Archivo de la etiqueta: Sur

En 2016 el 1% mundial acaparará la riqueza del 99% restante

La mendicidad es una de las caras visibles de la pobreza. 2015. Huffingtonpost.es.

La mendicidad es una de las caras visibles de la pobreza. 2015. Huffingtonpost.es.

Ricos cada vez más ricos, pobres cada vez más miserables. Cada día que pasa crece la desigualdad económica y todo lo que ésta comporta. Pero, ¿es justo que sea así? Pocos estarán de acuerdo con tal afirmación. ¿Es inevitable?, creo que no.

A esa pregunta Intermón Oxfam y otras asociaciones sociales no menos respetables también responden que la desigualdad extrema es perfectamente evitable y que conseguirlo es sólo una cuestión de prioridades y de voluntad política.

La mitad de la renta mundial está en manos del 1% más rico de la población. 20 enero 2014. Oxfamintermon.org.

La mitad de la renta mundial está en manos del 1% más rico de la población. 20 enero 2014. Oxfamintermon.org.

De República del Niger a Alemania, de la República Democrática Federal de Etiopía a España, de Norte a Sur, de Occidente a América Latina, la desigualdad económica ha alcanzado niveles extremos y la brecha abierta entre las personas más ricas y las más pobres es cada vez mayor. Generación tras generación, muchas familias continúan siendo pobres, mientras otras disfrutan de privilegios desmedidos.

Necesitamos un ministerio de la Igualdad, y no sólo de la de género. Yo propondría la creación de un ministerio de la Igualdad Económica, desde el cual se trabaje para reducir la desigualdad y ls enormes diferencias salariales y de ingresos que actualmente conocemos. Ha llegado la hora de cambiar las reglas.

La desigualdad extrema es una indignidad que debería causarnos sonrojo y vergüenza. Es una lacra infame que llega casi siempre acompañada de uno de sus emisarios: la pobreza. La pobreza extrema es ignominiosa, insoportable, cruel e inhumana. Corrompe el tejido y la vida social al excluir a una parte importante de la población de la vida pública y socava el crecimiento económico.

Un establecimiento de lujo protegido por la policía. 2014. Oxfamintermon.

Un establecimiento de lujo protegido por la policía. 2014. Oxfamintermon.

En 2016 el 1% más rico de la población acaparará más riqueza que el 99% restante si no se adoptan medidas que lo impidan. Son previsiones de Intermón Oxfam. ¿Es justo que unos pocos elegidos tengan más dinero del que podrán gastar en varias vidas mientras que otros miles de personas, entre ellas casi diez mil infantes, mueren de hambre cada día? ¿Es justo que millones de personas en todo el mundo sobrevivan luchando únicamente para poder alimentarse o poder enviar a sus vástagos a la escuela?

No sé si se habrán pensado a pensar alguna vez que la brecha entre ricos y pobres representa un gran obstáculo para la estabilidad mundial. Pero tampoco tiene por qué ser así. Las soluciones para hacer del mundo un lugar más justo están a nuestro alcance y las conocemos ya. Parafraseando el eslógan de algunos de los últimos movimientos sociales en España, como las mareas, yo diría que ‘Sí se puede’, pero no quieren’.

La desigualdad económica se acentúa día a día en vez de lo contrario. Oxfamintermon.org.

La desigualdad económica se acentúa día a día en vez de lo contrario. Oxfamintermon.org.

El mundo ha de ser un lugar más justo. Y también seguro. Un espacio en el que todas las personas deberían tener voz, deberían tener acceso a una sanidad y una educación públicas y de calidad. Y también les correspondería cobrar un salario justo.

Hoy, en muchos países, existe ya la posibilidad de establecer unos ingresos mínimos para todos sus ciudadanos. Hace unos pocos meses estuvo a punto de aprobarse una renta básica en Suiza, cercana a los 2.000 euros mensuales, aunque finalmente no se consiguió por muy poco.

En este contexto, los gobiernos deberían continuar adoptando medidas contundentes contra el fraude fiscal y, sobre todo, presionando para que desaparezcan definitivamente todos los paraísos fiscales.Un escollo, por el momento, insalvable.

Muchas personas consideran que la desigualdad es un efecto secundario necesario, por muy desafortunado que sea, de la globalización y de los avances tecnológicos. No obstante, algunos caminos emprendidos por determinados países refutan esta visión. Brasil ha reducido la desigualdad a pesar de formar parte de un mundo globalizado, mientras que, en ese mismo período, la desigualdad ha aumentado rápidamente en la India. El incremento de la desigualdad económica no es la consecuencia inevitable de unos factores económicos supuestamente elementales, sino el resultado de decisiones económicas y políticas deliberadas.

Es hora de acabar con la desigualdad extrema. Esto lo entendieron hace años ya los países nórdicos europeos, que nos llevan en este sentido décadas de adelanto, en dónde la política fiscal y las diferencias salariales están estudiadas para que no puedan nunca resultar extremas, ofreciendo protección a toda la comunidad social.

Favela Paraisópolis haciendo frontera con el distrito de Morumbi en São Paulo. Tuca Vieira. Oxfamintermon.org.

Favela Paraisópolis haciendo frontera con el distrito de Morumbi en São Paulo. Tuca Vieira. Oxfamintermon.org.

Hemos que actuar. Juntos, debemos instar a los partidos y gobiernos a que se comprometan a:

• Garantizar la equidad de los sistemas fiscales, asegurando que los que más tienen aporten más.

• Invertir el dinero recaudado a través de una fiscalidad más justa en servicios públicos.

• Garantizar empleos y salarios justos.

• Garantizar políticas económicas orientadas a reducir la desigualdad entre hombres y mujeres.

• Que la prioridad de trabajo sea contribuir al bien común de la ciudadanía.

Me he entretenido con otro informe de la Unesco sobre educación y me he fijado en la evidente relación que existe entre educación femenina y fecundidad. A mayor formación menos hijos. Así pues la educación de las mujeres se presenta como una herramienta para luchar contra la superpoblación, otro de los grandes problemas actuales. Esa misma relación se presenta también cuando se habla del respeto por el medio ambiente, y también está recogida en ese informe.

La disculpa de que no hay dinero no es válida, pues ocurre con lo mismo que con la renta básica en nuestro país. Que no hay 13.000 millones anuales para asumir el coste, pero llevamos más de 200.000 entregados, a fondo perdido, a la banca.

Informe sobre la relación entre educación y fecundidada. 2012. Unesco.org.

Informe sobre la relación entre educación y fecundidada. 2012. Unesco.org.

Así, es interesante notar que si en 2014 se hubiese aplicado una tasa del 1,5% sobre la riqueza de los milmillonarios, se habrían recaudado 74.000 millones de dólares (según el cálculo realizado con los datos sobre la riqueza de Forbes el 4 de agosto de 2014). El déficit financiero actual para proporcionar una educación básica universal es de 26.000 millones de dólares al año según la UNESCO, y el de ofrecer atención sanitaria básica (incluyendo cuidados específicos como la salud maternal, vacunación, enfermedades como el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria y para el fortalecimiento de los sistemas sanitarios para poder llevar a cabo estos cuidados médicos y de otro tipo) en 2015 es de 37.000 millones de dólares anuales según la OMS.

En los últimos días el último informe redactado por Intermón Oxfam sobre esta cuestión ha sido objeto de numerosos comentarios y también esgrimido en numerosos foros. Me he permitido destacar una opinión sobre el mismo, la del Presidente del Consejo de Administración y presidente del Consejo Permanente de Asociación de la Alianza Global para la Mejora de la Nutrición (GAIN), Jay Naidood, que tal vez os anime a echarle una ojeada.

Hamida Cyimana, de 6 años, hace sumas en una pizarra de Kigali (Ruanda). 2012. Oxfamintermon.org. Foto: Simon Rawles.

Hamida Cyimana, de 6 años, hace sumas en una pizarra de Kigali (Ruanda). 2012. Oxfamintermon.org. Foto: Simon Rawles.

“El aumento de la desigualdad se ha convertido en la mayor amenaza para la paz mundial, e incluso para la supervivencia de la especie humana. El incremento de la concentración de riqueza en manos de una pequeña minoría ha agudizado tanto la crisis económica como la ecológica, lo cual ha producido a su vez una escalada de la violencia en todos los rincones de nuestro abrasador planeta”.

¿Sabías que…?

  • Si Bill Gates gastara un millón de dólares al día, tardaría 218 años en gastar toda su fortuna. ¿Cuánto tardarías tú?
  • En Sudáfrica, un minero tendría que trabajar 93 años para ganar la prima anual de un ejecutivo medio.
  • En el mundo, 85 personas poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial es decir, que 3.500 millones de personas.
  • Las 85 personas más ricas del mundo incrementaron su fortuna a razón de medio millón de dólares por minuto en el último año.
  • En África subsahariana hay 16 millonarios que conviven con 350 millones de personas en situación de pobreza extrema.

Un ecologista en El Bierzo.

Las exageradas diferencias salariales dividen a la sociedad. Oxfamintermon.org.

Las exageradas diferencias salariales dividen a la sociedad. Oxfamintermon.org.

Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas. Informe. Enero 2015. Oxfamintermon.org. Pdf.

Enseñanza y aprendizaje: lograr la calidad para todos 2013/2014. EFA Global Monitoring Report. 2014. Unesdoc.unesco.org. Pdf.

África: el mapa de los 10 países más pobres del mundo. 17/10/14. Europaprres.es.

Gobernar para las élites: riqueza extrema y abuso de poder. 20/01/15. Oxfamintermon.org.

7 medidas que deberían tomar los Gobiernos para frenar la desigualdad (pero que no tomarán). 20/01/14. Huffingtonpost.es.

Colectivos ecologistas bercianos convocan un acto simbólico en contra del cambio climático

Cartel. Vigilia para un acuerdo real sobre el cambio climático. Ponferrada, 12 dic. 2009. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cartel. Vigilia para un acuerdo real sobre el cambio climático. Ponferrada, 12 dic. 2009. Unecologistaenelbierzo.com.

Después de la reunión callejera del pasado 21 de septiembre, en la que treinta y dos desconocidos nos reunimos en la plaza del Ayuntamiento de Ponferrada para manifestar nuestro rechazo a la política neoliberal que sitúa al mundo al borde de la catástrofe medioambiental, una nueva movilización se perfila en El Bierzo.

Los políticos ignoran nuestra propuesta contra del cambio climático.

A la mañana siguiente de aquel encuentro, el día 22 de septiembre, algunos de los allí reunidos registramos en el ayuntamiento de Ponferrada una moción pidiendo que se debatiese en el Pleno el cambio climático. Nuestra propuesta solicitaba que se exigiera al Gobierno central el cumplimiento del Protocolo de Kioto y pedía, además, su mejor predisposición para alcanzar acuerdos justos y vinculantes en la reunión de Copenhague. Aquel día entregamos también una copia del registro a los partidos en la oposición (PSOE y MASS).

He de decir que nuestro consistorio, al que le gusta presumir de ecologista, ni se molestó en respondernos. Como tampoco lo hicieron los partidos en la oposición. Y de la petición colectiva y ciudadana nunca más se supo. Lo que para mí evidenció, una vez más, el abismo que nos separa de los políticos.

Batucada por la Tierra.

Participantes en la Batucada por la Tierra forman el número 350 con sus cuerpos. Ponferrada. Unecologistaenelbierzo. Foto: Enrique L. Manzano.

Participantes en la Batucada por la Tierra forman el número 350 con sus cuerpos. Ponferrada. Foto: Enrique L. Manzano.

El día 24 de octubre los mismos participantes en el encuentro antes citado celebramos una nueva concentración, aunque, en esta ocasión, bajo el paraguas de la asociación ‘350.org’. El evento internacional convocó más de 3.000 actos por todo el mundo, pero en nuestra comarca no tuvo trascendencia informativa. Los diarios anunciaron la celebración sin ofrecerle luego una cobertura informativa.

Aún así, casi doscientas personas se agruparon, en un día lluvioso, en la plaza Mayor, para organizar una sonora batucada a cuyo término se leyó un manifiesto reclamando reducir las emisiones de efecto invernadero en el mundo.

El Bierzo se une a la vigilia de todo el mundo.

El día 12 de diciembre, coincidiendo con la Cumbre del Clima danesa, más de 130 países demandarán la concreción de un “acuerdo real” en las negociaciones climáticas. En Ponferrada, como parte de ese ‘Día de Acción  Global’, está convocado un evento a las 20:00 horas en la plaza del Ayuntamiento.

En este día las organizaciones convocantes (Acción en Red, Ecologistas en Acción, Redina Berciana, Asociación de Mujeres de Bierzo, Sonido y vida, Bierzo Aire Limpio, 350.org y Avaaz, han propuesto a sus seguidores que se vistan de negro en señal de luto por la Tierra. A medianoche harán sonar sus despertadores para recordarnos a todos que el tiempo se agota y encenderán velas recordando la vigilia que, como un abrazo gigantesco, unirá en más de 2.000 actos simultáneos a cientos de miles de personas.

Los eventos alrededor del mundo culminarán con una vigilia especial, que liderarán el premio Nobel de la Paz, el arzobispo Desmond Tutu y la ex Comisionada de la ONU, Mary Robinson, y que se celebrará en el exterior del centro de convenciones donde se celebra la Cumbre del Clima en Copenhague.

El Gobierno español vende el clima.

'El Gobierno vende el clima'. Ecologistas en Acción contra el cambio climático. Madrid, 6 dic. 2009. Ecologistasenaccion.org

‘El Gobierno vende el clima’. Ecologistas en Acción contra el cambio climático. Madrid, 6 dic. 2009. Ecologistasenaccion

El Gobierno español ha estado repartiendo irresponsablemente derechos de emisión, incluso gratuitos, por encima de lo comprometido en Kioto a empresas eléctricas y cementeras. Además sigue manteniendo subvenciones al carbón, mientras recorta las de las energías renovables, como la solar fotovoltaica. Como consecuencia de esto, si en 2008 se instalaron 2.660 MW fotovoltaicos, este año tan sólo han sido 18.

El Gobierno impulsa y dota de generosos presupuestos a proyectos como el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, basado en la construcción masiva de infraestructuras como autovías (6.000 km), trenes de alta velocidad (9.000 km), aeropuertos y puertos, en un sector que entre 1990 y 2008 aumentó sus emisiones en un 88%. Y todavía agrava más la situación que el Ejecutivo español está incentivando la compra de nuevos automóviles.

De esta manera, España ha negociado en el seno de la Unión Europea (UE) derechos de emisión, – en cualquiera de los escenarios de reducción de emisiones de la UE -, que suponen un incremento de las emisiones españolas respecto a lo permitido por el tratado firmado.

Financiación, transferencia de tecnología y reducción de emisiones.

Si nos atenemos a que las negociaciones para un nuevo acuerdo internacional deberían estar condicionadas por el concepto de justicia climática, y teniendo en cuenta que la responsabilidad de la emisión de la gran mayoría de gases de efecto invernadero recae sobre los países del Norte, éstas deberían abordarse desde la responsabilidad de la ayuda a las nuevas economía emergentes en las comunidades del Sur. Es necesario que los países enriquecidos aporten los fondos necesarios para que los empobrecidos puedan iniciar un proceso de transición rápida hacia tecnologías limpias, reducir la deforestación y adaptarse a los efectos del cambio climático.

Siguiendo el criterio de la ONU, para conseguir que el cambio climático no se dispare, sería preciso reducir las emisiones de los países industrializados antes de 2020 en un 40% respecto al año 1990. Una reducción que cada país debe realizar.

La postura norteamericana.

Barack Obama. ONU. Nueva York, 20 sept. 2009.

Barack Obama. ONU. Nueva York, 20 sept. 2009.

Mientras Barack Obama y su familia apretaban el botón de encendido del abeto navideño instalado en la Casa Blanca, con bombillas de bajo consumo y adornos reciclados, y en un gesto público de preocupación presidencial por el cambio climático, la realidad es otra.

EE.UU. es el país más contaminante del mundo, junto con China e India. Ysi bien participa de una renovada fe conservacionista, continúa siendo la pieza angular que, a todas luces, impedirá que puedan tomarse acuerdos globales en la reunión de Copenhague.

La causa no es la negativa del presidente norteamericano a adoptar medidas paliativas que hasta la fecha su antecesor había negado, sino que precisa del permiso del Senado para tomar esta decisión. Y la reunión senatorial no se producirá hasta varios meses después de Copenhague, con lo cual los posibles acuerdos que pueda tomarse en Dinamarca quedarán supeditados a esta última aprobación. Todo apunta pues, a que los compromisos que se adopten en la Cumbre del Clima no podrán ser refrendados por EE.UU. hasta la celebración de una conferencia posterior, que presumiblemente se celebraría en Estocolmo.

Ciudadanos de todo el mundo exigen un “acuerdo real” en Copenhague.

Los expertos dicen que un acuerdo real sobre clima debe de ser:

1- Justo: 200 millones de dólares en financiamiento para adaptación y transferencia tecnológica a países pobres.

2- Ambicioso: 2015 debe ser el año pico de las emisiones de gases de efecto invernadero y debe establecerse un límite de 350 partes por millón de emisiones de carbono a la atmósfera.

3- Vinculante: jurídica y legalmente exigible.

Acción de Ecologistas en Acción en Madrid.

Ecologistas en Acción contra el cambio climático. Madrid, 6 dic. 2009.  Ecologistasenaccion.

Ecologistas en Acción contra el cambio climático. Madrid, 6 dic. 2009. Ecologistasenaccion

Coincidiendo con la celebración de su Asamblea Confederal, el día 6 de diciembre, Ecologistas en Acción desarrolló un acto simbólico en la fuente de la plaza de Atocha, próxima al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Cerca de un centenar de activistas vestidos de negro rodearon la fuente y tiñeron sus aguas de negro. A escasos metros, frente a la estación de ferrocarril de Atocha, desplegaron pancartas en las que se acusa al Gobierno de incumplir sus acuerdos climáticos. En concreto, los ecologistas denuncian que España busque conseguir todavía más derechos de emisión en la próxima cumbre danesa.

Dentro de semana y media se debería formalizar en la capital danesa el acuerdo que remplazaría al Protocolo de Kioto. En ese encuentro cada país actor en la negociación tiene una responsabilidad diferenciada. Es obvio que nuestro país, octava potencia mundial según el Gobierno socialista y décimo emisor de gases de efecto invernadero en la actualidad, tiene en ella una cuota de responsabilidad muy alta.

Un ecologista en El Bierzo.

El Gobierno vende el clima. 06/12/09. Ecologistasenaccion.org.

Los países emergentes reclaman a Occidente el pago de una ‘deuda ecológica’ en la Cumbre del Clima de Barcelona. 10/11/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El Bierzo reclama cambios en la política medioambiental en el ‘Día de Acción Global Contra el Cambio Climático’. 25/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Colectivos bercianos atienden a la llamada de 350.org convocando una batucada contra el cambio climático en Ponferrada. 20/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

EEUU y China enfrían las expectativas de la cumbre del clima y los países emergentes se niegan a pagar la factura de los platos rotos. 26/09/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Avaaz alerta a los políticos sobre el peligro inmediato que supone para el planeta el cambio climático. 21/09/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Los países emergentes reclaman a Occidente el pago de una ‘deuda ecológica’ en la Cumbre del Clima de Barcelona

Son numerosos los países emergentes, y también otros con una industrialización muy precaria, los que participan en las conversaciones sobre el clima que entre el 2 y el 10 de noviembre, se celebran en la cumbre del clima de Barcelona, preparatoria de la de Copenhague. Y estos señalan con el dedo al Norte, a los países industrializados (que a veces se encuentran geográficamente situados en el Sur, pero con economías vinculadas a Occidente), como responsables de su retraso industrial.

Los países pobres, en general poco industrializados, son mayormente africanos y latinoamericanos, y exigen que la factura del cambio climático la paguen los países ricos. Son, -dicen ellos-, los que se han enriquecido contaminando un mundo que no era sólo suyo. DE hecho, algún líder, como por ejemplo el boliviano presidente Evo Morales, ha reclamado a los países ocidentales el pago de una “deuda ecológica” que considera debida. Una reclamación que, por otra parte, apunta mucho más allá del simple reclamo climático.

El concepto deuda ecológica cobró notoriedad a finales de los años ochenta y fue usado intensamente entre 1990 y 1992, durante el proceso de la ‘Eco 92’ de Rio de Janeiro. Esta idea se apoya en la destrucción ambiental de los países del Sur por las naciones industrializadas, y fue esgrimida como una réplica a la deuda financiera que estos reclamaban a América Latina. En efecto, al considerarse que la deuda ecológica superaba con creces lo que se debía a los bancos, los países del Sur sostenían que, en realidad, eran acreedores de las naciones del Norte.

En aquellos años, los destinatarios de estos cuestionamientos prefirieron eludir el debate. Y desde entonces el uso del concepto ha tenido sus altas y bajas.

Una de las más conocidas definiciones en América Latina sobre la deuda ecológica es la ofrecida por M. Robleto y W. Marcelo (‘La deuda ecológica. Una perspectiva sociopolítica’. Instituto Ecología Política. Santiago, 1992). Sostienen los autores que deuda ecológica “es el patrimonio vital de la naturaleza, necesario para su equilibrio y reproducción, que ha sido consumido y no restituido a ella”, e incluyen en ésta tanto a los llamados recursos naturales como a los procesos ecológicos.

Por su lado, J. Borrero Navia (‘La deuda ecológica. Testimonio de una reflexión’. Fipma y Cela. Cali, 1994) considera que existirían deudores y acreedores, y esa deuda debería ser cuantificada y restituida. 

El caso es que hoy los países que no han contaminado, o apenas lo han hecho, reclaman disponer de la misma libertad que tuvieron los que ahora son ricos para poder hacerlo. Y les exigen que, si quieren que ellos reduzcan sus emisiones contaminantes les faciliten los medios o el capital para poder hacerlo.

En fin, visto el panorama que se respira en Barcelona todo apunta a que lo tendremos negro en Copenhague. No hay nada que haga presagiar que la cumbre danesa vaya a tener mayor éxito que el que está alcanzando la catalana. Barcelona ya ha quedado claro que nadie quiere ser el que se atreva a ponerle el cascabel al gato.

Mucho me temo que de poco habrán servido las movilizaciones internacionales y multitudinarias de WWF, Avaaz, o 350.org. Es más, ni siquiera creo que servirá para aportar grandes cambios la prevista para el 12 de diciembre, que coincidirá con la celebración de la cumbre en Copenhague y que promete ser la más sonada de todas.

Cabe preguntarse si el grito unísono de millones de voces será capaz de despertar a ese líder carismático que el mundo necesita, capaz de dar un puñetazo sobre la mesa y de exigir, de una vez por todas, que plantemos juntos cara al problema del calentamiento global.

Son muchos los que pensamos que este líder podría ser Barack Obama, en quien el mundo entero ha depositado grandes esperanzas. Hemos visto con interés sus esfuerzos por cerrar  la prisión ilegal de Guantánamo y apreciado su nueva disposición hacia el régimen cubano. Pero difícilmente podemos aprobar la instalación de nuevas bases militares americanas en Colombia, las cuales ha propiciado un presidente al que se relaciona claramente con el tráfico de drogas.

Y es que uno suele llegar al poder con grandes ganas de cambiar el mundo, como le sucedió al presidente brasileño Lula da Silva, y ahora a Obama. Pero, por desgracia, los estadistas novatos no tardan en constatar los límites estrechos de su aparente libertad. Y también que, en realidad, ésta se mueve dentro de los límites que les  marcan el Banco Mundial o las grandes corporaciones. Los verdaderos dueños del planeta.

Un triste ejemplo de lo anteriormente dicho lo ofrece el asesinato de John F. Kennedy, que ciertos investigadores  relacionan con su interés por poner un punto final a la guerra del Vietnam. Una decisión que perjudicaba los intereses de las grandes empresas armamentísticas estadounidenses. Hay documentos que apuntan a que todos los cuerpos del Estado, incluido el vicepresidente Lyndon B. Johnson, participaron en una conspiración que acabó con la vida de uno de los más carismáticos presidentes norteamericanos.

Puestas las cosas así, ¿qué decir sobre Copenhague? ¿Hemos de tirar la toalla? ¿Tendremos que asumiremos pacíficamente el suicidio colectivo?

Personalmente ya no sé ya que más decir. A los ecologistas, que siempre hemos estado en la vanguardia de ciertas previsiones y advertencias, creo que sólo nos queda el recurso de continuar batallando. Sin tregua. Seguiremos apelando ante todos los gobiernos para que no permitan que sobrepasemos ese límite de 350 unidades por millón de dióxido de carbono (C02) en el aire que respiramos. Después de todo, es el límite que garantiza nuestra propia supervivencia.

Un ecologista en El Bierzo.

Más que deuda, un robo. 25/08/08. Deudaecologica.org.

Una aproximación a la deuda ecológica de la Unión Europea con Centroamérica. 29/09/07. Deudaecologica.org.

¿Qué es la deuda ecológica? 12/05/08. Deudaecologica.org. 

“Deuda Ecológica: impactos de la deuda externa en las comunidades y la naturaleza”. 29/10/09. Deudaecologica.org.

Las negociaciones sobre el clima en Barcelona o el síndrome MacGyver. 11/11/09. Tni.org.

¿Por qué es tan difícil un acuerdo sobre cambio climático? Marzo, 2012. Ecologistasenaccion.org. 

La VII Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América establece los derechos de la Pachamama en Cochabamba

Esta mañana he recibido un mensaje de una de las treinta y dos personas que – convocadas por Avaaz.org – nos reunimos la noche del 21 de septiembre para manifestar nuestro desacuerdo con la política medioambiental de las superpotencias mundiales. Eva me remite un texto con origen en Colombia, en donde la llegada al poder de Evo Morales (2006) está propiciando un nuevo panorama de los derechos de la Madre Tierra.

Pachamama’ la llaman los aymaras, una gente que siente por la tierra que les sustenta un respeto y preocupación muy distinta a la nuestra. Es una relación establecida a lo largo de miles de años, impregnada de una espiritualidad desconocida e inimaginable en nuestra sociedad occidental.

Evo Morales, “Héroe Mundial de la Madre Tierra”.

Confieso mi sorpresa al recibir la noticia, el 29 de agosto pasado, de que el sacerdote católico y diplomático nicaragüense, Miguel D’ Escoto, el presidente de la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), había declarado a Evo Morales “Héroe Mundial de la Madre Tierra”, aludiendo a su conmovedora defensa del planeta en el organismo internacional.

Me sorprendió gratamente, y más aún por la inquina con la que Occidente ha acogido a este mandatario sencillo, alejado de los estereotipos al uso. Lo que no hacía presagiar tal decisión. Al adoptarla, la ONU, una organización que históricamente ha servido a los intereses occidentales y descuidado el Sur, también me ha sorprendido. Interpreto la noticia como un aviso de que nuevos aires están ventilando las anquilosadas estructuras del más importante organismo de paz a nivel mundial.

Otro detalle. La entrega a Morales, de un pergamino y una medalla, se hizo en un acto público celebrado en La Paz, en concreto en el Palacio de Gobierno. Otros acreedores a estos reconocimientos, y aunque a alguno le cueste creerlo, fueron el ex presidente de Cuba Fidel Castro (declarado “Héroe Mundial de la Solidaridad”), y el ex gobernante de Tanzania, Julius Nyerere, en proceso de canonización, distinguido a título póstumo como “Héroe Mundial de la Justicia Social”.

Soy de la opinión que maltratamos la Tierra, tratándola como si fuese un objeto, o una mercancía, con la que podemos hacer lo que nos venga en gana. Y en eso estamos muy equivocados.

El planeta estaba aquí mucho antes de que los humanos apareciesen. Y continuará estándolo después de que nos hayamos suicidado como especie. Está regido por sus propias leyes y no nos pertenece. De hecho, podría decirse de nosotros que somos unos recién llegados, pues nuestra presencia en él apenas equivale al tiempo de un estornudo en comparación con su duración global.

Dentro de las importantes declaraciones realizadas durante la VII Cumbre de la ALBA – a las que dedicaré mañana una entrada completa -, figura la muy interesante propuesta: “Los seres humanos son parte de un sistema interdependiente de plantas, animales, cerros, bosques, océanos y aire con el cual deben convivir en armonía y equilibrio respetando los derechos de todos. Para garantizar los derechos humanos se debe reconocer y defender los derechos de la Madre Tierra. Por ello es fundamental aprobar en el marco de Naciones Unidas una Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra”.

Esperemos que Occidente gire su rostro hacia América Latina, de donde está surgiendo una visión de la humanidad alejada de su modelo mercantilista, y a la que deberíamos prestar más atención.

Un ecologista en El Bierzo.

Una defensa de los derechos de la Pachamama, por Antonio Peredo Leigue.

Tenía que ser como fue: en Cochabamba, en el centro de Bolivia, que es el centro de Sudamérica. Fue durante la celebración de la VII Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en Cochabamba. Siete países signaron el acta. Así se proclamaron los derechos de la Madre Tierra.

No se trata del medio ambiente. No es cosa de reducir las emanaciones tóxicas, impedir la contaminación de las aguas, cuidar que no se destruyan los bosques o darle un respiro a las tierras de labranza. No es el simple reconocimiento de que la sociedad humana ha hecho daño a este nuestro hogar universal y, de ahora en adelante, se convierte en protector del mismo. Nada de eso. En realidad, necesitamos casi medio siglo para entender que no somos nosotros, los seres humanos, quienes garantizaremos la supervivencia del planeta. De pronto, la respuesta surgió simple, sencilla, como el hombre que la propuso: se trata de respetar los derechos de la Pachamama. Así planteó este tema el presidente Evo Morales. Los presidentes y representantes de los gobiernos que componen la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) estuvieron de acuerdo y reconocieron esa proclama: la Madre Tierra, la “Pachamama”, tiene derechos inalienables, sus derechos son más trascendentes que los nuestros”.

Los derechos inalienables de la Madre Tierra.

“Esto es así porque, si no respetamos los derechos de la Madre Tierra, no tendrán ninguna significación los que proclamamos para nosotros. No podríamos ejercer los derechos humanos, si no respetamos los derechos de la Madre Tierra. Es más: si no los incorporamos en las leyes, si transgredimos esos derechos, si no asumimos seriamente su cumplimiento, simplemente dejaremos de existir y, entonces, ¿qué derechos tendrían quienes no existen?

Esta es la importancia vital de la declaración firmada en Cochabamba, este 17 de octubre de 2009. Es una visión y una concepción totalmente diferente de aquella que aparece en la Declaración de Estocolmo (1972), cuando con ese irrefrenable espíritu de autosuficiencia, decíamos: “La protección y mejoramiento del medio ambiente es una cuestión fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero, un deseo urgente de los pueblos de todo el mundo y un deber de todos los gobiernos”.

Por más urgente que haya sido, se trataba de un deseo y, por lo tanto, dependía de la voluntad de éste o aquel. Y fue así. Todavía hoy, cuando las consecuencias catastróficas que estamos viviendo hacen evidente la urgencia de detener este proceso de depredación, escuchamos decir que el derecho de las industrias que envenenan el planeta está en primer lugar.

Las grandes potencias se niegan a participar de cualquier compromiso para reducir las emanaciones del letal monóxido de carbono. Más adelante, en Kioto, se discutió y aprobó otra declaración que reclamó “un total reconocimiento de la deuda ecológica y la necesidad de incluirla en las futuras negociaciones sobre el cambio climático”. Negociar el cambio climático; ¿qué significaba? Ni más ni menos que seguíamos considerando al planeta, a Nuestra Tierra, como un objeto, como una cosa sobre cuyo cuidado, restauración y protección tenemos derechos que podemos ceder o retener.

Pero, cuando se proclaman los Derechos de la Tierra, decimos que, quien los transgrede, se hace reo de lesa globalidad. Porque ya no es solamente la humanidad que se pone en riesgo sino toda vida, toda existencia albergada por nuestro planeta.

Esos derechos son tan evidentes, que pueden describirse de cualquier modo, significando siempre lo mismo. El derecho a la vida, el derecho a la salud, el derecho a la identidad y el derecho a la hermandad. Así de simples y, tal vez por eso mismo, inadvertidos por nosotros, que somos sus directos beneficiarios.

Porque, si no hay vida para el planeta, si no hay vida para la madre tierra, simplemente dejamos de existir. Vida, por supuesto, supone capacidad de desarrollarse y renovarse; significa rebelarse contra los intentos de torturarla, mutilarla y destruirla. Y, sin salud, no puede haber vida, pues no nos sirve un planeta mantenido en base a abonos artificiales, pesticidas, drogas y manipulaciones genéticas”.

¿Salvaremos a la humanidad, abandonando la Tierra cuando la destruyamos?

“Este es nuestro planeta, el planeta Tierra, no es uno más de millones de planetas del que podamos deshacernos en cualquier momento y trasladarnos a cualquier otro que elijamos. Esto es algo muy importante. Descubrir agua en otro mundo, principios de vida algo más allá o, incluso, condiciones de habitabilidad en sistemas vecinos, no nos autoriza a desentendernos de la Madre Tierra. Es que, en esa línea de convicción, parece orientarse la búsqueda casi desesperada de otros mundos en la vastedad del universo. ¿Salvaremos a la humanidad, abandonando la Tierra cuando la destruyamos? ¿Esa es la solución por el desastre?

Por eso mismo, porque la Madre Tierra tiene una identidad como tal, es que tenemos que considerarla hermanada con el Sol, con la Luna, con los astros y los espacios, sin los cuales no podría siquiera existir.

Esa es la esencia de la Declaración de Cochabamba que proclamó los derechos de la Pachamama. Ahora, no se trata de mendigar la aceptación de las naciones enriquecidas, de los países derrochadores, de aquellos que gustan llamarse Primer Mundo. Es hora de exigir que, la Organización de Naciones Unidas, adopte esta declaración como Declaración Universal de los Derechos de la Tierra y exija su cumplimiento”.

La urgencia de democratizar la Organización Mundial de las Naciones Unidas.

“Para eso, por supuesto, se requiere democratizar a la ONU. No puede ser que, cinco gobiernos, tengan el poder de decirle NO al mundo entero cuando defienden sus intereses. Es inconcebible que sigamos bajo la dictadura de esas cinco potencias, cualquiera de las cuales, si las decisiones no son de su agrado, simplemente las ignora y procede según se capricho. Matar personas, destruir países, poseer armas nucleares es su monopolio. Y, mientras subsista esa injusticia, hay un creciente peligro de muerte para la Madre Tierra porque, simplemente, no se respetan sus esenciales derechos.

Por eso, en Cochabamba, se ha dado el primer paso para luchar por los derechos de la Tierra”.

Una defensa de los derechos de la Pachamama. Antonio Peredo Leigue.

Morales: capitalismo e imperialismo son enemigos de la Tierra. 29/08/09. Elnuevodiario.com.ni.

Fidel Castro, Evo Morales y Julius Neyrere considerados héroes mundiales de la Solidaridad, la Madre Tierra y la Justicia social. 31/08/09. Grupoapoyo.org.

La ONU declara al presidente Evo Morales “Héroe mundial de defensa de la Madre Tierra”. 02/09/09. Cadtm.org.

Artículos de Antonio Pereiro Leigue. Rebelion.org.