Archivo de la etiqueta: Ponferrada

Marcha Solidaria del IES Virgen de La Encina en favor de Kilela Balanda

 

El padre Florentino García Vega. Ponferrada, 28 oct. 2017. Foto: Enrique López Manzano.

Ayer, por octavo año consecutivo, el IES Virgen de la Encina de Ponferrada organizó su ya establecida marcha solidaria por las escuelas y el hospital de Kilela Balanda (República Democrática del Congo), gestionado por Cáritas. La participación, como en anteriores ocasiones, estuvo abierta a profesores y estudiantes de otros centros educativos de la comarca berciana. Así mismo, como en la vez anterior, el precio de la inscripción fue de cinco euros, con paella bebida y postre incluidos al finalizar el recorrido, más un sorteo de numerosos premios ofrecidos por empresas colaboradoras. En total se apuntaron más de doscientos andarines solidarios.

En esta edición la marcha salió nuevamente del patio del Instituto para, a través de la ciudad, encauzar sus pasos hacia el río Sil y una vez cruzado éste ascender hasta la cima del monte Pajariel. Desde allí los caminantes pudieron disfrutar de las inmejorables vistas de Ponferrada que ofrece este mirador. Después se produjo el regreso hasta el Instituto, siempre bajo la mirada servicial de los servicios de la Cruz Roja y de la Policía local.

También, en el día de ayer, se produjo otra marcha solidaria con la misma finalidad en Santa Marina del Sil (El Bierzo). Esta otra ruta, también organizada en colaboración con la Asociación Bierzo Ayuda, aproximó a sus participantes hasta los petroglifos, con varios miles de años de antigüedad, que se han localizado en esta zona.

Camas del Hospital de Kilela Balanda. Abril, 2012. Bierzoayuda.blogspot.com.

Según el padre Florentino García Vega, portavoz de Cáritas, la Zona de Salud Rural de Kilela Balanda, representa una superficie equivalente a dos tercios de la provincia de León. Cuenta con una población aproximada de 67.000 personas, de las que unas 7.500 viven en esta localidad. El misionero señaló que el presupuesto anual sanitario del país africano, que cuenta con unos ochenta millones de habitantes, es económicamente equivalente al de la Junta de Castilla y León, cuando ésta última ofrece atención a dos millones y medio de usuarios.

La ONG Bierzo Ayuda acompaña y sostiene al Hospital de Kilela Balanda desde octubre de 2011. Su decidida intervención ha permitido una reducción del 70% del precio de las tasas que la población debe pagar por los servicios médicos del hospital.

El Hospital de Kilela Balanda, -sobre el cual ya tuve ocasión de hablar hace años-, está considerado como el Hospital General de Referencia de su Zona de Salud, y cuenta con una capacidad teórica de 60 camas. Está atendido por un médico, cuatro enfermeros, tres matronas y una persona encargada de la farmacia, a las que hay que añadir el personal de limpieza, integrado por tres mujeres y una recepcionista.

Un momento durante la entrega de premios. Ponferrada, 28 oct. 2017. Foto: Enrique L. Manzano.

La recaudación de la excursión solidaria se destinará a financiar amplios proyectos de desarrollo local en Kilela Balanda, los cuales llevan años de positivo y esperanzador desarrollo para la población local.

Agradezco al amigo Francisco Arias Ferrero, un año más colaborador desinteresado del evento, su invitación.

Un ecologista en El Bierzo.

Santa Marina organiza una marcha solidaria por la ruta de los petroglifos para apoyar el proyecto transfusional de Bierzo Ayuda en Kilela Balanda. 24/10/17. Bembibredigital.com. 

Paella Solidaria en Ponferrada a favor del Hospital Kilela Balanda, Congo. 07/03/17. Archimadrid.org.

‘Bierzo Ayuda’ con el Hospital de Kilela Balanda. 08/12/12. unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Entrevista a Florentino Gª Vega, misionero en la República Democrática del Congo. 07/04/17. Manosunidas.org.

Canción Kilela Balanda. 16/05/12. Youtube.com. Roberto Vidal.

Anuncios

Cataluña al borde del abismo

Una convivencia social quebrada. Joanferran.blogspot.com.es.

Llevo meses que me despierto con pesadillas y duermo mal ante el anuncio de la independencia de Cataluña, proclamada de forma unilateral por aquellos que consideran que se sentirían más felices, o vivirían económicamente mejor, si dispusieran de un estado propio. He de decir que a mí personalmente la idea no me embala mucho, ya que soy uno de esos catalanes pertenecientes a la que se ha acordado en llamar la “mayoría silenciosa”, aquella que no comparte ninguna de las dos ideas antes expresadas.

Confieso que no me he sentido cómodo en el nuevo escenario catalán que viene desarrollándose en esa región española desde la aprobación de la Constitución del 78 y la proclamación de las autonomías. La presión nacionalista provocó  al principio de los ochenta una oleada de abandonos del país, que algunos sitúan por encima de los cien mil afectados. Entre ellos cuatro familiares míos. Una de estas personas trabajaba como maestra y optó por trasladarse a Madrid ante las nuevas exigencias de los nacionalistas y el creciente rechazo a todo lo que oliera a español.

Unos doscientos ciudadanos piden diálogo político en Ponferrada. 7 oct. 2017

Yo mismo me vi gravemente perjudicado en mi trabajo, en donde pese a mis buenos servicios se me negó la oportunidad de continuar trabajando en TV3 a pesar de haber aprobado, hasta en dos ocasiones, unas pruebas de capacitación.  Aunque sí continuaron trabajando en la televisión catalana otros compañeros que quedaron bastante por detrás de mí en esas pruebas, y que –por cierto- nada hicieron para que se corrigiera el abuso. También he sido testigo de cómo personas que me eran familiarmente cercanas, aunque catalanistas, ocupaban puestos laborales de relevancia incluso antes de finalizar su carrera.

En estas circunstancias, resulta fácil comprender que no me sintiera especialmente cercano a los políticos de la nueva tendencia. Y menos aún después de que me viera obligado a cerrar el Festival Internacional de Cine y Video Profesionales que venía organizando desde hacía una docena de años, con un éxito que nadie negará. Toso ello debido a las presiones económicas -y telefónicas-, a mi entender totalmente fuera de lugar, que tuve que sufrír por parte de los nacionalistas.

Fue así como en pocos años se paso desde el aborrecible “hábleme usted en cristiano” exigido de manera altanera por los anteriores dueños del país a quienes hablaban en catalán, a la obligación, bajo pena de multa, de rotular todos los negocios en catalán. Y que todos los avisos corrientes se remitieran únicamente en ese idioma. Además, en la escuela se arrinconó la enseñanza de la historia común de España, desapareciendo este término de los nuevos libros de texto.

Ese fuerte adoctrinamiento es el que ha llevado a las nuevas generaciones a aquel mantra tan archiconocido y mil veces pronunciado: “España nos roba”. Resultado del mismo hoy tengo dos hijos, concebidos con una catalana, que están más por el independentismo que por seguir con España. Son personas que estudiaron el castellano el mismo número de horas que el inglés, ya que el primero pasó a ser considerado como una lengua extranjera. Y esto pese a su gran interés en cuanto a las relaciones con el resto del país o con otros del resto del mundo.

Esta es mi realidad, y aunque me encuentro en estos momentos fuera de Cataluña allí siguen viviendo mis hijos, y yo tengo allí la única propiedad de que dispongo.

En los últimos días hemos vivido un acrecentamiento de la tensión social en Cataluña debido, sobre todo, a la convocatoria unilateral por parte de los políticos independentistas de un referéndum en el cual, pese a su carácter ilegal y el esfuerzo del Gobierno de España por impedirlo, unos dos millones de catalanes se pronunciaron a favor de la “desconexión” con el resto de los españoles. Una convocatoria a las urnas que ha quebró hasta un punto nunca antes visto la paz social en Cataluña.

Antes de continuar he de decir que no estoy en modo alguno de acuerdo en cómo se ha intentado impedir por la fuerza tal votación, pese a que no esté de acuerdo con ella. Estimo que el Gobierno tenía argumentos y medios suficientes para que fuera declarado nulo sin necesidad de agredir a nadie.

Parlem? (¿Hablamos?). Ponferrada, 7 oct. 2017.

Esta mañana me he sumado a los casi doscientos ciudadanos que en Ponferrada nos hemos reunido para reclamar un diálogo entre las partes confrontadas. Pero entiendo también que resulta bien difícil dialogar con quien ya ha tomado la decisión de proclamar, caiga quien caiga, la independencia de Cataluña en base a un referéndum cuya valides jurídica nadie, salvo los independistas, reconoce.

Cuando las posiciones políticas se enrocan de tal modo que el diálogo se vuelve imposible, convirtiéndose en un diálogo de sordos, es cuando se precisa de un mediador. O incluso que sean otros que no los directamente afectados quienes negocien.

Ojala el movimiento ciudadano “¿Parlem? ¿Hablamos?”, por el momento sin líderes evidentes, contribuya a llevar a nuestros políticos a una reflexión más sosegada. Es mi deseo, y creo que el de miles de españoles, pero reconozco que no albergo demasiadas esperanzas.

Un ecologista en El Bierzo.

Cuando vivir en Cataluña ya no valdría la pena. 11/09/2015. unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Así se adoctrina a los cachorros nacionalistas catalanes. 05/10/17. Abc.es. 

 

El desmantelamiento de la sanidad pública

Se vende sanidad. Ponferrada, 13 julio 2017. Foto: Enrique López Manzano.

Al titular podría haberle añadido en El Bierzo, pero seguramente mentiría, me quedaría demasiado corto, porque estamos ante un fenómeno  global que afecta a todo el Estado, a todas las comunidades autónomas del país, aunque en lo que respecta a nuestra comarca esté cogiendo tintes especialmente dramáticos y virulentos, como si hubieran decidido utilizar a ésta como cochinillo de indias para los experimentos gubernamentales de desmantelamiento de la sanidad pública y su privatización. Una sanidad de la que antaño, no hace tantas décadas, los españoles estuvimos orgullosos porque satisfacía nuestras expectativas de seguridad y bienestar. 

Lo más terrible de este vil experimento es que se está llevando a cabo con total conocimiento del mismo por parte de quienes lo intentan imponer a la mayoría silenciosa, a esa ciudadanía anestesiada que, quizás como respuesta al trauma de la crisis que tanto afecta a muchos, no acierta a reaccionar, a unirse en la defensa de uno de sus bienes más preciados, de uno de los pilares básicos de las sociedades contemporáneas: la salud.

Vigésimo primer día del encierro protagonizado por Usp Bierzo-Laciana. Ponferrada, 13 julio 2017. Facebook: Usp Bierzo-Laciana.

Las largas esperas en la consulta médica general, o la insoportable longitud de las  listas de espera para acceder a un especialista médico, se han convertido en moneda corriente, ya casi banal, cuando no lo son. Tenemos derecho a una sanidad de calidad, que antes del real decreto de Ley del año 2012 era universal, sin  que por serlo hundiera la economía del país. Nos han vendido el mantra de que no hay dinero, cuando lo que sucede es que sobran los ladrones y chorizos. En cuanto a los recortes, son la excusa que se nos vende para justificar esa pérdida constante de calidad de la sanidad pública, la excusa perfecta para su privatización.

Con la salud no se juega. Y tampoco debería hacerse negocio con ella. Porque se hace negocio con la salud, con las donaciones de sangre voluntarias, no ya con la sangre en sí misma, lo que está prohibido, pero sí con su extracción y conservación; se están infrautilizando casi todos los hospitales, obligándolos a trabajar a medio rendimiento, cuando con un aprovechamiento más extenso de esas instalaciones ciertamente se podrían reducir las listas de espera de manera considerable sin necesidad de recurrir a la empresa privada; se imponen las Unidades de Gestión Clínica como solución para rebajar el coste de la sanidad; se privatizan los comedores hospitalarios y sus servicios de mantenimiento; se cierran camas en los hospitales, a veces de manera descarada y en otras ocasiones de forma encubierta… Después, estas las carencias en las atenciones médicas, que ellos mismos provocan, son las que sirven para justificar la necesidad de su privatización, dejando a cargo de la sanidad pública los casos más costosos, mientras se deriva hacia lo privado aquellos que aportan un mayor beneficio económico a quienes los explotan.

Es inaceptable que los responsables hospitalarios, o los médicos, como está sucediendo, puedan cobrar primas relacionadas con el menor gasto por paciente que puedan ocasionar al servicio público. Las personas necesitan ser atendidas según sus necesidades reales y no en función de criterios economicistas. A este paso acabaremos con una sanidad limitada a quienes puedan pagársela de su bolsillo, como sucede por ejemplo en Estados Unidos, donde a la entrada de los hospitales desatienden a aquellos heridos o enfermos que no pueden presentar una cartilla del seguro privado, dejándoles incluso morir.

Podemos tener, y es uno de los derechos por los que cotizamos al trabajar, una salud pública de calidad. Se pueden reducir las listas de espera para que no tengamos que hacer antesala larguísimos meses para que un especialista nos atienda. La solución está en la respuesta que dé la sociedad civil. Es ésta la que debe ser consciente de los cantos de sirenas propagados por medios de comunicación afines al sistema, o incluso por sindicatos serviles que intentan convencernos de la inexorable pérdida de calidad o desaparición de un servicio tan básico para la sociedad.

Tal vez no lo sepa, pero desde hace tres semanas un grupo de personas, sin afiliación política declarada, protagoniza un encierro total en la entrada del Hospital del Bierzo para denunciar esta privatización encubierta de la sanidad y su progresivo desmantelamiento. Y para exigir un servicio público de calidad. Duermen allí y comen, como pueden, por las inmediaciones del encierro. Intentan llamar la atención sobre lo que aquí se denuncia y les anima la esperanza de mejorar la sanidad de todos y todas.

Estos son mis héroes particulares, los que están allí defendiendo el interés común y necesitan del apoyo general para que sus peticiones puedan salir adelante.

Un ecologista en El Bierzo.

Asamblea de Usuarios en el Hospital del Bierzo. Ponferrada, 13 julio 2017.Facebook: Usp Bierzo-Laciana.

Peticiones de la Asamblea de Usuarios de la Sanidad Pública de El Bierzo y Laciana al gerente del Hospital del Bierzo.

Después de la asamblea realizada hoy, día 26 de julio de 2017, hemos decidido seguir con el encierro indefinido hasta que se lleven a cabo nuestras peticiones. Hemos decidido exigir inmediatamente estos puntos por escrito y firmado como prueba de que es cierto que el señor Visedo (Gerente de este hospital) defiende la Sanidad Pública y poder llevar a cabo la finalización del encierro.

– Exigimos una entrevista con el Consejero de Sanidad regional.

-Exigimos que hagan público semanalmente todos los datos de lista de espera de pruebas diagnósticas y quirúrgicas en todo el Área, ya que de ellas depende el tratamiento final que debe aplicarse y de esta demora al igual que la demora en las primeras consultas no se habla.

– Que no vuelvan a existir más “peonadas” para contratar más personal.

– Que se contrate un turno de tarde para enfermer@s y médic@s.

– Que en las vacaciones se sustituyan a l@s médic@s y enfermer@s.

– Que se comprometa por escrito a ninguna derivación por Conciertos a la privada.

– Que la consulta privada esté fuera de un hospital público como la empresa UNDE de neumología.

– Apertura y uso continuado de las 36 camas sin utilización.

– Eliminar el importe de los informes clínicos ya que las personas están pagando estos informes clínicos. Entendemos que es una ley de Castilla y León, y por ello se debe comprometer a no seguir cobrando por estos informes.

Seguiremos luchando por la derogación de la ley 15/97 o la derogación del R. D. Ley 16/2012. Por ello seguiremos luchando para que se quiten estas leyes que permiten la privatización encubierta de nuestra Sanidad Pública, así como la eliminación de las dos unidades de Gestión Clínica.

Asamblea de Usuarios de la Sanidad Pública de El Bierzo y Laciana.

Encierro Hospital de El Bierzo y Laciana. Julio 2017. Change.org.

Las Mareas Blancas apoyan el encierro en el Hospital del Bierzo. 13/08/17. Lanuevacronica.com.

Facebook: @uspbierzoylaciana

Email: uspbierzoylaciana@gmail.com

Fallece el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid, Julio Fernández Manzano

Exterior de la muralla del Castro de Borrenes. 21 febrero 2009. Foto: Enrique López Manzano

El pasado jueves -día 3- falleció mi primo carnal Julio Fernández Manzano, a la edad de 65 años. Hacía tiempo que seguía un tratamiento en un centro privado tras sufrir un ictus cerebral.

Comento esta noticia tanto por mi vinculación afectiva con él, ya que siendo niños compartimos unas cuantas aventuras, incluida la de participar, dentro de la misma escuadra, en uno de los campamentos de la Organización Juvenil Española (OJE). Pero también algunas salidas por El Bierzo, organizadas por mi tío, Ángel Manzano Casas. De ellas recuerdo con especial intensidad las efectuadas al Monasterio de Montes, entonces en ruinas (todavía en parte hoy), pero también otras durante cuyo trascurso nos dedicábamos a buscar fragmentos de tejas romanas que localizábamos en los campos bercianos. Un preludio de lo que luego sería la gran pasión de mi pariente cercano: el estudio arqueológico de la meseta norte ibérica.

En realidad, pese a mi gran afecto por mi primo, he de decir que por diversas circunstancias de la vida no llegamos a vernos con tanta frecuencia como hubiera sido de mi agrado. Siendo bastante joven, por consideraciones familiares y laborales, él fijó su residencia a Valladolid, la principal ciudad desde la que ejerció su reconocido magisterio. Sin embargo, pese a esta distancia, que un mayor alejamiento geográfico llegó a acentuar, siempre mantuvimos una cordial amistad.

He de destacar que la relación de mi primo con El Bierzo fue siempre muy relevante, tanto por la atracción que esta comarca ejercía sobre él como desde el punto de vista profesional, ya que Julio fue uno de los artífices del Plan Director de Las Médulas. Pero también por sus prospecciones arqueológicas en el Castro de Borrenes, y creo que también en el de San Juan de Paluezas (El Castrelín), así como los estudios que dedicó a diversos hallazgos arqueológicos realizados en la comarca. De sus investigaciones tuvo la ocasión de informar en alguna conferencia organizada por el Instituto de Estudios Bercianos (IEB) celebrada en la capital berciana.

“La cultura no se debe medir nunca por criterios meramente economicistas”.

Vista del Castro de Borrenes. 21 febrero 2009. Foto: Enrique López Manzano.

No fue hasta época reciente que me apercibí que mi primo también mantuvo una opinión personal sobre la cantera de Catisa, cuyo monstruoso desarrollo desluce todavía hoy día la vista panorámica de Las Médulas desde el Mirador de Orellán. Según publicó el ‘Diario de León’, mi primo preconizó el traslado de la mina de áridos a otra parte para no perjudicar los puestos de trabajo existentes. Sin embargo, por casualidades de la vida, acabaría siendo la asociación en la que yo aún milito la que acabaría por dar la puntilla a la cantera, cuando ésta se veía ya muy debilitada por la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente.

Carrera docente de Julio Fernández Manzano.

Julio Fernández Manzano. Elnortedecastilla.es

Aunque natural de Ponferrada (ambos nacimos en el mismo edificio de la Calle del Cristo), Fernández Manzano desarrolló la práctica totalidad de su carrera docente en la Universidad de Valladolid, donde se licenció en Filosofía y Letras y en 1983 se doctoró con la tesis ‘Armas y útiles metálicos del Bronce Final en la Meseta Norte’. Tras unos años como profesor ayudante en Valladolid, en 1987 obtuvo la plaza de profesor titular de Prehistoria en la Universidad de Cantabria, pero regresó tres cursos más tarde a la capital vallisoletana.

Especialista en la metalurgia de la Edad del Bronce, impulsó importantes proyectos y equipos de investigación en Las Médulas, junto a Francisco Javier Sánchez Palencia y María Dolores Fernández-Posse. En 2007 obtuvo la cátedra de Prehistoria de la Universidad vallisoletana, área adscrita al Departamento de Prehistoria, Arqueología, Antropología Social y Ciencias y Técnicas Historiográficas. Además, también desempeñó el cargo de vicedecano de Ordenación Académica de la Facultad de Filosofía y Letras.

Fernández Manzano impulsó relevantes investigaciones sobre la Edad del Bronce en Castilla y León, algunas en colaboración con Germán Delibes; y a partir de 2006 dirigió, junto al citado Delibes, José Ignacio Herrán y Manuel Crespo, la campaña de excavaciones arqueológicas en el pago ‘El Palomar’, en el Centro de Interpretación de la Naturaleza de Matallana.

Publicaciones científicas.

El Castrelín fue abandonado poco antes de la explotación romana de Las Médulas. 4 junio 2017. Foto: Enrique López Manzano

Entre las publicaciones de mi primo sobresalen el capítulo dedicado a la Prehistoria en el Valle del Duero, escrito junto a Germán Delibes en la famosa ‘Historia de Castilla y León’ de la editorial Ámbito (1984); ‘Armas útiles metálicos del Bronce final en la Meseta Norte’ (1984); o ‘Mineros y Fundidores en el inicio de la Edad de los Metales. El midi francés y el norte de la Península Ibérica’ (2003).

Hace unos pocos días estuve visitando el Museo Arqueológico de Cáceres. Allí pude ver expuestas diversas lápidas romanas con sus preceptivos epitafios, tal y como era frecuente en ese tipo de manifestaciones funerarias. Observé que en varias de ellas aparece escrita la frase: “Que la tierra le sea leve”, dedicada al difunto. Es lo que le deseo de todo corazón al amigo cuyo cálido abrazo me va a faltar.

Aquellos interesados en conocer más a fondo los escritos e investigaciones de Julio Fernández Manzano podrán consultarlas aquí. 

Un ecologista en El Bierzo.

Fallece el catedrático de Prehistoria Julio Fernández Manzano. 03/08/17. Elnortecastilla.es.

Un arqueólogo del plan director defiende el traslado de la explotación. 02/07/04. Diariodeleon.es.

De Ponferrada a San Miguel de las Dueñas por la ‘Senda de los Canteros’

Cañón del Río Boeza. Ponferrada, 1 julio 2017. Foto: Enrique López Manzano.

Estamos ante una ruta con vistas espectaculares, la cual además ofrece muchas posibilidades. Digo esto en el sentido de que se puede adaptar a distintos niveles de resistencia, tanto de los ciclistas, -que fueron los que propiciaron la recuperación de esta senda y a los que se la debemos – , como de los andarines.  Mis felicitaciones también a los municipios de Ponferrada y San Miguel de las Dueñas, por su colaboración.

Para empezar, y aunque resulte un poco antipático decirlo, diría que no es una senda que yo recomendaría a todo el mundo. No tanto por su posible complicación -si deseamos completar el recorrido con sus diferentes variantes-, sino por el hecho de que discurre con frecuencia al borde de  desniveles que suponen un riesgo y, desde luego, no recomendados los que padecen de vértigo. Por otra parte, una buena parte de la misma se desarrolla sobre un suelo de arenisca bastante resbaladiza, cuyo origen hay que buscar en la descomposición de la roca granítica dominante en esta zona, una característica que se nota de manera especial en el primer trecho del camino que va desde su inicio (con la Urbanización Patricia situada frente a nosotros y al otro lado del Río Boeza) hasta el punto más alto de nuestro  recorrido, un formidable mirador desde el que se divisa el único castro en la zona y otros elementos orográficos reseñables, tales como el Redondal  (1.621 metros, con su gran antena prácticamente visible desde cualquier parte de El Bierzo y sus numerosas eólicas), o Peña Escrita (1.101 metros). Ambas cimas están catalogadas como puntos geodésicos oficiales.

La Carretera de Molinaseca saliendo de Ponferrada, donde podemos intentar aparcar nuestro vehículo.

Con todo, si se toman las debidas precauciones, entre ellas la de iniciar la ruta temprano y disponer de buenas botas, -o de frenos en el caso de las bicicletas de montaña-, no tendría por qué producirse ninguna desgracia. Quizás, a lo sumo, algún culazo al intentar acceder al Mirador de Pelayo, o algún resbalón con la bicicleta  en algún trozo de la senda más inclinado. Inclinación que, empero, en su punto más crítico puede evitarse pasando por una senda alternativa más cómoda. Por cierto, poco visible e insuficientemente señalizada.

El Camino del Gato, a nuestra izquierda en la foto. Ponferrada.

Dentro de las múltiples posibilidades a las que me referí al principio sitúo la de la orientación de la ruta, ya que ésta permite que se pueda hacer en ambas direcciones. Del mismo modo que también podemos elegir realizarla completa (ida y vuelta), o únicamente en un sentido. Por ejemplo, dejando aparcado un vehículo en el punto de su finalización (o que vengan a buscarnos), ya sea en Ponferrada o en San Miguel de las Dueñas. También, si se prefiere, se puede elegir hacer solamente una parte del recorrido. En tal caso, la parte  elegida será la que comunica Ponferrada con el mirador situado frente al castro, que es la que se ceñe más al curso del Río Boeza, y a su cañón o garganta. La ventaja de esta elección es que en cualquier momento podemos elegir volver. Algo interesante cuando nos acompañan niños, a los que recomiendo tener siempre a la vista. Con esta precaución nada malo debería suceder.

El inicio de la Senda de los Canteros en el Camino del Gato. Ponferrada.

Otras posibilidades abiertas serían las de regresar desde San Miguel a Ponferrada con el tren, o en autobús, o al revés, pero como creo que los horarios no son muy amplios. En este convencimiento,  confieso no haber ni observado tal posibilidad.

Si hacemos la ruta desde Ponferrada, cuando lleguemos a lo más alto de la misma y avancemos algunos metros más veremos que hay un poste al que han arrancado el letrero. Algunos metros más lejos aparecerán otros con varias indicaciones. Una de ellas es la que nos propone la posibilidad de visitar el castro (derecha), otra la de seguir de frente hacia San Miguel, y una tercera la de bajar hasta el pueblo por la Fuente Cimera. Esta última elección es la menos complicada, aunque en mi última salida yo elegí coger la senda directa con el pueblo. Esta especie de atajo nos llevará a una pista que pasa cerca de una especie de cortijo, y de ahí a la ruta habitual. La confluencia se sitúa al lado mismo del túnel que permite pasar por debajo de la vía del tren.

La Fuente Cimera. San Miguel de las Dueñas. 1 julio 2017.

De la Fuente Cimera puedo decir que ofrecer agua fresca durante todo el año, aunque sin garantías sanitarias. Yo la he bebido y nada me ha pasado. He de decir que en cierto momento de nuestro recorrido por las alturas baja un regato con agua, la cual discurre por debajo del último puente de madera (hay tres). Pero este agua, cuando baja poca cantidad, lo hace con cierta coloración férrica; el acceso a su curso es complicado, y me parece que casi es mejor olvidarse de ella.

Las “fragas” del Boeza y la Urbanización Patricia, al inicio de la excursión. Ponferrada, 1 julio 2017.

Una vez llegados a Sant Miguel de las Dueñas, por la pista que pasa  muy cerca del Río Boeza, tanto que éste suele invadirla en época de grandes crecidas, se nos presenta la posibilidad de regresar a Ponferrada por otra ruta distinta. Ésta atraviesa el pueblo, y tras cruzar la vía del tren La Coruña – Palencia por un puente bastante alto, continúa  por una pista paralela a la autopista A-6, situándose bajo su nivel y devolviéndonos a la Fuente Cimera. Si tenéis un mapa topográfico de la zona, o ganas de investigar un poco, acabaréis encontrándola. Esta pista acaba en un cruce que está situado por debajo de la Fuente Cimera y no muy lejos de ella. Llegados hasta allí, ya sea por el camino marcado o por esta variante, ya sólo nos quedará subir hasta el mirador situado frente al castro. En éste nos reencontraremos con el gran letrero que señaliza la senda del retorno a Ponferrada.

Nuestra senda avanza paralela a la vía del tren. Ponferrada, 1 julio 2017.

Rizando el rizo, añado que los ciclistas pueden llegar hasta esta señal viniendo en bici desde Ponferrada por la N-VI. Para llegar hasta allí tendrán que pasar por delante del Bar Azul, para después comenzar a bajar la carretera y terminar entrando por la derecha en una zona industrial desde la que es posible cruzar por encima de la Autopista A-6. Una vez cruzado el puente les será relativamente fácil llegar hasta el inicio de la senda en dirección a Ponferrada. O a San Miguel.

El letrero que marca formalmente el inicio de la senda. Ponferrada, 1 julio 2017.

La Senda de los Canteros es tan frecuentada por ciclistas como por caminantes. Sin hacer distinciones, a todos ellos les recomiendo mucha atención a los precipicios. Ya puestos, también pediría a los ayuntamientos concernidos que retiren los postes metálicos situados al borde de esta ruta, constituidos por trozos de vía férrea. Entiendo que su dureza y bordes afilados podrían provocar graves heridas a algún ciclista en caso de chocar con ellos. Sería conveniente sustituirlos por otros en madera.

No quisiera que de esta lectura se sacaran conclusiones erróneas, y que lograra desanimar a alguien a la hora de decidirse a realizar esta ruta. Y lo digo así porque considero que es una de las más interesantes de las que tenemos por aquí. Por su geología resulta altamente original en nuestra comarca, recordándonos por momentos parajes de Galicia o de la Sierra del Guadarrama.  

Vista desde el Mirador de Pelayo. Ponferrada, 1 julio 2017

El origen de la senda -no lo he dicho aún- proviene de los canteros que explotaban la roca granítica del lugar para su aprovechamiento en la construcción. Según  he leído, de estas canteras salieron las piedras que se utilizaron para construir el Palacio Episcopal de Astorga, proyectado por  Antoni Gaudí, y posiblemente el Monasterio de San Miguel. También la Casa Consistorial de Ponferrada y otras edificaciones del casco antiguo de esta ciudad. En el camino todavía se pueden observar catas y hasta una construcción, un tanto oculta y ya sin techo, que relaciono con ellos. Pero también encontraréis algunas ruinas, pocas, de viviendas que revelan una ocupación anterior del cañón, probablemente relacionadas con la actividad agraria o ganadera en tiempos remotos. Algunas de las canteras de donde se sacó la piedra son fácilmente reconocibles, pero otras no.

Vista del Pantano del Montearenas desde la Senda de los Canteros. Ponferrada, 1 julio 2017

Uno de los panoramas más bonitos de este recorrido es el que nos ofrece el Embalse del Montearenas, construido en la confluencia de los ríos Boeza y Meruelo. Este último, sabemos que  proviene de Molinaseca y, más allá, de los Montes Aquilianos. El otro paisaje relevante cabe situarlocasi al final del recorrido por el cañón. Ahí hay grandes rocas graníticas que impresionan por su enorme tamaño. Como también nos impresiona la pared sobre la que se asienta la Urbanización Patricia, al inicio de nuestra senda.

El Embalse del Montearenas, construido en el año 1966 para producción hidroeléctrica, es propiedad de Endesa y tiene capacidad para 2.0 hm3. Es una presa pequeña, ya que tan sólo ocupa 19 hectáreas. Anoto que fue dragado hará medio año para aumentar su capacidad, operación que coincidió con algunos de mis paseos por la zona del río Meruelo, por lo que me fue posible fotografiarlo vacío.

Hay una pista asfaltada que baja desde el Montearenas hasta el embalse y que corta nuestra senda. Una vez atravesada esta, del otro lado, una señal señalando San Miguel de las Dueñas nos remitirá a nuestro camino.

Un alcornoque de retorcidas formas. Ponferrada, 1 julio 2017.

Sobre la fauna diré que, en mi reciente excursión, sólo alcancé a ver algunas lagartijas, algunas pequeñas moscas y otros insectos menores. Pero en lo que respecta a la flora ésta se presenta muy variada. Hay un poco de todo: robles, encinas, pinos y alcornoques… Pero también podemos encontrar jara, lavanda, zarzas, escobas (sobre todo en la parte más alta, hacia el final), y una gran variedad de cardos. También reconocí dos especies alóctonas (Ailanthus altissima, de la que hay un bonito bosquecito al inicio de la ruta) y Phytolacca americana), que por desgracia ya son comunes en todo El Bierzo. También, en época otoñal, he podido recoger algunas setas comestibles.

¿Cómo encontrar el inicio de la senda?

Señal que marca el final, o el inicio según se mire, de la Senda de los Canteros. San Miguel de las Dueñas, 1 julio 2017.

Antiguamente esta senda solía cogerse desde el espacio que hay al finalizar el puente sobre el Río Boeza, viniendo de Molinaseca, pasada la Urbanización Patricia. Luego, bastaba con cruzar la vía del tren La Coruña-Palencia y ya estábamos en el inicio de la senda. Hoy, esa posibilidad continúa abierta, con sus riesgos (hay espacio para un par de coches, o un poco más lejos donde las empresas industriales), aunque personalmente recomiendo abordarla desde Ponferrada.

Si nos situamos en el Camino de Santiago, una docena de metros antes de pasar por debajo del túnel del tren (yendo hacia Molinaseca), veremos que podemos girar a la izquierda por la Calle del Gato. Allí hay varias viviendas bajas construidas, y cuando éstas se terminan arranca, por la derecha, una senda estrecha que es el inicio de nuestro camino (no tiene señalización alguna). Sólo hay que seguirla hasta que ésta acabe por situarse paralela a la vía. Unos trescientos metros después nos encontraremos con un cartel bien grandote que señala la ruta. A partir de ahí, sólo nos quedará seguirla, avanzando por las alturas siempre paralelos al río, sin dejarse tentar por ningún otro sendero que pueda presentarse. Hay tres pequeños puentes en madera construidos en la senda para salvar los regueros que bajan de la montaña. Su presencia te confirmará que estás en la buena ruta.

Poste señalizando el Castro, San Miguel de las Dueñas o Ponferrada. 1 julio 2017.

Al principio del recorrido es posible que te alcance el tañido de las campanas de la iglesia de Campo. Más tarde, no te asustes cuando oigas, de cuando en cuando, un gran estruendo. Lo provoca alguno de los trenes de la única línea férrea que comunica el centro del país con el noroeste. Desde la altura podrás ver las vías del tren, quizás alguno de ellos,  y los túneles que atraviesa. Estamos en una zona agreste y de complicado trazado para las vías férreas. 

Al volver de la excursión, si quieres ofrecerte otra pequeña variante sin alargar apenas el recorrido, puedes elegir hacerlo por la de los Arrieros, ya casi a la entrada de la ciudad. Su inicio está bien señalizado, para luego perderse un poco. No obstante el sentido común sin duda te marcará el camino correcto. Pasarás cerca de unas viviendas pareadas por una pista asfaltada en la que abundan los bancos metálicos para el relajo de los vecinos.

Si te los encuentras con algún perro suelto, como me ha sucedido a mí, asegúrate que sea pacífico antes de pasar. En mi caso lo era, pero nunca se sabe, y ante la duda lo mejor es llevar en la mano un buen bastón.

Otro poste situado en la bifurcación de la Fuente Cimera y de la bajada directa al pueblo.

La distancia total del itinerario, ida y vuelta y por el camino más corto, es de aproximadamente  dieciocho kilómetros. El desnivel no es excesivo, de 116 metros según algunos y hasta de 275 para otros. Personalmente, yo que no tengo material técnico para realizar estas mediciones, me inclino más por la última medida. La altura media de la ruta se sitúa en  el entorno de los 600 metros. Habremos de calcular unas siete u ocho horas de caminata, en ir y venir, por la senda ordinaria.

Las mejores estaciones para realizar este itinerario son en invierno, primavera y otoño. En verano a veces el calor resulta agobiante, pero se ve suavizado por los corredores de sombra en el recorrido. Atentos pues, a las predicciones atmosféricas, ya que no hay lugares para resguardarse en caso de tormenta.

Por otro lado, creo oportuno recordar que esta senda, según he leído, atraviesa un coto de caza. Yo no he visto las señales, pero sí he prestado atención a un comentario de alguien diciendo que se había encontrado con un cazador armado. Por este motivo, y por precaución, es recomendable comprobar las fechas de temporada de caza.

Torretas pertenecientes al antiguo funicular minero. San Miguel de las Dueñas.

A una corta distancia del monasterio, llegando a San Miguel, nos fijaremos en un par de torretas oxidadas situadas en las inmediaciones del río. Es lo que queda de un funicular aéreo que sirvió para trasladar el mineral proveniente de Calamocos, Onamio y Paradasolana hasta la estación del tren.

En lo relativo al austero Monasterio de San Miguel, ocupado por monjas de clausura cistercienses, deciros que vale la pena acercarse hasta él. Si os fijáis bien veréis que una parte del mismo se halla deshabitada, con sus ventanas decaídas y cristales rotos, más algún que otro detalle que precisaría arreglo. Probablemente necesitaría alguna inversión económica para permitirle recobrar todo su esplendor.

El Monasterio de San Miguel de las Dueñas, 1 julio 2017.

Vale la pena detenerse a mirar su puerta principal (han abierto otra en el muro, que es la que hoy se utiliza para entrar al recinto), así como su fachada. A mí me ha parecido reconocer en el una estatua del arcángel San Miguel enfrentándose al maligno. También hay un interesante blasón, colmado de castillos, y una placa dedicada a los Caídos por Dios y La Patria. Cruel testimonio de la postrera alianza entre la iglesia y el franquismo. Por lo que parece los otros muertos, los de las cunetas, esos no merecen placa alguna.

Y nada más, si acaso disculpad el último comentario, ya que hay dolores que no se olvidan jamás. Por lo demás, deseo que estas indicaciones, aunque incompletas, os resulten de utilidad. ¡Bienvenidos a El Bierzo!

Un ecologista en El Bierzo.

Por la Senda de los Canteros. (De Ponferrada a San Miguel de las Dueñas). 01/11/12. Rutinas varias.com.

Senda de los Canteros. Ponferrada – San Miguel de las Dueñas. 20/11/12. Aventurasdeundominguero.blogspot.com.es.

Monasterio de San Miguel de las Dueñas. Wikipedia.org.

XV Ruta de senderismo – SENDA DE LOS CANTEROS. 20/04/13. Youtube.com. Carlos Corzón Campazos.

Presentación en Ponferrada de la “Antología de relatos alumnado de escritura creativa Universidad de León”

En la mesa, Noemí González Campillo, Puri Sánchez y Manuel Cuenya. Ponferrada, 16 junio 2017. Foto: Enrique López Manzano

Anteayer acudí a la invitación que me envió el amigo y escritor berciano Manuel Cuenya a través de un wathsapp. Hace años que le conozco, ya que coincidimos en la bancada de la Escuela Oficial de Idiomas, ambos preocupados por entonces en acrecentar nuestro conocimiento de la lengua shakesperiana. Yendo al grano, se trataba de acudir a la presentación de un libro en el Museo ponferradino de la Radio, donde la última vez que estuve allí fue precisamente con ocasión de la presentación de una obra de viajes que él escribió, y en la que aprecié algunos relatos nuevos y otros que ya conocía.

Dicho esto, y para no alargarme demasiado, añadiré que hasta dieciocho escritores in pectore, con mayor o menor experiencia en las lides de la narrativa, o con más o menos galardones en concursos literarios, han publicado interesantes relatos en el libro de la editorial Piediciones, “Antología de relatos alumnado de escritura creativa Universidad de León”, el cual llega  avalado por el prestigio de la última.

Aspecto de la sala durante la presentación. Ponferrada, 16 junio 2017.

La pequeña pero atractiva sala del Museo de la Radio en Ponferrada rebosaba de gente hasta tal punto que tuvieron que añadir más asientos para que los rezagados pudiésemos escuchar la presentación de la antología, que corrió a cargo de la directora de la antología, Puri Sánchez. A esta presentación Cuenya aportó su granito de arena recordándonos que la creatividad no está reñida con la inspiración, y que tal como dijera Picasso, “sea lo que sea la inspiración, cuando llegue es mejor que nos encuentre trabajando”.

No es mi intención convertirme ahora en crítico literario del libro, para lo cual además tendría que haberme leído antes todos los relatos, algo que confieso no haber hecho todavía, salvo en el caso de los dos primeros, pues tal y como le dije a una de las participantes, cuyos ojos brillaban ilusionados, es mi intención leerme un capítulo cada noche, a ser posible antes de dormir, para recuperar mis viejas costumbres, últimamente algo relajadas.

Miscelánea Juvenil de Selecciones del Reard’s Digest. 1959.

Confieso mi longeva atracción por la literatura, que me ha llevado a leer a muchos autores de tantas nacionalidades, y a quienes agradezco el agradable disfrute de sus obras en dulces. Medio siglo después todavía conservo una, para mí de incalculable valor, “Miscelánea Juvenil de Selecciones”, de Reader’s Digest, aparecida en mi vida en un día de Reyes inolvidable. Yo mismo tengo por ahí almacenados, en el baúl de los recuerdos, un par de sesudos ensayos y hasta una novela, más ligera, que estoy convencido de que nunca publicaré, tanto por la consideración de mi inexperiencia en esas lides como por pereza en acabarla.

Algunos de los participantes en la antología, con la editora y Manuel Cuenya. Ponferrada, 16 junio 2017.

Pero dicho eso, no he querido tampoco desaprovechar la ocasión para respaldar a estas promesas de nuestra literatura, cuya lista de nombres, aunque sea un poquito larga, voy a completar a continuación. Quien sabe, ¿tal vez algún día alguna de ellas (utilizo el femenino porque hay más mujeres en esa lista que hombres) se convierta en la preferida de los lectores? Estas son: Laly del Blanco Tejerina, Fernando Fernández Sánchez, Noemí Brañas, Ana María Alfonso Guerrero, Carla López, Francisco Pacios Fernández, Elba Casado, Gelines del Blanco Tejerina, Marina Gay Illa, Pablo Álvarez León, Terelu Rodríguez González, Yolanda Casado, Noemí González Campillo, Miguel Ángel Cercas Rueda,  Emma S. Varela, José Luis Rodríguez Souto, Amador Fonfría Santín, y Cosilii Pérez Flórez.

Un ecologista en El Bierzo.

El espacio de los escritores en ciernes. 13/06/17. Lanuevacronica.com.

Antología de relatos. Alumnado de escritura creativa, Univ. de León. 2017. Piediciones.es.