Archivo de la etiqueta: Valle de Tobalina

Multados 29 activistas de Greenpeace por intentar forzar el cierre de la central nuclear de Garoña en 2008

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 2 de Villarcayo (Burgos) ha sancionado a los activistas que protagonizaron un episodio de resistencia civil contra la central nuclear de Santa María de Garoña, el 20 de noviembre pasado.

Los 29 activistas antinucleares, detenidos por el G.R.S (Grupo de Reserva y Seguridad), han sido condenados a pagar una multa de 210 euros cada uno de ellos. Se les atribuye una falta de desobediencia a los agentes de la autoridad.

Esto es por oponerse pacíficamente a la continuidad de una planta nuclear obsoleta que no sólo pone en peligro la seguridad de los habitantes de su zona, sino la de todos y cada uno de nosotros en un amplio radio de acción de temibles consecuencias. Los procesados deberán pagar las costas procesales. La sentencia deja patente quiénes son los que mandan realmente en este país.

Greenpeace ha mostrado su disconformidad y ha anunciado que recurrirá la sentencia, alegando el derecho a la libertad de expresión y de manifestación por medios pacíficos.

Desde que el Gobierno tomó la decisión de mantener abierta Garoña hasta el año 2013, incumpliendo las promesas electorales del presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, se han producido varios incidentes técnicos en la central. Sobre uno de ellos ya ofrecí información en un anterior artículo. Confiemos en que no tengamos que salir por pies… porque, si sobrevives, ¡ponte a buscar a los responsables! Ejemplos tenemos unos cuantos en el pasado de lo que suele pasar.

Comunicado de Greenpeace.

“El pasado 20 de noviembre de 2008, a pocos meses vista de la decisión que el Gobierno debía tomar sobre el cierre de la central nuclear de Garoña, activistas de Greenpeace llevaron a cabo en la central una protesta pacífica. Con ella exigían al Gobierno socialista el cumplimiento de su compromiso de cierre de las centrales nucleares y la clausura inmediata de Garoña (cuyo permiso de explotación finalizaba el 6 de julio de 2009). En la madrugada de aquel día, 60 activistas lograron instalar un gran contenedor en la entrada principal de esta central. Tras más de 12 horas de resistencia pacífica, fueron desalojados por miembros del Grupo de Reserva y Seguridad nº 6 de la Guardia Civil, que detuvo a 29 de ellos”.

Miguel Sebastián pactó la contionuidad de la central con las eléctricas a espaldas de los españoles.

Precisamente, algunas semanas antes de la protesta ante las puertas de la central, Greenpeace supo – e hizo público – que el ministro de Industria, Turisno y Comercio, Miguel Sebastián, había pactado con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y con los propietarios de la empresa su futuro inmediato.. Ese pacto establecía que el CSN informaría favorablemente sobre la petición de Nuclenor de prorrogar la vida útil de Garoña durante 10 años más. Recordaré aquí que su permiso de explotación finalizaba el 5 de julio de 2009, 38 años después de que Franco la inaugurara.

A partir de este momento, Nuclenor (Endesa e Iberdrola), el Foro Nuclear y todos los defensores del lobby atómico (incluidos destacados políticos del Partido Popular, de UPyD (Rosa Díez) o del PSOE (el ex presidente Felipe González) repitieron miméticamente el mismo mensaje: la decisión final sobre el futuro de Garoña queda supeditada a lo que decida el CSN, y no dependerá de una decisión política basada en el cumplimiento de un compromiso electoral.

El pasado 5 de junio, como se esperaba, el máximo organismo de control nuclear emitió un dictamen favorable a este alargamiento de la vida útil de la planta nuclear, a pesar de que ésta incumplía varios de los requisitos exigidos previamente por el CSN para prorrogarle la licencia: la substitución del cableado eléctrico y solventar los reiterados problemas de la ventilación de emergencia de la contención. Además, – según los ecologistas – el Consejo minimizó el grave estado de agrietamiento múltiple por corrosión que afecta a elementos de la vasija del reactor y otros del circuito primario.

Finalmente, el 2 de julio, el Gobierno hizo pública su decisión sobre el futuro de la central: el cierre se produciría en el año 2013. Una decisión difícil de comprender, dado que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, había reconocido anteriormente que, desde un punto de vista energético, la central nuclear de Garoña es perfectamente prescindible y que su cierre no afectaría a la garantía del suministro eléctrico.

Un regalo extra de 1.000 millones de euros para las eléctricas.

Conceder a Garoña esos cuatro años extra sólo se explica porque el Gobierno, que había anunciado que cerraría la central en 2011, se ha doblegado a las presiones de Endesa-Enel y de Iberdrola, las compañías propietarias de Garoña.

Esos cuatro años suponen un regalo extra de mil millones de euros para ambas empresas. Además, se las exime de realizar toda una serie de inversiones en materia de seguridad, lo que supondrá para nosotros el tener que pasar varios años más bajo el riesgo de sufrir un accidente nuclear.

El mismo 2 de julio Greenpeace condenó la decisión del Gobierno de prolongar durante cuatro años más el funcionamiento de la central nuclear del valle de Tobalina. Además, el colectivo que más se ha destacado en esta lucha antinuclear denunciaba que, con esta decisión, el presidente español faltaba a su palabra y cedía a la codicia de los propietarios de la central cuando ésta estaba ya totalmente amortizada.

José Luis Rodríguez Zapatero incumplió así su compromiso electoral, tanto el programático como el proclamado en su investidura, en la que afirmó que abandonaría la energía nuclear. Anunció entonces que nuestro país daría un gran paso hacia la consecución de un modelo energético sostenible, basado en las energías renovables y en la eficiencia energética. Pero las presiones han sido demasiado fuertes. Al final, ya se sabe, todo bla, bla, bla.

El precedente en Almaraz.

Activistas de Greenpeace denuncian la falta de seguridad de la central nuclear de Almaraz (Cáceres). 24 mayo 2007. Fuente: greenpeace.org.El 24 de mayo de 2007 Greenpeace sobrevoló las instalaciones de la central nuclear de Almaraz (Cáceres) con un paramotor, para destacar la escasa seguridad que ofrecían ante un posible ataque aéreo. Una decena de voluntarios cruzaron el embalse de Arrocampo en varias lanchas Zodiac y alcanzaron también su objetivo.

Mientras tanto, una veintena de activistas se encadenaron a las puertas del acceso de la central y desplegaron grandes pancartas con el texto “No a las nucleares, Sí a las renovables”.  El portavoz  de Greenpeace, Carlos Bravo, pidió entonces al Gobierno que  cumpliese con su compromiso de cerrar las centrales atómicas, incluidas las de Garoña (Burgos) y Ascó (Tarragona). 

Desde estas líneas apoyo incondicionalmente a Greenpeace y le agradezco su esfuerzo constante en la defensa de nuestros derechos y seguridad. Si deseáis hacer alguna aportación solidaria podéis poneros en contacto con su página web.

Un ecologista en El Bierzo.

El incendio de un transformador eléctrico en la central nuclear de Santa María de Garoña demuestra que prolongar su vida útil ha sido un error. 11/08/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Acción de Greenpeace en la central nuclear de Garoña, 20 nov. 2008.  20/11/08. Yoyutube.com. Greenpeacespain.

La Guardia Civil detiene a treinta activistas de Greenpeace. 20/11/08. Yoyutube.com. Greenpeacespain.

Acción de Greenpeace: las Imágenes desde el contenedor. 20/11/08. Yoyutube.com. Greenpeacespain.

Greenpeace sobrevuela la central nuclear de Almaraz para pedir su cierre. 24/05/07. 20minutos.es.

Informe sobre persecución a Ecologistas. Junio 2006. Ecologistasenaccion.org.

Comentario por Órdago13 el 16/09/09.

Además en España tenemos muchísimas energías renovables ¿no?

Me pierdo. Por un lado unos argumentan que las centrales nucleares contaminan mucho, otros que las térmicas más, los terceros que la energía solar es muy cara, etc., etc., etc.

El incendio de un transformador eléctrico en la central nuclear de Garoña demuestra que prolongar su vida útil ha sido un error

El 10 de agosto, en un comunicado conjunto, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF, han vuelto a exigir al Gobierno español el cierre inmediato de la central nuclear de Santa María de Garoña, al tiempo que han denunciado las presiones del lobby nuclear para evitar el cierre de la obsoleta planta situada en el valle de Tobalina (Burgos).

La denuncia de este amplio conjunto ecologista español coincidió con la difusió de un comunicado en el que se informaba sobre un nuevo incidente sucedido en la planta nuclear ese día: “Hoy se ha incendiado un trasformador eléctrico, ubicado dentro del recinto, aunque fuera del edificio. El fuego ha creado una columna de humo detectada por algunos vecinos, como ocurrió el pasado 1 de abril cuando se procedía a arrancar la central tras la parada de recarga que hizo en marzo”.

Este suceso fue silenciado por Nuclenor, la empresa gestora dela central de Garoña, y sólo pudo conocerse porque Greenpeace y Ecologistas en Acción informaron públicamente sobre él unos días después, tras ser avisados por los habitantes de la zona. Un hecho que pone en evidencia que para algunos la seguridad pública difícilmente se antepondrá a sus intereses empresariales.

Por desgracia, esta consideración se extiende hasta el mismo Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), al que los ecologistas presentan como encubridor, – o al menos en el pasado-, de algunos fallos acaecidos en centrales de Endesa e Iberdrola en Cataluña. Recuerdo que en aquella ocasión, y ante la extrema gravedad de lo sucedido en Tarragona, el gobierno de la Generalitat exigió el cese de la presidenta del Consejo, María Teresa Estevan Bolea. Desde luego son unos hechos que hacen que se planteen dudas razonables sobre la imparcialidad del mencionado organismo y su compromiso con la protección de las personas.

A estas circunstancias hay que sumar al cúmulo de accidentes ocurridos durante los últimos meses en la central nuclear de Garoña, que demuestran fehacientemente una escasa seguridad. Además de la parada forzosa del pasado 23 de abril (debida a un fallo en el generador principal), dos semanas antes, concretamente el 6 de abril, se produjo otra parada no programada debido al mal funcionamiento en una de las válvulas de seguridad de la planta nuclea. Un problema “que viene de lejos y nunca ha sido resuelto satisfactoriamente”, según Greenpeace.

Por estas consideraciones, tanto Ecologistas en Acción como Greenpeace, han vuelto a denunciar la irresponsabilidad que significa la decisión gubernamental de prolongar la vida útil de esta vetusta instalación, y criticado que “con esta deplorable decisión, el Gobierno ha decidido seguir exponiendo a la población y al medio ambiente al riesgo de sufrir un accidente nuclear”.

Para los ecologistas la central nuclear de Garoña, diseñada en los años 60 y equipada con un reactor “fuera de normativa” es portadora de “riesgos de consecuencias imprevisibles” que no estamos dispuestos a aceptar.

Continúan las presiones de las eléctricas contra el cierre de Garoña.

Los servicios jurídicos de Iberdrola y Endesa, propietarias conjuntamente de Garoña, no han podido disfrutar de vacaciones este año. La culpa la tiene el recurso contencioso administrativo que las eléctricas han decidido presentar ante la Audiencia Nacional contra la decisión del Gobierno de proceder al cierre de la nuclear. Para hacerlo, disponen de dos meses desde la publicación en el BOE, – el 3 de julio -, de una orden ministerial prolongando la vida de la central hasta 2013. Cuatro años más y no los diez que han solicitado los propietarios de Garoña y que  el Consejo de Seguridad Nuclear avaló.

Vuelco a la argumentación jurídica inicial de Nuclenor.

Hasta ahora los abogados de Nuclenor habían centrado sus argumentos en “la arbitrariedad” de la decisión del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y en que fuera “contraria a derecho”. Pero ahora creen haber encontrado un resquicio legal para sus intenciones en el hecho de que los procedimientos normativos para las renovaciones de las centrales nucleares sólo albergan la posibilidad de prórrogas de diez años, y no de cuatro como finalmente ha aprobado el Ministerio de Industria presidido pòr Miguel Sebastián.

Nuclenor pone en entredicho el último informe del CSN.

Los servicios jurídicos de Nuclenor ponen en duda la legalidad del “informe complementario” solicitado por el Gobierno al CSN pocos días antes de que éste aprobase la prórroga de cuatro años. A éste le contraponen el informe anterior, en el que trabajaron 250 técnicos durante tres años, y en el que se aseguraba que –aportadas ciertas modificaciones – la central podría prolongar su vida útil durante otros diez años más.

En este último recurso, -que ha de presentarse obligatoriamente antes del 3 de septiembre-, Iberdrola y Endesa podrían exigir al gobierno una indemnización de hasta mil millones de euros. Que, como siempre recuerdo, acabaríamos pagando entre todos los contribuyentes. Y para dejar bien patente su enfado, han decidido revisar sus planes de inversión en el sector eléctrico hasta que los socialistas no aclaren cuál va a ser su política nuclear futura. Presionan así al Gobierno, ya que muy pronto, -entre el 2010 y el 2011-, se verá obligado a proceder a la renovación de las licencias de operación de seis reactores y, además, las elecciones generales del 2012 son ya un horizonte cercano.

Entre tanto, las eléctricas disgustadas por lo que consideran un ataque a sus previsiones económicas, han montado una campaña de desprestigio del gobierno socialista, al que acusan de intentar restar credibilidad al CSN por desautorizar su informe inicial. Estos caraduras obvian mencionar que la ley otorga al Ejecutivo discrecionalidad absoluta sobre la decisión de mantener o cerrar Garoña, y que el susodicho informe tampoco era vinculante. Y también se olvidan de citar la promesa electoral socialista de proceder al cierre definitivo de la central una vez ésta cumpliese su plazo de vida útil, calculado actualmente en cuarenta años.

Para mí, la conclusión principal de todo esto es la constatación de la poca importancia que las eléctricas, – y por desgracia muchas otras grandes empresas -, conceden a nuestra seguridad, obcecadas como están en conseguir los mayores réditos posibles para sus accionistas. Caiga quien caiga.

Posicionamientos ecologistas.

A los ecologistas tampoco les ha satisfecho la salomónica decisión gubernamental de prolongar en dos años más el plazo de la vida útil de la central. Tras el fracaso de la campaña para forzar el cierre definitivo de la nuclear en la fecha comprometida, las organizaciones antinucleares más influyentes, -como por ejemplo la Coordinadora Estatal Antinuclear-, han amenazado con recurrir la decisión gubernamental ante los tribunales. Y no se han mordido la lengua a la hora de criticar al Ejecutivo.

De esta manera, Ecologistas en Acción ha reaccionado concediendo un Premio Atila extraordinario a José Luis Rodríguez Zapatero, una decisión tal vez excesiva, y que personalmente atribuyo a la gran presión política que se vive en estos momentos dentro del colectivo ecologista en general. Zapatero siempre manifestó su postura personal antinuclear, pero después no ha sido capaz de oponerse con la firmeza necesaria al lobby pronuclear. Un hecho que le ha granjeado la enemistad de las organizaciones ecologistas. 

XXX Marcha a pie contra Garoña, el 30 de agosto, desde Barcina del Barco (Burgos).

Al grito de “Garoña, cierre ya”, la Coordinadora Estatal Antinuclear y la Coordinadora contra Garoña organizan, una vez más, una marcha que alcanzará su trigésima edición en esta ocasión. Los manifestantes, que critican la decisión del Gobierno de mantener en funcionamiento la nuclear hasta el año 2013, saldrán de Barcina del Barco (Burgos), el núcleo urbano más próximo a la central, el domingo 30 de agosto a las 12 horas de la mañana, para finalizar su recorrido frente a las puertas de la misma central.

Marcha – excursión contra Garoña en bicicleta: el 28 de agosto de 2009, desde Bilbao.

Los manifestantes burgaleses se verán respaldados en su marcha por la presencia de ecologistas venidos en bicicleta desde Bilbao. Allí, Ekologistak Martxan, con la colaboración de la asociación de ciclistas urbanos Biziz Bizi, está preparando un recorrido en bicicleta que atravesará los pueblos vascos más directamente afectados por un posible accidente en la central de Garoña.

Saldrán el viernes 28 de Bilbao y Orduña (cerca de Bilbao), participarán el sábado 28 en la ‘Bajada del Ebro’ que organizan los colectivos de Miranda para exigir un río vivo, y se terminarán su itinerario reivindicativo frente a la central de Garoña. El programa completo puede solicitarse a komunikazioa@ekologistakmartxan.org o info@bizizbizi.org. Tras la manifestación está previsto celebrar una comida popular.

Autobús directo desde Bilbao a Barcina del Barco.

Además, Ekologistak Martxan ha organizado un autobús para trasladarse a la marcha antinuclear. Saldrá de Bilbao el mismo domingo 30 de agosto (9:45 h. en el Arenal) y de Vitoria – Gasteiz (10:30 h. en Palacio Europa). Para apuntarse hay que llamar al 944 79 01 19 o enviar un correo a Ekologistak Martxan.

Un ecologista en El Bierzo.

La central nuclear de Garoña sufre un nuevo accidente.  10/08/09. Greenpeace.org.

La Generalitat pide el cese de la presidenta del CSN por Vandellós. 27/04/05. Diariocordoba.com.

El CNS reconoce que ha habido más fugas en Ascó anteriores a la del pasado 26 de noviembre de 2007 (en catalán).02/07/08. Blogcanc.blogspot.com.

La coordinadora estatal antinuclear recurrirá en los tribunales la decisión del gobierno de prorrogar 4 años la vida de la central nuclear de Garoña. 04/07/09. Infopatrocinios.com.

Denuncian el incumplimiento del PSOE de la promesa de cierre de nucleares. Julio 2009. Ecologistasenaccion.org.

Barcina del Barco: XXX Marcha contra Garoña. 30/08/09. Ecologistasenaccion.org.

Bilbao: Marcha-excursión de bicicletas contra Garoña. 28/08/09. Ecologistasenaccion.org.

Garoña, la central nuclear de las mil y una grietas. 02/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Bianca Jagger y Greenpeace se muestran favorables al cierre de Garoña. 12/06/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Los ecologistas reivindican el cierre de Garoña, mientras el Gobierno encarga al CNS informes para una posible prolongación de la vida útil de la central nuclear. 22/06/09. unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Más de 200 personalidades firman un manifiesto a favor del cierre de Garoña

Más de dos centenares de personalidades vinculadas al mundo de la cultura, la comunicación, el arte, la universidad, la política o el sindicalismo, han firmado un manifiesto presentado por Ecologistas en Acción y Greenpeace ayer en Madrid pidiendo el cierre de Garoña. El permiso de explotación de la central nuclear expira el próximo día 5 de julio.

El manifiesto afirma que la central nuclear está sobradamente amortizada y que no hay ningún obstáculo económico que impida cerrarla. La rueda de prensa estuvo presidida por Jorge Riechman, presidente de la Asociación Científicos por el Medio Ambiente, Joaquín Araújo, naturalista y escritor, y Fernando Colomo, director de cine.

En el documento se apuesta por las energías renovables señalando que es un sector que, además de sostenible, tiene una capacidad de creación de empleo muy superior a la nuclear. Entre los firmantes se encuentran numerosas personalidades: directores de cine como Víctor Erice; cantantes como Bebe, Amparanoia, Kiko Veneno o el grupo M-clan; actores como Jordi Rebellón y Marta Belenguer; escritores como Manuel Rivas, Bernardo Atxaga y Rosa Regás; el coordinador general de IU, Cayo Lara, Joan Herrera (ICV-Els Verds), Gaspar Llamazares (IU) y el portavoz de medio ambiente del PSOE, Hugo Morán.

A la reivindicación se han sumado se la práctica totalidad de las ONG’s medioambientales españolas, así como representantes de empresas de energías renovables, sindicatos (aunque no UGT, ni CCOO, salvo en el País Vasco) y profesionales independientes.

Los firmantes han solicitado al gobierno que cumpla su compromiso electoral de abandonar paulatinamente la energía nuclear. Los ecologistas defienden además que el cierre de Garoña no perjudicará al empleo porque considera que el desmantelamiento de una central es un proceso largo y generador de puestos de trabajo. “Cuando se cerró Vandellós I, más de 2.500 personas estuvieron implicadas en su desmantelamiento durante año”, dijo Juan López de Uralde, director de Greenpeace España. Por el momento, la campaña del grupo http://www.yosoyantinuclear.org lleva recogidas más de 70.000 firmas.

Hace días, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) emitió un informe no vinculante favorable a una prórroga del funcionamiento de la planta de diez años  más, al considerarla suficientemente segura. Ahora, el Gobierno deberá decidir – a más tardar el día 5 de julio – entre prorrogar o negar el permiso a Garoña, que es propiedad del consorcio formado por Iberdrola y Endesa y que fue diseñada para  una vida útil de 40 años. Recientemente el Ministerio de Industria solicitó al máximo organismo nuclear un informe de última hora para estudiar la posibilidad de ampliar la licencia de la planta atómica durante dos, cuatro o seis años más.

El Partido Popular (PP) se ha mostrado siempre partidario de prolongar la vida útil de la nuclear hasta el máximo de lo legalmente permitido, y también de abrir un debate sobre todas las energías, incluida la nuclear. Una postura que también ha defendido públicamente el ex presidente socialista Felipe González.

Actualmente, las ocho centrales nucleares españolas producen en torno al 20 por ciento de la electricidad que consume el país.

Ecologistas en Acción y Greenpeace presentan al ministerio de Industria la llave que cerrará Garoña.

La lucha por el cierre o no de la central nuclear se  trasladó ayer a Madrid. El día 24 empleados de la planta nuclear y ecologistas se manifestaron en la capital, aunque sin llegar a coincidir.

Los trabajadores trasladaron al Congreso de los Diputados su reivindicación de mantener la planta en funcionamiento todo el tiempo que el CSN admita. También hicieron llegar al ministro de Industria, Miguel Sebastián, 25.000 firmas a favor de su continuidad.

Por su parte, una treintena de activistas de Ecologistas en Acción y Greenpeace acudieron al Ministerio de Industria para entregar a su titular, aunque fuera de forma simbólica, la llave que le permita cerrar la planta de la discordia. Luis González Reyes, coordinador de Ecologistas en Acción, proclamó que era innecesario mantener abierta la central cuando “un tercio de la energía eléctrica que generan las centrales españolas es exportado a Francia”.

El documento entregado por los ecologistas expone además otra serie de motivos para cerrar Garoña, como son la necesidad de “evitar el riesgo de un accidente nuclear, que tendría consecuencias desastrosas” y de poner fin a la “radioactividad que Garoña emite regularmente contaminando la atmósfera y el río Ebro”.

Manifiesto ecologista por el cierre de la central nuclear de Garoña.

Rueda de prensa de Greenpeace y Ecologistas en Acción a favor del cierre de Garoña . Madrid, 23 jun. 2009. Fuente: greenpeace.org.“La central nuclear de Santa Mª de Garoña (Burgos) es una instalación insegura y totalmente prescindible gracias a la aportación de las energías renovables. El próximo día 5 de julio finaliza su permiso de explotación. Esta central está sobradamente amortizada desde hace años. No hay ningún obstáculo económico que impida cerrarla, salvo los intereses económicos de las compañías eléctricas propietarias, Iberdrola y Endesa, que quieren seguir lucrándose con esta vieja central aunque sea a costa de exponer a la población y al medio ambiente al riesgo de sufrir un accidente nuclear. Por último, consideramos que el cierre de la planta no perjudicará al empleo porque el desmantelamiento de una central es un proceso largo y generador de puestos de trabajo. Además, el sector de las energías renovables tiene una capacidad de creación de empleo muy superior al sector nuclear ya que, de todas las formas de producir energía, la nuclear es la que crea menos puestos de trabajo.

Razones para el cierre de la nuclear de Garoña:

• Evitar el riesgo de un accidente nuclear en esta central, que tendría consecuencias desastrosas. • Acabar con la radiactividad que Garoña emite regularmente al medio ambiente contaminando la atmósfera y el río Ebro, y que es nociva para la salud y el medio ambiente. • Dejar de producir residuos radiactivos de baja, media y alta actividad, con el objetivo de no agravar este problema sin solución que tienen todas las centrales nucleares. • Conseguir que la central nuclear de Garoña deje de ser un monocultivo industrial en el valle de Tobalina que impide un verdadero desarrollo económico sostenible en la zona. • Escuchar a la mayoría ciudadana que reclama su cierre, junto a numerosas organizaciones sociales, ecologistas, sindicales, vecinales, políticas e instituciones. • Eliminar el obstáculo que supone la energía nuclear para poder avanzar y alcanzar un modelo energético 100% renovable y eficiente.

Por ello, pido al gobierno que ordene el cierre inmediato y definitivo de la central nuclear de Garoña, en cumplimiento de su compromiso electoral y de investidura de abandonar la energía nuclear”.

Algunos de los más de 200 firmantes del manifiesto.

Ámbito cultural:

Amparanoia (cantante), Joaquín Araújo (naturalista), Rosa Regás, Manuel Rivas, Bernardo Atxaga, Joxe Iriarte Bikila, José Antonio Garriga Vela, Belén Gopegui, Pepa Mosquera, Antonio Soler, Iban Zaldúa (escritores), Bebe (cantante), Coti Sorokin (cantante y compositor), Ojos de brujo, M-clan, Kiko Veneno, Enrique Villarreal/ Barricada (músicos), Marta Belenguer, Daniel Guzmán, Silvia Marsó, Pep Planas, Jordi Rebellón, Txema Sandoval (actores), Rogelio López Cuenca (artista), Carmen Sarmiento Fernado Berlín, Jordi Bigues, Montse Cano González, Julio Flor, José Luis Gallego, Miguel Jara, Sofia Menéndez, Sergio de Otto, Matthew Tree, Ignacio Carrión (periodistas), Ferrán Montesa (Le Monde Diplomatique), Fernando Colomo, Víctor Érice, José Antonio Quirós (directores de cine), Pilar del Río (Fundación José Saramago), Carles Romeu (humorista gráfico), Jon Sobrino (teólogo y sacerdote jesuita).

Universidad y científicos:

Iñaki Bárcena (profesor UPV/EHU), Javier Benayas del Álamo (UAM), Roberto Bermejo (economía aplicada UPV/EHU), Ignasi Carreras (ingeniero industrial), Francisco Castejón (físico nuclear), Priscilla Cañizares (investigadora UAB), Miren Etxezarreta (catedrática UAB), Manuel Gómez (catedrático), Pablo de Olavide, Helen Groome (doctora en geografía), Jon Landeta (economía UPV/EHU), David Llistar (cátedra Unesco de ‘sostenibilitat’ UPB), Salvador López (UNED), Antoni Lloret (doctor ciencias físicas), Félix Moreno (investigador universidad de Córdoba), Mercedes Pardo (Comité Español de Investigación en el Cambio Global), Jaime Pastor (UNED), Miquel Porta (catedrático UAB), Jorge Riechmann (CIMA), Eduard Rodríguez (investigador CSIC), Antonio Serrano (catedrático UPV), Manuel Silva (ingeniero industrial universidad de Sevilla), Joan David Tàbara (Institute of Environmental Science and Technology), Carlos Taibo (profesor ciencia política UAM), Koldo Unceta (catedrático economía aplicada UPV/EHU) y Ramón Zallo (catedrático UPV/EHU).

Ámbito político:

Álvaro Abril (PSOE), David Hammerstein (ex-eurodiputado Los Verdes), Cayo Lara (coordinador general IU), Gaspar Llamazares (diputado IU), Joan Herrera (diputado ICV-Els Verds), Hugo Morán (diputado PSOE)y Raúl Romeva (diputado ICV-Els Verds).

Organizaciones ecologistas:

Juan López de Uralde (Greenpeace España), Carlos Bravo (Greenpeace), Luis González Reyes (Ecologistas en Acción), Marciá Blazques (gobierno/ Baleares), Chema Catarineu (Anse/ Murcia), José Ángel Herrera (Arca/ Cantabria), Juan Carlos del Olmo (WWF), Jordi Miralles (Fundación Terra), Liliane Spendeler (Amigos de la Tierra) y Alejando Sánchez (SEO/Birdlife).

Organización sociales y sindicales:

Jeromo Aguado (Plataforma Rural), Joaquín Alcalde (Cines Mundi), Alfons Banda (Fundació per la Pau), Pablo Cabrera (Comercio Justo), Francisco Casero Rodríguez (CAAE), Jacinto Cedacero (CGT), Ricardo García Zaldívar (ATTAC), Ainoa Iturbe (EHNE), Ana Etchenique, Conchy Martín Rey (CECU), Juana Labrador (SEAE), Miguel López Sierra (COAG), Iñaki Markiegi (Mundubat), Adolfo Muñoz (ELA/STV), Joaquín Nieto (Sustainlabour), Arcadi Oliveres (Justícia i Pau), Daniel Rubio (ASGECO), Olga Ruiz Legido (Facua), Augusto Serrano (STES) y Jesús Uzkundun (CCOO-Euskadi).

Profesionales y empresarios:

Daniel Beltrá (fotógrafo), Paula Farias (médico), Ramón Fernández (urbanista), Antonio Gastón (urbanista), Diego Gronda (arquitecto), José Manuel Naredo (economista), Antxon Olabe Egaña (economista), Laura Olaizola (directora de comunicación), Dolores Romano (ingeniera agrónoma) y María Luisa Toribio (bióloga).

Sector energético:

José Ignacio Ajón (Wagner solar, S. L.), Alberto Ceña (director Asociación Empresarial Eólica), Javier García Breva (Solynova energía), Juan de Dios Bornay (Bornay aerogeneradores), Xavier García Casals (ingeniero aeronáutico), Jaume Morrón (director de Dialec), Pep Puig (ingeniero industrial), Christoph Richter (Institute of Technical Thermodinamics), José Santamarta (director World Watch) y Manolo Vílchez (microempresario solar).

Un ecologista en El Bierzo.

Los ecologistas entregan a Industria la llave que “cierra” Garoña. 24/06/09. Elcorreodigital.com.

Los ecologistas reivindican el cierre de Garoña, mientras el Gobierno encarga al CNS informes para una posible prolongación de la vida útil de la central nuclear

Manifestación ecologista exigiendo el cierre de Garoña.

Manifestación de grupos ecologistas exigiendo el cierre de Garoña. Barcina del Barco, 9 junio 2009. Fuente: Ecologistas en Acción.

La semana pasada, Ecologistas en Acción, CGT, Izquierda Capitalista, Burgos con Bici y Acción en Red de la provincia de Burgos convocaron –conjuntamente- una concentración en Burgos para presionar al Gobierno a cerrar la central de Santa María de Garoña por su “falta de seguridad”.

Se trata de una petición que viene realizándose desde hace más de veinte años debido a los problemas técnicos que esta planta nuclear presentó desde muy temprano. La convocatoria se sitúa en la misma línea que las otras realizadas más recientemente en Burgos, como la del pasado 26 de septiembre de 2008, convocada por Greenpeace y Ecologistas en Acción.

Burgos: manifestación ecologista por el cierre de la central de Garoña.

Concentración ecologista contra la continuidad de Garoña. Burgos 21 junio 2009. Fuente: Ecologistas en Acción.

Concentración ecologista contra la continuidad de Garoña. Burgos 21 junio 2009. Fuente: Ecologistas en Acción.

Ayer domingo, los ecologistas volvieron a protestar en la plaza Mayor de Burgos. Un globo aerostático, que funcionó hasta la tarde, paseó por los aires a niños y mayores y fue el reclamo perfecto para la concentración antinuclear. Con este acto, Ecologistas en Acción Burgos quiso acercar al mayor número posible de burgaleses el problema de la inseguridad de la central, ubicada en el valle de Tobalina (Burgos).

Está previsto que el Gobierno (PSOE) tome, en los próximos días, una decisión definitiva sobre el cierre o la continuidad de la planta energética.

Para el portavoz de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, es el propio Consejo de Seguridad Nuclear el que en su reciente informe, -favorable a la prórroga de la vida útil de Garoña hasta el 2019-, da la clave de la necesidad de su cierre. El documento recoge el incumplimiento actual por la central de dos condiciones que impone el máximo organismo en seguridad nuclear, y que deberían estar forzosamente ejecutadas antes del próximo día 5 de julio,  como son los cambios del sistema de ventilación de emergencia de la contención y de los kilómetros de cableado eléctrico obsoleto de la planta.

El representante ecologista insistió en que el cierre no supone ningún perjuicio para el sistema energético español, al que Garoña sólo contribuye con el 1,3% de la producción eléctrica. Además, Castejón recordó que el proceso de desmantelamiento de la central nuclear podría prolongarse entre 10 y 15 años, y que éste requeriría el doble de mano de obra de la que actualmente trabaja en la planta.

Manifestación en Miranda de Ebro por la continuidad de Garoña.

Manifestación por el mantenimiento de Garoña. Miranda de Ebro, 18 junio 2009. Ecodiario.eleconomista.es.

Manifestación por el mantenimiento de Garoña. Miranda de Ebro, 18 junio 2009. Ecodiario.eleconomista.es.

No todo son voces a favor del cierre de la central nuclear. El Comité de Empresa de Nuclenor, la empresa propietaria de la central, reunió el pasado jueves a cerca de cuatro mil manifestantes en Miranda de Ebro. Éstos protestaron ante el posible cierre de la instalación. Bajo el lema ‘Garoña es segura; continuidad, sí’, la manifestación partió de la sede administrativa de la Junta de Castilla y León y en ella participaron representantes de diferentes colectivos políticos, sindicales y asociativos de la ciudad.

El presidente de la Federación de Empresarios (FAE) de Miranda de Ebro, Ginés Clemente, pidió “que se le dé a la central el tiempo que necesita y le corresponde”. Y el de la Diputación de Burgos, Vicente Orden Vigara, declaró que “el respaldo masivo a la manifestación demuestra que la provincia está de acuerdo con la continuidad de Garoña”.

Al final del recorrido, el presidente del Comité de Empresa de Nuclenor, Alberto César González, leyó un manifiesto de los trabajadores pidiendo “que se pare la sangría de pérdida de puestos de trabajo”.

La manifestación contó también con la presencia del alcalde de Miranda de Ebro, el socialista Fernando Campo, que en reiteradas ocasiones ha manifestado su posicionamiento en apoyo a los trabajadores de Nuclenor y exigido un plan de reindustrialización para la zona que garantice sus puestos de trabajo. Y que no se ha hecho estando sus compañeros de partido en el poder. 

El CNS analiza hoy la petición de Miguel Sebastián sobre la posibilidad de prorrogar el funcionamiento de la central durante 2, 4 ó 6 años más.

El radio de acción de un posible accidente nuclear en Garoña. 2009. Inigortizdeguzman.wordpress.com.

El radio de acción de un posible accidente nuclear en Garoña. 2009. Inigortizdeguzman.wordpress.com.

El CSN tratará hoy la petición del Ministerio de Industria de que le facilite informes sobre la posible renovación de la licencia de explotación de la central por periodos de 2, 4 ó 6 años, frente al plazo de 10 años estudiado hasta ahora.

Por su parte, el portavoz de las campañas antinucleares de Ecologistas en Acción ha declarado que aceptaría como “buena” una decisión gubernamental que implicara el desmantelamiento de la central de Garoña a partir del año 2011; si bien preferiría el cierre inmediato. También expuso que, una vez recargada de combustible, sería difícil parar la central antes de que termine su consumo dentro de dos años.

Próximas convocatorias de manifestaciones a favor del cierre de Garoña.

Los ecologistas no se rinden y han anunciado que harán público un manifiesto por el cierre inmediato de Garoña el próximo martes 23. El documento estaría respaldado por decenas personalidades y organizaciones de diversos ámbitos del mundo cultural, ecologista, sindical y empresarial.

El miércoles 24 han anunciado una concentración ante el Ministerio de Industria en Madrid, para protestar contra la actitud claramente favorable a los intereses de Nuclenor del ministro Sebastián, y para demandar un nuevo modelo energético basado en las energías renovables. El jueves 25 habrá una manifestación en Bilbao, convocada por decenas de colectivos, para exigir al Gobierno el cierre definitivo de la central nuclear.

Un ecologista en El Bierzo.

Concentración ecologista para pedir que se desmantele la central de Garoña. 01/09/09. Elpais.com.

Miles de personas piden la continuidad de Garoña en una manifestación en Miranda de Ebro. 18/06/09. Ecodiario.eleconomista.es.

Los ecologistas creen que desmantelar Garoña duplicaría el trabajo durante 15 años. 22/06/09. Nortecastilla.es.

Logo. Campaña contra la energía nuclear. '¿ Nuclear. No gracias'. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Autor: ecologistasenaccion.org.

Pegatina. ‘¿ Nuclear, no gracias’. Ecologistasenaccion.org.

Nuclenor recurre el cierre de Garoña en 2013. 14/09/09. Elcorreo.com.

Semana de movilización por el cierre de la central de Garoña (Burgos). 21/06/09. Greenpeace.org.

Las ONG ecologistas piden en el Día Mundial del Medio Ambiente un futuro sin centrales nucleares. 05/05/09. Greenpeace.org.