Permítanme estas líneas expresar mi modesto homenaje a su persona.

Portada de la revista Interviú nº 2721, del 20 al 26 de 2009.

Portada de la revista Interviú nº 2721, del 20 al 26 de 2009.

Y hoy llegó a mi quiosco habitual la segunda parte de un artículo de Karin Cabrera, publicado en Interviú, que yo esperaba con alguna impaciencia. En él la periodista evidencia los graves errores cometidos por la Junta de Castilla y León (PP) intentando controlar una plaga de topillos (Microtus arvalis asturianus) que, durante el verano de 2007, diezmó gravemente a la Tierra de Campos. Por entonces, este azote se extendió imparablemente por estas tierras cerealistas de la Comunidad castellano-leonesa, provocando inquietudes entre los agricultores del inmemorialmente conocido como  ‘granero de Roma’.

Para evitar los graves perjuicios que para la cosecha suponía la presencia de miles de estos pequeños roedores en los campos, voraces comedores de grano, la Junta (PP) facilitó el acceso de los agricultores locales a toneladas de potentes rodencidas. Por desgracia, el veneno -inadecuadamente utilizado- no sólo no contribuyó a erradicar la plaga, sino que provocó la muerte indiscriminada de miles de otros pequeños animales: perdices, ánades azulones, calandrias, palomas, urracas, conejos, liebres y hasta zorros, dejando los sembrados de la Castilla señorial casi yermos de vida animal.

Catástrofe medioambiental sin precedentes.

Áreas afectadas por la plaga de topillos en Castilla y León. 2007. Wikipedia.org.

Áreas afectadas por la plaga de topillos en Castilla y León. 2007. Wikipedia.org.

La situación alcanzó unos tintes tan trágicos que Fernando Jubete, miembro de la Fundación Global Nature, un ecologista que vivió de cerca la situación, no dudó en afirmar que estábamos ante el mayor envenenamiento de animales que ha sufrido jamás España: “Estamos ante una catástrofe ambiental sin precedentes”, denunció.

Las propuestas ecologistas.

Los ecologistas, preocupados por atajar la plaga sin perjudicar el medio ambiente, propusieron a la Junta, en agosto de 2007, una serie de medidas para controlar las poblaciones de topillo, con cargo a fondos de desarrollo rural. Y un mes después, en septiembre, Ecologistas en Acción, junto con WWF, Seo/BirdLife, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Ibérica, Fundación Global Nature y Ascel, solicitaron al Servicio para la Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) la apertura de una actuación que garantizara la legalidad de algunas prácticas agrarias -y también la de los rodencidas utilizados-, ya que habían descubierto que algunas asociaciones de agricultores estaban repartiendo por iniciativa propia importantes cantidades de distintos tóxicos. Llegados a este punto cabe recordar que el uso masivo de veneno es una actividad ilegal, puesto que es un método no selectivo que puede alcanzar un enorme impacto medioambiental. Además del riesgo evidente para la salud humana.

Turalemia.

El dedo pulgar de una mano infectada de turalemia.

El dedo pulgar de una mano infectada de turalemia.

La natural prudencia que debe presidir la actuación política en temas delicados, y que empuja a evitar dejarse arrastrar por las presiones del momento, habría evitado posiblemente la epidemia de turalemia que -coincidiendo con la aplicación del veneno- se cebó en cientos de vecinos de la Tierra de Campos, el corazón de Castilla y León.

Esta enfermedad, producida por la descomposición de los millares de cadáveres de topillos abandonados a su suerte en acequias y sembradíos, es el resultado de una infección bacteriana con efectos parecidos a la gripe. Sin embargo, ya por entonces, diversos médicos la relacionaron, en declaraciones privadas que pretendían evitar represalias laborales, con el brote epidémico padecido durante el verano del 2007, tras el uso masivo del veneno. Aseguraron entonces, ya públicamente en esta ocasión, que hacía doce años que no recordaban nada parecido.

La polémica entre el CSIC y la Junta de Castilla y León.

Hace algo más de un mes, un grupo de ocho investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la IE Universidad de Segovia, la Universidad de León y la Universidad Autónoma de Madrid, publicó un estudio que fue recogido en la revista científica norteamericana Environmental Conservation. En el que llegaba a la conclusión de que “la aplicación del rodencida había era innecesaria, ya que el veneno no acaba con la plaga, sino que ésta se colapsa de forma natural”. Esta apreciación fue, también por entonces, ratificada el investigador Javier Viñuela, del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), dependiente del CSIC, la Universidad de Castilla-La Mancha y el Gobierno de esta comunidad. Ante tal declaración la Consejería de Agricultura de Castilla y León emitió, el 25 de marzo, una nota de prensa desautorizando la investigación de los científicos, al tiempo que intentaba desacreditarlos afirmando que consideraba “absolutamente falsa” la conclusión del informe elaborado “por un grupo de personas”.

Los topillos volverán.

Control poblacional de topillos mediante cebo envenenado.

Control poblacional de topillos mediante cebo envenenado.

Los expertos del CSIC vaticinan que el año que viene los topillos probablemente volverán en otra plaga cíclica. Mientras tanto Pablo Villar, el alcalde más joven de España (23 años) y que gobierna en Villalar de los Comuneros (Valladolid), ha elegido usar su sentido común para evitar el retorno de una posible plaga de topillos. Ha decidido colocar cajas nido en dónde criar lechuzas, que son sus mayores depredadores.

Frente al aserto de Fernando Jubete, de Global Nature, que asegura que la mortandad sufrida por el uso indiscriminado del veneno “alcanzó a 20 ó 30 especies, incluidos gatos y perros”, la viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, María Jesús Pascual, ha afirmado que “ninguna especie no diana ha fallecido por el uso del veneno”. Pero las estadísticas parecen empeñarse en llevar la contraria a la actuación oficial; porque si en 2006, en Castilla y León se produjeron 5,53 millones de toneladas de cereal, en 2007, en plena plaga de topillos, la cosecha casi se duplicó: 8,94 millones de toneladas. Con estos datos, no parece tan evidente la necesidad de aprobar unas medidas tan drásticas como las que tomó la Junta.

¿Sería posible establecer un veto de las entidades ecologistas a ciertas actuaciones medioambientales?

Una cigüeña comiendo topillos. 28 jun. 2007.

Una cigüeña comiendo topillos. 28 jun. 2007.

Ante los hechos consumados uno ya sólo puede preguntarse sobre la idoneidad de la actuación oficial. Y quizás pueda pensar si no hubiese sido preferible seguir los consejos que el ecologismo ofrecía gratuitamente. Porque, no olvidemos que además de casi quedarnos sin fauna -y con más de 500 afectados de turalemia-, la factura de los productos químicos facilitados por la Junta también ha debido resultar bastante salada.

No creo conveniente alargar más este artículo, aunque podría extendeme más. A aquellos interesados en obtener mayor información sobre el posicionamiento de otros protagonistas en esta historia (agricultores, ganaderos, ecologistas y administraciones) les remito a la consulta, en una buena hemeroteca, de la revista Interviú.

A mí sólo me queda decir que vería con buenos ojos que el movimiento ecologista contase  con una obligada atención de la Administración pública -a ser posible con opción de veto- cuando las decisiones a tomar sean tan importantes como en esta ocasión. ¡Porque la profesionalidad de los técnicos de la Junta ha quedado en entredicho! Han fallado dramáticamente, y los resultados saltan a a la vista. Personalmente vería con buenos ojos que esta propuesta personal, aquí formulada, se dejase querer por los partidos políticos hasta conseguir que la incluyesen en sus programas electorales. Una decisión que quizás evitaría sucesos tan lamentables como el aquí relatado.

Un policía de caza nacional sostiene una liebre encontrada muerta en Toro (Zamora).

Un policía de caza nacional sostiene una liebre encontrada muerta en Toro (Zamora).

Un ecologista en El Bierzo.

Interviú. Números 1.721 (del 20 al 26 de abril) y 1.722 (del 27 de abril al 3 de mayo. Interviu.es.

Plaga de topillos en Castilla y León en 2007. Wikipedia.org.