Archivo de la etiqueta: EIA

El Supremo confirma la prohibición de incinerar residuos industriales en la cementera de Venta de Baños (Palencia)

Vista aérea de Cementos Hontoria S. A. Venta de Baños, 2011. Fuente: Quetiempoes.

Vista aérea de Cementos Hontoria S. A. Venta de Baños, 2011. Fuente: Quetiempoes.

Ecologistas en Acción informa de de una nueva sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra la incineración de residuos en las cementeras de Castilla y León. La sentencia 964/2016 anula una autorización de 21 de septiembre de 2010 por la que se permitió a la cementera Portland Valderrivas, situada en Venta de Baños (Palencia), incinerar residuos industriales no peligrosos sin realizar la correspondiente Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), ya que –según denuncian los ecologistas- “se falseaban las cantidades que se establecían como capacidad de la instalación”.

En su comunicado el colectivo conservacionista destaca que, anteriormente, ya se habían producido otras sentencias dictadas por el TSJ en relación con la incineración de residuos en fábricas de cemento, tras la anulación de las autorizaciones ambientales de las cementeras de La Robla y de Toral de los Vados (León) y de Venta de Baños, en julio de 2013 y en enero y junio de 2014, respectivamente.

Cementos Cosmos S. A. Toral de los Vados (El Bierzo). Fuente: af2toral.wordpress.com.

Cementos Cosmos S. A. Toral de los Vados (El Bierzo). Af2toral.wordpress.com.

Por desgracia, laos ecologistas denuncian que las cementeras de Castilla y León continuarán quemando residuos de todo tipo debido a las autorizaciones posteriores de la Junta de Castilla y León, todas ellas recurridas ante la justicia por sus servicios jurídicos, y mientras no salgan nuevas sentencias contra esta práctica. Ecologistas en Acción acusa a la Junta de Castilla y León de haberse plegado al “lobby proincineración cementero”, de haber “pasado por alto el rigor con lo que tiene que examinarse la documentación” y de haber ”recurrido reiteradamente hasta el Tribunal Supremo sentencia en contra, demorando esta autorización fraudulenta.y perjudicando una vez más a los ciudadanos”. Consideran los ecologistas que la Junta “se pliega a los intereses de la incineración, justo cuando la Comisión y el Parlamento Europeo han propuesto eliminar en el año 2020 la incineración de los residuos que se pueden reciclar”.

Otro reproche que realizan Ecologistas en Acción a la Junta es que más del doble de algunas tipologías de los residuos que se queman, desde hace una década, en las cementeras castellano-leonesas, no proceden de la Comunidad. Además, califican de “nefastas” sus planificaciones de residuos  “que han sido tumbadas en los tribunales debido a que se pliegan a los intereses económicos y no a los contenidos normativos de medio ambiente y salud púbica”.

En este sentido destacan que el anterior Plan de Residuos Industriales terminó en 2010 con diversas sentencias contrarias para las instalaciones establecidas en Ampudia (Palencia), Carrión de los Condes (Palencia), Fresno de la Ribera (Zamora), Olvega (Soria), Venta de Baños (Palencia), Medina del Campo, Gomecello y Santovenia (Valladolid), y que el Plan de Integral de Residuos de 2014, por ellos recurrido y que en El Bierzo la Asociación Cultural Ecobierzo ha recurrido también, reitera los mismos defectos de los anteriores, “pero fomentando la incineración de residuos”.

Cartel. Implicaciones de la biomasa y otras formas de bionergía. Valladolid, 7 mayo 2016. Ecologistasenaccion.org.

Cartel. ‘Implicaciones de la biomasa y otras formas de bionergía’. Valladolid, 7 mayo 2016. Ecologistasenaccion.org.

Aseguran los ecologistas que, ante la caída en picado de los pedidos de cemento, la intención de las cementeras de Castilla y León es reconvertir su actividad hacia la importación e incineración de la mayor cantidad posible de residuos. Lo que, a su criterio, “consolidará a Castilla y León como sumidero de residuos de España”. Ecologistas en Acción considera inadmisible que el Gobierno autonómico anteponga el interés económico de un sector industrial concreto como el cementero a la protección de la salud y el medio ambiente del conjunto de la Comunidad. Por ello, pide al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones y Fernández, un cambio radical en la política de residuos de su Consejería.

Terminan su mensaje los ecologistas recordando que mañana sábado 7 de mayo, en Valladolid (en la Casa Revilla), se celebrará una Jornada sobre distintos usos de la biomasa y otras formas de bioenergía que organizan en colaboración con la Plataforma Rural y la concejalía de Medio Ambiente del ayuntamiento vallisoletano. En el encuentro se abordará, entre otros temas, de la incineración de biorresiduos bajo la falsa apariencia de una energía renovable, una práctica que los ecologistas rechazan y a la que plantean alternativas más saludables de gestión.

Un ecologista en El Bierzo.

La mortalidad por cáncer en ciudades situadas en las proximidades de incineradoras y de instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos. 2013. García-Pérez y otros. Environment International 51. (En inglés).

Supremo anula la autorización para quemar residuos en Venta Baños (Palencia). 06/05/16. Lavanguardia.com.

Declarada ilegal la incineración de residuos en las tres cementeras de Castilla y León. Jun. 2014. Ecologistasenaccion.org. 

Anuncios

El Tribunal de la Haya prohíbe a Japón cazar ballenas en la Antártida ‘con fines científicos’

Captura de una ballena por un ballenero nipón. 2010. Fuente: avaaz.org.

Captura de una ballena por un ballenero nipón. 2010. Fuente: avaaz.org.

El pasado 31 de marzo la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) ha prohibido la cruenta caza de ballenas practicada por Japón en la Antártida, con supuestos “fines científicos”.

No obstante, el fallo no afecta al programa nipón de caza de ballenas -con los mismos supuestos fines- en el Pacífico Norte, ni tampoco a la pesca de delfines y otras especies.

La decisión de la corte del tribunal de la Organización de las Naciones Unidas ha decepcionado a Tokio, pero ha satisfecho a los amantes del mundo marino en general. Desde 1987, el pequeño país asiático es responsable de la muerte de más de cien mil ballenas, según la Agencia nipona de pesca. Hace ahora medio siglo la ballena estuvo a punto de extinguirse como consecuencia de su pesca incontrolada.

Japón ha convertido su flota pesquera especializada en la caza de ballenas en la más grande del mundo. El país asiático utiliza ampliamente la carne de estos cetáceos en su industria alimentaria. Sin embargo, el fallo del CIJ ha determinado que su programa en la Antártida carece de propósito científico. Ya antes de la sentencia, Japón dijo, a través de su ministro de Exteriores, que respetaría el fallo.

Paul Watson, capitán del Sea Shepherd. 17 enero 2009. Wikipedia. Foto: Witty lama.

Paul Watson, capitán del Sea Shepherd. 17 enero 2009. Wikipedia. Foto: Witty lama.

En el 2005, el país del sol naciente, estableció un objetivo anual de captura de 935 piezas. Sin embargo, el Gobierno nipón considera que sus capturas anuales han mermado debido a las actividades contrarias de los grupos ecologistas. Entre estos últimos cabe destacar el Sea Sheperd, del que he hablado en otras ocasiones, presidido por Paul Watson.

La CIJ, además de determinar que la caza de ballenas japonesa no tenía fines científicos, ha acusado a Japón de violar la Convención Internacional para la Reglamentación de la Caza de Ballena (ICRW, por sus siglas en inglés), del año 1946, que promueve la conservación de estos mamíferos y desarrolla una industria ballenera sostenible.

Ahora Rakuten, el mayor mercado online de venta de carne de ballena y delfín (y de productos de marfil), disminuirá sus ventas. Solo en junio de 2013, el portal tenía 1.200 anuncios vendiendo carne de ballena, según un informe de la organización ecologista Agencia de Investigación Ambiental, Environmental Investigation Agency (EIA, por sus siglas en inglés). Tras la decisión tomada por el tribunal de la ONU el portal ha sido blanco de campañas ciudadanas de condena en Twitter y Facebook.

Tokio siempre ha mantenido que su programa perseguía, entre otros fines, un control permanente del ecosistema y de la población de las ballenas, lo que le permitió llevar a cabo esta práctica (acogiéndose a su artículo VIII) con el permiso de la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

Los argumentos nipones siempre han provocado el escepticismo de muchas asociaciones y países, que como es el caso de Australia demandó al país nipón ante la CIJ en mayo de 2010, argumentando que sus capturas perseguían fines meramente comerciales.

Encuentro de la CBI en Marruecos, hace dos años.

El Ady Gil, el más veloz navío de Sea Shepherd, se hundió en el Océano Austral partido en dos por un violento ataque de cazadores de ballenas japoneses.  Seashepherd.org.

El Ady Gil, el más veloz navío de Sea Shepherd, se hundió en el Océano Austral partido en dos por un violento ataque de cazadores de ballenas japoneses. Seashepherd.org.

Hace dos años, en Agadir (Marruecos), la CBI (International Whaling Commission, en inglés) aprobó mantener vigente la moratoria que prohíbe la caza comercial de las ballenas desde 1986. En aquella reunión, celebrada tras la consecución por Avaaz.org de un millón doscientas mil firmas en contra, se consiguió que los intereses comerciales de Islandia, Noruega o Japón se vieran rechazados (esa ciberacción continúa abierta, y ya lleva un millón trescientas veinte mil firmas recogidas). Aunque no del todo, puesto que Japón continuó imponiendo su supuesta pesca ‘científica’. Otro aspecto negativo en la citada reunión fue la aprobación, por primera vez, de una propuesta danesa que permite cazar ballenas jorobadas a Groenlandia, aunque con cuotas limitadas.

Los balénidos.

Una ballena jorobada.

Una ballena jorobada.

Los balénidos (Balaenidae) son una familia de cetáceos misticetos que incluye solo cuatro especies en dos géneros, Balaena y Eubalaena. Sin embargo el término ballena es usado en sentido amplio para referirse a todos los grandes cetáceos incluidos en el suborden Mysticeti (cetáceos con barbas) como el rorcual azul (Balaenoptera musculus) y a varias especies del suborden Odontoceti (cetáceos dentados), por ejemplo el cachalote (Physeter macrocephalus).

Un ecologista en El Bierzo.

Japón suspende su programa de investigación sobre ballenas en el océano Antártico tras la sentencia de la CIJ. 01/04/14. Lavanguardia.com.

Mayor portal de Japón dejará de vender carne de ballena. 04/04/14. Elcomercio.pe.

Japón responsable de la muerte de más de 100 mil ballenas. 31/01/14. Elcomercio.pe.

El representante de la delegación australiana, Bill Campbell, estrecha la mano de su homólogo japonés, Alan Boyle, antes de la sentencia sobre el contencioso iniciado por Australia sobre la caza japonesa de ballenas en la Antártica. Tercerainformacion.com.

El representante de la delegación australiana, Bill Campbell, estrecha la mano de su homólogo japonés, Alan Boyle, antes de la sentencia sobre el contencioso iniciado por Australia sobre la caza japonesa de ballenas en la Antártica. Tercerainformacion.com.

La Comisión Ballenera Internacional prolonga la moratoria que prohíbe la caza de ballenas. 27/06/10. Ecobierzo.org.

Balleneros japoneses atacan barcos de Sea Shepherd. 2010. Youtube.com. RT en español.

La Comisión Ballenera Internacional prolonga la moratoria que prohíbe la caza de ballenas.
27/06/10. Ecobierzo.org.

Un millón de firmas respaldan la prohibición de la caza de ballenas. 21/06/10. Ecobierzo.org. 

En el Año Internacional de la Biodiversidad quieren levantar la veda ballenera. 30/04/10. Ecobierzo.org. 

 

Una segunda sentencia del TSJCyL rechaza que Cementos Cosmos pueda incinerar residuos en su planta de Toral de los Vados

El periodista Luis del Olmo interviene en la manifestación contra la incineración de residuos en Cementos Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Foto: Enrique López Manzano.

El periodista Luis del Olmo interviene en la manifestación contra la incineración de residuos en Cosmos. Ponferrada, 14 mayo 2011. Foto: Enrique López Manzano.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha dictado una nueva sentencia -la nº 40 de 10 de enero de 2014-, que anula la autorización ambiental otorgada hace cinco años por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta a Cementos Cosmos S. A. y en la que le autorizaba a quemar residuos como combustible complementario al gasóleo que utiliza habitualmente. Es la segunda sentencia contraria a los intereses de la cementera que emite este año el tribunal autonómico, con pocos días de separación, al considerar que “la instalación debió someterse a evaluación de impacto ambiental”.

El nuevo fallo refuerza las críticas emitidas contra el Gobierno autónomico por algunos grupos ecologistas, entre ellos la Asociación Cultural Ecobierzo y Bierzo Aire Limpio, que lo han acusado de “connivencia” con los intereses de la empresa brasileña.

La sentencia deja sin cobertura legal a la cementera para incinerar biomasa en sus instalaciones, otorgada en unas circunstancias que motivaron la queja de los grupos ecologistas, puesto que el segundo de ellos recibió en su día un escrito firmado por un funcionario de la Junta en el que le señalaba que Cosmos no había solicitado la mencionada autorización. Este engaño creó indefensión y fue motivo para que no se presentasen alegaciones a la petición, que fue finalmente aprobada y publicada en el BOCyL al poco tiempo.

La nueva sentencia contraria a los intereses del grupo brasileño responde a la denuncia presentada por Ecologistas en Acción, algunos grupos ecologistas del Bierzo y diversas personas a título individual, y que ha sido estimada por el TSJ, al igual que lo hiciera el pasado 30 de diciembre con el recurso contencioso interpuesto por tres Consejos Reguladores de los productos de calidad de la comarca berciana.

La resolución judicial se produce “por los principios de seguridad jurídica y unidad de doctrina”, al haber dictado la misma Sala, – como informé hace pocos días – una sentencia similar que anulaba la misma orden autonómica.

En esa sentencia, la número 2172 de 30 de diciembre de 2013, que atiende a la denuncia presentada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, la Asociación Berciana de Agricultores (ABA), y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Manzana Reineta, el tribunal consideró que los recurrentes habían puesto de relieve, con los informes periciales, “la relación entre las emisiones gaseosas y residuos sólidos de las plantas de incineración y sus efectos perjudiciales para la salud humana y su efecto negativo en general para todas las producciones agrícolas y ganaderas de la comarca”.

Así pues, con ésta última sentencia son ya tres los fallos emitidos por el TSJCyL, en pocos meses, contrarios a la incineración de residuos en las cementeras. Las dos últimas referidas a Cosmos, en Toral de los Vados (El Bierzo) y la primera de ellas, relativa a la sentencia nº 1410 de 26 de julio de 2013, dedicada a Cementos Veguín S. A. en la población de La Robla. En esta  cementera, más inmediata a la capital leonesa, hasta ahora se han venido quemando miles de toneladas de neumáticos, entre otros residuos varios, emitiendo el TSJCyL una sentencia contraria por incumplimiento del límite legal de emisión de dióxido de azufre.

Cadena humana contra la incineración. Ponferrada, 9 nov. 2013. Fuente: ecobierzo.org. Foto: Manolo.

Cadena humana contra la incineración. Ponferrada, 9 nov. 2013. Ecobierzo.org. Foto: Manolo.

La ciudadanía de La Robla lleva un lustro enfrentada a la cementera local, aunque donde ésta se ha manifestado de manera más contundente ha sido, sin duda, en El Bierzo. En esta comarca leonesa se recogieron en su día más de diez mil firmas en contra y miles de manifestantes han protagonizado desde entonces varias protestas masivas. Hace dos años y medio lo hicieron unos ocho mil en Ponferrada, interviniendo en aquella ocasión públicamente algunos periodistas y empresarios relevantes. Más recientemente, el día 9 de noviembre de 2013, una cadena humana integrada por más de medio millar de participantes rodeó las oficinas del organismo autonómico en la capital berciana.

La Junta señaló en su momento de que Cosmos no cumplía con los requisitos para la valorización energética de residuos peligrosos e informó negativamente al respecto. La negativa emanaba de varios incumplimientos por parte de la empresa, entre ellos, la falta de algunos informes, además de la renuncia expresa de la cementera a valorizar harinas, grasas y lodos procedentes del tratamiento de aguas residuales.

A raíz de la manifestación celebrada el 14 de mayo de 2011, y ante un posicionamiento tan firme de la sociedad berciana y de algunos de sus representantes más conspicuos, pareció temblarle el pulso a la Junta. Así, dos meses después, la Orden del 5 de julio de 2011, firmada por el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, denegó a Cosmos los permisos para incinerar residuos. La decisión, al no haber sido recurrida, era firme. O al menos en teoría.

Sin embargo, transcurrido un tiempo, ante cierto retraimiento público de algunos de los protagonistas de la gran protesta, la cementera retornó a sus pretensiones iniciales, las cuales fueron finalmente aceptadas por la Junta en las condiciones anteriormente explicadas. De este modo, ni siguiera las relevantes intervenciones en la manifestación sirvieron de contrapeso suficiente para frenar los planes del consejero autonómico, claramente favorable a la incineración de residuos en las cementeras. Una incineración que asegura pingües beneficios a estas últimas. De hecho, como medida de presión, Cementos Cosmos ha  venido amenazando, cada poco tiempo, con cerrar la planta si no se accede a sus pretensiones. Y lo hace en una comarca azotada por el espectro del paro.

El presidente de Cosmos, Luis Arroyo, ha argumentado que con la única producción de cemento y clínker no se puede asegurar el empleo en la planta. La cual por otra parte ha sido denunciada en varias ocasiones por contaminar el entorno con sus emisiones. No obstante, la afirmación empresarial presenta debilidades,  ya que Cosmos ha anunciado recientemente el envío de grandes cantidades de cemento a Brasil, país que se encuentra en plena efervescencia constructora ante la cercana celebración del Mundial de fútbol, que implica la construcción de numerosos estadios. De hecho, las últimas noticias señalan que la cementera ha solicitado permisos para ampliar la cantera de caliza que explota en el municipio berciano de Corullón.

El consejero Antonio Silván (izquierda) con Manuel Núñez Pérez (presidente del Tribunal de Cuentas) y el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco. Madrid, 20 febr. 2010. Fuente: D-B News.

El consejero Antonio Silván (izquierda) con Manuel Núñez Pérez (presidente del Tribunal de Cuentas) y el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco. Madrid, 20 febr. 2010. Fuente: D-B News.

Las nuevas sentencias ponen en un brete al Plan Integral de Residuos de Castilla y León del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, a quien se relaciona con los intereses del empresario minero Victorino Alonso. A éste último los ecologistas lo han apodado ‘Don Vito’, y el consejero figura entre los invitados al homenaje que ofreció al empresario minero en la Casa de León en Madrid. En cuanto al plan de marras, que abre la puerta a la incineración de residuos en las cementeras, es notable que en pocos días recogió casi dos mil alegaciones en contra, una parte de ellas provenientes de Ecobierzo. Lo que no impidió que al poco, el consejero volviese a insistir en que lo llevará a cabo.

La Asociación Cultural Ecobierzo ha señalado a través de su blog que exigirá la dimisión del consejero si éste persiste en su empeño, y ha anunciado que si esto llegara a producirse endurecerá su “discurso y acciones”. Ecobierzo critica el elevado coste ambiental, sanitario y económico del plan propuesto y lleva años ofreciendo alternativas al actual sistema autonómico de recogida de basuras, entre las que destaca que la materia orgánica se recoja en un contenedor sin mezclas y que se reciclen en el ámbito rural los residuos que se produzcan en él.

Por su parte, el grupo ‘Salvemos el Bierzo’, integrado mayormente por empresario vinculados a la agricultura y ganadería locales y con un gran protagonismo en el pasado contra la incineración de residuos en la cementera, se ha manifestado recientemente dispuesto a pactar con la Junta si ésta limita su actividad comarcal a la extracción de áridos y fabricación de clínker y cemento. El asunto es que, atendiendo a las nuevas sentencias, la empresa sólo dispone de permisos para la fabricación del primero.

Cosmos ya ha presentado un recurso ante el Supremo al entender que la empresa no está sometida a la exigencia de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) porque sus instalaciones se implantaron en la comarca del Bierzo cuando entró en vigor la Ley 16/2002 de  Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC). Mientras tanto, Ecologistas en Acción ha anunciado que estudia pedir la ejecución provisional de las tres resoluciones dictadas por el TSJCyL.

A las sentencias leonesas se suman la emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña negando a la cementera Lafarge, en Montcada y Reixach, la posibilidad de incinerar basuras. Una práctica que motivó la aparición en la población catalana de un amplio movimiento ciudadano contrario, y posteriormente la creación a nivel estatal, de una Plataforma en contra de la incineración en cementeras –nacida en Ponferrada y con la que participé– y que agrupa actualmente a numerosos grupos opuestos a una práctica considerada como peligrosa para la salud pública.

Un ecologista en El Bierzo.

La ex consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz Ruiz, en su etapa al frente de la Consejería.

La ex consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz Ruiz, en su etapa al frente de la Consejería.2009. Elmundo.net.

El TSJ anula la autorización ambiental concedida por la Junta a Cementos Cosmos. 04/01/14. Ecobierzo.wordpress.com.

Una segunda sentencia del TSJCyL anula la autorización ambiental a la cementera Cosmos. 21/01/14. Diariodeleon.es.

Cosmos alega que ya estaba implantada cuando se aprobó la ley de contaminación. 17/01/14. Diariodeleon.es.

Cosmos recibe la autorización para ampliar su cantera en 40 hectáreas. 29/10/13. Diariodeleon.es.

Votorantim amenaza con cierres y deslocalizaciones si no se le permite coincinerar residuos en Cosmos. 18/09/13. Ecobierzo.wordpress.com.

El TSJ anula la autorización de la cementera de La Robla (León) para incinerar residuos. 19/09/13. Ecobierzo.wordpress.com.

Ecobierzo presenta alegaciones al Plan Integral de Residuos de Castilla y León. 26/08/26. Ecobierzo.wordpress.com.

Ecobierzo recuerda a Cementos Cosmos que la Junta le prohibió quemar residuos. 18/12/11. Unecologistaenelbierzo.com.

35 alegaciones, 1.194 firmas en papel y más de 3.000 electrónicas se oponen a la construcción de una minicentral eléctrica en el río Ancares

Portada de la página de 'Salvemos el río Ancares' en Facebook. 13 enero 13. Facebook.com.

Portada de la página de ‘Salvemos el río Ancares’ en Facebook. 13 enero 2013. Facebook.com.

‘Salvemos el río Ancares’ presentó ayer alegaciones contra el ‘Salto de Ocedo’, en la cuenca del río Ancares, junto con 1.194 signaturas que las respaldan. Por otra parte, en la página de recogida de firmas que ha abierto en ‘Change.org’, creada a mediados del mes de enero, ya lleva recogidas más de tres mil firmas.

El lunes 21, el colectivo  responsable de la recogida de las firmas, -sobre todo en la zona más inmediata al proyecto (San Pedro de Olleros, Vega de Espinareda, Quilós, Villabuena y Cacabelos)-, anunció en su página en Facebook que el Consorcio de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses también estaba dispuesto a presentar alegaciones contra la presa. Una información que la Asociación Cultural Ecobierzo, también personada en la oposición, saludó felicitando al Comité Científico del Consorcio a través de las redes sociales. Éste respondió con palabras de agradecimiento.

Miembros de 'Salvemos el Río Ancares' y del Comité de Defensa Civil inspeccionan la zona donde se situaría el Salto de Ocedo. 12 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Miembros de ‘Salvemos el Río Ancares’ y del Comité de Defensa Civil inspeccionan la zona donde se situaría el ‘Salto de Ocedo’. 12 nov. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Como quiera que ya hace más de una semana que la plataforma  ‘Salvemos el río Ancares’ me comentó -a través de sus miembros Alfredo García Y Gumersindo Vega- que se habían reunido con el alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodríguez (PSOE), y que éste les había denegado su apoyo argumentando que la presa creaba puestos de trabajo, me veo obligado a hacer algunas reflexiones. Si cabe más necesarias aún si consideramos que este señor es el presidente del Consorcio de la Reserva de los Ancares Leoneses.

Iré al grano. Para mí la postura del también alcalde socialista de Vega de Espinareda no admite justificación alguna. Y no merece tampoco mayor credibilidad que sus supuestas  esperanzas de creación de empleo en la zona, como luego explicaré. Porque no se puede comprender que defienda una postura contraria a los objetivos proclamados por el organismo que preside. En ese sentido, creo que haría bien de dimitir, dejando su cargo en otras manos, éstas últimas realmente comprometidas con la protección de la Reserva.

El domingo pasado (día 20 de enero) el edil -a todas luces forzado por la gran preocupación e inquietud que ha despertadado este asunto- convocó una reunión en San Pedro de Olleros, y allí –según la versión aportada por uno de los miembros de ‘Salvemos el río Ancares’ que estaba presente en la sala- dijo que no estaba “ni a favor ni en contra” del proyecto. Sin embargo, no dudó en alabar los supuestos aspectos positivos para el municipio del proyecto en curso, omitiendo cualquier información sobre sus graves y negativos impactos.

No se crean puestos de trabajo.

El alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodriguez (PSOE). 2013.

El alcalde de Vega de Espinareda, Santiago Rodriguez (PSOE). 2013.

Trasladar el debate a si se crean puestos de trabajo o no, es ya, de por sí, un craso error de bulto. Porque la obra afecta a una Reserva de la Biosfera y los ordenamientos y leyes están hechas para respetarse. Desde luego no son un papel de usar y tirar cuando nos conviene. Es más, es sobre este respeto a la legalidad que reposa el correcto funcionamiento de la sociedad, y hacer lo contrario es lo que propicia automáticamente la aparición de corruptelas. Por no llamarlas “putrefacciones”, que son las que estamos padeciendo hoy en casi todos los ámbitos de la política.

Antes que nada, destacaré que las alegaciones presentadas por diferentes grupos coinciden en señalar que este tipo de ‘minicentrales’ eléctricas funcionan a distancia, es decir, telecomandadas. Por lo que resulta bastante improbable que éstas puedan generar más allá de uno o dos puestos de trabajo fijos. Y esto, cuando lo hacen. En este aspecto, coinciden la mayoría de las opiniones que he escuchado de personas acreditadas. Más creíbles, desde luego, que algunas de las informaciones interesadas y fantasiosas que contiene el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por  los promotores de la central eléctrica.

También, he de decir que en la mayoría de las  alegaciones presentadas contra el proyecto se señala que la posible creación de algún puesto laboral no compensa el probable perjuicio económico que la central produciría en la zona. De hecho, existe una coincidencia extendida en apreciar que restaría visitantes a la zona. Una apreciación que viene avalada por las alegaciones presentadas por colectivos como ‘Pescaleón’, una asociación que  cuenta con un centenar de asociados, o por la Real Federación Española de Piragüismo.

Por otra parte, subrayo que al situarse el proyecto en la zona limítrofe de la Reserva, -pero aún dentro de ella-, hay responsabilidades de protección que incumben al Consorcio de la Reserva. Y que le corresponde a su presidente, el socialista Santiafo Rodríguez,  defenderlas.

Conservación y protección de la biodiversidad.

El valle de Ancares, en la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses, visto desde San Pedro de Olleros. 12 sept. 2012. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

El valle de Ancares, en la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses. 12 sept. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

El 23 de febrero de 2012, cuatro de las ocho Reservas de la Biosfera de Castilla y León suscribieron el acta de constitución de la Red de Reservas de la Biosfera de Castilla y León. La de los Ancares Leoneses es la que ostenta hoy la Secretaría de esa red. Esta última reserva, -declarada como tal por la Unesco el 25 de octubre de 2006-, define así sus objetivos generales: “La función principal de estos espacios es obviamente la conservación y protección de la biodiversidad”.

Desde luego puedo asegurar que no es levantando barreras en las cuencas de los ríos la mejor forma de proteger la biodiversidad. Algo que reconoce incluso la administración del Estado, que ha empezado a dedicar importantes presupuestos a desmontar presas obsoletas situadas en las cuencas fluviales. La razón es que impiden la conectividad longitudinal en los cauces.

En esta línea discursiva invito al señor Rodríguez a que lea en ‘La Crónica de León’ una noticia publicada el mismo día en que se cerraba el plazo de presentación de las alegaciones contra este proyecto injustificable que afecta al río Ancares, aunque referido en este caso a la demolición de la presa de Varela. Unos trabajos que, por cierto, está sufragando la Confederación Hidrográfica del Duero. El derrumbamiento de esta presa obsoleta forma parte del proyecto de restauración de ríos que la Confederación desarrolla para la recuperación de los cauces originales.

Así pues, un proyecto como el presentado por Suma de Energías S. L. carece de sentido y se enfrenta a las orientaciones actuales. Más aún si se considera que nuestra comarca es ampliamente excedentaria en producción eléctrica.

Zona donde se situaría el paso aéreo de la tubería sobre el cauce del río Ancares. 12 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

Zona donde supuestamente se situaría el paso aéreo de la tubería proyectada sobre el cauce del río Ancares. 12 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

Y por si estos argumentos no fuesen suficientes, recordaré aquí otras de las funciones atribuidas a las Reservas de la Biosfera. Ésta por ejemplo: “Función de Conservación de los paisajes, conservación de las especies y conservación de la variación genética”. Unas premisas que no sólo incumplen este tipo de construcciones, sino que además consiguen el efecto opuesto, pues éstas últimasd ni fomentan la conservación, ni protegen el paisaje, ni tampoco la variación genética. Además, suponen el riesgo añadido para que  la Unesco deniegue la calificación de reserva de la biosfera a esa zona, lo que supondría  la retirada de los fondos europeos destinados a tal fin. Subvenciones que, hoy por hoy, están sirviendo para encauzar una gran cantidad de proyectos sostenibles, como se puede comprobar mirando la página web de la Reserva.

Precisamente, son los valores naturalistas los que constituyen el mayor potencial de desarrollo de esta zona, la cual crece en número de negocios de hostelería y alojamientos de turismo rural, elaboración de productos artesanales, desarrollo de la pesca fluvial o de actividades relacionadas con el senderismo y el turismo de naturaleza, aunque -es cierto- lo haga de forma muy pausada. Son factores que actúan como estimuladores de la depauperada economía de la zona. Es más, el posible efecto negativo de la presa proyectada sobre el turismo en la zona aparece claramente observado en el documento presentado por ‘Agazos Medio Ambiente’, la empresa dependiente del Grupo Viloria responsable del estudio: “Otro de los impactos significativos es la alteración y consiguiente pérdida de naturalidad de la zona, que poseen globalmente ciertos valores paisajísticos y naturales. Todo ello podría provocar además un efecto indirecto sobre el turismo, parcialmente explotado mediante algunas rutas de senderismo que discurren por las inmediaciones de la zona de proyecto”.

La zona inundable donde se situaría el azud ahogaría los pastos ahora existentes. 12 enero 2013. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

La zona inundable donde se pretende situar el azud ahogaría los pastos ahora existentes. 12 enero 2013. Foto: Enrique L. Manzano.

No entraré en más detalles sobre las especies que precisan protección en la zona. Son éstas muchas y alargarían este artículo en exceso. Sólo recordaré que, situada a menos de tres kilómetros del salto proyectado, se encuentra la Zona de Especial Protección de las Aves ES4130010. Y que entre las decenas de alegaciones presentadas contra el proyecto hay varias que denuncian un efecto perjudicial sobre la naturalidad del río Ancares.

Me referiré también el escrito de ‘Pescaleón’, que plantea el peligro que para la fauna piscícola supondrían los caudales mínimos planteados por los promotores del proyecto, o el negativo fraccionamiento del ecosistema fluvial, así como a la presencia de una escala de peces “infranqueable” (según la asociación), a parte de la desprotección que aportarían estos cambios a especies protegidas como, por ejemplo, el desmán ibérico o almizclera (Galemys pyrenaicus).

La población local se opone al proyecto.

Sobre la aceptación local del proyecto hay una cita curiosa en la página 168 del EIA que dice textualmente: “Haciendo una valoración inicial de manera general se puede decir que la aceptación del proyecto se considera buena, tanto por las autoridades locales como por los habitantes de los núcleos de población afectados que ven con buenos ojos cualquier proyecto que pueda generar empleo y redunde en beneficio de la zona”.

La entrada a San Pedro de Olleros viniendo de Vega de Espinareda. 10 sept. 2012. Fuente: unecologistaenelbierzo.wordpress.com. Foto: Enrique L. Manzano.

La entrada a San Pedro de Olleros viniendo de Vega de Espinareda. 10 sept. 2012. Foto: Enrique L. Manzano.

Comentario que se me antoja muy poco exacto, pues a parte del alcalde de Vega de Espinareda no parece que demasiados vecinos estuvieran al tanto de la presentación de un proyecto que ya fecha del año 2008. Se advierte, pues, poca seriedad en el estudio presentado, que recurre en numerosos lugares al consabido ‘corta y pega’ y aporta numerosos datos inexactos, mientras obvia otros  indispensables.

Desde luego, más de mil firmas en papel y de tres mil por correo electrónico, en una zona casi despoblada, no parecen indicar una gran comunión vecinal con lo proyectado.

Un ecologista en El Bierzo.

Más de mil firmas contra un salto hidroeléctrico en el río Ancares. 23/01/13. Diariodeleon.es.

Quejas por el desinterés del alcalde sobre el impacto. 23/01/13. Diariodeleon.es.

El proyexto de minicentral eléctrica en el río Ancares. La línea roja es la tubería que habría que construir.

El proyecto de minicentral eléctrica en el río Ancares. La línea roja representa la tubería que se habría de construir.

La Reserva de la Biosfera de Ancares Leoneses se suma a la constitución de la Red de Reservas de la Biosfera de Castilla y León. 24/02/12. Ancaresleoneses.es.

La CHD derriba el azud de Varela para mantener el cauce natural del río Cea. 22/01/13. Lacronicadeleon.es.

Ecobierzo presenta alegaciones en defensa de los ríos Barjas y Ancares. 22/01/13. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com.

Pescaleon presenta alegaciones al proyecto de minicentral del río Ancares. 18/01/13. Pescaleon.com.

Los ecologistas leoneses denuncian graves irregularidades en la concesión de licencias a los parques eólicos

Las ayudas gubernamentales a las eólicas han despertado una gran fiebre empresarial entre los que han visto en este nuevo sector un negocio redondo. Y León no ha escapado a este contagio, siendo uno de los lugares más afectados por la nueva situación. La provincia, que cuenta con un elevado excedente en producción eléctrica, ha visto como cientos de palas eólicas han ocupado sus cumbres tal un ejército de gigantes. Además, nuevos proyectos insisten en convertirla en la de mayor densidad en palas eólicas.

Para hacerse una idea de lo que está sucediendo citaré un dato. Durante el último año (2008), Castilla y León fue la comunidad autónoma española que ha registrado el mayor incremento de energía eólica, hasta alcanzar una producción de 3.365 MW. En total son 149 parques, causantes del 20 % de los 16.740 MW eólicos que se producen en todo el país.

Este desmesurado crecimiento regional ha generado algunas disfuncionalidades, ya que los parques eólicos han aparecido como setas por todos los rincones, sin respetar a los espacios protegidos. O peor aún, acudiendo a argucias como la fragmentación de los grandes proyectos eólicos para así obtener más fácilmente las autorizaciones medioambientales. Una situación que ha generado conflictos en algunas poblaciones y también con algunas asociaciones ecologistas.

Las directrices europeas relacionadas con la protección de especies en vías de extinción han llevado al Gobierno, a la Junta de Castilla y León, y también a los jueces, a ser más pulcros a la hora de conceder licencias o juzgar los casos litigiosos. Hasta el punto de que la poderosa Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl), integrada por empresarios eólicos, alcaldes y otras entidades participantes en la construcción de parques eólicos en la zona del Bierzo, la Cepeda y el sur de Omaña, han denunciado, recientemente, la – según ellos – ”injustificada presión” a la que el gobierno socialista les está sometiendo.

El doble filo de la energía eólica.

Las energías renovables nacieron como alternativa a las fósiles, aquellas que tienen una fecha de caducidad porque sus emisiones de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera las hacen incompatibles con la necesidad actual de revertir el cambio climático. La filosofía que preside su aparición se basa en que éstas presentan la ventajas de su bajo coste de producción, no suponen un daño al medio ambiente, y son teóricamente inagotables.

Este último argumento es tan atractivo que nadie ha puesto en cuestión que mejorarán mucho nuestra calidad de vida futura, y también la de los que vengan después. De hecho, la acogida que han tenido en Europa, y en el mundo entero, ha sido unánimemente positiva.

Sin embargo, el tiempo ha terminado por desvirtuar la idílica imagen inicial, y hoy algunos países vecinos, adelantados en sensibilidad ambiental, hace algún tiempo que han empezado a señalar que el desarrollo de las energías llamadas verdes – como la eólica – podrían estar enfocándose inadecuadamente (para más información: http://www.epaw.org). Entre los factores negativos destacan que produce mortandad entre la avifauna, genera molestias de ruido y estropea el paisaje, haciendo bajar notablemente los precios del inmobiliario allí donde se sitúan.

La energía eólica: un negocio redondo para empresarios avispados.

La causa principal del enturbamiento de esta imagen de la energía eólica hay que buscarla en el empresariado, para el que este tipo de aprovechamiento energético no es más que un negocio. Es decir, que buscando su beneficio no ha tenido en cuenta las consideraciones sociales. Es más, para conseguirlo no ha dudado en utilizar sus influencias, no siempre lícitas, e intentado secuestrar el beneplácito de la sociedad a través de una información sesgada.

Políticos y empresarios saben que “ser verde” está hoy de moda. Y por esto algunos grupos empresariales, dedicados anteriormente a negocios ecológicamente insostenibles, han empezado a reorientarlos hacia las energías renovables. Y lo hacen con un doble interés u oportunidad. Por un lado, se benefician de las interesantes subvenciones gubernamentales y por el otro lavan su imagen pública.

Francia, Inglaterra o Alemania, conocen estos intereses. Y por esto sus cautelas ante la instalación de nuevos proyectos eólicos suelen ir bastante más allá de su mera valoración productiva. Es estos países se consideran también factores como los daños al paisaje natural y humano (pueblos con arquitectura valiosa), la destrucción y fragmentación de hábitats, o la afección a las aves, etc. Además, los hay que han empezando a cuestionar la eficacia energética de las palas eólicas y a priorizar la producción de energía fotovoltaica y geotérmica.

Excesiva proliferación de parques eólicos en la provincia leonesa.

Es conocido que León cuenta con uno de los mayores potenciales ecológicos nacionales, lo cual es consecuencia de la existencia de una extensísima y compleja superficie natural situada a caballo entre el dominio climático y biogeográfico atlántico y mediterráneo. Además, es una provincia que presenta una baja densidad de población.

Estos dos factores favorecen  la procreación de especies en peligro de extinción, que necesitan extensos y tranquilos  dominios donde poder desarrollar su ciclo vital. Tal es el caso del oso pardo “Ursus arctos” y del urogallo cantábrico “Tetrao urogallus cantabricus”.  Ambos animales están catalogados como “Especies en Peligro de Extinción” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Una situación que les confiere el máximo nivel de protección y que obliga a las administraciones a aplicar todas las medidas posibles para frenar su extinción y recuperar sus poblaciones.

La provincia de León, por otra parte, es exportadora de energía. Sin embargo, una parte de este potencial se pierde en su traslado hacia otras comunidades deficitarias (Cantabria, País Vasco, Valencia, Madrid y Cataluña), lugares en los que cabría situar la producción de estas energías llamadas verdes, por resultar allí más eficiente y sostenible.

Actualmente hay 17 proyectos eólicos, en diferente estado de tramitación o construcción que afectan la estribación sur de la cordillera Cantábrica en León, en las comarcas de Omaña, Cepeda y Bierzo Alto.

Y da la casualidad de que, en estas cumbres y cordales, es donde habita el núcleo de urogallos más sureño del mundo. Son diferentes de sus hermanos más septentrionales porque viven en bosques mediterráneos, mientras que los otros lo hacen en bosques eurosiberianos. Su manera de vivir es tan diferente que muestran rasgos genéticos distintivos.

Además, estos urogallos cantábricos son su marchamo de biodiversidad en los bosques. De tal modo que manteniendo su presencia se preservan todas las especies que comparten hogar con ellos. Son lo que los científicos denominan una “especie paraguas”, porque protegiéndola se asegura la conservación de un amplio elenco de otras especies con requerimientos ecológicos menores.

Fraudes e incumplimientos de la legalidad por parte de la Junta.

La totalidad de los proyectos eólicos en León incumple, de un modo u otro, la legalidad. Bien sea porque carecen de alguna licencia, bien sea porque omiten en sus  (EIA) la presencia de especies protegidas.

Pero si grave es ocultar en la redacción de estos estudios preceptivos esta presencia, más grave resulta aún que el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León (el órgano competente en este caso) emita declaraciones de impacto ambiental favorables cuando sabe de la presencia de estas especies en peligro de extinción.

En poco tiempo se ha erigido un complicado entramado energético-económico-administrativo que está  desdibujando los límites entre las grandes empresas eólicas y la Junta. Una complicidad espuria que , en algunos casos, ha quedado vergonzosamente patente. Tal ha sido el proceso penal abierto a un alto responsable del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León por falsificar las alegaciones ecologistas contrarias a un proyecto eólico. El funcionario suprimió todo un párrafo que mencionaba la presencia del urogallo.

Los publicistas nos están mostrando la cara más amable de este sector energético e intentan convencernos de lo bueno que es comprar energía verde. Gobierno y empresarios eólicos andan detrás de estas campañas. Pero no mencionan ninguna de las cuestiones que denuncio aquí. Y los ciudadanos deberíamos saber, antes de pulsar el interruptor de la luz, lo que ocurre en nuestros montes.

Con esto no quiero decir con esto que haya que frenar las ayudas a las energías renovables, sino que hay que prohibir aquellos proyectos que carezcan de las medidas correctoras, limitaciones o cautelas indispensables. Disponemos de personal cualificado para indicar los emplazamientos idóneos para los parques eólicos y en donde las afecciones al medio serán las mínimas y realmente sostenibles.

Un ecologista en El Bierzo.

Las empresas eólicas asociadas a APECYL son: Abo-Wind España S.A., Cesa, Cetasa, Dersa, Diversis Energía S.L., Ecyr, Ecotècnia, Enerfin Sociedad de Energía (Elecnor), Enel Unión Fenosa Renovables, Energías Renovables del Duero S.L., Enerpal, Eólica Navarra, Eyra, Gamesa, Gecal S.A., Guascor, Iberdrola Renovables, Inverduero Eólica, Inversiones Empresariales Vapat, Molinos de Castilla, Neo Energía, Parques Eólicos Castellanos S.L., Preneal, Promociones Energías del Bierzo, Urbión de Iniciativas y Vestas. En cuanto a los socios protectores son Agua y Medio Ambiente S.A., Eólic Partners S.A., Fundación Circe, Wind To Market, Saga Renovables y Servicio Eólico del Bierzo.

Las entidades ecologistas que firmaron el comunicado enviado a los medios han sido: A Morteira, Asociación para el Estudio y Protección de la Naturaleza “Urz”, Ecologistas en Acción de León, Grupo de Estudio y Defensa de la Montaña Oriental Leonesa (Gedemol), Plataforma para la Defensa de Gistreo, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, Plataforma Filón Verde y Tyto alba, autores del comunicado en cuestión.

La UE pone a España como ejemplo de desarrollo de energías renovables. 10/10/09. Diariodeleon.es.

Las eólicas apuran 18 nuevos parques para acogerse a las primas actuales. 10/10/09. Diariodeleon.es.

Las eólicas apuran 18 nuevos parques para acogerse a las primas actuales. 10/10/09. Diariodeleon.es.

La paralización de nuevos parques eólicos condiciona una inversión de 240 millones. 16/08/09. Diariodeleon.es.

La eólica en León: denuncian la injustificada presión a la que está sometida la energía eólica. 28/08/09. Evwind.es.

Instituciones y empresarios temen que la paralización de los parques eólicos ‘espante’ a los nuevos proyectos. 28/08/09. Leonoticias.com.

Ecologistas. 21/10/09. Unecologistaenelbierzo.wordpress.com. José Álvarez de Paz.