Archivo de la etiqueta: Robert Mugabe

Cumbre del Clima de París: ¿Qué es lo que exige India?

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

El primer ministro de la India, Narendra Modi, durante su discurso en la cumbre sobre el cambio climático COP21. París, 2 dic. 2015. Efe.

Ayer me referí a las reticencias de India a la hora de aceptar los criterios de los países más industrializados presentes en la Cumbre del Clima de París. La reivindicativa postura de India, que cabe situar en el pleno “boom” empresarial que atraviesa la considerada como tercer emisor mundial de CO2, sólo por detrás de países como China y EE.UU., ha provocado el bloqueo de unas conversaciones que habían arrancado con buen pie el pasado lunes, ya que hasta Estados Unidos, por boca de su actual presidente, Barack Obama, reconoció con sorprendente sinceridad su parte de responsabilidad en el calentamiento global.

Un gran paso, más aún si se tiene en consideración que en 1997 EE.UU. se limitó a firmar el protocolo de Kioto pero luego después de haberlo firmado. O que en la COP15, celebrada en Copenhague en 2009, China fue reacia a aprobar el magro documento que se acordó allí in extremis. Hoy, por el contrario, el presidente chino, Xi Jinping, parece dispuesto a adoptar medidas mitigadoras del temible cambio climático. Sus relaciones con Europa, y con Gran Bretaña en concreto, atraviesan por un buen momento, ya que estuvo en octubre pasado visitando de manera oficial ese país, donde fue recibido por la reina Isabel en el Palacio de Buckingham.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no han ratificado el protocolo con su firma. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Protocolo de Kioto. Los países en azul no ratificaron el protocolo de Kioto. En gris los no posicionados. En verde los firmantes. 2009. Wikipedia.org.

Como dije, India es un país con un pujante desarrollo económico, para cuyo crecimiento necesita mucha energía. Una buena parte de ella la obtiene de la amplia red de centrales nucleares, después de orientar la energía atómica hacia fines pacíficos, cuando hasta ahora su interés por la misma había sido, ante todo, militar.

Ya puesto a hablar de este tema abundaré en que la planta nuclear de Kundankulam es el resultado de una alianza entre Rusia y la India y que está considerada como la mayor generadora de electricidad en el país hindú. A destacar que el amplio programa nuclear del gobierno de Nueva Dehli  fue agriamente cuestionado por diversas oenegés internacionales, algunas con sedes en India, las cuales convocaron masivas concentraciones. Esto tuvo el poder de irritar enormemente al gobierno hindú, el cual como respuesta decretó la expulsión de muchas de ellas.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Wikipedia.org.

La situación del protocolo de Kioto en 2011. Canadá se retiró. Wikipedia.org.

También recordaré, aunque me salga un poco del tema, que India es uno de los escasos países que tiene arsenal atómico, junto con su vecino Paquistán con el que siempre está a la greña. Y que también es, probablemente, el hueso más duro de roer en la cumbre de París para cerrar un acuerdo global.

De hecho, su discurso es altamente coherente. India entiende que los países más desarrollados y contaminantes, al haber basado su crecimiento en los combustibles fósiles, deberían asumir el grueso de los esfuerzos necesarios para mitigar las subida de la temperatura global. A cambio promete reducir sus emisiones, aunque no sin antes percibir 206.000 millones de dólares.

Ya el pasado lunes el primer ministro de la India, Narendra Modi, en su intervención inaugural insistió en que los países más industrializados tenían “más mayor margen para reducir sus emisiones” y defendió la vigencia del concepto “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. También lanzó una advertencia sobre el carbón, que continúa siendo una de las principales fuentes de energía en su país: “Deberíamos limpiar esa energía y no decretar su fin”.

India quiere que las contribuciones de reducción de emisiones para el futuro acuerdo sean de cumplimiento “voluntario” para los países en desarrollo, entre los que se incluye, y que sólo sean jurídicamente vinculantes para los países del anexo I, que son los que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático considera los más ricos de acuerdo a criterios de 1990.

Esos países más industrializados son los que entonces se considero que tenían una mayor responsabilidad en el cambio climático. Se les conoce con ese nombre porque fueron incluidos en el Anexo I de la Convención Marco de las Naciones Unidas y son los que soportan una carga mayor en los acuerdos derivados de la Convención.

El presidente chino Xi Jinping y su homólogo francés, Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre sobre Cambio Climático. París, 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Xi Jinping y Francois Hollande, en una reunión previa al inicio de la Cumbre de París. 29 dic. 2015. Solochina.wordpress.com.

Sin embargo, en ese listado hoy hay estados, como China, que no están incluidos, pese a ser ahora la nación más contaminante del mundo. Es cierto que esta división entre ricos y pobres, establecida hace 23 años, dista mucho de la realidad actual y que de ella ya no quieren ni oír ni hablar Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que además se oponen radicalmente a que los compromisos de los países en desarrollo sean de cumplimento voluntario.

Por su parte, India condiciona su compromiso a reducir la intensidad de sus emisiones por unidad de PIB entre un 33 y un 35% para 2030 con respecto a 2005, y que el 40 % de su electricidad provenga de renovables, a la recepción de 206.000 millones de dólares de la comunidad internacional. Pero, además, Modi pidió en su intervención que Occidente cumpla con el compromiso de aportar 100.000 millones de dólares (95.000 millones de euros) anuales a partir de 2020, del denominado Fondo Verde, y que no bloquee la “transferencia tecnológica”. India quiere que el acuerdo recoja la obligatoriedad de los Estados desarrollados de transferir, sin coste, conocimiento en tecnologías bajas en carbono a los países en desarrollo.

El problema es que este asunto está regulado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y no puede ser tratado en esta convención. A lo que hay que añadir que el país hindú no está solo, ya que un buen número de naciones en desarrollo, que se beneficiarían de que las contribuciones fuesen voluntarias, podrían secundarle.

De prosperar la petición de Modi, que mantiene pese a la buena disposición manifestada previamnete, la cumbre podría resquebrajarse. Un riesgo que ya ha reconocido la delegación británica.

Sin embargo, otros negociadores más optimistas entienden que el bloqueo de India forma parte de una táctica y esperan que la próxima semana, cuando los ministros acudan a París a ultimar el acuerdo, los diplomáticos de Nueva Delhi acaben cediendo si se les asegura la financiación y transferencia tecnológica que solicitan.

“La mayoría de los bancos ven más potencial en financiar proyectos solares que nuevas plantas de carbón”, aseguró un delegado de India en la cumbre, al tiempo que consideró que su país “no puede aceptar limitar duramente sus emisiones cuando todavía estamos tratando de alumbrar a gran parte de la población, el 20% de nuestros habitantes no tienen acceso a la electricidad”. “Si hablamos de responsabilidades justas, los compromisos de la UE y Estados Unidos son menos ambiciosos que los de mi país en función de cuánto han contribuido al problema”, añadió.

Deuda ecológica.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del automóvil. 2015. Eldiario.es.

La postura de India no es exclusiva, más bien al contrario, ya que es ampliamente compartida por los países africanos y también por algunos del continente americano sur. Tiene que ver con el concepto de “deuda ecológica”, ya mencionada por el presidente boliviano Evo Morales en Copenhague y defendida también por otros mandatarios, como el presidente de Ecuador Rafael Correa, quien ha dicho que “Un habitante de los países ricos emite 38 veces más que uno de los pobres”. Existe “una deuda ecológica que debe pagarse y que, sobre todo, no debe ir aumentando”, apostilló.

Otra opinión en esta línea es la del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, quien ha declarado que “los países desarrollados están siendo miserables… Nos cargan [a los pobres] para que limpiemos el desastre que han creado”.

Un comentario que no está demasiado alejado del realizado por un delegado hindú, quien recordó que los países ricos son los principales responsables del cambio climático, y que aún hoy “un estadounidense medio emite diez veces más al año que la media de un habitante en India”.

Posturas con las que los países occidentales prefieren mantener cierto distanciamiento, obviándolas en lo posible, pero que habrán de superarse si se quiere llegar a un entendimiento. Éste algunos lo sitúan en el pago por Occidente de importantes cantidades de dinero para facilitar una transición hacia la producción de energía limpia en los países menos desarrollados. Algo que, por otro lado, la crisis económica mundial complica. De lo contrario será difícil alcanzar en esta cumbre, iniciada con tan buenos auspicios,  un plan de acción realmente vinculante y universal. Y se perderían algunos preciosos años más en la lucha contra el cambio climático.

Intervención de Greenpeace para desbloquear la situación.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Los países ricos contaminan hasta el doble que los pobres. Lavanguardia.com.

Ante el bloqueo de las conversaciones el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, ha optado por publicar hoy una carta abierta dirigida a Narendra Modi, en la que le emplaza a desempeñar un “papel heroico” en las negociaciones de la cumbre contra el cambio climático. “La India puede ser líder de la revolución de energía renovable que está por llegar”, dice la misiva, que añade que puede “generar millones de empleos en este sector, de manera que no se castigue a los trabajadores del sector de combustibles fósiles”.

Un ecologista en El Bierzo.

India pide mayor esfuerzo a los países más contaminantes. 01/12/15. Elpais.com.

India bloquea las negociaciones del acuerdo climático de París.
02/12/15. Publico.es.

Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, limitará el uso del coche. 04/12/15. Eldiario.es.

Greenpeace emplaza a la India a desempeñar un “papel heroico” en la COP21. 04/12/15. Eluniversal.com.

El abatimiento del león ‘Cecil’ en Zimbabue se vuelve un revulsivo contra la caza de animales salvajes

'Cecil', el león abatido, Agosto 2015. Change.org.

‘Cecil’, el león abatido, Agosto 2015. Change.org.

La muerte del león ‘Cecil’ en Zimbabue, por Walter James Palmer, un dentista millonario, ha levantado una fuerte polémica que, en los primeros días del mes de agosto, ha ocupado nasivamente las portadas de los periódicos de medio mundo. Incluso nuestra televisión se hizo eco de la noticia, como pude comprobar yo mismo mientras me tomaba una refrescante bebida en un bar de A Rúa (Galicia), y las redes sociales se han visto invadidas por las protestas de los conservacionistas. Además, también me ha llegado información sobre un par de ciberacciones, tanto en Avaaz.org como en Change .org, relacionadas con el tema, que llevan recogidas cientos de miles de firmas.

El revuelo que se ha montado ha sido de tal magnitud que hasta el dentista en cuestión, un gran aficionado a los trofeos de caza de animales salvajes y al que gusta coleccionar las fotografías de sus “hazañas”, ha considerado más prudente desparecer durante algún tiempo, encontrándose en paradero desconocido en estos momentos, por aquello del mal vale prevenir que curar.

Por el momento, el Gobierno de Zimbabue, ya ha solicitado formalmente a Estados Unidos, el pasado 31 de julio, la extradición de Palmer por la caza de Cecil y el Ejecutivo estadounidense tendrá que pronunciarse al respecto. Mientras tanto,  el estadounidense acusado ha afirmado que actuó convencido de que la cacería en la que participó era legal. Una opinión que no comparte Cheryl Cemser, la promotora de una de las ciberacciones anteriormente citadas, que exige justicia para el icónico león de trece años y atribuye un pasado de cazador furtivo al dentista.

Los cachorros de 'Cecil' están fuera de peligro tras ser adoptados por el 'Jericho', el hermano del león abatido. 6 agosto 2015.  Excelsior.com.mx. Ap.

Los cachorros de ‘Cecil’ están fuera de peligro tras ser adoptados por el el hermano del león abatido. 6 agosto 2015. Excelsior.com.mx. Ap.

En su petición, Samper exige que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS por sus siglas en inglés) incluya al león africano en la Ley de Especies en Peligro de Extinción para prevenir importaciones de trofeos animales, y que investigue las violaciones a la Ley Lacey (Lacey Act, una ley publicada desde 1900 en los Estados Unidos, que prohíbe el tráfico ilegal de vida silvestre).

En España, el conocimiento de este tipo de caza deportiva se vio ampliamente difundido, y popularmente rechazado, a raíz de un accidente sufrido por el entonces rey de los españoles, Juan Carlos I, cuando cazaba elefantes en Botsuana y la difusión de una fotografía suya, al lado de un cazador profesional, ante de un gran paquidermo abatido. Pero, según publicó Avaaz recientemente, España continúa siendo el segundo importador mundial de cabezas de león.

Hace muy pocos días, casualmente, escribí un artículo sobre Zimbabue, país donde ocurrió la muerte del león, aunque por otros motivos bien diferentes. Y confieso que, al comentar sobre el otrora libertador nacional y hoy enorme dictador, Robert Mugabe, no pensé en considerar los enormes ingresos que para este país surafricano representan los permisos de la caza practicada en sus reservas de animales salvajes. Un negocio tan enorme que, una vez localizada la información, me ha dejado boquiabierto ante su magnitud. También, de paso, me ha servido para entrever la gran injusticia que significa que mientras en Zimbabue unos pocos se benefician de esos extraordinarios ingresos miles de niños zimbabuenses mueren de hambre.

El caso es que el abatimiento del león más famoso de Zimbabue, valorado en 50.000 dólares, se ha visto seguido de una fuerte discusión sobre la legalidad o ilegalidad del mismo, y se está comportando como un boomerang contra esta actividad tan lucrativa para tantos gobiernos africanos, al situar ante los ojos del mundo el oscuro mundo de la caza de la fauna salvaje.

Por otra parte, el hecho que el león ‘Cecil’ dejara una importante descendencia en gran peligro de muerte (debido a las costumbres propias de los leones, que acaban con aquellas crías que no son suyas para que la leona madre vuelva a estar en celo y poder así aparearse con ella), ha multiplicado el impacto del asesinato del veterano felino. Por suerte, el hermano del difunto, ‘Jericho’, ha venido a convertirse en el nuevo protector de la camada, asegurando momentáneamente su futuro. Brent Staplekamp, quien trabaja para el Proyecto de Investigación de Leones Hwange y la última persona en estudiar a Cecil en noviembre pasado, confirmó a NBC News que los cachorros se encuentran bien y fuera de peligro.

El gran negocio de la caza legal de la fauna salvaje.

Avaaz exige mayor protección para los grandes felinos. Agosto 2015. Avaaz.org.

Avaaz exige mayor protección para los grandes felinos. Agosto 2015. Avaaz.org.

Puede decirse que la caza mayor en Zimbabue es una práctica que tiene sus orígenes en el siglo XIX, coincidiendo con la llegada de los primeros colonos europeos a África. Desde entonces, los cazadores profesionales no han dejado de llegar a este país desde todo el mundo, organizados en costosas expediciones cuya la finalidad es conseguir trofeos de caza espectaculares que se puedan exhibir posteriormente ante las amistades.

Hoy, según he podido leer, la compañía estadounidense Georgia Safaris: ofrece una cacería de catorce días, cuyo único objetivo es encontrar y abatir a un leopardo, por unos 23.000 euros. Pero, atención, este precio no incluye las tasas de abate (cantidad que se paga cuando se hiere o se mata al animal designado), ni tampoco los impuestos establecidos por el Gobierno zimbabuense, ni los costes de preparar y embalar la presa para llevarla de vuelta al país de donde es originario el cazador. Lo que, evidentemente, hace subir considerablemente el montante final de la expedición. Son estos precios elevados, especialmente si se atiende a que la caza del leopardo en la vecina Sudáfrica asciende a sólo 410 euros, más otros 13.700 de la tasa de abate, en la oferta de una operadora local, la African Sky Hunting.

Sin embargo, la caza legal de animales salvajes no es un entretenimiento trata reservado únicamente para extranjeros, sino que se trata, por lo visto, de un pasatiempo bastante corriente en esos países. Así, en Zimbabue, la clase alta y con buenas conexiones también suele participar en cacerías (como sucede en España también), que pueden incluir las realizadas con arco y flecha, como la que acabó con Cecil. Así, en la reserva de Save Valley, un recinto privado situado al sureste de Zimbabue, el abatimiento de un impala, un tipo de antílope pequeño considerado caza de llanura que se puede matar sin restricciones, puede costar unos 135 euros.

Las autoridades de los países surafricanos establecen cada año cuotas y tasas para cada tipo de animal, que se calculan en base a la población existente, en un intento de controlar la caza y, al mismo tiempo, sacar un rendimiento económico a la abundante fauna salvaje. En este sentido no se diferencian mayormente de nosotros, pues en la comarca del Bierzo (León), y creo que muchos otros rincones de nuestro país, es una práctica habitual y establecida con cuyos ingresos cuentan en su presupuesto municipal los pueblos de montaña.

Pintada en la puerta del garaje del dentista Walter Palmer, en Florida. Agosto 2015.

Pintada en la puerta del garaje del dentista Walter Palmer, en Florida. Agosto 2015.

La mayoría de los países del África meridional permiten la caza deportiva, con la única excepción de Botsuana, que decidió prohibirla hace unos días, aunque Zimbabue ha puesto en marcha restricciones muy duras para la caza de leones, leopardos o elefantes fuera de los parques naturales. De hecho, el director general de la Autoridad de los Parques y Vida Salvaje de Zimbabue, Edison Chidziya, declaró hace unos días que este año sólo permitirán cazar setenta leones de una población global de dos mil. En 2013, el parque nacional de Hwange, donde solía vivir Cecil, tenía censados ciento doce leones.

El año pasado, Zimbabue ingresó alrededor de 63 millones de euros ( sí, 63 millones de euros) gracias a la caza deportiva, según cifras oficiales, mientras que este año se espera que en esta temporada la recaudación ascienda a 68,4 millones, aunque se cree que la reciente prohibición de importar marfil a Estados Unidos afecte al volumen de negocio.

Theo Bronkhorst, el cazador profesional que ayudó a Walter Palmer a cazar a Cecil, ha recibido numerosas críticas por su comportamiento, ya que todo apunta a que atrajo al animal fuera de los dominios del parque para que, técnicamente, no fuera ilegal abatirlo.

Por el momento, tras las fuertes campañas contra la caza de animales salvajes, tres aerolíneas de Estados Unidos, American Airlines, Delta Airlines United Airlines, pero también  Air Canada y Air Europa, han aprobado negarse a fletar en sus aviones cuerpos de leones, leopardos, elefantes, rinocerontes o búfalos matados por cazadores en la sabana africana. Air Canada, sin embargo, ha asegurado que esta prohibición no afectará a los osos polares y osos grizzly, dos especies demandadas por los cazadores canadienses.

Un ecologista en El Bierzo.

Europa y EE.UU — Salvad los leones africanos. Agosto 2015. Avaaz.org.

Justicia por Cecil, el icónico león asesinado por cazadores de trofeos en Zimbabwe. Agosto 2015. Change.org.

‘Cecil’ dispara al cazador. 06/08/15. Eldiariodeleon.es.

Air Canada se suma a las tres aerolíneas que prohíben transportar trofeos de caza. 04/08/15.20minutos.es.

Cachorros de león Cecil son adoptados por su hermano, Jericho. 06/08/15. Excelsior.com.mx.

Vandalizan una casa del dentista que mató al león Cecil. 05/08/15. Excelsior.com.mx.

Personas indignadas vandalizan la casa de Walter Palmer, asesino del león Cecil/ Vianey Esquinca. Youtube.com. Excelsior TV.

Chenjerai Hove: voz del pueblo en Zimbabue

El poeta y escritor Chenjerai Hove.

El poeta y escritor zimbabuense Chenjerai Hove.

Poca información he podido encontrar sobre Chenjerai Hove, el poeta, novelista y ensayista, obligado a exiliarse de su Zimbabue nativa, la antigua colonia británica de Rodesia del Sur, quien dedicó una buena parte de su vida a dar voz a los sin voz.

En la página de obituarios del 1 de agosto de ‘El Mundo’ aparece una reseña sobre el también activista sobre cuyo fallecimiento, acaecido el pasado día 12 de julio como consecuencia de una insuficiencia hepática, poco se ha dicho. De hecho, apenas aparecen informaciones sobre este hecho utilizando el buscador ‘Google’, no más que sobre el autor, por lo que me he visto obligado a recurrir a la utilización de documentos en inglés y francés.

En la Wikipedia su biografía no sobrepasa las dos líneas y no aparece ninguna fotografía de él, aunque felizmente sí todas sus publicaciones y también otros datos de importancia. Con todo, es muy poco si se tiene en cuenta que se puede asegurar que Hove está reconocido como una de las figuras más destacadas de la literatura moderna de Zimbabue, junto a autores como Dambudzo Marechera, Yvonne Vera o Charles Mungoshi.

Chenjerai Hove falleció a la edad de 59 años, según alguna información en Oslo, la capital de Noruega, país que le acogió después de una huida en solitario como exiliado político que, en un primer momento, le llevó a Estados Unidos y después a Francia.

Su historia personal despertó mi interés, entre otros motivos, precisamente por el silencio de Occidente sobre su figura, un mutismo yo diría que indecente y que se hace extensible, en general, a todo el continente africano. Un secretismo culpable y voluntario sobre algunas de las crueldades que han acompañado a la descolonización de este gran continente, tan injustamente marginado.

El poeta y escritor Chenjerai Hove.

El poeta y escritor Chenjerai Hove. 2014.

El mismo Hove recordó esta realidad en alguno de los seminarios literarios que presentó después de la independencia de Zimbabue, acaecida en el año 1980. Hove dijo que los escritores de su generación tenían una pesada responsabilidad, la carga de llamar la atención sobre un mundo cuyos gritos de impotencia Occidente está dispuesto a acallar. “Como escritores –dijo- nosotros también tenemos que dar la vuelta y ser publicistas por el bien de la supervivencia de nuestro pueblo.”

Como Voltaire, Hove creía que la mejor manera de deshacerse de los dictadores era mofándose de ellos. Y es así que en una de sus columnas convidó a sus lectores a recordar  historias que conocían desde que eran niños, como aquella del mono orgulloso que se subió a la cima del árbol más alto para buscan el aplauso de los de abajo.

Lo cierto e s que Hove nunca tuvo miedo de decir la verdad  y que por esto fue perseguido y obligado a vivir fuera de su país. Y también, lamentablemente, a morir lejos de él, perseguido por el régimen tiránico de Robert Mugabe, uno de los dictadores más longevos del continente africano. En su momento, Mugabe fue considerado por los suyos como el libertador del colonialismo, para con el paso del tiempo llegar a convertirse en un gobernante criminal y despótico.

Poeta del pueblo.

Chenjerai Hover. 2015. Bbc.com.

Chenjerai Hover. 2014. Bbc.com.

Chenjerai Hove nació en Mazvihwa (en la antigua Rodesia del Sur) el 29 de febrero de 1956, en el seno de una familia campesina. Para los que creen en los signos zodiacales recordaré que fue Acuario, un signo visionario.

Hijo de padres luteranos, se convirtió al catolicismo tras estudiar sucesivamente en dos colegios católicos: el Kutama, situado en Harare, y el de los Hermanos Maristas, en Hwange. En 1977 Hove se graduó en como profesor universitario y trabajó como tal hasta 1981, para después hacerlo para una editorial y estudiar en su tiempo libre Lengua y Literatura en la Universidad de Zimbabue, en Harare (anteriormente conocida como la Universidad de Sudáfrica).

Su carrera literaria, con obras escritas en inglés y en su lengua nativa (shona), comenzó en 1982 con un primer libro de poemas, ‘Up in Arms’, donde describía las emociones vividas durante y después de las batallas por la independencia de su país.

Entre 1984 y1989 fue presidente de la Unión de Escritores de Zimbabwe (ZWU), publicando en 1986 su primera novela, ‘Masimba Avanhu?’ (‘¿Es éste el poder de la gente?’) en su lengua natal. Sin embargo,  el éxito de la crítica no le llegó hasta el año 1989, cuando ganó el prestigioso Premio Noma por su novela ‘Bones’ (1988), en la que contaba la historia de Marita, una de los cientos de miles de mujeres zimbanbuenses establecidas en la capital que busca a un hijo alistado  en las fuerzas guerrilleras anticolonialistas y que nunca regresó. La novela recibió buenas críticas y fue traducida a varios idiomas. A ésta le siguieron dos otras novelas importantes: ‘Shadows’ (1991) y ‘Ancestros’ (1996).

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe. 2015. Dailystormer.

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe. 2014. Dailystormer.

La mordacidad de la escritura  de Hove y su postura crítica con el gobierno poscolonial de Robert Mugabe, y con el partido gobernante, ZANU, provocó que su casa  en Harare fuera allanada por la policía secreta en 2001. Ésta se apropió de sus manuscritos, destrozó sus equipos y amenazó también a la familia del escritor.

Ese mismo año Hove decidió huir al extranjero con el respaldo del Parlamento Internacional de Escritores, dejando atrás a su esposa y sus cinco hijos. Inicialmente encontró un trabajo temporal en Francia y luego estuvo, brevemente, en EE.UU. Finalmente se trasladó a Stavanger, en Noruega, invitado por la Red Internacional de Ciudades Refugio (ICORN, por sus siglas en inglés), una organización que ayuda a los escritores en peligro o exiliados.

Desde esta ciudad Hove nunca dejó de reflexionar y escribir sobre la situación política de su país natal. “Las dictaduras y tiranías son transitorias: vienen y pasan”, apuntó el literato en un momento de su exilio.

Manifestación contra Mugabe. Londres, 2006. Wikipedia.org.

Manifestación contra Mugabe. Londres, 2006. Wikipedia.org.

Hove se vió honrado en Gran Bretaña, Alemania y Escandinavia, y aunque su sueño de regresar a su país en olor de democracia no se pudo cumplir resulta del todo evidente que su figura quedará para siempre asociada a la lucha por las libertades en África. Entre los numerosos reconocimientos recibidos, Hove obtuvo el premio Alemania-África en 2001, por su contribución a la libertad de expresión a través de sus artículos. En 1990 fue miembro fundador de la Asociación por los Derechos Humanos de Zimbabue (Zimbabwe Human Rights Association).

Para el cineasta Farai Sevenzo “Hove fue uno de los talentos de escritura más increíbles que he conocido, muy en la tradición del escritor keniano Ngugi wa Thiong’o“. Para Helge Lunde, el director ejecutivo del ICORN, Hove fue además un “gran escritor, novelista, poeta y dramaturgo”, pero sobre todo “un luchador por la libertad y la lucha por los derechos humanos en su país”.

El exilio fue sin duda una experiencia dolorosa para este escritor sensible cuyo alimento espiritual siempre se nutrió de las mitologías de su país, y en especial de la rica tradición de su propia comunidad, la shona. Al final, Hover no pudo cumplir la promesa hecha a su madre en el momento de su autoexilio, en 2001, asegurándole que volvería a reunirse con ella en Zimbabue. Sin embargo, sí llegó a reunirse consu hermana y a su mujer, a las que no veía desde hacía catorce años, aunque fuera sólamente antes de morir.

'Bones' supuso el reconocimeinto literario de Chenjerai Hove. Bbc.com.

‘Bones’ supuso el reconocimeinto literario de Chenjerai Hove. Bbc.com.

Ahora su familia quiere que su cuerpo regrese a Zimbabue, pero esto parece por ahora bastante complicado e improbable. Si las autoridades llegasen a permitir que sus restos regresaran al país es seguro que recibiría el aplauso de miles de hombres, mujeres y niños, de los que -durante su corta vida- Hove eligió  convertirse en su voz pública.

Un ecologista en El Bierzo.

Zimbabwe writer Chenjerai Hove dies. 13/07/15. Bbc.com (en inglés).

Chenjerai Hove, le romancier qui avait défié Mugabe. 15/07/15. Rfi.fr (en francés).