Archivo de la etiqueta: SEPRONA

La falta de sensibilidad medioambiental del Ayuntamiento de Bembibre provoca una catástrofe ecológica en el río Argutorio

El miércoles 7 de octubre unos operarios de la U.T.E. Hidrogestión Socamex procedieron a abrir las válvulas de desagüe de la presa del Real, también conocida como embalse de San Facundo. Se trata de un depósito en aparente estado de aparente situado en el cauce del río Argutorio que abastece de agua potable al municipio de Bembibre.

Con aquel gesto aparentemente banal dieron vía libre a una avalancha de lodos, acumulados en el fondo del pequeño pantano, cuya consecuencia inmediata fue la muerte de cientos (o quizás miles) de truchas en el tramo del vertido, próximo a los pueblos de San Facundo y San Andrés de las Puentes, ambos pedanías del municipio de Torre del Bierzo, en el Alto Bierzo.

La U.T.E. Hidrogestión Socamex.

El Ayuntamiento de Bembibre privatizó la gestión del agua el 1 de octubre de 2004, momento en que la empresa dedicada al tratamiento y depuración de aguas, la U.T.E. Hidrogestión Socamex asumió esta responsabilidad con un contrato por 25 años.

El alcalde, Jesús Esteban (PSOE) destacó entonces la objetividad de la adjudicación del servicio. Sin embargo, la negativa de la empresa a suministrar el agua a un local con un nuevo arrendatario, por las deudas contraídas por el anterior regente del establecimiento, propició en febrero de este año la creación de la plataforma “Abusos Bembibre”, constituida para denunciar el mal servicio de la concesión.

No puedo valorar la razón que asiste a la misma, pues desconozco la verdad de los supuestos chantajes de la concesionara, así que me limito a facilitar su correo electrónico por si alguien quiere ponerse en contacto: abusos.bembibre@gmail.com.

Una historia que se repite.

Resulta obvio que los trabajadores de la concesionaria no son responsables de la catástrofe ecológica desatada en el arroyo. La responsabilidad hay que buscarla en el técnico de la empresa (si se trata de un error técnico) o en el Ayuntamiento de Bembibre. Alguno de ellos dio la orden del desaguar la presa, incluso conociendo su delicada situación.

El embalse no se puede dragar por la dificultad que conlleva acercar maquinaria pesada hasta el inaccesible lugar en dónde se encuentra. Por dejadez, la pista que sirvió para construirlo no se mantuvo adecuadamente, por lo que desapareció entre la maleza. Y, desde luego, es difícil justificar ignorancia sobre los resultados del desembalse cuando siete años antes se vivieron circunstancias muy parecidas.

En el caso que tratamos, todo apunta hacia la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Bembibre como principal responsable del desembalse letal. Así parece entenderlo la Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS), que acusó al Consistorio bembibrense de un delito ecológico y amenazó con sentarlo ante el Fiscal de Medio Ambiente. El organismo hidrográfico, que tomó muestras del agua del río, – también conocido como río Real -, culpó al cabildo de rebajar hasta en cinco metros la altura el nivel de la presa en dos días. Si la denuncia prosperase las consecuencias acabarán por repercutir en el bolsillo de los bembibrenses. Una perspectiva que, como era de esperar, ha levantado ampollas en la ciudad.

Los técnicos de la CHMS contabilizaron un centenar de truchas muertas, pero según los alcaldes pedáneos de San Andrés de las Puentes, José Luis de la Torre (PP), y el de San Facundo (PP), podrían ser “miles de ellas”.

De la Torre presentó una denuncia por delito ecológico en el Juzgado de Ponferrada al día siguiente del vertido. Así mismo prestó declaración ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), que abrió una investigación.

El presidente vecinal explicó que el vertido incontrolado de lodos producido por el desembalse llegó hasta la confluencia con el río Tremor, tres kilómetros más abajo. Además recordó a los medios que hace siete años murió una gran cantidad de peces por motivos análogos.

De la Torre declaró que el arroyo se encontraba vedado para propiciar la proliferación de las truchas como fuente de ingresos, y que la riada tóxica ha cortado de raíz el proyecto. Seguidamente pidió a la CHMS, a la que ya había advertido del estado de abandono en el que se hallaba la presa, que impida al Ayuntamiento de Bembibre retener más agua en el embalse para evitar “un nuevo desastre ecológico”.

Importancia de la pesca para la economía local.

La pesca es uno de los principales alicientes de esta zona paupérrima que cuenta con limitados recursos agrícolas y mineros. Los vecinos ven en la presencia de los pescadores una fuente de ingresos importante para la economía de la zona. De ahí la queja amarga de algún amante de la pesca en una página digital especializada y en comentarios en la prensa. Y también la de los hosteleros del lugar.

Además, el asunto que hoy tratamos se complica porque el embalse que abastece de agua potable a Bembibre se encuentra físicamente situado en el municipio de Torre del Bierzo, al que pertenecen los pueblos afectados por la catástrofe. Para más inri, los municipios están regidos por formaciones políticas que en el pasado han conocido graves confrontaciones.

El arroyo del Real.

El arroyo del Real nace en la crestería de los Montes de León, en las inmediaciones del barranco de la Molina y al pie del monástico municipio de Foncebadón, situado en la ruta compostelana que pasa por los Montes Aquilianos.

En su discurrir por esta fría región, orientada al norte, atraviesa el poblado de Poibueno, – próximo a los de Fonfría y Matavenero -, antes de ver sus aguas retenidas por la presa del Real.

Las dos primeras aldeas citadas se encuentran casi deshabitadas, mientras que en Matavenero vive una comunidad de vida alternativa y contracultural.

El arroyo ha modelado su cauce en la roca viva, conformando lugares de gran espectacularidad. Es el caso del pozo de las Ollas, situado en un valle que fue refugio de paz espiritual en el pasado, con varios cenobios constituidos, y que permanece aún básicamente virgen.

Una presa deficiente y peligrosa para la fauna del río.

La presa del Real es un claro paradigma de la usurpación que las ciudades grandes hacen de los recursos naturales de los municipios más pequeños. Es una situación también conocida por los vecinos residentes en algunos pueblos del valle del Oza, que han visto como este verano el aporte hídrico de su río principal descendía por debajo incluso del cauce ecológico.

La causa hay que buscarla en el acopio excesivo de aguas que el Ayuntamiento de Ponferrada está realizando en su captación de San Clemente de Valdueza. Es esta una situación de injusto abuso que ya han denunciado tanto el pedáneo de Valdefrancos, como el presidente de la Asociación de Vecinos ‘El Castro’ de Toral de Merayo, y el Partido del Bierzo.

El concejal de Medio Ambiente de Bembibre responsabiliza a la concesionaria.

En el momento del vertido en el río Argutorio, Manuel Ángel Rey, concejal de Medio Ambiente de Bembibre (PSOE), – que por cierto es de San Andrés de las Puentes -, intentó eludir responsabilidades derivándolas hacia la concesionaria. El sábado día 10 del corriente Rey aún recordaba que la limpieza de la presa le correspondía a la compañía.

El concejal lamentó los hechos ocurridos y acabó justiyficandolos por la “obligación de mantener el cauce ecológico del río’ y para “garantizar el suministro de agua”. El edil razonó el vaciado de la presa como “una necesidad”. Y esto, pese al riesgo manifiesto, – debido a las características anticuadas de la construcción -, de que las aguas enlodadas pudieran acabar vertiéndose al río.

Antecedentes del pantano de San Facundo.

En el verano del año 2002 el pedáneo de San Facundo, Ricardo Vila Paz, a la sazón concejal del Ayuntamiento de Torre por la UPL, efectuó unas declaraciones en las que comparó la presa con una “fosa séptica”, reclamó la limpieza de la zona y advirtió del posible daño ecológico que se podía provocar a la fauna. La presencia de truchas muertas en el embalse, el aspecto barroso del agua y el exceso de lodos en la presa fueron los principales riesgos entonces denunciados por Vila.

Una queja que entonces se venía a sumar a la de los bembibrenses por la escasez y mala calidad del agua que recibían de esa misma presa. El concejal de Sanidad, Luis González, lo atribuyó entonces a una avería en la planta potabilizadora.

El pedáneo de San Andrés de las Fuentes reclama la reparación del daño causado.

El viernes día 17, los pedáneos de San Andrés de las Fuentes y de San Facundo acusaron nuevamente de negligencia al Ayuntamiento de Bembibre, al tiempo que reclamaron la recuperación de la pesca perdida.

Los grupos políticos de la corporación de Torre del Bierzo, PP, PSOE y UPL, y su alcalde Manuel Merayo (PP), instaron al Ayuntamiento de Bembibre a que informe “de las actuaciones que vayan a efectuar y que incidan en la demarcación de Torre del Bierzo”.

Los portavoces políticos solicitaron la recuperación del cauce dañado para que pueda reanudar la pesca: “El río era muy truchero y nos hemos quedado sin trucha y eso que entramos en veda este año”, señaló José Luis de la Torre desde la pedanía de San Facundo.

El Ayuntamiento de Bembibre tendrá que pagar por los daños ocasionados.

Después de analizar el agua, la CHMS ha decidido sancionar al Ayuntamiento de Bembibre por el vertido de lodos al río Real. Los técnicos de la Confederación han detectado altos niveles de manganeso, hierro y aluminio, que responsabilizan de los daños ecológicos al río. El organismo de cuencas ya ha confirmado que la sanción afectará al Ayuntamiento de Bembibre como responsable del mantenimiento del embalse.

Aún no ha trascendido la cuantía de la multa que probablemente se le impondrá, pues antes se habrán de valorar los daños causados a la fauna del río. Todo esto al margen de las otras denuncias judiciales que puedan presentarse.

De este modo, y al menos por esta vez, un atentado ecológico no quedará impune. Desde esta página abogo para que este caso ayude a evitar que vuelvan a ocurrir nuevos “incidentes” en el futuro.

Un ecologista en El Bierzo.

Nota: Pese a la trivialización que el alcalde de Bembibre hizo del suceso el ayuntamiento de Bembibre fue multado, levemente en el caso de la Confederación (bajo el mismo signo político que el consistorio) y pesadamente por parte de la Junta (PP). Este blog recoge en ulteriores artículos más información sobre este tema.

Polémica en torno al río Argutorio por la muerte de cientos de truchas. 13/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Hidrogestión-Socamex asumirá la gestión del agua de Bembibre. 23/07/04. Diariodeleon.es.

En marcha una plataforma contra el mal servicio de la concesión de agua. 07/02/09. Diariodeleon.es.

La CHMS denuncia a Bembibre por la muerte de peces en el río Argutorio. 10/10/09. Diariodeloen.es.

Agresión continuada al río Oza.  09/10/09. Bierzonatura.blogspot.com.es

Rey responsabiliza de la limpieza de la presa a la gestora del servicio. 10/10/09. Bembibredigital.com.

Torre exige recuperar la pesca en la presa de San Facundo. 17/10/09. Diariodeleon.es.

Sanción al Consistorio por los lodos en el Argutorio. 22/10/09. Lacronicadeleon.es.

Polémica en torno al río Argutorio por la muerte de cientos de truchas

El jueves 8 de octubre se cometió un delito ecológico en el municipio de Torre del Bierzo que ha comportado la desaparición de la fauna fluvial en el río Argutorio, situado en el municipio de Torre del Bierzo. El lodo acumulado en el embalse del Real, vertido al cauce, acabó con un coto truchero inaugurado hace menos de un año por el pueblo de San Facundo para respaldar su oferta turística. Se han contabilizado por cientos las truchas muertas.

El embalse del Real se construyó hace tres décadas para proveer de agua potable a la ciudad de Bembibre, la segunda población del Bierzo en importancia. Y para esto ha servido durante años, utilizándose todavía en la actualidad. Aunque la presa presenta la sorprendente singularidad de estar instalada en un término municipal que no es el suyo propio.

En la obra del palentino Sebastián de Miñano y Bedoya, el Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal, de 1826, aparece referenciado el río Argutorio en su página 55-56 del tomo VIII. Refiriéndose a San Román de Bembibre, el autor escribe lo siguiente: “Situado en una hermosa llanura que circunda por el sur y por el este el río Boeza que nace en los escarpados riscos de Colinas y los Montes, el cual a 1/2 legua antes de llegar a este pueblo se reúne con el río Bembibre, y se le incorporan el llamado Manzanal y el Cerezal. También se le incorpora el río Argutorio que nace en el monte Araigo o Cruz de Ferro. En la orilla de este último río está el pueblo de Poibueno antes llamado Poimalo”.

A raíz de este lamentable episodio de mortandad de truchas, Marcelino B. Taboada ha elaborado para este blog un interesante artículo sobre el río Argutorio.

Un ecologista en El Bierzo.

El río Argutorio.

El río Argutorio es afluente del río Tremor, que a su vez lo es del Boeza. Su denominación podría proceder del latín “agrum” (un sustantivo) y “guatatorium” (un calificativo). Lo que se podría traducir por “campo que rezuma”. El lugar por donde discurre el río  es conocido como “Tierra de Montes” y se sitúa en una de las zonas más recónditas del Bierzo.

Junto con el río Tremor y el Oza, forma parte de los cursos de agua monásticos, ya que en su vera se encuentran los monasterios o cenobios de Santa María y Santiago de Poibueno, así como el de San Facundo y el de San Andrés de Argutorio.

Para ascender hacia la cabecera del río es recomendable partir de San Facundo. Desde allí avanzaremos luego por una senda que es parte del camino Real que antaño comunicaba Astorga con Bembibre.

Desde tiempos inmemoriales el valle ha generado admiración entre los que lo han visitado, como muestra este pequeño fragmento poético de “Terrafracio”, alusivo a los abundantes e incontables ríos bercianos.

“Argutorio, río Rial,

Entrando por San Facundo, río duro y descarnado,

En el Bierzo minero de Torre baña soledades de Poibueno,

Huye en Bembibre del mundo, Fonfría y Matavenero,

Para otorgar al Tremor su desborde.”

Tres pueblos del pasado: Matavenero, Poibueno y Fonfría.

Antes de empezar a caminar para descubrir a las maravillas de este paisaje he de mencionar dos aspectos destacables. El primero, es la magnificencia del pozo de las Ollas, una enorme caldera excavada por el río Argutorio. El río deshace un potente banco de cuarcitas para surgir entre las rocas bajo la forma de  una cascada espectacular. El segundo es que en la zona, desde hace unas décadas, viven las gentes del “arco iris”, unas comunidades de vida alternativa que han recuperado en parte pueblos abandonados como Matavenero (que  se encuentra situada en la parte superior de un despeñadero sobre el río), o Poibueno, construido cerca de una peña que le asegura protección y en donde viven una o dos familias.

A Fonfría se accede desde Poibueno, pero  también desde San Facundo, por una pista apta para vehículos 4×4 que sale desde el cementerio. El recorrido es largo a pie, por lo que hay que estar entrenado. Hoy sólo viven una pareja y dos personas más en un pueblo que se encuentra en estado ruinoso.

Itinerario a seguir.

Para llegar hasta San Facundo se recomienda coger la antigua N-VI que sale de Bembibre en dirección a Torre del Bierzo. En la carretera, hoy muy poco transitada, hay un desvío a San Andrés de las Puentes, que nos permite llegar a San Facundo. Lo mejor es aparcar aquí el automóvil y prepararse para una caminata de dificultad media, que precisa de buen calzado que es, en ciertos trechos, algo complicada.

Al principio cogeremos una pista bastante ancha que saliendo del pueblo se adentra en el valle. Después habremos de seguir un sendero, poco marcado, señalizado con un letrero que pone “Matavenero y Poibueno”. Prosiguiendo esta senda se alcanza el embalse del río Argutorio.

Desde allí se puede admirar el  gran cañón del río antes de llegar a una bifurcación en la que cogeremos la senda de la derecha si decidimos subir hasta el pueblo de Matavenero.

Siguiendo esta ruta conseguiremos ver el impresionante pozo de las Ollas, del que surge una cascada con gran fuerza y extraordinaria belleza, abriéndose paso entre un banco rocoso de cuarcitas. La hermosura del lugar se complementa con una serie de pozos espaciados.

De hecho, todo el valle del río Argutorio está constituido por un cañón trabajado por el río sobre la dura cuarcita, alcanzado el fenómeno erosivo su mayor esplendor en el pozo de las Ollas.

La polémica.

La Confederación Hidrográfica del Miño – Sil (CHMS) denunciará al Ayuntamiento de Bembibre por la comisión de un presunto delito ecológico. Le acusa de desembalsar la presa del Real y causar con la avalancha de lodos la muerte de centenares de truchas. El organismo de cuencas ha acusado al ayuntamiento bembibrense de rebajar hasta cinco metros el nivel de la presa en los dos últimos días.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) también ha abierto una investigación, mientras que el representante vecinal de San Andrés de las Puentes, José Luis de la Torre, ha criticado la existencia de la presa al señalar que no reunía condiciones “desde que se construyó hace 30 años”.

El daño se agrava porque la localidad de San Facundo, situada por debajo del embalse,  había conseguido vedar el río e impedir la pesca mientras lo regeneraba de truchas. El alcalde de Torre del Bierzo, Manuel Merayo, ha instado al ayuntamiento de Bembibre a que “exija responsabilidades” para evitar que se repita esta situación.

Por su parte, el representante del Partido del Bierzo en Torre del Bierzo, Daniel Santos, ha señalado que sólo se han contabilizado las truchas adultas muertas sin considerar los alevines. Santos ha reclamado que la concesionaria  del abastecimiento de agua a Bembibre, la Unión Temporal de Empresas Hidrogestión Socamex, proceda a repoblar el tramo afectado cuanto antes mejor.

Marcelino B. Taboada.

Mortandad de truchas en el río Argutorio por el lodo de la presa del Real. 09/10/10. Bembibredigital.com

Los lodos matan más de cien truchas en el río de San Facundo. 10/10/09. Lacronicadeleon.es.

San Facundo – El Pozo de las Ollas. 21/08/09. Rutinasvarias.wordpress.com.

El Pozo de las Ollas. 18/05/05. Geomuundos.com.

San Facundo – Matavenero. 2009. Wikirutas.es.

San Facundo – Matavenero – Poibueno – San Facundo. 16/02/13. Mibierzo.com.

Ruta San Facundo – Matavenero – Poibueno. 24/02/13. Youtube.com. Cristian Gavín.

Topillos: desastre ecológico en Tierra de Campos

Topo campesino o 'topillo' (Microtus arvalis asturianus).

Topo campesino o ‘topillo’ (Microtus arvalis asturianus).

Ayer enterraron en Villafranca del Bierzo a Antonio Pereira, reputado escritor berciano, gran cuentista y elocuente conversador, sobre cual hace pocos días el Instituto de Estudios Bercianos me entregó un estudio: “El Bierzo de Pereira”. Permítanme estas líneas expresar mi modesto homenaje a su persona.

Portada de la revista Interviú nº 2721, del 20 al 26 de 2009.

Portada de la revista Interviú nº 2721, del 20 al 26 de 2009.

Y hoy llegó a mi quiosco habitual la segunda parte de un artículo de Karin Cabrera, publicado en Interviú, que yo esperaba con alguna impaciencia. En él la periodista evidencia los graves errores cometidos por la Junta de Castilla y León (PP) intentando controlar una plaga de topillos (Microtus arvalis asturianus) que, durante el verano de 2007, diezmó gravemente a la Tierra de Campos. Por entonces, este azote se extendió imparablemente por estas tierras cerealistas de la Comunidad castellano-leonesa, provocando inquietudes entre los agricultores del inmemorialmente conocido como  ‘granero de Roma’.

Para evitar los graves perjuicios que para la cosecha suponía la presencia de miles de estos pequeños roedores en los campos, voraces comedores de grano, la Junta (PP) facilitó el acceso de los agricultores locales a toneladas de potentes rodencidas. Por desgracia, el veneno -inadecuadamente utilizado- no sólo no contribuyó a erradicar la plaga, sino que provocó la muerte indiscriminada de miles de otros pequeños animales: perdices, ánades azulones, calandrias, palomas, urracas, conejos, liebres y hasta zorros, dejando los sembrados de la Castilla señorial casi yermos de vida animal.

Catástrofe medioambiental sin precedentes.

Áreas afectadas por la plaga de topillos en Castilla y León. 2007. Wikipedia.org.

Áreas afectadas por la plaga de topillos en Castilla y León. 2007. Wikipedia.org.

La situación alcanzó unos tintes tan trágicos que Fernando Jubete, miembro de la Fundación Global Nature, un ecologista que vivió de cerca la situación, no dudó en afirmar que estábamos ante el mayor envenenamiento de animales que ha sufrido jamás España: “Estamos ante una catástrofe ambiental sin precedentes”, denunció.

Las propuestas ecologistas.

Los ecologistas, preocupados por atajar la plaga sin perjudicar el medio ambiente, propusieron a la Junta, en agosto de 2007, una serie de medidas para controlar las poblaciones de topillo, con cargo a fondos de desarrollo rural. Y un mes después, en septiembre, Ecologistas en Acción, junto con WWF, Seo/BirdLife, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Ibérica, Fundación Global Nature y Ascel, solicitaron al Servicio para la Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) la apertura de una actuación que garantizara la legalidad de algunas prácticas agrarias -y también la de los rodencidas utilizados-, ya que habían descubierto que algunas asociaciones de agricultores estaban repartiendo por iniciativa propia importantes cantidades de distintos tóxicos. Llegados a este punto cabe recordar que el uso masivo de veneno es una actividad ilegal, puesto que es un método no selectivo que puede alcanzar un enorme impacto medioambiental. Además del riesgo evidente para la salud humana.

Turalemia.

El dedo pulgar de una mano infectada de turalemia.

El dedo pulgar de una mano infectada de turalemia.

La natural prudencia que debe presidir la actuación política en temas delicados, y que empuja a evitar dejarse arrastrar por las presiones del momento, habría evitado posiblemente la epidemia de turalemia que -coincidiendo con la aplicación del veneno- se cebó en cientos de vecinos de la Tierra de Campos, el corazón de Castilla y León.

Esta enfermedad, producida por la descomposición de los millares de cadáveres de topillos abandonados a su suerte en acequias y sembradíos, es el resultado de una infección bacteriana con efectos parecidos a la gripe. Sin embargo, ya por entonces, diversos médicos la relacionaron, en declaraciones privadas que pretendían evitar represalias laborales, con el brote epidémico padecido durante el verano del 2007, tras el uso masivo del veneno. Aseguraron entonces, ya públicamente en esta ocasión, que hacía doce años que no recordaban nada parecido.

La polémica entre el CSIC y la Junta de Castilla y León.

Hace algo más de un mes, un grupo de ocho investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la IE Universidad de Segovia, la Universidad de León y la Universidad Autónoma de Madrid, publicó un estudio que fue recogido en la revista científica norteamericana Environmental Conservation. En el que llegaba a la conclusión de que “la aplicación del rodencida había era innecesaria, ya que el veneno no acaba con la plaga, sino que ésta se colapsa de forma natural”. Esta apreciación fue, también por entonces, ratificada el investigador Javier Viñuela, del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), dependiente del CSIC, la Universidad de Castilla-La Mancha y el Gobierno de esta comunidad. Ante tal declaración la Consejería de Agricultura de Castilla y León emitió, el 25 de marzo, una nota de prensa desautorizando la investigación de los científicos, al tiempo que intentaba desacreditarlos afirmando que consideraba “absolutamente falsa” la conclusión del informe elaborado “por un grupo de personas”.

Los topillos volverán.

Control poblacional de topillos mediante cebo envenenado.

Control poblacional de topillos mediante cebo envenenado.

Los expertos del CSIC vaticinan que el año que viene los topillos probablemente volverán en otra plaga cíclica. Mientras tanto Pablo Villar, el alcalde más joven de España (23 años) y que gobierna en Villalar de los Comuneros (Valladolid), ha elegido usar su sentido común para evitar el retorno de una posible plaga de topillos. Ha decidido colocar cajas nido en dónde criar lechuzas, que son sus mayores depredadores.

Frente al aserto de Fernando Jubete, de Global Nature, que asegura que la mortandad sufrida por el uso indiscriminado del veneno “alcanzó a 20 ó 30 especies, incluidos gatos y perros”, la viceconsejera de Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, María Jesús Pascual, ha afirmado que “ninguna especie no diana ha fallecido por el uso del veneno”. Pero las estadísticas parecen empeñarse en llevar la contraria a la actuación oficial; porque si en 2006, en Castilla y León se produjeron 5,53 millones de toneladas de cereal, en 2007, en plena plaga de topillos, la cosecha casi se duplicó: 8,94 millones de toneladas. Con estos datos, no parece tan evidente la necesidad de aprobar unas medidas tan drásticas como las que tomó la Junta.

¿Sería posible establecer un veto de las entidades ecologistas a ciertas actuaciones medioambientales?

Una cigüeña comiendo topillos. 28 jun. 2007.

Una cigüeña comiendo topillos. 28 jun. 2007.

Ante los hechos consumados uno ya sólo puede preguntarse sobre la idoneidad de la actuación oficial. Y quizás pueda pensar si no hubiese sido preferible seguir los consejos que el ecologismo ofrecía gratuitamente. Porque, no olvidemos que además de casi quedarnos sin fauna -y con más de 500 afectados de turalemia-, la factura de los productos químicos facilitados por la Junta también ha debido resultar bastante salada.

No creo conveniente alargar más este artículo, aunque podría extendeme más. A aquellos interesados en obtener mayor información sobre el posicionamiento de otros protagonistas en esta historia (agricultores, ganaderos, ecologistas y administraciones) les remito a la consulta, en una buena hemeroteca, de la revista Interviú.

A mí sólo me queda decir que vería con buenos ojos que el movimiento ecologista contase  con una obligada atención de la Administración pública -a ser posible con opción de veto- cuando las decisiones a tomar sean tan importantes como en esta ocasión. ¡Porque la profesionalidad de los técnicos de la Junta ha quedado en entredicho! Han fallado dramáticamente, y los resultados saltan a a la vista. Personalmente vería con buenos ojos que esta propuesta personal, aquí formulada, se dejase querer por los partidos políticos hasta conseguir que la incluyesen en sus programas electorales. Una decisión que quizás evitaría sucesos tan lamentables como el aquí relatado.

Un policía de caza nacional sostiene una liebre encontrada muerta en Toro (Zamora).

Un policía de caza nacional sostiene una liebre encontrada muerta en Toro (Zamora).

Un ecologista en El Bierzo.

Interviú. Números 1.721 (del 20 al 26 de abril) y 1.722 (del 27 de abril al 3 de mayo. Interviu.es.

Plaga de topillos en Castilla y León en 2007. Wikipedia.org.