Archivo de la etiqueta: Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Presión internacional para obligar a Shell a asumir su responsabilidad en el vertido de hidrocarburos en el delta del río Níger

Caracoles marinos afectados por el vertido del delta del Níger. Amnesty.org.

Caracoles marinos afectados por el vertido del delta del Níger. Amnesty.org.

El Parlamento nigeriano podría condenar a ‘Shell Nigeria Exploration and Production Company’ (SNEPCo), una de las filiales del gigante petrolero en el país africano, a una multa de cinco mil millones de dólares por la fuga de petróleo que afectó gravemente a miles de nigerianos en diciembre de 2011. El presidente de Nigeria, respalda esta medida, pero el lobby petrolero está presionando a los parlamentarios para que se opongan a una reforma de la ley que pueda perjudicarles y que considera que podría sentar las bases para la penalización de  otras catástrofes medioambientales.

Ciertamente la ley que se propone representa un punto de inflexión histórico, capaz de marcar un precedente a seguir por otros países del continente africano, estableciendo unos límites a los abusos medioambientales. En este sentido, Goodluck Jonathanel es proclive a que se aplique una fuerte multa a la petrolera, mientras que los políticos progresistas quieren aprovechar la situación para fortalecer la legislación medioambiental.

Ciberacción de Avaaz.

El logo de Shell sobre una puerta en Nigeria. Reuters. Foto: George Esiri.

El logo de Shell sobre una puerta en Nigeria. Reuters. Foto: George Esiri.

Pero, para oponerse a las presiones de Shell, los parlamentarios precisan de un respaldo que Avaaz considera que sólo la comunidad internacional puede aportarles. En este sentido, este grupo ha emprendido una campaña a la que he decidió sumarme. Posiblemente, en nuestras manos esté la posibilidad de obligar a Shell a que asuma su responsabilidad económica en el desastre sucedido. Es el momento de lograr una justicia mejor para los nigerianos. Por eso, te ruego que firmes esta petición. Intentemos conseguir un millón de firmas.

¡Fírma ahora!

Un derrame equivalente al de cinco petroleros como el ‘Erika’.

Un nigeriano limpia restos del hidrocarburo dejado por un vertido. Avaaz.org.

Un nigeriano limpia restos del hidrocarburo dejado por un vertido. Avaaz.org.

Los expertos estiman que el gigantesco vertido de petróleo en el delta del Níger equivaldría en volumen al de cinco buques petroleros del tamaño del ‘Erika’. Por desgracia, como esto ha sucedido en África, son pocos los que se han enterado de la noticia. Las agencias internacionales atienden a intereses que no son precisamente los de la ciudadanía y, en cuanto a nosotros, no estamos acostumbrados a preocuparnos demasiado de lo que ocurre por allí.

En diciembre del año pasado se produjo  una gran fuga en un oleoducto que permitió que el equivalente a decenas de miles de barriles de crudo fuera a parar al mar. Esto ocurrió en una zona densamente poblada y muchos son los que consideran a este accidente como el desastre medioambiental más grave conocido en Nigeria desde el año 1998. Es decir, desde la catástrofe del Exxon Mobil, en la cual la compañía anglo-neerlandesa no pudo evitar que otra fuga en un oleoducto virtiera unos 40.000 barriles de petróleo al océano.

Según Avaaz, durante medio siglo, los gigantes del petróleo han obtenido en Nigeria ingresos colosales del orden de los 600 mil millones de dólares. Sin embargo, -como denuncia este colectivo-, estos beneficios colosales no han contribuido a mejorar la vida de los nativos. Por otra parte, conviene señalar que los sabotajes perpetrados por los locales a los oleoductos, para revender el petróleo en el mercado negro, son muy frecuentes. De hecho, los observadores internacionales consideran que estas fugas también son responsables, en una gran medida, de la elevada contaminación que sufre el delta.

No dudo que los hidrocarburos sean importantes para la economía mundial, pero lamentablemente las compañías petroleras no tienen por costumbre rendir cuentas por los daños causados por errores o accidentes. Y, está claro, esto menos aún en los países africanos. Un caso muy distinto fue el protagonizado por la BP en el Golfo de México, situado a dos pasos de Estados Unidos y afectando al Estado de Florida. Hoy en día, el presidente nigeriano y algunos parlamentarios valientes quieren conseguir cambios, y que las víctimas reciba n una indemnización justa. Ganar este envite significaría un cambio radical en la vida de millones de africanos.

En la mente de muchos todavía están presentes otros vertidos severos, como el ocurrido con Chevron en Ecuador, o el anteriormente mencionado del Golfo de México. En la recientemente celebrada Cumbre de Río, las organizaciones ecologistas pidieron que se dejase de subvencionar los combustibles fósiles. Hoy, más en concreto, lo que se defiende es a los nigerianos. Pero con nuestra signatura lo que exigimos también es un mayor respeto hacia todos los pueblos del continente africano, tan desprotegidos frente a los abusos de las multinacionales. Y la multa y la ley que se debate en estos días en el parlamento nigeriano representan una oportunidad sin precedentes para oponerse a las prácticas abusivas de las petroleras.

Denuncia de Amnistía Internacional.

El reverendo Christian Lekoya Kpandei en su explotación piscícola de Bodo, invadida por el vertido petrolero. Mayo, 2011. Amnesty.org.

El reverendo Christian Lekoya Kpandei en su explotación piscícola de Bodo, invadida por el vertido petrolero. Mayo, 2011. Amnesty.org.

El 10 de diciembre de 2011, a través del Centro Nigeriano para el Medio Desarrollo (CEHRD en sus siglas francesas), Amnistía Internacional denunció en un informe titulado ‘Nigeria. La vraie «tragédie». Retards et incapacité à stopper à stopper les fuites de pétrole dans le delta du Niger‘ las graves irregularidades institucionales y reglamentarias relacionadas con dos grandes vertidos de crudo ocurridos en agosto y diciembre de 2008, cerca de la ciudad de Bodo, en Ogoniland. Esos vertidos afectaron a unos 69.000 vecinos, y en la denuncia Amnistía señalaba que, tres años más tarde, Shell todavía no había procedido a reparar los daños provocados.

Amnistía considera que la contaminación excesiva del delta del Níger tiene un “efecto devastador sobre la vida de sus habitantes”. La compañía petrolera Shell es la más importante que explota este recurso natural, y las investigaciones realizadas por este grupo Internacional demuestran que la actividad de la petrolera comporta múltiples ataques a los derechos humanos en la región. Una opinión que  Avaaz ratifica, denunciando además que Shell gasta millones de dólares en fuerzas de seguridad cuya misión es silenciar a quienes se oponen a sus prácticas abusivas.

En agosto de 2011, un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUE, en sus siglas inglesas), reveló que la contaminación por hidrocarburos de Ogoniland era grave. Ese mismo informe concluyó que la responsabilidad de Shell en la contaminación era evidente, y criticó su irresponsabilidad a la hora de reparar los daños producidos. Los habitantes locales también denuncian que, pese a que en el año 1993 las protestas consiguieron obligar a la compañía a cerrar sus actividades de explotación en la zona, los oleoductos continúan atravesando la región y los vertidos continúan.

La contaminacion de Ogoniland es tan grave que la PNUE estima que serán necesarios más de veinticinco años para descontaminar la zona, y también ha propuesto que Shell aporte un fondo inicial de mil millones de dólares para realizar esta tarea. Por su parte, Amnistía Internacional ha pedido que la petrolera haga frente a sus responsabilidades medioambientales aportando esa cantidad en indemnizaciones.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: el 25 de agosto de 2015, momento en el que procedí a revisar este artículo, la petición ya llevaba 726.844 firmas recogidas.

Nigeria. La vraie « tragédie ». Retards et incapacité à stopper les fuites de pétrole dans le delta du Niger. 10/11/11. Amnesty.org (en francés).

Nigeria. Pollution pétrolière dans le delta du Niger. 10/11/11. Amnesty.org/fr (en francés, pero también hay una versión en inglés y en castellano). 

Shell responsable de la peor marea negra en Negra en 1.3 años. 23/12/11. Actualités-news-environnement.com.

Pétrole au Nigeria: Shell suspend la production d’un champ majeur après une fuite. 21/12/11. Slateafrique.com (en francés).

Shell conteste l’amende que lui a infligée le Nigéria. 17/07/12. Lemonde.fr (en francés). 

Cambio climático: Cancún endereza parcialmente los errores de Copenhague

Mensaje en una botella.: Salvar vidas en Cancún. Playa de Cancún, 28 nov. 2010.Fuente Oxfam International.

Mensaje en una botella: Salvar vidas en Cancún. Playa de Cancún, 28 nov. 2010. Fuente: Oxfam International.

Durante trece días Cancún ha sido el foco mundial que reunió la XVI Conferencia de las Partes de la Convención de Cambio Climático (COP 16). Una cumbre que plantea todavía algunas dudas sobre el futuro de las decisiones que los más de 190 países asistentes tomaron allí contra el calentamiento global, pero que parece señalar un giro en la concienciación general sobre la necesidad de cuidar de nuestro planeta.

Mientras se desarrollaba la reunión de las Naciones Unidas, más de medio millón de personas han pedido en la calle medidas urgentes para luchar contra el cambio climático. Y quizás sea esta presión popular la que ha permitido que ésta acabase con un acuerdo consensuado sobre algunas medidas a tomar.

Dos de ellas son las más significativas. La primera, la creación de un fondo para que los países más afectados por el cambio climático puedan luchar contra sus consecuencias. Y la segunda, el compromiso de prolongar la vida útil del Protocolo de Kioto para reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero. Nadie quería volver a casa con las manos vacías y esta vez se consiguió.

Prolongación del acuerdo de Kyoto.

'Salvar vidas en Cancún'. Playa de Cancún, 28 nov. 2010. Fuente: Oxfam International.

‘Salvar vidas en Cancún’. Playa de Cancún, 28 nov. 2010. Oxfam International.

Las expectativas iníciales eran tan bajas que el acuerdo final ha supuesto una buena noticia. Como señalé antes, el acuerdo alcanzado prolonga la vida del protocolo de Kioto, el único jurídicamente vinculante para reducir las emisiones de los gases responsables del calentamiento global. Sin embargo, han quedado algunos temas pendientes, como por ejemplo la identificación de las fuentes de financiación para el fondo climático.

También se ha perdido en Cancún la oportunidad de establecer gravámenes sobre la aviación internacional y el transporte marítimo, que podrían haber sido nuevos recursos eficaces para luchar contra el cambio climático en los países pobres. A pesar de ello, los avances han sido significativos.

Nuevas esperanzas tras la cumbre

El mayor mérito de esta cumbre es que ha vuelto a encarrilar el proceso para conseguir un acuerdo global sobre cambio climático. Jeremy Hobbs, el director ejecutivo de ‘Oxfam Internacional’, se declaró satisfecho y dijo que: “Los negociadores han resucitado las conversaciones de las Naciones Unidas y las han puesto en camino hacia la recuperación. Ahora hay esperanza para ayudar a los millones de personas que ya están luchando para sobrevivir a los efectos del cambio climático”.

El compromiso español.

La ministra española de Medio ambiente, Rosa Aguilar. 2010. Fuente: elmundo.es.

La ministra española de Medio ambiente, Rosa Aguilar. 2010. Elmundo.es.

España se ha comprometido a reducir en un 30 % las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Con este anuncio de la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, presente en la cumbre de Cancún, España ha anunciado su disposición a sumarse a la lucha contra el cambio climático. Una posición que ‘Un ecologista en El Bierzo’ ya había anunciado en estas mismas páginas hace algunos días.

En el mismo sentido se expresaron Francia, Alemania, Gran Bretaña y Dinamarca. Algo que Coalición Clima’, alianza de organizaciones de la sociedad civil españolas, también promueve para reconducir el calentamiento global a niveles ecológica y socialmente sostenibles.

Por su parte, Coalición Clima ha considerado positivo el anuncio de la ministra y un gran avance en una de las peticiones específicas que reclaman miles de organizaciones en todo el mundo: “Esperamos que el nivel de ambición del gobierno español no decaiga y que en estos días se logren avances en algunos aspectos que todavía consideramos muy relevantes”, declaró un portavoz.

Creación de un Fondo Verde.

Una mojiganga (marioneta tradicional mexicana) pide en la reunión de Cancún un fondo climático justo. Fuente: Oxfam. Foto: Ainhoa Gomà.

Una mojiganga pide en la reunión de Cancún un fondo climático justo. Oxfam Internacional. Foto: Ainhoa Gomà.

La creación de un Fondo Verde de la ONU, transparente, accesible y directo, así como la puesta en marcha de fuentes de financiación para el año 2013 por un valor mínimo de 100.000 millones de dólares americanos anuales, es otro de los grandes avances de esta cumbre. Este fondo estaría destinado a facilitar a las naciones empobrecidas un enfrentamiento mejor contra el cambio climático.

Se trata de una cantidad que debería aumentar para el año 2020 hasta 200.000 millones de dólares anuales (100.000 para adaptación y 100.000 para mitigación). Además, estos importes habrán de ser adicionales a los compromisos de ayuda al desarrollo provenientes de fondos públicos mayoritariamente y de donaciones (100% en ayudas a la adaptación y al menos dos tercios de las ayudas para mitigación).

Fuera del marco de la cumbre, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y los gobiernos de Dinamarca y Alemania anunciaron una vía rápida de financiamiento para las comunidades de montaña vulnerables al cambio climático, y para el desarrollo de estrategias que reduzcan las emisiones del dióxido de carbono (CO2). Los proyectos piloto encaminados a lograr estos objetivos tendrán lugar en Uganda, Nepal y Perú, y contarán con fondos por más de 13 millones de dólares.

Existe un compromiso de la ONU para promover un enfoque integral del desarrollo, sostenible y perdurable, a través de una transición justa en la que el progreso social, la protección del medio ambiente y las necesidades económicas se integren en un marco de gobernanza democrática, donde los derechos de los trabajadores y otros derechos humanos sean respetados y se alcance la igualdad de género.

La próxima cita.

'Salvar vidas en Cancún'. Playa de Cancún, 28 nov. 2010. Fuente: Oxfam International.

‘Salvar vidas en Cancún’. Playa de Cancún, 28 nov. 2010.Oxfam International.

La próxima cita climática será en Durban (Sudáfrica), en noviembre de 2011. Y de esa cumbre, la COP 17, se espera que surja un pacto global que sustituya al actual Protocolo de Kioto (vigente hasta el 2012), y cuyos acuerdos vinculantes se ha decidido prolongar hasta ese próximo encuentro. En Cancún se han puesto los compromisos en una lista, pero todavía hay que dar pasos más ambiciosos para recortar las emisiones de manera severa y urgente. Algo imprescindible para el planeta y que requerirá una fuerte voluntad política.

Un ecologista en El Bierzo.

Cumbre de Cancún: los objetivos paralelos. 18/12/10. Elreservado.es. Francisco Felipe Guzmán.

Intermón Oxfam – La cumbre de Cancún consigue medidas concretas. 15/12/10. Oxfam Intermón.