Archivo de la etiqueta: Protocolo de Kyoto

Sama-Velilla: ‘Si es necesario dinamitaremos las torres una a una’

El día 2 de octubre, en el Campus de la Universidad de León en Ponferrada, Bierzo Aire Limpio presentó al “Movimiento Cívico contra el proyecto Sama-Velilla”. Fue de la mano de su portavoz, Camino Alonso, quien expuso ante los presentes el peligro que supone para la montaña leonesa la construcción de una línea de alta tensión de de 400 kV, de doble circuito, entre las localidades de Sama de Langreo (Asturias) y Velilla del Río Carrión (Palencia). El Movimiento Cívico se estrenaba en Ponferrada, después de que los colectivos contrarios al tendido eléctrico decidieran unirse en una única entidad para mejorar su organización.

La proyección de un reportaje sobre la manifestación convocada en León, que congregó el 24 de noviembre de 2008 a quince mil personas en la capital (algo realmente excepcional en la provincia) fue la excusa para entablar entre los presentes un diálogo centrado en la necesidad de una mejor colaboración entre los diversos colectivos ecologistas y asociaciones opositoras a proyectos nefastos para provincia como lo es éste. De hecho, en la sala se encontraban en aquel momento los presidentes de cuatro plataformas ecologistas y de dos asociaciones bercianas, así como Óscar Gutiérrez Álvarez, el alcalde popular de Villamanín, uno de los pueblos afectados por el tendido eléctrico.

El proyecto Sama-Velilla.

El proyecto Sama-Velilla nace en la década de los 80, durante la época de la construcción del embalse de Riaño. No se llevó entonces a término y nadie volvió a acordarse de él hasta que diez años más tarde la compañía nacional Red Eléctrica de España (REE) decidió desempolvarlo, planteándolo como la solución idónea para solventar unas supuestas carencias energéticas nacionales, para mí ciertamente falsas, ya que Asturias es excedentaria en energía eléctrica al exportar el 85% de su producción.

Resumiendo, podemos decir que el proyecto propone la construcción de una línea de alta tensión (del orden de los 400.000 voltios y de doble circuito) entre Sama y Velilla. Este último es un pequeño municipio minero de la Comarca Palentina en donde Iberdrola tiene actualmente ubicada una central térmica. El proyecto significa levantar una “autopista” de más de 200 torres metálicas, con una altura cercana a la de las torres de la catedral de León, colocadas cada 500 metros de distancia. El tendido eléctrico recorrería los más de cien kilómetros que separan ambas poblaciones a través de la montaña palentina, leonesa y asturiana. La provincia más afectada sería la de León, pues por ella discurre la parte más larga del trazado, de unos 80 kilómetros aproximadamente.

Para que nos hagamos una idea del pasillo removido por la línea sólo hay que imaginarse el espacio que ocupa una autopista a cuatro vías de doble sentido. Imaginemos ahora esa misma autopista plagada de unas torres gigantescas que, además, pretenden atravesar el corazón más preciado de los Picos de Europa. A mí, en tanto que montañero -hace apenas dos días que acabo de subir al Pico Gabanceda-, sólo imaginar tal desastre me pone los pelos de punta. ¡Como si no tuviésemos bastante con los proyectos de parques eólicos que están acabando con el hermoso paisaje del Bierzo! El último de ellos, el que afecta a la Sierra de Gistredo, donde se sitúa nuestro mítico Pico Catoute, y que acaba de ser aprobado por la Junta.

Los planes de desarrollo industrial del Principado de Asturias, que preside el socialista Vicente Álvarez Areces, están presionando al Gobierno central para que la línea  Sama-Velilla se lleve a término. Esto permitiría, según los mentores del proyecto, que una parte de la producción energética de Asturias se abriera paso hacia Castilla y León, y a la inversa. Daría paso así a la electricidad producida por cinco o seis centrales de ciclo combinado que se pretende que sean alimentadas por gas procedente de Marruecos o Argelia, el cual sería regasificado en el puerto del Musel, en Gijón, por una nueva instalación que está también en proyecto.

Sama- Velilla: un sinfín de nuevos trazados.

Desde su presentación pública, el proyecto Sama-Velilla ha ido modificando significativamente su trazado original ante el rechazo generalizado de los municipios por donde estaba previsto su paso. En noviembre de 2007, la “Coordinadora Ecologista de Asturias” presentó consistentes alegaciones al estudio de impacto ambiental del anteproyecto de línea eléctrica de doble circuito. Por entonces, la Coordinadora manifestó en su escrito que Asturias era una autonomía claramente exportadora de electricidad, ya que producía del orden de 22.000 MWh de media anual y consumía solamente 9.000 MWh, según los datos facilitados por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales. Con estas cifras en la mano resultaba muy evidente que la línea Sama-Velilla era innecesaria para el Principado, además de ser “causante de un gran impacto ambiental y social”, según los ecologistas.

Tampoco han faltado las voces que han asegurado que detrás del proyecto Sama-Velilla se oculta, -además de los lógicos intereses empresariales vinculadas a la construcción de la línea-, otros asuntos de los que no se habla. Como serían el proyecto de construcción de hasta seis centrales térmicas relacionadas con el tendido. Algo que, -al parecer de un experto como Julio Lago-, no tendría ningún sentido dado que España superó el año pasado en un 42% el CO2 que producíamos en 1997, hace doce años. Estas cifras significan que estamos incumpliendo flagrantemente los compromisos que firmó nuestro país en el Protocolo de Kyoto. Además, abundan los rumores que apuntan hacia la construcción de una nueva central nuclear en las inmediaciones de Valencia de Don Juan, en la provincia leonesa, que podrían encontrar su origen una proyectada gran operación inmobiliaria en la zona.

El caso es que el 30 de julio pasado, nuestro ministro de Industria, Miguel Sebastián, declaró ante la Comisión de Industria del Congreso que nuestro país es excedentario en producción eléctrica. Y los propios datos de REE indican que se está produciendo una bajada generalizada del consumo desde hace dos años. Entonces, ¿a qué viene esta innecesaria propuesta que desfiguraría irremediablemente nuestro territorio? Este destrozo es evidente y sólo es necesario pararse a pensar que la base de cada torre ocuparía una superficie aproximada de 100 metros cuadrados para imaginárselo.

La instalación, además, podría afectar a los positivos resultados alcanzados, hasta ahora, por el Proyecto LIFE de la Fundación Oso Pardo, orientado a asegurar la supervivencia del plantígrado y en el que la Unión Europea (UE) lleva ya invertidos muchos millones de euros. La Fundación Oso Pardo ha manifestado ya que el tendido, con sus necesarias pistas, podría acrecentar negativamente el “efecto barrera”. Pero es que, a más a más, la “Fundación Ideas por el Progreso”, afín al propio partido gobernante, lleva proponiendo insistentemente que se acerque la producción energética a los puntos de consumo para evitar pérdidas inútiles.

Personalmente he oído hablar de unas cifras de inversión multimillonarias, cercanas a los 5.000 millones de euros. Eso, ya lo sabemos todos, que es mucho dinero. Y sin duda un pastel muy apetitoso al que los intereses privados no querrán renunciar, por mucho que la línea resulte, a todas luces, superflua.

Plataforma contra el proyecto Sama-Velilla.

Hace cuatro años los vecinos afectados por el proyecto Sama-Velilla decidieron plantar cara a un plan aberrante que significa, casi literalmente, la muerte de la montaña de León. Tres mujeres fueron las que encabezaron inicialmente esa lucha. Aquellos que querían imponer su proyecto enseguida las bautizaron como “las locas”, prestos a desprestigiarlas. Camino Alonso era una de ellas, pero yo puedo asegurar que está muy cuerda y que los años de lucha no han conseguido rebajar ni un ápice su espíritu guerrero. Camino me habla de los grandes momentos de este enfrentamiento, como el de la gran manifestación antes mencionada. Y también del esfuerzo desplegado por todos, durante mucho tiempo.

Un momento especialmente feliz lo vivió cuando el programa de televisión “El escarabajo verde” realizó el programa “Contra Corriente”, que recogió el testimonio personal de personas afectadas por el proyecto del tendido eléctrico y que gano el Primer Premio en el XXXV Festival Internacional de Medio Ambiente de Eslovaquia.

El esfuerzo colectivo de más de cuatro años de lucha se vio recompensado el pasado 25 de septiembre, cuando los máximos responsables de PSOE, PP, UPL, IU y Civiqus, los principales partidos políticos de León, acordaron rechazar definitivamente el proyecto. ¡Por fin, y por una vez, todos los partidos unidos para defender a la tierra leonesa!

Una semana más tarde, el 2 de octubre y mientras Camino Alonso presentaba en Ponferrada el Movimiento Cívico, el periodista Alejandro J. García Nistal publicó en ‘ABC Castilla y León’ un artículo titulado ‘¿Todo León se equivoca?’, en el que cuestionaba, una vez más, la necesidad del tendido eléctrico.

Pero el Movimiento Cívico contra el proyecto Sama-Velilla, que es el nombre bajo el que se han cobijado todas las plataformas, ayuntamientos, asociaciones y particulares que luchan por la supervivencia de la montaña leonesa, se mantiene alerta. El pacto unitario debe superar todavía el temible escollo de las Cortes de Castilla y León, que pondrá a prueba la sintonía entre los partidos leoneses y sus representantes en Valladolid. Además, está a punto de publicase la declaración de impacto ambiental del proyecto. Para los firmantes de las 29.000 alegaciones presentadas contra el mismo, ¿significará por fin el final de la pesadilla?

Baja la demanda nacional de energía eléctrica durante el último año.

La demanda de energía eléctrica peninsular fue, según datos de REE, de 20.663 GWh en el mes de septiembre, con un descenso del 1,2 % respecto al mismo mes del año anterior. Corregidos los efectos de la laboralidad y de la temperatura, la demanda bajó un 2,78 %.

En los nueve primeros meses del año, la demanda alcanzó los 188.275 GWh, un 4,79 % menos que en el mismo periodo del 2008. Corregidas la laboralidad y la temperatura, el descenso de la demanda en este periodo es del 5,27 %. Por otra parte, la demanda de energía eléctrica bajó en un 1,1 % en el mes de agosto. La producción eólica, en cambio, ha experimentado un crecimiento notable del 16,2% con respecto al mes de septiembre del año pasado. Este porcentaje junto con la producción hidráulica y solar hace que más del 20 % de la producción total sea actualmente de origen renovable.

Problemas energéticos de Asturias. 01/02/08. Coordinadoraecoloxista.org.

Asociaciones contrarias a la Sama-Velilla creen que el proyecto esconde la construcción de una central nuclear en León. 2009. Proidentidadleonesa.org.  (Este enlace ya no funcionaba en abril 2014).

El escarabajo verde – Contra corriente. 17/07/09. Rtve.es. (Esto es lo que indica actualmente el enlace: “Lo sentimos, el reportaje ya no está disponible debido a restricciones de derechos”. Tampoco aparece el programa en el buscador).

Los partidos políticos de León rechazan la línea de alta tensión Sama-Velilla. Sept. 2009. Samavelillablogspot.com  (este blog no existía ya en abril 2014).

Histórico acuerdo de los partidos políticos en contra de la Sama-Velilla. 26/09/09. Lacronicadeleon.es.

¿Todo León se equivoca? 01/10/09. Abc.es.  Alejandro J. García Nistal.

Sama-Velilla No. 06/10/07. Youtube.com. BertoLaVid.

Manifestación León. 25/11/07. Youtube.com. BertoLaVid.

Comentario por Vinci el 08/10/2009.

¡España va bien¡ ¡Vota ZP¡

Brasil: los esclavos del etanol

El sábado 22 de agosto representantes de Salva la Selva y de Watch Indonesia se reunieron en Hamburgo con el padre Tiago Thorlby, de la ‘Comissao Pastoral da Terra’ (CPT), quien viajó desde Brasil para denunciar la explotación laboral en la que viven muchos trabajadores rurales. Salva la Selva (Rettet den Regenwald, en alemán) es una organización ambiental políticamente independiente, con su sede en Hamburgo (Alemania), que defiende tanto los bosques tropicales como a sus habitantes. Fue fundada en 1986 por Reinhard Behrend, quien sigue al frente de la misma.

Brasil es uno de los principales productores de etanol, con 18 mil millones de litros anuales. El etanol, mezclado con la gasolina da lugar a la alconafta o gasohol, un biocombustible que ha permitido reducir al país suramericano sus importaciones de petróleo hasta un en un 40 %. Pero, para obtenerlo los trabajadores de la caña de azúcar son sometidos a ritmos de trabajo extenuantes que consiguen que su promedio de vida sea incluso inferior al de los esclavos en el pasado. El avance de este cultivo sobre tierras agrícolas y ganaderas brasileñas está desplazando a otras actividades tradicionales, creando inseguridad alimentaria entre la población. Los sindicatos han denunciado esta situación y luchan por mejorar las condiciones de vida de los asalariados, así como por lograr una unión más amplia frente a unos lugartenientes que continúan reinando en el país como auténticos caciques. Pese a las reformas aportadas por el gobierno de Lula, Brasil continúa siendo un país de campesinos sin tierra.

El etanol, de héroe a villano.

La Unión Europea (UE) fijó una meta del 10% para el uso de los agrocombustibles hasta el 2020. Pero en Brasil, en los dos últimos años se ha producido un cambio negativo que desmiente la imagen edulcorada sobre los biocombustibles que desde la UE se nos ha vendido. Las repetidas denuncias de los problemas sociales y ambientales relacionadas con su explotación han conseguido que, en poco tiempo, los agrocombustibles hayan pasado de salvadores del clima y de la economía brasileña a pesadilla nacional en algunos países.

Para conocer más sobre este asunto he decidido traer hoy al lector una información publicada por Salva la Selva que ha servido para abrirme los ojos sobre una realidad mundial extendida pero poco conocida en nuestras latitudes.

La Comisión Pastoral de la Tierra (CPT).

La Comisión Pastoral de la Tierra (Comissao Pastoral da Terra, en portugués) comenzó su trabajo en 1975. El padre Tiago es un pastor católico, de origen escocés, que ha estado viajando e informando sobre la situación de la propiedad de la tierra en Brasil y defendiendo la dignidad y los derechos de de los campesinos que luchan contra los políticos y los latifundistas, que allí se conocen también como los barones de la caña y de la soja.

En esta ocasión, el pastor vino al Viejo Continente con la intención de cuestionar su política sobre la bioenergía y para denunciar las violaciones de los derechos humanos ligadas a su producción y expansión. Una situación que si bien se da también en otros países, como por ejemplo en Tailandia, encuentra su máxima expresión en el trabajo esclavo que se vive en las plantaciones de caña de azúcar en Brasil.

El monocultivo dificulta la ansiada reforma agraria.

La alianza de la industria automovilística, petrolera y agrícola, con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio, para desarrollar la bioenergía y facilitar el cumplimiento del Protocolo de Kyoto está pasando una pesada factura a los países del Sur, en el sentido de que está imposibilitando la tan largamente esperada, a la vez que necesaria, reforma agraria en Brasil. Es decir, una división más justa de la tierra. El monocultivo brasileño responde al mismo modelo que se da en Malasia, o Indonesia, y perpetúa el latifundio ancestral.

En Brasil, en la zona costera de Pernambuco, se encuentran las mejores tierras de cultivo y están invadidas por el monocultivo del azúcar. Desde la CPT, -explica el padre Tiago-, “no tenemos nada en contra de la caña de azúcar, ni en contra del azúcar. Ni siquiera tenemos algo en contra de la bioenergía. Pero la energía procedente del monocultivo del azúcar se genera dentro de este modelo de producción. Para que se entienda: no es posible controlar un latifundio de 25, 30 ó 40 mil hectáreas sin tener una milicia privada. Los dueños de estos latifundios utilizan sus milicias para matonear a la población y, en ocasiones, también a los miembros de la CPT. Se trata de personas privadas armadas, que ejercen la violencia sobre la población local. Los barones de la caña tienen además por lo general a su servicio al prefecto, a las autoridades y a la policía del lugar. No pueden contar con este pastor, pero sí tienen a otros a su lado. Con todo esto, quiero decir que el modelo de producción del Brasil es un cáncer que hay que extirpar del cuerpo de la sociedad brasilera”.

El presidente Lula fue elegido con 62 millones de votos, porque entre otras cosas prometió una reforma agraria. Durante los últimos años, miles de esclavos han sido liberados de las plantaciones de caña de azúcar. El mismo día, el presidente Lula declaraba que en Brasil no hay esclavitud. Y además, el gobierno tiene planes para sembrar más caña de azúcar, por ejemplo, en el norte de la Amazonía. Pero son muchos los padres y madres en Brasil que se acercan a mí y me dicen: “Yo trabajo en la caña de azúcar para que mi hijo o mi hija no tengan que hacerlo jamás”.

El Movimiento de los Sin Tierra (MST).

“El trabajo de la CPT se desarrolla en el ámbito de los derechos humanos. Consiste en ir, vivir en las ocupaciones de tierra, hacernos eco de lo cruel que es la vida allí. El hambre, la sed, la violencia, las amenazas, el desplazamiento: todo ello es muy duro. No es fácil tener que escuchar de parte de los latifundistas frases como: “salgan de mi tierra, la están robando; son unos vagabundos y unos borrachos”. Pero cada vez más, las personas que viven en las plantaciones conocen los motivos por los que no tienen tierra. Saben que es por la estructura de la sociedad, y por eso, ellos luchan por cambiar esa estructura. El modo de lucha es la ocupación de tierras. Por todo el país hay ocupaciones y asentamientos, que luchan por su reconocimiento”.

Desde países del norte, como los europeos, se habla de producción de bioenergía, de energía “limpia, sostenible y renovable”. Esto es imposible. Estos calificativos son mitos. El modelo que utilizamos en Brasil para producir etanol no sólo no es limpio, sino que también es inviable. Por eso, no puede ser tomado de modelo a copiar en otras partes. Se trata de un modelo no sólo económicamente inviable, sino además políticamente retrógrado, socialmente exclusivo, culturalmente genocida y ecológicamente devastador”.

Testimonios de operarios en las plantaciones de caña de azúcar.

El padre Tiago trae consigo, desde Pernambuco en el nordeste brasilero, las voces de personas que han sido esclavizadas por el monocultivo extensivo para la producción del etanol en Brasil:

Antonio Manoel (47 años): “Empecé trabajando en los campos de caña de azúcar cuando tenía 9 años. No se respetan nuestros derechos, no recibimos salarios justos. Las empresas azucareras nos dicen que busquemos nuestros derechos, pero nunca los encontramos. Los propietarios de las empresas destruyen nuestros derechos”.

Joao Raimundo (31 años): “¿Qué logré como cortador de caña? Perder un dedo. Hay un montón de accidentes graves: en las piernas, en los brazos. Los cortadores quedan incapacitados para trabajar durante mucho tiempo. El doctor de la empresa te da tres días de baja. Después de eso, estás obligado a trabajar. ¿Derechos? No son respetados. Los empresarios del azúcar son latifundistas que chupan la sangre de los trabajadores”.

Joao (55 años): “Yo trabajé y trabajé. ¿Y qué obtuve? Sólo vejez y cansancio. Los latifundistas son unos explotadores de esclavos”.

Albertina María (40 años): “No hay futuro en los campos de caña. Yo nunca he tenido nada. Sólo trabajo y ruina. Trabajo sin recibir nada a cambio. La poca salud que tenía se me ha acabado. El patrón es un corrupto”.

Ante todo lo expuesto, concluye el padre Tiago: “Realmente creyeron que sería posible que la devastación de los bosques, la destrucción de la vida silvestre, la polución de las aguas para plantar caña en los mortíferos monocultivos, bajo el violento modelo feudal y latifundista… realmente, ¿alguien puede seguir pensando que este modelo de producción es sostenible?”.

Un ecologista en El Bierzo.

Agrocombustibles para acelerar el hambre. 27/03/08. Hambrestop.blogspot.com.

Los ‘verdes’ se enfrentan a Lula. 27/05/08. Publico.es.

Esclavos del etanol. 05/09/08. Publico.es.

Iglesia condena el trabajo esclavo y degradante en la industria del etanol brasileño. 17/11/08. Soitu.es.

Los esclavos del etanol: no más soluciones baratas y desastrosas para el Sur. 24/08/09. Salvalaselva.org.