Archivo de la etiqueta: REDD

Valoraciones tras la aprobación del acuerdo del clima de Paris

Viñeta. 'Cambio de modelo o cambio climático. París 2015.

Viñeta. ‘Cambio de modelo o cambio climático. París 2015.

Tras conocer la aprobación del acuerdo de París, las 196 delegaciones de la vigésimo primera Convención Marco de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP21) expresaron variados puntos de vista sobre el contenido del acuerdo.

Agradezco para la elaboración de este artículo la información facilitada por “La Oropéndola 100% Sostenible”, un grupo especializado en Medio Ambiente que surgió de la explosión social del 15M en Madrid, y que todavía hoy continúa publicando notables informaciones, más interesantes aún por la independencia de sus valoraciones, no sujetas a los habituales criterios mercantilistas que predominan por todas partes.

Las publicaciones de “La Oropéndola” se distribuyen individualmente a través de la lista de correos de Toma la Tierra” un grupo también relacionado con el 15M que -si mal no recuerdo- nació en el mismo lugar y al mismo tiempo que el anterior, en el año 201, con el objetivo de “informar, difundir y contrainformar en defensa de la Tierra”. Un cometido que ha continuado haciendo regularmente desde entonces. Aquellos que estéis interesados en poneros en contacto podéis solicitar más información escribiendo a: info@tomalatierra.org

Algunas valoraciones de las delegaciones.

Sesión plenaria del Acuerdo de París. 12 dic. 2015. Tomalatierra.org.

Sesión plenaria del Acuerdo de París. 12 dic. 2015. Tomalatierra.org.

Sudáfrica en representación del grupo G77 + China.

  • “Después de 4 años de trabajo arduo desde la Plataforma de Durban, tenemos un texto que no es perfecto, pero es un cimiento fuerte desde el cual podremos realizar nuestras acciones”.
  • “Queremos indicar que se requerirá más trabajo técnico, sobre todo con el proyecto de las decisiones, para que se mantenga ese equilibro con los países en desarrollo”.
  • “Hoy nos podemos ir con un sistema, que es un salto cuántico para que los países en desarrollo generen nuevas obligaciones jurídicas que antes no tenían”.
  • “Para que nuestros esfuerzos tengan éxito es fundamental que los países desarrollados incrementen sus acciones”.
  • “Esperamos poder ir a la COP22 en Marruecos con aportes sustanciosos para saber cómo se puede incrementar la ambición para 2020”.

Australia en representación del grupo Paraguas.

  • “La COP21 crea un marco que abarca todas las naciones para garantizar que haya un mundo más próspero para las generaciones venideras, en gran parte por su liderazgo”.
  • “La adopción del acuerdo de París sobre cambio climático ha unido a los países, y sigue siendo una estrategia para trabajar juntos”.
  • “El acuerdo está claro. Dice que desarrollaremos acciones basándonos en acciones de todos los países. Todos incrementaremos nuestros esfuerzos y ningún país abandonará la tarea. Se reconoce que nuestro objetivo es mantener por debajo de los 2°C, sin perder de vista el 1.5°C”.
  • “Se reconoce que los países pueden cooperar para tener una mayor ambición”.
  • “Este acuerdo lanza un mensaje a todos en el planeta, en el sentido que estamos comprometidos a actuar juntos en una respuesta resiliente al clima. Nuestro trabajo no termina en París. El trabajo más arduo empieza aquí”.

Nicaragua.

  • “Nos sorprende que no se haya reconocido a Nicaragua antes de cerrar el Comité de París o al abrir la COP. Es antidemocrático y debilitante al multilateralismo el no haber dado la palabra, debilita el acuerdo. Nuestra intención no ha sido bloquear el acuerdo, sino hacer sugerencias importantes”.
  • “Nuestro gobierno no acompaña el consenso de esta plenaria porque asume que falta trabajo del IPCC para conocer cuántas emisiones se requieren para mantener la temperatura por debajo de los 1.5°C, por ser crítico para la mayoría de nuestros países”.
  • “Existen otros países que abogan por los 2.5°C, pero sin embargo, los resultados del acuerdo están orientados a llegar a 55Gt (gigatoneladas de CO2eq) para el 2030 en vez de 40 Gt al 2040”.
  • “Falta trabajo del IPCC para saber cuantas Gt necesitamos para mantener por debajo de 1.5, lo que es crítico para la mayoría de nuestros países”.
  • “Pasar de 55gt a 44gt es muy difícil, sobre todo porque estamos en una trayectoria y un grado de ambición hacia los 3°C. El 25% de los compromisos estaban basados en condicionalidades de financiamiento. El 50% de los compromisos de agricultura están condicionados a financiamiento. Este financiamiento no se ve en el texto”.
  • “Consideramos que debe haber un artículo 2.1 bis que diga que, basados en la mejor ciencia disponible, se calcule un presupuesto de carbono de acuerdo a las responsabilidades históricas en líneas al desarrollo sostenibles y pobreza. Así tendríamos un plan B”.
  • “Adicionalmente, proponemos cambiar el Artículo 9 y agregar un fondo de indemnización por responsabilidades históricas. Estamos teniendo daños y no estamos recibiendo apoyo. Además, proponemos agregar a Centroamérica al grupo de países vulnerables”.
  • “Proponemos cambiar también el Artículo 8 porque no se dan las bases para responsabilidad legal o compensación. Vamos a mandar el mundo a 3°C y vamos a quitar derechos legales de pedir compensación. No podemos estar con un documento con derechos humanos y pedir a la gente a sacrificar derechos legales”.

Unión Europea.

  • “Quiero manifestar mi gratitud a la Presidencia de la COP y la gratitud de todos los ciudadanos de la Unión Europea. Este es su éxito presidente Fabius y el de todos los países involucrados, de la sociedad civil y de todos los implicados que nos llevaron a este acuerdo legalmente vinculante y justo”.
  • “Este acuerdo es un hito histórico que mejorará la calidad de vida de nuestros ciudadanos y ayudará a las regiones más vulnerables. Los europeos estamos firmemente comprometidos con nuestros compromisos financieros”.
  • “Es un desafío, pero creo que hemos visto un verdadero compromiso. Sé que lo lograremos porque he sido testigo de la voluntad política que me hace pensar que podemos cambiar este mundo juntos”.
  • “Francia ha reunido al mundo en el marco del acuerdo mundial de cambio climático más importante. Esto demuestra la fuerza de la nación francesa. Esto no hubiera sido posible sin la dedicación de Manuel Pulgar Vidal y de Christiana Figueres. Su apertura nos ha permitido cumplir con el mandato de Durban. La Unión Europea siempre ha estado a su lado”.
  • “Incrementaremos nuestro apoyo a los vulnerables. Europa ha demostrado su compromiso con las Islas, el África y el Caribe. Hemos estado al inicio de una coalición de ambición aumentada. Tenemos un acuerdo firme, y ahora tenemos que implementarlo“.

Turquia.

  • “Felicitamos a la presidencia francesa por su liderazgo y dedicación incansable. Sabemos que es fundamental para los países más vulnerables y generaciones futuras”.
  • “Esperamos que nuestras cuestiones específicas queden solucionadas durante la presidencia francesa, dado que sino el parlamento de Turquía no podrá aceptar el acuerdo”.

China.

111215. La cumbre del clima termina con un acuerdo global vinculante. Elconfifencial.com.

111215. La cumbre del clima termina con un acuerdo global vinculante. Elconfifencial.com.

  • “Respaldamos la declaración de Sudáfrica. El acuerdo no es perfecto, presenta aspectos que pueden ser mejorados, pero podemos dar pasos históricos hacia adelante”.
  • “La COP21 es un evento fundamental en lucha contra el cambio climático, y para un futuro sostenible. El acuerdo es justo, equilibrado, ambicioso, cabal, vinculante y efectivo”.
  • “Tenemos una señal positiva: El mundo logrará un desarrollo bajo en emisiones. El acuerdo refleja el equilibrio de los intereses del mundo, refleja un esfuerzo global. Todas las Partes han hecho buena elección, que nos conduce al desarrollo sostenible”.
  • “Ya tenemos un acuerdo, lo siguiente es aplicarlo. Confiamos en que todas las partes puedan aplicar acciones antes del 2020, y que los países desarrollados cumplan con compromisos, para tener una base sólida para aplicar acciones post 2020″.
  • “China cumplirá obligaciones internacionales, de acuerdo a sus circunstancias nacionales. Alcanzaremos un pico de emisiones lo antes posible”.

Estados Unidos.

  • “Esta es una victoria fundamental para todo el planeta y las generaciones futuras. Hemos sentado un camino que nos permite ir por una vía sostenible”.
  • “Hay 196 delegaciones. Hay elementos no satisfactorios para todos, pero tenemos un acuerdo que nos permitirá prepararnos para afrontar mejor el cambio climático y la transición a una economía limpia”.
  • “Estamos transmitiendo un mensaje clave al mercado global. No será el gobierno quién encontrará las soluciones, sino el genio de las empresas a las que les transmitimos el mensaje. Así surgirá un nuevo producto que permitirá cambiar nuestras vidas”.
  • “Manifestamos nuestra sincera gratitud a Francia. El mundo les da las gracias. Sabemos cuán difícil puede ser que 7 países se pongan de acuerdo, más aún 196. El acuerdo no es perfecto, pero es como debe ser. En nombre de Estados Unidos, es de nuestro interés y lo que es más importante, de todas las naciones”.
  • “Dejamos un legado para generaciones futuras y todos viviremos mejor por el acuerdo que hemos adoptado”.

India.

  • “Hemos adoptado no solo un acuerdo, sino un nuevo capítulo de la esperanza”.
  • “Ghandi decía que no heredamos la Tierra, nos la dan prestada para futuras generaciones. Debemos asegurar este futuro”.
  • “Todos juntos haremos frente al desafío del cambio climático y construiremos un mejor planeta. Queremos dar las gracias por el liderazgo, la visión, la tolerancia. Todo esto ha dado frutos y ha llevado a este acuerdo. Respalda el derecho de India y otras países para desarrollarse”.
  • “Nos complace que este acuerdo reconoce la justicia climática, refleja sentir común y reconoce las responsabilidades comunes pero diferenciadas y el estilo de vida sostenible”.
  • “Esta COP21 ha sido testigo de varias alianzas, para impulsar la energía solar y satisfacer las necesidades energéticas de países en desarrollo. París marcará un nuevo principio para cumplimiento de compromisos. “Debemos preocuparnos por un mundo que no veremos”, como dijo Mahatma Ghandi”.

Venezuela.

  • “Ha sido un inmenso placer trabajar con usted, y un honor acompañarlo en el reto de crear un preámbulo, inmensamente revolucionario, que acoge una dimensión social del cambio climático que servirá para implementar el acuerdo, recogiendo conceptos como género, equidad intergeneracional, derecho a la salud, justicia climática, derechos humanos y madre tierra”.
  • “Quiero anunciar que Venezuela ha consignado su INDC y estamos dispuestos a apoyar este acuerdo y asumimos toda la responsabilidad que esto acarrea”.

Colombia, en nombre de AILAC.

Protesta indígena del pueblo yasuni para salvar la Amazonía. 2013. Anthropocene-radio.org.

Protesta indígena del pueblo yasuni para salvar la Amazonía. 2013. Anthropocene-radio.org.

  • “El acuerdo es la piedra angular para lograr la acción climática. Marca el inicio de una acción colectiva. Es un acuerdo universal que nos pertenece a todos, que fue confeccionado por todos; es una celebración que supera las diferencias”.
  • “Este acuerdo reconoce diferencias entre las partes. Es un hito porque adopta un marco completo; compromiso para facilitar movilización de financiamiento; fomentar confianza entre países. Liderazgo de presidencia anterior, de Perú. Regresamos a casa con un enorme reto, pero con una hoja de ruta clara. Recalcar que se reconozcan DDHH y género, es la primera vez que se hace esto”.

Islas Marshall.

  • “Nos han entregado un acuerdo que todos podemos llevar a casa. Sabemos que es difícil mantener la atención de 196 países, no podemos darle gusto a todos, pero nos vamos con un mensaje: todos estamos entregados a lograr un futuro seguro”.
  • “Los 196 países se han unido a la coalición de alta ambición. Hemos aprovechado esta oportunidad que solo surge una vez”.

Panamá.

  • “Es la primera vez que se incluye a los bosques tropicales en un acuerdo. Contamos con un mecanismo para implementar REDD+, que permita la participación de los actores estatales y no estatales. Panamá, en nombre de la coalición de bosques tropicales, le agradece a su equipo la facilitación del acuerdo global que hoy celebramos”.

Chile.

  • “Necesitamos basarnos en energía que no van a desaparecer, es una nueva fase de energía no basada en combustibles fósiles.El acuerdo que hemos forjado, permitirá a las generaciones futuras determinar su futuro”.

México.

“El acuerdo sienta las bases de una economía global que esperamos sea competitiva, resiliente. Es importante resaltar que nuestro acuerdo es consistente con derechos humanos e igualdad de género. México se compromete de manera decidida a aplicar el acuerdo. Empecemos a trabajar hoy”.

Paraguay.

  • “El acuerdo contempla elementos claves que potencian el bienestar de futuras generaciones. El texto propone una ambición inédita, al mantener 2C y 1.5. El principio de vulnerabilidad es de vital importancia ya que permite identificar prioridades”.

Bolivia.

  • “Gracias por la confianza puesta en Bolivia para facilitar los temas de adaptación y pérdidas y daños. Gracias por el reconocimiento a indígenas, la madre tierra, la justicia climática, bosques, enfoques no basados en mercado”.
  • “Es importante ser conscientes que la mención del 1.5°C en el artículo no garantiza que mantengamos esa temperatura, son las contribuciones las que garantizan que no superemos esta temperatura. Las contribuciones actuales nos llevan a 3.4°C y más”.
  • “Debimos haber creado un presupuesto de carbón. Hacemos una llamada a los que tienen la responsabilidad de reducir las emisiones. No se incluyó el tribunal de justicia climática, el cual incluye la posibilidad de pedir compensación”.
  • “Ningún acuerdo puede limitar a un país a solicitar indemnización, y usaremos los medios de justicia internacionales. Desde la ciudad de la luz, hagamos un compromiso juntos para salvar la madre tierra, para salvar la vida”.

Brasil.

  • “Este viaje empezó en Rio, ha sido difícil, pero necesario. Hemos establecido nuestros planes nacionales (INDCs) y vamos a poner en práctica el acuerdo en su totalidad. La COP21 se recordará. Brasil está convencido que el multilateralismo es la manera de solucionar el problema”.

Argentina.

La revolución será en defensa de la tierra... o no habrá donde hacerla'. Tomalatierra.org.

La revolución será en defensa de la tierra… o no habrá donde hacerla’. Tomalatierra.org.

  • “La meta global más el mecanismo de revisión, logra responder a los desafíos del cambio climático. Asumiendo nuestra responsabilidad, haremos todos los esfuerzos necesarios para cumplirlo. Así, esperamos que los países desarrollados cumplan con sus compromisos al garantizar el financiamiento a los países en desarrollo. Como parte de nuestra responsabilidad haremos una revisión de nuestra contribución”.
  • “Argentina busca la erradicación de la pobreza y generar empleo para miles de personas. Esperamos que esta nueva fase de desarrollo sea compatible con el cambio climático”.

Un ecologista en El Bierzo.

P50 Radio Toma la Tierra (Diciembre 2015). Diciembre 2015. Tomalatierra,org.

Ecuador abre la reserva de Yasuní a las petroleras ante la falta de apoyo. 16/08/13. Elpais.com.

El Acuerdo de París marca un hito histórico para el clima. 13/12/15. Bierzocomarca.eu.

La Vía Campesina denuncia el engaño de la ‘agricultura climáticamente inteligente’

Cultivo campesino en terrazas. Sudamérica. Fuente: ecocosas.com.

Cultivo campesino en terrazas. Sudamérica. Fuente: ecocosas.com.

“Ultimadamente, la agricultura climáticamente inteligente intenta ocultar y eliminar la necesidad de una reforma agraria y de tierras. También oculta y miente sobre el tema de la escasez de tierra y de los recursos naturales” (La Vía Campesina).

Este párrafo forma parte de un texto que, ccoincidiendo con la cumbre climática celebrada en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York, el pasado día 23, publicó el Movimiento Campesino Internacional en su página web oficial.

Su título es ya de por sí mismo suficientemente elocuente: ‘Desenmascarando la Arquitectura Climática Inteligente’. Se trata de un artículo crítico con la “economía verde” defendida por las grandes corporaciones químicas y por el capital, un concepto que  la Vía Campesina rechaza. Sin duda una lectura que se presta a una interesante discusión y que las grandes agencias de comunicación ignoran u ocultan.

Hoy más que nunca, en ciertos niveles, se cuestiona el sistema de producción agroindustrial surgido laRevolución Verde promovida por los Estados Unidos una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial. Los sectores más críticos señalan que se trata de un gravísimo atentado contra la biodiversidad, los suelos y su fertilidad y también el agua dulce en el planeta.

Estos consideran que el uso y abuso de tóxicos y derivados del petróleo, para controlar malezas e insectos, y fertilizar la tierra, no sólo pone en jaque al ecosistema sino que además resulta caro, es ineficiente y contribuye a crear malas hierbas más resistentes, más plagas, y suelos más erosionados y dependientes del aporte externo de nutrientes, viéndose asimismo más fácilmente afectados por éstas o por los problemas climáticos.

La poca legitimidad que le quedaba a la Revolución Verde recibió el golpe de gracia en Johannesburgo (Sudáfrica) con la publicación en abril del 2008 del informe Evaluación Internacional del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola’. Un estudio de casi tres años de duración sobre la agricultura mundial, patrocinado por agencias de la Organización de Naciones Unidas como la FAO y el Banco Mundial.

El informe IAASTD (por su sigla en inglés) involucró a 450 científicos a nivel internacional y estuvo conducida por una estructura organizacional compuesta por representantes de 58 gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, sector privado, organizaciones de productores y consumidores y organizaciones internacionales.

El estudio advirtió que la agricultura industrial estaba degradando los recursos naturales de los cuales depende nuestra supervivencia, amenazaba los recursos de agua y energía y entorpecía los esfuerzos por combatir el calentamiento global.

Un ecologista en El Bierzo.

Desenmascarando la Agricultura Climáticamente Inteligente, por la Vía Campesina.

Vía Campesina denuncia el engaño de la Agricultura Climática Inteligente. NY, 23 sept. 2014.

Vía Campesina denuncia el engaño de la Agricultura Climática Inteligente. NY, 23 sept. 2014.

Como mujeres, hombres, campesinos, pequeños granjeros familiares, migrantes, trabajadores rurales, indígenas y jóvenes de la Vía Campesina, denunciamos a la Agricultura Climáticamente Inteligente, la cual se nos presenta como la solución para resolver el cambio climático y como un mecanismo para el desarrollo sustentable.

Para nosotras y nosotros lo que queda claro es que bajo la apariencia de abordar el problema persistente de la pobreza en el campo y el cambio climático, no hay nada nuevo. Más bien, es la continuación de un proyecto iniciado con la ‘Revolución Verde’ en la década de 1940 y que continuó de los 70 a los 80 con los proyectos de Reducción de Pobreza del Banco Mundial y los intereses de las corporaciones involucradas.

Estos proyectos, como la mentada llamada ‘Revolución Verde’, diezmaron las economías campesinas particularmente en el Sur, al grado que muchos países, como México, por ejemplo, que fueron auto-suficientes en producción de comida en un par de décadas se hicieron dependientes del Norte para poder alimentar a su población.

La consecuencia de estos proyectos, dictados por la necesidad de expansión del capital industrial, fue el acaparamiento y la integración de los productores y la producción agrícola tradicional con la agricultura industrial y su régimen alimentario. Un régimen que se basa en el aumento de la utilización de químicos altamente tóxicos, dependiente en los insumos basados en combustibles fósil y la tecnología, la creciente explotación de trabajadores agrícolas y rurales, y la pérdida de la biodiversidad; la alimentación bajo control de las corporaciones y de los grandes productores agrícolas industriales que han sido los beneficiarios de estos proyectos. El resultado ha sido la pérdida de la seguridad y la soberanía alimentaria, la transformación de países de exportadores netos de comida a importadores, no tanto porque no pueden producir comida sino porque ahora producen materia prima para producir alimentos industriales, para elaborar combustibles y para fabricar productos para su venta y especulación en los mercados financieros mundialmente.

Hoy en día, varios de los mismos actores de esos proyectos, como el Banco Mundial, son las fuerzas atrás de la imposición de la agricultura climáticamente inteligente como solución para resolver el cambio climático e incrementar el ingreso de los campesinos pobres con la misma tesis fallida de que lo que se necesita es incrementar su productividad. Es claro que la intención es implantar el mercado de la Revolución Verde como una solución al cambio climático, a la pobreza y además como una propuesta de desarrollo sostenible en el medio rural. Identificamos esto como parte de un largo proceso de proyectos de ajuste estructural “verdes” requeridos por un sistema económico y una clase política en apuros, porque han agotado otros lugares para sus enormes inversiones financieras y ahora ven la agricultura y las tierras agrícolas como la nueva frontera para dichas inversiones especulativas.

La agricultura climáticamente inteligente empieza con la decepción de no diferenciar entre los efectos negativos de la agricultura industrial y las soluciones reales de la agricultura campesina y tradicional que ha contribuido al alivio de la pobreza, a remediar el hambre y a aminorar el cambio climático. Por lo contrario, la agricultura climáticamente inteligente socializa y achaca de igual forma a todos los modos de producción agrícola los efectos negativos que la producción industrial agrícola y de comida ha provocado y rehúye reconocer y aceptar las diferencias entre agriculturas y producción agrícola. La mayor parte de la actividad agrícola que ha contribuido significativamente a la emisión de gases tipo invernadero ha sido de la agricultura convencional o industrial, no de la agricultura campesina.

El uso de plaguicidas, herbicidas y fertilizantes, así como nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento creció en las décadas después de la II Guerra Mundial. Wikipedia.org. Foto: Charles O'Rear.

El uso de plaguicidas y nuevas variedades de cultivos de alto rendimiento creció tras la II Guerra Mundial. Wikipedia.org. Foto: Charles O’Rear.

La agricultura climáticamente inteligente va a provocar más concentración de la tierra al empujar a los productores campesinos y familiares a proyectos del Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y otras instituciones, creando una dependencia en las llamadas nuevas tecnologías a través de los paquetes completos que incluyen la prescripción de “variedades climáticamente inteligentes”, insumos y créditos, ignorando la mayoría de las técnicas tradicionales agrícolas y el cuidado y mantenimiento de variedades de semillas criollas experimentadas y practicadas por campesinos.

La dependencia en los métodos de producción y variedades de semillas genéticamente modificadas promovidos por el Banco Mundial sólo aumentará así la vulnerabilidad de los productores campesinos y pequeños ya que éstos no van a poder absorber los efectos del cambio climático, así van a estar imposibilitados de mejorar su ingreso y van a caer aun más en el endeudamiento y una mayor dependencia. A medida que la Revolución Verde significó la imposición de fertilizantes y plaguicidas sintéticos como requisito para acceder a créditos y apoyo técnico, ahora es la imposición de transgénicos y biotecnología aplicada a los mismos requisitos. Y todo bajo el nombre de la productividad.

La idea de incrementar la productividad agrícola de un modo sostenible es una falsedad. Aun más si considera uno que el incremento en rendimiento por hectárea a través de la intensificación solo traerá un mayor ingreso para las corporaciones, especuladores financieros y los grandes latifundistas productores. La tal llamada “intensificación sostenible” no es para aumentar el rendimiento por acre, es más para enmascarar con un perfil verde la producción industrializada a gran escala siguiendo el viejo adagio de “crecer o salirse fuera”. Cada vez más, los campesinos y pequeños agricultores familiares tienen que producir cultivos para el mercado de materias primas y no para el sistema alimentario local y regional. Ellos están produciendo para las empresas que fabrican alimentos procesados poco saludables, combustible y suministros para la producción de otros productos como carne y farmacéuticos. Los campesinos y agricultores familiares de pequeña escala no tendrán más remedio que seguir aceptando la tarea de alimentar a la máquina insaciable capitalista de producción de alimentos y sus actividades especulativas en los mercados financieros.

Protesta campesina contra las condiciones laborales impuestas por los empresarios del cultivo de la caña de azucar. Brasil, 14 sept. 2008.

Protesta campesina contra las condiciones laborales impuestas por los empresarios del cultivo de la caña de azucar. Brasil, 14 sept. 2008.

Esta intensificación de la producción es un esfuerzo por reducir el costo de la mano de obra, lo que significa un empeoramiento de las condiciones de trabajo y salarios más bajos para los trabajadores migrantes. La mayoría de los campesinos y pequeños propietarios serán echados a un lado, porque no hay lugar para ellos en la agricultura industrial, excepto como campesinos sin tierra y uno más de los millones de inmigrantes que se juegan la suerte como trabajadores de bajos salarios en las ciudades y en el campo.

Ultimadamente, la agricultura climáticamente inteligente intenta ocultar y eliminar la necesidad de una reforma agraria y de tierras. También oculta y miente sobre el tema de la escasez de tierra y de los recursos naturales. La tierra y los recursos naturales solamente son escasos para los campesinos y los agricultores en pequeño. La pobreza existe en función de la falta de acceso a la tierra, a la tenencia de la tierra y de su uso, así como del tratamiento y salarios injustos de los trabajadores y de una incesante explotación de su fuerza laboral para satisfacer las necesidades del capitalismo, todo lo cual está moldeando la locura que estamos enfrentando en la actualidad.

Además, la agricultura climáticamente inteligente, como la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD), ampliará el mercado de carbono y su uso para la especulación financiera. La posibilidad de grandes ganancias con inversiones en créditos de carbono producidos por las tierras de cultivo que participan en proyectos de agricultura climáticamente inteligente aumentará la especulación en el mercado de carbono. Esto lograría así “el acaparamiento de tierras para el secuestro de carbono” por los inversores, los productores a gran escala, y el mayor desplazamiento de campesinos y pequeños agricultores, al igual que REDD ha desplazado a pueblos indígenas.

Bajo este marco de la agricultura climáticamente inteligente existen muy pocas esperanzas de reducir y remover los gases de tipo invernadero, de intentar solucionar la inseguridad alimentaria o de cualquier desarrollo económico y social significativo. Y es que los problemas de la pobreza, de la inseguridad alimentaria y del cambio climático no son fallas del mercado, son fallas estructurales que van a persistir y empeorar con la implementación de la agricultura climáticamente inteligente.

¡Necesitamos un cambio del sistema YA!

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Sin embargo, actualmente, tal y como en el pasado, estamos listos para luchar en contra de las soluciones engañosas de la economía verde del capital y a favor de soluciones reales al cambio climático y a la pobreza, a través de nuestras demandas de justicia climática y ambiental.

Seguimos proponiendo y poniendo en práctica en todos lados donde podemos hacerlo la producción agroecológica y la construcción de la soberanía alimentaria. Lo hacemos conscientemente como otro espacio para atraer los cambios estructurales requeridos para lidiar verdaderamente con las cuestiones de pobreza, del cambio climático y de la incapacidad de la gente para alimentarse por si mismos.

Nosotras y nosotros hacemos un llamado a todos los movimientos sociales reunidos en Nueva York a denunciar a la propuesta de la agricultura climáticamente inteligente, oponerse a la Alianza Global para la Agricultura Climáticamente Inteligente que lanzara el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas Ban Ki-moon en la Cumbre contra el Cambio Climático, y a que nos unamos a luchar por la soberanía alimentaria, y por un modo de producción de comida que proporcionará un bienestar económico justo para los campesinos, pequeños agricultores y sus comunidades, mientras que se produce suficientes alimentos saludables para satisfacer las necesidades nutricionales de los pueblos y la garantía de acceso a la alimentación para todos. Cualquier método de producción y consumo, para que sea realmente sostenible, debe enriquecer y proteger a la Madre Tierra (Descargar PDF).

¡No a la Agricultura climáticamente Inteligente!
¡Reforma agraria y agroecología.
Para la soberanía alimentaria popular!
¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Terrazas de cultivo incas. Fuente: ecocosas.com.

Terrazas de cultivo incas. Ecocosas.com.

La agricultura ancestral vuelve al rescate. 22/09/14. Ecocosas.com.

De la Revolución verde a la Agroecología “Las cosechas del futuro”. 02/08/13. Ecoportal.net. Marie-Monique Robin.

La fantasía de los biocombustibles. 13/11/08. Ecoportal.net. Carmelo Ruiz Marrero.

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’. 07/09/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Brasil: los esclavos del etanol. 23/08/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.