Archivo de la etiqueta: Vizcaya

Garoña: ¿el siguiente Fukushima o Chernóbil?

'No más fukushima'. Protesta en Garoña de Greenpeace. Greenpeace.org.

‘No más fukushima’. Protesta en Garoña de Greenpeace. Greenpeace.org.

He citado en el titular a estos dos últimos desastres nucleares por ser los de más reciente memoria y lamentablemente de los más graves acaecidos. Pero la lista de accidentes que no estaba previsto que ocurriesen, y que en teoría no podían ocurrir, es muy, muy, larga.

En diversas ocasiones he tratando el tema y el caso de Garoña en particular, sobre cuya central he escrito que no debería alargarse su vida útil más allá de los cuarenta años de servicio, ni tampoco improvisar experimentos que puedan acabar trágicamente. En este sentido recuerdo la célebre recomendación realizada por el filósofo y escritor Miguel de Unamuno, quien fuera tres veces rector de la Universidad de Salamanca, en cierta ocasión: “Mire usted, los experimentos hágalos con gaseosa y en su casa”.

Quiero decir con esto que hay experimentos no sólo prohibidos, sino prohibidísimos, y que ciertos asuntos no dejan espacio para ensayos de aprendiz de brujo, porque lo que está en juego es demasiado importante para correr riesgo alguno.

El radio de acción de un posible accidente nuclear en Garoña. 2009. Fuente: inigoortizdeguzman.wordpress.com.

El radio de acción de un posible accidente nuclear en Garoña. 2009: Inigoortizdeguzman.com.

Un posible accidente nuclear en Garoña (Burgos), que tiene la misma tecnología nuclear que Fukoshima pero mucho más antigua, tendría efectos en La Rioja y Vizcaya, con su capital Vitoria incluida, además de contaminar el agua del Ebro y del embalse de Ulibarri-Gamboa, del que bebe una buena parte del País Vasco (Bilbao). La contaminación llegaría incluso hasta Aragón.

Viene este comentario a cuento del titular publicado ayer enEl País’, anunciando que el Centro de Seguridad Nuclear (CSN) vuelve a la carga con la propuesta de reapertura de la central nuclear de Garoña, por más que ésta corresponda a un modelo anticuado y esté debidamente amortizada.

Para mí, detrás de la noticia se ocultauna vez más la codicia. En este caso la de  Nuclenor, que es la titular de la planta, una empresa integrada a partes iguales por las eléctricas Endesa e Iberdrola. Éstas no quieren desistir en el empeño de sacarle aún mayor tajada a lo que ya está sobradamente amortizado. Algo que, por supuesto, no se debería permitir.

Alegarán algunos que estoy hablando a la ligera de quienes tienen la responsabilidad de velar por nuestra seguridad, como es el caso de los trabajadores del Centro de Seguridad Nuclear (CSN), o los mismos ingenieros de Endesa e Iberdrola. Que conste que sobre su preparación y profesionalidad no me caben dudas, pero sí las albergo en lo que se refiere a su ética, condicionada como se encuentra ésta, -como suele suceder en cuanto abordamos el tema de lo humano-, a los intereses económicos. En este sentido citaré uno de los principios del escritor estadounidense y ganador del Premio Pulitzer (1943), Upton Sinclair: “Es difícil lograr que alguien comprenda algo cuando su sueldo depende de que no lo comprenda”.

Recordaré aquí también que cuando se produjeron graves hechos en la central nuclear de Ascó (2007), propiedad al 100% de Endesa, los vecinos no fueron inmediatamente alertados de ellos y que la dirección de la planta atómica retardó el aviso de los problemas al CSN. Quiero decir con esto que hoy, como ayer, no tenemos seguridad alguna de que los inmediatamente afectados por un posible escape nuclear sean avisados a tiempo.

Los intereses de las eléctricas por delante de los ciudadanos.

Protesta contra la reapertura de Garoña el pasado diciembre en Vitoria. Elpais.com. Foto: L. Rico.

Protesta contra la reapertura de Garoña el pasado diciembre en Vitoria. Elpais.com. Foto: L. Rico.

Reconozco que, detrás de estos movimientos en torno a la reapertura de la central, sólo veo intereses económicos que muy poco tienen que ver con el beneficio general. Estamos frente a una central que es la más antigua de España, que fue inaugurada hace 44 años y que tiene una producción eléctrica bastante limitada (500 megawatios). De hecho,  su cierre, -hace tres años-, no significó ningún desarreglo en el sistema eléctrico español, que se encuentra sobredimensionado.

La importancia del tema, a nivel social es relevante. Y eso parece haberlo comprendido muy bien el Partido Popular, y sus asesores populares y socialistas en las grandes eléctricas (las conocidas como puertas giratorias), como para que se obviara el debate social hasta superadas las elecciones generales. Metidos como se encuentran actualmente los partidos políticos en el embrollo de la constitución de un nuevo gobierno, por lo visto a alguien le ha parecido que ahora era un buen momento para sacar adelante este asunto.

Otro elemento importante a tener en consideración es que de reabrirse la central se marcaría un precedente que veo como muy peligroso. De hecho, tal vez esté ahí la clave de la petición de esta continuidad. Los expertos consideran que una aprobación podría actuar como punta de lanza para las otras cinco centrales que conforman el sector nuclear en España. Y todo ello sin abrir un pertinente debate público.

Nuclenor lo tiuene claro: quiere que el Ministerio de Industria le conceda 17 años más de funcionamiento. Una ampliación a la que Industria ha respondido dando varios pasos para permitirla. Aunque entes será necesario que el CSN dé su visto bueno.

El pleno del Consejo nuclear aprobó, en noviembre pasado, una modificación sobre las curvas de presión de la vasija del reactor de Garoña, uno de los requisitos exigidos para la continuidad de la planta. En cuanto a los demás (modificaciones del sistema eléctrico de la central y del edificio de almacenamiento de material usado, además de una revisión de las especificaciones técnicas de funcionamiento) serán aprobados probablemente hoy miércoles, gracias a los votos del Partido Popular, que tiene el control.

De hecho, este mismo partido es el que el 21 de febrero de 2014 aprobó un real decreto que establece que el cierre de las centrales solo será definitivo cuando se produzca por motivos de seguridad. Una reforma cuyo objetivo no era otro que permitir una ulterior reapertura de la central de Garoña y que fue catalogada como “muy positiva” por Nuclenor.

Tanto el PSOE, como Izquierda Unida y Podemos, ya se han manifestado partidarios de que la vida útil de las centrales nucleares no se prolongue más allá de los 40 años.  Sin embargo, recordaré aquí que los socialistas estando José Luis Zapatero al frente del país, y siendo Miguel Sebastián ministro de Industria, ya se aprobó y produjo un alargo de la vida útil de la central. Para Francisco Castejón, de Ecologistas en Acción, lo que quiere conseguir el Partido Popular es “atar las manos del Gobierno que entrará”.

En este contexto, tal y como dije, esal ministerio de Industria  al que le corresponde conceder la autorización final. Lo que de hecho significa que el proceso de reapertura tendría que concluir con una decisión política. De ahí que el nuevo mapa electoral resulte determinante en este caso.

En este asunto el portavoz de Equo y diputado por Podemos en el Congreso, Juan López de Uralde, ha manifestado una opinión muy clara sobre el mismo: “Es indecente que un Gobierno en funciones esté actuando así en el proceso para reabrir”.

En cuanto a Ciudadanos, el partido naranja ha preferido mostrarse prudente y ambiguo. David López, su coordinador de Medio Ambiente y Energía, ha planteado así la cuestión:“Lo más lógico sería no reabrir Garoña por criterios de seguridad, económicos y de sensibilidad social, pero no seremos dogmáticos y esperaremos al dictamen del CSN y analizaremos otros factores asociados”.

El rechazo a la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) ha acercado al PSOE y Podemos en el Congreso de los Diputados. Ambos partidos, aunque por separado, presentarán proposiciones no de ley a la Mesa del Congreso en las que instan a que no se reabra esta central.

Por su parte, Greenpeace publicó ayer un artículo en su página oficial en la que se reafirma en su oposición a la apertura de la central.

Un ecologista en El Bierzo.

'Garona cierre ya'. Protesta de greenpeace para exigir el cierre definitivo de Garoña. Greenpeace.org.

‘Garona cierre ya’. Protesta de greenpeace para exigir el cierre definitivo de Garoña. Greenpeace.org.

El CSN impulsa la reapertura de la central nuclear de Garoña. 19/01/16. Elpais.com.

Nuclenor solicita alargar la vida de la central de Garoña 17 años más. 27/05/14. Elpais.com.

Tras tres años parada Garoña ha demostrado que es innecesaria para el sistema eléctrico. 18/12/15. Greenpeace.org.

La central de Garoña ya tiene una ley a medida para reabrir. 22/02/14. Elpais.com.

El rechazo a reabrir la central nuclear de Garoña une a PSOE y Podemos. 20/01/16. Elpais.com.

Garoña: ¿una jugada maestra del PP, Iberdrola y Endesa?
19/01/16. Greenpeace.org.

Huertos, olivares y viñedos abandonados, resurgen de la mano de gente cargada de ilusión

La 'guerrilla' verde. Lahuertitadetetuan.blogspot.com.

La ‘guerrilla’ verde. Lahuertitadetetuan.blogspot.com.

Gustavo Duch retorna a este blog con un artículo que da paso a sueños convertidos en realidad, merced a la ilusión aderezada con la confianza, la disciplina y el trabajo.

Los huertos urbanos es una iniciativa, de la que ya he tratado en ocasiones, que tiende a extenderse entre los urbanitas hastiados del cemento que buscan un acercamiento a la Pachamama.

Un ecologista en El Bierzo.

Gustavo Duch Guillot. Loquehayquetragar.wordpress.com.

Gustavo Duch Guillot. Loquehayquetragar.wordpress.com.

Soñahacedoras, por Gustavo Duch Guillot.

“Para Eduardo, que planta membrillos.

En Nalda, La Rioja, una asociación de soñahacedoras estuvieron conversando con los más mayores de la población pues sus huertos desde hacía años permanecían abandonados al mermarse sus fuerzas para el trabajo. Años después, tres mujeres han recuperado algunas de esas huertas que ahora –agroecológicamente- abastecen de alimentos frescos y sanos a unas cien personas de la comarca.

En Rosario, Argentina, son muchas las personas campesinas que se han visto obligadas a malvivir en sus barrios más pobres y degradados, expulsadas por la agroindustria de los monocultivos de soja que, como si fueran una soga, estrangulan la ciudad. A iniciativa de la ciudadanía, la creación de huertos populares en zonas muertas de la ciudad dando vida a un nuevo y nutritivo paisaje, ya se ha convertido en el Programa municipal de Agricultura Urbana.

En Alicante, un colectivo de jóvenes hace ya ocho años compraron las ruinas del antiguo ‘Mas del Potro’. Se ríen cuando recuerdan como entre muchos colocaron las grandes vigas de madera que le han vuelto a dar sustento y verticalidad a la casa. El horno de leña –y la pericia aprendida de Jordi, el regente- cuece, sin duda, el mejor pan de la zona.

sentirás mejor... Gustavoduch.wordpress.com.

sentirás mejor… Gustavoduch.wordpress.com.

También en esas costas mediterráneas, en Muro, hay quienes a lo Sherlock Holmes se dedican a localizar viñas descuidadas, muchas veces casi enfermas terminales, síntoma propio de una civilización capitalista de sentidos atrofiados. Después de unas tandas de cariños intensivos ya tenemos uvas autóctonas regalando sabores olvidados. Igual que en Girona, donde hay quienes rescatan olivos milenarios que asoman extraviados entre lo que fueran campos de cultivo, y elaboran aceites para felicidad de los paladares de sus nuevos custodios.

Hay quien se desvela por preservar variedades en peligro de extinción, como las asociaciones del tomate de ‘ramillet’ en las Islas Baleares o los custodios de manzanos para la elaboración de sidra en Bizcaia. Chirri, como le llaman sus amigos, es más atrevido aún y está sembrando sus campos de Lebrija con semillas de un trigo que ni los más mayores recuerdan.

La Pachamama de los pueblos autóctonos andinos. Wikipedia.org.

La Pachamama de los pueblos autóctonos andinos. Wikipedia.org.

Y podríamos seguir contando de tantos proyectos que se soñaron y se hicieron.

Hay quienes dicen que todo esto sólo es mirar hacia atrás. Otros, que están en el camino, saben que es el futuro”.

Un artículo de Gustavo Duch Guillot. 16/03/11.

Palabre-ando. Por que contar es otra forma de caminar. Textos de Gustavo Duch. Gustavoduch.wordpress.com.

No vamos a tragar. Loquehayquetragar.wordpress.com.

Los ecologistas se oponen a la construcción de una nueva incineradora cerca de Barcelona

La incineradora de San Adrián del Besos y la cementera de la misma población vistas desde el puerto Forum. San Adrián del Besos, 2 abril 2009. Wikipedia.org. Foto: Jorge Franganillo.

La incineradora de San Adrián del Besos y la cementera de la misma población vistas desde el puerto Forum. San Adrián del Besos, 2 abril 2009. Wikipedia.org. Foto: Jorge Franganillo.

Desde hace algunos días el tema de la incineración es objeto de un encendido debate en Cataluña. Tanto las incineradoras convencionales, como las cementeras, están cobrado un protagonismo inusual por dos circunstancias que las relacionan.

La primera es la presentación por la Corporación Metropolitana de Barcelona (que ya coordina el transporte, el agua y los residuos de la capital y su conurbación) de un Plan Metropolitano de gestión de Residuos Municipales (PMGRM 2009-2016) que apuesta per la incineración como sistema de tratamiento prioritario de las basuras. En ese proyecto la Corporación propone ampliar la incineradora de San Adrián del Besós y, a más a más, crear una quinta incineradora que se situaría en la región metropolitana de la capital condal.

Y la segunda es una propuesta, esta vez presentada por algunos partidos ante la Mesa del Parlamento catalán, que va en la línea contraria. Es decir, que se opone a la quema de residuos en las plantas de producción de cemento.

Plan Metropolitano de gestión de Residuos Municipales 2009.

Ecoparque1. Barcelona, 2009. Wikipedia.org.

Ecoparque1. Barcelona, 2009. Wikipedia.org.

En 1997, el ‘Gobierno de Entendimiento’ surgido del pacto del Tinell (PSC, ERC y ICV-EUiA), también conocido como Tripartito catalán’, aprobó el Plan Metropolitano de Gestión de Residuos Municipales (PMGRM) para el área metropolitana de Barcelona. Sus objetivos, muy positivos, eran minimizar y prevenir la generación de residuos, maximizar la recirculación de materiales y la recuperación de los recursos y minimizar el rechazo.

Los pilares sobre los que se sustentaba este plan eran el aumento del reciclaje de la materia orgánica y su tratamiento en grandes ecoparques, junto con el cierre de las incineradoras y la recogida y reciclaje del vidrio, de los envases y de los embalajes. La meta estaba muy clara entonces: reciclar el 60% de los residuos y tratar el 40% restante.

Dos años más tarde, después de la clausura del gigantesco vertedero del Garraf en diciembre de 2007, las cosas cambiaron y la orientación en materia de gestión de residuos del Ejecutivo catalán sufrió cambios.

Mi informante en Cataluña, Montse Jardí, me resumía la nueva situación en estos términos: “en estos momentos estamos sufriendo una nueva oleada del sector de las empresas de gestión de residuos, ingenieros, constructores… e instituciones, administraciones catalanas y metropolitanas, que apuestan por la quema de residuos como ‘solución’ para hacer frente al fracaso de la gestión de los residuos en Cataluña y el Área Metropolitana de Barcelona, en vez de apostar por la prevención de residuos y su aprovechamiento como recursos”.

La Federación de Ecologistas de Cataluña se opone al nuevo Plan Metropolitano de Barcelona 2009-2016 sobre tratamiento de residuos.

El nuevo PMGRM 2009-2016 cuenta con el respaldo del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña y del sector de la gestión de los residuos, de los envases, y de diversas administraciones catalanas. El Colegio ha señalado que el año que viene  habrán 900.000 toneladas de residuos con los que no se sabrá que hacer.

En el otro extremo del arco se encuentra la Federación de Ecologistas de Cataluña, que considera el plan “insostenible, tanto ambiental, como social y económicamente”. De modo que la agrupación ya ha emprendido una campaña para solicitar su retirada. A la que es posible adherirse enviando un correo electrónico a: correu@ecologistes.cat

El escape de gases contaminantes en la incineradora de Zabalgarbi.

La incineradoea de Zabalgarbi, en el País Vasco. 2009. Wikipedia.org.

La incineradoea de Zabalgarbi, en el País Vasco. 2009. Wikipedia.org.

Puestas las cosas así,  el enfrentamiento entre partidarios y detractores de la incineración estaba servido. Y algunos apuntan hacia el reciente y grave acccidente sucedido a principios de este mes en la incineradora de Zabalgarbi (Vizcaya), el cual produjo una considerable alerta en Bilbao. Un escape que, nadie lo duda, ha terminado contaminando suelos y aguas.

Tras el suceso los  ecologistas y el Partido Popular reclamaron la parada inmediata de la planta y un plan para su cierre definitivo.

El Partido de la ciudadanía y ‘Convergència i Unió’ exigen que se cumpla la legislación sobre cementeras.

En este contexto de cierta crispación, adelantándose a los acontecimientos, los grupos parlamentarios Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (C’s) y la coalición Convergència i Unió (CiU), presentaron ante la Mesa del Parlamento catalán una propuesta de resolución conjunta que pregunta sobre el cumplimiento de la legislación actual sobre cementeras.

Una diligencia que a mí no me sorprende, pero que choca frontalmente con la frustrante situación que veo en El Bierzo, en donde la Junta de Castilla y León no ha dudado en autorizar la quema de residuos urbanos, prácticamente de cualquier género, en una cementera berciana. Y en donde por desgracia las voces relevantes de políticos e intelectuales contrarios a tal despropósito escasean. Con alguna honrosa excepción como la de José Álvarez de Paz.

Otra vista de la incineradora de San Adrián del Besos. 2009.

Otra vista de la incineradora de San Adrián del Besos. 2009.

En Cataluña el portavoz de Ciutadans ha instado al Ejecutivo catalán a que presente un informe sobre el estado del cumplimiento de la legislación vigente sobre cementeras y sobre las medidas institucionales de vigilancia. El comunicado de C’s exige transparencia sobre la incineración de residuos tóxicos en estas fábricas de cemento.

Además, Albert Rivera ha denunciado ante la Mesa parlamentaria que “varias empresas, por motivos de rentabilidad económica, aprovechan el expediente de las Autorizaciones Ambientales Integradas (AAI) para solicitar la sustitución de combustible tradicional por la incineración de neumáticos, plásticos y otros residuos como lodos de depuradoras cuya combustión genera sustancias tóxicas y peligrosas para la salud”.

Para Rivera el recurso a “la incineración de residuos tóxicos y peligrosos constituye un motivo de especial preocupación por cuanto España es el país de la Unión Europea que en estos últimos años ha consumido la mayor parte del cemento hasta alcanzar la quinta parte del total de la Unión Europea”.

El joven politico ha denunciado también ante la Mesa que “la Consejería de Medio Ambiente de la Generalitat ha autorizado a una empresa en Moncada i Reixach la combustión de lodos de depuradoras y cenizas volantes, a 90 metros del casco urbano, y a otra cementera en San Feliu de Llobregat, a 200 metros del casco urbano”.

En su petición, C’s ha considerado que el Ejecutivo catalán debería presentar ante el parlamento un informe relativo a las AAI concedidas a las empresas fabricantes de cemento que incluyen la incineración de residuos. Y ante la negativa del tripartito a informar con transparencia ha anunciado que pedirá la comparecencia del concejal de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar.

Además, Rivera ha recordado que la incineración de neumáticos en las cementeras entra en contradicción con los Planes estatales y autonómicos de reutilización y reciclado de neumáticos fuera de uso (para su utilización en el recauchutado o el firme de carreteras), lo que a su juicio pone en riesgo la viabilidad económica de las empresas que se dedican a este negocio. Y en esta línea ha pedido que “se promuevan incentivos económicos y fiscales a las empresas especializadas en la reutilización y el reciclaje de neumáticos para usos compatibles con la salud humana y el medio ambiente”.

Un ecologista en El Bierzo.

Primera manifestación contra la incineración de residuos en Cosmos. Ponferrada, 29 nov. 2008.Ecologistasenaccionb. blogia.com.

Primera manifestación contra la incineración de residuos en Cosmos. Ponferrada, 29 nov. 2008.Ecologistasenaccionb. blogia.com.

Plan de Acción para la Gestión de Residuos Municipales 2005-2012. 27/09/06. Arc.cat.

Agencia de Residuos de Cataluña. Gencat.cat.

Ecologistes de Catalunya rebutja la proposta de Programa Metropolità de Gestió els Residus Municipals 2009 – 2016 (en catalán). 03/05/09. 22marc2009.blogspot.com.

Alerta en Bilbao por la incineradora de Zabalgarbi – Usurbil Atez Ate. 13/07/09. Usurbilonline.com.

Usurbil. Servicio de recogida de basuras ‘Puerta a puerta’ (en vasco con traductor al castellano). Usurbil.net. 

El PP pide suspender la actividad de Zabalgarbi y el Ayuntamiento asegura que el agua no tiene “anomalías”. 09/07/09. Elcorreo.com.

C’s pide transparencia al Govern sobre la incineración de residuos tóxicos en fábricas de cemento. 08/07/09. Ciudadanos-cs.org.

Algunas preguntas. 12/02/08. Diariodeleon.es. José Álvarez de Paz.

Se cumplen 30 años del asesinato de la ecologista Gladys del Estal

La joven donostiarra Gladys del Estal militaba en el Colectivo ecologista de Eguía (San Sebastián), y en los Comités Antinucleares de Euskadi. Trabajaba como programadora de informática y compaginaba su trabajo con sus estudios en químicas. Su muerte ocurrió en el transcurso de una protesta que exigía la paralización de la central nuclear de Lemóniz y el cierre del Polígono de tiro de las Bardenas en Tudela (Navarra).

La muerte de Gladys hay que encuadrarla en la difícil situación de la llamada Transición española, tres años después de la muerte de Franco, en un momento en que los intentos de involución del bunker franquista se enfrentaban a los que propugnaban la ruptura con el pasado y una mayor apertura política.

Cualquier concentración de masas era mirada entonces con gran suspicacia – o incluso animadversión – por aquellos que temían perder el control del país y sus prebendas. La Constitución española había sido ya promulgada, pero aún subsistían formas dictatoriales e instituciones que se resistían ferozmente al cambio democrático. Y en Vascongadas y Navarra el debate giraba en torno a la conveniencia de unirse en una única comunidad autónoma. Una postura mal vista desde el gobierno español.

En esta situación, sucedieron hechos tan graves como el asesinato de cinco trabajadores durante unas jornadas de huelga en Vitoria, el día 3 de marzo de 1976, cuando Manuel Fraga Iribarne era ministro de la Gobernación. O los sucesos de  Montejurra, el 9 de mayo de 1976. Acontecimientos en los que se vieron involucradas personas pertenecientes a los cuerpos de seguridad del estado.

La Semana pro-amnistía de mayo de 1977, movilización popular que reclamó la amnistía de los presos políticos, se extendió por Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra, y acabó con un saldo de ¡siete muertos y numerosos heridos! Y la situación se agravó con los duros enfrentamientos acaecidos durante los Sanfermines de 1978, en Pamplona, cuando ya Rodolfo Martín Villa era ministro de la Gobernación. Unos hechos que serían archivados sin juicio.

En el ambiente enrarecido de entonces se produjo la concentración del 3 de junio de 1979, que fue autorizada, y en la que los ecologistas querían entrar en terreno militar. A ello respondió el gobierno con una nutrida presencia policial, que prácticamente tomó la ciudad de Tudela, próxima al Polígono de tiro.

En medio de una concentración popular de varios miles de personas, mientras los asistentes almorzaban en un parque tudelano, se produjo una violenta carga policial que provocó la desbandada de los concentrados. Los temidos grises expulsaron sin contemplaciones a los concentrados, a través de dos filas de policías, hasta el puente que cruza el  río Ebro a su paso por la ciudad.

Al otro lado del puente se había habilitado un aparcamiento, por lo que la muchedumbre empezó a montar en sus vehículos para irse del lugar. También, provenientes del centro de Tudela, una fila compacta de vehículos huía atravesando el puente ante el mal cariz que iban tomando los acontecimientos.

En un momento dado, un grupo de jóvenes inició una sentada en la salida del puente. Fue entonces cuando un grupo de guardias civiles llegó a la carrera y uno de ellos, de gatillo rápido y llamado José Martínez Salas, disparó en la nuca  a Gladys que se había negado a obedecer la orden de levantarse. Gladys murió en el acto y en la instantánea tomada segundos después de su asesinato se ve al criminal alejándose del lugar hacia el puente.

Numerosos testigos, dieron versiones coincidentes de los hechos en la Comisión de Investigación que se formó al efecto, incluidas las personas que se hallaban en el primer vehículo detenido ante la sentada, y que estaba ocupado por periodistas de la Televisión Holandesa.

El guardia que la mató a Gladys fue juzgado en 1981 y condenado “por imprudencia”. Sin embargo, la débil condena de año y medio, que ni siquiera exigió el cumplimiento efectivo, fue un motivo añadido para más movilizaciones. Para que nos hagamos una idea diré que la pena impuesta al guardia civil fue casi la misma que la impuesta a un ecologista mallorquino por colocar una pancarta de protesta contra el asesinato de la antimilitarista.

Desconozco en este instante, treinta años después, cual es la situación de la familia de Gladys y si prosperó o no su reclamación para que la muerte de Gladys fuese equiparada -a todos los efectos- con la de víctimas del terrorismo. A la madre se le entregó un acta de defunción certificando que su hija falleció por parada cardiorespiratoria. Pero hoy todo el mundo sabe ya que Gladys murió porque una bala le entró por la nuca y salió por su cara. Sin ánimos de venganza, pero sí con la exigencia de justicia, creo que deberíamos continuar trabajando para que se ofrezca  una reparación a su familia.

A la hora de redactar estas líneas ya se han filtrado a la prensa noticias interesadas que pronostican la continuidad de la central nuclear de Santa María de Garoña. Yo tan an sólo quiero recordar que gracias a sacrificios como el de Gladys fue posible paralizar los dos grupos nucleares de Lemóniz (Vizcaya). La de una triste historia que acabó trágicamente, y no sólo por la muerte de Gladys.

Hoy Gladys tiene dedicados a su memoria una pequeña calle que llevaa su nombre en Tudela, un monolito en un parque de San Sebastián, y una pasarela, también a su nombre, en la ciudad de Pamplona.

Un ecologista en El Bierzo.

Aralar recuerda la muerte de la ecologista Gladys del Estal. 03/06/09. Elpais.com.

La Guardia Civil retiró un monolito dedicado a Gladys del Estal. 03/06/80. Elpais.com.

Gladys Del Estal. Homenaje 30 años de su muerte. 06/06/09. Youtube.com. Mikel Fuentealba Iribarne. 

Lemóniz, victoria pírrica. 09/09/13. Hoysalgoenmoto.blogspot.com.es.