Archivo de la etiqueta: Roble

El senderista, recolector y dispersor de semillas, José Luis Sáez

Montaje fotográfico de naturaleza. José Luis Sáez. 2014.

Montaje fotográfico de naturaleza. José Luis Sáez. 2014.

“Senderista es el peatón capaz de andar por caminos más estrechos que las veredas. El senderista transita por todo tipo de parajes, por sitios desarbolados, pero también por bosques, por montes, por sotos y riberas. A su alcance está el poder recolectar semillas maduras de los árboles con solo alargar la mano, en el tiempo adecuado, normalmente en verano u otoño”. José Luis Sáez.

He recibido hoy un correo de José Luis Sáez, al que no conocía, ofreciéndome la oportunidad de conocer su blog. He mirado el suyo y me he –literalmente- enamorado. Su concienzudo trabajo merece todos los reconocimientos y, además, entronca extraordinariamente con algunas de mis aficiones pasadas, de tal modo que he decidido responderle de inmediato.

Recuerdo que cuando estaba en la ‘ANT’ (asociación naturalista creada con un grupo de amigos allí donde yo residía antes) las salidas de campo de botánica eran las que más me entusiasmaban. Siempre disfruté extraordinariamente  con ellas y mi gran lamento es que mis esfuerzos y gestiones no hayan logrado germinar en algo equivalente en El Bierzo.

Jose Luis Sáez Sáez. 2014.

Jose Luis Sáez Sáez. 2014.

En el blog de José Luis Sáez nos muestra, con un sencillo montaje fotográfico, los frutos y semillas de decenas de árboles y arbustos, captados cuando están verdes o ya listos para ser recolectados, pero también las semillas de cada uno de estos vegetales. Pienso en la gran utilidad que puede tener esta “pequeña utopía forestal’, como la define su autor, para el principiante.

Por otra parte, en su artículo Sáez habla del método Nendo Dango, cuando una de sus etapas de ejecución, la del envolvimiento de las semillas en bolitas de barro, es la cabecera  habitual de la Asociación Cultural de Ecobierzo en Facebook, en la que soy vocal de Naturaleza. Esta técnica japonesa, además de resultar más barata que la tradicional, obtiene un porcentaje de éxito mayor en la germinación de las plantas, del orden de un dos por ciento frente a un 0,2 con los métodos tradicionales.

Personalmente considero que deberíamos forestar todos los espacios disponibles, y esto para mí significa doblar los que hay actualmente. No sé si alguien se ha preocupado ya de realizar los estudios pertinentes, pero intuyo que si todos los países hiciesen lo mismo pronto pasaríamos a despreocuparnos del tan manido calentamiento global. Es algo que creo que valdría la pena averiguar. Las plantas acumulan toneladas del molesto CO2 en su organismo mejor que ninguna planta de captura tecnológica. Y, además, estoy convencido de que aportarían mayores beneficios a la humanidad. Esto sin contar que probablemente resultarían más rentables y sostenibles.

Abedul llorón. Betula pendula. Plantararboles.blogspot.com.es.

Abedul llorón. Betula pendula. Plantararboles.blogspot.com.es.

Otra aportación destacable de la bitácora de Sáez es una relación de entidades que se dedican a la plantación arbustiva o arbórea en nuestro país, y que me permito reproducir.

Asociación Utrilla

Situada en Utrilla (Soria), entre otras cosas embellece su pueblo plantando árboles en el entorno urbano y sembrando bellotas de encinas y de roble autóctono en el término municipal. Cada socio se implica cuidando (‘apadrinando’) de unos árboles en concreto .

Árboles para el futuro.

Desde 2006 esta Asociación planta plantones o siembra bellotas de encinas y robles quejigos en pueblos cercanos a Burgos: Agés, Atapuerca, Cuevas de Juarros y Fresno de Rodilla. Aunque algunos participantes viven y trabajan fuera de España, reservan algunos días al año para juntarse con amigos y conocidos y realizar estas reforestaciones.

Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto.

Esta asociación realiza todos los años unas “arboladas” para reforestar el parque Manolito Gafotas, situado entre el barrio y la M-40.

Asociación Cultural de Quintanilla San García.

En este pueblo de la Bureba burgalesa, todos los años colaboran la Asociación Cultural y el Ayuntamiento de Quintanilla San García, organizando una jornada de reforestación de diversos lugares del pueblo, en la que participan los vecinos.

Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono.

Ocupación potencial de los bosques de la península Ibérica y Baleares. Fuente Wikipedia.org. Autor: Carlosblh.

Ocupación potencial de los bosques de la península Ibérica y Baleares. Wikipedia.org. Carlosblh.

Bajo el paraguas de la ARBA hay varios grupos constituidos en toda España. Cualquiera puede hacerse socio y aprovechar así su experiencia reforestadora. Se reúnen para recolectar semillas de los bosques, sembrarlas y producir plantones, que después trasplantan a sitios previamente estudiados. Tiene un manual muy completo y de gran utilidad. También ofrece la posibilidad de realizar estudios y ejecutar proyectos de regeneración de terrenos afectados por vertidos, incendios, etc. (presupuestos: lici70@yahoo.es).

En fin, todo ello información de gran interés para el aficionado al monte y su naturaleza, que espero disfrutéis accediendo al blog de José Luis Sáez.

Un ecologista en El Bierzo.

El senderista, recolector y dispersor de semillas. 15/02/14. Plantararboles.blogspot.com.es.

Preparando semillas para su plantación según el método Nendo Dango. 2010. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique L. Manzano.

Preparando semillas según el método Nendo Dango. 2010. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique L. Manzano.

Semillas y Frutos: Fotos. 11/02/14. Plantararboles.blogspot.com.es.

Árboles Autóctonos de España. 10/02/14. Plantararboles.blogspot.com.es.

Arbustos Autóctonos España. 09/02/14. Plantararboles.blogspot.com.es.

El hombre que plantaba árboles. Pinetum.org. Un cuento de Jean Giono.

Los vecinos del Valle do Seo disconformes con la construcción de una presa en el río Barjas

El río Barjas a su paso por la zona del azud proyectado. 11 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El río Barjas a su paso por la zona del azud proyectado. 11 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

El anuncio de la construcción de una azuda en el río Barjas, un afluente del Valcarce, ha despertado gran inquietud entre propietarios de tierras y empresarios que podrían verse afectados por la obra hidráulica. La autoría del proyecto para la construcción de una presa es de Suma de Energías S. L., empresa perteneciente al conocido empresario minero Manuel Lamelas Viloria, también presidente de la Cámara de Comercio de León.

Lamentablemente, su construcción implicaría la instalación de una tubería de 1,4 m de diámetro por 3,2 kilómetros de longitud, además de la edificación de una barrera de una decena de metros de altura. La potencia producida sería de 1.975 KW.

En San Fiz do Seo, pequeña población leonesa del noroeste berciano perteneciente al municipio de Trabadelo, su alcalde pedáneo, Antonio Abad Álvarez (PP), un ex minero jubilado que me recuerda que en su día estuvo afiliado a CCOO, no oculta su preocupación por el asunto. Si la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil llegase a considerar la obra de bien de interés social sus tierras, y las de sus vecinos, podrían ser expropiadas por unos precios irrisorios.

En esta zona abundan árboles como el roble, el haya, el abedul y el castaño. Este último está considerado como una fuente importante de ingresos para estos minifundistas reacios a desprenderse de sus estrechas parcelas, llanas o de monte, en donde a poco que se descuidan sus castañas acaban rodando a la hacienda del vecino. También existen cotos de caza en la zona.

Zona hasta donde llegaría la cola del azud. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Zona hasta donde llegaría la cola del azud. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Aunque situado en el valle do Seo, a San Fiz do Seo son muchos que lo sitúan dentro de la comarca tradicional de la Somoza berciana, en la que se incluye a los Ancares Leoneses. El censo actual de los vecinos se eleva a 72, situándose el pueblo a una altitud de 660 metros. Sus principales vías de acceso son la A-6 y la N-VI, que pasan ambas por Trabadelo, un municipio situado en el Camino de Santiago al que pertenecen, estando separados de su pequeño centro urbano por una distancia de tan sólo tres kilómetros. Otras poblaciones cercanas son La Portela de Valcarce, Las Herrerias y Sotogayoso, situadas también todas ellas a menos de tres kilómetros de San Fiz.

Hay truchas en el río Barjas que, con licencia, se pueden pescar libremente en el tramo situado por encima del coto de pesca de Trabadelo. Es decir, más arriba de la Piscifactoría Bierzo S. L., en la que trabajan Ernesto y su familia, quienes ven en la minicentral eléctrica proyectada un riesgo para su negocio, sobre todo por las posibles variaciones en el PH del agua que alimenta las truchas, y a las que  son muy sensibles. La piscifactoría disfruta de una concesión de agua otorgada por la Confederación, lo que significa que el caudal del río no puede ser modificado. Es decir, que –según me asegura Ernesto- “se ha de respetar en todo momento el caudal ecológico, más el que precise la explotación piscícola”. Otro negocio cercano a la piscifactoría es el ‘Camping Valle del Seo’, auténtica puerta de los Ancares, abierto de mayo a septiembre.

Ruta de la Herrería de Serviz al Hayedo de Busmayor. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruta de la Herrería de Serviz al Hayedo de Busmayor. San Fiz do Seo. 11 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

La central proyectada se construiría en el término municipal de Barjas, que gobierna el PSOE, y también afectaría a los terrenos de Güimil, una de sus pedanías. No debemos olvidar que estamos en una zona de muy baja ocupación humana, pero de gran valor ecológico y paisajístico. Y también histórico y etnográfico, si se tiene además en consideración las explotaciones mineras de wólfram, o las numerosas herrerías existentes, de las cuales aún se conservan numerosos vestigios.

San Fiz do Seo es un lugar de paso conocido de los excursionistas, que siguen diversas rutas a la Peña do Seo, otras como la del Wólfram o la que va desde la Herrería de Serviz hasta el Hayedo de Busmayor. Es un espacio rico en fauna local, entre la que abundan patos, nutrias, tejones, ardillas, corzos, jabalíes y aves rapaces.

Los vecinos creen que el azud podría afectar al riego de sus prados, y más aún si se considera que la presa necesitaría tiempo para colmatarse, por lo que adelantan que la central intentaría reducir al mínimo el caudal del río. En Vilela, otra población situada fuera de la zona, también creen que la minicentral podría afectar su disponibilidad de agua de boca, que se capta directamente del cauce del río.

Por el momento, el alcalde de San Fiz do Seo ha comenzado una recogida de firmas de los propietarios afectados por el embalse y que se oponen a su construcción. También han contratado un abogado para la confección de alegaciones contrarias a la obra, las cuales deberá presentar antes del día 22 del corriente, fecha límite para su presentación. Del mismo modo, anuncia movilizaciones para el domingo 20.

Un ecologista en El Bierzo.

Las ruinas del poblado minero de la Peña do Seo. Fuente: moterus.es.

Las ruinas del poblado minero de la Peña do Seo. Moterus.es.

Nota: me ha resultado imposible localizar el proyecto del Salto de San Fiz do Seo en la página de la Confederación. Me sorprende la rapidez con la que se ha cambiado su ubicación o se ha procedido al borrado, lo que impide su consulta. Creo que debería establecerse por ley un tiempo de permanencia mínimo en la red para este tipo de informaciones.

Felizmente el salto eléctrico sería finalmente desestimado por el Ministerio de Medio Ambiente, con fecha del 22 de agosto de 2014, atendiendo a las alegaciones presentadas. Sin embargo, los alegantes tuvimos que enterarnos del éxito de nuestra gestión por la prensa.

Medio Ambiente rechaza la central hidroeléctrica en el río Barjas. 23/08/14. Diariodeleon.es.

Proyecto Aprovechamiento Hidroeléctrico Salto de San Fiz do Seo. Julio 2008. Chminosil.es. Pdf. (Página no disponible durante la revisión del artículo realizada en septiembre de 2014).

Proyecto modificado. Noviembre 2011. Chminosil.es. Pdf. (Página ya no disponible en el momento de la revisión de este artículo, en septiembre de 2014).

Salvemos El Valle do Seo. 12/01/12. Facebook.

Los hombres que no amaban a los árboles

El viejo roble de San Lázaro en San Roque del Acebal (Llanes – Asturias). 2010.

El viejo roble de San Lázaro en San Roque del Acebal (Llanes – Asturias). 2010.

En la biografía de Ignacio Abella se dice que pasó su temprana infancia en los viejos hayedos de la Sierra de Urbasa, y que quizás fue allí donde empezó a amar los árboles. Desde entonces, este naturalista ha recorrido diversas y casi siempre apartadas regiones del País Vasco y Asturias, entregándose al estudio y vivencia de la naturaleza y a un mundo rural en el que se halla plenamente integrado. Autodidacta, se ha aplicado a recoger las  tradiciones artesanales, agrícolas y forestales. Realiza así una labor de investigación creativa en la plantación, el mantenimiento y los cuidados de árboles, huertos y jardines, así como en el trabajo artesanal de la madera, la cerámica y otros materiales. También es autor de la obra ‘El hombre y la madera’, publicada por Integral, y de otros libros, y ha dirigido varios cursos de artesanía con la madera y didáctica de la naturaleza.

En Ponferrada estuvo coincidiendo con la celebración de las ‘III Jornadas Internacionales sobre el Tejo’. Recuerdo que entre todas las conferencias que escuché, de gran nivel, la suya fue la que elegí para mis lectores. Versaba sobre ‘La Cultura del Tejo’, que responde al título de un libro del mismo autor. El parlamento podéis reencontrarlo en el enlace que os facilito al pie de este artículo.

Asimismo, a través del boletín digital de  la Asociación ‘A Morteira’, tuve noticia de otro artículo publicado recientemente por este autor. En él lamentaba la desaparición de un centenario roble en San Roque del Acebal (Llanes – Asturias). Entre líneas pude sentir que esta desaparición, probablemente relacionada con un cuidado negligente del árbol, le procuró un gran dolor. Le comprendo muy bien, pues yo he sentido exactamente lo mismo en casos similares. Hace décadas que estos venerables ancianos de cientos de años despiertan mi admiración, y en ocasiones he recorrido grandes distancias sólo por el placer de verlos y fotografiarlos.

Ojalá la difusión de este texto pueda contribuir a despertar en otros el sentimiento necesario para que estos monumentos de la naturaleza se vean mejor protegidos por nuestras administraciones.

Un ecologista en El Bierzo.

Los hombres que no amaban a los árboles, por Ignacio Abella.

Ignacio Abella, con el centenario tejo de la iglesia de Santiago Apóstol en Caravia Baja al fondo.

Ignacio Abella, con el centenario tejo de la iglesia de Santiago Apóstol en Caravia Baja al fondo.

Cuando el 24 de agosto, cayó el viejo roble de San Lázaro en San Roque del Acebal (Llanes – Asturias), cayeron siglos de historia de un robledal del que éste ejemplar era el último testigo. Se ha especulado desde entonces si fue ayudado a caer porque pudiera estorbar en los trabajos de la Autopista del Cantábrico que se desarrollan a 50 metros del árbol.

No me atrevo a dar un diagnóstico concluyente, pero después de ver cómo van cayendo los viejos, uno tras otro, siempre antes de tiempo, víctimas de todo tipo de maltratos y barbaries de quienes no pueden entender estos gigantescos ejemplares más que como un estorbo para sus planes y proyectos, es difícil no pensar de nuevo en el género humano como verdugo de esa mole de madera y ramas que hoy yace desparramada en un prado.

Recientemente se había incluido en un catálogo de “Árboles singulares del concejo de Llanes”, sin duda por méritos propios. Pero en vista de lo que sucede con este y otros árboles, como los declarados Monumento Natural en Asturias, se diría que estos inventarios se hacen para ir tachando poco a poco los que caen, como digo “antes de tiempo”, pues aunque siempre haya quien encuentre causas naturales como el viento o la lluvia, casi siempre podemos encontrar las verdaderas causas, a poco que indaguemos en la historia reciente de cada ejemplar.

Lo primero que llama la atención a quien quiera visitar los restos, es que justo en la base, las raíces tienen restos de madera y corteza carbonizados y aún huele a chamusquina como si se tratara de un fuego reciente. En el lado norte, pueden verse unos ladrillos macizos semienterrados justo al lado del tronco, cuya finalidad no conocemos pero que en todo caso debieron cercenar hace ya años importantes raíces, como las que pueden verse podridas en el sistema radicular, bastante escaso para un árbol de éste tamaño.

El viejo roble de San Lázaro en San Roque del Acebal (Llanes - Asturias) abatido. 2011.

El viejo roble de San Lázaro en San Roque del Acebal (Llanes – Asturias) abatido. 2011.

Pero lo que es difícil de entender es que a 50 metros una máquina pilotadora esté excavando los profundos cimientos que servirán de base a las columnas de autopista que se están construyendo allí mismo y que las obras discurran a tan nimia distancia con todo el trasiego de monstruosas maquinarias: apisonadoras, camiones, excavadoras… que sin duda han contribuido en gran medida a acelerar el fin de este auténtico gigante.

Quienes lo conocimos y visitamos en vida, no podemos dejar de sentir, a través del árbol, el fin de toda una era. Fernando Fueyo, el mejor pintor de árboles que conozco, me confesó desolado que durante décadas contempló y fue presentando el roblón a sus amigos con el orgullo de quien ha descubierto un nuevo mundo.

Desgraciadamente abundan los hombres que no aman a los árboles y siempre encuentran alguna justificación para su caída. “Llovió toda la tarde”, escuché decir a un paisano como explicación del fin de un árbol que vivió decenas de miles de lluvias.

No sé si hay un culpable que haya procurado el derrumbe del coloso con malas artes, pero lo que sí está claro es el absurdo de todo lo que ha ido sucediendo alrededor de este roble hasta llegar al punto de construirle una autopista adosada. Quizá, pensarán de nuevo los hombres que no aman a los árboles, ha decidido tirarse.

El hayedo de Urbasa. 2011. Webjoseantonio.es.

El hayedo de Urbasa. 2011. Webjoseantonio.es.

Pero en la cultura de los lacandones, gente que sí quiere a sus árboles, se cuenta que cuando el dios Hach Akyum hizo el cielo y la tierra, sembró al mismo tiempo estrellas y árboles. Y desde entonces cuando cae un árbol, una estrella cae en el cielo.

Todo está unido en la tradición lacandona, según contaba el líder Chankin Viejo y cuando caiga el último árbol los dioses no tendrán más alimento.

Ignacio Abella.

Los hombres que no amaban a los árboles. 13/09/11. Memoriadelbosque.blogspot.com.

 III Jornadas Internacionales sobre el Tejo en Ponferrada. 01/04/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Visita del Instituto de Estudios Bercianos a la tierra ‘cunqueira’

Muy cerca del inicio del bosque de Muniellos. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Muy cerca del inicio del bosque de Muniellos. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

De excelente podría calificarse la excursión realizada el domingo pasado por tierra “cunqueira” en Asturias. La salida, organizada por el Instituto de Estudios Bercianos (IEB), congregó a medio centenar de viajeros frente a la Casa de la Cultura en Ponferrada, en una fresca mañana que invitaba más bien a quedarse en casa. Sin embargo, el tiempo fue benévolo y el sol lució toda la jornada, elevando al transcurrir del día las frías temperaturas matinales (2,5ºC al pasar por Valdeprado). Luego dejamos atrás la parroquia minera de Cerredo, perteneciente al concejo de Degaña, ya en el principado de Asturias, con sus numerosos bares cerrados a primera hora, para alcanzar finalmente Degaña, siguiendo el curso del río Ibias. Cruzado el Alto del Capillo, llegábamos a Sisterna, parroquia situada en el oriente del concejo de Ibias. Sisterna forma parte de la comarca de los Tixileiros o Cunqueiros junto con El Bao, El Corralín y Tablado.

Mapa de situación del lugar de la excursión. Fuente El Rincón Cunqueiru.

Mapa de situación del lugar de la excursión.

La tierra cunqueira cabe situarla dentro del “Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias“. Tiene unos 555 kilómetros cuadrados de extensión, a los cuales Degaña aporta casi la totalidad de su concejo.

El museo etnográfico de El Bao. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

El museo etnográfico de El Bao. 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Nos encontramos en el Concejo de Ibias, de pequeña dimensión, como lo son la mayoría de sus poblaciones o aldeas. Su principal parroquia es San Antolín de Ibias, en el concejo asturiano del mismo nombre, con una población que no alcanza el medio millar de parroquianos. Curiosamente, en la última década al menos, residen en ésta una mayoría de hombres, que superan en número, con creces, a las féminas.

En Sisterna hacemos un alto para visitar un particular museo etnográfico, propiedad de Enrique González Gavela, un enamorado de su tierra que además regenta el ‘Hotel Teixileiro’. El museo busca todavía apoyos institucionales para su definitivo asentamiento. Sin embargo acuña valiosos elementos de vida tradicional del siglo pasado, y alguno anterior, que bien merecen que se le haga una visita.

Desde allí, por la “Ruta calzada romana Senda Moura“, adaptada para minusválidos por el Principado asturiano, podemos alcanzar rápidamente altura desplazándonos a pie hasta el mirador del Alto del Serio, que se ve ocupado por una pequeña ermita y el cementerio del poblado.

La senda Moura. El Bao (Asturias). 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La senda Moura. El Bao (Asturias). 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Desde aquel balcón natural la vista sobre la sierra que nos separa del municipio de Peranzanes y del valle de Fornela (El Bierzo), es espectacular. Alguien del grupo señala que el puerto de Cienfuegos, que comunica con El Cuadro, no queda demasiado lejos.

Hacia el norte la panorámica tampoco tiene mucho que envidiar a la de la vertiente leonesa, pues verdes crestas se elevan también airosas, aunque quizás más apaciguadas. Luis, que es vecino del Bao, -una aldea a 500 metros de Sisterna en las laderas de El Serio-, aunque reside habitualmente en Cádiz nos ofrece unas explicaciones sobre las antiguas explotaciones romanas del lugar, basadas en la extracción aurífera.

Luis, nuestro amable anfitrión. El-Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Luis, nuestro amable anfitrión. El-Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Paco, el alma mater de esta excursión geológica y paisajística, nos ofrece también explicaciones sobre como el oro en estado líquido, junto con el agua en ebullición a elevada temperatura, penetró entre las venas de la cuarcita del lugar, enriqueciendo la roca con su áureo contenido. Parte de éste ha ido a parar al torrente a medida que se abría paso entre la roca, lo que aviva la presencia de algún buscador ocasional de pepitas.

En la falda de la montaña todavía se conservan restos visibles de los antiguos canales romanos que aprovisionaban de agua la explotación. Para obtener el oro se calentaba previamente la cuarcita y después se vertía sobre ella el agua fría, lo que provocaba su fragmentación debido al brusco cambio de temperatura.

La explotación aurífera de El Corralín, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La explotación aurífera de El Corralín, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Las huellas de la minería todavía son hoy todavía perfectamente visibles para un ojo avezado. Se sitúan en un par de lugares y su presencia despierta nuestra admiración por un imperio que llegó hasta un lugar tan inhóspito e insospechado como éste.

De bajada hacia el fondo del valle alcanzamos otro mirador desde el que se divisa alguna pequeña construcción habitable. Es el poblado de El Corralín, hasta hace poco deshabitado y en donde reside actualmente Francine, que en estos momentos está con nosotros.

Francine comparte con nosotros sus vivencias personales. El-Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manano.

Francine comparte con nosotros sus vivencias personales. El Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manano.

Francine es francesa y llegó hasta aquí en busca de un clima beneficioso para su salud. Se ha afincado en este remoto lugar, una isla territorial perteneciente al concejo de Degaña, y se ha adaptado sin problemas a una vida exenta de cualquier comodidad. Con fascinación nos explica su primer encuentro con un lobo. También menciona a los osos que se mueven por el lugar, y Luis nos enseña la fotografía de uno de ellos obtenida hace poco tiempo.

La senda nos conduce hasta una cascada, no sin antes sortear en varios lugares los troncos muertos de magníficos ejemplares de roble. Estamos a dos pasos de la Reserva Natural Integral de Muniellos, entre los concejos de Ibias y Cangas del Narcea.

Declarada Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco, la máxima categoría medioambiental que concede este organismo, un rótulo situado en el camino nos recuerda que allí no se puede entrar si no es con un permiso especial. No en vano el bosque de Muniellos está considerado como el robledal con mayor grado de naturalidad en Asturias. Y entre sus vertientes no es raro encontrar algunas de las especies de vertebrados más valiosas y amenazadas como el oso, el lobo, el urogallo, la nutria y el rebeco. Las visitas pueden acordarse con la Fundación Oso, en el teléfono de contacto: 985 96 30 60.

Victorino nos muestra como se tornea un cuenco. El Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Victorino nos muestra el torneo de un cuenco. El Bao, 26 sept. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

Ya de vuelta, descendemos a pie hasta las casas del El Bao, desde donde unos a pie (dada la escasa distancia) y otros en el bus nos trasladamos nuevamente a Sisterna, para allí recuperar nuestras fuerzas con un potente menú servido por el amigo Enrique, que antes citara.

Después, un nuevo desplazamiento en autocar nos acerca hasta la vecina aldea de Trabau (Tablado en castellano), en donde nos esperan Rosa y Victorino para enseñarnos “El rincón Cunqueiru”.

La tradición “cunqueira”.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru en Trabao.Asturias. Foto: Francisco Árias.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru en Tablado, 28 sept. 2010. Foto: Francisco Árias.

Desde hace cinco años estos amigos han recuperado la tradición “cunqueira” o “tixileira”, que es lo mismo, consistente en la fabricación de cuencos de madera a partir de maderas nobles procedentes del roble, del castaño, del aliso común (humeiru) o del arce. Eso sí, nunca utilizan la madera de pino, porque se resquebraja con excesiva facilidad. Con Victorino tenemos la oportunidad de sentirnos artesanos durante unos minutos mientras manejamos el torno manual y fabricamos nuestro primer cuenco.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru. Trabao (Asturias). 26 sept. 2010. Foto: Francisco Arias.

Excursión con el IEB a El Rincón Cunqueiru. Tablado 26 sept. 2010. Foto: Francisco Arias.

Unos minutos más de atención con Rosa, que nos explica los diferentes tipos de utensilios que se pueden llegar a fabricar de esta manera, son el tiempo que necesitamos para acabar de ponernos al día sobre el tema y adquirir un valioso recuerdo.

Un ecologista en El Bierzo.

La Reserva Natural Integral de Muniellos.
Muniellos. 29/10/06. Youtube.com. Pelayín dCangas.

Reserva de Muniellos. Atnasturias. 22/09/08. Youtube.com.