Archivo de la etiqueta: Rompehielos

El ‘Arctic Sunrise’, pronto dos décadas al servicio del medio ambiente

Arctic Sunrise durante una de sus campaña en el Ártico. Eldiario.es.

Arctic Sunrise durante una de sus campaña en el Ártico. Eldiario.es.

Anteayer publiqué un artículo sobre Greenpeace con el Arctic Sunrise, uno de los cuatro buques que conforman la ‘armada’ de la ONG, como gran protagonista. Se trata de una embarcación que empieza a disfrutar de un respetable currículo activista desde que, en 1995, la adquiriera la ONG conservacionista.

El Arctic Sunrise (Amanecer ártico) ya ha sido protagonista en este blog en alguna ocasión, en relación con las operaciones que, desde su adquisición por Greenpeace, viene desarrollando en el Ártico. Dispongo de menos información sobre aquellas otras desplegadas por los barcos propiedad de la ONG, como el MV Esperanza (El Esperanza), el Rainbow Warrior III (El guerrero del Arco Iris) y el MV Argus (Argus), siendo este último buque el más pequeño de los cuatro. Greenpeace dispone, además, de varias lanchas neumáticas tipo Zodiac.

El Arctic Sunrise es un barco acondicionado para navegar por zonas heladas y para llevar a cabo tareas de investigación científica en mares y océanos. Es decir, que corresponde al tipo rompehielos y oceanográfico.

Fue construido en los astilleros noruegos Vaagen Verft Shipyards, en Kyrksaeterora (Noruega) y botado el 18 de enero de 1975 como el ‘Polarbjorn’ (Oso polar). De hecho, operó como buque foquero hasta su compra por Greenpeace veinte años después. Se da la circunstancia curiosa de que Greenpeace realizó una acción contra el rompehielos en la Antártida, cuando el buque noruego procedía a entregar al gobierno francés equipamiento para la construcción de una pista de aterrizaje en una zona poblada por pingüinos.

A pesar de esto, Greenpeace adquirió el barco en 1995, usando como pantalla una compañía llamada Arctic Sunrise Ventures Ltd., puesto que, de otro modo, sus anteriores dueños noruegos probablemente se habrían negado a venderle la nave. La ONG la readaptó para nuevas tareas de investigación y la rebautizó con el nombre de Arctic Sunrise. 

Según información de la Wikipedia, el Arctic Sunrise tiene una eslora de 49,62 metros, una manga de 11,5 metros y un calado de 5,3 metros. Cuenta con un potente motor diesel de 2495 CV y con otros dos auxiliares menos potentes, y con una sola hélice. Tonelaje: 949 toneladas.

Son datos que me parecía interesante conocer, aunque los motivos que me han llevado a buscar más información sobre el barco tienen sobre todo que ver con sus intervenciones al servicio de la defensa de la naturaleza.

El 'Artic Sunrise'. Histarmar.com.ar.

El ‘Artic Sunrise’. Histarmar.com.ar.

Tras su nueva botadura en junio de 1996, ahora bajo bandera holandesa, la primera acción llevada a cabo por el Arctic Sunrise estuvo relacionada con una protesta destinada a evitar la construcción de la plataforma Brent Spar de la petrolera Shell en el Mar del Norte. Después, la nave de Greenpeace se incorporó a la campaña en defensa del Mediterráneo, diez años después de que el Sirius la iniciara en estas costas.

El buque ha trabajado en la Antártida, Alaska, Groenlandia, República del Congo y en los ríos Amazonas (contra la deforestación en la Amazonia) y el Paraná en Argentina. En este último contra las centrales nucleares de Atucha y las papeleras Celulosa de Capitán Bermúdez y Papel Prensa de San Pedro.

Sin embargo, la prioridad del Arctic Sunrise siempre ha sido la de actuar en aguas árticas, llevando a cabo estudios sobre los efectos del calentamiento global en Groenlandia y acciones contra la actividad petrolera contaminante desarrollada, en esas latitudes, principalmente por Royal Dutch Shell y la BP plc.

La BP es una de las mayores compañías del mundo, la octava según la revista estadounidense Forbes, y la tercera empresa privada más importante dedicada al petróleo y gas después de ExxonMobil y Royal Dutch Shell.

En el verano austral de 1994/1995 realizó su primer campaña antártica, haciendo escala en Ushuaia, operó en las Islas Shetland del Sur y península antártica, En un estudio realizado en el golfo de Erebus y Terror fue el primer buque en circunnavegar la isla James Ross al observar el retraimiento del glaciar que cerraba el canal, denunciando el cambio climático global.

En 1999/2000 el Arctic Sunrise regresó a aguas antárticas para protestar contra la caza de ballenas por parte de Japón, colisionando con el buque factoría Nisshin Marú, aunque sin mayores consecuencias.

En el 2000, maniobrando directamente en el paso de un misil, evitó que EE.UU. probara su sistema de defensa antimisil “Star Wars”, que podía llevar a una nueva carrera nuclear armamentista.

En 2002 regresó a aguas antárticas para denunciar la pesca descontrolada de la merluza negra (Patagonian toothfish), también conocida, entre otros muchos nombres, como bacalao austral. Asimismo, para protestar por la construcción de una pista de aterrizaje por parte de Francia sobre una pista de aterrizaje en una zona de cría de pingüinos.

En 2008 regresó a la Argentina para denunciar el uso de agrotóxicos.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise en en el canal de Robeson. 29 jun. 2009. Greenpeace.org.

El 29 de junio de 2009 el Arctic Sunrise llegaba al glaciar Petermann, en Groenlandia, para medir los impactos del cambio climático en Groenlandia.

En 2011 realizó una fuerte protesta en EE.UU. contra la instación de una nueva planta termoeléctrica a base de carbón mineral.

El agosto de 2013 el Arctic Sunrise volvió al Ártico para llevar a cabo una protesta pacífica contra su colonización por parte de las compañías petroleras. El 19 de septiembre su tripulación fue detenida en el mar de Pechora cuando intentaba subir a la plataforma ‘Prirazomnaya’ del gigante gasístico ruso Gazprom. El Arctic Sunrise fue retenido en Murmansk durante ocho meses por la supuesta violación de la legislación en la zona económica exclusiva de la Federación de Rusia. Finalmente, el buque pudo regresar a Holanda el 9 de agosto de 2014.

Acciones del Arctic Sunrise en España.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

Una lancha de la Armada española embiste a la tripulación de Greenpeace en Canarias. 15 nov. 2014. Greenpeace.org.

El Arctic Sunrise ha estado en España en numerosas ocasiones, donde ha participado en algunas campañas.

Defendiendo el litoral español contra la especulación: Greenpeace desembarcó en Isla Canela (Ayamonte, Huelva) para exigir la paralización de las obras ilegales realizadas por ISCASA-PRYCONSA.

Documentando la pesca de inmaduros: miembros de Greenpeace recorrieron en lancha el litoral gaditano para investigar y denunciar la pesca ilegal de inmaduros. Dicha pesca se realiza con artes de cerco y arrastre a escasos metros de la playa y a muy poca profundidad.

Impidiendo la pesca con redes de deriva ilegales: Greenpeace localizó al sur del Archipiélago de Cabrera (Baleares) a cinco pesqueros italianos que utilizaban redes de deriva ilegales. A la acción de protesta de Greenpeace se unieron veinte palangreros andaluces y levantinos.

En febrero de 2005, el barco de Greenpeace estuvo en Tenerife, donde denunció el proyecto del puerto de Granadilla, y luego en Fuerteventura, donde solicitó la creación de un Parque Nacional en el norte de la isla. Ese mismo año, en los meses siguientes, estuvo presente en Huelva (donde puso de manifiesto la peligrosa contaminación que sufre su ría), en Cádiz (en apoyo de los activistas juzgados por oponerse a la guerra de Irak), y en Almería (donde dio cobertura a la acción contra la Central Térmica de Endesa en Carboneras). Más tarde, viajó a Barcelona y Tarragona, donde participó en la acción realizada contra la Central Nuclear de Vandellós.

El 10 de noviembre de 2007 el Artic Sunrise se encontraba atracado en el puerto de Valencia, en una jornada de puertas abiertas.

El 17 de noviembre de 2014 el Arctic Sunrise es recibido al grito de ‘Sí se puede’ en Lanzarote, adónde ha acudido para oponerse a las prospecciones petroleras de Repsol, también rechazadas por el Gobierno canario. La detención por parte del Ministerio de Fomento del barco y la apertura de un expediente administrativo supone el pago de una fianza de 50.000 euros a la organización ecologista para que el barco pueda seguir navegando.

En junio de 2015 Arctic Sunrise regresó a España con una campaña de defensa del medio ambiente, que le llevó a Huelva, Sevilla y Barcelona. En el estuario de Huelva Greenpeace volvió a denunciar su elevada contaminación por los fosfoyesos arrojados a las marismas por la empresa Fertiberia

Un ecologista en El Bierzo.

Activistas de Greenpeace intentan subir a la 'Prirazlomnaya', plataforma petrolera de Gazprom. Greenpeace.org. Foto: Denis Sinyakov

Activistas de Greenpeace intentan subir a la ‘Prirazlomnaya’, plataforma petrolera de Gazprom. Greenpeace.org. Foto: Denis Sinyakov

Rusia cierra la causa contra los activistas del Arc Sunrise de Greenpeace. 01/10/14. Eldigitaldeasturias.com.

El rompehielos de Greenpeace, el Arctic Sunrise, llega al glaciar Petermann para documentar el cambio climático. 29/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Guerra en el frío por la merluza negra. 18/01/15. Lavozdegalicia.es.

Cuatro décadas de Arctic Sunrise: de cazador de focas a pesadilla de las grandes petroleras. 23/08/15. Eldiario.es.

No a las prospecciones petrolíferas en Canarias. 13/11/14. Youtube.org. Greenpeacespain.

El barco Arctic Sunrise llega al puerto de Lanzarote. 17/11/14. Youtube.com. Greenpeacespain.

Denunciamos la contaminación del estuario de Huelva a bordo del Arctic Sunrise. 19/06/15. Youtube.com. Greenpeace.org.

El rompehielos de Greenpeace, el Artic Sunrise, llega al glaciar Petermann para documentar el cambio climático

Hace unos pocos días una compañera de Bierzo Aire Limpio me informaba sobre una extraordinaria película, con imágenes de una belleza encantadora y terrible a la vez, y que bajo ningún concepto no debéis dejar de ver. ‘Home’ (que significa hogar en inglés) fue presentado por sus autores el 5 de mayo pasado y merece un comentario exclusivo que intentaré escribir en otro momento. Dura una hora y media extraordinaria y por ahora os facilitaré el enlace dónde podéis verlo en Internet.

El film de Yahnn Arthus-Bertrand denuncia, entre otros temas, el deshielo de la banquisa ártica como resultado del incremento planetario de la temperatura. Una situación que está produciendo ya resultados catastróficos, cuyo alcance y consecuencias afectarán probablemente a toda la Humanidad si no conseguimos ponerle freno. Algunos efectos sobre la biodiversidad son ya, por desgracia, irreversibles.

Mi compañera estaba muy entusiasmada con la película. Así que, en pocos minutos, mediando la red de contactos de Bierzo Aire Limpio y Ecologistas en Acción Bierzo, muchos amigos tuvieron la oportunidad de verla tranquilamente en su casa.

Testimoniar sobre el derretimiento polar.

Casualmente esta mañana, el Artic Sunrise -el buque insignia de Greenpeace-, ha llegado al glaciar Petermann, en Groenlandia, que se encuentra gravemente amenazado por la aceleración del derretimiento del polo ártico. El rompehielos de la asociación conservacionista ha logrado llegar a la costa oeste de la gran isla, su primera etapa de un tour de cuatro paradas destinadas a medir los impactos del cambio climático.

El objetivo del viaje es ofrecer información sobre el proceso de aceleración del derretimiento polar y apoyar la labor de un equipo de científicos independientes que está investigando por qué el cambio climático hace desaparecer al hielo más rápidamente de lo previsto. Está calculado que este trabajo sirva para documentar el colapso de uno de los glaciares más grandes del mundo e investigar cómo las cambiantes corrientes oceánicas podrían estar acelerando el derretimiento de la placa de hielo en Groenlandia. Está previsto que el Artic Sunrise viaje  al lugar donde los osos polares, especie en peligro de extinción, tienen su última guarida.

Sin duda esta expedición llegará más al norte que ningún otro barco de Greenpeace. Imágenes por satélite muestran que una extensión más grande que la isla neoyorkina de Manhattan está a punto de romper el glaciar Petermann  y los científicos quieren estar ahí para documentar este importante evento.

El doctor Jason Box, un acreditado científico que colabora con Greenpeace afirma: ”Esta es una oportunidad para entender mejor cómo la placa de hielo de Groenlandia y los glaciares reaccionan ante el cambio climático, así como las implicancias mundiales por la elevación del nivel del mar”.

Los peligros del deshielo del Ártico.

En el film ‘Home’ se advierte que, de descongelarse Groenlandia por completo, el nivel del mar podría subir hasta siete metros. Esto provocaría prácticamente la desaparición de estados como Bangladesh, hambrunas, extinciones masivas y millones de desplazados. La desaparición del hielo marino comportaría así mismo la destrucción de todo el ecosistema del ártico dependiente de él. Para muchos, el deshielo del ártico es uno de los signos innegables de que nuestro clima está cambiando y que el cambio está empezando a estar fuera de control.

Greenpeace quiere asegurarse de que esta señal de advertencia no sea ignorada. Al final de este año los mandatarios del mundo habrán de negociar en la Cumbre de Copenhague un acuerdo para evitar un cambio climático catastrófico. Es esencial que el tratado proporcione grandes reducciones de las emisiones, la protección de los bosques y la financiación necesaria para ayudar al mundo en desarrollo a hacer frente al nuevo reto.

El equipo a bordo del Arctic Sunrise comentará su trabajo y hallazgos (en inglés) en el blog del clima de Greenpeace International’ y en Twitter. En cuanto al recorrido del rompehielos, éste puede verse a través de su cámara web (este enlace ya no funciona).

Las señales son inequívocas. E l tiempo se está agotando en todos los ámbitos del medio ambiente. Esperemos que en esta ocasión nuestros políticos estén a la altura de las circunstancias, y también de las esperanzas que hemos depositado en ellos.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: en el momento de la revisión de este artículo, el 16 de enero de 2014, el film ‘Home’ llevaba recibidas 10.262.493 visitas.

El Arctic Sunrise llega al Glaciar Petermann para documentar su derretimiento debido al cambio climático. 29/06/09. Greenpeace.org.

Comentario por Iván Alonso Rodríguez el 05/07/09.

Muchas gracias por la información, pero ya estaba al corriente de tu página. Toda aportación es importante y grano a grano se hace granero.