Archivo de la etiqueta: Trabajo

Jubilados de toda España reclaman medidas a favor de las pensiones

“Baja la pensión real”. Madrid, 9 oct. 2017.

Ayer estuve en Madrid atendiendo a la llamada de diversos sindicatos reclamando pensiones dignas tras años de trabajo. He de aclarar que no fue este el único asunto que movió a los sindicatos a organizar esta manifestación nacional sino que incluyó otros, como el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, además de servir para alertar sobre el hecho preocupante de que la hucha de las pensiones esté disminuyendo a marchas forzadas, hasta el punto de que el Gobierno ha necesitado solicitar este año un préstamo para afrontar los pagos más inmediatos.

Hace un año que entré a formar parte de este colectivo de mayores, reconozco que sin gran entusiasmo, al contrario que tantos otros que esperan este momento como agua de mayo. Sin embargo he de reconocer que, desde entonces, mi vida me ha venido resultando bastante más gratificante que antes, sobre todo en lo que se refiere al tiempo libre, pero también a la mayor disposición de ingresos, ya que anteriormente recibía  un subsidio de 426 euros. Una cantidad que en España te sitúa por debajo del umbral de la pobreza.

Cabecera de la manifestación. ‘En marcha por pensiones dignas’. Madrid, 9 oct. 2017.

Despertada mi curiosidad por el asunto de la jubilación me he puesto a pensar sobre sus aciertos y limitaciones. Algo que me intuyo que me ocupará más tiempo en el futuro. Considero un gran logro de las sociedades avanzadas el establecimiento de la organización que facilita que las personas mayores puedan vivir sin sobresaltos sus últimos días. No obstante, temo su acotamiento en los próximos años. Todos los que tenemos hijos deseamos que estos puedan llevar sus vidas con menos penalidades que las que hemos tenido que enfrentar nosotros mismos, y sufrimos por ellos cuando se pone en duda la viabilidad futura de las pensiones.

He de decir que resulté agradablemente sorprendido por el entusiasmo de tantos “seniors”, aunque no tanto por la participación. Creo recordar que este colectivo asciende a unos nueve millones y medio de individuos y allí, en la manifestación, o después en la Plaza del Sol, estábamos muy lejos de tal cifra. Con buena voluntad yo diría que podríamos ser unos cinco mil. Eso sí, como ya dije antes, con mucha energía todavía. Jóvenes había menos, y eso que los posibles recortes, o nuevas condiciones para alcanzar una jubilación decente, les afectarán más a ellos que a nosotros.

Recuperación del poder adquisitivo de las pensiones. Madrid, 9 oct. 2017

Eché en falta eslóganes y cánticos a los que estoy acostumbrado en otras manifestaciones. En este sentido tuve la sensación de que faltó previsión y organización. También me resultó grato conocer, ni que fuera a distancia, al nuevo secretario general de las Comisiones Obreras, Joaquín Sordo, que sustituye al mítico “Toxo”. Esperemos que el señor Unai Sordo afine el oído y nos sorprenda con una buena gestión en su flamante cargo. He de decir que el tono de su intervención me agradó y que le deseo los mayores aciertos.

De  los discursos de los sindicalistas, a los que presté gran atención, deduje algunas reflexiones que os trasmito. No voy a resumir cada intervención habida sino aquellos asuntos que llamaron particularmente mi atención. El primero de ellos tiene que ver con la tan cacareada frase de que las nuevas generaciones no podrán disfrutar de una pensión. Según los intervinientes, tal situación no llegará a producirse porque es ante todo una decisión política, y los políticos pueden cambiarla simplemente dedicando a pagar las jubilaciones mayores fondos, que no es ni más ni menos lo que hacen los países vecinos.

Intervención sindical. Madrid, 9 oct. 2017.

Otro tema recurrente es el que insiste en que las pensiones podrían bajar su cuantía, incluso hasta en un treinta por ciento menos. Es esta una cuestión, yo diría, no descartable, ya que iría ligada a factores como la economía del país y el número de contribuyentes a los ingresos de la Seguridad Social. Pero, sobre todo al pacto que desvincula el aumento de las pensiones del Índice de Precios al Consumo (IPC).

También me inquieta ver como la hucha de las pensiones ha ido mermando de manera constante en los últimos años, pasando de 66.000 millones de euros solamente 11.000, en números redondos. O que el Gobierno necesite pedir préstamos para hacer frente al pago de las pensiones. El primero, y último hasta la fecha, de unos diez mil millones de euros. Y esto me escandaliza porque, como tantos españoles, hace años que vengo padeciendo el ver como se llevan el dinero los corruptos, o la misma banca, en una sangría que parece no tener final. Por otra parte, el fraude fiscal empresarial también resulta muy elevado y habría que ponerle freno.

Otro motivo que me ha llevado a Madrid es el disgusto que siento al ver aumentada mi pensión este año un miserable 0,25%,. Una actualización anual que, de hecho, se lleva aplicando desde el año 2014 y con la que el Gobierno pretende seguir durante bastantes años más, según las previsiones de organismos como el Fondo Mundial Internacional (FMI) o la Autoridad Fiscal. En su intervención los sindicalistas aseguraron que todos los años perdemos poder adquisitivo, dado que el IPC supera ampliamente cada año la miserable revaluación que nos aplican.

Líderes sindicales al inicio de la manifestación. Madrid, 9 oct. 2017

Es ésta una de las protestas de los sindicatos en las negociaciones para la reforma de pensiones que hay actualmente en marcha. Los sindicatos piden la derogación de la reforma del año 2013, en la que ancló la actualización anual de las prestaciones a la situación financiera de la Seguridad Social, desvinculándola de los precios. “Esto es una base al ataque del sistema público; hay que cambiarla o derogarla”, reclamó Sordo.

Y esto es lo que he pensado, más o menos, durante esta larga y, pese al cansancio, estimulante jornada, que supuso para mí y mis compañeros largas horas de viaje en bus. Esperemos que este duro y loable esfuerzo se vea recompensado, tanto para nosotros como para nuestros hijos.

Un ecologista en El Bierzo.

Llega a Madrid la marcha de las pensiones: “Estamos aquí para que la gente joven tenga pensión”. 09/10/17. Elpais.com.

Mantener el poder adquisitivo de las pensiones exigiría 25.000 millones al año. 02/10/17. Elpais.com.

El Gobierno tira de la hucha de las pensiones y de un préstamo de 6.000 millones para poder pagar las extras. 29/06/17. Heraldo.es.

Anuncios

Las Marchas de la Dignidad ‘galopan’ en Madrid contra la deuda y las políticas austericidas impuestas por la Troika

La columna asturiana llega a Madrid, 21 marzo 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La columna asturiana llega a Madrid, 21 marzo 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La canción de Paco Ibáñez, ‘A galopar’, se convirtió en el nuevo icono de la concentración anual de las Marchas de la Dignidad, celebrada ayer día 21 de marzo en Madrid.

Las columnas, provenientes de diversos territorios del país, confluyeron en un grupo único que inundó la plaza de Colón. Desde allí, sus representantes hicieron latir, como un enorme corazón y bajo una gigantesca bandera de España que se erige permanente en ese lugar, el sentir de los miles de españoles, -y de otros que no se sienten tanto-, reclamando pan, techo, trabajo y, sobre todo, dignidad. Como así lo recordaban numerosas pancartas presentes en el lugar.

Frente al magno escenario que ocupaba la plaza, y en que la palabra ‘Dignidad’ aparecía escrita en todos los idiomas que se hablan en España, decenas de banderas republicanas ondeaban al viento en una tarde desapacible, incluso lluviosa por momentos, que contrastaba con la soleada del año pasado. Un espacio convertido por unos instantes en el centro neurálgico de la protesta contra el bipartidismo y las políticas de austeridad que el gobierno popular ha impuesto imponiendo a millones de ciudadanos, los cuales  ayer reclamaron con encendidas voces su derecho a una vida digna.

Participantes procedentes de Ponferrada. 21 marzo 2015. Foto Enrique L. Manzano.

Participantes procedentes de Ponferrada. 21 marzo 2015. Foto Enrique L. Manzano.

Paco Ibáñez estuvo también presente, aunque fuera sólo en imagen, en el video que se reprodujo en el matutino autobús que, desde Ponferrada, nos acercó, -a mí y a algunas decenas más de participantes-, a la madrileña marcha. Aunque también lo estuvieron los andarines que participaron en las del año pasado, recogidas en un documental realizado por Fernando Sierra, un joven cineasta leonés que que  tuve la oportunidad de conocer en la reunión del 22M y del Movimiento de Desempleadxs y Precarixs celebrada en Ponferrada en enero pasado con motivo de la preparación a nivel local de la gran marcha a Madrid.

Pero Ibáñez también nos acompañó durante la manifestación. No físicamente, pero sí en boca de quienes llevaban la pancarta del colectivo de protesta contra el desempleo. Como así mismo lo estuvo en la de uno de los portavoces de la columna riojana en su intervención. De ese modo, el ‘A galopar’ de Paco Ibáñez se convirtió por unos momentos en el himno coral de miles de ciudadanos allí presentes.

Un ecologista en El Bierzo.

Paco Ibáñez – A galopar. 1993. Youtube.com. Jaumequalsevol02.

La Marcha de la Dignidad vuelve a tomar cuerpo en Madrid. 22/03/15. Elpais.com.

Miles de personas claman en Madrid “¡pan, trabajo, techo y dignidad!” rodeadas de fuerte presencia policial. 22/03/15. Infolibre.es.

Las Marchas de la Dignidad concluyen con disturbios y 19 detenidos. Abc.es.

 

El reto de generar empleo en el contexto actual

Trabajadores en una cooperativa agrícola. 2012. Centinelaeconomico.com.

Trabajadores en una cooperativa agrícola. 2012. Centinelaeconomico.com.

El panorama.

Más de doscientas treinta mil empresas han cerrado en España desde que se destapó la mal llamada crisis económica; sucesivas medidas de austeridad con el pretexto de reducir el déficit público, con sus consiguientes consecuencias de desactivación de la inversión pública y la contención del empleo público; reforma laboral aprovechando la psicosis de crisis que nos hace retroceder más de treinta años atrás en cuanto a derechos, estabilidad y condiciones de trabajo, implantación de “minitrabajos” con contratos por horas y hasta por minutos, e incluso la presión patronal para que haya “hiperflexibilidad”.

Así hasta contemplar que hemos llegado a más de seis millones de desempleados y más de un millón de familias que no tienen a ninguno de sus miembros empleados que puedan aportar ingresos económicos. Si a eso añadimos el escaparate político incapaz de infundir perspectivas positivas o signos de propósito de enmienda, el panorama que se nos presenta, y no solo en lo que respecta al empleo, es bastante preocupante.

Cierto es que hay muchas experiencias positivas, fruto de iniciativas de entidades sociales soportadas por grupos de ciudadanos organizados y sensibles, que acometen proyectos de inserción para población con graves carencias sociales, e igualmente hay algunos ayuntamientos que hacen todo lo posible por generar puestos de trabajo a partir de satisfacer necesidades reales de la población. Sin embargo nuestro problema es de cantidad, de proporciones enormes y estructurales. Esas dimensiones no pueden resolverse sólo con iniciativas aisladas, por muy eficaces que éstas sean y por mucho mérito que tengamos al realizarlas contra corriente en un mercado hostil e injusto.

Los cuestionamientos.

Trabajadores en una empresa impulsada con ayudas del plan del carbón. Rioglass. 16 nov. 2008. Lne.es.

Trabajadores en una empresa impulsada con ayudas del plan del carbón. Rioglass. 16 nov. 2008. Lne.es.

Es evidente que el desempleo no es fruto de un accidente circunstancial, sino la consecuencia de una manera de entender el desarrollo económico, el concepto de trabajo y empresa, el funcionamiento del mercado y sus relaciones económicas. Ante este panorama hay que preguntarse: ¿es realmente posible generar empleo suficiente para tanta población desempleada? ¿Se puede llamar empleo a cualquier condición por inhumana e injusta que sea, con tal de recibir alguna remuneración económica?

Nuestro problema es de enfoque. ¿Tenemos todas nuestras necesidades materiales, educativas, culturales, sanitarias, etc., cubiertas, y por eso no hace falta que haya más gente trabajando para satisfacerlas? ¿Acaso hay desempleados porque no hay trabajos y tareas en que emplearse? Dicho de otra manera: ¿cómo se explica que habiendo miles de necesidades sin cubrir, tengamos sin trabajar a esos millones de personas que podrían responder satisfactoriamente a esas necesidades?

El corsé cultural.

Hoy existen alternativas de inversión del dinero capaces de crear un mundo más justo. Finanzas.excite.es.

Hoy existen alternativas de inversión del dinero capaces de crear un mundo más justo. Finanzas.excite.es.

Si las soluciones fueran fáciles, ya se habrían puesto en marcha, pero hay barreras culturales que impiden abordar el tema del desempleo con perspectivas más amplias y con rigor y, por otra parte, hay demasiados intereses económicos por parte de los que controlan la economía, como para tomar medidas que vayan a la raíz del problema.

Si no nos salimos de la lógica cultural económica que nos encorseta, no podremos dar solución a la falta de empleo, porque es la propia lógica económica la que genera progresivamente ese desempleo.

Resumiendo mucho esa lógica funciona así:

Las empresas no contratan trabajadores si no obtienen beneficios y para tener beneficios precisan de dos elementos claves:

1) Que el precio de venta de su producto o servicio sea significativamente superior a los costes que le ocasiona la elaboración de ese producto o servicio.

2) Que tenga suficientes consumidores que adquieran su producto o servicio.

Claro que para que le compren su producto, tiene que ser a unos precios más baratos que sus competidores en el mercado.

¿Y qué tipo de empresa puede hacer eso? Dificilísimo en un mercado globalizado donde las grandes empresas imponen los precios de las materias primas, de los transportes, de los salarios y del consumo… y deslocalizan el trabajo en función de los países donde los trabajadores ganen lo menos posible, de manera que ponen en los mercados los productos a unos precios imposibles de competir por las empresas locales.

Muchas empresas locales ven como único recurso para competir y subsistir, el reducir sus costes para tener un margen de beneficio y, claro está, reducen la mano de obra y/o sus condiciones de trabajo (más trabajo por menos dinero). Y las que no pueden hacerlo cierran.

Decrecimiento. Sevilladecrece2011.blogspot.com.es.

Decrecimiento. Sevilladecrece2011.

Este concepto de empresa, que unifica esos dos aspectos claves: a) La rentabilidad económica a costa de lo que sea (olvidándose de la rentabilidad integral que supone producir solamente lo necesario para satisfacer las verdaderas necesidades de la población, respetar la naturaleza, desarrollarse como personas en el trabajo, etc.) y b) el consumo (la cultura del consumir insaciable para tener de todo), es el ADN del sistema económico capitalista.

Y ese modelo lleva implícito tratar a las personas como simples consumidores y productores. Por ello, mientras no toquemos este ADN nada importante cambiará, por muchos servicios de empleo que montemos.

La ciudadanía (mayoritariamente) es cómplice inconsciente o por omisión de esa forma de funcionar la sociedad, porque hemos renunciado a gestionar la economía y la cultura. Hemos asumido que trabajo es igual a que nos contraten, sin entender que trabajo es igual a organizarnos para responder a las necesidades nuestras y de toda la población, a través de una actividad productiva económica.

Para tal objetivo no precisamos que nos contraten, sino organizarnos, porque lo que está en crisis es el empleo, no el trabajo. Trabajo hay de sobra si lo enfocamos para producir riqueza y mejorar la calidad de vida de todo el mundo. El trabajo, cuando se secuestra bajo forma de empleo, se convierte en una mercancía más, con la que se puede especular.

La dimensión política tiene mucha importancia como soporte y como articuladora de una manera de funcionar de la economía y la cultura, pero hemos perdido demasiado tiempo intentando controlar la política pensando que desde ahí se cambiaría el modelo de sociedad.

Y los verdaderos poderes económicos han tenido que disfrutar viendo como nos entreteníamos en reivindicar espacios políticos y mejoras económicas, sin atrevernos a plantear el tema de fondo que es gestionar la economía, o sea autogestionar la producción, la planificación y el consumo, así como las relaciones económicas entre todos los colectivos, localidades, comarcas, regiones, países, etc.

Claro que desde las instancias políticas se puede acelerar mucho este proceso, en los casos donde los dirigentes políticos favorezcan y representen los intereses reales de la ciudadanía, sin interpretarlos, sino escuchándoles y colaborando mutuamente.

Red de trueque. 2014. Parla. Vivirsinempleo.org.

Red de trueque. 2014. Parla. Vivirsinempleo.org.

Los retos para generar trabajo/empleo:

a) Tenemos que reapropiarnos de la economía y gestionarla en función de responder a las necesidades más profundas de todas las personas.

Supone crear otro tipo de empresas que conecten con las necesidades de la población empezando por la local y cercana y generar un mercado social donde autosatisfacernos de todas nuestras necesidades sin que el mercado global nos imponga los precios.

Esa experiencia de otro modelo de empresas más democráticas, más humanas, más justas, ya se está realizando en varios puntos del territorio español, y en ellas ya se está asegurando el trabajo estable, además del desarrollo de las capacidades de las personas que trabajan y asumen la responsabilidad de decidir y gestionar, que es algo más que cumplir un horario. Estamos hablando de más de 15.000 personas que ya asumen ese reto en España.

Por otra parte, la puesta en marcha de decenas de experiencias de monedas sociales en España y cientos en otros países, que facilitan el acceso al consumo a personas y familias en situaciones de escasez, y el crecimiento de los mercados sociales, está permitiendo que muchas personas se organicen su propio trabajo para ponerlo a disposición de estos mercados, abriéndose otras perspectivas de trabajo que las de esperar que te llamen para contratarte.

La reciente experiencia de las Ferias de Economía Solidaria (Madrid, Barcelona, Zaragoza), con decenas de miles de personas involucradas, tanto en producir individual y colectivamente, como en consumir organizada y responsablemente, augura un futuro esperanzador al ir cambiando la cultura de la población aunque aún sea minoría, porque rompe al ADN de la empresa al servicio del capital y acerca a la ciudadanía a asumir responsabilidades frente al consumo, al mercado y al trabajo.

b) Unos objetivos claros. Para avanzar en esta misma línea son imprescindibles planes de desarrollo local hechos con la población que quiera participar.

No hay generación de trabajo y riquezas sin planes de desarrollo pensados desde un territorio abarcable y sin empresas y población organizada que los hagan funcionar.

Necesitamos personas comprometidas con estos planteamientos de desarrollo local, dispuestos a emprender las empresas que sean necesarias para satisfacer todas las necesidades de la población. Y que se articulen con el resto de grupos organizados para gestionar el mercado social, donde coincide la misma ciudadanía planteando por un lado sus necesidades, y por otro, planificando las respuestas necesarias a tales necesidades, y participando en la producción y en la financiación de esas empresas. Es decir con un enfoque de economía social y solidaria que está al servicio de las personas sin dejar de ser rentable integralmente.

c) Una metodología apropiada. Es posible generar trabajo/empleo a través de la creación de nuevas empresas (al tiempo que otras están cerrando) si observamos el mercado latente (las necesidades sin responder de la población) y no solo el patente (el mercado ya controlado por las necesidades creadas de las grandes empresas).

En concreto, se trata de descubrir cuáles son las necesidades reales de la población, a partir de lo que ya está consumiendo, sea un bien material o un servicio que utiliza, haciendo una especie de inventario de todos los artículos que se consumen y los servicios que se utilizan y cuáles no están respondidas.

A partir de realizar territorialmente (en el ámbito de una comarca natural o un barrio o distrito urbano) ese inventario de necesidades, hay que hacer otro inventario de las respuestas que se están dando a cada una de esas demandas y hacer una comparación. Se trata de ver que elementos no están bien atendidos. Cuáles están atendidos y se podrían mejorar.

Del resultado de esa comparación entre necesidad y respuesta podemos hacer un diagnóstico comarcal-territorial de cuales necesidades están mal satisfechas o cuales, aunque estén satisfechas, se podrían satisfacer de otra manera más beneficiosa para todos y todas. Satisfactoria para los vecinos de nuestras localidades y beneficiosa para aquellos que tendrían una oportunidad de crearse su propio trabajo al responder a esas necesidades con eficacia y calidad.

Decrecimiento. Sevilladecrece.wordpress.com.

Decrecimiento. Sevilladecrece.wordpress.

En resumen. En cualquier plan que hagamos para generar trabajo/empleo, hay que unir siempre: emprendedores socioeconómicos comprometidos con este enfoque, trabajo cultural con toda la población y espacios para su crecimiento, mercado social (planificación y articulación de consumidores/necesidades y productores/respuestas) y planes de desarrollo local que aglutinen todas las respuestas y den dimensión y estructura política a todo lo anterior. Planes autogestionados por la población organizada responsablemente.

Todo lo que sea separar estos cuatro elementos, corre el riesgo de reproducir los mismos esquemas que estamos sufriendo actualmente.

Un artículo de Enrique del Río. Asociación Proempleo.

¿Qué es una cooperativa?

Una cooperativa de cerezas en el valle del Jerte. Guias-viajar.com.

Una cooperativa de cerezas en el valle del Jerte. Guias-viajar.com.

Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para formar una organización democrática. Su intención es hacer frente a las necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes a todos los socios mediante una empresa. Su administración y gestión debe llevarse a cabo de la forma que acuerden los socios, generalmente en el contexto de la economía de mercado o la economía mixta, aunque las experiencias cooperativas se han dado también como parte complementaria de la economía planificada.

La diversidad de necesidades y aspiraciones (trabajo, consumo, comercialización conjunta, enseñanza, crédito, etc.) de los socios, que conforman el objeto social o actividad corporativizada de estas empresas, define una tipología muy variada de cooperativas. Los principios cooperativos constituyen las reglas básicas de funcionamiento de estas organizaciones.

La cooperativa constituye la forma más difundida de entidad de economía social. La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) es la organización internacional que desde el año 1895 aglutina y promueve el movimiento cooperativo en el mundo.

¿Qué tipos de Cooperativas existen?

Cooperativas. Buscarempleo.es.

Cooperativas. Buscarempleo.es.

Aunque se hacen diversas clasificaciones de las cooperativas, es usual atender principalmente a la actividad o fin que desempeñan. Se pueden mencionar a las siguientes:

• Cooperativa de trabajo asociado o cooperativa de producción.

Una cooperativa de trabajo asociado o cooperativa de producción es un tipo de cooperativa cuyo objetivo es el proveer y mantener a sus socios de puestos de trabajo a tiempo parcial o completo, a través de la organización en común de la producción de bienes o servicios para terceros.

• Cooperativas sociales también consideradas como una forma de cooperativas de trabajo.

• Cooperativa de ahorro y crédito.

Las cooperativas de ahorro y crédito o, simplemente, cooperativas de crédito son sociedades cooperativas cuyo objeto social es servir las necesidades financieras de sus socios y de terceros mediante el ejercicio de las actividades propias de las entidades de crédito.

• Cooperativa de consumidores y usuarios.

Una cooperativa de consumo es un tipo de cooperativa cuyo fin es el de satisfacer las necesidades de sus socios, como la compra conjunta de determinados productos, la prestación de servicios personales, etc., ejerciendo su derecho a organizarse para autoabastecerse de material en las mejores condiciones posibles de calidad y precio.

• Cooperativa agraria.

Precios de la cereza en una cooperativa de cerezas en el valle del Jerte. Guias-viajar.com.

Precios de la cereza en una cooperativa de cerezas en el valle del Jerte. Guias-viajar.com.

Una cooperativa agraria es una cooperativa donde los agricultores ponen en común sus recursos en ciertas áreas de actividad. El significado más común de cooperativa agraria es normalmente cooperativas de servicios, que es la forma predominante en el mundo.

Hay dos tipos de Cooperativas de servicios agrícolas: las cooperativas de suministros y las cooperativas de mercado. Las primeras abastecen a sus miembros con inputs para la producción, como semillas, fertilizantes, fuel y maquinaria. Las segundas se establecen para transformar, empaquetar, distribuir y hacer marketing de sus propios productos agrícolas (tanto cosechas como ganado). Los granjeros también utilizan cooperativas de créditos como fuente de financiación tanto para el pago de mano de obra como para las inversiones.

• Cooperativa de servicios.

Tienen por objeto realizar toda clase de prestaciones, servicios o funciones económicas, no atribuidas a otras sociedades reguladas por esta Ley, con el fin de facilitar, promover, garantizar, extender o completar la actividad o los resultados de las explotaciones independientes de los socios, o los constituidos por profesionales y artistas que desarrollen su actividad de modo independiente y tengan como objeto la realización de servicios y ocupaciones que faciliten la actividad profesional de sus socios.

• Cooperativa de viviendas: formadas para la consecución de hogares.

Una cooperativa de vivienda es un tipo de cooperativa cuyo objeto social es el de proporcionar a sus socios viviendas, locales y otros bienes inmuebles, adquiriendo suelo para construir y urbanizarlo.

Las cooperativas de viviendas, como sociedades promotoras de viviendas, se han consolidado como uno de los mejores medios para acceder a una vivienda asequible y de calidad. Factores objetivos que intervienen en su sistema productivo y en su regulación legal así lo ponen de manifiesto. Es una de las figuras más representativas de la llamada economía social.

• Cooperativa de transporte.

Es un grupo de conductores o chóferes, pilotos que deciden trabajar directamente en forma organizada y conjunta para prestar un servicio eficiente a la comunidad, a través del transporte de personas o cargas.

• Cooperativa de turismo.

Una cooperativa de viviendas en Montevideo. 2012. Ciudadviva.org. Benjamin Nahoum.

Una cooperativa de viviendas en Montevideo. 2012. Ciudadviva.org. Benjamin Nahoum.

Cuyo objetivo es realizar turismo, o promoverlo en una zona determinada. Una cooperativa de turismo es un tipo de cooperativa cuyo objeto social es el de promover, desarrollar, organizar y ofrecer servicios y consultoría sobre turismo a Instituciones Estatales o Privadas, a potenciales turistas y además a sus propios asociados; garantizando siempre el equilibrio ecológico y el desarrollo sustentable.

• Cooperativa de artistas.

Organizaciones de músicos, poetas, escritores, actores, etc.

• Cooperativa de artesanos.

Cooperan para la distribución y venta de sus trabajos.

• Cooperativa de enseñanza.

Destinadas a brindar servicios educativos a los socios, sus hijos y/o la comunidad.

• Cooperativa escolar.

Las cooperativas escolares son sociedades de alumnos administradas por ellos mismos con el concurso de los maestros con vistas a actividades comunes. Inspirados en un ideal de progreso humano basado en la educación moral de la sociedad de los pequeños cooperadores por medio de la sociedad y el trabajo de sus miembros.

• Cooperativa de comercio.

• Cooperativa de suministros.

• Cooperativa farmacéutica.

• Cooperativa de servicios públicos.

Prestan algún servicio útil y necesaria para la comunidad, como son la de agua y saneamiento, taxi, teléfonos, recolección de basura, etc.

• Cooperativa mixta.

Logo. Alianza Cooperativa Internacional. Fuente unecologistaenelbierzo.

Logo. Alianza Cooperativa Internacional. Fuente unecologistaenelbierzo.

Son las que combinan a diferentes tipos de cooperativas.

Existen también algunos tipos más específicos, como los de cooperativa de explotación comunitaria de la tierra, cooperativa de electrificación rural o cooperativa del mar.

Gonzalo.

 

22M: las Marchas por la Dignidad muestran su rechazo a la política gubernamental del PP

Estuve en Madrid con las Marchas de la Dignidad y celebro haberlo hecho. Porque, tras la manifestación, impresionante por su magnitud, mientras esperaba el autobús de regreso a casa he vivido escenas que pensé que ya formaban parte de un pasado olvidado. Me estoy refiriendo a la actuación policial en una zona tranquila, en la que no ocurría absolutamente nada, y en la que su presencia masiva parecía más una provocación que otra cosa.

Yo, en todo caso, forzado a esperar allí por la fuerza de las circunstancias, no sentí inseguro con su presencia. En ningún momento, ni a mí ni a mis compañeros, se nos pasó por la cabeza de hacer ninguna acción violencia contra nadie ni contra nada. Aún así, tuvimos que asistir a la detención de varios jóvenes que rechazaban verbalmente la presencia masiva de tantos antidisturbios.

Una mujer que se nos acercó nos explicó sus problemas para pagar la hipoteca de su piso, comprado durante el boom inmobiliario y que ahora devaluado hasta la mitad del préstamo hipotecario que solicitó en su día. También nos señaló a un joven embozado en las cercanías del que dijo era un policía secreta. Personados ante él le exigimos que retirase su camuflaje, a lo que se vio obligado a acceder, dejando al descubierto los ’pinganillos’ por los que se mantiene en contacto con la Policía. Luego, se fue.

No hacía mucho, en el mismo lugar, otros jóvenes con su mismo aspecto, se habían llevado hacia los furgones policiales a otras personas que ocupaban la plaza, tranquilamente, como lo hacíamos nosotros.

Decía que había valido la pena ir a Madrid porque me ha permitido ver con mayor claridad lo que creo está sucediendo. Algunos ya lo están llamando la Tercera Guerra Mundial, la de los ricos contra los pobres, la de los poderosos contra los humildes. Un conflicto que no se resuelve a cañonazos, sino con la eliminación por el hambre y la desesperación de los considerados como innecesarios o molestos. Tengo entendido que, aunque se oculta, las tasas de suicidio se han multiplicado con la crisis de manera alarmante.

Yo no sé contar multitudes de tal magnitud como las de ayer, pero sí se contar las horas. Y en la plaza de Atocha estuvimos una hora esperando nuestro turno antes de poder incorporarnos al grueso de la manifestación. Cuando llegamos a Colón todavía había grupos que no habían podido arrancar a caminar en la plaza de inicio. Y mientras retornábamos a ésta, desde un pequeño altozano, pude ver la imagen impactante de un río apretadísimo de gente que seguía subiendo hacia Colón.

Según la organización de las marchas fueron 3.700 los autobuses fletados para venir a apoyar las ocho columnas que, provenientes de todos los puntos del país, confluyeron ayer en Madrid. Nuestro bus tenía 60 plazas. También hubo algún tren, más las propias marchas que llegaron a pie y las mareas y asambleas madrileñas, de todo tipo, incluidos los bomberos de Madrid que también se incorporaron a la manifestación.

Mientras el Gobierno dice que el país enfila la salida de la crisis, millones de personas seguimos padeciendo penurias de todo tipo por la falta de trabajo, la subida de los impuestos y los recortes en servicios que ahora hay que pagar. Por poner un ejemplo, en dos años me han subido en un 50% la cuota que pago en concepto de seguridad social. Y lo mismo con todo.

Mientras esto ocurre asistimos perplejos a la corrupción millonaria de algunos políticos y a la entrega de miles de millones de euros a los banqueros que, además, han robado a cientos de miles de ahorradores con la estafa de las preferentes, en una orgía de la iniquidad que no tiene parangón con nada conocido antes en este país.

Intentar solucionar los problemas sociales a base de represión no me parece una buena solución. Y aunque la gente es lo último que desea es meterse en revueltas, lo cierto es que de seguir las cosas así, y esa es la impresión que tuve ayer, “Se va a acabar, se va a acabar la paz social”. Uno de los lemas ayer coreados por miles de manifestantes.

Un ecologista en El Bierzo.

Madrid se llena de ‘Dignidad’ y anochece con cargas policiales. 23/03/14. Publico.es.

Gigantesque manifestation à Madrid pour dénoncer « l’urgence sociale». 22/03/14. Lemonde.fr. (en francés).

La prensa extranjera destaca la “gigantesca” manifestación en el centro de Madrid. 22/03/14. 20minutos.es.

22M: la Policía dispara directamente a los manifestantes con pelotas de goma. 23/04/14. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Sin ‘dignidad’ en las portadas de los periódicos de papel. 23/04/14. Publico.es.

Las ‘Marchas de la Dignidad’ confluirán en Madrid el próximo sábado

Cartel. 22M. Marchas de la Dignidad. 'Tod@s a Madrid'. 22 marzo 2014. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Cartel. 22M. Marchas de la Dignidad. ‘Tod@s a Madrid’. 22 marzo 2014. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

El próximo sábado 22 de marzo confluirán en Madrid seis columnas ciudadanas que, convocadas por diferentes colectivos sociales, trasladarán a la capital del país la protesta de quienes consideran que éste se encuentra en una situación límite tras los profundos recortes económicos, sociales, laborales y sanitarios.

La protesta lleva fraguándose desde el pasado mes de septiembre y reclama, entre otras cosas, trabajo, derecho a un techo y una renta básica para los ciudadanos.

Las columnas que han salido desde varios puntos del país son la punta de lanza de decenas de colectivos, incluidos algunos sindicatos y partidos políticos, que exigen el final de los recortes, así como cambios profundos en la organización política del país.  La manifestación saldrá a las 17 horas de Atocha hacia Colón.

Los lemas principales que en las redes sociales justifican la protesta son: ‘No al pago de la deuda’, ‘Ni un recorte más’, ‘Fuera los gobiernos de la Troika’ y ‘Pan, trabajo y techo para todos y todas’. También se reclama “servicios públicos para todas las personas” y “que se vaya” el gobierno “popular” de Mariano Rajoy.

Decenas de colectivos sindicales, sociales y políticos, entre ellos, la Coordinadora 25S, varias Mareas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ( PAH) en distintas ciudades, diversas asambleas del 15M, asociaciones culturales, partidos como Equo, Frente Cívico y el sindicato SAT, son los convocantes.

Cartel. 22M. Marchas de la Dignidad. Madrid, 22 marzo 2014.

Cartel. 22M. ‘Marchas de la Dignidad’. Madrid, 22 marzo 2014.

La Cumbre Social, de la que forman parte los sindicatos UGT, CCOO y USO, también ha manifestado su apoyo. Julio Anguita, líder de Frente Cívico, realizó un llamamiento el pasado mes de febrero para que la población respalde la manifestación de forma masiva. También está prevista la participación de trabajadores de Coca-Cola, Panrico y la EMT.

El manifiesto del 22M dice que España se encuentra en “una situación de emergencia social”, y habla del “drama humano” que la crisis supone para muchos  ciudadanos, del desempleo y de la corrupción, al tiempo que denosta la reforma del artículo 135 de la Constitución, en el año 2011, para que se priorice el pago de la deuda aunque sea a costa de los derechos y necesidades básicas de las personas.

Hay seis columnas: Noroeste (Villafranca del Bierzo-Galicia, Langreo-Asturias y Santander-Cantabria), Norte (Logroño-La Rioja), Nordeste (Barcelona-Cataluña, Alcañiz, Pamplona-Navarra y Zaragoza-Aragón), Valencia y Región de Murcia (Castellón, Valencia, Alicante, Santa Pola y Murcia), Andalucía (Córdoba) y Sudoeste (Mérida-Extremadura). Cada una de ellas dispone de su propio perfil en Twitter y Facebook, aunque también hay una convocatoria y perfil general que las agrupa a todas, además de algunas webs en las que se van colgando imágenes y crónicas de sus recorridos. En Twitter se están utilizando varios hashtags (como #EnPie22M o #Marchas22M), y en Facebook podéis consultar la página ‘Marchas de la Dignidad 22M’.

No todos los manifestantes llegarán a Madrid caminando, sino que algunos lo harán  en autobuses procedentes de varias comunidades, la gran mayoría el mismo día 22. En El Bierzo la asociación ‘Stop Desahucios’ está ocupándose del tema y ya ha anunciado que es posible reservar plaza para Madrid (18 euros) en el Consejo Local de la Juventud de Ponferrada, aunque hay que apresurarse porque tiene previsto cerrar mañana las reservas.

Hasta ahora se han ido celebrando conciertos, maratones de poesía y recepciones de las marchas en diferentes ciudades. Hoy mismo está previsto que, a las 17 horas,  salga de Atocha una manifestación única hacia la plaza de Colón, para la que se ha pedido la pertinente autorización.

En Bruselas está prevista otra manifestación de apoyo a las marchas españolas prevista a las 12.30, en la plaza de España, y en Oslo habrá una concentración ante la embajada española. Además, la denominada Marea Granate ha organizado el traslado en autobuses a Madrid desde algunas ciudades europeas  como Berlín, Hamburgo, Bremen, Aachen, y París.

Cartel. Marchas de la Dignidad. Asturias - Madrid.

Cartel. Marchas de la Dignidad. Asturias – Madrid. 22 marzo 2014.

Yo también estaré en Madrid el día 22. Ni me sobra el dinero, ni tengo especialmente ganas de viajar, pero me sobra indignación ante una situación de tanto abuso. Motivos no me faltan. Hace pocos días me llamaron del servicio público del empleo (INEM) para ofrecerme un trabajo de  35 horas semanales, pagándome la mitad del salario mínimo interprofesional. Es decir, un poco más de 300 euros al mes. Con eso no me alcanza para más que la comida, cuando aún estoy manteniendo a dos hijos. Llegados a estos extremos como éste, en el que ya no te queda qué perder, no veo más solución que  sumarme a la revuelta social y al cambio político.

Un ecologista en El Bierzo.

Página web del 22M. Marchasdeladignidad.org. 

Las ‘Marchas de la Dignidad’ pedirán el 22-M una solución para la “situación límite” de España. 17/03/14. 20minutos.es.