Archivo de la etiqueta: Rosa de Luxemburgo

Y después de Copenhague, ¿qué?

El presidente norteamericano Barack Obama se perfila como el gran vencedor en una cumbre fracasada. Copenhague, 18 dic. 2009. Elpais.com. AP.

Es la pregunta del millón, la que todos se hacen después de que, tras casi dos semanas de maratónicas negociaciones en el ‘Bella Center’ de Copenhague, la Conferencia de la Organización de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP15) concluyera con un acuerdo descafeinado que no ha dejado satisfecho prácticamente a nadie, y menos aún a los países en vías de desarrollo.

Un texto final elaborado in extremis.

El texto final se elaboró en última instancia y para evitar el bloqueo de la conferencia, por un grupo de 26 países, incluida la Unión Europea (UE), capitaneados por Estados Unidos (EE.UU.), China, India, Brasil y Sudáfrica. El diálogo entre naciones se colapsó el día 18, finalizando la cumbre, después de que Sudán, Nicaragua, Cuba, Venezuela y Bolivia acordaran denunciar el plan liderado por Barack Obama tras la retirada de casi 120 líderes (de las 193 naciones participantes).

Al final, se optó por renunciar al procedimiento habitual de votar todos los puntos acordados y los delegados optaron por una fórmula de mínimos consistente en afirmar que “tomaban conocimiento” del documento. Una fórmula, sin embargo, más débil que un tratado legalmente vinculante e incluso que el pacto político que muchos habían previsto. Y para colmo, países como Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Sudán lo rechazaron de pleno.

La parte positiva del esmirriado ‘Acuerdo de Copenhague’,  resultado de dos años de negociaciones, es que incide en el objetivo principal de limitar el calentamiento global del planeta en dos grados centígrados con respecto a los niveles de 1900.

Las chimeneas podrán continuar emitiendo CO2 con la misma libertad que antes de la COP15. Copenhague, 18 dic. 2009.

Las chimeneas podrán continuar emitiendo CO2 con la misma libertad que antes de la COP15. Copenhague, 18 dic. 2009.

No obstante, el texto – de sólo tres páginas – olvida fijar las medidas para conseguirlo y el plazo para llevarlo a cabo. Tampoco contempla la creación de un sistema de control internacional que verifique las emisiones en los países emergentes.

Pero, lo peor de todo, es que no es vinculante. No obliga a los países participantes a cumplirlo. Una obligatoriedad que imponía el Protocolo de Kioto de 1997, aunque luego muchos países  incumplieran lo que firmaron entonces.

El texto pospone también para el año que viene la toma de decisiones orientadas a reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta el año 2020. Y, para mayor pesar nuestro, no contiene ninguna referencia a recortes en las emisiones de gases de efecto invernadero para el horizonte del año 2050. En definitiva, pospone para más tarde lo que tenía que hacerse  hoy.

La ayuda a los países en vías de desarrollo.

Con todo, en una de las cuestiones clave como es el montante de la financiación que los países ricos destinarán a mitigar los efectos del cambio climático en los países en vías de desarrollo, el documento fija algunas cifras. En concreto, habla de la entrega de 30.000 millones de dólares en los dos próximos años. De esta cantidad, Estados Unidos aportaría 3.600 millones, la Unión Europea 10.600, y Japón, 11.000. Se fija, además, el objetivo de incrementar esta dotación hasta la cifra de 100.000 millones de dólares anuales a partir del año 2020. Pero no se especifica de dónde saldrá el dinero, lo que significa que todo queda en una mera manifestación de buenas intenciones.

Reacciones de los países participantes.

Niños yemeníes participan en la convocatoria contra el cambio climático de 350.org. 24 oct. 2009.350.org.

Niños yemeníes participan en la convocatoria contra el cambio climático de 350.org. 24 oct. 2009.350.org.

El ‘Acuerdo de Copenhague’ más que proponer decisiones concretas lo que hace es aplazarlas. Esto se pone más de manifiesto en un anexo que propone convertir los compromisos no vinculantes de esta cumbre en un tratado legal antes del 2010.

Puestas así las cosas, pocos líderes políticos se han atrevido a hacer una valoración abiertamente positiva del acuerdo. El presidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva, críticó los pobres resultados obtenidos en la cumbre. Y el portavoz de Sudán, Lumumba Di-Aping, uno de los grandes protagonistas en esta reunión, llegó a comparar el raquítico acuerdo alcanzado con el Holocausto, por las muertes que dijo provocará en África la inacción de los países ricos frente al calentamiento global.

La ministra española, Elena Espinosa, valoró la cumbre diciendo que “el documento no es todo lo ambicioso que la UE hubiera deseado, pero la única alternativa que teníamos era el absoluto fracaso“. Sin embargo, el presidente estadounidense, Barack Obama, lo tildó de “avance sin precedentes y significativo“.

Menos satisfacción transmitía la delegación europea. La UE, que se había establecido ambiciosas metas en el recorte de emisiones, y alentado a otros países a hacerlas, tuvo que aceptar renuentemente el débil acuerdo de consenso alcanzado. La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció que su país “esperaba mucho más” de la cumbre, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que el texto “no es perfecto“, aunque también lo calificó de “vital” para que en un futuro  China, India y Estados Unidos compartan un tratado vinculante.

Pero, quizá, el jefe de la Secretaría de Cambio Climático de la Organización de las  Naciones Unidas, Yvo de Boer, fue  el más acertado de todos al decir que “esto es básicamente una carta de intenciones (…), pero no es preciso en términos legales. Significa que tenemos mucho trabajo que hacer en el largo camino a México”.

Hugo Chávez: ¿Puede una tierra finita soportar un proyecto infinito?

Hugo Chávez tuvo una sonada intervención en la COP15. Copenhague, 16 dic. 2009.

Hugo Chávez tuvo una sonada intervención en la COP15. Copenhague, 16 dic. 2009.

Si he de destacar un discurso en esta cumbre apostaría por el del presidente venezolano Hugo Chávez. El mandatario criticó que no se les hubiese permitido tomar la palabra a los representantes de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra Tierra cuando lo requirieron. Denunció, citando heterodoxamente, a Marx, Rosa de Luxemburgo, Jean Jacques Rousseau, Darwin, Leonardo Boff, Simón Bolivar, Fidel Castro, Jesucristo o Mahoma, la falacia de un capitalismo que presentó como la raíz de todos los males que afligen al planeta, incluido el cambio climático. (Os recomiendo que escuchéis, sobre todo, la segunda parte de su conferencia enlazada al pie de este artículo).

Su discurso ofreció una imagen realista y despiadada del mundo actual. Puso en evidencia la relación directa entre la codicia de un sistema “despilfarrador de recursos” y las amplias desigualdades en el mundo. Hizo guiños de complicidad a los manifestantes en la calle, que no han parado de reclamar el final del sistema capitalista, y acabó reclamando la necesidad de establecer un socialismo mundial. Su frase: “Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado” fue una de las más brillantes, pero su discurso apenas trascendió en los nuestros medios de comunicación.

El desaliento ecologista.

Por su parte, las ONGs y los ecologistas, que tantas esperanzas habían depositado en la cumbre, se han marchado de Dinamarca completamente decepcionadas. Algunos protestaron en el exterior del recinto de congresos donde se celebraron las reuniones. Los ecologistas aseguran que el texto aprobado no tiene ningún tipo de sustancia y que supone incluso un paso atrás respecto al Protocolo de Kioto.

El futuro del clima.

Tras el fracaso de la COP15 Hugo Morales propone la celebración de una Cumbre de los Movimentos Sociales en Cochabamba, del 19 al 22 abril 2010. Copenhague, dic. 2009.

Tras el fracaso de la COP15 Hugo Morales propone la celebración de una Cumbre de los Movimentos Sociales en Cochabamba, del 19 al 22 abril 2010. Copenhague, dic. 2009.

Ahora, la intención europea y de la ONU, es que en la próxima cumbre del clima en México, prevista en noviembre de 2010, el acuerdo alcanzado en Copenhague pueda convertirse en un tratado vinculante para los países que lo firmen antes del 1 de febrero de 2010. Difícil lo tienen, ya que el primer ministro de China, Wen Jiabao, así como el de India, Manmohan Singh, ya han anunciado que vetarán esta decisión. Quieren un compromiso “voluntario” y no obligatorio.

Así pues, antes de un año, México será el país anfitrión de otra ronda de negociaciones. Allí, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y los negociadores del clima esperan poder llegar a un nuevo tratado que reemplace al Protocolo de Kioto y que también sea vinculante. Lo que tampoco se presenta como un asunto fácil.

Un ecologista en El Bierzo.

Lumumba Di-Aping denunció la falta de compromiso con África de los países ricos. COP15. Copenhague, 8 - 18 dic. 2009.

Lumumba Di-Aping denunció la falta de compromiso con África de los países ricos. COP15. Copenhague, 8 – 18 dic. 2009.

El ‘papel’ de Obama despista a la ONU. 20/12/09. Público.es.

ONU evita colapso al final de la cumbre. 20/12/09. Nacion.com.

Chávez à Copenhague 1/2 Sous-titré fr. 18/12/09. Youtube.com. Vincent Lapierre (este video llevaba ya 120.000 visitas en marzo de 2014 cuando se revisó el artículo).

Chávez à Copenhague 2/2 Sous-titré fr. 18/12/09. Youtube.com. Vincent Lapierre.