Archivo de la etiqueta: Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo recupera la memoria de la corporación fusilada por los franquistas

Homenaje a los represaliados. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

Homenaje a los represaliados. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

El día amaneció airado y tormentoso, volcando cántaros de gruesa lluvia sobre la reseca tierra berciana, tras la acentuada sequía, en el día en el que el municipio de Villafranca de Bierzo decidió, por fin, congraciarse con las víctimas de la represión de los nacionales acaecida durante la infame Guerra Civil. Familias que llevaban años reclamando justicia para sus muertos o represaliados por su fidelidad a la Segunda República.

Casi un siglo ha transcurrido desde que sucedieran aquellos dramáticos, tristes y deleznables hechos, pero al fin, en un acto público, y en presencia de  la nueva corporación municipal surgida de las últimas elecciones de hace dos años, se devolvíó una parte de su dignidad a quienes pagaron con su vida la defensa de una legalidad, republicana y constitucional, que algunos militares golpistas no quisieron aceptar.

Estos hechos ocurrieron en el año 36, y hoy apenas quedan testigos vivos de lo por entonces sucedido, aunque ua de las personas, presentes en el homenaje, recordó que ella tenía tan solo dos años cuando mataron a su padre.

La retahíla de los nombres de las personas asesinadas, junto con la referencia a su vecindad o profesión, hasta sesenta y dos, adquirió tintes sobrecogedores a medida que avanzaba el recuento. Nombres que sonaron como aldabonazos en las conciencias de quienes asistíamos al acto. Sesenta y seis nombres que fueron pronunciados, uno a uno, por el poeta villafranquino Juan Carlos Mestre, y entre los que se encontraban carpinteros, comerciantes,panaderos o labradores, entre otras profesiones. Personas jóvenes en su mayoría, algunos de ellos hermanos, que se vieron obligadas a abandonar este mundo cuando sus nobles ideales eran, precisamente, lo que más necesitaba este país.

Intervención de la hija de Antonio Gabelas. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

Intervención de Marisa Pérez, la hija de Delmiro Pérez. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

El acto, al que acudieron muchos familiares de los represaliados, sirvió para descubrir la placa de una calle dedicada a la corporación municipal Gabelas, que pagó con su vida su fidelidad a la República. También para retirar del callejero de Villafranca del Bierzo la calle dedicada al comandante Manso, de triste recuerdo.

Pero lo que me resultó más impresionante es que, en esta ocasión, no fuera una alcaldesa entregada a las ideologías de la izquierda, -como por ejemplo Manuela Carmena en Madrid-, la que modificara los nombres de calles o plazas, o la que recordara a las víctimas de la represión, sino que lo hiciera un alcalde popular, José Manuel Pereira, en un acto unitario de gran trascendencia que contó con el respaldo de toda la corporación municipal.

Es un hecho que valoro muy positivamente y que me lleva a pensar que, por fin, algo empieza a cambiar, y no solo en esta comarca sino en el país entero. Porque la dignidad de las personas, en su defensa de la legalidad suscrita por todos los españoles, es un valor que merece ser ennoblecido y situado por delante de las habituales, y hasta ciertos puntos normales, diferencias políticas o ideológicas existentes entre los partidos.

De este modo el último alcalde republicano de Villafranca del Bierzo, el carpintero Antonio Gabelas Suárez, y los ocho concejales de su corporación que le acompañaron al paredón o murieron posteriormente en la cárcel, dan nombre desde ayer a la avenida que durante ocho décadas homenajeó al hombre que consolidó el golpe militar en la villa del Burbia: el comandante Jesús Manso Rodríguez, fallecido en 1936. “Un psicópata y un criminal, sin ninguna empatía por los ciudadanos inocentes de este pueblo”, según Juan Carlos Mestre.

Manso llegó a Villafranca el  21 de julio de 1936, al frente las tropas insurrectas contra el Gobierno republicano que desde Lugo avanzaban en dirección a Madrid. Para cobrarse “la cabeza de Azaña”, según declaró por entonces el comandante (en alusión al presidente republicano elegido por los españoles) ante los aterrorizados villafranquinos a los que obligó a reunirse en la plaza de la Constitución. De hecho, Manso –cuyo carácter poco tenía que ver con su apellido-, cuentan que sembró con una feroz represión su camino hacia la capital, cayendo en combate, en el Alto de los Leones, tan solo diez días después de su paso por Villafranca. Así lo relató Emilio Silva, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), durante la presentación de la nueva placa.

Antonio Gabelas Suárez fue fusilado el 21 de septiembre tras un simulacro de juicio. Mestre lamentó que, a día de hoy, nadie haya pedido perdón todavía a las familias de esos “ciudadanos normales, no beligerantes, que pensaban como nosotros hoy”. Y recordó que alguno de los represaliados terminaron yendo a parar a los campos de concentración nazis de Mauthausen y Gusen. En cuanto al alcalde de Villafranca, Manuel Pereira, pidió unos momentos de silencio en recuerdo de la corporación desparecida y “de todas las víctimas de la represión en cualquier lugar del mundo”.

En el acto se le hizo entrega a la hija de Antonio Gabelas, Marina Gabelas, de noventa años de edad, y a la del teniente de alcalde en 1936, Dalmiro Pérez Vázquez, la octogenaria Marisa Pérez, de sendos ramos de flores y copias enmarcadas del acuerdo plenario que restituyó la memoria a las víctimas.

La nueva placa Corporación Antonio Gabelas. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

La nueva placa ‘Corporación Antonio Gabelas’. Villafranca del Bierzo, 4 febr. 2017

Marisa Pérez, sólo acertó a decir, entre lágrimas, que no podía decir nada porque “sólo tenía dos años” cuando mataron a su padre. No obstante, quien habló con más firmeza fue el nieto de Antonio Gabelas, Manuel Juaneda Gabelas, hoy afincado en La Coruña, para recordar que la guerra rompió la felicidad de su familia “a las seis de la mañana”, la hora en la que fusilaron a su abuelo.

Aquel verano de 1936, recalcó éste, “se abrió una brecha de ochenta y un años”. Pero el acto de ayer -que se suma a los acuerdos plenarios y a la restitución moral que la familia Gabelas obtuvo del Ministerio de Justicia para el alcalde fusilado, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, sirve para que las víctimas recuperen una dignidad que le negaron sus verdugos, y que también sea “el cierre de una herida”, según aseguró.

Un ecologista en El Bierzo.

La corporación municipal represaliada: Antonio Gabelas Suárez, Camilo Meneses Díaz, Francisco Delás Trabadillo, Antonio Sobrín Veintemillas, Esteban Fernández López, Narciso Yáñez Álvarez, Joaquín Suárez Díaz, Antonio Álvarez Fernández y Delmiro Pérez Vázquez.

Los casi sesenta villafranquinos conocidos que  fueron víctimas de la violencia franquista: Antonio Abella Barredo, José Aira del Valle, Antonio y Nicolás Álvarez Fernández, Salvador Álvarez Marbán, Cayetano Arias Fonteboa, Ramiro Armesto Armesto, Pedro Bermúdez Asenjo, Amadeo Bouza González, Alfredo Caurel García, Francisco Cela Cuadrado, Eduardo Celaá Rodríguez, Manuel Crespo González,  Inocencio Cristalino García, Antolín Cuadrado Pérez, Ovidio y Paulino de la Cal Izquierdo, Recaredo del Potro Otero, Balbino Manuel del Valle Ovalle, Manuel del Valle Vidal, Antonio Fernández Alonso, Andrés y Aniceto Fernández Fernández, Antonio Fernández Guerrero, Esteban Fernández López, Domingo Fernández Pereiro, Honorio Fernández, Antonio Gabelas Álvarez, Fabriciano García Arias, Victoriano García Castaño, Enrique González Miguel, Santos Iglesias Gavito, Adolfo y Amalio Iglesias González, Mariano Lago González, Antonio López García, Augusto Nieto Pereira, José Núñez Pérez, Pedro Pereira Alonso, Paulino Pérez Casal, Carmen Pérez Neira, David Quindós Vázquez, Ricardo Rodríguez Fernández, Ángel Rodríguez Rabanal, Emilio Silva Faba, Manuel Sobrín Veintemillas, Antonio Vázquez del Valle, Manuel Vizcaino Beberide, Demetrio, Pedto y Salvador Voces Canóniga, y Narciso Yáez Álvarez.

Ni odio, ni rencor. 2/02/17. Diariodeleon.es.

El alcalde y el cerrojo de los fusiles. 05/02/17. Diariodeleon.es.

Lugo retira los honores a Franco en un pleno con loas a Fraga. 04/05/17. Elprogreso.galiciae.com.

José Manuel Pereira: “Nuestro proyecto estrella es ‘Green Biosfera’, pero el Patrimonio es nuestro compromiso”. 30/10/15. 30/10/15. Elbierzodigital.com.

Villafranca deja gobernar a la lista más votada, la de José Manuel Pereira (PP).    13/06/17.  Elbierzodigital.com.

La Peña do Seo y sus minas de wólfram desde Cadafresnas

Ascendiendo por los zigzags hacia la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ascendiendo por amplios zigzags hacia la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique López Manzano.

Uno de los mitos que perdura en El Bierzo guarda relación con las minas de wólfram de la peña do Seo. La imagen de un poblado minero en ruinas, perdido en la inmensidad de unas montañas interminables, ha contribuido en gran medida a mantenerlo vivo.

Desde luego les invito a conocer esta zona y peña, que aunque con una altitud inferior a los mil seiscientos metros (lo que hace que pudiéramos considerarla como una cima menor en comparación con otras alturas bercianas) presenta unos encantos que compensan con creces el esfuerzo de acercarse hasta el lugar, y no digamos hasta la cumbre.

El pueblo de Cadafresnas y la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El pueblo de Cadafresnas con la peña do Seo al fondo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Recomiendo que realicen esta visita aprovechando algún momento de bonanza meteorológica, pues de lo contrario no hay abrigos, salvo en las casas semiderruidas del poblado minero y en una caseta situada en la cima de la montaña. Por otra parte, aunque yo realicé la ascensión en un día ideal, sin excesivo calor y con límpidas panorámicas, me temo que la nieve, la lluvia o la niebla, podría complicar la excursión al ocultar los hitos y volver resbaladizo el trecho rocoso más inmediato a la cima.

Ruta Cadafresnas - Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruta Cadafresnas – Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Una vez alcanzada ésta, que ofrece un precioso cordal no demasiado complicado de recorrer, el montañero podrá disfrutar de unas vistas extraordinarias del Bierzo, pudiendo reconocerse desde la lejanía la ciudad de Ponferrada, la central térmica de Compostilla I y las Médulas, entre otros puntos de interés. La misma peña do Seo es visible y fácilmente reconocible desde una buena parte de la hoya berciana, pudiéndose decir de ella que, pese a su limitada altitud, la preside con tanta autoridad como otras cumbres más altivas. Además, su peculiar forma hace que se la pueda reconocer fácilmente, permitiéndonos situar con facilidad los límites del Bierzo con Orense y Lugo.

La peña do Seo y el poblado minero. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La peña do Seo y el poblado minero. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Hay quienes dicen que desde la peña pueden distinguirse hasta las cumbres de Babia, la zona de Trevinca y hasta Cabeza de Manzaneda. Desde luego es posible ver las orensanas montañas de la sierra de la Encina de la Lastra (Valdeorras, Orense) e inclusive la berciana sierra de Gistredo, con su mítico Catoute. Pero, incluso con estos alicientes incontestables, conviene recordar que estamos frente a una ruta con alguna dificultad y que, por lo tanto, no es apropiada para domingueros.

También para evitarme alguna posible reclamación, aclaro que mis explicaciones son meramente informativas, que lógicamente están sujetas a mi subjetiva apreciación, y que pueden variar mucho de una fecha a otra y, enormemente, en función de la meteorología. También les recomiendo que echen un vistazo a los enlaces antes de lanzarse a la aventura.

Ruinas del poblado minero del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ruinas del poblado minero del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Sin embargo, también estamos ante una ruta aconsejable a todo amante de la naturaleza y la montaña, que puede limitarse a la visita del poblado, o alargarse un par de kilómetros más hasta las bocaminas y los restos del lavadero del mineral. Los más atrevidos podrán culminar alcanzando la cima, en una hora y media aproximadamente a partir de las ruinas del poblado.

Personalmente elegí realizar la ruta desde Cadafresnas, una aldea a la que se llega por carretera asfaltada que sale desde Villafranca del Bierzo cogiendo en dirección a Corullón, aunque hay otras igual de interesantes. Para llegar hasta ella basta con seguir las indicaciones de las señales de carretera. Una vez allí, hay que preguntar por la ruta al poblado minero, aunque exista una gran señal que nos la indica, pero que creo que no está bien ubicada. Supongo que debería situarse un poco antes, para así evitarnos tanteos y pérdidas de tiempo en la búsqueda de esa orientación.

El final de la pista y el inicio de la pared de la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

El final de la pista y el inicio de la pared de la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Es posible dejar el coche en el pueblo y emprender el camino a pie hasta el poblado minero siguiendo una pista de unos 4,5 kilómetros que ofrece unas excelentes vistas. Pero también se puede llegar con el vehículo hasta el mismo, sin excesivos problemas. El más grave de todos es que, en una zona de estancamiento de aguas ya cerca de las casas, hay algunos socavones que hacen que los vehículos toquen los bajos con facilidad si no se reduce al mínimo la velocidad. Los vehículos 4×4 pueden pasar sin problemas hasta la pared misma de la peña. Esto, claro está, en una época seca como la que yo disfruté, aunque me temo que en otras estaciones la aventura pueda resultar más complicada. El otro problema, si se anima a hacer el trayecto en coche, es que la pista de tierra no dispone de apenas espacios para el cruce de dos vehículos.

Vista de las dos cimas de la Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Vista de las dos cimas de la Peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Señala alguien que no hay que olvidar que la ruta completa desde Cadafresnas al poblado resulta bastante larga (unos 9 kilómetros ida y vuelta), y más aún si se añade la visita a las bocaminas (otros 4 kilómetros entre ir y volver), con un desnivel total acumulado de algo más de 850 metros si se hace la cumbre y otros 5 kilómetros más (ida y vuelta), por lo que cada uno deberá de calcular bien su fondo físico. Sin embargo, sólo hasta el poblado, el camino a asciende suavemente y es muy llevadero.

Ya alcanzado el poblado se puede acceder a las bocaminas. En ese caso hay que coger una pista que aparece una vez dejadas atrás las casas, como a un centenar de metros a la derecha, que asciende en empinados zigzags (que siguen la Ruta circular del Bierzo, de la cual aparecen algunos postes indicadores) hasta el desvío a la izquierda que lleva a las bocaminas y al antiguo lavadero del mineral. Si se sigue subiendo por la pista de la derecha se llega, en poco tiempo, a un collado desde el cual puede verse el otro lado de la montaña.

Bajando de la peña hay que coger la bifurcación a la derecha que nos devuelve al poblado. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Bajando de la peña hay que coger la bifurcación a la derecha que nos devuelve al poblado. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

En ese collado están las ruinas macizas de una antigua construcción. Al lado de la misma se inicia un estrecho sendero, algo difícil de observar, que lleva a la cumbre de la peña. Yo calculo que en una hora aproximadamente. Avanzar por esa senda no resulta fácil debido al brezo bajo y la carquexia, que rasca bastante si no se lleva pantalón largo. Por lo demás, una vez cogido resulta fácil de seguir.

Personalmente prefiero la otra opción, creo que la más frecuente, para subir a la cumbre. Ésta consiste en continuar por la pista que, dejando atrás el poblado, pasa al lado de un gran depósito de agua abandonado, con una característica escalera que se conserva todavía, para alcanzar en aproximadamente una hora de camino de tierra fácil, aunque algo empinado, la pared rocosa tras unos amplios zigzags. Una vez llegados a la pared solamente hay que seguir los hitos, a veces un tanto esquivos, que nos dirigen hasta el cordal. En esta zona las vistas, en todas las direcciones, son impresionantes. Tampoco resulta demasiado difícil subir, aunque se tenga a veces la impresión de escalar la pirámide de Keops.

Antiguo lavadero de mineral. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Antiguo lavadero de mineral. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Ya alcanzada la cresta podemos llegarnos hasta el geodésico, situado a nuestra izquierda junto a los restos de una caseta, o hasta un hito bastante grande de piedras, que encontraremos cresteando hacia la derecha. Se tarda aproximadamente unos tres cuartos de hora en llegar a las cumbres desde el pie de la peña, y si dejamos atrás el gran hito podremos comenzar a bajar hasta el cuello del que hablé antes que nos lleva a la casa de piedra abandonada (hecha de grandes bloques blancos) y que permite regresar al poblado. Bajando por esa pista podemos incluir un desvío de ida y vuelta hasta las bocaminas. Calculo en una media hora larga esta bajada desde el hito al cuello.

Sobre la historia del poblado y del wólfram no me quiero extender en esta ocasión. Vale la pena pararse a conversar un momento con algún vecino del pueblo. Hay un bar poco señalado en el centro del pueblo. Con un poco de suerte encontraréis a alguien que os hable del Lejano Oeste que un día fue esta zona, de la temible ‘Patrulla del Gas’, y de las hasta 250.000 pesetas de la época por tonelada que se pagaba por el mineral. Cuando el salario era, por entonces, de unas 15 pesetas diarias.

La primera bocamina en la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

La primera bocamina en la peña do Seo. 6 sept. 2015. Foto: Enrique L. Manzano.

Pero todo terminó cuando finalizó la demanda de un mineral que, añadido al acero, permitía su endurecimiento y evitaba el recalentamiento de las armas. El final de la II Guerra Mundial también marcó el ocaso de la minería en la peña. Sin embargo, en el pueblo se me dijo que una compañía canadiense está realizando catas por las noches, con la intención de reabrirla. El wólfram y otros minerales codiciados, utilizados esta vez en los móviles, estarían detrás del nuevo intento.

En los enlaces que facilito podéis ver fotos del interior de las galerías mineras, realizadas por unos moteros, muy deterioradas en la actualidad por los derrumbes. Dan bastante miedo y desde luego desaconsejo entrar dentro. Para aquellos que sientan el gusanillo de conocerlas les diré que en el pueblo me dijeron que un señor de Corullón (Jose) las ha filmado en su casi totalidad y que comercializa esos videos.

Lo que me parece lamentables es que los escombros procedentes de la explotación minera se hayan dejado abandonados de cualquier manera en la pared de la peña. Esperemos que, si se llegase a explotar de nuevo, se logre evitar este feísmo.

Un ecologista en El Bierzo.

La tercera bocamina del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enriqe L. Manzano.

La tercera bocamina del wólfram. 6 sept. 2015. Foto: Enriqe L. Manzano.

Peña do Seo (Cadafresnas-Pabellones-Minas Peña do Seo – Cadafresnas) 04/07/13 y 07/07/13. Wikiloc.com.

Peña del Seo (1.576 m). 18/11/13. Aventurasdeundominguero.blogspot.com.es.

Cadafresnas – minas de wolframio – Peña do Seo – Cadafresnas.
12/07/14.Wikiloc.com.

La Peña do Seo y su mina. !Espectacular! 04/12/11. Atce.mforos.com (imágenes de las galerías).

Antigua mina de wolframio. Rottodigital.com. Enrique Álvarez (interior de una galería).

El Instituto Europeo de Turismo impulsa una ruta del wolframio que ‘puentea’ al Bierzo. 05/12/12. Diariodeleon.es.

La Junta de Castilla y León declara Bien de Interés Cultural a los pueblos de los Barrios

La Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

La casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 2010. Foto: Enrique L. Manzano.

En El Bierzo hay dos poblaciones que destacan por su impresionante conjunto de casas blasonadas. Una de ellas es la antigua capital comarcal, Villafranca del Bierzo, cuna del poeta y novelista romántico Enrique Gil y Carrasco, considerado como el padre de la novela histórica en la literatura española, y la otra es, en realidad, un conjunto de tres poblaciones -Lombillo, Salas y Villar-  que se agrupan bajo el nombre común de los Barrios de Salas.

Cuando regresé a mi tierra, hace ahora unos seis años, volví a visitar estas poblaciones de tan gratos recuerdos para mí, y me llamó mucho la atención la dejadez, o incluso incuria, en la que se encontraban algunas de sus construcciones más notables, sobre todo aquellas de carácter civil. En descargo de los bercianos diré que tal deterioro , en ocasiones, es debido a que los descendientes de esos inmuebles no han podido sufragar los enormes gastos de reparación de estos viejos palacios. Y en otros casos la causa han sido, y lo isguen siendo aún hoy,  problemas de herencias mal resueltas las que subyacen tras tal abandono.

Sin duda Villafranca necesita y merece apoyos y subvenciones que permitan a los propietarios recuperar las viejas casas blasonadas de la villa, lo que obviamente significa que también se tendría que ayudar a financiar la reconstrucción de su interior, con el inevitable y consecuentemente elevado gasto que esto supone. Unas condiciones que también son  aplicables a las casonas hidalgas de los Barrios. Pero lo que en ningún caso debiera permitir la administración es la desaparición de nin guna de estas fachadas e históricos blasones, procediendo si preciso al apuntalamiento de aquellos edificios o palacios en estado crítico que lo precisen.

Escudo de la Casa de los Carrera. Villar de los Barrios. Foto: Enrique López Manzano.

Escudo de la casa de los Carrera. Villar de los Barrios. Foto: Enrique López Manzano.

En esta lamentable situación se encontró hace un par de años la casa de las Carralas en Villar de los Barrios,  cuya interesante fachada pque uede decirse se salvó in extremis gracias a la intervención de la Asociación Vecinal y del dueño de otra de las destacadas casas del pueblo, Nicolás de la Carrera,  del procurador del Común, Javier Amoedo Conde, y de otro notable berciano, Jesús Álvarez Courel, sin cuyas intervenciones se habría perdido tan histórico e importante legado. Y mi propia colaboración en la importancia que ellos me quieran reconocer.

Mi interés por salvar de la ruina algunas de estas  casas solariegas, mayormente construidas en piedra granítica, retazos de nuestra historia y con herádicos  blasones familiares incorporados a sus fachadas, me llevó a organizar en el año 2010, siendo entonces presidente de la Asociación Cultural Ecobierzo, una visita cultural a los Barrios para llamar la atención sobre la situación de grave deterioro en la que se encontraban algunas de ellas. Me ayudo en ese cometido Marcelino B, Taboada, que incluuyó un paseo por todos los monumentos de los Barrios, lo que fue factible gracias a las valiosas colaboraciones que todavía hoy agradezco.

Recuerdo que se apuntó una docena de personas a través del Facebook de Ecobierzo, aunque a la postre fallaron todas y nos encontramos ridículamente solos los organizadores y sus familias. Esto no impidió que la visita se celebrase, ni tampoco que quienes asistimos saliésemos reforzados y enriquecidos de la misma, ya que sirvió para estimular aún más mi interés por rescatar aquellas viejas casas cargadas de alto valor histórico, urbanístico y sentimental.

Como señalé al principio, el municipio de los Barrios, hasta su anexión en 1980 por Ponferrada, está constituido por los tres pueblos que, junto con otro ya desaparecido, formaban la zona conocida con ese nombre. El antiguo municipio abarcaba un amplio término municipal que incluía a otros pueblos de los alrededores, como Espinoso de Compludo y San Cristóbal de Valdueza.

Nicolás de la Carrera, Pilar Alonso, Wenceslao Fernández y Javier Amoedo. Villar de los Barrios, 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Nicolás de la Carrera, Pilar Alonso, Wenceslao Fernández y Javier Amoedo. Villar de los Barrios, 7 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

La solicitud de Bien de Interés Cultural (BIC) para los Barrios fecha del año 1976. Así pues, han tenido que pasar treinta y ocho años para que llegue, al fin, esl tan necesario reconocimiento. Éste facilitará la conservación de la incomparable arquitectura civil barroca del lugar, así como la religiosa, en unos pueblos que no tienen parangón en El Bierzo.

En estos momentos los Barrios de Salas lo celebran alegremente y recuerdan cuando eran dinámicas y pujantes poblaciones rurales, entregadas al beneficioso comercio del vino. con hermosas y blasonadas casas y palacios construidos en  los siglos XVI y XVII.

Puede decirse que mi colaboración principal en esta historia ha sido, sobre todo, la de mantenerme en contacto con De la Carrera,  y apoyar desde la asociación y las redes sociales, de manera constante e insistente, la petición de BIC. Ahora se ha conseguido, con una importante categoría de Conjunto Histórico, y deseo compartir mi satisfacción con todos y todas. Quiero destacar que al enterarme de la noticia volví a sentir la misma sensación de alegría y plenitud que conocí cuando se pudo salvar de su derrumbe la fachada del palacio de las Carralas.

A destacar dentro del conjunto de bienes religiosos ya declarados de Interés Cultural en la categoría de Monumentos (6 de febrero de 1976; BOE, 10-2-1976) la iglesia de origen románico de San Martín (siglo XIII), reedificada a mediados dl siglo XVI. Y otras que, sin gozar de tal reconocimiento, poseen un destacado valor arquitectónico. Tal es el caso de la Capilla de la Visitación de Salas, o la Ermita del Cristo y la iglesia parroquial de Santa Colomba (siglo XVIII), esta última situada dentro del conjunto de Villar de los Barrios.

Obras en la Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 10 abril 2013. Foto: Nicolás de la Carrera.

Obras en la Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. 10 abril 2013. Foto: Nicolás de la Carrera.

Deseo expresar mi gratitud a todos los que han contribuido a este especial reconocimiento, que ya he citado, y a Nicolás de la Carrera en especial, por haber sabido encontrar, de una manera muy inteligente, el camino adecuado para que la declaración de BIC sea hoy una realidad. Pero también  a Javier Amoedo, a quien en nuestro encuentro se me permitió informarle sobre el riesgo que supone para El Bierzo la posibilidad de que se puedan quemar residuos en la comarca. Y, como no, para el jefe del Servicio Territorial de Cultura y Turismo de la Junta en León, Jesús Álvarez Courel, cuya expedita reacción permitió salvar, sino la casa de las Carralas en su totalidad (ésta disponía de un muy sestacable lagar), al menos su interesante fachada balconada.

En cuanto al aspecto paisajístico de la zona, pensando en quienes puedan venir a visitarnos, yo destacaría la hermosa panorámica que de los Montes Aquilianos se puede observar desde el mirador de Lombillo. Así como la nota de color que aporta a esa vista la abundante presencia de sotos de castaños centenarios. A notar que en esta zona también abundan los almendros y que el paisaje ofrece en otoño una gama sorprendente de colores.

En Lombillo es de rigor acercarse hasta la ancestral fuente de la plaza de Arriba y también hasta la Casa del Pueblo, que lleva el nombre del ilustre hijo adoptivo D. Valentín García Yebra, académico de la Real Academia de la Lengua (1917-2010). Dos Asociaciones tienen allí actualmente su sede: la Asociación de Vecinos “El Fontanón” y la Asociación de Pintores del Bierzo.

La declaración de BIC ha sido el  primer paso necesario para la recuperación de este importante legado histórico y nobiliario. Ahora, según tengo entendido (y disculpen si me equivoco) será necesario que estas poblaciones se planifiquen como Área de Rehabilitación Integral (ARI).

Un ecologista en El Bierzo.

Balcones y escudo de la Casa de las Carralas. Villar de los Barrios. Foto: Enrique L. Manzano.

Balcones y escudo de la casa de las Carralas. Villar de los Barrios. Foto: Enrique L. Manzano.

Ecobierzo organiza una visita cultural a los pueblos de Los Barrios. 27/05/10. Bierzotv.com.

El Procurador del Común se informa in situ sobre el abandono en que se encuentra la casa de las Carralas en Villar de los Barrios. 07/11/12. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

La Junta de Castilla y León procederá a apuntalar la casa de las Carralas en Villar de los Barrios. 09/01/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Satisfacción en Villar de los Barrios ante el inicio de las obras de apuntalamiento de la Casa de las Carralas. 15/04/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Ecobierzo reclama inversiones inmediatas para los pueblos declarados BIC. 07/11/14. Bierzodiario.eu.

SOS Carralas. 26/01/10. Youtube.com. Nicolasdelacarrera.

El PSOE presiona en Ponferrada contra la ‘Ley Montoro’

El pasado día 10 de febrero, la secretaria del PSOE ponferradino,  Rita Prada,  anunció durante una rueda de prensa que presentará una moción a todos los partidos políticos con representación municipal en Ponferrada para que se debata en el pleno la Ley de Reforma Local, también conocida como ‘Ley Montoro’, que aprobó el gobierno de Mariano Rajoy en diciembre pasado.

Se trata de la primera vez, desde la moción de censura que dejó al PSOE sin representación en el Ayuntamiento de Ponferrada, que la agrupación socialista local hace una propuesta en la que recoge una iniciativa impulsada por los socialistas leoneses para recurrir ante el Constitucional dicha reforma.

Acompañada por la procuradora autonómica socialista, Ángela Marqués, la secretaria socialista recordó que en algunos municipios dicha moción ya ha sido avalada también por el Partido Popular.

Amplia oposición a la nueva ley en la Castilla y León.

Izquierda Unida fue el primer partido que plantó cara a la reforma de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, colaborando en la organización de una plataforma de defensa en León, la provincia más afectada por los cambios, y organizando diversos actos informativos. Así mismo ha participado en la manifestación de rechazo organizada, el día 20 de octubre pasado, por el Frente en Defensa de las Juntas Vecinales y la Federación de Concejos, Pedanías y Parroquias Rurales de España. Esta protesta se vio apoyada por diversos partidos políticos, sindicatos y grupos, entre ellos el colectivo berciano Ecobierzo.

CCOO y UGT también han celebrado algunas concentraciones de rechazo de la nueva ley. Los sindicatos argumentan que ésta atenta contra la autonomía municipal consagrada en el artículo 140 de la Constitución.

El movimiento 15M León también se ha posicionado en contra de la polémica reforma, realizando un documental de denuncia, –  Stop al expolio de los bienes comunales, en colaboración con la Plataforma de Omaña en Defensa de las Juntas Vecinales. El documental ha sido proyectado en diferentes lugares de la provincia, entre ellos Ponferrada, Villafranca, Toreno, Corullón y Toral de Merayo.

El pasado 24 de enero, la Universidad Rural Paulo Freire en Tierra de Campos, entregó el premio “Un mundo rural vivo 2014″ a la Plataforma de Omaña en Defensa de las Juntas Vecinales, “por su lucha en favor de los pequeños pueblos de su comarca” y su oposición a la supresión de las Parroquias, Entidades Locales Menores y Juntas Vecinales.

Socialismo berciano dividido.

Fernando de la Torre cuando era portavoz del PSOE. Ponferrada, 16 abril 2009. Fuente: diariodeleon.es.El propuesta de la secretaria del PSOE ponferradino, Rita Prada, ha coincidido con un llamamiento al sector crítico Izquierda Socialista, a cuyo frente se ha situado como portavoz Fernando de la Torre (el que fuera concejal municipal por el partido en Ponferrada), para que esa corriente interna del partido socialista presente su propio candidato al proceso de primarias que elegirá al candidato socialista a la alcaldía de la capital berciana.

Rita Prada fue ratificada en su cargo actual por la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE a finales de abril del año pasado, después de que dimitiese Helena Castellano el día 20 de aquel mes. En aquel momento,  De la Torre, afirmó que esta decisión allanaba el retorno del actual alcalde Samuel Folgueral, y de sus concejales no adscritos, al partido socialista.

Recordaré aquí que estos abandonaron el PSOE tras el escándalo levantado por su alianza con Independientes Agrupados de Ponferrada (IAP), el partido presidido por Ismael Álvarez, un alcalde que en su día fue condenado por el acoso sexual a Nevenka Fernández, una edil entonces de su grupo (PP).

El día 5 de octubre Rita Prada fue elegida nueva secretaria general, en sustitución de Castellano, y tras vencer en unas elecciones no exentas de polémica al procurador autonómico Javier Campos, el aspirante del llamado sector crítico en su propio partido.

Rita Prada ha sido presidenta del Consejo Comarcal del Bierzo y también concejala del Ayuntamiento de Ponferrada en tiempos del alcalde socialista Celso López Gavela.

Un ecologista en El Bierzo.

Rita anima a los críticos de IS a presentar su candidato a las primarias. 11/02/14. Diariodeleon.es.

El PSOE ‘resucita’ a Rita Prada para reconstruir el partido en Ponferrada. 20/04/13. Diariodeleon.es.

Ecobierzo contra la supresión de las Juntas Vecinales. 14/10/12. Ecobierzo.org.

Ecobierzo sale a la calle en León en defensa de los consejos y entidades locales menores. 20/10/13. Ecobierzo.wordpress.com.

CIFAES – URPF premia la labor de la Plataforma de Omaña en Defensa de las Juntas Vecinales. 10/01/14. Ecobierzo.wordpress.com.

Rita Prada gana la secretaría local en el PSOE y ‘desplaza’ al sector crítico. 05/10/13. Leonoticias.com.

La federal ratifica a Rita Prada en la gestora. 30/04/13. Diariodeleon.es.

Castellano dimite para evitar la moción de censura en el PSOE de Ponferrada. 20/04/13. Abc.es.

El Bierzo histórico

Historia del Bierzo.

Es posible certificar un poblamiento prehistórico de El Bierzo. Se han encontrado numerosas piezas en las terrazas del río Cúa, catalogadas entre el 300.000 y el 100.000 a. C.  Además existen varios hallazgos correspondientes al neolítico, sobre todo hachas pulimentadas descubiertas en diversos lugares del Bierzo.

Se ha localizado cerámica precampaniforme en la Cueva de las Tres Ventanas, en Toral de los Vados, y cabe destacar las pinturas rupestres halladas en las cercanías de Sésamo y también en Librán, posiblemente pertenecientes a esta época. 

También existen variados hallazgos correspondientes a la Edad del Bronce (puntas de lanza, herramientas, cerámica…), correspondientes a todas sus etapas intermedias.

En El Bierzo, como en el resto del norte peninsular, también se desarrolló la cultura castreña. Son muchos los yacimientos y hallazgos correspondientes a esta época. Ejemplos de castros son Castro Bergidum (cerca de Cacabelos), y el Castro del Chano, en Fornela. 

Tras su conquista, los romanos integraron al Bierzo dentro del pueblo astur, como así recogen la mayoría de investigadores y crónicas de la época.  La inserción del Bierzo en el mundo romano se hizo rápidamente, auspiciada por las riquezas auríferas de la zona (Las Médulas y La Leitosa,  entre otras explotaciones auríferas), lo que produjo multitud de cambios tanto en la organización social de la zona, como en la económica y en la geográfica, desplazándose algunos núcleos de población y creándose nuevas ciudades. De esta época quedan numerosos yacimientos arqueológicos.

La Alta Edad Media en El Bierzo.

Tras la entrada de los pueblos germanos en la península, los suevos y los vándalos asdingos (que posteriormente se trasladarían a la Bética) se instalaron en la provincia de Gallaecia, en la que se incluye entonces al Bierzo.

Del dominio visigodo del Bierzo existe mayor información. A destacar el surgimiento de la denominada Tebaida Berciana, un florecimiento monástico en El Bierzo que llevo a edificar numerosas fundaciones en la cabecera del río Oza, en el valle del mismo nombre.

De la dominación musulmana, tras la invasión de la península ibérica en el 711, hay poca información, aunque se supone que tras la rápida ocupación peninsular por parte musulmana se establecerían guarniciones encargadas de cobrar los tributos.

Tras la Batalla de Covadonga los reyes asturianos, una vez controlada gran parte de Galicia, intentan hacer lo mismo en territorio berciano. Sin embargo, los monarcas asturianos no conseguirán un dominio sobre El Bierzo hasta los reinados de Alfonso II y de Ramiro I, pasando antes el territorio berciano de manos musulmanas a cristianas, alternativamente. Es en esta época, durante el reinado de Ramiro I (842-850), cuando El Bierzo comienza a estar bajo dominio de diversos condes, siendo el primero de ellos Don Lorenzo y el más conocido el Conde Gatón, que repuebla el este berciano.

El Bierzo feudal.

Entre el periodo Alto medieval y el Bajo medieval del Bierzo, los historiadores vienen distinguiendo, habitualmente, una etapa denominada el Bierzo Feudal. Es un periodo de transición que abarca desde finales del  siglo IX hasta el siglo XIII inclusive.

En este periodo, inicialmente, la economía se basa en la explotación agraria y ganadera. Solo a partir del siglo XII se produce una progresiva diversificación de esta economía, que se amplía a la minería y transformación de los recursos minerales, a la pesca y el comercio a través de ferias y mercados.

La propiedad se concentra en pocas manos realizándose una distinción entre propiedades de carácter eclesiástico -cuyos principales exponentes son los monasterios de San Pedro de Montes, de San Andrés de Vega de Espinareda (benedictinos), de Santa María de Carracedo y de San Miguel de las Dueñas (cistercienses)-, y propiedades de realengo y nobiliar, sin olvidar el papel desempeñado por las órdenes militares de Santiago, el Hospital y el Temple.

Administrativamente, el Bierzo, , se integra hasta el año 910 en el Reino de Asturias, y en el de León entre el 910 y el 1230. A partir de ese año se incluye en la Corona de Castilla. En  1187 El Bierzo pasa a ser señorío, y tiene por tal a D. Velasco Fernández, pasando, a principios del siglo XII a tener gobernadores. Uno de los más conocidos fue D.  Gonzalo Peláez, y en el año 1243 aparece, como merino de El Bierzo, D. García Carnota. El Bierzo en este periodo se articula en tenencias como Ancares, Ulver, Boeza, Aguiar, Valcarce, y tenencias de un ámbito territorial más reducido en las que podemos incluir las villas, dentro de otra mayor (Tenencia mayor). A partir de mediados del siglo XIII estas tenencias dan paso a las merindades mayores que terminaran convirtiéndose, posteriormente, en Adelantamientos.

La Baja Edad Media en El Bierzo.

La Baja Edad Media en El Bierzo se caracteriza, principalmente, por la crisis de los señoríos monásticos y el auge, muchas veces a costa de éstos, de los laicos, personificados en la figura de ciertos nobles que utilizan la encomienda como instrumento para usurpar muchos de los bienes de los señoríos monásticos.

La guerra de las comunidades que asola toda todo el territorio de la Corona de Castilla en el siglo XVI tiene escasa incidencia en El Bierzo.

Ponferrada fue comprada por los Reyes Católicos en 1486, constituyéndose en Corregimiento en 1494 hasta el año 1780.

Como expresión de la singularidad de El Bierzo, y su fuerte identidad desde antiguo, vale la pena reseñar la carta enviada al ayuntamiento de la ciudad de León, en 1567, y que continua una correspondencia de diciembre de 1563 de similar intención, solicitando que la provincia del Bierzo se separe del Adelantamiento de León, argumentando tal pretensión en la lejanía geográfica, y pidiendo que la audiencia (de los negocios de El Bierzo) se atiendan en la persona del Corregidor de Ponferrada. Sin embargo, dicha formulación fue rechazada porque Ponferrada no era una ciudad con voto en Cortes.

El Antiguo Régimen.

El Antiguo Régimen  abarca desde el siglo XVI hasta principios del  XIX. Se le ha dado en llamar, también, feudalismo desarrollado ya que conserva muchas de las características medievales.

El Bierzo sigue siendo principalmente agrario, siendo la vid su principal producto, y en las zonas montañosas ganadero, heredando del periodo medieval el minifundismo (que aún persiste) y la gran cantidad de tierras en manos de eclesiásticos. Destacar la introducción en este periodo (siglo XVII) de uno de los productos que tendrá mayor fama y calidad, el pimiento.

Ferias y mercados marcan la actividad comercial en las principales villas (Ponferrada, Bembibre, Villafranca del Bierzo y Cacabelos) en las existen tenderos y algún mercader, desarrollándose el comercio ambulante gracias a ancareses y fornelos a pesar de la precariedad de las vías de comunicación y los impuestos al atravesar las fronteras internas, llamados pontazgos, portazgos y algún otro de distinta naturaleza.

En el sector industrial destaca la industria textil, aunque numerosas veces no cubre más que el autoabastecimiento. En Bembibre y en la merindad de Cornatel se elaboraban unos paños de lienzo blanco llamados ‘bierzos’ que alcanzaron gran éxito y reconocimiento, comercializándose fuera del Bierzo con gran demanda. También destacan las numerosas ferrerías (herrerías), algunas con una producción significativa que llevo a intentar producir acero e incluso una fábrica de armas, en el año 1779, en Villafranca del Bierzo.

La sociedad se organiza en tres estamentos: clero, nobleza, y el pueblo llano o Estado llano. El primero, aparte de su gran influencia ideológica y cultural, acentuada por su riqueza patrimonial, está exento de pagar impuestos y su gran cantidad proporcional refuerza su poder e influencia.

El caso de la nobleza es distinto, ya que en este estamento caben desde los Grandes de España hasta los hidalgos. Es especialmente significativo el gran número de personas que formaban parte del estamento de la nobleza en esta región a finales del siglo XVIII. Se estima que en El Bierzo el 50% de las personas se incluían en dicho estamento, aunque de ellos la mayoría eran simples hidalgos. La mayor parte de ellos malvivía de pequeñas explotaciones agrarias de casi subsistencia, ocultando esa situación bajo ese título de “baja” nobleza.

El Estado llano, el tercer estamento, lo formaban, aproximadamente, a finales del siglo XVIII, el 38% de la sociedad. Eran labradores, artesanos y comerciantes, que lograban sobrevivir con dificultad debido a las mayores cargas impositivas.

El Partido de Ponferrada.

Durante los siglos modernos y hasta las reformas del siglo XIX, El Bierzo formó parte de la Intendencia de León, que agrupaba al Principado de Asturias y a los Partidos de León y Ponferrada. En lo que concierne al Bierzo actual, se incluía dentro del Partido de Ponferrada, el cual a su vez incluía a otras zonas que hoy ya no pertenecen al Bierzo. Este Partido era gobernado desde Ponferrada, villa realenga, por un corregidor de nombramiento real, subdividiéndose El Bierzo en merindades, cotos, concejos y jurisdicciones.

La Provincia del Vierzo.

Tras la jura de la Constitución de 1812 por el Rey, el 9 de marzo de 1820, se inicia en la Cortes un nuevo proceso, con carácter de urgencia, de organización administrativa del Reino, para lo que se nombra a una comisión.

La creación de la Provincia del Vierzo suscita varios problemas, entre los que destaca la rivalidad entre las dos principales ciudades de la región: Ponferrada (468 vecinos) y Villafranca del Bierzo (690 vecinos), ya enfrentadas desde la guerra, puesto que la primera represneta a los nuevos poderes económicos, la nueva burguesía (comerciantes e industriales), y la segunda a los poderes tradicionales del Antiguo Régimen (pequeña nobleza, terratenientes, clericatura).

En el proyecto de división provincial del cartógrafo mallorquín Bauzá y del ingeniero Larramendi de 1821 se contemplaba la creación de la Provincia de Ponferrada, que quedaría posteriormente descartada en favor de la Provincia del Vierzo con capital en Villafranca del Bierzo.

El 16 de Octubre de 1821 se publica en la Gaceta de Madrid la aprobación realizada en Cortes Extraordinarias de la nueva provincia, que pasa a denominarse “Provincia del Vierzo” con capital en Villafranca del Vierzo.

El 27 de enero de 1822 se publica el Decreto por el que El Bierzo se convierte en provincia y en él que se fijan sus límites. Cuenta entonces con 86.365 habitantes y ejerce su jurisdicción sobre los Partidos Judiciales de Villafranca del Vierzo, Ponferrada, Toreno, y Valdeorras, limitando al norte con Asturias (hasta el puerto de Leitariegos), al este con León (la línea divisoria será la cuenca hidrográfica), al sur con Zamora (el límite será la Sierra de Cabrera) y al oeste con Lugo y Orense (la frontera será el antiguo límite de Galicia).

Tras un breve periodo en el que El Bierzo forma parte de la provincia de Lugo y de Orense, el 30 de noviembre de 1833 se designa una nueva división territorial, creada por Javier de Burgos, en la que El Bierzo queda integrado en la provincia de León.

Un ecologista en El Bierzo.

 Fuente informativa principal: Wikipedia.org.

El Bierzo turístico

Es El Bierzo es una región natural española situada al oeste de la provincia de León, en la comunidad autónoma de Castilla y León, y desde el año 1991, una comarca administrativa.

La capital y núcleo del Bierzo es Ponferrada, que cuenta con casi 70.000 habitantes y es la quinta ciudad en la comunidad autónoma por número de habitantes. Entre sus elementos arquitectónicos más destacables se sitúa el medieval Castillo de los Templarios.

Villafranca del Bierzo es la capital histórica del Bierzo. Situada en el Camino de Santiago, custodia uno de los mejores conjuntos artísticos urbanos del Bierzo. Tras el despegue industrial de la comarca y el establecimiento de la industria en Ponferrada, Villafranca del Bierzo se convirtió en una ciudad básicamente residencial. Entre sus monumentos destacan la Colegiata de Villafranca del Bierzo, la Iglesia de los Padres Paúles o Iglesia de San Nicolás y la Calle del Agua en el que está situada la casa natal del poeta y escritor berciano Enrique Gil y Carrasco.

Bembibre es la capital de la comarca tradicional del Bierzo Alto. La minería la convirtió en su centro administrativo aumentado progresivamente su población. Ésta en los últimos años ha disminuido debido a la reconversión minera, una pérdida poblacional que la creación del Parque Industrial del Bierzo Alto ha conseguido amortiguar en parte.

Cacabelos es la ciudad por excelencia del vino. Está situada en el Camino de Santiago, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Turismo en el Bierzo.

Ponferrada ofrece la mayor oferta cultural y de ocio a nivel comarcal, pero si se quiere disfrutar de todo lo que El Bierzo alberga en cuanto a interés cultural es necesario desplazarse por la hoya berciana.

Las Médulas es uno de los principales atractivos turísticos del Bierzo. De sus explotaciones auríferas salieron toneladas del preciado mineral que sirvieron a sostener el imperio de los emperadores romanos. Por su espectacularidad y como testimonio histórico de esa época han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Relativamente cercana a Ponferrada, en los Montes Aquilianos, se encuentra Peñalba de Santiago, con su encantador Valle del Silencio y, no muy lejos, el Monasterio de San Pedro de Montes, de un gran valor histórico. En Peñalba se encuentra su iglesia parroquial, una de las más importantes muestras del arte mozárabe en nuestro país.

Bembibre es la capital del Bierzo Alto, y está situada a escasa distancia de la bellísima Sierra de Gistredo (que un grupo ecologista ha logrado mantener libre de eólicas), y también de poblaciones pintorescas como Colinas del Campo de Martin Moro, pequeño núcleo poblacional situada en el Valle del Boeza, al pie del mítico Pico Catoute.

Los Ancares es otra de las zonas característica de la comarca. Durante muchos años sus gentes vivieron muy aisladas, lo que les permitió  conservar su especial idiosincrasia así como los vestigios de antiguos castros, hórreos y pallozas típicos de la zona. El principal río de la comarca es el caudaloso Sil, el principal afluente del Miño. Hay un dicho popular que dice que “el Sil lleva el agua y el Miño, la fama”.

Tradiciones y costumbres bercianas.

El Magosto.

Entre el 1 de noviembre (Todos los Santos) y el 11 de noviembre (San Martín) se suele celebrar esta fiesta donde no faltan las castañas asadas en el fuego, el vino nuevo y los chorizos.

El Filandón.

El Filandón, también conocido en El Bierzo como Fiandón, es una reunión que se realiza por las noches alrededor del calor del fuego del hogar, una vez terminada la cena, y en la que se cuentan en voz alta cuentos al tiempo que se trabaja en alguna labor manual (generalmente textil).

Gastronomía berciana.

El Bierzoes un lugar conocido por su exquisita y suculenta gastronomía. La comarca, rica en productos de la tierra,  cuenta con varias denominaciones de origen y marcas de calidad como los vinos del Bierzo, el botillo, la castaña o la manzana Reineta.

La comarca berciana disfruta de un microclima mediterráneo, resultado de la combinación del clima atlántico y del mediterráneo continental, que la exime tanto de los rigores de la meseta como de las humedades gallegas.

La minería y la huerta han sido tradicionalmente las bases del sustento y economía de los habitantes del Bierzo, aunque hoy en día tiene en el turismo rural una de sus esperanzas de futuro.

Introducción al Bierzo.

La lengua oficial del Bierzo es el castellano pero persiste aún el gallego, especialmente en la mitad oeste de la comarca tocando con Galicia. Existe un dialecto berciano con variantes locales, en el que confluyen las ramas gallegas y astures. La venerada Virgen de la Encina es la Patrona de El Bierzo. Fue coronada como tal el 8 de septiembre de 1908 y su imagen se reverencia en la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, en la ciudad de Ponferrada.

El gobierno comarcal.

La comarca cuenta con su propio Consejo Comarcal del Bierzo, encargado del gobierno y administración de la Comarca, siendo la única en Castilla y León que lo tiene. Su existencia se debe a las peculiaridades geográficas, históricas, sociales y económicas que, desde tiempos remotos, han diferenciado al Bierzo del resto de la comunidad autónoma de Castilla y León.

El Bierzo formó parte de la Provincia del Vierzo, en la división territorial de 1822, durante el Trienio Liberal. Posteriormente, tras la división territorial de 1833 la provincia fue dividida en dos partes: El Bierzo actual, en la Provincia de León, y Valdeorras en la de Orense.

Símbolos bercianos.

Los símbolos que representan a El Bierzo son la Bandera y el Escudo del Bierzo, aprobados el 14 de abril del año 2000 por el Pleno del Consejo Comarcal del Bierzo. En el centro del Escudo se encuadra la Cruz de Peñalba, símbolo religioso y popular del Bierzo.

El Bierzo en la Edad Moderna.

En el siglo XX se da una gran actividad fabril en la comarca alrededor del carbón, utilizado para la producción de electricidad. En 1944 el Estado funda ENDESA para la producción de energía eléctrica, que hoy continúa presente a través de la Central Térmica Compostilla II. Otros sectores de desarrollo son el sector siderúrgico (Roldán), el eólico (Comonor, LM), pero también la extracción de la pizarra y la presencia en los sectores del vidrio (Cristalglass; cerró en 1912), del cemento (Cementos Cosmos) y de la construcción (Martínez Núñez y Begar), estos dos últimas empresas hoy en franca decadencia. 

El sector servicios al igual que en el resto del país va adquiriendo más peso a medida que se desmantela el sector secundario. Todo ello unido a una industria agroalimentaria en progresión tanto en cantidad como en calidad y prestigio (vino, industrias cárnicas, hortofrutícolas). 

Industria Hidroeléctrica.

El Bierzo tiene una capacidad acumulada directamente o en trasvase de 458,5 millones de metros cúbicos de agua que totaliza una potencia instalada de 350.800 KWh.

Industria termoeléctrica.

De las tres centrales térmicas de la provincia, dos están en la comarca berciana.

La agricultura berciana.

El clima berciano posibilita una producción excelente de frutas y verduras. Así como una magnifica variedad de vinos, entre los que destacan los que están inscritos en la Denominación de Origen Bierzo.

La agricultura berciana se divide en dos partes, la del Bierzo Alto y la del Bajo. El Bierzo Alto se caracteriza por la abundancia de agricultura de tipo tradicional y a tiempo parcial. Sin embargo en la zona baja se desarrolla una agricultura moderna basada en el regadío y cultivos con buena salida en el mercado.

Minería berciana.

Empresas como Minero Siderúrgica de Ponferrada, Uminsa, HCCSA, Grupo Alto Bierzo, Carbones Arlanza y Minas de Valdeloso, tienen (o han tenido) sus centros de trabajo en el Bierzo y en la vecina comarca de Laciana.

El sector minero dio origen a un importante movimiento en los sindicatos mineros. Tuvo especial incidencia en el desarrollo de la Revolución minera del Bierzo, previa a la Revolución de Asturias y a la Guerra Civil Española.

La pizarra es otro tipo de explotación minera que todavía genera importantes ingresos a la comarca berciana.

Personajes ilustres del Bierzo.

Originarios de El Bierzo son:

Daniel Gavela Abella, director de la cadena de televisión Cuatro y antiguo Presidente de la Ser. Nacido en Peranzanes.

Pedro Álvarez Osorio, Conde de Lemos.

Bermudo II, rey de León.

Amparo Carballo Blanco, escritora y editora.

Ramón Carnicer Blanco, escritor.

Antonio Fernández y Morales, escritor.

Pascual Fernández Baeza, poeta, magistrado y senador.

San Fructuoso de Braga, santo, patriarca del monacato español, obispo de Dumio y arzobispo de Braga.

Gatón del Bierzo, primer conde berciano.

Enrique Gil y Carrasco, escritor.

Severo Gómez Núñez, general, diputado, defensor y divulgador de El Bierzo.

Francisco González González, escritor y poeta (nacido en Villaseca de laciana y residente en Ponferrada y Toreno).

Jan (Juan López Fernández), dibujante.

Santiago Macías Pérez, escritor  y co-fundador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Álvaro de Mendaña, descubridor de las Islas Marquesas.

Juan Carlos Mestre. Poeta y escritor. Premio Nacional de Poesía 2009.

Luis del Olmo, periodista.

Alfonso Rojo, periodista.

Amancio Prada, músico y compositor.

Antonio Pereira, escritor.

Lisardo Rubio, catedrático de latín de la Universidad Complutense de Madrid.

Valentín García Yebra, filologo, traductor y miembro de la Real Academia Española de la Lengua.

Martín Sarmiento, escritor.

Mariano Arias Chamorro, el “Jabalí de El Bierzo” (pseudónimo con el que se le conoce), futbolista, pichichi de la temporada 1972/73.

Sampiro, notario, cronista, historiador y obispo de Astorga.

Valerio del Bierzo, santo y ermitaño cristiano (s. VII).

José María Calleja, periodista, escritor y profesor universitario.

Egeria, Aunque es dudoso algunos autores consideran que o bien era natural de El Bierzo o vivió en él.

Leo Harlem, humorista.

Un ecologista en El Bierzo.

Fuente principal de consulta para la elaboración de este artículo: Wikipedia.org.