Archivo de la etiqueta: Qatar

Cumbre del Clima de París: los países que no pueden estar, aquellos con los que no se puede contar y los que están por fastidiarla

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

El compromiso con el clima ha de ser cosa de todos. Compromisarse.com. Capitalradio.com.

No resulta fácil hurgar en los entresijos de una cumbre en la que participan casi doscientos países, entre los cuales se forjan a medida que pasan los días distintas coaliciones de intereses, algunas –es cierto- con algo más de antigüedad, y cuando uno se encuentra a más de mil kilómetros de donde se reúnen.

Sin embargo, en este mundo globalizado, convertido ya en la aldea global Mcluhaniana ya anunciada cuando yo me esforzaba en progresar en mi formación como periodista en la Universidad Autónoma de Bellaterra, no resulta nada difícil hoy obtener todo tipo de informaciones, tanto de periodistas como de blogueros, y de los últimos conozco al menos una docena que están cubriendo a pie del cañón esa información.

Aún así, como no, podría equivocarme en mis apreciaciones, y de hecho hay matices susceptibles de ser pulidos, lo que en cualquier caso intento hacer siempre que puedo, porque la ventaja que tiene la información virtual sobre la escrita en papel es que siempre puedes corregirla. sin embargo, confieso no haber tenido que hacerlo jamás, o al menos en lo esencial.

Dicho esto, voy a pasar al motivo principal de mi escrito de hoy. Y que tiene que ver mucho con mi percepción, siempre a distancia (lo que también tiene su parte de interés por la visión globalizadora que ofrece), de que no se va a producir un acuerdo vinculante en la Cumbre del Clima en París. Y sí llegara darse, sería en un términos tan ‘descafeinados’ que no significarán ese giro radical en la organización energética global que algunos anhelamos.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Participantes de la cumbre del clima COP21, en Le Bourget. 10 dic. 2015. Vivelohoy.com. AP Foto: Christophe Ena.

Para empezar, tendría que haberme dado cuenta antes, de que pese a su buena voluntad y el mea culpa realizado por el presidente norteamericano Barack Obama, en el primer día de inicio del foro mundial, sobre la gran responsabilidad de su país en el calentamiento global, tendría que haber considerado que lo que él pueda aprobar tendrá primero que pasar por la Cámara senatorial de su país. Y que ésta está gobernada por los republicanos, muchos de los cuales son feroces “negacionistas” ligados a las grandes compañías petroleras. El también demócrata Bill Clinton fue uno de los firmantes en 1997 del protocolo Kioto, jurídicamente vinculante en algunos aspectos, pero de nada sirvió su firma frente a un Senado que se negó a ratificarla.

Por lo tanto, Estados Unidos es un gigante con pies de barro en esta negociación. En ese sentido, pese a sus reticencias, estarían mejor situados otros pesos pesados como China, India o Brasil, países entonces considerados como sin desarrollar, pero que lo han hecho desde entonces a la brava, es decir sin miramientos medioambientales, y que se encuentran aún en ese tránsito. Y que se niegan a pagar la factura junto a los más desarrollados para que el resto de países emergentes puedan beneficiarse de una tecnología que les permita llegar adonde los demás, aunque contaminando menos, y por lo tanto sumándose a la lucha contra el calentamiento global.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de los 195 países presentes en París 184 se han comprometido a hacer su parte en la reducción de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero, como por ejemplo el dióxido de nitrógeno (NO2). Lo que equivale a una buena parte de las emisiones de esos gases. Y esto, como dije antes, pese a que supone un esfuerzo y un coste adicional para sus economías. Algo que resulta muy esperanzador. Quedan once países para llegar a los ciento noventa y cinco. ¿Cuáles son estos y por qué actúan así? He de decir que Naciones Unidas considera a la Unión Europea como una entidad separada de sus 28 miembros, así que la cifra total de participantes es de 196.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

El lider norcoreano Kim Jong-un. Periodistadigital.com.

Entre los once países díscolos, que por motivos distintos han decidido abstenerse, está Corea del Norte, un país autocrático aislado del mundo que niega que exista ningún tipo de cambio climático.

Algún país, como Nepal, que normalmente colabora, aún se está recuperando del enorme terremoto que asoló la región hace unos meses. Siria se encuentra en guerra actualmente. Y Libia, un país rico en petrolero, actualmente se encuentra políticamente muy inestable tras la guerra que acabó con el gobierno de Gadafi en 2011.

Diversas agencias de Naciones Unidas han ayudado a decenas de países en desarrollo a preparar sus planes de acción climática. De hecho, ciento cincuenta países presentaron en Rabat, a mediados del mes de octubre pasado, en un foro coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sus compromisos medioambientales de cara a la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático ( COP21). De los más de cuarenta países que reciben ayuda de la PNUD sólo Timor Oriental no pudo presentar su compromiso a tiempo, dijo Yamil Bonduki, miembro del programa de desarrollo.

Anotar que el subsecretario general del PNUD es un español, Magdy Martínez-Solimán, que en unas declaraciones realizadas en ese foro dijo que los planes de los países colaboradores “deben ser realistas, homogéneos y cuantificables y poder incorporarse de inmediato a las iniciativas de desarrollo”.

Según Janosz Pastor, asistente del secretario general de la ONU, en declaraciones realizadas en París, algunos países no han podido participar en la cumbre Parisina porque están en situaciones de guerra. “Otros, por diferentes motivos nacionales, no han podido completar su trabajo”, precisó.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

El ministro y secretario privado para Políticas Nacionales de Nicaragua, Paul Oquist Kelley. París, 3 dic. 2015. Vivelohoy.com.

Sorprendentemente, varios países latinoamericanos, como Nicaragua, Venezuela o Panamá, tampoco se han sumado a la “descarbonización”, un término novedoso y que se repetirá mucho en el futuro.  Estos países se pueden enmarcar bajo una misma tónica que resumió brevemente en París Paul Oquist, el enviado de Nicaragua: “Los que causaron el problema tienen que resolver el problema “. Otros países que no han presentado sus compromisos son San Cristóbal y Nieves y Tonga, según funcionarios de la ONU.

Nicaragua, aunque expande con rapidez el uso de energía renovable en su país, se niega a presentar un objetivo en las conversaciones internacionales alegando también que la estrategia actual de permitir que los países decidan por sí mismos cuánto recortan sus emisiones de gases de efecto invernadero no funcionará.

“La estrategia que funcionará es la responsabilidad histórica”, ha dicho Oquist en París a Associated Press (AP), pidiendo un sistema que obligue a las naciones ricas a hacer recortes mucho más considerables de lo que han prometido.

Por otro lado están posturas de países como Uzbekistán y Venezuela, que rechazan unirse al compromiso. Ambas naciones son grandes productores de petróleo, pero también son conocidas por sus críticas a otros países occidentales por no hacer más contra el cambio climático.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto. 2015. Runrun.es.

El ministro venezolano del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Guillermo Barreto, ha dicho que su país no se pronunciará sobre su compromiso hasta qué no conozca las propuestas de los países ricos para el acuerdo.

Como contrapunto, es muy interesante apreciar la participación, contra todo pronóstico, de una nación castigada por un conflicto interno como es Afganistán, que han decidido unirse a la lucha a pesar de la endeblez política.

Otra de las últimas propuestas llegó de Niue, una empobrecida nación insular del Pacífico con tan sólo unos 1.000 habitantes. El país prometió impulsar la energía renovable para que produzca el 80% de su electricidad para 2025, si recibe asistencia internacional.

Ejemplos a seguir son Noruega y Qatar, países ricos en petróleo que han comprendido que la su dependencia del crudo es un camino de corto recorrido y buscan potenciar las energías renovables.

Otros, como Bolivia y Ecuador, vienen reclamando, ya desde la Cumbre de Copenhague, hace seis años, el pago de una “deuda ecológica” a aquellos que se situaron en la cabeza del pelotón de la industrialización, que son básicamente todos los conocidos como “occidentales”, aunque en realidad se encuentren repartidos por todo el hemisferio (algunos estados europeos, norteamericanos, asiáticos, australianos, “medioorientales”, etc.).

Hace algunos meses, en la capital boliviana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, planteó que la tecnología y el conocimiento para luchar contra el cambio climático fueran declarados “bienes públicos globales” a fin de que “se garantice su libre acceso” a todos los países.

Pero India no está por la labor, porque todavía tiene al carbón como una de sus fuentes energéticas principales. Como tampoco lo está tampoco Arabia Saudita, que vive sobre un lago de petróleo tapado por la arena del desierto, cuya electricidad tiene su origen, casi de manera exclusiva, en la quema del crudo. Aunque, se ha de decir, esté país esté orientado actualmente en una positiva transición hacia las fuentes energéticas solares.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

La deforestación en la reserva Bosawas, en Nicaragua, es fuente de preocupción del gobierno nicaragüense. Dialogochino.net. Foto: Alam Ramírez Zelaya.

Para satisfacer esta deuda ecológica, no reconocida de manera oficial por las potencias en cabeza, se creó en Copenhague el Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático, destinado a ayudar a todos los países firmantes del compromiso para impulsar sus medidas de reducción de gases de efecto invernadero. El Fondo Verde para el Clima es un mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático del que se espera que contribuya a que países en desarrollo alcancen los objetivos de reducción o limitación de emisiones y de adaptación a los impactos del cambio climático.

La buena disposición de Barack Obama a que la cumbre de París finalice con un acuerdo que suponga la adopción de medidas prácticas que contribuyan de una manera real a esa reducción se ha hecho patente en París bajo la forma de la ampliación económica de Estados Unidos a ese fondo. Éste empezó con sólo buenas palabras, pero ha ido concretándose con aportaciones crecientes que hoy ya le confieren unos visos de credibilidad de los que carecía hasta hace poco.

No podemos evitar involucrarnos en buscar soluciones a un problema absolutamente dramático para millones de exiliados climáticos que se verían obligadas a abandonar sus tierras durante este siglo si las temperaturas continúan subiendo a lo largo del mismo hasta tres o cuatro grados centígrados más, como sucedería de no tomar medidas preventivas. Algunos hablan de 600 millones de desplazados por falta de suelo seco donde apoyar sus pies en el caso de que esa temperatura aumentase tan sólo 4ºC más. Habría pequeños países que desaparecerían por completo, y algunas de las grandes ciudades del mundo, como Nueva York, Buenos Aires, Sao Paolo, Sidney, Londres, Lisboa, u otras arquitecturalmente tan valoradas como Venecia y otras, se verían afectadas. Y ocurriría lo mismo con millares de otras ciudades costeras más pequeñas, lo que económicamente supondría un dispendio colosal.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Viñeta humorística sobre los efectos planetarios del cambio climático. Jennydemalaga.es.

Opino que, por mucho que le pese a alguno, no podemos escudarnos en decir que quienes crearon el problema lo resuelvan. La complicación es que todos viajamos en el mismo barco, y si cuando se produce una vía de agua no acudimos todos a achicarla lo que nos puede suceder es que acabemos todos hundidos.
Naciones Unidas ha vuelto a reiterar su ofrecimiento de ayuda a los países con menos disposición económica, y de cumplir todos los países con sus deberes en la reducción de gases de efecto invernadero no dudo que ésta sería notoria. Con todo, los científicos siguen bastante escépticos en cuanto a que esa merma sea lo suficientemente cuantiosa para impedir que el calentamiento global no vaya más allá de los 2ºC durante este siglo. Incluso renunciando por completo a la utilización de las energías fósiles en la industria, calefacción y transporte. Hace falta más concienciación, más sensibilización, más información, más conciencia del problema y, posiblemente, un cambio de mentalidad global.

También de un control sobre la natalidad. Creo que somos ya demasiados, lamayoría –sobre todo en Occidente- con malos hábitos alimentarios y otros, responsables de una marcada huella ecológica, y el planeta no lo soportar ya. Por suerte, a medida que el nivel económico aumenta, y sobre todo el cultural, la natalidad tiende a disminuir, al contrario de lo que sucedió en otros tiempos.

Se pospone a mañana la presentación del acuerdo de la COP21.

Un grupo de representantes de las ONGs permanece en la entrada de la sesión plenaria para denunciar el primer proyecto d acuerdo de la COP21. Lasprovincias.es. Efe.

Representantes de las ONGs denuncian el primer proyecto de acuerdo de la COP21. 9 dic. 2015. Lasprovincias.es. Efe.

A la hora de cerrar este artículo me llega la noticia, de esta mañana, que el responsable principal de la cumbre, el francés Laurent Fabius, acaba de declarar a la televisora BFM que bo se presentará el texto del acuerdo alcanzado –porque acuerdo habrá, aunque sea ‘descafeinado’- esta noche sino el sábado 12 por la mañana. Fabius se mostró esperanzado los negociadores seguían regateando sobre cómo compartir la carga sobre la lucha del cambio climático y los billones de dólares de inversión que supondrá la transición a escala global hacia una energía limpia.

Un ecologista en El Bierzo.

Los 11 países que no han hecho compromisos climáticos. 04/12/15. Vivelohoy.com.

La cumbre climática de París se ampliará un día. 11/12/15. Vivelohoy.com.

150 países presentan sus compromisos de cara a París. 13/10/15. Eltiempo.com.

España aportará 120 millones al Fondo Verde de la ONU contra el cambio climático. 28/11/14. Compromisorse.com.

Crecimiento económico vs. cambio climático. 30/11/15. Capitalradio.es.

Doha, más de lo mismo, es decir nada

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas. Doha. 27 nov. – 7 dic. 2012. Fuente: lostiempos.com.

XVIII Cumbre sobre Cambio Climático. Doha, 27 nov. – 7 dic. 2012.

Poca información me llegó sobre esta nueva COP 18/ CMP8, celebrada en las calientes arenas de Qatar y lejos de Europa, que ha pasado casi desapercibida por aquí.

De hecho, he notado menos expectación por las negociaciones de esta ’18 Conferencia de las Partes del Convenio Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático’ que por otros encuentros similares, como el anteriormente celebrado en Durban (Sudáfrica). Se diría que se respira cierto cansancio y resignación en la población, posiblemente como respuesta a los escasos avances realizados en este campo. En ese sentido, la reunión de Doha parece darle la razón a quienes así piensan, pues ha resultado tan ineficaz como su antecesora.

Para los más curiosos señalaré que en Doha se encuentra la sede de la cadena de televisión Al-Yazira, uno de los principales medios de comunicación internacionales en lengua árabe, y también que en el año 2022 Qatar será la sede de la Copa del Mundo de Fútbol.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Manifestación en Copenhague contra el cambio climático. 12 dic. 2009.

Retornando al tema de hoy, a grandes rasgos diría que superado el momento crítico de la Cumbre del Clima de Copenhague -que supuso una enorme movilización mundial alimentada por la esperanza de un cambio- parece como si la desilusión se hubiese instalado hasta en los mismos activistas, agotados por tantas alertas, recomendaciones, campañas sobre el clima, y esfuerzos vanos realizados. Es más, ni siquiera las advertencias apocalípticas de los expertos parece que  sirvan para gran cosa.

Si me apuran, yo propondría como herramienta ciudadana para intentar convencer a los principales contaminadores mundiales -entendámonos EE.UU., India y China- sobre la necesidad urgente y perentoria de tomar medidas, que organizásemos encuentros alternativos a los de las Naciones Unidas, al estilo del celebrado en Madrid coincidiendo con la Cumbre de Río de Janeiro.

Ciertamente las medidas surgidas de estos encuentros presentarían el inconveniente de no ser vinculantes, pero si nos atenemos a lo que se consigue en los encuentros oficiales, en los que algunos países parece que se esfuercen en restar, o peor aún simplemente se desdicen de lo aprobado (como recuerdo que sucedió el año pasado con Canadá), mientras  que otros siguen negándose a ratificar la primera parte del Protocolo de Kioto (como EE.UU., que  tampoco lo lo ha hecho con la segunda), tampoco  lo veo tan mal. Y menos aún si consideramos que en Doha otros países tampoco se han sumado a esa segunda parte del Protocolo de Kioto, como Rusia, Japón y Nueva Zelanda. Vamos, como para coger los bártulos y decirles ahí os quedáis guapos.

Es seguramente lo que les habrá pasado por la cabeza a aquellos países que han reafirmado en Doha su compromiso con el Protocolo por ocho años más (hasta el 2020), entre ellos los pertenecientes a la Unión Europea (UE). En ese sentido podemos afirmar que la UE está demostrando una solidaridad ejemplar y que para sí quisieran otros países, como por ejemplo el gigante norteamericano, considerado como el más industrializado del planeta y el mayor emisor de CO2 del planeta.

El acuerdo de Doha prorroga el protocolo de Kioto hasta 2020.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Fuente: lainformación.com.

Cañete considera que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. Doha, 2012. Lainformación.com.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, también presente en Doha, se mostró “satisfecho” del resultado de la cumbre, que incluye la prórroga del Protocolo de Kioto hasta 2020, ya que para él “el mayor fracaso hubiera sido salir de Doha sin un solo acuerdo”. Ambición poca, se nota.

Otros países que se han sumado al compromiso europeo son Noruega y Australia. El problema (si podemos llamarle así) es que estos dos, junto con todos los de la Unión Europea, sólo representan el 15 por ciento de la totalidad de las emisiones globales. Con lo cual, el 85 por ciento restantes seguirán campando, o mejor diríamos volando, y contaminando el aire a todos los demás.

Mientras tanto, los especialistas insisten en sus pronósticos agoreros. Éstos anuncian modificaciones irreversibles en las corrientes oceánicas e inundaciones generalizadas capaces de generar millones de exiliados climáticos en decenas de países. Sólo en el Bangladés se podría alcanzar la cifra de un centenar de millones de estos emigrantes forzados, mientras que otras poblaciones, situadas sobre islotes oceánicos coralinos, están simplemente condenadas a desaparecer de la faz de la Tierra.

Mientras todo esto sucede y el hielo ártico se funde a marchas agigantadas, (algo en esta ocasión que no precisa de los expertos para acreditarlo puesto que con las fotos tomadas durante las últimas décadas se puede apreciar a simple vista cómo han desaparecido kilómetros de glaciares y como la isla de Groenlandia, eternamente blanca, está cambiando de color), los 194 países reunidos de Doha, -con los presidentes de las principales potencias ausentes-, se han dedicado a hablar de superávits de emisiones y a mercadear la compraventa de estas últimas.

En mi opinión está claro que mientras la decisión final de la lucha contra el cambio climático siga en manos de los políticos, -y no de unos expertos con capacidad para decidir y adoptar medidas impopulares pero indispensables-, no se conseguirá nada. Como se dice corrientemente, los unos por otros la casa sin barrer. El problema es que, en esta ocasión, esa casa es la de todos.

En estos momentos se habla de controlar el cambio climático para que no se dispare más allá de los 2ºC sobre lo ya conocido. Sin embargo, todos los que henos vivido cierto tiempo sabemos que en la década de los años cincuenta el clima cambió y que ya no es el mismo que conocimos de niños. De este modo, mi generación ha sido testigo de un cambio que, en teoría,  precisaría de cientos de miles de año para producirse.

Los huracanes, los monzones, los seísmos, los tsunamis (tan frecuentes en estos últimos días) parecen enviarnos señales de aviso que no parecemos dispuestos a escuchar. La indecisión, la negación de la realidad, la falta de adopción de medidas necesarias, son posturas y actitudes que, no lo dudo, nos resultarán más dañinas y costosas, -económicamente y en dolor humano-, que sujetarse a una necesaria disciplina.

En el fondo creo que todos sabemos que esto que escribo aquí es así, pero las miras cortoplacistas de los gobernantes, y también –no lo olvidemos- sus intereses particulares (que nos presentan como si fuesen los generales de su país), cercan y continuarán bloqueando en el futuro cualquier solución cabal al problema.

Un ecologista en El Bierzo.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. Fuente: elpais.com.

La contaminación del aire provoca más muertes que los accidentes de circulación. 2012. Elpais.com.

Qatar-strofe climático.

La asociación ‘Globalízate’ considera una catástrofe los resultados obtenidos en la cumbre de Qatar. De nuevo, se vuelven a aplazar las importantes decisiones que deben ser tomadas para evitar un cambio climático peligroso y nos enfrentamos a un proceso irreversible de calentamiento global.

La parte principal del acuerdo de prorrogar Kioto hasta 2020 muestra la falta de iniciativa y de liderazgo de las potencias occidentales. No es asumido el fracaso de este acuerdo ya que con él, hemos alcanzado las 390 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera. Ya estamos en un nivel inseguro de CO2 estimado en 350 ppm y con esta falta de acción llegaremos pronto a las 400 ppm. Un umbral estimado por muchos científicos como de no retorno. Con este mal llamado acuerdo de Doha nos encaminamos hacia un cambio climático fuera de control.

En los últimos años, hemos visto grandes desastres provocados por fenómenos meteorológicos extremos y estos se han producido con sólo un aumento de 0,7 grados centígrados en la temperatura global de la atmósfera. ¿Qué ocurrirá cuando lleguemos o superemos los 2ºC?

La ausencia de los principales líderes mundiales muestra la apatía con la que los gobiernos se enfrentan a este problema. O quizás realmente están cumpliendo el papel impuesto por las grandes corporaciones a través de las subvenciones de las campañas electorales. Parece claro que dentro de este sistema negociador no hay solución al calentamiento. Para combatir el cambio climático hay que redefinir de forma completa el sistema energético basado en la actualidad en los combustibles fósiles y esto no interesa de ninguna manera a las grandes petroleras.

Sobre la financiación para combatir el cambio climático se usa de forma hipócrita la excusa de la crisis para invertir en mitigación y adaptación de los países más pobres. Cuando no había crisis tampoco se financiaban proyectos para reducir emisiones en países que luchan contra el cambio climático protegiendo sus bosques y adoptando modelos sostenibles. En países incluso más pobres, que no tienen la culpa del cambio climático, se les hacían falsas promesas de financiación que después nunca llegaron para apoyar el proceso.

Ya han pasado muchas cumbres vendidas como exitosas y la realidad es tozuda: seguimos emitiendo por encima de los niveles de seguridad. Han pasado unos años y todas las predicciones del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) parece que se están quedando cortas. ¿Cuántas cumbres necesitaremos para llegar a un acuerdo de reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) obligatorio y vinculante?

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Fuente: ecomovilidad.net

Contaminación en la avenida de América. Madrid, 19 enero 2011. Ecomovilidad.net.

La transición hacia un modelo energético sostenible basado en las renovables tendrá que producirse en algún momento. Podemos seguir esperando a que el cambio sea obligado por circunstancias excepcionales y sea abrupto con graves consecuencias para la especie humana y el resto de biosfera o empezamos la transición para que el cambio no sea brusco.

Para llevar a cabo el cambio de modelo energético, las soluciones pasan, como señala George Monbiot en uno de sus últimos artículos, por “empezar a articular una nueva política: una que considere legítima la intervención, que tenga un propósito que vaya más allá de la emancipación de las empresas disfrazada de libertad de mercado, que ponga la supervivencia de la gente y el mundo natural por encima de la supervivencia de unos cuantos sectores industriales favorecidos. Dicho de otro modo, una política que nos pertenezca a nosotros, no solo a los muy ricos.”

Sobre el papel de la Delegación española en Qatar podemos decir sin temor a equivocarnos que es un sarcasmo pretender que un ministro con acciones en una petrolera vaya a Doha a apoyar medidas de reducción de emisiones de GEI. Además, son incontables los Secretarios de Estado de Medio Ambiente que han vendido como éxito cumbres del clima sin avances y con división. Parece que hay que vender siempre un éxito una cumbre, aunque el citado Secretario incluso dijera hace uno meses que el cambio climático “ni lo negamos, ni lo afirmamos”.

En definitiva, nos encontramos en manos de unos irresponsables cortoplacistas, que dentro de unos años, dirán que teníamos razón y que habría que haber tomado medidas serias y vinculantes para reducir nuestras emisiones. Algunos pedirán perdón, pero ya será tarde para millones de personas y para determinadas zonas del planeta.

Globalízate. Mario Cuellar. 09/12/12.

El cambio climático está provocando el deshielo del polo poniendo en peligro la supervivencia del osos polar. Fuente: eluniversal.com.

El cambio climático está  poniendo en peligro la supervivencia del osos polares. Eluniversal.com.

Instan a rechazar los resultados de Doha. 09/12/12. Ecologistasenacción.

Cumbre de Doha: “Los países industrializados bloquean la salida para frenar el cambio climático”. 10/12/12. Boletinagrario.com.

Cañete afirma que Doha ha servido para avanzar hacia un gran acuerdo vinculante en 2015. 10/12/12. Lainformacion.com.

Durban: los intereses nacionales posponen nuevamente la toma de decisiones sobre el cambio climático. 14/12/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El 15-M celebra su propio ‘Río + 99%’ coincidiendo con la ‘Cumbre de la Tierra’ 19 de Junio de 2012. 19/06/15. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La cumbre de Copenhague fracasa evidenciando el error de dejar en manos políticas las decisiones sobre nuestro futuro climático. 20/12/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

En el ‘Día Mundial de la Alimentación’ la FAO alerta sobre las resistencias que entorpecen la erradicación del hambre

Pobreza. El hambre es un flajelo que continúa azotando a millones de seres humanos. Pobrezamundial.com.

Pobreza. El hambre es un flajelo que continúa azotando a millones de seres humanos. Pobrezamundial.com.

Ayer, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) celebró el ‘Día Mundial de la Alimentación’ con un acto institucional. En ese encuentro presentó su último informe e intervinieron los máximos representantes de este organismo dependiente de las Naciones Unidas.

Sin embargo, pocas veces en una fecha tan vital para millones de seres humanos acechados por el hambre se habrá visto rodeada de tantas incertidumbres. En efecto, a la crisis económica global, que está situando al borde de la catástrofe económica y humana a tantas familias, se une una volatilidad preocupante de los precios de las materias primas agrícolas. Unas fluctuaciones, las mayores en las últimas décadas, que angustian a productores y consumidores en todo el mundo.

Desde la página web de La Garbancita Ecológica’, Pilar Galindo me ha recordado esta efemérides, que ayer también celebró la representación oficial de la FAO en nuestro país. Reconozco que mi manera de trabajar es a veces algo anárquica; que no suelo anotar las efemérides y que éstas, en ocasiones se me olvidan. Y más aún cuando últimamente me he encontrado absorto en otros cometidos, como es la organización de la protesta del 15-O, a cuya difusión he dedicado grandes esfuerzos.

Aumento mundial del precio de los alimentos básicos.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación. 2011. Fao.org.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación. 2011. Fao.org.

El índice de precios de los alimentos de la FAO muestra curvas acentuadas desde 2006, cuando su continuo aumento se disparó hasta a un récord máximo a mediados de 2008. Después, en el segundo semestre de ese año, los precios bajaron notoriamente pero, al año siguiente volvieron a subir hasta alcanzar un nuevo nivel histórico. Ahora bien, es sabido que cuando los precios rebotan en direcciones opuestas con la misma fuerza en un corto tiempo, es difícil no cometer errores de cálculo. Son deslices que pueden concretarse tanto en un excedente de siembra como en una inversión insuficiente.

En este ambiente de gran incertidumbre global el hambre amenaza con invadir el hogar de millones de familias que viven al límite de la pobreza y que se ven incapaces de asumir los nuevos precios. Por desgracia, y pese a que todos los expertos señalan que se podría erradicar el hambre en el mundo si hubiese disposición y voluntad para hacerlo, una de cada siete personas todavía pasa hambre en nuestros días. Algo que se entiende fácilmente si se tiene en consideración que el 80 por ciento de los humanos sobreviven con un ingreso inferior a diez dólares diarios.

En estas desconsoladas circunstancias no puede sorprendernos que la protesta mundial del 15-O incluya entre sus preocupaciones la necesidad de encontrar solución a esta abominable realidad. Es absolutamente indecente que las materias primas sean tratadas por los mercados como productos financieros puesto que esto tiene un importante impacto sobre la volatilidad de los precios de los alimentos e influye así dramáticamente en las posibilidades de supervivencia de millones de personas.

El último informe de la FAO sobre la situación de hambre en el mundo señala que la reanudación de las inversiones en la agricultura y la seguridad alimentaria en los países pobres, así como en los que se encuentran en desarrollo, es un requisito necesario para asegurar el bienestar de miles de millones de personas que viven en un entorno de altos precios internacionales de las materias primas y de persistente volatilidad.

En este contexto, el fomento de la agricultura familiar y la recuperación de los alimentos tradicionales son estrategias que reducen la dependencia de los volátiles mercados, generan ingresos y trabajo para la población y ofrecen una diversificación saludable de la dieta. Además, esta situación sirve para coartar el intento de apropiación de las semillas por parte de empresas cuya existencia –si no fuera por su influencia corrupta en la vida política- seguramente estaría, y debería, estaría prohibida por ley en estados con un funcionamiento sano y auténticamente democrático.

Los objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU progresan lentamente.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación Un.org.

Cartel. Día Mundial de la Alimentación Un.org.

El Objetivo número 1 del Desarrollo del Milenio es “erradicar la pobreza extrema y el hambre” y “reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que sufren hambre”. Esta última meta, a la altura del calendario que nos encontramos, parece ya imposible de alcanzar. Sin embargo, algunos progresos notables han sido conseguidos, puesto que en la actualidad esta reducción se situaría en un 19 por ciento.

En algunos países africanos, como Congo, Nigeria, Ghana y Níger, se ha alcanzado ya el objetivo fijado por las Naciones Unidas. Asimismo, un avance notable se ha producido también en China, que ya se sitúa cerca del objetivo programado. Sin embargo, en países vecinos al gigante amarillo, como Mongolia o ambas Coreas, el hambre ha aumentado en los últimos años.

En Medio Oriente y los países árabes la situación es pésima. Estados como Turquía, Siria, Líbano, Jordania, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Yemen han visto crecer el hambre en sus territorios. En el lado contrario se sitúa Qatar, que cumpliría ya con el objetivo.

En América del Sur, Nicaragua, Jamaica y Guyana ya han alcanzado el objetivo del milenio. Y otros países, como Honduras, Venezuela, Colombia, Perú, Brasil y Paraguay, están a punto de lograrlo. Por el contrario, el hambre ha crecido en Guatemala, según el informe presentado ayer por Naciones Unidas.

Asia es el continente que ha logrado el mayor esplendor en el cumplimiento de estas metas, ya que Malasia, Filipinas, Vietnam, Hong Kong, Taiwán y Singapur las han cumplido. Se cree que India cumplirá las metas del Milenio para el año próximo, pues ya ha logrado reducir la pobreza extrema en más de un 30 por ciento.

Una noticia altamente positiva es que en Australia, Oceanía y Europa, se considera que la situación de pobreza extrema ya ha sido superada.

Acto de celebración en España.

Manifestación contra el hambre en Madrid. 24 oct. 2010. Canalsolidario.com.

Manifestación contra el hambre en Madrid. 24 oct. 2010. Canalsolidario.com.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, manifestó hoy en un acto dedicado al ‘Día Mundial de la Alimentación’, celebrado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid (Etsia), que la propuesta de la Política Agraria Común (PAC) formulada por la Comisión Europea (CE) “no sirve” para garantizar “uno de los principales retos de la comunidad internacional“. En la conmemoración también participaron el presidente de la Asociación España FAO (Aefao), Jaime Lamo de Espinosa, y el rector de la Universidad Politécnica, Javier Uceda.

Un ecologista en El Bierzo.

Propuesta PAC “no sirve” para garantizar seguridad alimentaria, según Aguilar. 18/10/11. Lainformacion.com.

Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria: las organizaciones sociales apremian a acabar con el hambre. 15/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cada seis segundos un infante muere en el mundo por problemas relacionados con la desnutrición. 26/09/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Encuentro europeo: “Soberanía alimentaria, una respuesta a la crisis”. 26/09/11. Lagarbancitaecologica.com.

FAO inicia campaña contra alzas en los alimentos. 17/10/11. Youtube.com. Telesurtv.