Archivo de la etiqueta: Selvas tropicales

Agrotóxicos, minería y represión campesina

La familia Qom fue atropellada, falleciendo la anciana y su nieta. Sudaka.wordpress.com.

La familia Qom fue atropellada, falleciendo la anciana y su nieta. Sudaka.wordpress.com.

“Si supiera que el mundo se ha de acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol.” Martin Luther King, Jr.

Gustavo Duch publicó ayer un artículo en ‘La Jornada de México’ , al tiempo que en su blog ‘Palabre-ando’. Una palabra que me hace pensar de manera inconsciente en el gerundio ‘sembrando’.

Duch es coordinador de la ‘Revista soberanía alimentaria, biodiversidad y culturas’, además de conferenciante y autor de ‘Sin lavarse las manos’, entre otros escritos.

Su último artículo me empuja a la reflexión. Con su estilo especial, que orilla constantemente la poesía, cita a una Gaza palestina bajo las bombas, donde “mueren ancianos, niñas y niños, mujeres y hombres”. Pero también mueren judíos en Israel, en una conflagración que dura ya más de medio siglo.

Yo no voy a escribir sobre este asunto, o al menos no debería hacerlo desde este blog,  porque sólo trato en éste temas medioambientales y sociales, reehuyendo en lo posible los políticos. Aunque a veces no lo parezca.

Lo que más me ha impresionado del post de Duch, titulado ‘Sembrar maíz’, ha sido esa referencia a Miguel Galván, un campesino de la comunidad de Simbol, en Santiago del Estero, Argentina, asesinado por sicarios del agronegocio de la soja transgénica. Una plantación, precisa el bloguista catalán, que “avanza desvistiendo bosques y selvas, borrando pueblos como una plaga bíblica de langostas”. Miguel cuidaba la tierra, defendía la vida, y ahora está muerto. Sus familiares y amigos lloran su insustituible presencia, como el año anterior gimieron la de Cristian Ferreyra los suyos.

Protesta contra el asesinato del joven campesino Cristian Ferreyra. 25 nov. 2011. Llamaralascosasporsunombre.blogspot.com.es.

Protesta contra el asesinato del joven campesino Cristian Ferreyra. 25 nov. 2011. Llamaralascosasporsunombre.

Tanto Cristian, como Miguel, son unas víctimas a añadir a la larga lista de luchadores que han perdido la vida defendiendo su derecho a vivir de la tierra, humildemente, con la confianza puesta en el día que vendrá, sabiendo que puede contar con ella y que siempre está ahí, preparada para ofrecerles lo mejor de ella misma. Y a la memoria me vienen los nombres y rostros de otros campesinos y campesinas, con frecuencia parejas, también asesinados por oponerse a que instalen en sus haciendas cultivos industriales ajenos a sus intereses, extraños incluso a la misma tierra que conocieron desde su nacimiento. Han sido asesinados en Argentina, Colombia, Ecuador, Indonesia, Filipinas, México, Paraguay… la lista es extensa.

Ayer mismo fallecía en Formosa (Argentina) un bebé de ocho meses. Su abuelo resultó gravemente herido al ser atropellado por un ‘gendarme’ (así aparece en la noticia) cuando conducía su motocicleta. La abuela, que también iba con ellos, falleció a las pocas horas. Leo que el responsable del atropello pateó al accidentado, Ricardo Coyipé, cuando éste todavía estaba en el suelo. Coyipé había participado, el 23 de noviembre de 2010, en una protesta en la que resultó gravemente herido mientras reclamaba un territorio ancestral que, finalmente, le arrebataron.

Portada del libro 'Efecto Esmeralda', de Pedro Pozas. Bubuk.es.

Portada del libro ‘Efecto Esmeralda’, de Pedro Pozas. Bubok.es.

Son esos mismos mercenarios del agronegocio los que, en los próximos días, quieren aprobar la siembra masiva de maíz transgénico en México. Algo sobre lo que ya publiqué en su día. “Si les dejamos, escupirán a la tierra sus ansias de lucro, sembrando la muerte en las tierras que dieron origen a este grano hecho de barro y pasto, en reunión de dioses y humanos”, dice Duch.

“Se están cometiendo en la actualidad, el asesinato de miles de líderes indígenas que luchan por la conservación de las selvas tropicales, que de por sí deberían estar ya protegidas por beneficio a la biodiversidad de nuestro planeta. Miles de campesinos, periodistas, luchadores en la defensa de la tierra y la conservación de los pueblos del bosque, son igualmente asesinados, haciéndoles desaparecer para siempre mientras hipócritamente, las Naciones Unidas celebran los años internacionales del bosque o la biodiversidad”, escribe Pedro Pozas, el director ejecutivo del proyecto gran simio (GAP/PSG-España), en su libro ‘Efecto Esmeralda’.

Logo. Lucha de los campesinos mexicanos contra el maíz transgénico. httpgustavoduch.wordpress.com.

Logo. Lucha de los campesinos mexicanos contra el maíz transgénico. Gustavoduch.wordpress.com.

Como en Europa, donde imagino que disponemos de mayor información, alertados los pueblos indígenas, rurales, urbanos, de México, se unen y aprietan como esos granos claros, amarillos, utilizados por los dioses antiguos como material de la vida primigenia mexicana. Juntos forman una mazorca de maíz. Una mano bronceada la sujeta, la levanta combativa. Es un puño dispuesto a detener la barbaridad de la siembra de ese maíz “enfermizo, contaminador, estéril y criminal”.

Hace también escasos días que desde Argentina recibía la fotografía de un recién nacido, afectado por una extraña enfermedad de la piel. Sus progenitores residen en una zona que ha sido convertida en una inmensa plantación industrial, sobre la que se viertes toneladas de fitosanitarios. Son cientos los niños que han nacido, desde entonces, con malformaciones congénitas. Ayer mismo, me llegaba también la noticia de que decenas de personas había tenido que acudir a los hospitales de Buenos Aires, intoxicadas por un escape de un pesticida fabricado por la empresa Bayer.

Las bombas y cohetes que caen sobre Gaza e Israel tienen su réplica pequeña, a otro nivel, en estos otros ataques sobre una población indefensa que aún no sabe que también estamos en guerra. En movilización contra los mercaderes de vidas, aquellos a los que no les importa ese sacrificio ajeno si vale para engordar sus propias cuentas.

Un ecologista en El Bierzo.

Deformaciones genéticas provocadas por los agrotóxicos. 2011. Fuente ecosalta.blogspot.com.es.

Deformaciones genéticas provocadas por los agrotóxicos. 2011. Ecosalta.blogspot.com.es.

Misiones: Malformaciones por uso de Agrotóxicos. 12/10/11. Ecosalta.blogspot.com.

Miguel Galván, otro miembro de MoCaSE asesinado. 11/10/12. 8300.com.arg.

El modelo sumó otra víctima. 10/10/11. Llamaralascosasporsunombre.blogspot.com.es

Formosa. Gendarme atropelló a familia Qom. 10/12/12. Sudakatopo.wordpress.com.

Ecuador: aparece muerta una pareja de campesinos que se oponía a las ambiciones de una maderera. 22/03/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Filipinas-Palawan: defensor de la selva y periodista asesinado. 07/02/11. Salvalaselva.org.

Brasil: los esclavos del etanol. 23/08/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El regalo envenenado de Monsanto a Haití: Cólera de miles de campesinos haitianos contra Monsanto y el Gobierno. 31/10/10. Despertares.org.

Perú: otro campesino muerto en protesta contra minera mexicana. 07/04/11. Es.noticias.yahoo.com.

Piden investigar asesinato de líder campesino en Paraguay. 03/12/12. Noticiasterra.com.pe.

Día Internacional de lucha contra los plaguicidas: El holocausto está aquí, pero no lo ven. Diciembre 2007. Rapaluruguay.org/agrotoxicos.

Asesinado Gerry Ortega, el defensor del medio ambiente y de los derechos de los Palawan en Filipinas

El líder medioambiental asesinado, Jerry Ortega. Filipinas, 8 enero 2010. Fuente: elyvalendez.blogspot.com.

El medioambientalista asesinado, Jerry Ortega. Filipinas, 8 enero 2010. Fuente: elyvalendez.blogspot.com.

El 31 de diciembre del año pasado publiqué desde estas mismas páginas un artículo titulado “Filipinas: la minería y la palma aceitera amenazan la isla de Palawan” (este enlace por desgracia ya no existe), en el que informaba extensamente sobre esta isla filipina, Reserva de la Biosfera, gravemente amenazada por las explotaciones mineras y el  monocultivo de la palma de aceite.

La noticia de los abusos allí cometidos, a los que por estar acostumbrados no dejo de ver como igualmente despreciables, me llegó a través de Guadalupe, la defensora de los bosques tropicales, desde la página web de la asociación “Salva la Selva”, con sede en Alemania y con la cual mantengo una relación informativa fluida, como lo acreditan mis numerosas referencias al trabajo de esa entidad defensora de la naturaleza y el medio ambiente.

Gerry Ortega, defensor de los palawan. 2011. Fuente: Salvalaselva.org.

Gerry Ortega, defensor de los palawan. 2011. Fuente: Salvalaselva.org.

Ahora, por desgracia, tengo que lamentar un atentado luctuoso más, que en esta ocasión ha acabado con la vida de un medioambientalista muy conocido en Filipinas. Se trata de Gerry Ortega, quien en la mañana del 24 de enero, fue asesinado cuando salía de la emisora desde donde emitía un programa comprometido con la conservación de la naturaleza. Para “Salva la Selva”, la asociación que lucha contra la deforestación de los bosques y defiende los derechos de las comunidades indígenas, el motivo de este crimen está claro: “Ortega fue asesinado por levantar una y otra vez la voz en contra de los planes mineros del gobierno que suponen una amenaza para las selvas, así como para las fuentes de sustento de la población indígena de Palawan“.

El defensor del medio ambiente y periodista radiofónico ganó el año pasado el premio al Mejor Proyecto Ecoturístico Comunitario en los Premios de Oro de la Asociación Pacific Asia Travel. Su asesinato suma al de decenas de otros conservacionistas declarados, como Francisco Alves Mendes Filho, conocido como “Chico Mendes”, vilmente matado en Brasil en 1998. Desgraciadamente estos no son más que la punta de iceberg de miles de otros asesinatos perpetrados contra cualquiera que represente un peligro potencial contra los intereses económicos de las empresas criminales. A la memoria me vienen los más de siete mil asesinatos cometidos en Casanare (Colombia), incluso sobre adolescentes varones sin ninguna tendencia o formación ideológica, simplemente para cortar de raíz cualquier futura oposición a un proyecto petrolero de la British Petroleum (BP) que, a todas luces, no se prolongará más allá de los diez años que durará la explotación.

Son realidades tan tenebrosas y espantosas que resultan difícilmente creíbles, o al menos para nosotros, que vivimos tranquilos y con nuestras conciencias en paz. En ningún caso debiéramos ser insensibles a ellas.

La isla filipina de Palawan.

La isla de Palawan, en Filipinas. Lamula.pe.

La isla de Palawan, en Filipinas. Lamula.pe.

En mi artículo anterior referí la importancia de esta isla del archipiélago filipino como Reserva de la Biosfera establecida por la Unesco, ya que cuenta con 49 especies de animales y 56 de plantas catalogadas en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.  Comenté entonces como las concesiones mineras, que devastan a las comunidades nativas y la tierra de la que dependen para sobrevivir, se han instalado incluso en las zonas establecidas como de máxima protección por el Plan Ambiental Estratégico de Palawan.

Atentados ecológicos en Palawan.

Infantes palawan. 2010. Survival.es.

Infantes palawan. 2010. Survival.es.

Resumiendo podría decir que los principales problemas que acechan a la supervivencia cultural, e incluso física –pues hay riesgo de desaparición del colectivo entero de la población Palawan- son dos. El primero de ellos reside en la intención del Gobierno provincial de convertir miles de hectáreas de terreno en plantaciones para biocombustibles, especialmente de palma de aceite, con lo que ello significa la reducción de la biodiversidad local y de merma de los recursos de la población indígena.

En cuanto al segundo problema, éste tiene que ver con los proyectos mineros para la isla. La empresa Rio Tuba Nickel Mining Corporation (RTNMC) está causando daños irreparables en la isla, incluso en los puntos de más alta biodiversidad como en el límite de Bulanjao. Y si bien se ha aprobado una reciente moratoria de 25 años para la minería a pequeña escala, lo cierto es que las grandes explotaciones no han detenido su avance, más bien al contrario. Es más, ni siquiera la recién aprobada Área Protegida de Mantalingahan asegura la protección de las fuentes de agua de Gantong, otro de los problemas añadidos generado por las explotaciones mineras y que dificulta gravemente la existencia de los Palawan, una etnia nativa de unos 40.000 individuos.

Además, hay informaciones que indican que la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas (NCIP) en Palawan, mandataria de los intereses indígenas, estaría traicionando sus reivindicaciones. Así, -según Salva la Selva denuncia- el proceso consultivo llevado a cabo por NCIP no ha permitido a los pueblos indígenas ejercer el consentimiento previo, libre e informado, al que tienen derecho por ley nacional e internacional.

Palma aceitera y minería amenazan a la población y a la biodiversidad. Salvalaselva.org.

Palma aceitera y minería amenazan a la población y a la biodiversidad. Salvalaselva.org.

El papel de “Salva la Selva” ha sido el de actuar frente al Gobierno nacional para que revoque la Ley Minera de 1995, que ha sido desastrosa para los indígenas y campesinos en Filipinas, y solicitar que se cancelen las concesiones mineras, la de la MacroAsia y de la Celestial en la municipalidad de Brooke’s Point y en las fuentes de agua de Gantong,  concedidas sin el genuino consentimiento previo de los indígenas.

La organización internacional pide que se asegure que la construcción de las carreteras mineras en el límite de Bulanjao y los planes para incrementar las plantaciones se detengan, de acuerdo a la Ley de Derechos de los Pueblos Indígenas y el Plan Ambiental Estratégico para Palawan. Otra ONG Internacional, “Survival”, también está interviniendo de manera muy importante en las denuncias presentadas por los Palawan, con una recogida de firmas incluida.

Entierro de Gerry Ortega. Filipinas, 8 enero 11. Elyvalendez.blogspot.com.

Entierro de Gerry Ortega. Filipinas, 8 enero 11. Elyvalendez.blogspot.com.

Información sobre el pueblo Palawan, y sus orígenes, podéis consultarla a través de este enlace y en otros situados al pie de este artículo. Y en cuanto al apoyo a las exigencias indígenas, podéis añadir vuestra firma en los enlaces facilitados al pie del mismo.

Recogida de firmas.

Filipinas: Palma aceitera y minería amenazan la isla Palawan. Salvalaselva.org.

Carta para la directora general de la Unesco Irina Bokova. Tragedia ambiental en Filipinas: la UNESCO mira y calla. 11/02/11. Salvalaselva.org.

Carta para Ramón J. P. Page, Secretario del Departamento de Medioambiente y Naturaleza de Filipinas. Escribe una carta por los Palawan. 25/02/11.  Survival.es.

Un ecologista en El Bierzo.

Cartel. Justicia para Gerry Ortega. 28 agosto 2011. Interaksyon.com.1.bp.blogspot.com.

Cartel. Justicia para Gerry Ortega. 28 agosto 2011. 1.bp.blogspot.com.

Asesinan de un tiro a un activista anti-minería en Filipinas. 28/01/11. Fuente Survival.es.

Filipinas-Palawan: defensor de la selva y periodista asesinado. 07/02/11. Salvalaselva.org.

Información cultural sobre el pueblo Palawan (en inglés). Eye-in-the-blue-sky.blogspot.com.

Macroasia and the Plundering of Protected Areas: Unravelling the Roots of Illegality (en inglés). Enero 2011. Participatorygis.blogspot.com.

Oil palm aggression on Palawan Unesco man & Biosphere Reserve. 2011. Vimeo.com.  aldaw network. (En ingles).

Macroasia and the plundering of protected areas: unravelling the roots of illegality. 21/01/11. Vimeo.com. Aldaw. (En inglés). 

 

Crece la oposición internacional a los ‘desiertos verdes’

Un 'desierto verde'. 2009.

Un “desierto verde”. 2009.

“Imaginaros un bosque enorme, alineado, con sus copas de los árboles verdes, haciendo frontera con las cada vez más reducidas selvas tropicales. Imaginaros que salís del camino y os adentráis en su interior con la intención de sacar fotografías o de grabar el paisaje. Lo primero que notáis es que no existe esa vegetación baja que se encuentra en la selva; es fácil andar, saber donde pone uno el pié. Parece ser cómodo. Pensáis que vais a disfrutar. Pero cuando habéis encontrado el lugar idóneo para inmortalizarlo y os paráis para enfocar, veis que algo ocurre, que hay algo anormal en el ambiente…un silencio aterrador atraviesa tus tímpanos y la intuición te dice que pasa algo serio en ese lugar. Y sí, una vez que intentas encontrar el motivo, rápidamente percibes que estás dentro de un bosque en silencio y que no escuchas ningún canto de pájaro, nada de nada. Todo silencio y cuando ves que con tu mirada tampoco ves aves volando por el cielo, comprendes que estas ante un bosque muerto, ante un monocultivo, un desierto verde”. Pedro Pozas Terrados, naturalista.

Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles.

Un 'desierto verde' de jatrofa. 2009.

Un ‘desierto verde’ de jatrofa. 2009.

Las plantaciones de árboles destruyen enormes superficies de tierras. Su manejo a escala industrial desgasta los suelos y consume cantidades ingentes de agua. En su ambición de obtener ganancias, la industria de las plantaciones de árboles no conoce el respeto a la naturaleza ni a las personas que habitan las regiones por donde se extienden. Uruguay, Brasil, Papúa Nueva Guinea, Nigeria o, hasta cierto punto, la cercana Galicia (invadida por las plantaciones de eucaliptus), se enfrentan a esta sobresplotación que esquilma la tierra en menoscabo de todos.

Declaración Internacional.

Desiertos verdes. Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

Jatrofa (Jatropha curcas). Wikipedia.org.

En todas partes del mundo, millones de hectáreas de tierra productiva están siendo rápidamente convertidas en desiertos verdes presentados bajo el disfraz de “bosques”. En lugares legalmente desprotegidos comunidades locales son desplazadas para dar lugar a interminables filas de árboles idénticos –eucalipto, pino, palma aceitera, caucho, jatrofa y otras especies– que desplazan del lugar a casi toda otra forma de vida vegetal. La tierra cultivable, crucial para la soberanía alimentaria de las comunidades locales, es convertida en monocultivos de árboles que producen materias primas para exportación de grandes empresas madereras. Los recursos hídricos son contaminados y agotados por las plantaciones, al tiempo que los suelos se degradan. Las violaciones a los derechos humanos son moneda corriente en estos espacios y van, desde la pérdida de los medios de vida y el desplazamiento, hasta la represión e incluso se dan casos de tortura y muerte. Si bien las comunidades sufren en su conjunto, las plantaciones tienen impactos diferenciados de género, siendo las mujeres las más afectadas.

A pesar de toda la evidencia disponible acerca de los negativos impactos sociales y ambientales de estos monocultivos en países como Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos, Indonesia, Malasia, Camboya, Colombia y España, continúan siendo promovidos por una coalición de actores que van desde la FAO  hasta las agencias bilaterales, desde el Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques hasta los gobiernos nacionales, desde empresas consultoras hasta bancos privados y de desarrollo.

El motivo real detrás de las acciones de estos actores es simple: pretenden apropiarse de la tierra de la gente para que empresas de celulosa y papel, madera, caucho, palma aceitera y, recientemente, también biochar, puedan acceder a la mayor cantidad de materias primas a precios más baratao para así aumentar aun más sus ganancias. El sobreconsumo despilfarrador de los productos de estas plantaciones por parte las naciones del próspero Norte tiene mucho que ver con esta expansión creciente.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

Cartel. Manifestación contra el monocultivo en Brasil. 2008.

En respuesta a la publicidad adversa sobre los impactos de las plantaciones de árboles, las empresas han recurrido al uso de mecanismos de certificación, como el FSC (Consejo de Administración Forestal), PEFC (Programa para Avalar Esquemas de Certificación Forestal), la SFI (Iniciativa Forestal Sostenible), y la RSPO (Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, .los cuales les proporcionan credenciales “ecológicas” falsas que les permiten seguir con sus negocios de siempre.

El problema se ha agravado aún más con la llegada de nuevos actores del sector empresarial que apuntan a obtener beneficios del cambio climático, promoviendo erróneas soluciones a través del establecimiento de las llamadas plantaciones para “sumideros de carbono”, la promoción de los agrocombustibles – agrodiésel y etanol– y la introducción de árboles genéticamente modificados.

Sin embargo, los planes de las empresas se enfrentan a una oposición creciente. En un país tras otro, la gente se opone a la expansión de las plantaciones de árboles y un movimiento mundial ha crecido a lo largo de los años, unificando las numerosas luchas locales y ayudando a hacerse oír a quienes sufren por causa de las plantaciones.

En este Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles 2009, el mensaje es fuerte y claro: las plantaciones no son bosques: ¡detengan la expansión de los monocultivos de árboles!

Las plantaciones industriales de árboles no son bosques sino desiertos verdes.
Para dejar lugar a las plantaciones de árboles es necesario disminuir las superficies de cultivo, por lo que los campesinos tienen menos posibilidades de producir y de abastecerse de alimentos a nivel local. En este contexto las violaciones de los derechos humanos no son una excepción. Por diferentes métodos, en algunos países muchas veces violentos, la población es desplazada para dar paso a los desiertos verdes: filas interminables de árboles, todos iguales, plantados a distancias regulares. Incluso la “adera controlada, procedente de plantaciones“ es tan sólo una expresión biensonante con la que la industria de la celulosa, del papel, del contrachapado o de los agrocombustibles intentan evadir su responsabilidad en los daños que ocasionan.

¡Únete! ¡Firma la declaración!

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Desiertos verdes. Monocultuvo.

Un conjunto de organizaciones internacionales ha elaborado una declaración solicitando que se frene la expansión de los monocultivos de árboles, la cual se entregará el día 21 de septiembre, primer día del otoño, a organismos nacionales e internacionales. Os animamos a adheriros a la declaración (el texto podéis leerlo arriba), ya sea a título individual o colectivo. Para firmar sólo necesitais enviar un email a WRM Movimiento por los Bosques Tropicales (World Rainforest Movement) desde su página web (en inglés, pero con traductor).

La recogida de firmas es urgente y finalizará el día 15 de septiembre por la noche (hora europea). También podéis encontrar algunos videos sobre monocultivos de árboles en la página argentina de la Unión de Asambleas Ciudadanas.

Finalmente, a aquellos que queráis saber más sobre los monocultivos de árboles, indicar que podéis encontrar más información en ‘Salva la selva‘, una organización internacional que promueve acciones de protesta en la línea de este artículo.

Un ecologista en El Bierzo.

Desiertos verdes. Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Fuente: wikipedia.org. Foto: Fev.

Coexistencia de naranjas y melocotones en una sola parcela en Catadau (Valencia). 26 enero 2008. Wikipedia.org. Foto: Fev.

Desiertos verdes. 25/01/09. Igualdadsimios.blogspot.com.es.

La insostenibilidad de los cultivos agroindustriales como la palma de aceite. Ecologistasenaccion.org. Pdf. 

Certificación Forestal “FSC” (Forest Stewardship Council, el Consejo de Administración. Forestal). Consumoresponsable.org.

WRM Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. Wrm.org.
Maldonado 1858
11200 Montevideo – Uruguay
Tel: 598 2 413 2989 / Fax: 598 2 410 0985
Email: wrm@wrm.org.uy