Archivo de la etiqueta: Universidad de Oviedo

CECU recomienda a los usuarios que tomen la nueva fecha de consumo preferente como fecha de caducidad para los yogures

El ministro Arias Cañete comiendo algo que no es un yogurt. 10 enero 2013. Lasexta.com.

El ministro Arias Cañete comiendo algo que no es un yogurt. 10 enero 2013. Lasexta.com.

“Me tomo yogures caducados y no me sientan mal”. La frase, pronunciada hace varias semanas por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha encendido la polémica. Y aunque nada parece indicar que los yogures que hayan superado la fecha de caducidad -establecida hoy en 28 días desde el momento de su fabricación y siempre que hayan permanecido correctamente sellados y bien conservados en la nevera- pueda representar un problema para nuestra salud, algunas organizaciones de consumidores, como la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), recomiendan que se considere la nueva fecha de consumo preferente como la de caducidad del producto.

Hasta ahora, un yogur caducado era oficialmente inseguro. Pero son abundantes las opiniones de expertos en nutrición que aseguran que, incluso sobrepasado el plazo normativo, los yogures continúan siendo comestibles aunque puedan haber perdido algunas de sus condiciones. En este sentido algunos consideran que la nueva ley que propone el Gobierno, flexibilizando los plazos de consumo, y más en un momento de crisis como el actual, puede ser una buena idea.

Los yogures llevarán fecha de caducidad de 35 días a partir de ahora.

Los yogures llevarán fecha de caducidad de 35 días a partir de ahora.

Es el caso del profesor de Ingeniería Química Benjamín Paredes, subdirector de docencia del Máster en Gestión y Desarrollo de la Industria Alimentaria en la Universidad de Oviedo, que interpreta la medida incluso como “beneficiosa para el consumidor”, porque dice que evita que los yogures caducados acaben en la basura a partir del día 29, perdiéndose el producto y su importe. En este sentido, afirma que el cambio normativo aproximaría la ley a la realidad.

Lo cierto es que la experiencia personal nos ha enseñado que un yogur guardado en la nevera puede aguantar en buenas condiciones hasta bastante tiempo después de agotada su caducidad. Quien más quien menos los hemos comido hasta quince días después, y en lo que me concierne nunca he notado molestia alguna. Claro está, esto sólo debe permitirse cuando se compruebe que mantiene su sabor y no se ve alterado su aspecto u olor.

Sin embargo, otros científicos son más reacios a la modificación de la normativa. Como Alfonso V. Carrascosa, un experto en seguridad alimentaria del CSIC, quien asegura que consumir alimentos fuera de su fecha supone un riesgo sanitario. Carrascosa admite que el yogurt es un alimento que puede mostrar menos problemas que otros con mayores dificultades de conservación, pero considera que con sus palabras el ministro lanza un mensaje equivocado a la ciudadanía. Además advierte que consumir alimentos fuera del plazo que marca la ley puede comportar riesgos para la salud.

15.000 casos sanitarios al año por ingesta de alimentos en malas condiciones.

Alfonso V. Carrascosa es científico en el CSIC y experto en seguridad alimentaria. Fuente: CSIC - Comunicación.

Alfonso V. Carrascosa es científico en el CSIC y experto en seguridad alimentaria. Fuente: CSIC – Comunicación.

Cada año se producen en España unos quince mil casos de daños a la salud por la ingesta de alimentos caducado. Sin embargo, felizmente, no llegan ni al uno por ciento los casos que terminan en un desenlace fatal. Además, Carrascosa señala que estos últimos se dan casi siempre “en personas que forman parte de un grupo de riesgo”. El experto del CSIC considera que el sistema de seguridad alimentaria establecido es muy efectivo, pero que tampoco conviene jugar a desestabilizarlo con declaraciones gratuitas.

Es más, en plena crisis económica y con cada vez más gente recogiendo alimentos de los contenedores, Carrascosa recomienda que se plantee un debate sobre la modificación de las fechas de caducidad. Pero reclama que se haga desde la responsabilidad y siguiendo “criterios científicos”.

La modificación propuesta por el ministro Cañete.

Con el sistema previsto por el Ministerio de Agricultura, la fijación de la fecha de consumo preferente quedará a criterio de cada fabricante. Cada uno establecerá la suya, pero la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) ya ha trasladado su intención de ampliar el plazo, como norma general, de 28 días a 35.

En cualquier caso, CECU insiste en exigir, a todas las partes implicadas en la eliminación de la fecha de caducidad de los yogures, la máxima transparencia sobre los motivos que pueden justificar este importante cambio alimentario.

2.000 millones de toneladas de alimentos acaban cada año en la basura.

Viñeta. 'Yogures Cañete. Hasta caducados están de rechupete'. Elpais.com.

Viñeta. ‘Yogures Cañete. Hasta caducados están de rechupete’. Elpais.com.

Hoy, aproximadamente la mitad de los alimentos producidos en todo el mundo, el equivalente a 2.000 millones de toneladas, acaban su periplo en la basura, según un informe del Instituto de Ingenieros Mecánicos de Gran Bretaña. Según esta institución británica, el mal almacenamiento, fechas muy estrictas sobre vencimiento en el empaquetado y la aparición de consumidores cada día más exigentes, -sobre todo en los países occidentales-, son las causas que intervienen en este enorme desperdicio.

De este modo, según ese mismo informe, en el Reino Unido, hasta un 30 % de los vegetales producidos no se cosechan simplemente porque un por aspecto complicaría su venta en los mercados. Y en lo que conozco de primera mano, sé que cada año se pierde la fruta de miles de árboles porque la mano de obra dedicada a la recogida resulta más cara que lo que los mayoristas están dispuestos a pagar.

De sobras es conocido que supermercados y restaurantes desechan cada día toneladas de comida, todavía en condiciones de consumo. Algo que resulta indignante para algunos, o incluso extremadamente cruel, cuando se tiene el conocimiento de que miles de personas continúan muriendo de hambre cada día.
En este sentido, considero que la sociedad civil debería reaccionar para asegurarse de que ningún alimento se desperdicie. Más aún cuando hay tanta necesidad de ellos, y no sólo en los países tercermundistas. Por desgracia todo apunta a que alargar estos plazos de caducidad no evitará el despilfarro de comida, que parece algo implícito al sistema capitalista. En esta línea, considero que la educación de la ciudadanía ha de jugar un papel esencial.

CECU exige transparencia al Gobierno ante los cambios programados.

Los yogures llevarán fecha de consumo preferente. Facilisimo.com.

Los yogures llevarán fecha de consumo preferente. Facilisimo.com.

En una encuesta elaborada por CECU, cerca del 80% de los consumidores declaró que revisaba siempre las fechas de caducidad o de consumo preferente antes de comprar un producto. Esto supone que se trata de un aspecto importante para ellos y que, por tanto, es probable que el cambio de un sistema de caducidad por otro para el caso de los yogures incidirá en su decisión a la hora de consumirlos dentro del nuevo plazo fijado, por lo que deberán de existir las máximas garantías para evitar riesgos sanitarios a la población.

En este sentido, CECU exige que se muestren las evidencias y avances científicos que puedan justificar este cambio de política y, mientras no se publiquen esos argumentos, recomienda a los usuarios que tomen la nueva fecha de consumo preferente como fecha de caducidad para este producto. Asimismo, CECU demanda a las empresas una total transparencia a la hora de establecer los criterios que determinen las nuevas fechas de consumo preferente.

En cualquier caso, dado el importante consumo de este producto por parte de los españoles y ante un cambio de estas características, CECU entiende que es necesaria la realización de campañas formativas e informativas al respecto por parte de las administraciones en colaboración con las asociaciones de consumidores.

Un ecologista en El Bierzo.

Arias Cañete: ‘Veo un yogur y ya puede poner la fecha que quiera que me lo como’. 10/01/13. Elmundo.es.

Cañete: “Yo abro la nevera, como un yogur caducado y no me sienta mal”. 10/01/13. Publico.es.

Alfonso V. Carrascosa: “Comer yogures caducados es una estupidez”. 21/02/13. Lavanguardia.com.

Tolerancia para el yogur caducado. 04/04/13. Lne.es.

Yogures caducados. 23/04/12. Alimentarseconconocimiento.blogspot.com.es.

La Junta de Castilla y León procederá a apuntalar la casa de las Carralas en Villar de los Barrios

Estado del interior de la casa de las Corralas antes de las obras. 2012. Foto: Nicolás de la Carrera.

Estado del interior de la casa de las Corralas antes de las obras. 2012. Foto: Nicolás de la Carrera.

Mis denuncias del estado ruinoso que presentan algunas casonas en Los Barrios parecen haber encontrado un primer eco. Para conseguirlo han sido necesarios varios años de esfuerzo realizados desde la Asociación Cultural Ecobierzo, la organización de una visita ecocultural, y que Nicolás de la Carrera, uno de sus asociados, haya tenido que remover Roma con Santiago para evitar la pérdida definitiva uno de los patrimonios arquitectónicos más interesantes del Bierzo: la casa de las Carralas en Villar de los Barrios.

Finalmente, ante la urgencia del desplome de su fachada principal, con un riesgo evidente de muerte para vecinos y transeúntes, el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León acabó confirmándome con una llamada, el pasado día 4, el inicio de las obras de reforzamiento en la primavera próxima.

Felicito pues al jefe del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, Jesús Álvarez Courel, a quien debemos agradecer el apuntalamiento de la casona. Un palacete construido durante el periodo de máxima bonanza económica conocido por los tres pueblos que conforman el conjunto actual de Los Barrios. Probablemente el más blasonado del Bierzo después de Villafranca, la antigua capital comarcal.

Jesús Álvarez Courel. Facebook.

Jesús Álvarez Courel. Facebook.

Álvarez Courel, antiguo estudiante de la Universidad de Oviedo y licenciado en Geografía e Historia, está muy vinculado al Bierzo, no sólo por sus orígenes -su abuela materna era de Chan, en Orellán (Borrenes), y su abuelo paterno de Yeres (Puente de Domingo Flórez)-, sino también por su trayectoria profesional. En efecto, trabajó como técnico para el ayuntamiento de Ponferrada y entre 1995 y 2008 fue director de los museos de esta ciudad. Después pasó a desempeñar el cargo de jefe del Servicio Territorial de Cultura y Turismo de la Junta en la provincia. Desde el pasado día 29 de octubre es además gerente del Espacio Cultural de Las Médulas, cargo que compatibiliza momentáneamente con el de jefe del Servicio Territorial.

En el caso de la casa nobiliaria de las Corralas ha sido necesaria la intervención subsudiaria de la Junta, puesto que los propietarios del palacete, -medio centenar de descendientes herederos de los sobrinos del sacerdote Emilio Villanueva-, no respondieron al ayuntamiento de Ponferrada dentro de los plazos legales que establece la Administración. El cura recibió el edificio en herencia de sus propietarias, conocidas como “Las Carralas”, y fue el último residente conocido del edificio.

Courel informó, en declaraciones realizadas a ‘Onda Bierzo’, que el coste de la reparación de urgencia para apuntalar la fachada en peligro de derrumbe rondará los 70.000 euros. El reforzamiento afectará al interior del inmueble, que actualmente se encuentra en estado ruinoso, y la Junta intentará después pasar la factura al cobro a los actuales propietarios, según establece la normativa.

Don Emilio Villanueva, el párroco de Villar de los Barrios. Foto: cortesía de Nicolás de la Carrera.

Don Emilio Villanueva, el párroco de Villar de los Barrios. Foto: cortesía de Nicolás de la Carrera.

Desde estas líneas quiero agradecer su intervención, así como la de Nicolás de la Carrera y la de todos aquellos que de un modo u otro han contribuido a impedir el desmoronamiento definitivo del legado histórico que representa esta casona. Felicito también a la Asociación Cultural de Villar de los Barrios y a su Asociación vecinal, que fueron quienes colaboraron en la organización, el otoño pasado, de la visita a Villar de los Barrios del Procurador del Común, Ricardo Amoedo. Sin duda su intervención resultó decisiva para la alcanzar esta solución de emergencia.
También, del mismo modo que felicito critico. Y he de hacerlo con el ayuntamiento de Ponferrada, cuya actuación en todo este asunto no parece haber sido la más correcta. Desde aquí quiero recordar al señor alcalde, Carlos López Riesco, y a su consejera de Cultura, Susana Téllez, que también es de su competencia la protección del patrimonio municipal. Y que, finalmente, como en la vida real, casi todo es solamente una cuestión de prioridades. No son fantasías de ‘Morrederos’ y ‘Pajarieles’, que nos cuestan millones de euros, lo que ahora necesitamos. Sólo pedimos más respeto y atención por nuestros bienes patrimoniales que, como la vida misma, una vez que se van ya no vuelven.

Urge la aplicación del refuerzo.

Carrera ofrece explicaciones sobre la casa de las Carralas al Procurador del Común, Ricardo Amoedo. Villar de los Barrios. 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Carrera ofrece explicaciones sobre la casa de las Carralas al Procurador del Común, Ricardo Amoedo. Villar de los Barrios. 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Desde Villar de los Barrios, Nicolás de la Carrera me ha transmitido su satisfacción ante la aprobación por la Junta del apuntalamiento de la fachada de la casa de las Carralas. Pero también su inquietud, pues teme “que se caiga una de las fachadas antes de la primavera y que no se llegue a tiempo con la acción, ya que una de las vigas centrales está a punto de romperse y eso podría provocar el desmorone de buena parte de la casona”.

Así pues, he de señalar que el apuntalamiento de esa viga ha de ser inmediato, sin esperar a la primavera, pues parece un milagro que no se haya venido todo abajo ya. “Si se rompe esta viga posiblemente se desmorone la fachada que sostiene el escudo y tres balcones dintelados”, advierte De la Carrera. Salvada esta premisa, “el resto de las obras podrían acometerse durante la primavera, sin mayores retrasos”, sostiene.

Tras esa intervención será necesario conseguir que la Junta dedique los fondos necesarios para la rehabilitación del edificio. Lo que podrá hacer una vez que su propiedad pase al patrimonio público.

Ecobierzo busca colaboración para conformar un grupo dedicado a la recuperación del patrimonio berciano.

La incuria de diferentes administraciones ha permitido el grave deterioro de la casa de las Carralas, hoy en deplorable estado de conservación. 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

La incuria de diferentes administraciones ha permitido el grave deterioro de la casa de las Carralas, hoy en deplorable estado de conservación. 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

La asociación Ecobierzo ha animado  a sus seguidores en el blog a sumarse a la protección del patrimonio berciano que viene reclamando desde que renovase la junta directiva  en febrero de 2010. Y se muestra optimista sobre la posibilidad de “conseguir cosas” y de “hacer que cambien, que éstas ean como a nosotros nos gustaría que fuesen realmente”. Y pide que se le ayude a “proteger nuestro patrimonio”.

Un ecologista en El Bierzo.

La Junta actuará en la casa de Los Carral esta primavera. 05/01/13. Diariodeleon.es.

El Procurador del Común se informa in situ sobre la situación de abandono en que se encuentra la casa de las Carralas en Villar de los Barrios. 07/11/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Salida eco-cultural a los pueblos de Los Barrios. 18/05/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Nobleza obliga: Villar de los Barrios. 12/03/10. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Junta nombra a Jesús Courel gerente del espacio de Las Médulas. 30/10/12. Diariodeleon.es.

SOS Carralas. 26/01/10. Youtube.com. Nicolasdelacarrera.

Páramo del Sil, espacio poético

Panorámica de Páramo del Sil. Foto: Manuel Cuenya.

Panorámica de Páramo del Sil. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Aprovechando que Páramo del Sil, por cuarto año consecutivo, celebra su magosto y la feria artesanal, me puse en contacto con el escritor Manuel Cuenya, del que días antes había descubierto causalmente un artículo sobre este pueblo minero del norte berciano. Cuenya lo escribió poco antes de llevar a cabo uno de sus recurrentes viajes, en esta ocasión a Berlín, y yo hoy lo presento aquí, para disfrute del lector, esperando que sea de su agrado tanto como lo fue del mío.

Un ecologista en El Bierzo.

Páramo del Sil, espacio poético, por Manuel Cuenya.

Casa señorial en Páramo del Sil. Foto: Manuel-Cuenya.

Casa señorial en Páramo del Sil. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Páramo, cuya sonoridad me devuelve a algún sitio legendario, es término con una gran variedad de significantes, entre ellos, Pedro Páramo, el título de la novela de Rulfo. Me gusta esta palabra y me entusiasma este pueblo del Alto Bierzo, en el valle del Sil, sobre todo desde que descubriera que el poeta Ángel González pasó una larga temporada de su vida –unos tres años– en esta tierra. Que el insigne poeta astur eligiera este lugar me resulta, cuando menos, sorprendente, aunque al parecer a su hermana la habían destinado, por sus ideas republicanas, a ejercer como maestra en Páramo del Sil, aunque mejor sería decir “condenada a pena de destierro”, mientras, él andaba aquejado de tuberculosis pulmonar, “con el miedo todavía pegado a los talones”. Hablamos del año de 1943, en plena posguerra incivil.

Algún médico de la época debió recomendarle, al aún joven González, este bello pueblo del Sil para curarse de su enfermedad. Un sitio, Páramo, apropiado para espantar la tisis y aun otras dolencias, ya que se trata de un lugar tranquilo, de aguas cristalinas y clima sano, aunque frío en invierno, donde se respira o debía respirar aire puro.

Vista del pueblo de Primout cerca del río. 15 sept. 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista del pueblo de Primout cerca del río. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Pues aquí que vino a parar, el que luego sería maestro -en el año de 1946, después de su restablecimiento, y al menos durante un curso-, en la aldea de Primout (perteneciente al municipio de Páramo del Sil), “donde cuenta la leyenda que “nunca se viou el sol”, un pueblo perdido y casi abandonado en las estribaciones de la sierra de Gistredo, que en alguna ocasión tuve el gusto de visitar -antes de que decidieran asentarse como comuna algunos “ecoaldeistas” (algo que no prosperó).

Ángel González cuenta que este espacio -impregnado de soledad, bosques de abedules y gobernado por una forma comunal conocida como Consejo abierto, en la que prevalecía una democracia directa a toque de campana-, le sirvió como inspiración. La soledad –traducida en días muy cortos, noches muy largas, tiempo para meditar y observar toda una vida nueva-, como fuente de emociones intensas, en la que el excelso poeta debió beber a gusto, porque cuando se fue, lo hizo con pena, y aun con la idea de volver, aunque sabía que era una idea irrealizable, utópica. Abandonó Primout a primeros de mayo de 1947. Por cierto, el nombre de Primout, aparte de resonancias galas, me invita a fantasear con algún lugar de cuento de hadas y de gnomos.
Catoute.

La cima desolada del mítico Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

La cima desolada del mítico Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Páramo del Sil, “pueblo minero, un poco ganadero y un poco agrícola”, que diría el poeta, es también uno de los puntos de partida hacia el Catoute, símbolo de la alta montaña, considerado hasta hace bien poco como el techo del Bierzo, aunque en los últimos tiempos el pico Valdeiglesias (con 2136 metros, en el municipio de Palacios del Sil), sea reconocido como el más elevado de la comarca berciana.

Para los amantes de la alta montaña conviene señalar que, en ruta hacia el pico Catoute, el excursionista se encontrará con la aldea de Salentinos, en otros tiempos casi deshabitada, y que en estos últimos años ha recuperado, por fortuna, el pulso vital.

Merece una visita antes de emprender y empinar camino en busca del mirador del Bierzo: el Catoute, con sus 2117 metros, como el pico de tus sueños.

La ruta del Catoute.

Información sobre la ruta del Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Información sobre la ruta del Catoute. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Echa uno en falta, todo hay que decirlo, que el poeta Ángel González no hiciera referencia –o al menos no me consta- ni a Salentinos ni al Catoute, tal vez porque no los visitara. No debemos olvidar que llegó a Páramo del Sil para curarse de una tuberculosis pulmonar, que requería de todo el reposo del mundo.

Lo que sí recuerda, con extrañeza –asegura el poeta-, es su estancia en Páramo del Sil, porque más que ver el mundo lo oía: “por mi ventana entraba el rumor del campo: retazos de conversaciones, las campanas de la iglesia cuyo sentido no tardé en adivinar, las esquilas de los rebaños que iban y venían del establo al monte, el fondo sonoro más adecuado para leer con pasión a Juan Ramón Jiménez”.

Fueron tres años excepcionales, “raros”, que pasó leyendo y escribiendo, estudiando música, dibujando, a la vez que había comenzado la carrera de Derecho con desgana en la Universidad de Oviedo, su ciudad natal.

Páramo del Sil.

Libro de piedra en Páramo del Si. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

Libro de piedra en Páramo del Si. 2010. Foto: Manuel Cuenya.

El balance final de su estancia en Páramo del Sil fue muy positivo, allí respiró el aire que le devolvió la salud y en este pueblo hizo su aprendizaje de poeta. Casi nada. Creo que algún día, en esta localidad del Bierzo Alto, tendrían que rendirle homenaje, como se merece, a este sublime poeta.

Publicado originariamente por Manuel Cuenya en su blog personal, el día 27 de septiembre de 2010.