Archivo de la etiqueta: Planeta Tierra

Ayuda al clima: boicot a las empresas relacionadas con los combustibles fósiles

Hemos 'comercializado' la naturaleza en un producto más. David Hammerstein.com.

Hemos ‘comercializado’ la naturaleza en un producto más. David Hammerstein.com.

“Hemos permitido que los intereses del capital se sobrepongan sobre los intereses de los humanos y la Tierra”. (Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz).

Está claro que por las buenas no lo vamos a conseguir.

Ha sido necesario que aparezca ‘Podemos’ con su revolucionario mensaje, asambleario y anticasta, para que otros partidos tradicionales empiecen a adaptar sus programas a las metas y necesidades reales de los ciudadanos. Y también será necesario que tomemos medidas drásticas si queremos impedir el desastre del calentamiento global.

Hace años que expuse que no podíamos contar con que los políticos adoptaran medidas eficaces contra el cambio climático. Ellos mismos dependen de quienes viven de la industria del petróleo, y si seguimos esperando lo podemos acabar pagando muy caro. Aunque claro está, unos más que otros.

Yo sugerí que las decisiones sobre el clima, al ser prioritarias, no se dejasen en manos de los políticos, sino en las de expertos. Los políticos son reacios a moverse, por varios motivos, pero el principal de todos es que ellos mismos son piezas en una tabla de ajedrez con la que juegan otros.

El arzobispo Desmond Tutu. 11 febr. 2004. Wikipedia.org. Benny Gool.

El arzobispo Desmond Tutu. 11 febr. 2004. Wikipedia.org. Benny Gool.

El pasado más de abril el arzobispo anglicano Desmond Tutu, que parece haber llegado a conclusiones si no iguales parecidas, como mínimo sobre la capacidad de reacción de los políticos,  propuso iniciar un boicot a cualquier empresa que por sus características contribuya al calentamiento global. Puede parecer algo excesivo, pero no lo es. Ya hace cinco años que los expertos dijeron que el tiempo se agotaba, y desde entonces bien poco se ha hecho. Eso sí, hemos sumado varias decenas de millones de exiliados climáticos.

No puedo asegurar que fuese Tutu quien encendió la mecha, pero su idea está cuajando, y en estos momentos –David Hammerstein me lo recuerda-, existe ya un movimiento favorable a retirar cualquier inversión, ahorros o acciones, directas o indirectas, que puedan contribuir a fortalecer las empresas relacionadas con los combustibles fósiles.

Según estas informaciones, esta “desinversión” en productos bancarios anticlima ya habrían conseguido la retirada de hasta 50 mil millones de dólares de negocios dañinos para las dinámicas climáticas.

Ya volveremos a hablar más adelante sobre este tema, ciertamente apasionante, pero hoy prefiero dejaros con la visión particular de Tutu y Hammerstein sobre el mismo.

El artículo original de Tutu salió publicado en inglés, pero he encontrado una versión en castellano.

Un ecologista en El Bierzo.

Cañete, el cambio climático y nuestros conflictos de interés, por David Hammerstein.

El eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein. 2009. Davidhamerstein.com.

El ex eurodiputado de Los Verdes, David Hammerstein. 2009. Davidhamerstein.com

“Luchamos contra el Apartheid. Ahora nuestro enemigo global es el Cambio Climático. Necesitamos un boicot para salvar el planeta”. (Desmond Tutu).

Desde el punto de vista de las mínimas exigencias de salud democrática y ética no resulta aceptable el que finalmente haya sido ratificado Arias Cañete como nuevo comisario europeo de Energía y Clima gracias al pacto de la casta fósil entre socialistas y populares europeos.

Es bien sabida la evidente falta de idoneidad e independencia de Cañete para un cargo que ha de exigir poner frenos de emergencia a la combustión de las energías fósiles por ser una primera causa en la contaminación y caos climático. Cañete tiene intereses económicos directos en empresas dedicadas a la extracción de petróleo, pero a pesar del palpable conflicto de intereses y las incompatibilidades políticas derivadas del mismo, tristemente ha sido ratificado como comisario por el Parlamento Europeo.

Pero contrariamente, a los responsables políticos de la gobernanza institucional europea se les debería exigir el cumplimiento estricto de protocolos de “buenas prácticas” y ejemplaridad. Al igual que conviene no olvidar que la responsabilidad ética ante la extrema nocividad de los negocios del petróleo, gas y carbón, no solo empieza y acaba en los ministerios de los gobiernos nacionales ni en la Comisión Europea que decide las prioridades políticas de la Unión Europea (UE) y compromete a los estados miembros. No es evidente la respuesta a la pregunta sobre quienes son los responsables y sobre quienes son los que han de impulsar estos cambios necesarios.

¿Quienes han de actuar ante el temible cambio climático?. ¿Han de ser las políticas de gobierno y la legislación, o han de ser las empresas de producción?. ¿Ha de ser la ciudadanía consumidora que también es ahorradora e inversora?. No hay un único actor responsable sino que son muchos los que pueden empujar para salir cuanto antes de la era fósilística que amenaza la vida humana y los sistemas vivientes de la biosfera en su conjunto.

Ocurre también que muchas de las iniciativas colectivas e individuales del variado tejido social y económico incurren diariamente en dramáticos conflictos de interés. En la era del cambio climático en la que estamos atrapados resultan anacrónicas y peligrosas la metas cortoplacistas puestas en la simple obtención de ganancias mercantiles extraídas de producción y el consumo fósil, vengan de los individuos, de los colectivos y organizaciones ciudadanas o de las instituciones públicas. Las prioridades economicistas puestas en el crecimiento económico, y tan propias de la época que vivimos, ya no pueden ser bandera del bienestar ni de la justicia por haberse convertido en la enfermedad que agranda los problemas más graves que padecemos, como son las amenazas a la supervivencia y la habitabilidad del planeta a causa de la desestabilización climática causada por el industrialismo fósil.

Para todas las personas que afirmamos estar preocupadas por las crecientes emisiones tóxicas a la atmósfera y el cambio climático, resulta difícil huir del dilema moral y político que se expresa bajo la forma del conflicto de intereses incompatibles. Nos conviene no olvidar que las carteras de inversiones de nuestras Cajas de Ahorro, los Planes de Pensiones de trabajadores, funcionarios, universidades, sindicatos y otros colectivos y organizaciones ciudadanas, a menudo incluyen la inversión del ahorro en la compra de acciones en las empresas que más están acelerando la desestabilización del clima y la destrucción de la biodiversidad de la Tierra.

Davidhammerstein.com.

Davidhammerstein.com.

En respuesta a esta irresponsabilidad colectiva que pone más gasolina a la mecha climática, en Estados Unidos, Gran Bretaña, Suecia y en muchos otros paises del mundo, ya existe un fuerte movimiento que tiene actores muy diversos, como son las universidades, los sindicatos, las iglesias y los ciudadanos individuales, con acciones estratégicas en favor de quitar las inversiones, ahorros o acciones, directos o indirectos, en todas las empresas relacionadas con los combustibles fósiles (fossilfuelfree.org). Las petrolíferas, la industria de gas y la empresas mineras del carbón son los principales blancos de la campañas de “divestment” (“desinversión”).

Estas alianzas contra el cambio climático ya han conseguido la retirada de más de 50 mil millones de dólares de inversiones en los negocios que más dañan las dinámicas climáticas, y en el proceso se ha ampliado la conciencia y el debate social sobre nuestra responsabilidad individual y colectiva ante el infierno climático que se nos avecina. Somos víctimas pero también somos responsables, colectiva e individualmente. Este nuevo movimiento social emergente está ensayando imaginativas formas prácticas de resistencia y oposición social, participativas, concretas y eficaces, que buscan debilitar los oligopolios energéticos más destructivos para forzar el giro hacia otras fuentes renovables y sostenibles de energía.

Muchos municipios, el último ha sido Oxford en el Reino Unido, instituciones académicas de reconocido prestigio como es la Universidad de Harvard, iglesias como es la Iglesia de Suecia o el Consejo Mundial de Iglesias, diversos sindicatos estadounidenses, ya han decidido o están en el proceso de hacerlo, la retirada de sus dineros de entidades financieras que directa o indirectamente contribuyen a la crisis climática común mediante las inversiones en las fuentes energéticas más contaminantes de la atmósfera terrestre.

En cambio en nuestro país la casi totalidad de la clase política de cualquier tinte ideológico, de derechas y de izquierdas, universitaria, sindical y religiosa, pertenece a la casta fosilísta que empuja el descarrilamiento colectivo. Ciertamente se oyen algunas voces críticas que mal hablan de las empresas eléctricas por sus prácticas monopolísticas y por los precios que imponen socialmente injustos y abusivos para el ciudadano de a pie, pero estas críticas sociales no suelen acompañarse de propuestas alternativas realizables y eficaces. Las prácticas de resistencia a las grandes empresas de la mortal economía fósil brillan por su ausencia a pesar de la oportunidad que tenemos de retirar nuestras inversiones directas o indirectas en empresas como Repsol, Endesa y Iberdrola, entre otras empresas fósiles multinacionales. Pero ni los líderes políticos ni el tejido ciudadano combatiente de la izquierda nos animan a ello.

Pero conviene que salgamos cuanto antes de esta anestesia colectiva dado que inevitablemente son muy “democráticas” las infames consecuencias de la economía fósil, que por todos los lados disemina peligros y dantescos daños al los tramas ecológicas que son fuente de la vida en el planeta.

Las Cajas de Ahorro y las tarjetas de crédito de la casta fósil de partidos y sindicatos.

Tarjeta negra Bankia. Soberaniaylibertad.es.

Tarjeta negra Bankia. Soberaniaylibertad.es.

El actual escándalo de las tarjetas de crédito de Caja Madrid/Bankia ha sacado a la luz las corruptelas de los regalos y los ostentosos gastos personalizados de las políticas de la Cajas de ahorro españolas. Especialmente sangrante ha sido y es la gestión escasamente moral de unas Cajas de ahorros, aunque sus fines fundacionales afirmen tener una vocación social y a pesar de que han sido gobernadas con una significativa participación de representantes de partidos y sindicatos (PSOE, IU, CCOO y UGT) en los consejos de dirección.

La atención mediática se orienta sobre todo hacia los cómputos del dinero gastados por cada consejero con la tarjeta de la entidad bancaria, pero en cambio no se presta atención alguna al análisis del impacto ambiental de la gestión financiera de las Cajas de ahorro. Si rascamos un poco la superficie de las políticas financieras y de inversiones de las Cajas de ahorro, encontramos importantes inversiones dinerarias en las fuentes energéticas más contaminantes y peligrosas para el planeta. Resulta inquietante que ninguna de estas decisiones haya sido objeto de debate público, y más vergonzante resulta el que no emerja crítica alguna por parte de los consejeros de los partidos de la izquierda y los sindicatos. Por desgracia, este silencio cómplice no afecta solamente a la posible corrupción de determinadas personas sino a una escandalosa política de inversiones que hace copartícipes a todos los actores implicados. Este particular “negacionismo ambiental” carece de compromisos con los dramas ecológicos que globalmente nos acechan por nuestro persistente maltrato hacia los ecosistemas vivos que languidecen y desaparecen aceleradamente ante nuestros pies.

No se puede echar toda la culpa a los Cañetes de turno, ni a las multinacionales que dominan los flujos mundiales de la economía, ni a las políticas neoliberales que colonizan las prioridades políticas. No hay ya demasiado tiempo por delante para despertar de las ensoñaciones dormitivas puestas en la economías de los sucios combustibles fósiles, incapacitadas como están para hacer realidad el bienestar colectivo que tanto prometen.

La práctica responsable de ser más consecuentes contra el cambio climático, personal y colectivamente, puede comenzar con poner nuestro dinero al servicio de nuestra única y común casa planetaria diciendo NO a la casta fósil.
¡Ni con nuestros votos, ni en nuestro nombre ni con nuestros euros!.

Campaña de Avaaz contra el nombramiento de Cañete como comisario del Clima.  1 oct. 2014. Avaaz.org

Campaña de Avaaz contra el nombramiento de Cañete como comisario del Clima. 1 oct. 2014. Avaaz.org

We need an apartheid-style boycott to save the planet. 10/04/14. Theguardian.com (en inglés).

Desmond Tutu: Necesitamos un boicot para salvar el planeta. 11/04/14. Grupoperucop20.org.pe.

Cañete, el cambio climático y nuestros conflictos de interés. 09/10/14. Davidhammerstein.com.

El fracaso de la Cumbre de Copenhague evidencia el error de dejar en manos políticas nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Nueva movilización internacional contra el cambio climático. 08/09/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Avaaz alerta a los políticos sobre el peligro inmediato que supone para el planeta el cambio climático

Hace ya tiempo que recibo información de Avaaz.org, un grupo que lucha a nivel mundial contra la injusticia social y el deterioro del medio ambiente. Sus comunicados suelen estar redactados con sorprendente acierto y las acciones elegidas son siempre de rabiosa inmediatez. Hoy Avaaz convoca un día de movilización global para que nos concienciemos de la imperiosa urgencia que tenemos de cambiar las pautas de producción del capitalismo, un sistema que lleva nuestro planeta a la destrucción.

Son todavía muchos los escépticos que acusan de alarmistas a los ecologistas y se empeñan en intentar hacernos creer que aquí no pasa nada, y que toda la serie de cataclismos que se están sucediendo a lo largo y ancho del planeta son totalmente normales: desaparición de la capa de ozono, de los glaciares, desertización, terremotos, maremotos, inundaciones, incendios, etc. No son conscientes de que estamos cavando nuestra propia tumba al no obligar a nuestros gobernantes a poner freno a una situación que implica el continuo empeoramiento de las condiciones medioambientales de la Tierra.

Campaña mundial de Avaaz contra el cambio climático.

La llamada de atención ya está aquí. Llega desde todos los rincones y entidades, aunque los intereses económicos de algunos se empeñen en maquillarla, falsearla u ocultarla.

Primero fue el grito de atención emitido por el propio planeta, que veía desaparecer día a día la capa de ozono que protege la vida en el planeta. Después llegó el espectacular documental “Una verdad incómoda” (2006), escrito por Al Gore, el que fuera exvicepresidente de Estados Unidos durante el mandato de Bill Clinton. Dirigido por Davis Guggenheim, fue un aldabonazo a la conciencia mundial sobre los graves efectos del calentamiento global que genera la actividad humana y el problema que éste supone para la humanidad.

Por la autoría de este documental Al Gore recibió el premio Nobel de la Paz en octubre de 2007, un premio compartido con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas. En su obra fílmica Al Gore insta a los gobiernos a emprender un camino de búsqueda de energías limpias para evitar la destrucción del globo.

Desde entonces, las organizaciones ecologistas no han parado de denunciar el preocupante problema. Greenpeace es una de las organizaciones que más se ha destacado en hacerlo, sin reparar en esfuerzos y gastos.

Hace pocos días, en esta bitácora, informé acerca de su expedición a Groenlandia para estudiar la influencia del cambio climático en el deshielo del glaciar Petermann, uno de los más impresionantes que existen. En Estados Unidos se han reunido recientemente 4.000 oceanógrafos de todo el mundo y su diagnóstico es pesimista. Según dos estudios presentados, la capa de hielo del Polo Norte podría desaparecer muy pronto,  en tan sólo siete años.

Un día para llamar la atención de los políticos.

Hoy Avaaz, una comunidad de ciudadanos a los que les preocupa el medio ambiente y la justicia social, nos propone la realización de un evento en cualquier ciudad del mundo, fruto de nuestra iniciativa particular, que sirva para denunciar el cambio climático y los intereses que se oponen a su irreversibilidad. Así mismo nos invita a compartir nuestras imágenes y experiencias de este día con otros simpatizantes de la entidad.

Avaaz quiere que telefoneemos a nuestros responsables políticos para que se comprometan decididamente a cambiar el ritmo de las cosas en todo el mundo. Considera que las negociaciones sobre el clima que se celebrarán el martes 22 del corriente, en la cumbre de la Organización de las Naciones Unidas, están descarriladas, y que la única solución reside en que los políticos acepten una realidad incontestable y le busquen solución.

He incluido los números de teléfono de oficinas gubernamentales en nuestro país para que podáis llamar exigiendo que se ponga freno a esta locura. También encontraréis en la página web de Avaaz un video con información sobre todos los eventos previstos para este día en todo el mundo.

 Si tú lees este artículo llama para quejarte. Deja testimonio de que tú también deseas otro tipo de actuación gubernamental en temas medioambientales. No vamos en contra de ningún partido político en particular, sólo estamos en contra de la codicia humana, que es la que está detrás de todo lo que sucede de malo. ¡Protege tu planeta! Estos son los números de teléfono a los que puedes dirigirte:

Presidente José Luis Rodríguez Zapatero: (+34) 91 3353535.

Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino Elena Espinosa Mangana:

(+34) 91 347 5368 / 91 347 5724 / 91 597 6577 / 91 597 6578 / 91 597 6695.

Ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé: (+34) 91 379 97 00 / 91 379 83 00.

Ministro de Industria, Turismo y Comercio Miguel Sebastián:(+34) 902 44 60 06

Sugerimos que  llames como parte de una acción global, la “llamada de atención mundial”, instando a nuestros líderes a que asistan a la cumbre climática de Copenhague y que firmen allí un nuevo acuerdo climático que sea justo, ambicioso y vinculante. Pide que registren tu mensaje y que lo hagan llegar a la persona responsable.

En las últimas semanas, 14.000 llamadas consiguieron revertir la postura del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sobre una nueva ley de protección de la selva amazónica; 3.000 llamadas persuadieron al partido de Angela Merkel a conversar con grupos vinculados al cambio climático; y cientos de llamadas merecieron la atención de los asesores del presidente francés Nicolas Sarkozy.

Una vez que hayas realizado tu llamada, por favor, vuelve a visitar la web de Avaaz sobre la organización de este evento mundial y remite un breve comentario sobre cómo resultó. Allí podrás también ver fotos e impresiones de otros miembros de Avaaz.

El Bierzo también participa en el evento.

Hoy, a las 21 horas, está previsto que nos reunamos en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada un grupo de personas que hemos decido participar activamente en la convocatoria de Avaaz contra el cambio climático. Nos hemos convocado a través de Internet y, -si este mensaje te llega a tiempo-, puedes unirte a nosotros.

Tenemos previsto realizar un evento simbólico de protesta contra el deterioro del clima. Prepara un texto breve en el que expreses tus deseos para que se produzca un cambio de orientación en la política económica global de los países más industrializados del mundo, que leeremos allí mismo.

Comentario de ‘Un ecologista en El Bierzo’ posterior a la convocatoria del día 21 de septiembre.

Treinta y dos personas asistimos al evento, entre ellas algunos miembros de organizaciones relacionadas con la ecología y el medio ambiente. Los participantes acordamos firmar una petición al Consistorio para que el pleno apruebe una moción dirigida al Gobierno en la que se repruebe el quebrantamiento por nuestro país de los compromisos firmados en el protocolo de Kyoto, en 1997. Y que se le exija su obligado cumplimiento.

Esta petición entró en el Registro municipal, de mi propia mano, el día 22 de septiembre y, además, entregué una copia de ella a los partidos en la oposición. El partido en el gobierno ya se supone que la recibe automáticamente.

Nota: la petición quedó sin respuesta por parte del PP, y tampoco ningún partido de los contactados acordó llevarla al pleno o al menos responder (PSOE y MASS).

Una verdad incómoda. 16/04/12. Youtube.com. Neri Gauna. (en castellano, versión completa).

Una verdad incómoda (1ª parte). 28/09/12. Youtube.com. Skullrockshocker (en inglés, con subtítulos en castellano).

Una verdad incómoda (2ª parte). 16/05/11. Youtube.com. Alberto Molas. (en inglés, con subtítulos en castellano).

La cumbre del G8 finaliza con un resultado agridulce para los ecologistas

El G8 posa para los medios antes de empezar las reuniones. L'Aquila (Italia). 8 junio 2009. Wikipedia.org.

El G8 posa para los medios antes de empezar las reuniones. L’Aquila (Italia). 8 junio 2009. Wikipedia.org.

Cumbre del G8: L’Aquila, 8 – 10 julio 2009.

El día 8 de julio comenzó la cumbre del G8, que reunió durante tres días a los jefes de Estado y de gobierno de las mayores potencias industriales del mundo: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia.

Lo cierto es que la pertenencia a este elitista grupo de países ricos no sigue  criterios democráticos, ni tampoco se basa en una medida única, ya que ni agrupa a los ocho países más industrializados del mundo, ni tampoco los de mayor renta per cápita. Es más, ni siquiera son las naciones con un mayor Producto Interior Bruto (PIB) las que forman parte de lo que podríamos definir como “un club de amigos”.

Con todo, es de agradecer que los organizadores permitieran la participación de algunas potencias emergentes y también la asistencia de algunas de las principales organizaciones internacionales.

Silvio Berlusconi.

Silvio Berlusconi.

La cumbre pilló a su anfitrión, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, en un momento delicado tras el reciente escándalo en su país de las ‘velinas’, que probablemente le cueste el divorcio. No se sabe si será por este escándalo que Carla Bruni, la primera dama francesa, evitó por todos los medios coincidir con él. Uuna actitud que le valió las críticas de ‘Il Giornale’, el diario de Il Cavalieri.

El encuentro del G8 se desarrolló en L’Aquila, a unos 100 kilómetros de Roma, una ciudad que  devastada por un fuerte seísmo el pasado mes de abril, el cual provocó casi 300 muertes.

Greenpeace ocupa cuatro centrales termoeléctricas en Italia, coincidiendo con la celebración del G8.

Protesta de Greenpeace.

protesta de Greenpeace.

El mismo día de la inauguración, un centenar de militantes de Greenpeace ocuparon las instalaciones de cuatro centrales importantes termoeléctricas italianas, alimentadas con carbón y a las que los ecologistas reprochan su elevado coste medioambiental. Posteriormente, los activistas -de quince nacionalidades diferentes- ocuparon los hornos de las plantas de producción eléctrica para pedir a los líderes del G8 medidas formales contra el cambio climático.

En una operación perfectamente coordinada, los manifestantes escalaron las chimeneas de las centrales de Brindisi, de Marghera, de Vado Ligure y de Porto Tollen, repartidas por todo el territorio italiano.

Estas manifestaciones propagandísticas se desarrollaron sin incidentes. Greenpeace ha pedido a los gobernantes que “asuman el papel de líderes ante el cambio climático”, y ha reclamado un recorte de emisiones de CO2 del 40% para el 2020 y del 80% para el 2050.

Desde luego que urge adoptar medidas en esta dirección, pues el cambio climático avanza a tal velocidad que, cada año, es responsable de la muerte de unas 300.000 personas. En la actualidad un tercio de los habitantes de África viven en regiones susceptibles a la sequía y cada año 220 millones de personas más se exponen a padecer estiajes aún mayores. Todo indica que en un futuro muy próximo África se enfrentará a una gran escasez de agua, un fenómeno que encierra el germen de nuevos conflictos potenciales. Si la temperatura mundial sube entre 4° y 5°C, la vida humana en Europa del sur, norte de África, Oriente Medio y otras regiones subtropicales, podría resultar casi imposible debido al excesivo calor y de la sequía. 

Para frenar el cambio climático urge la adopción de un compromiso de los países desarrollados y de los que están ahora en vías de desarrollo. Pero para alcanzar este objetivo sería necesario que los países ricos ofrecieran apoyo financiero y lideraran las negociaciones para la reducción de los gases de efecto invernadero a lo más corto.

Los líderes del G8 aprueban un límite de 2º C como tope máximo de calentamiento.

Durante los tres días que duró la cumbre, los dirigentes de las principales economías mundiales conversaron sobre la crisis económica mundial, el cambio climático, la lucha contra la proliferación nuclear y la pobreza, entre otros muchos temas.

Dando crédito a los estudios cada vez más alarmantes de la comunidad científica aprobaron un límite de 2° C como tope máximo del calentamiento del planeta. Y para conseguirlo aceptaron reducir en un 50% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero de aquí al año 2050, y de un 80% o más en los países industrializados.

Este acuerdo resulta altamente positivo para el clima y, sin poder decir que el resultado del encuentro haya sido plenamente exitoso, ya que persisten los desacuerdos medioambientales, tampoco lo podemos ver como un completo fracaso.

Muanmar al-Gadaffi y Barack Obama en L'Aquila. 9 jul. 2009.

Muanmar al-Gadaffi y Barack Obama en L’Aquila. 9 jul. 2009.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que asistía por vez su primera a una cumbre del G8, señaló triunfalmente que se trataba de “un consenso histórico”. Un entusiasmo que se comprende mejor si se tiene en consideración que el líder estadounidense consiguió atraer a su punto de vista a otros países como Japón, Canadá y Rusia, que nunca habían suscrito un acuerdo parecido.

Aún así, son numerosos los que hablan de una oportunidad perdida en L’Aquila, y de un cierto sabor agridulce en materia de cambio climático. Y esto pese a los acuerdos señalados. El problema es que faltan los compromisos a medio plazo, cuando ya sólo quedan cinco meses para la reunión de Copenhague.

Lucha contra el hambre.

Pero la presencia de los países emergentes, y de otros como España, han facilitado otros resultados positivos. Como por ejemplo, que los países ricos se comprometan a destinar a la lucha contra el hambre 20.000 millones de dólares en los próximos años. De esta globalidad, 1.000 millones los aportaría el gobierno español de aquí al año 2014, comprometiéndose el presidente José Luis Rodríguez Zapatero a que este año ya aportemos unos 300 de estos millones. El presidente insistió en que España aportará este año un 44 ó 45 % del PIB a la ayuda al desarrollo y que el compromiso de su gobierno es seguir avanzando hasta llegar al 0,7%. También declaró que destinaría 500 millones de euros a combatir la malnutrición infantil en España en los próximos cinco años.

Home’, un film ecologista de obligado visionado.

Yann Arthus-Bertrand, director de 'Home'.

Yann Arthus-Bertrand, director de ‘Home’.

En diciembre, los líderes del mundo retomarán en Copenhague la agenda de la lucha contra el cambio climático. Ahora bien, de no adoptar medidas inmediatas y drásticas, nuestro futuro se presenta muy mal. Una situación que el fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand ha conseguido retratar magistralmente en su película recién estrenada ‘Home’.

‘Home’ es un film que debemos colocar entre vuestros favoritos en Facebook, en MySpace, Twitter, ¡o dónde se os ocurra! Quizás resulte un poco largo, pero está cargado de bellísimas imágenes de la Tierra y de otras más que nos descubren, de manera conmovedora, hasta qué punto el flagelo de la explotación humana ha llegado hasta los más recónditos lugares del planeta.

La película se estrenó el 5 de julio de 2009, distribuyéndose gratis por Internet y en130 países gracias al mecenazgo del grupo PPR, integrado por numerosas empresas cuyo compromiso con el medio ambiente desconozco (Fnac, Boucheron, Balenciaga, Yves Saint-Laurent, Puma, etc.). El film incluye algunas frases tan impactantes que ellas solas merecerían que se les dedique un capítulo aparte.

Un ecologista en El Bierzo.

Parodia de la reunión del G8 en L'Aquila (Italia). 8-10 jul. 2009.

Parodia de la reunión del G8 en L’Aquila (Italia). 8-10 jul. 2009.

En la 35ª reunión del G8 participaron como líderes  de los países miembros permanentes: Stephen Harper (Canadá), Nicolas Sarkozy (Francia), Angela Merkel (Alemania), Silvio Berlusconi (Italia), Taro Aso (Japón),  Dmitri Medvédev (Rusia), Gordon Brown (Reino Unido), Barack Obama (Estados Unidos). Invitados: Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Dai Bingguo (China), Manmohan Singh (India), Felipe Calderón (México) y Jacob Zuma (Sudáfrica).

Además de los líderes del G8 también participaron en la cumbre numerosos jefes de Estado o ministros de otros países, como Abdelaziz Bouteflika (Argelia), José Eduardo dos Santos (Angola), Kevin Rudd (Australia), Lee Myung-bak (Corea del Sur), Lars Løkke Rasmussen (Dinamarca), Hosni Mubarak (Egipto), José Luis Rodríguez Zapatero (España), Susilo Bambang Yudhoyono (Indonesia), Muammar al-Gaddafi (Libia), Umaru Yar’Adua (Nigeria), Jan Peter Balkenende (Países Bajos), Abdoulaye Wade (Senegal) y Recep Tayyip Erdoğan (Turquía). Suecia participó como presidente del Consejo de Europa.

Así mismo asistieron al encuentro los líderes de las organizaciones internacionales Agencia Internacional de la Energía, Agencia Internacional de la Energía Atómica, Banco Mundial, Comunidad de Estados Independientes (CEI), Organización de las Naciones Unidas (ONU), Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Mundial del Comercio (OMC), UNESCO, Unión Africana y Unión Europea (José Manuel Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea).

El escándalo de las ‘misses’ acelera el fin del matrimonio Berlusconi. 04/05/09. Elpais.com.

El divorcio mediático de Berlusconi. 04/05/09. Elpais.com.

La Cumbre de l’Aquila moviliza 20.000 millones de dólares contra el hambre. 10/07/09. Rtve.es.

Greenpeace lamenta que el G8 opte por una débil y mediática declaración de intenciones. 10/07/09. Greenpeace.org.

Finaliza la cumbre G8 en Italia. 10/07/09. Camova.lacoctelera.net.

El film ‘Home’ completo con su presentación pública e informaciones añadidas sobre el rodaje.  05/05/09. Youtube.com.