Archivo de la etiqueta: San Clemente de Valdueza

Peñalba de Santiago, recóndita y mística

Santiago de Peñalba. Vista nevada. 16 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Santiago de Peñalba. 16 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Todavía conservo una fotografía en blanco y negro posando delante de un rótulo de población con la inscripción “Santiago de Peñalba”. Era yo un adolescente y el autor de la imagen un compañero del instituto Gil y Carrasco quien me había aventurado a recorrer a pie la distancia que separa esta recóndita aldea de Ponferrada (León), municipio al que actualmente pertenece.

Por entonces esta pedanía, perdida en los Montes Aquilianos, debía de pertenecer a San Esteban de Valdueza, el primero de los pueblos situado en la ruta de las cimas nevadas una vez superada la modesta barrera montañosa del Encinedo, secularmente cubierta de viñedos, que separa este espacio geográfico de la gran ciudad.

Hoy el antiguo topónimo, establecido en honor del santo que le dio nombre, al estar la pequeña población situada en un recodo y callejón sin salida del Camino de Santiago, se ha invertido para subrayar la sorprendente hermosura paisajística del lugar, con gigantescas moles calcáreas que lucen como un espejo cuando el sol las ilumina. De ahí su nueva denominación de Peñalba (Peña Alba) de Santiago.

Santiago de Peñalba bajo la nieve. 14 dic. 2008. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique López Manzano.

Santiago de Peñalba bajo la nieve. 14 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Esta antigua aldea, a la que en la comarca se cita con el nombre abreviado de “Peñalba”, se encuentra a unos 17,5 kilómetros del casco urbano de Ponferrada. Situada a más de 1.100 de altitud, formó parte de la comarca ancestral de Valdueza. Hoy es posible acceder al caserío a través de la carretera que conduce a San Cristóbal de Valdueza, desde donde se coge lo que primero fue una pista, convertida ahora es carretera asfaltada, hasta el pueblo. Sin embargo, antiguamente, -o al menos cuando yo era todavía un niño-, sólo era posible acceder al mismo por la carretera que siguiendo el río Oza recorre el fondo del valle y que atravesando poblaciones como Valdefrancos o San Clemente, deja un poco de lado la más apartada de Montes de Valdueza, donde se localiza un renombrado monasterio.

Pueblo de campesinos, hoy convertido en residencial, en Peñalba de Santiago apenas residen media docena de vecinos en invierno, aunque recupera su vitalidad durante los veranos, como sucede con la mayoría de los pueblos bercianos en esa época. Hoy, muchos de los propietarios de las cuidadas viviendas, que han sabido conservar su aspecto de antaño, residen en Madrid.

Vista de Peñalba desde la carretera al Morredero. 15 agosto 2008. Foto: Enrique López Manzano.

Vista de Peñalba desde la carretera al Morredero. 15 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano

Geográficamente se sitúa cerca de la zona conocida como el Morredero, un espacio dominado por la altiva cima de la Cabeza de la Yegua y otras cumbres de nombres menos conocidos, pero no menos impresionantes. Desde la población se advierten dos valles siameses, tan parecidos que a veces se confunden, uno de ellos conocido como el del Silencio. La belleza agreste de este recóndito lugar es hechizante y el nombre del valle aporta ya algunas pistas sobre lo que fue, y en cierto modo sigue siendo: un lugar de profundo recogimiento espiritual.

De hecho, fue elegido hace mil años por los ascetas para apartarse del mundo y dedicarse a la meditación. Peñalba se sitúa en el área conocida como la Tebaida Berciana, un espacio rico en cenobios donde todavía se puede visitar la cueva donde vivió uno de estos anacoretas, el obispo de Astorga, San Genadio.

Hay extraordinarios castaños en la senda que nos acerca a la cueva del santo, pero también robles y nogales que convierten ese paseo en un ejercicio muy agradable, que presenta además el aliciente de un posible retorno por otra senda alternativa que bordea el cementerio antes de acabar desembocando cerca de en una fresca fuente.

No obstante, lo que convierte a este pequeño pueblecito de montaña en fundamental es la existencia de una joya rarísima, de la que sólo hay dos ejemplos en el país, su renombrada iglesia y puerta mozárabes.

El pueblo fue declarado bien de Interés Cultural en 2008, con categoría de Conjunto Etnológico. Sin embargo, pese a su interés, ha caído en el error de introducir algunos elementos arquitectónicos inadecuados que podrían ciertamente mejorarse.

Un paisaje extraordinario.

Vista general desde el parquin. Peñalba de Santiago, 3 oct. 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista general de Peñalba desde el parquin. 3 oct. 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

La Peña Alba sigue siendo la referencia primordial para la localización de este bello caserío poblacional y la que permite situarlo desde la lejanía. Sus casas apiñadas forman un conjunto de singular armonía y belleza, al estar la mayoría de ellas cubiertas de lajas de pizarra y piedra. Son construcciones en pizarra situadas en la ladera más soleada de la montaña y dispuestas “en escalón descendente”, es decir, mirando hacia el fondo del valle. Representan un modelo de arquitectura rural que hoy resulta ya difícil de encontrar.

Así pues, el pueblo se conforma como un verdadero balcón natural, volcado hacia los valles del Silencio y Friguera. A la entrada del mismo se ha habilitado un parquin de visitantes desde el que es posible recrearse con el increíble paisaje que, en tiempos remotos sirvió de cobijo a decenas de monjes de vida contemplativa, entre cuyos miembros destacaron también san Valerio y san Fructuoso. Ambos valles conforman un anfiteatro gigantesco que sirve de cabecera al río Oza, de cristalinas aguas. Hoy éstas se utilizan para satisfacer la sed de los ponferradinos, desde su captación a la altura de San Clemente. Lamentablemente, con la reducción del caudal ha desaparecido la abundancia de truchas que antaño lo poblaban.

En invierno, las horas en las que el astro rey logra aportar calor a los balcones de madera siguen siendo limitadas, y tampoco es raro que la nieve cierre el paso, helándose la carretera y obligando a la quitanieves a asegurar el acceso a la población.

El 6 de junio de 1.965 Peñalba fue declarado “Paraje Pintoresco”. Y el 6 de agosto de 1976 la Dirección General de Patrimonio Artístico y Cultural del Ministerio de Educación y Ciencia acordó incoar procedimiento de declaración de Conjunto Histórico Artístico.

Para los excursionistas vale la pena informar de la existencia de una ruta de gran belleza, que pasa por debajo del Pico Tuerto, y que comunica a pie con Montes de Valdueza (antiguamente San Pedro de Montes). Sin embargo su relativa dificultad y duración no la hacen apta para todos los niveles

La iglesia mozárabe.

La iglesia de Peñalba. 12 dic. 08. Foto: Enrique L. Manzano.

La iglesia mozárabe de Peñalba. 12 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

En el pueblo de Peñalba destaca su iglesia, que puede llegar a sorprendernos por su modestia y que es el único vestigio actual del monasterio preexistente fundado por san Genadio, tal vez en el siglo X durante el reinado de Ramiro II. Los restos del ruinoso y abandonado cenobio fueron utilizados por los vecinos para construir sus viviendas, de ahí la uniformidad arquitectónica de sus edificios.

La iglesia es de planta de cruz latina, siendo sus muros de mampostería, con unos simples contrafuertes de refuerzo de sus paredes. Está dotada de una espadaña sólida, desgajada de la nave eclesial, aunque su gran interés arquitectónico reside su puerta geminada de estilo mozárabe, anterior al románico. En los laterales exteriores del templo también se pueden contemplar dos capillas de estilo románico.

Se cree que la iglesia fue construida por el abad Salomón, posiblemente en la primera mitad del siglo X (hacia 937), reinando Ramiro II. Es notable el gran número de regalías y donaciones que destinó este monarca a la iglesia y al monasterio de la localidad de Peñalba. Entre éstas podemos citar la renombrada Cruz de Peñalba, un referente identitario de la comarca de El Bierzo.

Se trata de una cruz regalada por el rey leonés Ramiro II a Genadio, abad del desaparecido monasterio de Santiago de Peñalba en agradecimiento al auxilio recibido del Apóstol Santiago en la batalla de Simancas (año 939) contra Abderraman III. En esta hermosa joya, considerada como la más antigua pieza del culto a Santiago del arte mozárabe, puede apreciarse la fuerte influencia de los orfebres visigodos sobre los diseños o modelos mozárabes.

Cruz de Peñalba. Wikipedia.org.  Foto: Linomarce.

Cruz de Peñalba. Wikipedia.org. Foto: Linomarce.

La Cruz de Peñalba fue donada en 1879 por Mariano Brezmes y Arredondo, obispo de Astorga (1875-1885), al Museo de León. En cuanto al cáliz y la patena, contemporáneos de la cruz, se sabe que acabaron siendo vendidos a un anticuario por los familiares de un arzobispo de Valladolid en 1886. En la actualidad los bercianos continúan reclamando su retorno.

La estructura y decoración de la iglesia presentan una singularidad especial al amalgamar elementos simbólicos celtas (lunares y astrales), románicos con su composición de cruz latina, árabes (una bóveda con cúpula cubre el ara principal) y visigóticos (nítidamente mostrados en los arcos de herradura).

En el interior del templo se pueden distinguir diversos restos decorativos pintados y grabados sobre cúpulas y paredes, Éstas fueron descubiertas en fecha aún reciente y todavía han de ser restauradas en profundidad.

La iglesia de Peñalba fue catalogada “Monumento Histórico-Artístico Nacional“ en junio de 1931 por la Consejería de Cultura y Turismo de entonces.

La portada mozárabe.

Puerta mozárabe de la iglesia de Peñalba. 16 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Puerta mozárabe de la iglesia de Peñalba. 16 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

En el muro orientado al sur se sitúa la considerada como la más perfecta puerta del arte mozárabe peninsular. Se emplaza bajo un arco de descarga que parece proteger dos arcos geminados de herradura sustentados por tres columnas de basas áticas. Los capiteles lucen una decoración de hojas de acanto, del arte corintio esquematizado, poseyendo un ábaco escalonado de triple nacela.

Esta puerta armoniza la belleza de sus materiales hábilmente trabajados, a la vez que una perfección infrecuente en cuanto al tallado de las dovelas y capiteles. Su proporción, elegancia y distinción son notables, lo que la ha convertido en una de las más admiradas del país.

Un ecologista en el Bierzo.

Declaración de Peñalba de Santiago como Bien de Interés Cultural con la Categoría de Conjunto Etnológico. Bocyl.jcyl.es. BOCyL nº 116 de 18 de junio de 2008.

El valle del Oza y la Tebaida Berciana. 11/04/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Peñalba de Santiago en Ponferrada: 8 opiniones y 54 fotos. Minube.com.

Peñalba de Santiago, puerta al Valle del Silencio. Antena3.com.

Regreso al Valle del Silencio. El Bierzo. 30/06/11. Youtube.com. Freedo69.

El valle del Oza y la Tebaida Berciana

Peñalba de Santiago. Fuente:unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique López Manzano.

Vista general de Peñalba de Santiago desde el parquin. Foto: Enrique L. Manzano.

Una buena opción para pasar unos días de agradable asueto es visitar El Bierzo, en León. En compañía de amigos, pareja o familia, podéis adentraros en los Montes Aquilianos, situados a escasos kilómetros de la capital comarcal, Ponferrada. Las altivas crestas de estos montes son visibles desde la ciudad del botillo y del pimiento, conocida por su reputada gastronomía. En invierno las cumbres se suelen cubrir de un manto blanco que las hace, si cabe, más mágicas aún, nieve que suele ir desapareciendo a medida que avanza la primavera.

La ruta que da acceso a estas montañas, con cumbres que rozan los dos mil metros, pasa por el puente medieval sobre el río Boeza, situado en una variante del Camino de Santiago, la llamada de invierno. Por este camino alternativo todavía cada día pasan numerosos peregrinos provenientes de Molinaseca y Campo.

Descripción de los pueblos en la ruta de los Montes Aquilianos. 2010. Fuente: ccb.com.

Descripción de los pueblos situados en la ruta de los Montes Aquilianos. Ccb.com.

Nosotros no cogeremos esa dirección después de pasar el puente Boeza, sino que seguiremos rectos por la carretera que lleva al pueblo vinícola de San Lorenzo, situado en las faldas del monte Pajariel. Dejaremos así atrás, y a nuestra izquierda, la Cooperativa Cepas del Bierzo.

Pasado San Lorenzo la carretera asciende, con algunas curvas, por un entorno plácido sembrado de viñas que culmina en un alto, el  del Encinedo, desde donde ya podremos vislumbrar los Montes Aquilianos en toda su expléndida magnitud. Es lo que haremos, parados al borde de la ruta, antes de inicar un descenso que nos acerca rápidamente al pueblo de San Esteban de Valdueza, hoy pedanía de Ponferrada.

Nuestra bajada nos llevará a un primer cruce, situado justo antes del puente sobre el río Oza. Sin cruzarlo y cogiendo a la derecha en dirección al pueblo de San Esteban tenemos la posibilidad de visitarlo. Está rodeado de huertos y conserva todavía una parte de su antiguo carácter señorial. Cuenta también con algunas casas típicamente bercianas y un magnífico y estrecho puente medieval, situado cerca del cementerio, que sirve para unir las dos orillas del Oza. Por él discurre la llamada ‘Senda de los Monjes’, el camino que comunicaba antiguamente, y aún lo permite hoy, con la Tebaida Berciana: el refugio de los históricos anacoretas y eremitas.

En el pueblo de San Esteban hay un restaurante que abre todo el año (‘La Nogaleda’). Sirve para tomar una bebida o permite reservar una mesa para la vuelta. Una posibilidad que también existente en Montes de Valdueza o en Peñalba de Santiago, aunque conviene asegurarse antes de que esté abierta.

Regresando de nuevo al cruce, seguiremos rectos esta vez por la carretera asfaltada que se adentra por el valle del Oza en dirección a Valdefrancos , San Clemente, Montes de Valdueza y Peñalba. Hay un rótulo de carretera que nos lo indica.

Siguiendo el cauce del río, y a poca distancia de San Esteban de Valdueza, a nuestra derecha veremos un gran caserío, hoy en venta, rodeado de una gran pradería bañada por el río Oza, que sirvió como monasterio en su día. Y unos dos kilómetros después nos toparemos con la aldea de Valdefrancos de Valdueza, con su iglesia situada cerca de la carretera, aunque del otro lado del río, y lo que queda del cementerio en la plaza donde se celebran, cada año, las fiestas de San Bartolo: el patrón del pueblo. A poca distancia, y sin dejar la ruta, podremos ver también otro llamativo puente medieval sobre el curso fluvial, dotado de un arco de medio punto.

Superado este lugar proseguiremos nuestra ruta hasta San Clemente de Valdueza que, al igual que los otros pueblos de este entorno, presenta un desordenado trazado de calles que sólo permite el paso de autobuses pequeños, una característica que conviene tener presente. En la aldea, como en el caso anterior, las viviendas están íntegramente construidas con pizarra y madera de castaño, destacando algunos hermosos corredores.

Un par de kilómetros aguas arriba encontraremos, a nuestra izquierda, la antigua “ferrería” de los monjes, perteneciente a San Clemente. Está situada en el inicio de una pista de tierra, sólo apta para veh ículos todoterreno, que comunica con Manzanedo de Valdueza, otra pequeña aldea que puede ser el objetivo de una excursión que incluya a San Cristóbal (población conocida por su tejo milenario y desde la cual también se puede acceder a Manzanedo por una carretera asfaltada).

La Herrería de San Juan del Tejo fue erigida por orden del abad Benito Monteagudo en torno al año 1.730. En este conjunto etnográfico se nos muestra la “casa-habitación” del religioso encargado de la administración y lo que queda del “banzadillo” de la fragua, en un estado de conservación lamentable.

Todo está debidamente señalizado, pero nosotros seguiremos nuestra ruta, la cual tiende a estrecharse a medida que avanzamos.

Montes de Valdueza.

Sigiiendo la ruta dejaremos a nuestra izquierda, perfectamente visible, la estación depuradora de aguas de Ponferrada, situada cerca del cauce del río. Más lejos llegaremos a un nuevo cruce que, si lo cogemos abandonando la carretera principal por nuestra derecha, nos llevará por una escarpada cuesta, con un par de curvas muy cerradas, hasta Montes de Valdueza.

El acceso principal al monasterio de Montes de Valdueza luce una belleza austera y magnífica. 19 agosto 2008. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El acceso principal al monasterio de Montes de Valdueza luce una belleza austera y magnífica. 19 agosto 2008.  Foto: Enrique L. Manzano.

A destacar que, a escasa distancia de la estación depuradora de aguas, existe un camino de herradura a la derecha (poco visible y no señalado) que  lleva por una senda  hasta Montes, desembocando en la ermita de la Santa Cruz. Es una excursión alternativa que puede incluso convertirse en circular, y que quienes dispongan de tiempo pueden plantearse realizar en alguna otra ocasión,  ya que vale la pena.

Montes de Valdueza, también llamado anteriormente San Pedro de Montes, es una aldea situada en una verde y agreste ladera, en un entorno de naturaleza idílico. Con una altitud de 1.093 metros, los parajes que rodean el pequeño núcleo habitacional, escasamente habitado, son de una belleza exquisita.

Las casas, como en el resto de las poblaciones de la zona, están mayormente construidas con piedra pizarrera. Conforma un conjunto armonioso en el que destaca el Monasterio de Montes, con traza románica observable en una de las dos fachadas que tiene, la más antigua. Cuenta además con un magnífico claustro que, por desgracia ya lleva desmantelado dos siglos. En las inmediaciones hay espesos bosques de castaños y robles que parece que quieran invadir el pueblo.

Desde Montes es posible organizar una excursión a pie hasta los llamados “Doce Apóstoles”, una interesante y espectacular barrera calcárea situada en la base del Pico de la Aquiana. Esta excursión puede prolongarse hasta la cima de la airosa cresta , emblema del Bierzo, donde se conservan todavía las ruinas de una antigua ermita. Sin embargo, no existe una señalización adecuada para llevar a cabo esta ruta con facilidad.

También hay la posibilidad de realizar otra posible ruta a pie, muy espectacular y que requiere un mayor esfuerzo, cuyo inicio se sitúa frente a la puerta del monasterio. Lleva hasta Santiago de Peñalba por un antiguo trazado de herradura que serpentea por la ladera del monte en dirección al valle del Pico Tuerto, un espacio cerrado y de difícil acceso en el que en ocasiones pastan las vacas.

El arroyo Pico Tuerto en Montes de Valdueza (Montes Aquilianos). 19 agosto 2008. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique L. Manzano.

Arroyo del Pico Tuerto en Montes de Valdueza. 19 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

En la entrada al circo glaciar la fuerza del agua ha horadado el farallón calcáreo que obstruía la entrada. Es un camino en el que abundan los castaños, algunos centenarios y, según algunos también habría algunos tejos encaramados a los riscos pedregosos.

Desde este camino las vistas son extraordinarias. Luego,  cruzado el arroyo de frías aguas, se inicia una larga y penosa subida que flanqueando la montaña lleva hasta Peñalba.

Mientras se asciende, entre los farallones, alguno creerá descubrir el Arca de Noé por su silueta recortada contra el cielo. Se trata de un trayecto que, aunque no muy largo, exige una buena preparación física. Culmina en un espacio despejado y con excelentes vistas del Bierzo, que una vez dejado  atrás nos permitirá acercarnos, tras  una zigzagueante bajada entre escobas, hasta las proximidades de la cueva de san Genadio. Y desde allí, una vez visitada, hasta el pueblo de Peñalba.

A esta excursión, como a la anterior, conviene dedicarle una jornada entera.

Más sobre Montes de Valdueza.

En el pueblo de Montes, en el inicio del antiguo camino carretero que comunicaba con la Herrería de San Juan, existe una humilde edificación sagrada: la ermita de la Santa Cruz. Fue Erigida en el año 1.723, y en su fachada se podía contemplar, incrustado en el muro, un relieve visigótico y mozárabe con una serie de inscripciones y una cruz de procedencia hispano-goda del siglo X, procedente de otra ermita edificada anteriormente en el mismo enclave.

Lamentablemente, este relieve, que aparece todavía en las guías turísticas, fue robado por los amigos de lo ajeno hace unos cuantos años ya, y no ha podido ser recuperado todavía.

Si volvemos a nuestro aparcamiento, desde allí podremos continuar la ruta que habíamos abandonado y que nos conducirá, en pocos minutos, hasta el celebrado conjunto arquitectónico de Peñalba de Santiago, una población que se enraíza de forma apacible sobre las suaves laderas de una montaña.

Santiago de Peñalba bajo la nieve. 14 dic. 2008. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique López Manzano.

Santiago de Peñalba bajo la nieve. 14 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Peñalba de Santiago.

Declarada Conjunto Histórico Artístico Nacional, esta aldea cuenta con un gran parquin de visitantes relativamente amplio donde tendremos que dejar nuestro vehículo antes de emprender un agradable paseo por sus calles empedradas. Son admirables los tejados de pizarra de las casas, sus corredores y la geometría irregular de sus calles. Y, por supuesto, el paisaje majestuoso que rodea el pueblo, así como su iglesia de Santiago, adornada con una admirable puerta mozárabe de dos arcos geminados de herradura. Una de las pocas en su estilo y época que se han conservado en este país.

Desde el mismo parquin es posible admirar la belleza del valle del Silencio, donde vivió por temporadas san Genadio, en una cueva miserable hasta la que podemos acercarnos a pie en un corto paseo. Un camino no demasiado complicado y bordeado de castaños magníficos nos acercará hasta allí.

El retorno de la cueva puede hacerse por otra senda, también señalizada, que nos devuelve al pueblo bordeando el cementerio de la población. Al llegar una refrescante fuente compensará nuestro esfuerzo.

Otra posibilidad abierta para visitar los Montes Aquilianos, estableciendo como inicio San Esteban de Valdueza, es la llamada “Ruta del Campo de las Danzas”. Es posible llegar en vehículo, por una carretera en mal estado, hast el lugar donde las brujas celebraban sus aquelarres, para desde allí continuar  a pie hasta Ferradillo, una aldea casi abandonada situada en un entorno de belleza excepcional, comparable al de Peñalba de Santiago. Pero esa excursión ya la explicaré en otra entrada.

 Un ecologista en El Bierzo.

Un peregrino atraviesa la puerta mozárabe de la iglesia de Santiago. 15 agosto 2008. Unecologistaenelbierzo. Enrique L. Manzano.

Un peregrino atraviesa la puerta mozárabe de la iglesia de Santiago. 15 agosto 2008. Enrique L. Manzano.

Valle del Silencio (ruta circular) – Sendero de la Tebaida Berciana. Planetaazul.es.

En el Valle del Río Oza. 02/11/12. Mayodel68-diaadia.blogspot.com.

Ruta Peñalba de Santiago – valle del Silencio – Montes de Valdueza. 18/06/12. Leonesesderuta.blogspot.com.es.

Sendero circular de la Tebaida Berciana. Revistaiberica.com.

Dos rutas para el verano: el Valle del Silencio y el Bierzo. 17/08/12. Diariodeleon.es.

 

La falta de sensibilidad medioambiental del Ayuntamiento de Bembibre provoca una catástrofe ecológica en el río Argutorio

El miércoles 7 de octubre unos operarios de la U.T.E. Hidrogestión Socamex procedieron a abrir las válvulas de desagüe de la presa del Real, también conocida como embalse de San Facundo. Se trata de un depósito en aparente estado de aparente situado en el cauce del río Argutorio que abastece de agua potable al municipio de Bembibre.

Con aquel gesto aparentemente banal dieron vía libre a una avalancha de lodos, acumulados en el fondo del pequeño pantano, cuya consecuencia inmediata fue la muerte de cientos (o quizás miles) de truchas en el tramo del vertido, próximo a los pueblos de San Facundo y San Andrés de las Puentes, ambos pedanías del municipio de Torre del Bierzo, en el Alto Bierzo.

La U.T.E. Hidrogestión Socamex.

El Ayuntamiento de Bembibre privatizó la gestión del agua el 1 de octubre de 2004, momento en que la empresa dedicada al tratamiento y depuración de aguas, la U.T.E. Hidrogestión Socamex asumió esta responsabilidad con un contrato por 25 años.

El alcalde, Jesús Esteban (PSOE) destacó entonces la objetividad de la adjudicación del servicio. Sin embargo, la negativa de la empresa a suministrar el agua a un local con un nuevo arrendatario, por las deudas contraídas por el anterior regente del establecimiento, propició en febrero de este año la creación de la plataforma “Abusos Bembibre”, constituida para denunciar el mal servicio de la concesión.

No puedo valorar la razón que asiste a la misma, pues desconozco la verdad de los supuestos chantajes de la concesionara, así que me limito a facilitar su correo electrónico por si alguien quiere ponerse en contacto: abusos.bembibre@gmail.com.

Una historia que se repite.

Resulta obvio que los trabajadores de la concesionaria no son responsables de la catástrofe ecológica desatada en el arroyo. La responsabilidad hay que buscarla en el técnico de la empresa (si se trata de un error técnico) o en el Ayuntamiento de Bembibre. Alguno de ellos dio la orden del desaguar la presa, incluso conociendo su delicada situación.

El embalse no se puede dragar por la dificultad que conlleva acercar maquinaria pesada hasta el inaccesible lugar en dónde se encuentra. Por dejadez, la pista que sirvió para construirlo no se mantuvo adecuadamente, por lo que desapareció entre la maleza. Y, desde luego, es difícil justificar ignorancia sobre los resultados del desembalse cuando siete años antes se vivieron circunstancias muy parecidas.

En el caso que tratamos, todo apunta hacia la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Bembibre como principal responsable del desembalse letal. Así parece entenderlo la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS), que acusó al Consistorio bembibrense de un delito ecológico y amenazó con sentarlo ante el Fiscal de Medio Ambiente. El organismo hidrográfico, que tomó muestras del agua del río, – también conocido como río Real -, culpó al cabildo de rebajar hasta en cinco metros la altura el nivel de la presa en dos días. Si la denuncia prosperase las consecuencias acabarán por repercutir en el bolsillo de los bembibrenses. Una perspectiva que, como era de esperar, ha levantado ampollas en la ciudad.

Los técnicos de la CHMS contabilizaron un centenar de truchas muertas, pero según los alcaldes pedáneos de San Andrés de las Puentes, José Luis de la Torre (PP), y el de San Facundo (PP), podrían ser “miles de ellas”.

De la Torre presentó una denuncia por delito ecológico en el Juzgado de Ponferrada al día siguiente del vertido. Así mismo prestó declaración ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), que abrió una investigación.

El presidente vecinal explicó que el vertido incontrolado de lodos producido por el desembalse llegó hasta la confluencia con el río Tremor, tres kilómetros más abajo. Además recordó a los medios que hace siete años murió una gran cantidad de peces por motivos análogos.

De la Torre declaró que el arroyo se encontraba vedado para propiciar la proliferación de las truchas como fuente de ingresos, y que la riada tóxica ha cortado de raíz el proyecto. Seguidamente pidió a la CHMS, a la que ya había advertido del estado de abandono en el que se hallaba la presa, que impida al Ayuntamiento de Bembibre retener más agua en el embalse para evitar “un nuevo desastre ecológico”.

Importancia de la pesca para la economía local.

La pesca es uno de los principales alicientes de esta zona paupérrima que cuenta con limitados recursos agrícolas y mineros. Los vecinos ven en la presencia de los pescadores una fuente de ingresos importante para la economía de la zona. De ahí la queja amarga de algún amante de la pesca en una página digital especializada y en comentarios en la prensa. Y también la de los hosteleros del lugar.

Además, el asunto que hoy tratamos se complica porque el embalse que abastece de agua potable a Bembibre se encuentra físicamente situado en el municipio de Torre del Bierzo, al que pertenecen los pueblos afectados por la catástrofe. Para más inri, los municipios están regidos por formaciones políticas que en el pasado han conocido graves confrontaciones.

El arroyo del Real.

El arroyo del Real nace en la crestería de los Montes de León, en las inmediaciones del barranco de la Molina y al pie del monástico municipio de Foncebadón, situado en la ruta compostelana que pasa por los Montes Aquilianos.

En su discurrir por esta fría región, orientada al norte, atraviesa el poblado de Poibueno, – próximo a los de Fonfría y Matavenero -, antes de ver sus aguas retenidas por la presa del Real.

Las dos primeras aldeas citadas se encuentran casi deshabitadas, mientras que en Matavenero vive una comunidad de vida alternativa y contracultural.

El arroyo ha modelado su cauce en la roca viva, conformando lugares de gran espectacularidad. Es el caso del pozo de las Ollas, situado en un valle que fue refugio de paz espiritual en el pasado, con varios cenobios constituidos, y que permanece aún básicamente virgen.

Una presa deficiente y peligrosa para la fauna del río.

La presa del Real es un claro paradigma de la usurpación que las ciudades grandes hacen de los recursos naturales de los municipios más pequeños. Es una situación también conocida por los vecinos residentes en algunos pueblos del valle del Oza, que han visto como este verano el aporte hídrico de su río principal descendía por debajo incluso del cauce ecológico.

La causa hay que buscarla en el acopio excesivo de aguas que el Ayuntamiento de Ponferrada está realizando en su captación de San Clemente de Valdueza. Es esta una situación de injusto abuso que ya han denunciado tanto el pedáneo de Valdefrancos, como el presidente de la Asociación de Vecinos ‘El Castro’ de Toral de Merayo, y el Partido del Bierzo.

El concejal de Medio Ambiente de Bembibre responsabiliza a la concesionaria.

En el momento del vertido en el río Argutorio, Manuel Ángel Rey, concejal de Medio Ambiente de Bembibre (PSOE), – que por cierto es de San Andrés de las Puentes -, intentó eludir responsabilidades derivándolas hacia la concesionaria. El sábado día 10 del corriente Rey aún recordaba que la limpieza de la presa le correspondía a la compañía.

El concejal lamentó los hechos ocurridos y acabó justiyficandolos por la “obligación de mantener el cauce ecológico del río’ y para “garantizar el suministro de agua”. El edil razonó el vaciado de la presa como “una necesidad”. Y esto, pese al riesgo manifiesto, – debido a las características anticuadas de la construcción -, de que las aguas enlodadas pudieran acabar vertiéndose al río.

Antecedentes del pantano de San Facundo.

En el verano del año 2002 el pedáneo de San Facundo, Ricardo Vila Paz, a la sazón concejal del Ayuntamiento de Torre por la UPL, efectuó unas declaraciones en las que comparó la presa con una “fosa séptica”, reclamó la limpieza de la zona y advirtió del posible daño ecológico que se podía provocar a la fauna. La presencia de truchas muertas en el embalse, el aspecto barroso del agua y el exceso de lodos en la presa fueron los principales riesgos entonces denunciados por Vila.

Una queja que entonces se venía a sumar a la de los bembibrenses por la escasez y mala calidad del agua que recibían de esa misma presa. El concejal de Sanidad, Luis González, lo atribuyó entonces a una avería en la planta potabilizadora.

El pedáneo de San Andrés de las Fuentes reclama la reparación del daño causado.

El viernes día 17, los pedáneos de San Andrés de las Fuentes y de San Facundo acusaron nuevamente de negligencia al Ayuntamiento de Bembibre, al tiempo que reclamaron la recuperación de la pesca perdida.

Los grupos políticos de la corporación de Torre del Bierzo, PP, PSOE y UPL, y su alcalde Manuel Merayo (PP), instaron al Ayuntamiento de Bembibre a que informe “de las actuaciones que vayan a efectuar y que incidan en la demarcación de Torre del Bierzo”.

Los portavoces políticos solicitaron la recuperación del cauce dañado para que pueda reanudar la pesca: “El río era muy truchero y nos hemos quedado sin trucha y eso que entramos en veda este año”, señaló José Luis de la Torre desde la pedanía de San Facundo.

El Ayuntamiento de Bembibre tendrá que pagar por los daños ocasionados.

Después de analizar el agua, la CHMS ha decidido sancionar al Ayuntamiento de Bembibre por el vertido de lodos al río Real. Los técnicos de la Confederación han detectado altos niveles de manganeso, hierro y aluminio, que responsabilizan de los daños ecológicos al río. El organismo de cuencas ya ha confirmado que la sanción afectará al Ayuntamiento de Bembibre como responsable del mantenimiento del embalse.

Aún no ha trascendido la cuantía de la multa que probablemente se le impondrá, pues antes se habrán de valorar los daños causados a la fauna del río. Todo esto al margen de las otras denuncias judiciales que puedan presentarse.

De este modo, y al menos por esta vez, un atentado ecológico no quedará impune. Desde esta página abogo para que este caso ayude a evitar que vuelvan a ocurrir nuevos “incidentes” en el futuro.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: Pese a la trivialización que el alcalde de Bembibre hizo del suceso el ayuntamiento de Bembibre fue multado, levemente en el caso de la Confederación (bajo el mismo signo político que el consistorio) y pesadamente por parte de la Junta (PP). Este blog recoge en ulteriores artículos más información sobre este tema.

Polémica en torno al río Argutorio por la muerte de cientos de truchas. 13/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Hidrogestión-Socamex asumirá la gestión del agua de Bembibre. 23/07/04. Diariodeleon.es.

En marcha una plataforma contra el mal servicio de la concesión de agua. 07/02/09. Diariodeleon.es.

La CHMS denuncia a Bembibre por la muerte de peces en el río Argutorio. 10/10/09. Diariodeloen.es.

Agresión continuada al río Oza.  09/10/09. Bierzonatura.blogspot.com.es

Rey responsabiliza de la limpieza de la presa a la gestora del servicio. 10/10/09. Bembibredigital.com.

Torre exige recuperar la pesca en la presa de San Facundo. 17/10/09. Diariodeleon.es.

Sanción al Consistorio por los lodos en el Argutorio. 22/10/09. Lacronicadeleon.es.

León: el fuego arrasa tres mil hectáreas de bosque en sólo tres días

Hace dos semanas hablé de los devastadores incendios en Grecia, que con ayuda europea han podido ser finalmente controlados. Este año el fuego ha sido un protagonista principal, no sólo en Grecia, sino también en las masas boscosas de la provincia de León, ensañándose con especial intensidad en El Bierzo.

El fuego arrasa la provincia de León.

Parecía que la quema respetaría nuestra provincia, porque habían quedado atrás los meses más críticos del verano. Sin embargo, en sólo cuatro días, los incendios han dejado nuestros montes como un solar. El cambio climático ha convertido meses que antaño eran frescos o claramente fríos, como marzo, septiembre u octubre, en secos y calurosos, propiciando así los temibles incendios. En cuarenta y ocho horas las llamas arrasaron en León tres mil hectáreas de bosque, el doble de la superficie forestal quemada durante el resto del verano. Los servicios de extinción se han visto al borde del colapso y la cuantía y agresividad de los frentes ígneos han obligado a las autoridades leonesas a solicitar ayuda, sobre todo de medios aéreos, a otras autonomías.

El Bierzo en llamas.

El Bierzo ha sido también, una vez más, el protagonista indeseado de los incendios. El maravilloso valle del Oza sufrió en estos días grandes quemas. Sin duda volver a disfrutar de la imagen de sus bosques magníficos necesitará una espera de dos décadas. El egoísmo humano, o la inconsciencia, nos están privando de nuestros paraísos incomparables, que –al ritmo que vamos- pueden llegar a ser dentro de poco tiempo sólo recuerdos del pasado, si no se pone freno a los mismos. 

Después de un incendio el paisaje es desolador. El espacio del bosque lo ocupa un desierto negro, vacío de vida, que necesitará alrededor de veinte años en recuperar el esplendor, la biodiversidad y la belleza, que el fuego puede en pocos minutos arrebatarle.

Con densas y largas estelas de humo, El Bierzo se vio cercado en estos tres últimos días por los incendios forestales. No es la primera vez que vivimos principios del año una primavera “caliente”, pues algunos pueblos como Bouzas, en los Montes Aquilianos y a dos pasos de Ponferrada, han estado a punto de desaparecer bajo las llamas. En esta ocasión, la gravedad de la situación obligó al Centro Provincial de Mando -en donde se coordinan los medios del Estado y los de la Junta- a enviar a todo su operativo al Bierzo y situar en la capital del Bierzo el dispositivo de Protección Civil para casos de evacuación y realojamiento de la población.

Desde el alto de San Cristóbal de Valdueza – adonde llegaron en helicóptero a primera hora de la tarde de ayer el director general de Protección Civil, Luis Aznar, el director general de Medio Natural, José Ángel Arranz, y el delegado de la Junta en la provincia, Eduardo Fernández, se podía seguir el avance de los diferentes focos de fuego, fácilmente detectables por la humareda que soltaban.

En esta ocasión los bomberos tuvieron que actuar a la vez en Peranzanes (Valle de Fornela), Puente del Rey (Villafranca del Bierzo), San Andrés de las Puentes (Torre del Bierzo), Lomba (Benuza) y, también en Manzanedo de Valdueza, apagando los últimos rescoldos de los múltiples incendios. En Puente del Rey los lugareños pasaron miedo, porque el fuego se acercó de madrugada a las casas. Allí, según una vecina, hubo algunos momentos de nervios y se perdió una importante mata de encinas.

Todos contra el fuego.

En Puente del Rey estuvieron el Ejército y su Unidad Militar de Emergencias (UME), al igual que lo hicieron en San Andrés de las Puentes, junto con las brigadas de la Junta de Castilla y León. Dos miembros de la UME resultaron heridos el viernes por la noche al caer por un terraplén el vehículo en el que viajaban. Los heridos fueron trasladados al Hospital del Bierzo, en donde se recuperan favorablemente. Doce hidroaviones y otra docena de helicópteros cargados con agua surcaron el cielo del Bierzo durante todo el día, en La Cabrera y en los Ancares. En Lomba, en el barrio de Otero, el incendio se aproximó también a las casas. Según Araceli, una vecina, el fuego empezó en el camino de la Llama Grande y aniquiló robles, escobas y maleza que había en fincas abandonadas. En Peranzanes las llamas se iniciaron en el Valle Fion, junto al Puente de Piedra del Río Cúa. Por suerte, finalmente no hubo que desalojar a nadie.

Nivel de peligrosidad 2 en toda la geografía berciana.

Es la primera vez que se declara este nivel desde que la Junta de Castilla y León lo estableció en el sistema de alertas actual. Durante la madrugada del viernes 11, dos frentes diferentes amenazaron las viviendas de Puente del Rey, en el municipio de Villafranca del Bierzo, y de Lomba, en el cabrerense Ayuntamiento de Benuza. Luego, a lo largo del día y gracias al impresionante despliegue de medios técnicos –aéreos, terrestres y humanos-, el peligro se fue alejando.

Intervención de la UME.

Las altas temperaturas, unidas a la sequedad del terreno, favorecieron la propagación de los incendios forestales. Hasta siete helicópteros, cuatro hidroaviones y casi una veintena de cuadrillas y brigadas, apoyadas por 120 militantes de la UME, se desplegaron por los montes de la provincia leonesa para sofocar los diversos frentes ígneos. El más peligroso, en Puente del Rey, mantuvo en vilo a los vecinos de la población: “Jamás en la vida he pasado tanto miedo”, confesaba una de sus vecinas. Y el alcalde de Villafranca mostró su indignación ante un incendio “que ha dañado más de cien hectáreas, con encinas y madroños, y que afectará a las aguas”.

En la comarca de La Cabrera las autoridades se plantearon la posibilidad de desalojar el pueblo de Lomba, de madrugada, momento en que se inició el incendio. Gracias a la rápida actuación de vecinos y brigadistas se evitó que ardiese un pajar, lo que hubiera sido fatal para las viviendas de la localidad. Cerca de allí, al mediodía, otro siniestro afectó al entorno de Truchas. La preocupación se acrecentó también en el municipio ponferradino ayer, tras reavivarse el incendio que había asolado el Valle del Oza entre San Clemente y Manzanedo de Valdueza, y donde también hubo riesgo para sus habitantes.

Petición de ‘Un ecologista en El Bierzo’ para la adopción de medidas contra los incendios.

Está claro que con la situación actual no se tiene control sobre los incendios forestales. En este sentido, desde mi pequeña tribuna me voy a permitir proponer una serie de medidas para evitar otros futuros. Espero que se tomen en consideración.

  • Mayores penas de prisión para los pirómanos.
  • Un cuerpo policial especializado en el seguimiento de los pirómanos.
  • Eliminación de los intereses económicos relacionados con los incendios. Hay que legislar para que los incendios no puedan producir beneficios económicos a quienes los provocan.
  • Incremento de los efectivos de protección de incendios en las épocas de mayor riesgo.
  • Limpieza permanente de los bosques y sendas de acceso especial para vehículos autorizados.

Situación actualizada de los incendios en la provincia de León.

Incendio en Peranzanes.

Se mantiene el nivel de gravedad 1 de INFOCAL (7). Permanece activo pero controlado y no hay riesgo para la población. Medios desplazados por la Consejería de Medio Ambiente: un helicóptero y una cuadrilla helitransportada, dos cuadrillas de tierra, un convoy de Palencia, un técnico de Medio Ambiente. Estos medios se complementan con otros dos helicópteros y dos cuadrillas helitransportadas del Estado y dos dotaciones de la UME.

Incendio en Puente del Rey (Villafranca del Bierzo).

Se mantiene el nivel de gravedad 1 de INFOCAL. Se ha vuelto a reavivar y se mantiene activo pero controlado. Medios desplazados por la Consejería de Medio Ambiente: dos cuadrillas de tierra, un convoy de Burgos, un técnico de Medio Ambiente. Estos medios se complementan con dos buldóceres, un Kamov (helicóptero) y dos hidroaviones del Estado.

Incendio en Barrio de la Puente.

Se mantiene el nivel de gravedad 1 de INFOCAL. La principal complicación es que se trata de una zona bastante inaccesible. Los medios desplazados por la Consejería de Medio Ambiente son un helicóptero y una cuadrilla helitransportada, un técnico de Medio Ambiente y dos buldóceres. Estos medios se complementan con dos hidroaviones y tres helicópteros del Estado, uno de ellos de coordinación.

Incendio en La Lomba.

El nivel de gravedad es 0. Permanece activo pero controlado. En la zona se encuentran trabajando un buldócer y un técnico de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y dos dotaciones de la UME.

Incendio en Robles de Laciana (Villablino).

El nivel de gravedad es 0. Permanece activo pero controlado. En la zona se encuentra un técnico de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Incendio en San Emiliano (Babia).

El nivel de gravedad es 0. Permanece activo pero controlado. En la zona se encuentra trabajando una autobomba.

Incendio en Folledo (La Pola de Gordón).
El nivel de gravedad es 0. Permanece activo pero controlado. En la zona se encuentran trabajando un técnico de Medio Ambiente, una autobomba y una cuadrilla de tierra.

Incendio en Sotelo (Trabadelo).

El nivel de gravedad es 0. Permanece activo pero controlado. En la zona se encuentran trabajando dos helicópteros y un técnico de Medio Ambiente de la Junta, más un helicóptero de coordinación.

Un ecologista en El Bierzo.

Los incendios devoran en dos días el doble que el resto del año. 12/09/09. Diariodeleon.es. 

Un incendio arrasa más de 60 hectáreas de matorral en Bouzas. 17/03/09. Lacronicadeleon.net.  

Un mechero en el bolsillo. 12/09/09. Diariodeleon.es.

Artículo incluido después de la revisión de este post:

La lacra de los pirómanos – arde León. 14/09/13. Rutinasvarias.wordpress.com.

Comentario por Marta Luz Arango Dávila el 14/09/2009.

Es evidente que el cambio climático está generando todo tipo de estragos medioambientales. El fuego es devastador y desolador. Habría que pedir además de penas contundentes para los pirómanos y sanciones a los dueños de los terrenos que no limpian sus predios de podas y restos peligrosos que arderían rápidamente arrasando con lo que se encuentra por delante. Me gustan los planteamientos de los diferentes temas que se plantean en este blog, ya que nos hacen reflexionar sobre nuestros propios problemas.

Los vecinos del valle del Oza exigen a la Diputación la mejora de la carretera a Peñalba y Montes

Manifestación vecinal para exigir mejoras en el acceso a los pueblos del valle del Oza. 9 agosto 2009. Fuente: lacronicadeleon.es.

Manifestación vecinal para exigir mejoras en el acceso a los pueblos del valle del Oza. 9 agosto 2009. Fuente: lacronicadeleon.es.

Ayer la tranquilidad dominical de los habitantes de San Esteban de Valdueza, en los Montes Aquilianos, se vio algo trastocada por la presencia de medio centenar de vecinos de la cuenca del río Oza, convocados para exigir a la presidenta de la Diputación Provincial de León, Isabel Carrasco (PP), mejoras en el acceso vial a sus pueblos desde Ponferrada. Una reivindicación que asumieron vecinos de todos los  pueblos del valle: Valdefrancos, San Clemente, Manzanedo, Montes de Valdueza y Peñalba de Santiago.

Con su participación éstos dejaron clara su intención de continuar ejerciendo una presión continuada para conseguir mejoras en unos viales que, en opinión de la mayoritaria de los presentes, están “dejados de la mano de Dios” -y sobre todo del ayuntamiento de Ponferrada-, en un lugar excepcionalmente emblemático para El Bierzo como son la Tebaida Berciana y su valle del Silencio.

agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Una vista del valle del Oza cerca de Montes de Valdueza. en la que se distingue el trazado de la carretera actual. 19 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

La polémica no estuvo ausente en la manifestación. ¿La causa? El nuevo enfrentamiento, -entre las decenas de ellos habidos anteriormente-, entre las dos únicas formaciones bercianistas, el Partido Regionalista del Bierzo (PRB) dirigido por Tarsicio Carballo, y el Partido del Bierzo (PB), Iván Alonso, por establecer su influencia en la zona, que han valorado de manera diferente el proyecto de acceso a Peñalba que la Diputación sacó a información pública la semana pasada.

En la marcha participaron, además de los vecinos, los alcaldes de Montes, San Clemente y Valdefrancos, acompañados por sus respectivas juntas vecinales. Antes de disolverse la manifestación, se acordó presentar alegaciones al estudio presentado por la Diputación, un proyecto que prioriza el acceso a Peñalba y Montes pasando por San Cristóbal de Valdueza, y que evitan así el paso por el valle del Oza.

Personalmente no veo por qué la propuesta de la Diputación ha de ser incompatible con la mejora de la carretera del Oza. Incluso, por ciertas consideraciones, la encuentro peor por la elevada altitud a la que se sitúa, pues estará más sujeta a los riesgos de heladas y nieve que suelen producirse en época invernal. Para mí que la elección de la carretera por San Cristóbal se sitúa en la órbita de intereses municipales del Partido Popular (que gobierna en estos momentos la alcaldía ponferradina). Éstos están ligados a la construcción de una estación de esquí en El Morredero, por encima del pueblo de San Cristóbal, en un proyecto que Isabel Carrasco ha alentado y subvencionado desde el organismo que preside. Es conocido que los ecologistas se han manifestado en contra de este último proyecto, que se desarrolla sobre un espacio protegido de la Red Natura 2000, y han criticado que se esté financiando irregularmente y sin contar con la autorización comunitaria que precisa para poder llevarse a cabo. Sin embargo, no tengo noticia alguna de que estos permisos hayan sido solicitados.

Tarsicio Carballo calificó la manifestación de “éxito rotundo”. El portavoz del PRB, un partido sin representación política en el Consistorio ponferradino, -aunque políticamente vinculado a los intereses del actual alcalde Carlos López Riesco-, añadió que “las alegaciones que vamos a presentar van a ir enfocadas a demostrar a la Diputación que el único acceso viable a Montes y Peñalba es el de San Esteban, tanto sociablemente como ecológicamente“.

Los participantes aprobaron la creación de una “Comisión de seguimiento“, compuesta por vecinos, los alcaldes pedáneos de Valdefrancos y San Clemente, y miembros del PRB, a la cual se acordó invitar a sumarse al resto de los pedáneos del valle que quieran participar en ella. Así mismo se acordó que la primera reunión de esta comisión tendría lugar el próximo jueves en la Casa-escuela de Valdefrancos.

Breves antecedentes históricos.

El abandono de las casas es patente en Montes de Valdueza, aunque algunos vecinos hayan arreglado la suya. 19 agosto 2008. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El abandono de las casas es patente en Montes de Valdueza, aunque algunos vecinos hayan arreglado la suya. 19 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre la posibilidad de que el acceso a Peñalba y Montes de Valdueza se realice por la carretera del Morredero. Una opción a la que se oponen los vecinos del valle del Oza.

Como quiera que algunos de mis antepasados nacieron y vivieron en estos pueblecitos, -en donde todavía perdura su recuerdo en la memoria de los mayores-, me siento lo suficientemente acreditado como para ofrecer mi opinión personal sobre el tema, pues son muchísimos los años los que llevo visitándolos.

Mi opinión es que, en lo posible, debe evitarse hacer ‘una ‘autopista’ por el valle del Oza, pero sí que han de suprimirse, o mejorarse, todos los puntos faltos de visibilidad. Estos impiden, a día de hoy, avanzar por la vía con una seguridad mínimamente aceptable. Y también, seríaconveniente exigir que el ancho de la futura vía sea suficiente para admitar dos carriles suficientemente amplios.

Visito estos lugares desde que era niño. Acudía allí con otros familiares, en bus o en taxi. Aún recuerdo que el chófer pedía que nos bajásemos del vehículo al cruzar un estrecho puente que unía San Esteban con Valdefrancos de Valdueza (que aún perdura pero está inutilizado) salvando un arroyo estacional. Era una medida de precaución sensata, por si una rueda del vehículo se salía de la ruta se precipitaría irremediablemente al torrente. El puente carecía de barandillas y su anchura era tan exigua que hasta los carros de bueyes tenían que andarse con cuidado. Mi padre aún relata cómo, en una ocasión, un camión se precipitó desde el puente al vacío.

Hoy ese puente ha sido remplazado por otro no mucho más ancho, que aún intranquiliza el espíritu de algún conductor poco ducho. En cuanto al puente de San Clemente sobre el río Oza, recuerdo que era igual de precario, siendo ampliado a posteriori con un pequeño añadido de pocos centímetros por cada lado, para el paso de los peatones.

Hoy la carretera está asfaltada, pero fue de tierra en su día. ¡Y para de contar! Esto es todo lo que se ha hecho en esa ruta. No recuerdo que se haya hecho nada más desde hace años, salvo el aparcamiento turístico del monasterio de Montes y el de Peñalba. Pero, ¿a ver qué autobús se atreve a aventurarse por esta carretera? ¿Con esas subidas y curvas tan cerradas? Desde luego, hoy todavía resulta una aventura francamente peligrosa.

De todas las poblaciones del valle sólo Peñalba ha experimentado un crecimiento notable y una recuperación urbanística digna de encomio. Los demás pueblos, faltos de ayudas, han visto como iban perdiendo a sus habitantes y sus casas se caían en ruinas.

El Servicio Municipal de Aguas de Ponferrada en San Clemente de Valdueza. 16 dic. 2008. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El Servicio Municipal de Aguas de Ponferrada en San Clemente de Valdueza. 16 dic. 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

Por esto reprocho a las Administraciones el olvido al que han sometido a estos pueblos pequeños, durante tantas décadas. A un abandono ciertamente injusto. Algunos ‘justificarán’  ese olvido (aunque sólo en privado) pretextando que su escasa población no hace electoralmente rentables las inversiones que éstos precisan.

Pero no deberían de olvidar que, durante años fueron precisamente estos pueblos los que contribuyeron a enriquecer a la villa con sus productos agrícolas y ganaderos, además aportar el pago de los arbitrios que se les imponía despóticamente para venderlos en Ponferrada. Y no olvidemos tampoco que de allí, de ese río, proviene una la mejor parte de nuestra agua de boca. Toda, de hecho, antes de que se proyectase hacerla llegar una parte desde el embalse de Bárcena.

Decía, pues, que este valle continúa siendo el que aporta la mejor agua potable a Ponferrada. Y ésta, también ha de decirlo, no ha tenido empacho alguno en apropiarse descaradamente de ella, dejándo a sus pueblos casi a seco. El ‘pobre’ río Oza -en donde se lavaba la cara mi padre cuando era niño, como antes lo hizo el suyo, y en donde yo descubrí mis primeras truchas (que veía nadar contra corriente bajo el puente medieval de Valdefrancos)- hoy baja  a mínimos en verano. Y ya no hay peces. ¡Todo esto ¡a cambio de nada!

Por eso reivindico, por justicia social, la carretera por el fondo del valle. Porque es la que necesitan estos pueblos. Y esto, sin merma de que también se mejore la necesaria conexión con San Cristóbal y su acceso a Peñalba y Montes de Valdueza por esa otra vía.

Un peregrino atraviesa la puerta mozárabe de la iglesia de Santiago. 15 agosto 2008. Enrique L. Manzano.

Un peregrino atraviesa la puerta mozárabe de la iglesia de Santiago. 15 agosto 2008. Enrique L. Manzano.

No hay que olvidar que estos pueblos del Oza, perdidos en la inmensidad de los Montes Aquilianos, contienen una riqueza cultural impresionante. Buen ejemplo de ello son la excepcional iglesia mozárabe de Peñalba de Santiago, o el monasterio de San Pedro de Montes, de singular importancia religiosa y que he visto como iba cayéndose en ruinas durante décadas.

El abandono ha sido tan manifiesto que los amigos de lo ajeno han podido llevarse con total desfachatez piezas de singular valor, aquellas que formaban parte de nuestra historia más antigua. Como sucedió en Montes. Y tampoco debemos olvidar que, por el valle del Oza, pasó durante siglos la senda que acercaba los monjes, en un alejamiento voluntario del Camino Jacobeo, a la Tebaida berciana, cuna de importantes anacoretas.

Aunque sólo fuera por estas razones, impróvidamente sintetizadas en estas líneas, creo que la Diputación debería acceder a la demanda de estos vecinos, tan injustamente ignorados durante tanto tiempo. Y todo ello, sin menospreciar los derechos de otros pueblos bercianos, como los de Los Barrios, que aún contando con mejor comunicación que los del valle del Oza, también presentan puntos viales muy conflictivos. Como los que afectan a la travesía de Salas de los Barrios.

Un ecologista en El Bierzo.

Comentario por Fernando Merayo el 31/08/2009.

El acceso principal del monasterio de Montes de Valdueza, con su torre lateral cuadrada, luce una belleza austera y magnífica. 19 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

El acceso principal del monasterio de Montes de Valdueza luce una belleza austera y magnífica. 19 agosto 2008. Foto: Enrique L. Manzano.

No pertenezco a ningún credo político ni a ninguna asociación ecologista, pero tengo mi opinión sobre el tema. Conozco menos de lo que quisiera ese valle maravilloso y bastante más de la historia que se ha forjado en el mismo. Sería un acierto mejorar las comunicaciones por el fondo del valle para poder devolver al mismo la riqueza que todavía puede generar desde el punto de vista paisajístico y cultural. Promocionar lo que tenemos con seriedad e inteligencia creo que sería una buena forma de servir a nuestra tierra. Se trata de un escenario histórico que todos nuestros estudiantes debieran conocer a través de actividades adecuadas en las escuelas. Así lo piensa un berciano que vive fuera de su lugar de origen.

El Partido del Bierzo se opone al proyecto municipal del Pajariel

El Partido del Bierzo (PB), que preside Iván Alonso, me ha trasladado su postura sobre el proyecto municipal del Pajariel, monte que el ayuntamiento de Ponferrada pretende abrir a actividades lúdicas y de recreo para la población. Precisamente los grupos de trabajo sobre esta cuestión que forman parte de la Agenda Local 21 han sido convocados para una segunda reunión mañana.

¡No al proyecto del Pajariel!, por el Partido del Bierzo.

Logo. Partido del Bierzo. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.El Partido del Bierzo (PB) denuncia la hipocresía del señor alcalde de Ponferrada, que se comprometió a ser “la voz de los sin voz” (en clara alusión a Izquierda Unida y  el Partido del Bierzo) ya hace dos años.

Mentira total y absoluta, según ha demostrado el transcurso del tiempo. Con respecto al nuevo bercianismo, la actitud del equipo de Gobierno del Consistorio es, desde hace bastantes años, de desprecio, mezclado con indiferencia y marginación.

El PB se opone abiertamente al proyecto del Pajariel, al no obedecer y estar en consonancia con ninguna de las dos consignas que proponemos para la actual época de crisis: la creación de empleo y el mejor servicio y aprovechamiento ciudadano.

Nos parece que un teleférico desde el puente del Ferrocarril se relaciona más con una promoción del turismo que al moderno concepto de espacio “ciudadano”. En lugar de esta obra, lo que hace falta es habilitar dos pasarelas: una para el barrio de la Estación y otra para la barriada de Flores del Sil. Tampoco podemos estar de acuerdo en instalar un observatorio Astronómico-Planetario, pues la ubicación mejor para el Bierzo por accesibilidad sería el mirador del Parque de la Juventud.

No va admitir el PB la mercantilización del espacio natural, tan típica y presupuesta del Partido Popular (PP). En consecuencia, en vez de una cafetería – merendero – mercado ecológico, planteamos la alternativa de un espacio de ocio con una pequeña cafetería, un merendero y una exposición alternativa de todas las organizaciones ecologistas del Bierzo, así como un calendario explicativo astronómico anual. Los beneficios del sistema de restauración y hostelería se repartirían entre todo el movimiento conservacionista y ecologista berciano.

En cuanto a las rutas de senderismo, ciclismo, botánica… con tres o cuatro sería suficiente. Si bien, eso sí, con una información lo más completa y detallada posible sobre flora y fauna, endemismos, especies características, accidentes orográficos, fuentes, lugares destacados…

Con la cantidad de inversión sobrante, aproximadamente 3,75 millones de euros, se tendría que avanzar en la puesta a disposición de los terrenos para que Confederación Hidrográfica cumpliera su promesa de adecentar los márgenes del Sil, con un paseo arbolado desde el puente del Ferrocarril hasta la altura de La Martina. Aún así, también cabría emplear los fondos disponibles, gracias al ahorro previsto, para construir un pequeño lago (iniciativa con más de seis años de retraso) y un Plan de Obras para las pedanías de Toral de Merayo y Otero, como contraprestación debida a la cesión de usos del Pajariel o, incluso, planificar la urbanización del camino del Bosque y de la calle Batalla del Salado y su entorno.

De todas formas, lo que más duele al PB es que, después de presentar tantas alternativas y actuaciones para el Valle del Oza, sea la administración local ponferradina la más cicatera y contraria, sobre todo por lo que hace a poblaciones como Manzanedo, Montes, San Clemente, la zona de Compludo…

El PB ya no espera nada de la Concejalía de Medio Rural para el Oza, totalmente olvidado. Por ello continuaremos concienciando a los vecinos de los pueblos de que sus derechos están siendo pisoteados por los mandatarios municipales, que los tienen en la categoría de contribuyentes, no ya de segunda, sino de tercera. Por otro lado, demandamos al Ayuntamiento que se digne a responder con argumentos por qué todas las ideas y proyectos del “nuevo bercianismo” van a parar a la papelera, con una prepotencia y osadía rayana a la insensibilidad y a una conducta “antidemocrática”.

Marcelino B. Taboada. Secretario de Bierzo Natura y de Unidad del Bercianismo, y miembro de la Ejecutiva del Partido del Bierzo.

Mañana se reúnen los grupos de trabajo de la Agenda Local 21 sobre ‘El Pajariel; Parque Forestal’ surgidos de la reunión celebrada el pasado 8 de junio.

Mañana se celebrará esta segunda reunión cuya convocatoria me ha vuelto a llegar, únicamente por correo electrónico, muy ajustada de tiempo. Apenas si cumple con las preceptivas 48 horas mínimas de antelación que exige la normativa.

Ha transcurrido casi un mes desde la anterior reunión y no deja de sorprenderme la improvisación de todo este asunto. No puedo impedirme hacerme preguntas sobre por qué no nos avisan con una mayor antelación. ¿Acaso pretenden que no acuda nadie?

Esta segunda convocatoria recoge los títulos de siete grupos de trabajo, aunque eran sólo seis cuando acabamos la sesión anterior. Ahora hay uno más, sacado de la chistera por no sabemos quién. Y algo bueno. El correo me ha llegado con un código que me permite ver la zona de extranet de la Concejalía de Medio Ambiente, en donde puedo consultar información adicional sobre la propuesta municipal.

He hablado con mi compañero de Ecologistas en Acción del Bierzo y me ha dicho que le han incluido en tres de las reuniones previstas, cuando lo que queríamos era participar en todas.

A mí me han incluido, también arbitrariamente, en otros grupos. El señor Jordán, el técnico municipal, es quien lo está decidiendo todo y nos limita las reuniones en las que deseamos estar presentes. En estas condiciones, Jorge y yo, nos preguntamos si vale la pena continuar o si deberíamos retirarnos y denunciar el procedimiento.

Un ecologista en El Bierzo.

Empiezan las reuniones de la Agenda Local 21 para el monte Pajariel en Ponferrada. 08/06/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La convocatoria postal de la primera reunión de la Agenda Local 21 sobre el Pajariel llega dos días después de celebrada. 10/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Matizando el anteproyecto del Pajariel.
18/05/2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.