Archivo de la etiqueta: Sociedad Anónima Tudela Veguín

La Junta andaluza ve ‘indicios claros’ para anular la autorización de Cosmos en Córdoba

Protesta de la Plataforma Córdoba Aire Limpio contra la incineración de basuras en Cosmos. 2013. Cordobaairelimpio.org.

Mientras en Castilla y León los políticos se rinden a las presiones de la Patronal del Cemento, en Andalucía la consejera de Medio Ambiente ha declarado que ve “indicios claros” para anular la autorización a Cosmos e impedir la quemar de residuos en la cementera que la empresa brasileña tiene abierta en las proximidades de la capital cordobesa.

Todo apunta a que Cosmos lo tendrá complicado para mantener la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que le concedió la Junta de Andalucía para la destrucción de residuos en su planta ubicada en las inmediaciones de Córdoba capital, donde desde hace cinco años los vecinos vienen protestando, a través de una plataforma, contra el posible inicio de tal actividad.

La intervención de la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano Jiménez (PSOE), en el Parlamento andaluz, asegurado que “desde la consejería entendemos que existen claros indicios para declarar el expediente caducado” abunda en esta dirección. Aunque antes será necesario iniciar un expediente previo que revise la autorización concedida hace cinco años.

Según la consejera andaluza, las investigaciones de su consejería y la documentación aportada por la Plataforma Córdoba Aire Limpio motivaron que, en agosto pasado, se requiriera a la empresa sobre el estado de ejecución de ciertas obras necesarias y el soporte documental técnico que las justificase. Pero la empresa no pudo acreditar que los trabajos para la valorización de residuos estuviesen iniciados y sólo solicitó la ampliación del plazo para su ejecución.

La Plataforma, integrada por más de una treintena de colectivos de Córdoba, ha recordado que lleva más de un año reclamando a la Junta de Andalucía la declaración de caducidad y que en ese periodo ha entregado “argumentos aplastantes” en favor de la misma. Además ha desarrollado en este tiempo numerosas movilizaciones en contra de los planes de la empresa.

Por su parte, Cementos Cosmos reconoció ayer su intención de aparcar la utilización de combustibles alternativos como materia para la fabricación de cemento “por la crisis que azota al sector”. Sin embargo, continuó insistiendo en que retomará la actividad cuando la situación mejore.

El nuevo consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván. 2011. Babia.net.

El nuevo consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván. 2011. Babia.net.

La postura de la consejera María Jesús Serrano, apoyada por Izquierda Unida (IU) ha sido interpretada por la Plataforma como un apoyo a sus reivindicaciones. Y aunque la situación recuerde a la del Bierzo contrasta de pleno con la postura adoptada por los políticos castellano-leoneses, desde su presidente Juan Vicente Herrera hasta el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, pasando por el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva.

Las recientes declaraciones de Silván, asegurando que este año se aprobará el Plan Integral de Residuos de la Junta de Castilla y León, que autoriza la quema de basuras en las cementeras ubicadas en la autonomía castellano-leonesa -algunas ya lo están haciendo en la actualidad-, han soliviantado a los bercianos, que se oponen masivamente a tal proyecto. Así lo acreditan las más de diez mil firmas recogidas contra la incineración de residuos en Toral de los Vados y la manifestación multitudinaria celebrada en el año 2011 en Ponferrada, que reunió a casi otros tantos participantes.

Es más, los planes de la Junta de Castilla y León, -que entiendo buscan camuflar su ineficacia en la gestión de los residuos en la autonomía-, han sufrido un serio revés en julio pasado, cuando el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) anuló la autorización ambiental y la autorización de inicio de actividad de la fábrica de cemento de La Robla (León), ambas otorgadas a Sociedad Anónima Tudela Veguín. En los últimos tres años la cementera situada en las inmediaciones de la capital leonesa ha quemado, entre otros residuos, más de 90.000 toneladas de neumáticos usados, en buena medida importados desde otras comunidades autónomas e incluso desde Francia.

También, recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) aprobó prohibir a Cementos Lafarge, S. A., empresa ubicada en la población catalana de Montcada i Reixach, la continuación de su actividad como incineradora tras largos años de oposición vecinal.

Un ecologista en El Bierzo.

Manifestación contra la incineración en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Fuente: ecobierzo.org.

Manifestación contra la incineración en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Ecobierzo.org.

Medio Ambiente ve “indicios claros” para anular la autorización de Cosmos. 03/10/13. Eldiadecordoba.es.

Importante participación de Ecobierzo en la manifestación contra la incineración en Cosmos. 14/05/11. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Ecobierzo presenta alegaciones al Plan Integral de Residuos de Castilla y León. 26/08/13. Cronicapopular.es.

Silván anuncia que la Junta aprobará antes de final de año el Plan Integral de Residuos. 12/09/13. Ileon.com.

El Tribunal Superior anula la autorización de la Junta a Tudela Veguín, en La Robla (León), para incinerar residuos. 19/09/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El TSJC anula la licencia de la cementera de Montcada i Reixac. 19/09/13. Elpais.com.

Preocupación en Córdoba ante la intención de Cosmos de quemar neumáticos en su cementera. 09/01/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El Tribunal Superior anula la autorización de la Junta a la cementera Tudela Veguín, en La Robla (León), para coincinerar residuos

Protesta ciudadana contra la coincineración de residuos en la cementera Tudela Veguín. 2008. Fuente: lacronicadeleon.es.

Protesta ciudadana contra la coincineración de residuos en la cementera Tudela Veguín. 2008. Lacronicadeleon.es.

La Junta de Castilla y León eximió a la cementera Tudela Veguín de cumplir con el límite legal de emisión de dióxido de azufre en una zona ya sanitariamente muy afectada por los altos niveles de este contaminante. Por desgracia lo hizo sin atender a sus obligaciones de garante de la salud pública, tal y como recoge la Constitución Española, y atendiendo a unos intereses sospechosos y que ciertamente no son los de los ciudadanos.

Sin embargo, no se habrá salido con la suya, porque por Sentencia nº 1410, de 26 de julio de 2013, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), ha anulado su autorización ambiental y la autorización de inicio de actividad de la fábrica de cemento de La Robla (León), que la Consejería de Medio Ambiente había otorgado a Sociedad Anónima Tudela Veguín en 2008 y 2010, respectivamente.

Para más inri, los permisos que ahora han sido anulados por el alto tribunal regional conllevaban la utilización sistemática de esta fábrica de cemento como una instalación de incineración de residuos, a la que se le autorizó a quemar hasta 33.000 toneladas al año de neumáticos fuera de uso. Por lo que sé, en los últimos tres años se han incinerado en esta planta más de 90.000 toneladas de este residuo, en buena medida importado desde otras comunidades autónomas, e incluso desde Francia.

En su autorización ambiental, la Junta de Castilla y León eximió a la empresa propietaria de la fábrica de cemento del cumplimiento del valor límite de emisión del contaminante dióxido de azufre, un máximo establecido por la normativa de incineración de residuos en 50 miligramos por metro cúbico (mg/m3). Incomprensiblemente, a pesar de estar tramitando en las mismas fechas un Plan de Actuación para la Mejora de la Calidad del Aire en la Zona de La Robla, debido a los elevados niveles de este contaminante, la Consejería de Medio Ambiente –entonces dirigida por María Jesús Ruiz Ruiz- autorizó emitir a la cementera hasta 1.200 mg/m3. Veinticuatro veces más que el límite legal aplicable.

Vista aérea de la fábrica de cemento Tudela Veguín, en La Robla. Fuente: elrefugiodejavi.blogspot.com.

Vista aérea de la fábrica de cemento Tudela Veguín, en La Robla. Elrefugiodejavi.blogspot.com

La Sala del TSJ entiende que “dados los problemas de contaminación atmosférica existentes en La Robla, no podían autorizarse, como se ha hecho en la Orden impugnada de 30 de mayo de 2008, unos valores de emisión superiores a los permitidos en el Real Decreto 653/2003, no siendo suficiente para ello con la mención que se hace en esa Orden a las “exenciones” que se contemplan en esa norma, al no justificarse adecuadamente”.

La sentencia continúa señalando que “no se justifica en esa Orden que las “exenciones” a los límites máximos de emisión que se establecen no son perjudiciales para la salud y el medio ambiente, teniendo en cuenta, especialmente, que las instalaciones de que se trata se ubican en suelo clasificado como urbano consolidado y que se encuentran en zona próxima a los usos residenciales del núcleo urbano de La Robla”.

La presunción de daños para la salud de los habitantes de La Robla se fundamenta en el propio Plan de Actuación para la Mejora de la Calidad del Aire en la Zona de La Robla aprobado por la Junta de Castilla y León en 2009, y en la declaración judicial del médico titular de La Robla entre 1987 y 2009. “En ese testimonio se ponen de manifiesto los problemas respiratorios de la población, en especial ancianos y niños, y su relación con la precaria calidad del aire”, confirma la sentencia.

Finalmente, el TSJ también anula la autorización de inicio de la actividad por haberse otorgado a pesar de haber comprobado la Administración el incumplimiento de las condiciones de la autorización ambiental original, lo que en opinión de los ecologistas raya la prevaricación, así como por aprovechar para modificar ésta “sin el previo trámite de audiencia a los interesados”.

Ecologistas en Acción considera muy importante esta sentencia, en un momento en que la Junta de Castilla y León se ha entregado a los intereses del lobby pro-incineración de residuos, encabezado en Castilla y León por las fábricas de cemento de Venta de Baños en Palencia, y La Robla y Toral de los Vados en León.

Las dos primeras obtuvieron el año pasado permiso de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para incinerar hasta 180.000 toneladas de plásticos, neumáticos, lodos, envases, vehículos fuera de uso, etc., pretensión a la que ahora la Junta pretende dar cobertura legal con un nuevo Plan Integral de Residuos que permitiría la incineración en las cementeras de Castilla y León.

Los ecologistas consideran que la sentencia pone en relieve el manifiesto “desprecio por la salud pública de las autoridades ambientales regionales”, y apela al actual Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, a que abra un proceso de diálogo con todos los agentes implicados para consensuar la redacción del nuevo Plan Integral de Residuos de Castilla y León, renunciando a la incineración de los desechos por su elevado coste ambiental y sanitario, y priorizando la reducción, la reutilización y el reciclado de los residuos.

Un ecologista en El Bierzo.

Protesta contra la incineración de residuos en la cementera de Tudela Veguín. La Robla, 4 febr. 2010. Fuente: lacronicadeleon.es. Foto: M. Marcos.

Protesta contra la incineración de residuos en la cementera de Tudela Veguín. La Robla, 4 febr. 2010. Lacronicadeleon.es. Foto: M. Marcos.

Votorantim amenaza con cierres y deslocalizaciones si no se le permite coincinerar residuos en Cosmos. 18/09/13. Ecobierzo.wordpress.com.

Salvemos El Bierzo cree absurdas las justificaciones para incinerar en Cosmos. 19/09/13. Diariodeleon.es

Ecobierzo presenta alegaciones al Plan Integral de Residuos de Castilla y León. 26/08/13. Ecobierzo.wordpress.com.

Comentario por Alisha C. Valentine el 13 Febrero 2014.

Curioso que no hagan nada contra las centrales nucleares y las centrales de carbón que emiten CO2, y todos sus esfuerzos los destinan a combatir la eólica, que no contamina, apenas afecta a las aves, no emite CO2, apenas ocupa espacio y no genera residuos radiactivos.